Letras de Cuba desde Holguín

Publicado el Categorías Holguín, Libro y Literatura, Literatura, Noticias

Por Moisés Mayán

Con el panel “Letras de Cuba desde Holguín”, comenzó en la mañana del lunes 16 de septiembre la Jornada por el 33 aniversario de Ediciones Holguín. Los criterios de Lourdes González, Eugenio Marrón y Manuel García Verdecia coincidieron en destacar la función legitimadora de este sello en el contexto literario nacional.

Desde el ya lejano 1986, Ediciones Holguín no solo se convirtió en la oportunidad real de dar a conocer a importantes voces del territorio, también posibilitó la iniciación de un equipo de editores, y la colaboración del gremio de artistas plásticos. Durante el diálogo se hizo referencia a los tres momentos determinantes en la hoja de vida de esta institución: su fundación en 1986, como respuesta oportuna a la primera convocatoria del Premio de la Ciudad; el advenimiento de la “Era Riso” a partir del 2000; y la reformulación de la imagen visual corporativa y los perfiles de colección al arribar a los 30 años de trabajo.

Fotos del autor

Con un catálogo que supera los 650 títulos, Ediciones Holguín ha acogido obras de autores galardonados con el Premio Nacional de Literatura como Roberto Fernández Retamar, Antón Arrufat, Miguel Barnet, César López, Fina García Marruz, y Jaime Sarusky. Entre los exponentes de la Literatura Universal que se han convertido en letra impresa con este sello, cabría mencionar a Arturo Uslar Pietri, Paul Celan, Alejandra Pizarnik, AnneSexton, René Char, Harold HartCrane, Miguel Hernández, Omar Lara, Silvia Plath, y Roberto Sosa, entre muchos otros que en no pocos casos, vinieron a suplir espacios vacíos en la avidez de nuestros lectores.

Eugenio Marrón acotaba que la seriedad con la que asume Ediciones Holguín la confección de sus planes anuales, destierra cualquier postura provinciana, optando siempre por la buena literatura. Los libros producidos por Ediciones Holguín pueden compararse reposadamente con los textos de cualquier editorial asentada en la capital, e incluso con volúmenes impresos fuera del país. Cuando trazamos una línea del tiempo desde el tabique que representan estos 33 años, podemos sentirnos plenamente orgullosos de nuestra casa publicadora y de su equipo de trabajo.