Manuel, “Autorretrato” de un joven cubano

Publicado el Categorías Entrevistas
Es un autorretrato que, si bien no me define, por lo menos intenta hacerlo más que con respuestas, con inquietudes, interrogantes que pueden ser las de la propia sociedad en la que vivimos; cuestiones que me acosan todo el tiempo y que no son solo mías sino quizás las de otros tantos jóvenes que habitan este país. Foto: Cortesía del entrevistado

Para quienes tenemos la dicha de conocer a Manuel Alejandro Rodríguez Yong, la noticia del premio en la categoría Programa Experimental durante la Convención Internacional de Radio y Televisión, fue solo una reafirmación del inmenso talento de este joven de 27 años. Con su habitual desenfado y ese carisma único, accedió a esta exclusiva sobre la obra que le propició tan merecido galardón, “Autorretrato.”

La tercera edición de la Convención de Radio y Televisión, Cuba 2017, sesionó en La Habana del 10 al 15 de septiembre último. Dirigida a promover el intercambio de ideas, cooperación y comercialización de tecnología, productos y servicios el evento cultural es un momento para estar al tanto de lo que se hace en nuestro país y el mundo.

Sobre su experiencia en este importante evento y el consiguiente premio conversamos hoy en con Manolo.

¿Por qué autorretrato y cuál  fue la inspiración para este trabajo de solo 37 segundos?

Es que exactamente es eso, un autorretrato de lo que soy. Creo que la inspiración surgió a raíz de una conversación-interrogatorio que tuve con algunas personas hace un tiempo atrás. Sin dudas fue una de esas experiencias algo raras pero que al final se quedan en eso, en experiencias que en algún momento afloran por algún lugar y quizás por eso el guión está estructurado a manera de interrogatorio.

Es un autorretrato que, si bien no me define, por lo menos intenta hacerlo más que con respuestas, con inquietudes, interrogantes que pueden ser las de la propia sociedad en la que vivimos; cuestiones que me acosan todo el tiempo y que no son solo mías sino quizás las de otros tantos jóvenes que habitan este país.

¿Con cuál género definirías Autorretrato?

Lo ha escuchado mucha gente, entre ellos los miembros de los jurados de los festivales donde he participado. Algunos se atreven a afirmar que es documental, otros que ficción, hay quien lo describe como testimonio.

premio conv f manuel

Hubo alguien que hace muy poco me dijo que encajaba perfectamente como propaganda. En fin, que puede ser un poco complicado definir un material así, por eso la mejor clasificación que se le puede dar es de experimental, pero esa se la doy yo y aquellos que han decidido premiar este material en esa categoría en los lugares donde ha competido, igual cada quien según lo que perciba al escucharlo lo definirá de la manera que mejor le parezca.

Autorretrato ya ha obtenido varios reconocimientos ¿trabajas pensando en los premios, los esperas?

Sin dudas es un producto que me ha traído muchísimas satisfacciones y eso siempre es para regocijarse, pero en realidad no hago nada pensando en un premio. Claro que es estimulante recibirlos, pero no es lo que me impulsa a realizar algo.

Recuerdo que antes cuando aún era un niño, casi adolescente se estilaba hacer programas para que compitieran en el Festival Provincial de la Radio y, si ganaban, pues en el evento Nacional. No se me olvida a Miguel Gutiérrez Guethon ensayando con nosotros para grabar la edición de Fiesta de Colores que se enviaría al Festival. Y menciono este programa específicamente porque sin dudas fue una escuela para muchos profesionales del medio en Holguín. Eso pasaba también con otros muchísimos espacios de la programación de Radio Angulo y de casi todas las emisoras del resto del país.

Después hubo un giro de tuerca y se dejaron de hacer esos programas para festivales. Entonces la estrategia consistía en elegir el de mejor calidad de los que habían salido al aire para enviarlo al festival y eso en cierta medida te incitaba a hacerlo siempre de la mejor manera posible porque al final no sabías cual sería el elegido. Eso creo que fue una enseñanza en ese sentido. No se hacen cosas para un premio, se hacen productos radiofónicos o audiovisuales de la mejor manera posible y si la envías a un festival y obtiene algún premio pues bienvenido sea.

Aun eres muy joven en tu carrera profesional ¿cuáles son tus inquietudes y aspiraciones como director?

Ante todo me definiría como un realizador, un comunicador, más que como director que es una palabra con la que tengo cierta distancia. Mis aspiraciones están en seguir creciendo profesionalmente y eso implica explorar espacios dentro del audiovisual que no he podido experimentar aún.

