La Ciudad premia a sus hijos

Publicado el Categorías Holguín, Noticias, Personalidades

¿Qué significa ser artista?

A partir de esta filosófica interrogante se desarrolló la Gala de entrega de los Premios de la Ciudad Holguín 2018. En una demorada noche y con escasa asistencia de público recibieron los galardones en los diferentes apartados, donde destacan el “Desierto” en Artes Escénicas y la prevalencia del talento del semanario ¡ahora! entre los laureados.

En ruso perfectamente legible escribió Luis Mario Rodríguez sus crónicas. Foto: Ernesto Herrera

Como en los años 80 nos sentimos al leer “Crónicas en ruso”, textos que narran atractiva y jocosamente las vivencias de Luis Mario Rodríguez por el país más extenso del mundo, trabajo que además hizo valer su calidad para llevarse el Sello Baibrama en prensa escrita, secundado por las menciones a las entrevistas “Mujer con alas enormes, de Dénise Montero, y “Un baile de máscaras al borde de la bañera”, de Katherine Pérez y Edgar Ariel. En coordinación con la Unión de Periodistas de Cuba se entrega este lauro donde el jurado estuvo integrado por los periodistas Isis Galano, Rubén Rodríguez, Jorge Luis Cruz y Abdiel Bermúdez.

Para continuar con su prominencia entre los galardonados, Juan Pablo Aguilera Torralbas obtuvo el Premio de la Ciudad en Comunicación Promocional dentro de la categoría Multimedia, por su conjunto de productos comunicativos dedicados al aniversario 55 del semanario ¡ahora!, el cual justifica su premio en la diversidad de soportes empleados sobre un concepto unificador en función de la promoción en la Rede de redes de un hecho de alcance histórico. Con su Manual de Identidad Visual “Holguín: Pórtico de Cuba”, Raúl Dranyl Barea desbancó en la categoría Diseño al resto de los competidores para llevarse el galardón; en este trabajo el autor “asume puntualmente un encargo de elevada importancia para el reconocimiento a nivel nacional del quehacer socioeconómico de la provincia y sus valores identitarios, con alta efectividad en las soluciones gráficas”, destacó el jurado en esta variante. En el apartado de Audiovisuales, también en Comunicación…, obtuvo el Premio la Serie de spots para el Fondo Nacional de Desarrollo Agrícola y Forestal (FONADEF), de Paula Reynaldo. Por su parte en Radio fue la serie de spots para la Feria de artesanía Iberoarte 2017, de Vivian García.

Un tunero bailó en casa del trompo al llevarse el Premio en Literatura. Foto: Ernesto Herrera

El Sello en Arquitectura fue para una obra terminada que “destaca por su respetuosa puesta en valor de un bien patrimonial y por lograr una destacada rehabilitación arquitectónica, el Hotel Esmeralda, de la arquitecta Ivette Planas y Equipos de dice;o Arquitectónicos y de Interiores”, destacó el jurado. También en este acápite inmobiliario se reconoció la lograda integración del edificio al entorno, el respeto de la ejecución de la obra a la concepción del proyecto, por lograr un espacio funcional en lo interno y externo, por el diálogo urbanístico y cultural que se establece entre el parque y el café, y por la integración de los actores Disenador, Constructor y Operador del edificio;  se le concedió Mención al Café “Los tiempos”, idea original del Maestro Cosme Proenza, concebida por los arquitectos Carlos Rodríguez, William Crespo y Andor Caballero, así como el artista de la plástica Rolando Escobar.

Las Artes Plásticas reconocieron con menciones al proyecto de escultura ambiental “Homenaje al escarabajo pelotero”, de Osmani Reyes; al proyecto de video “Nada está en reposo, todo se mueve, todo cambia”, de Linet Oquendo; y al proyecto “Del polvo eres y al polvo volverás” de Leonardo Jiménez. Para estas manifestaciones se concedieron dos Premios de la Ciudad: uno para el proyecto “Juego de ni;os”, de Dagoberto Driggs, y para el dúo de proyectos “Sin título” y “Vuelo al vacío” de Ladisbellis Carmenate.

Cubandaluz fue de lo mejor en la noche. Foto: Ernesto Herrera

El Sistema Provincial de la Radio premió al programa “Esto si sabe a Cuba”, de Amalio Carralero, dedicado a la figura de nuestro juglar mayor, Faustino Oramas, El Guayabero. Por su parte en Televisión obtuvo el Premio Omar Pupo por el conjunto de obras presentadas, y la mención fue para el programa “Por Cuba”, de Marel González y Abdiel Bermúdez.

Más que prestigioso fue el jurado en la categoría de Video, tal es el caso de Frank Padrón y Félix Beatón, quienes reconocieron al grupo comunitario integrado por niños y adolescentes “Almiquí”, por la creación colectiva “Amor boutique”, producto que realizaron con celulares y cámaras casi antiguas, para así contar “una obra muy actual y con resultado encomiable”, coincidieron ambas personalidades. Por otra parte la Mención fue para el videoarte “Plumarte”, de Idalberto Betancourt, y el Premio fue para “Ángelus”, de Dayamí Rodríguez.

La Literatura encontró competencia en los géneros narrativos y poéticos. En Narrativa obtuvo Mención el libro “El asesinato de Thomas Pynchon”, de José Luis García, y el Sello Baibrama fue para “El cuerpo al final del camino”, del tunero José Alberto Velázquez, quien se llevó el triunfo junto con su equipo en esta noche de gala. En Poesía alcanzó Mención “La contienda”, de Félix Batista, y el Premio fue para “Danza alrededor del fuego”, de Zulema Gutiérrez.

Un premio desierto fue la excusa para reconocer a Palabras al Viento. Foto: Ernesto Herrera

Por no presentación de los colectivos que competirían por el Premio y por causas ajenas a su voluntad, el jurado de Artes Escénicas no encontró otra opción que dejar “Desierto” el premio correspondiente a esta manifestación; en su lugar se le entregó un Baibrama Especial al Proyecto de Narración Oral Palabras al Viento por su entrega y dedicación, lo cual también le confirió recientemente el Premio Honorífico Juglar que entrega la Uneac. La extensa gala, a la que asistieron las principales autoridades de la provincia, y que encontró momentos amenos en las interpretaciones musicales del Trío Zahorí y Cubandaluz, fue el motivo para lanzar la convocatoria a los Premios de la Ciudad 2019, en lo que se espera sea una Semana de la Cultura menos golpeada por las inclemencias del tiempo y la desorganización.

1 opinión en “La Ciudad premia a sus hijos”

Comentarios cerrados.