Gibara: encantos renovados

Publicado el Categorías Holguín, Música, Noticias, Personalidades, Teatro y Danza
Una joya de la arquitectura gibareña es el inmueble donde se ubican ambos museos. Foto Carlos Rafael

El mismo sitio donde el Mayor General Calixto García Íñiguez estableciera el Cuartel General del Departamento Oriental del Ejército Mambí en 1898, hoy deviene en espacios para el rescate de la historia y belleza local: el Mueso Municipal y el de las Artes de Gibara.

El devastador Huracán Ike que azotó a al región en el año 2008 se convirtió en el punto casi culminante del inmueble que hoy ocupan ambos museos, el cual estuvo en fase muy cercana a la del derrumbe. Sin embargo, luego de mantenerse cerrados durante casi una década por las malas condiciones constructivas, una inversión del Centro Provincial de Patrimonio Cultural, con un aproximado de 200 mil CUC, le devolvió la vida a tan relevantes sitios dentro de la localidad.

Una amplia colección de piezas de indiscutible belleza se exhiben en el Museo de Arte. Foto Carlos Rafael

La belleza que hoy ostenta el edifico gibareño puede ser comparada con la de muy pocos en la provincia, su amplitud, frescura y prepotencia constructiva son elementos que resaltan a la vista del visitante. Los muros, marcos y columnas exhiben en su interior un trabajo decorativo realizado con sutileza por los artistas gibareños Fernando Longoria, Manuel Silva, Humberto Lahera.

El Festival de Cine de Gibara, antiguo “Cine Pobre”, sin dudas constituye el evento más importante que se realiza en la ciudad, por tal motivo no es de extrañar que su impacto haya llegado hasta el financiamiento de las acciones de restauración, todo ello gracias a la gestión de Jorge Perugorría, quien aportó siete mil CUC a esta causa. No es de extrañar tampoco que en estos espacios se le dedique un aparte a tan significativo Festival creado por Humberto Solás.

“En una intervención que abarcó el edificio en su totalidad, debe destacarse que la restauración no fue solo del inmueble, sino de todas las colecciones museables que se sometieron a un minucioso proceso de conservación, pues precisamente mediante estas últimas se busca narrar la historia de Gibara: desde el desembarco de Cristóbal Colón, pasando por los esplendores coloniales de la Villa en el Siglo XIX, hasta su papel en las gestas de liberación nacional”, destacó Evelín Hernández Cobas, directora de Patrimonio Provincial.

En el inmueble compuesto por dos plantas: en la primera se ubica el museo municipal, y en la segunda el de arte; intervinieron además el Fondo Cubano de Bienes Culturales y la Dirección Municipal de Cultura. Por ello durante la reapertura de ambos museos, fue propicio el reconocimiento a historiadores, artistas y otras personas que participaron en la restauración. De ahí que se le entregara el Escudo de la Ciudad de Gibara a la Directora de Patrimonio Provincial; así como a María de Jesús Chacón Pavón, directora del Museo de Arte. También fueron agasajados con la Distinción “200 Aniversario”, Fernando Javier González Longoria, artesano-artista gibareño, así como Manuel Alberto Silva Escobar y Jorge Luis Betancourt, restauradores de la localidad, y Martha Tauler León, directora del Museo Municipal.

Como el mejor Teatro Lírico de Cuba calificó Barnet al holguinero. Foto Carlos Rafael

El arte no podía faltar al acto realizado en consonancia con el Día Nacional de la Cultura, este 20 de octubre, para ello fueron invitados integrantes del Teatro Lírico de Holguín “Rodrigo Prats”, quienes interpretaron una suerte de escenas criollas a través de “La Comparsa”, de Lecuona, y de la zarzuela “Cecilia Valdés”; por su parte la danza estuvo a cargo del Ballet de Cámara de la provincia.

Al encuentro vespertino, donde concurrieron junto al pueblo gibareño las principales autoridades de la provincia, asistió además Miguel Barnet, Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, quien expresara su gran admiración por la Villa, al tiempo que felicitara al Lírico holguinero ratificando “las palabras de Esther Borjas, quien decía que es el mejor de Cuba”.

“Gibara es mi viejo amor”, resaltó el Presidente de la Uneac. Foto Carlos Rafael

“Gibara, que era Villa Blanca y ahora es cromática-bromeó-, es un viejo amor: que ni se olvida ni se deja. A ella me invitó varias veces Solás, quien también se encantó con sus tantas leyendas y magia. Lo único que no hay que restaurar aquí es el amor y la memoria de ustedes que se mantiene intacta”, destacó Barnet.