Camino de signos

Publicado el Categorías AHS, Artes Visuales, Centro Provincial de Arte, Holguín, Noticias, Romerías de Mayo

Por Erian Peña Pupo

Organizado por el Centro Provincial de Arte, con dirección de Yuricel Moreno Zaldívar,Babel se caracteriza por seruno de los eventos más atractivos dentro del amplio diapasón de las Romerías.

Foto: Eliécer Peña

La muestra Camino de signos, expuesta en la Sala Pequeña de esta institución,se suma con éxito a las propuestas de Babel al “aunar la obra de seis artistas que se interesan en explorar los símbolos, signos y los niveles de conciencia”, comenta en el catálogo de la muestra Estela Ferrer.

Estos artistas son los cubanos Rubén Hechavarría Salvia, Darwin Estacio, Javier Erid Díaz Zaldívar y Katya Leyva Pupo, y los estadounidenses Mike Vegas Dommermuth y Erica Entrop. En ocasiones –subraya Estela Ferrer–, realizan estas exploraciones desde una “fórmula discursiva que apela a recursos semióticos para crear enigmas”. En otras,lo hacen “a partir de vivencias personales que convierten un elemento en metáfora, en símbolo o partiendo de un signo común dentro del orden social que es intervenido y al cual se le asigna un nuevo significado”, añade..

Una de las piezas –a mi entender– más interesantes de la muestra, por los mismos rejuegos de perspectivas sígnicas que es capaz de trasmitir, es la instalación fotográfica “La Verdad (basada en hechos reales)”, de Hechavarría Salvia. Por su parte,Estacio yErica Entrop, quienes realizaron la curaduría de Camino de signos, trabajan juntos en “Whisper” (video en loop), mientras Vegas Dommermuth expone varias piezas de la seria “Esténsil” (acrílico sobre cartulina).

Estos artistas “crean para los receptores un tejido de signos, un camino a andar, cada uno desde la sensibilidad especial que marca su universo de vivencias. Es común en ellos el deseo de enfocar las obras desde una aproximación fresca y desprejuiciada de los medios y las técnicas”.

De Katya Leyva Pupo es “El ojo del amo” (mixta sobre cartulina), mientras en “Horizonte”, Javier Erid DíazZaldívar se acerca a la polisemia de los múltiples significadosde la palabra libertad.

Enfocar la obra como un problema a solucionar –añade Ferrer– es de cierta manera el hilo conductor que conecta las piezas de la muestra. Sin caer en el elemento sobreexplotado de la espontaneidad asociada al expresionismo abstracto y las corrientes líricas de la pintura, estas “obras intentan exponer su cualidad enigmática”. Esta cualidad, junto con la unidad que muestra la curaduría, es lo que hace más interesante aun este camino de signos que ofrece Babel.