La obra arquitectónica del Eddy Suñol

Publicado el Categorías Artículos de opinión, De nuestra cultura, Holguín, Noticias, Patrimonio, Personalidades, Uneac

Por Ángela Peña Obregón
Foto tomada del periódico ¡ahora!
La mayor obra art decó construida en el Centro Histórico de Holguín es el Teatro Infante. Era un cine-teatro, un sitio costumbrista que exhibía películas todas las noches y matinée los domingos. A su vez, la Empresa Maldonado, Roca y Hnos., traía hasta él las más famosas compañías y artistas del ámbito nacional y extranjero que llegaban a Cuba.
El antiguo Teatro Wenceslao Infante, desde 1981 nombrado Comandante Eddy Suñol, es uno de los hitos culturales de Holguín. El propósito de sus propietarios, fue el de dotar a la ciudad de un teatro que respondiera a las exigencias de su cultura y su progreso. Contrataron el proyecto al arquitecto e ingeniero habanero Saturnino Mario Parajón. La ejecución fue encargada al ingeniero civil Francisco Pujals.
En el diseño del teatro predomina la línea vertical, 15,74 metros de altura máxima en fachada, dividida en cinco calles por medio de semipilastras, rematadas de forma escalonada, y jerarquizado el centro con una mayor decoración. Utilizó además paños decorativos con elementos florales, elaborados por la firma Silva & Co.
La planta general ocupa 1055 M², y tres niveles de pisos: platea, balcones de preferencia y tertulia, con una capacidad de 1200, 475 y 752 respectivamente,comunicados interiormente por amplias escaleras a ambos lados del edificio.
Tres balcones a nivel del segundo piso, precedidos por grandes ventanales de color caoba, armoniosamente complementaban la fachada. Los muros son de ladrillos, y la cubierta de planchas de asbesto cemento, sujetas a las estructuras de acero donde eran colocadas canales para la recogida de las aguas por medio de bajantes pluviales hasta la calle.
La climatización fue lograda por unos inductores que llevaban el aire puro al interior y quedaba distribuido por 14 salidas: 7 al cielo raso, 3 a cada balcón y 4 al resto de la sala.
Sobre la marquesina al centro de la fachada se colocó el nombre del teatro: “W. Infante”, iluminado en las noches con luz de neón, al igual que todaesa parte del edificio. El nombre aparece también en monogramas en el portal y vestíbulo del elegante edificio. Este último fue ambientado con un diseño art decó, y sirvió de galería fotográfica para colocar los retratos de artistas famosos.
El teatro fue inaugurado el viernes, 2 de junio del año 1939.Después de 1959 su función como cine fue desapareciendo al convertirse en sede del Teatro Lírico Rodrigo Prats, fundado por el barítono Raúl Camayd. En el 2000 cierra sus puertas, y diez años después, tras la consolidación estructural y restauración de sus elementos decorativos, regresa a su función cultural, el 20 de julio del 2011.