Un patio para el bolero…

Publicado el Categorías Holguín, Noticias
Inauguración del espacio Patio del Bolero. Foto: Lázaro Wilson

Cuando el santiaguero Pepe Sánchez escribió su conocido Tristezas alrededor de 1883, no imaginó que a partir de aquel instante, muchas personas se enamorarían escuchando boleros. Un bolero es una declaración de amor, pero también sus letras

Holguín es una fuerte plaza bolerística en el país, basten los nombres de Juanito Márquez y Manuel Licea “Puntillita” para ubicarla con propiedad en el mapa sonoro en la isla. Por eso y con el objetivo de preservar uno de los géneros cubanos más conocidos internacionalmente, se reinauguró el Patio del Bolero, “una instalación

Inauguración del espacio Patio del Bolero. Foto: Lázaro Wilson

que se devuelve a la ciudad en todo su esplendor”, según dijo Lizandra Lafuente González, directora del Centro Cultural Plaza de La Marqueta, poco antes de cortar la cinta que dio paso al acogedor local ubicado en la calle Peralejo entre Maceo y Libertad.

Antecedido por una especie de recibidor donde el cliente puede degustar los primeros tragos en el Bar Delirio, el Patio del Bolero tiene capacidad para 48 personas y brinda un servicio de matiné y, además, coctelería y platos de diferentes tipos, mientras se escucha a los mejores intérpretes del género, comenta Miguel, el director del local.

El lugar es uno de los sitios más agradables de la ciudad de Holguín: propio para la cita romántica, el Patio posee un aprovechamiento arquitectónico envidiable y un mobiliario de acuerdo al propósito y a los requerimientos del espacio. Vemos, también, en sus paredes, rubricados títulos de conocidos boleros, en medio de las sombras cómplices añadidas por la iluminación, mientras el amplio escenario acoge a los músicos que alargarán la noche con sus interpretaciones.

Autoridades de la provincia asisten a inauguración del Patio del Bolero. Foto: Lázaro Wilson

La inauguración del local –presidida por Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y su primer secretario en Holguín, y Julio Cesar Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la provincia– contó con las interpretaciones de los cantantes Gladis María, Ernesto Infante y Daniel Arseris, entre las voces más reconocidas del género en la ciudad. La voz cálida, dulce, de Gladis María nos entregó temas como “Alma con alma”, de Juanito Márquez, “Perdóname conciencia” y “Cómo han pasado los años”… Por su parte, Ernesto Infante ofreció, entre otros, los clásicos “Quizás, quizás, quizás”, “Por amor” y “Yolanda”, ese último de Pablo Milanés. Según Infante, músico de amplia trayectoria en la ciudad: “Debemos sentirnos orgullosos de tener un lugar hermoso como este, hecho con mucho amor. Hay que caracterizar en la ciudad este lugar como lo amerita, pues este es el segundo espacio con estas características después de El gato tuerto, en La Habana, un lugar mágico donde los artistas que hacemos boleros podemos venir e interpretar nuestros temas”.

Inauguración del espacio Patio del Bolero. Foto: Lázaro Wilson

La noche concluyó con las interpretaciones de Daniel Arseris, un cantante con una voz que recuerda las viejas sonoridades de victrolas, a medianoche, en bares y cantinas. Quizá por eso Arseris escogió un repertorio propio de la primera mitad del pasado siglo, antes de complacer a los presentes con temas que estos le solicitaran. Yo, cuando vino a la mesa, le pedí “Contigo–Besos salvajes”, una combinación de dos boleros que hizo clásica en los años 50 y 60 el villaclareño Ñico Membiela. Daniel Arseris cantó el primero, con música del trío mexicano Los Panchos. De la segunda tarareo, a capela, algunos fragmentos casi como colofón de una noche que parece extenderse en muchas otras similares para quien visite el holguinero Patio del Bolero.