Raúl de regreso

Publicado el Categorías Holguín, Música, Noticias

Una vez más regreso a esta tierra de tanto arte luego de mi última visita hace ya siete años, esa que tuvo un sabor amargo. Hoy agradezco a los que hicieron posible mi visita”, con marcada nostalgia y a la vez alegría por estar otra vez en Holguín, inició la velada el reconocido cantautor Raúl Torres.

El cantautor manifestó su alegría por estar otra vez en Holguín. Foto: Oscar Gordillor

Como parte de una Gira Nacional se produjo su arribo la noche de este 7 de septiembre al Centro Cultural Plaza de la Marqueta.

La Ciudad de los Parques y sus hijos dieron la bienvenida al notorio compositor, quien resaltó la presencia durante la cita de su colega Norberto Leyva: “alguien a quien admiro y mucho y de quien habló con frecuencia a todos mis amigos”.

Temas conocidos dentro de su repertorio, así como otros de estreno, se sumaron al concierto donde hizo gala de sus sutiles letras, esas de las que no es simple lo que emana, así cada canción es universo de sentimientos y vivencias, de problemas y situaciones que para nada se nos hacen ajenas.

El popular “Frío”, “Niño soy”, de reciente producción dedicado a su niña pequeña de 1 año de edad, o el estreno, compuesto hace 2 meses en la salina de Caimanera: “Sobre las salinas”, no causaron tal conmoción como el icónico “Candil de nieve”, de Pablo Milanés, o “Se fue”, esta última de su autoría.

Así se desdobla Raúl: lo mismo canta una historia de amor-“20 canciones de amor y un poema desesperado”, en clara alusión al maestro de poetas, Sabina-, que hace un himno a una figura histórica.

La Marqueta devino en escenario para su presentación. Foto: Oscar Gordillo

Su música no encuentra límites de género y lo mismo lo compone una sentida balada que en un sabroso son, o “Qué te quiero”, en ritmo flamenco, concebida especialmente durante una visita España.

A veces se tersa el lenguaje, otras es más ligero, pero la esencia es clara, llega, y por encima del asma y la humedad del ambiente canta con una voz que no es la más afinada, ni la más potente, pero es la suya, la que lo identifica en cualquier escenario del mundo.

Y en espera de que sus deseos se cumplan de venir las próximas Romerías de Mayo, se despide con uno de sus temas más contundentes, quizás el más sublime: “Cabalgando con Fidel”.