Taínos en Mayarí son

Publicado el Categorías Holguín, Mayarí, Música, Noticias

Son “taínos” que se han asentado cómodamente en pleno siglo XXI cubano. Cultivan la música más que la tierra, pues por seis décadas “Los Taínos de Mayarí” (1) han preservado una peculiar manera de tocar el género que los distingue entre las orquestas similares. El secreto lo revela su director Jorge (Tito) Cabreja:

“Mayarí fue centro de la región oriental. Por aquí transitaban personas hacia el resto de los territorios. En esta región se asentaron diversas corrientes musicales que llegaban con los viajantes, cuya mezcla nos condujo a tocar el son de una manera más cadenciosa, con una identificación en el tumba´o del piano y la percusión. Además estamos cerca de Santiago, donde mejor se interpreta el son montuno en Cuba y tenemos la influencia del changüí y otras corrientes musicales”.

Taínos de Mayarí. Foto: Adrián Aguilera

Marcar el compás de este estilo sonero ha demandado el esfuerzo y la consagración de sus músicos:

“En estos 61 años nos han pasado muchas cosas negativas y positivas, pero ha primado el amor por el género que defendemos, el deseo de que el grupo siga adelante y el orgullo de representar genuinamente a Mayarí, Holguín, la zona oriental y a la música cubana en general. Con estas premisas ¨Los Taínos¨ han logrado un nivel de creación y orquestación alto. Nacionalmente somos parte de un emblema por ser de las pocas orquestas que defienden el son como la Original de Manzanillo, Cándido Fabré y los Carachi.

Jorge Tito Cabreja

“Los Taínos de Mayarí” no es un nombre fortuito y así lo reconoce Tito:

“Por los años en que se creó la agrupación Mayarí era una zona de mucha recreación. El pueblo demandaba el surgimiento de una agrupación y se crea el Conjunto Oriental. Para aprovechar la circunstancia histórica de que aquí existió un asentamiento de aborígenes, Orlando Hernández decide bautizar al grupo como Los Taínos”.

Para sus 61 años la orquesta “se mueve” muy bien al compás del son gracias a la combinación perfecta entre “los pinos nuevos y los pinos viejos”:

“La orquesta está en uno de sus mejores momentos. Nos mantenemos en activo varios músicos de la tercera generación de ‘Los taínos’ que iniciamos por la década del ’70. A nosotros se sumaron jóvenes con talento y disciplina. Me da confianza dirigirlos. La mayoría son graduados de escuela y casi todos tocan dos o más instrumentos.

“Ellos se sienten satisfechos con el trabajo de la agrupación. Estoy lleno de jóvenes que me dicen ‘de aquí no me voy’. Me siento satisfecho, porque la estabilidad es muy importante. Es triste que después de dos años de trabajo se te vaya un músico fundamental para el proyecto. Por eso, el director tiene que ser muy inteligente y mantener motivados a los integrantes para que se vean realizados y reflejados en el trabajo que propones.

“Estamos en un buen momento. Ahora terminamos de grabar un disco y tenemos varios compromisos internacionales previstos para fin de año y enero de 2019”.

Cabreja al frente de ‘Los Taínos’ ha hecho mucho más que música. Desde hace 27 años él y su agrupación son anfitriones del Festival del Son (2) en Mayarí cada noviembre:

“Cuando me inspiré para hacer esta propuesta lo hice pensando en las raíces profundas del son en Mayarí y en ‘Los Taínos’, por supuesto. No puede haber encuentro de son sin los Taínos y viceversa. La agrupación es la máxima representante del son aquí y el evento da la posibilidad de promocionar el género al aunar agrupaciones del territorio y del resto del país.

“En las calles, la gente espera año por año el festival con satisfacción, con deseo. El pueblo que se congrega cada noche lo demuestra con su participación y sus aplausos. En estos 27 años hemos enfrentado muchos obstáculos para realizar el encuentro, incluido el Periodo Especial que dio al traste con muchos eventos en el país, pero el son siguió pa’lante”.

“Esta edición 28 es diferente y superior en varios aspectos. En el evento infantil ‘Los niños cantan y bailan al son’ hubo más diversidad de propuestas y se reflejó el género a través de la música, pero también de la danza, una idea que defendemos. Se presentaron además la pequeña mayaricera Leydis Thalía y el santiaguero Lazarito, ambos ganadores de la pasada edición de La Colmenta TV.

“Este año hemos hecho hincapié en el evento teórico, con más espacios para conferencias y paneles sobre las variantes del son como el changüí, el nengón, el montuno. Hay momentos de debate para decir lo que nos afecta y cómo debemos enfrentar el desarrollo de la música.

Durante el Festival se encuentran aquí varias agrupaciones como Manolito Simonet y su Trabuco; Bamboleo, el Septeto Santiaguero, Maravillas de Florida, la Original de Manzanillo, Son de Imías, de Guantánamo y Son caliente, de Santiago de Cuba. De la provincia figuran la Orquesta Avilés, Los Tanameños, Los Guayaberos y los anfitriones: Los Taínos de Mayarí.

En la era en que el reguetón y la fusión parecen globalizarlo todo Tito está convencido de que el futuro del son en Mayarí está garantizado:

“Empezamos hace siete años con el proyecto de los `Pequeños Taínos´ que hoy son jóvenes y tienen la responsabilidad de la renovación de ‘Los Taínos’. Somos fuertes también en la danza y en el teatro. Me llena de orgullo como todas las manifestaciones quieren parecerse al son, todo el mundo habla del son, lo protege y defiende. Alguien dijo que Cuba es música, pues yo digo que Mayarí es son”.

Por Rosana Rivero Ricardo