Talleres literarios, un lugar para fabricar magia

Publicado el Categorías Cultura fuera de casa, Holguín, Instituciones, Libro y Literatura, Literatura
Participantes en el conversatorio Diálogo en la Casa. Foto: Ana Bárbara Moraga
Como parte de las actividades por la XXXVI Semana de la Cultura en Holguín tuvo lugar el espacio Diálogo en la Casa con un conversatorio sobre la obra de la escritora y poeta Zunilda Cuenca y la impronta marcada en los talleres Pablo de la Torriente Brau. 

El debate se realizó en la Casa de Cultura Manuel Dositeo Aguilera de esta Ciudad cubana de los Parques, y contó con la presencia del panelista, escritor y poeta Gilberto González, entre otros destacados promotores literarios de la urbe, miembros fundadores de los talleres literarios.

El escritor y poeta Gilberto González. Foto: Ana Bárbara Moraga

Sobre la importancia que han tenido estos en la formación de las generaciones de escritores de las últimas décadas expresó González durante su conferencia que “dichos espacios fueron el motor impulsor de todo el movimiento literario de la provincia. Además, sirvieron de precedente para la posterior fundación de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en esta ciudad del oriente”.

“De ellos salieron importantes escritores como Lourdes González y Manuel García Verdecia, entre otros. Sin dudas ha sido un espacio donde se ha fabricado la magia de la literatura”, refirió el también Director del Centro Cultural Lalita Curbelo, el cual a decir de González, reabrirá sus puertas el próximo día 19 y como parte de la nueva línea de trabajo, expandirá su diapasón a los estudios sobre la cultura holguinera y no solo a la promoción literaria como había hecho hasta ahora”.

Selaida Remedios (izq.) e Idania de la Caridad Salazar. Foto: Ana Bárbara Moraga

El espacio Diálogo en la Casa fue escenario para reconocer la labor de destacados promotores literarios como es el caso de Selaida Remedios, quien realiza una excelente labor en el taller literario de la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín.

Precisamente una de las pupilas de Selaida es Idania de la Caridad Salazar, joven promesa de las letras holguineras.

Sin dudas la labor realizada dentro de estos talleres Pablo de la Torriente Brau ha consolidado el movimiento literario en la Isla y constituye una importante cantera para las nuevas generaciones de las letras cubanas.

Por Ana Bárbara Moraga
Tomado de www.radioangulo.cu