La literatura oral como patrimonio intangible de Holguín

Publicado el Categorías Cultura fuera de casa, Instituciones, Patrimonio

Patio del Museo Provincial de La Periquera en la ciudad de Holguín. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)

El estudio de la literatura oral como patrimonio intangible de es defendida por profesores de la Universidad de Holguín, a partir del uso frecuente en sus historias de personajes y costumbres propias de la localidad.

Legna Labrada, autora de la investigación significó a la Agencia Cubana de Noticias que el mayor distintivo de la literatura holguinera radica en la utilización de pasajes propios de la cotidianidad, transformados en ricas historias de ficción.

Precisó que resulta recurrente encontrar a personajes como el jigüe, leyenda popular que se mantiene hasta hoy entre los holguineros, por ser uno de ríos distinguen la fundación de la ciudad nororiental.

También sucede con Francisco Rondan, argumentó, terrateniente español que compró los terrenos que hoy ocupa el Museo Provincial La Periquera, Monumento Nacional para levantar la casona que durante la guerra de los 10 años serviría de fuerte para salvaguardar al ejército español.

Años más tarde surgiría en este emblemático sitio una bella historia de amor entre Ana Sánchez Roblejo y Serafín Irioste, ella la joven esposa del Comandante Agustín Peláez, mientras que él un simple oficial de voluntario que cada tarde realizaba su recorrido por la otrora Plaza de Armas, justo en frente de la casona que trascendió a la posteridad bautizada como La Periquera.

Los jóvenes amantes, quienes murieron ahogados supuestamente en uno de los pasadizos del gran túnel que servía de aljibe para abastecer a toda la ciudad, se convirtieron en un mito que desde el siglo XVIII acompaña las historias del holguinero.

Pasajes como estos demuestran también la fuerza que tenía la cultura hispánica dentro de la región a partir del uso de aforismos y situaciones tan propias de su gente que pueden llegar a no ser completamente comprendidas por personas ajenas al territorio, subrayó Labrada.

Por Claudia Patricia Domínguez del Río (ACN)

(Con información de Agencia Cubana de Noticias)