Me encantaría poder hacer cosas que, si bien no son nuevas en su totalidad, por lo menos que sean diferentes y que se queden en la memoria de la gente, ya sea por el contenido en sí o por lo atrevido de la propuesta. Creo que nuestros medios deben revitalizarse, expandirse, probar nuevas maneras, nuevos formatos, crear contenidos cada vez más interesantes, atractivos y me gustaría ser parte de eso. Por otra parte, está mi necesidad de decir cosas, de expresarme como joven cubano de estos tiempos con todo lo que eso implica, sea a través del género que sea o del medio que sea, pero hacerlo de la mejor manera posible.

¿Qué buscas con Autorretrato?

Sobre todo, comunicarme, decir cosas que me inquietan, que me interpelan todo el tiempo. Cosas que normalmente expreso en cualquier conversación pero que para un medio de comunicación como la radio deben ser dichas de otra manera. Por eso si un producto como este te hace pensar o cuestionarte algo, ya con eso es suficiente.

Precisamente hace unos días una de los miembros del jurado de la Convención me contaba que les había puesto el material a un grupo de jóvenes que forman parte de uno de los espacios que dirige en su emisora y que esos 37 segundos fueron el punto de partida para una conversación que se extendió un buen rato donde lo que más le sorprendió fue descubrir que a pesar de la diferencia generacional habían muchos puntos en común entre las cosas que le habían hecho reflexionar a ella cuando escuchó Autorretrato por primera vez y las cosas que aquellos jóvenes expresaron durante el debate. Cuando algo así sucede ahí sí que se recibe un verdadero premio.

¿Ha influido tu formación en la EICTV en tu forma de tratar los temas de tus trabajos?

No creo que haya influido solamente en ello sino en todas las facetas de mi vida. La Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV ) es una escuela en lo profesional pero también en lo humano y eso de alguna manera va a relucir en cualquier trabajo que realice. Te puedo asegurar que no soy el mismo realizador, ni el mismo ser humano desde que estudio acá. Aunque nuestra formación es puramente en cine, televisión y en mi caso también en los nuevos medios, al final termina aportando muchísimo mi experiencia como radialista y la formación recibida en el Instituto Superior de Arte en Holguín donde no solo se estudia cine y televisión sino también el medio radial.

manu rodajee f manu

¿Qué significa haber alcanzado este premio en la Convención internacional de Radio y Televisión, marcará un antes y un después en tu carrera?

Si marcará un antes y un después no lo sé, pero lo que sí puedo asegurarte es que es una alegría inmensa y al mismo tiempo un impulso para seguir expresándome a través del lenguaje radiofónico que, aunque me haya alejado en estos años de las rutinas productivas propias, no quiere decir que haya renunciado a decir cosas a través de este medio. Hoy la tecnología te permite con un móvil o una grabadora y una computadora con un programa como el Audition, puedas hacer prácticamente lo mismo que harías dentro de las paredes de una radioemisora.

Este premio me demuestra que también se puede ser un radialista independiente. Sé que lo de independiente puede sonar “raro” a los oídos de muchos, pero no está lejos de la realidad. Lo que sucede es que desde que se usa el termino realizadores independientes se piensa nada más en aquellos que producen sus obras audiovisuales fuera de los mecanismos del Instituto Cubano de la Industria Cinematográfica (ICAIC) sin percatarse de que hoy también se producen obras radiales y televisivas fuera de los mecanismos del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

¿Siempre que alguien gana un premio se lo dedica a alguien, a quién se lo dedica Manuel Alejandro?

No me gusta eso de estar dedicando premios a alguien, pero ya que me lo preguntas no puedo dejar de pensar en mi familia por supuesto pero también en imprescindibles como Miguel Gutierrez Guethon, Roger Martínez, Rafael Peña Santana. En tantos que siempre han confiado en mí como Cesar Hidalgo, Carlos Rene Castro o Víctor Osorio entre otros. No puedo dejar de pensar tampoco en los que hoy están lejos como Ana Elena Pérez, Jorge Ribail, Milagros Susana Fuentes, Karin.

premio f manue

Están además la gente de mi generación que no lo es solo por una cuestión de edad sino por el tiempo maravilloso que compartimos en el trabajo y en la vida misma: Karen, Omarito, Dayana, Yenny, Noelvia, Cepena quien además fue el sonidista de Autorretrato, Zulema, Roberto, Migdalia, Yudith, Hendrick y otros más. Hoy muchos de ellos andan por los pasillos de Radio Angulo, a otros la vida los ha llevado a otros sitios pero sin dudas tenemos una escuela en común que ha sido esa emisora.

En fin que a todos los que de alguna forma u otra he tenido el privilegio de conocer en la radio y que han formado parte de mi crecimiento profesional y también humano incluido aquellos que en algún momento desconfiaron, criticaron o intentaron poner alguna zancadilla porque sin dudas esos también son importantes, a ellos igualmente mi agradecimiento.

Por Ana Bárbara Moraga

Tomado de www.radioangulo.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *