Febrero no es solo para el amor y la amistad

Publicado el Categorías Holguín, Literatura, Noticias

Febrero no es solo el mes del amor y la amistad en Cuba, además es el momento del año dedicado al saber y al conocimiento. El evento cultural más importante del país, la Feria Internacional del Libro, regresa a La Habana con su 27 edición que en este 2018 se dedica a China como país de honor y al Doctor Eusebio Leal Spengler, prestigioso intelectual cubano.

Una propuesta atrevida narra Rubén Rodríguez. Fotos: cortesía de Ediciones Holguín

Las casas editoras del país no se ausentan a tan importante celebración, y en el caso de,  Ediciones Holguín, insignia de las letras en la provincia, ofrece nuevos títulos para reforzar el slogan de que son “expresión múltiple de la vida”.

Fascinado por el universo femenino nos llega el texto de Rubén Rodríguez González, Pintura fresca, donde el autor establece una relación con un grupo de ellas en la que va mostrando avatares, herencias, contrastes, deseos y evocaciones del sexo opuesto. En una trama que gira alrededor de lo que logran o destruyen nuestras “Evas”, encontramos trece mujeres que nos guían por épocas y encuadres distintos, ajustados a espacios convincentes del vivir. En una postura contraria a su sexo, el escritor narra desde los dominios de sensibilidades observadas en su entorno durante años, aspecto logrado hasta convencer al ávido consumidor de que las historias forman parte del creador, que son indisolubles a él.

Inalterable ante cualquier embate es el texto de Delfín Prats. Foto:s cortesía de Ediciones Holguín

Ese árbol que simboliza a un país, inalterable ante los vientos contrarios, es la excusa de Delfín Prats para evidenciar el triunfo de la escritura sobre las adversidades del devenir. El huracán y la palma, antología de poemas cubanos, no es un título elegido con ingenuidad, hay en la obra de Sindo Garay connotaciones que van más allá de lo trovadoresco.

Un texto no apto para todos los estómagos nos propone José Alberto Velázquez con La máquina de fallar, donde a través de la poesía el autor repasa con lucidez sus obsesiones: la panacea etílica, los sótanos del sexo, la irrisión del propio género literario, en suma, los mecanismos defectuosos de la supervivencia. Catalogada como un tipo de escritura que actúa sobre el sistema nervioso, esta obra está contraindicada para los huérfanos de utopías, esos que buscan plenitud o consuelo en la literatura.

La sorpresa de este año es con la publicación por primera vez en Cuba de esta autora. Fotos: cortesía de Ediciones Holguín

Como sorpresa para esta edición, por primera vez se publica en Cuba a la escritora hispano-cubano-norteamericana Mercedes de Acosta, para la ocasión por medio de Imposeída, poemario que reúne el auténtico encanto de la autora, el atractivo juvenil, fresco, claro, con versos que son como los rápidos bocetos de un artista.

Los más pequeños no quedaron fuera en esta ocasión y su regalo es La princesa Dayán, de Niurki Pérez García. Sin dudas literatura de alta gama para todos los públicos.