Le voy al criollo

Publicado el Categorías AHS, Holguín, Música, Noticias
La Batallas de gallos llegaron a las Romerías para quedarse. Foto: Torralbas

 

“Aquí el que más y el que menos tiene un pariente en el campo…” reza un estribillo del Maestro Adalberto Álvarez, y es que precisamente no puede definirse a todo el que nació en esta Isla sin mencionar sus raíces guajiras. El sombrero, la guayabera, el cerdo asado y tantas otras tradiciones nos identifican, entre las que no puede dejar de mencionarse las peleas de gallos. El buen criollo sabe de estos eventos sociales y en su mayoría disfrutan de estos enfrentamientos entre las aves de corral, pero cuando la confrontación se traslada a los seres humanos, la cosa es diferente.

La improvisación es otro elemento que define al mejor guateque campesino, y en esta festividad no puede faltar el Repentismo, ese género que mezcla creatividad y picardía con una ávida capacidad de reacción. Cuando se combinan dos tradiciones cubanas y se contextualizan a un género musical moderno el producto es una atractiva disputa que por estos días encuentra como arena nacional a Holguín, tal es el caso de las Batallas de Gallos.

El esfuerzo por traer este tipo de competición que promueve el género del Rap a una plataforma tan significativa como las Romerías ve su resultado en la presente edición 25, donde se reúnen varios intérpretes del Hip hop para dejarlo todo en la valla.

Gabriel Cabrera, jefe de la Sección de Música de la AHS en Holguín y organizador del evento de Fusión y Hip hop durante el Festival de Juventudes, destacó la buena salud que goza este subgénero underground después de que la Ciudad pasara una larga crisis con este movimiento, el mismo que hace unos años atrás-de 2005 a 2010- tuvo una alta acogida por el público y que se dispersó debido a la falta de locales para las presentaciones.

“Holguín es una ciudad de poetas y escritores, eso nos diferencia en el género y ahora retomamos el trabajo, en parte gracias a que somos una cantera muy fuerte en la improvisación. Actualmente contamos con una trayectoria notable dentro de los eventos nacionales y gracias a ello la Ciudad se convierte en la segunda sede del evento nacional de Batallas de Gallos, que tiene su centro en Matanzas”.

El esfuerzo por realizar este evento dentro una plataforma tan representativa como las Romerías se materializó este año, y la realización de este evento es el preámbulo de la final que se realizará en el mes de agosto entre las tres regiones del país: Occidente, Centro y Oriente, donde se elige el Gallo de Cuba que nos representará en el evento internacional de esta índole, con sede para la presente edición en Argentina.

“Lo que se busca en esta ocasión es una segunda oportunidad para los que perdieron en enero y que han sido finalistas por cuatro años consecutivos, además de los nuevos que se integran de la región oriental del país”, acotó Cabrera conjuntamente con su entusiasmo por el efecto “rémela” que ha tenido el espacio: “Cada día se llena más, a pesar de que es un proyecto nuevo que aún necesita promoción, todos queremos ver a nuestros gallos, sobre todo por esta característica atractiva de la improvisación donde nada esta preestablecido y los temas se ponen aleatoriamente en pantalla sin el conocimiento de los participantes”.

El esfuerzo por realizar este evento dentro una plataforma tan representativa como las Romerías se materializó este año. Foto: Torralbas

Una barbería sui géneris

Cualquiera puede haberse hecho un corte de cabello y escuchar música mientras recibía su servicio, pero muy pocos lo han hecho escuchando Hip hop en vivo y sin pagar por el servicio.

Cuatro germanos tienen esa dicha de cultivar el Hip hop y además el oficio de barbero ofreciéndoselos a los clientes sin costo monetario alguno, sino que en su lugar entregan a cambio un libro que posteriormente es donado a las bibliotecas que más lo necesitan. Varios tipos de corte de cabello-no solo los que identifican a la pseudocultura underground, sino cualquier otro sin importar la preferencia de sexo o edad de quien decida hacérselo, es el que ofrecen estos muchachos que poseen elevado concepto del estilismo y la peluquería.

“Un proyecto tan genuino resalta en nuestras plazas: Romería es calle, de donde surge el Rap, es ahí donde tenemos que estar con nuestra música, como ha sido siempre en este evento: un teatro y música de calle, diálogo, abrazo, porque estas fiestas son de pueblo”, resaltó el también integrante del dúo holguinero La Química, quien es partícipe de un necesario nivel cultural elevado para “el gallo” que represente a Cuba en el evento internacional: “no podemos quedarnos en la jerigonza del ‘acere que bolá’ y otros temas frívolos de choteo que en ocasiones nos caracteriza en términos de improvisación”.

Por Julio César