Armonías para aprender en un rato con Edelys

Publicado el Categorías AHS, Entrevistas, Holguín, Música, Noticias

Por: Arlene Gómez Palacios

Fotos: De la Autora

Mi amor por los gatos lo despertó bien temprano Vinagrito, el gato de Teresita. Con el tiempo, mi madre me decía que no todo podía ser juego aferrándose a la historia de una hormiga retozona que tuvo que aprender a cocinar y puedo seguir, pues con casi treinta años canto de punta a cabo esas canciones infantiles que determinaron importantes pedazos de lo que soy.

Hoy en lo personal me preocupa en demasía el camino que ha tomado la producción de la cancionística infantil cubana. Quizás porque muchas de las voces emblemáticas se han apagado o porque la promoción de otras que emergen no es la adecuada, el asunto es que nuestros niños apenas la consumen y las consecuencias comienzan a ser notables.

Foto de la autora

Por estos días, la ciudad de Holguín abriga un espacio que, en su segunda jornada dedicó un momento para los más pequeños. La Feria de los Trovadores invitó a Edelys Loyola, quien convirtió en regalo su voz y su guitarra. Risas y aplausos inundaron la Casa del Joven Creador de la ciudad de Holguín al ritmo de canciones como El trencito, Con las manos o El Piojo. El efecto Edelys una vez más consiguió replantearme la pregunta ¿Por dónde anda la canción infantil en Cuba si tenemos exponentes de su talla?

Sobre este particular la cantautora holguinera se animó a conversar.

“Yo tengo con eso un criterio bastante duro realmente porque creo que no basta con hacer eventos como el Cantándole al Sol. Creo que eso no va a defender la canción infantil en Cuba sino lo que hace es potenciar más a los autores, a la gente que está escribiendo canciones para niños porque ahí entra todo el que llegó a última hora, el que dio un texto y alguien se lo musicalizó”.

“Yo he estado de jurado en festivales como Cantándole al Sol o La Ronda del Pintorcillo en esta ciudady he visto textos que no han pasado siquiera por las manos de un asesor de literatura, es terrible. Creo que la canción infantil en Cuba tiene mucho potencial pero no se promociona, no se respeta como debe. Pienso que “rescatar” no es la palabra adecuada para ponerle a este tipo de fenómeno sino meterle de verdad el hombro, comprometerse más”.

“Creo que en todo el país la Organización de Pioneros o el Ministerio de Educación no están haciendo lo que deben hacer realmente, a nivel institucional, en este sentido. Yo misma, no tengo un disco grabado y llevo 30 años haciendo canciones para los niños, cantando así como me vez: de escuela en escuela, de plaza en plaza y nunca se me ha propuesto porque no es interés de la disquera, porque no se vende tanto como otras cosas.Además de que existen figuras que están predeterminadas como la misma Lidys, quien se hizo de una imagen con la canción porque ella además llevaba una trayectoria con la televisión y sabían que podían vender”.

“Es por esto que no se comprometen con las nuevas gentes, con otras voces, con lo que está pasando. No hay de verdad una institución donde uno pueda exponer y tener una voz para plantear estas inquietudes, donde decir “por favor déjennos un espacio para hacernos sentir”.

‘¿Qué yo le canto a estos niños que realmente les interese?’

“Otro asunto que debe tenerse en cuenta en este sentido es la bobería que se habla en las canciones infantiles. Todos hemos hecho canciones de perros y gatos porque a los niños les gustan los animales, le gustan las mascotas. Todos hemos pasado por ahí y es lindo, yo tengo muchas canciones dedicadas a los animalitos pero ha llegado ese momento en el que me estoy preguntando ¿Qué yo le canto a estos niños que realmente les interese? Porque la era de internet es aplastante, los niños tienen muchos contenidos audiovisuales de factura extranjera (porque en Cuba se hace ya muy poco audiovisual infantil), más información ahora que antes y cuando estás en un jurado te das cuenta que todas las canciones que llegan son de perros y gatos, eso creo que no va a salvar la canción infantil, creo que hay que cantar a otros tópicos porque el niño lo necesita”.

Sobre Mundo Rosa y otras armonías para aprender

“Yo tengo dos proyectos ahora, el primero lo estoy llamando Mundo Rosa y es para hablar de los niños que están, diríamosque en una posición obligada por los padres a usar determinada ropa, determinado color. Vivimos en un mundo muy machista y Cuba lo es mucho. Estos estereotipos han creado diversos problemas y para ayudar a evitar eso desde temprano estoy haciendo un grupo de canciones que ayuden a erradicarlos. Y otro proyecto en el que estoy trabajando está relacionado con el lenguaje, pues hay muchos pequeñoscon trastornos en el habla para los que estoy haciendo otro grupo de canciones que le ayuden a pronunciar consonantes difíciles y palabras complejas. Creo que esto es más interesante que seguir cantándole a los perros y a los gatos”.

Edelys Loyola estuvo acompañada de su hija Edelys Cabrejas Loyola, graduada del Conservatorio José María Ochoa, de la Ciudad Cubana de los Parques y quien aportó atractivas sonoridades a la obra de su madre.

“Para mí es un regocijo muy grande tener a mi hija trabajando a mi lado pues desde que tenía 3 años Edelyta canta. Después estudió música en la escuela de arte y se graduó en el conservatorio, emprendió su propio mundo y en estos momentos le comenté que necesitaba enriquecer la música infantil para que los niños vieran otras sonoridades y ella accedió. Me está ayudando como músico y como cantante. Es un sueño logrado porque todos los padres quieren que sus hijos sigan sus pasos o por lo menos que lo que hagan lo hagan bien y el hecho de que esté a mi lado es algo muy lindo y me regocija.”

Continúa la Feria de los Trovadores. El movimiento trovadoresco surgido en septiembre de 2016 sigue involucrando a juglares de diferentes generaciones en función de la formación de valores éticos y estéticos. Edelys resulta la única exponente femenina dentro de este espacio y al respecto destacó:

“Estoy muy asombrada de que sea la única mujer trovadora que está en la Feria. Me resulta muy interesante que me hayan tenido en cuenta y que a pesar de que no hago el mismo tipo de canción que hacen ellos, sí soy una mujer que defiende una misma estética detrás de la guitarra. Me siento feliz realmente y comprometida con este proyecto por lo que seguiremos haciendo humildemente lo que mejor sabemos hacer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *