La capital del circo cubano por unas noches

Publicado el Categorías Holguín, Noticias, Verano 2017
A pesar del sofocante calor los holguineros coparon el Ateneo Deportivo Foto Lázaro Wilson

Salir de la comodidad y el fresco de la casa en estas calurosas noches de agosto sería una buena opción si el destino elegido aliviase las desesperantes jornadas veraniegas. Pero si se trata de un abarrotado escenario donde no se puede ni pestañear para no molestar al de al lado, que casi está sentado sobre nosotros, el asunto se torna diferente.

En tal situación la paciencia se esfuma y los segundos se convierten en horas mientras las luces no se apagan, ansiosos, por la temperatura y la espera, toda la familia aguarda por que comience la función. Con el saludo efusivo del presentador regresan las esperanzas y la noche comienza a tener sentido.

Artistas de varias nacionalidads se integran a la gira Foto Lázaro Wilson

Los embates de un público ávido de diversión y entretenimiento los “sufrió” el Ateneo Deportivo Fernando de Dios, devenido en escenario para que durante este fin de semana se celebrara en Holguín la 16 Edición del Festival de Circo más importante de América Latina, Circuba.

La Ciudad de los Parques se convirtió los días 3, 4, 5 y 6 de agosto en “la capital del circo en Cuba” como parte de la Gira Nacional que realiza el Circo Nacional de Cuba con el apoyo del Ministerio de Cultura y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

“Circo es…”, espectáculo internacional conformado por dos actos y 16 escenas, fue el motivo para que la prestigiosa institución de las artes regresara a esta nororiental provincia.

Concebido por una dramaturgia dinámica donde casi no se perciben las entrepiezas, con sentimientos que confluyen en cada número, en la propuesta de esta edición se intentan reflejar estados anímicos que experimentan espectadores y artistas durante una función de circo, todo ello a través de un recorrido histórico por la legendaria expresión escénica en sus más representativos géneros y variedades.

El talento no encuentra límite de edad Foto Lázaro Wilson

Dedicada a las nuevas generaciones de artistas, en el espectáculo convergen las actuaciones de visitantes llegados de México, Uruguay, Argentina, Rusia, además de los del país anfitrión.

Carcajadas y aplausos se fusionaron durante estas jornadas con el asombro y la fantasía que provoca la llegada del circo; y pesar del copado repertorio que abarca varias facetas de esta manifestación, dos personajes resaltan cada noche: los payasos Cantaleta y Petunio, ambos de nuestro país, quienes interpretan el clown en su forma más pura, intercalado con algunas voces, con lo cual emanan carisma y a la vez profesionalidad, esas que son valoradas con la más grande ovación de los presentes.

De México el baile del “Ula ula”, pero con unos cuantos aros de más; de Rusia una mariposa que en las alturas se desliza por la cuerda y exhibe en su vuelo asombro sin temor, provocando vértigo durante su juego despreocupado de todo peligro; y no faltó el mago, esta vez de Cuba, con sus palomas “omnipresentes”, ese mismo que corta en dos pedazos o desaparece a su modelo durante el trance ilusorio, sorprendente, que genera la fantasía y la sorpresa. Cómo no mencionar a la pareja de niños acróbatas, los hermanos Dugues, quienes retozan en el mástil como cualquier otro contemporáneo jugaría a la bola, o bailaría el trompo.

Las ocurrencias de los payasos provocaron más de una carcajada

En 2015 la sala deportiva vivió jornadas similares, pero esta vez resaltaron como invitados varias estrellas de la Compañía de Circo “Havana”, así como artistas internacionales y solistas del Teatro Lírico Nacional de Cuba, estos últimos para regalar talentosas interpretaciones que se mezclan en un gran espectáculo de todas las artes.

Escenas como “La suerte”, “El mundo ideal”, “El carnaval” o “El paraíso” matizan la noche, esa que al final provoca el sinsabor de sólo un poco, de lo fugaz cuando se disfruta.