“El milagro es estar aquí”

Publicado el Categorías Holguín, Música, Noticias, Verano 2018

El calor ardiente de la noche es casi desapercibido en este verano, a la luz de la luna y frente a la guitarra no existen barreras para disfrutar la Trova en ese lenguaje único, sentido.

Dos hombres componen su “orquesta” de guitarra, bongó y cajón, que se acompañan con la esencia de cada tema: sus emociones, el corazón.

Así arribó a Holguín el cantautor Karel García, como parte de la Gira Nacional “Guevara, millón de rostros”, en homenaje al 90 aniversario del natalicio del Ché.

“El milagro es estar aquí”, así expresó el trovador Karel García en su visita a Holguín. Foto: AA

Organizada en sus inicios por la revista cultural “La jiribilla”, la travesía se extenderá desde el pasado 10 de julio hasta al 8 de agosto, esencialmente incluyendo temas dedicados a la figura del Guerrillero Heroico, “con esa manía que tiene de nacer todos los días acaba de cumplir 90 años”, como lo catalogó García.

El Centro Cultural Plaza de la Marqueta acogió la noche de este 16 de julio el encuentro con la obra de este trovador que regresa a la Isla luego de quince años de ausencia. Para la ocasión fue el cantautor Fernando Cabreja quien se encargó de poner el toque holguinero.

De Frank Delgado a Vicente Feliú, pasando por Silvio, no faltaron en la velada estos imprescindibles de la cancionística bohemia, sobre todo si su música evoca al líder revolucionario antes mencionado.

La cotidianidad vista desde una postura crítica, perspicaz, el canto al amor, a la pareja, a la vida, encuentran forma en temas que datan de 1990, melodías que no caducan y van directo al alma.

“Esta gira es para celebrar el ideario del Ché, un hombre que tiene la manía de renacer y que acaba de cumplir sus 90 años. A él le dediqué un tema que ha tenido bastante aceptación en el país, y de ahí la idea de emprender este periplo que inicialmente contó con el impulso de la revista La jiribilla”, resaltó Karel.

La exposición por todo el país de las obras ganadoras en el concurso fotográfico “Guevara: millón de rostros”, que organiza la propia publicación, fue pospuesta por realizarse en los meses de verano, ya que el público meta de esta remembranza del Ché eran los jóvenes que cursan estudios en las universidades.

“Sobre todo queríamos recordarle porque hace algunos años, cuando cursaban estudios primarios, repetían el lema seremos como él. Sin embargo, al encontrarse cerrados los centros de altos estudios, me aventuré junto con mi percusionista, Juan Ruíz, para cantar a los cubanos estos temas que en parte se dedican al Ché, y otros son de mi autoría, así van conociendo mi trabajo, que es prácticamente irreconocible en la Isla”, apuntó el trovador cubano.

El condenao, canción que describe el síndrome del isleño y sus “ansias tremendas de irse”, La nana del adiós, Hombres de quimera, o Souvenir fueron algunas de las piezas que amenizaron la noche donde no faltó la evocación al Ché: “ese militante de la crítica e integrista del mejoramiento humano”, como lo catalogó García.

Por su parte Fernando Cabreja nos regaló esos raticos que solo él hace posibles y que no por tantos dejan de hacérsenos buenos.

Fernando Cabreja fue el representante por el patio de la canción bohemia. Foto: AA

Apuntes de un juglar, la Canción al tragante: “por donde se nos va todo”, Algo más de la vida, o Fuera de foco, esa que ya es un clásico y al decir de su autor, una que quizás el Ché hubiese hecho en estos tiempos, de haberse dedicado a la trova; fueron las piezas que no regaló el poeta sagüero que hace varios años radica en la Ciudad de los Parques.

Karel García lleva 27 años empeñado en el género trovadoresco. De sus inicios destaca cuando hacía dúo con Carlos Lage, del que quedó un disco a dos guitarras e igual cantidad de voces grabado en España: “la vida se nos complicó tanto por allá, que me pasé 15 años por ese país ibérico, hasta que un buen día decidí regresar a mi casa en Alamar, mi país, y desde que llegué he comenzado desde cero para insertarme en el panorama nacional”, agregó Karel en entrevista especial para Baibrama.

Willian Rivero, bajista de Ivette Cepeda, se erige como el amigo que le abrió una vez más las puertas al trovador habanero para grabar sus nuevos temas, por ello no es extraño que sea la propia cantautora-Ivette-, quien esté involucrada con sus canciones, incluyéndolas en sus discos.

Guantánamo, Santiago y Granma, son las provincias que precedieron a Holguín en esta Gira. Sobre su visita el cantautor refirió el placer por estar aquí, un lugar maravilloso: “El callejón…”, espacio que ayuda a los trovadores a acercarse a la gente para mostrar su trabajo, “que tan opaco se encuentra dentro de la esfera comercial-popular y que casi nunca se tiene acceso a él”.

“Siempre me doy al máximo en mi trabajo-resalta Karel-, y tengo gran respeto por quien va a escucharme, por lo que me exijo e intento decir las cosas de corazón, ese es mi objetivo, dejar canciones no tan comerciales pero que recojan una parte de mí, de mi tierra”.