Noche de Circo en el Ateneo

Publicado el Categorías Artes Escénicas, De nuestra cultura, Holguín, Humor, Noticias, Verano 2019

Por Erian Peña Pupo
Fotos Kevin Manuel Noya
El circo es alegría y diversión. Eso lo sabemos todos y a quién no disfruta de ambas cosas. Por eso cada verano volvemos al Ateneo Deportivo Fernando de Dios tras las galas estivales del Circo Nacional de Cuba, que se presenta en Holguín del 8 al 11 de agosto.
El espectáculo, con dirección general de Cirelda Medina, recorre Cuba entera y Holguín es una plaza fuerte. Las personas lo persiguen, lo comentan de boca en boca… Además, es una oportunidad que se da solo casi una vez al año, aunque en esta ocasión el Ateneo no estaba tan abarrotado como otras veces, donde era difícil caminar.


Aunque en el circo encontremos erotismo, sugestión, es un lugar para ir acompañado, en familia o en pareja, sino uno ni se divierte igual. No disfruta de la misma manera los números de hula hoop, magia e ilusionismo, los payasos, ni de las acrobacias en icario, gimnástica en mástil, los malabares, las contorsiones en trío, cintas y telas, y aquellas pulsadas con bastones y equilibrios con objetos de cada noche arrancan aplausos del público.
Esta vez, además de los artistas cubanos, presencia abarcadora, el show contó con la participación de un duo de cintas, desde Venezuela, y un juego de malabares, desde México.


El papel desempeñado por el Consejo Provincial de las Arte Escénicas también es de aplaudir. El Circo, además del Ateneo Fernando de Dios, ha hecho suyo el Teatro Comandante Eddy Suñol, coloso holguinero que este año celebra su ochenta aniversario.

Y sí, lo reconozco, fue a mí a quien se le subió sobre los muslos una payasita de medio metro a mitad del show. Eso me pasa por sentarme en la cotizada y peligrosa primera fila. Aunque creo que, de todas maneras, el próximo año trataré de repetir similar ubicación…