No es solo otro enamorado de Cuba

Publicado el Categorías AHS, Holguín, Música, Noticias

A pesar de las arbitrarias medidas de la administración Trump en cuanto a las relaciones con Cuba, tanto del lado de acá como en la otra orilla un considerable número de personas se opone a la irracionalidad del gobierno norteamericano.

Por encima de las agresiones y el bloqueo económico, está la voluntad de entablar lazos, y desde que se inició la querella no son pocos los que se aferran a la idea de construir un puente entre ambas naciones. Así nos llega Pablo Menéndez, más que un músico, un proyectista y ejecutor de los intercambios entre las dos orillas.

Foto: Torralbas

Mucho ha llovido desde que el hijo de Bárbara Dane ―activista política estadounidense y defensora de lo más autóctono de la música de ese país norteño―, arribara a la Isla para cursar estudios en abierto desafío a la agresiva política de Washington durante los años 60 del pasado siglo. Y “el americanito” comenzó a dejar huella, incluyéndose en el Grupo de Experimentación Sonora del Icaic para demostrar la influencia musical de los timbres oriundos del rock y la guitarra eléctrica.

Pero sin dudas el principal hito en la carrera de Menéndez fue crear el grupo Mezcla, toda una institución musical que elimina las fronteras entre géneros al tocar jazz, rock cubano, e incluso música de origen africano, lo que le convierte además en una de las más emblemáticas agrupaciones del país.

Una velada exquisita fue la del sábado 5 de mayo, cuando el Centro Cultural Plaza de La Marqueta en Holguín devino en escenario propicio para que se realizara un gran concierto de la agrupación.

El ayer del director de Mezcla nos lo trajo para que hoy disfrutásemos de parte de sus emblemáticas producciones.En todos es evidente la diversidad de géneros, para la ocasión unificados en una o varias piezas que dejan escuchar vestigios del rap, reggae, salsa, y hasta ritmos afrocubanos. Es sin dudas esta mezcla una sutil simbiosis que acaricia el oído, pero no en detrimento del bailador: con la agrupación lo mismo disfrutan los pies que el alma.

“¿Una rumba con guitarra eléctrica?” Mezcla es una familia donde cada instrumento se hermana: tambor, batería, güiro, flauta, o piano electrónico. No es un caos musical con notas discordantes, es una pieza tan magistral como cualquier otra de gran prestigio internacional. Con el tiempo Pablo se ha acriollado hasta hacer familia y tener descendencia, incluso en el plano profesional ha conseguido dominar las esencias de la música cubana como cualquiera de los nacidos en esta Isla.

 

Por Julio César