Concluyó Feria de los Trovadores en Holguín

Publicado el Categorías Artex, Holguín, Música, Noticias

Por Rosana Rivero Ricardo

Foto: Cortesía de la autora

Con acorde de oro cerró la jornada de celebraciones por el segundo aniversario de la Feria de los Trovadores en Holguín. Desde el 29 de noviembre de 2016 los cantautores de la provincia se reúnen los últimos jueves de cada mes en el Callejón de los Milagros para “darte una canción y otra canción”. Pero cuando están de cumpleaños, la Feria “pica y se extiende”.

Esta vez hubo concierto de la trova joven el 28 de noviembre con Raulito Prieto (hijo), Manuel Leandro, Tony Fuentes y Lainier Verdecia. Los caciques del género en la provincia se presentaron al día siguiente: Fernando Cabreja y Raúl Prieto, fundador del espacio.

Para el cierre, se unieron todos en la Casa de la Trova El Guayabero, acompañados por la agrupación de Raúl Prieto que se ha convertido, a decir de él, en una especie de Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC.

Es un reto para sus jóvenes músicos secundar desde la guitarra eléctrica, el bajo, la percusión y el teclado a todos los trovadores con sus maneras distintas de asumir el género.

Manuel Leandro tiene un poco de rockero. Lainier, nacido en la provincia de Granma y criado en Guantánamo, antes de ser adoptado por Holguín, le pone un poco de música tradicional cubana como el son a sus acordes y le añade lo caribeño desde el reggae. Tony Fuentes, quien bebió de la generación de trovadores anterior a él como Carlos Varela y Polito Ibáñez, tiene muchísimo de esta estética.

Cabreja es un trovador con todas las letras y, aunque ha experimentado muchísimo, todo lo que haga lleva en color escarlata su sello personalísimo. Más vinculado al pop y el rock está Raúl Prieto, aunque de vez en cuando condimenta sus canciones con bossa-nova.

Todo eso bien lo sabe Carlos Ramírez, quien lleva poco más de un año en el grupo de Raúl en la guitarra eléctrica y acústica:

“Acompañar a los trovadores requiere de un proceso creativo grande, porque los lenguajes con los que se expresan son totalmente diferentes. Tienes que transportarte a diferentes estilos, crear, acomodar una música tan difícil y controversial como la trova a una banda. El ejercicio es de mucho rigor técnico, disciplina, conocimiento.

“Cada actuación es un reto.Uno aprende cuando llevas la música del cantautor una banda y como instrumentista se crece”, concluyó.

Manuel Leandro es un trovador muy joven, pero lleva mucho tiempo en el movimiento, lo cual lo hace pertenecer al grupo de los más experimentados. Por eso, juzga con precisión los “efectos” de la Feria de los Trovadores:

“El espacio ha sido muy positivo, pues ha aglutinado al gremio de los trovadores en Holguín y la unidad es, indiscutiblemente, una ventaja para todos. Ya existe un sitio oficial donde el público puede acudir a disfrutar de nuestras propuestas y, al mismo tiempo, nos nutrimos del trabajo del otro. Allí se reúnen los seguidores de cada uno de nosotros. Gente que ha escuchado a Tony Fuentes y no a Fernando Cabreja, pues tiene la oportunidad de conocerlo en este espacio y viceversa. Se amplía nuestra audiencia.

“Todas son ventajas, porque la Feria nos ha dado la oportunidad de presentarnos en un sitio con un buen audio, con una banda detrás. La experimentación con el grupo de Raúl Prieto ha sido una experiencia muy buena para todos, incluso para Fernando Cabreja que no lo había hecho con frecuencia antes y, gracias a este espacio, se ha dado la oportunidad de una forma natural, porque no se ha forzado”, precisó Manuel Leandro.

En el aniversario 2 de la Feria de los Trovadores no pudieron concretarse todos los sueños. Sin embargo, su artífice, Raúl Prieto, se sintió satisfecho.

“Queríamos hacer más cosas de la que hemos podido, pero hay situaciones que nos trascienden, sueños que no siempre se realizan, utopías que nos quedan por alcanzar. No obstante, estamos en condiciones del año que viene convertir el aniversario de la Feria en un evento de trova, quizás con carácter nacional”.

Para el cierre de la Jornada, el cantautor Norberto Leyva cantó a los trovadores en un gran concierto en el Club Bariay. Ellos se sumaron a su música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *