“El baile es como la vida, como respirar”

Publicado el Categorías Artes Escénicas, Entrevistas, Fiesta de la Cultura Iberoamericana, Holguín, Música, Noticias, Teatro y Danza

Por Arlene Gómez Palacios

Dentro de los invitados a la XXV Edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana figura el Ballet Folclórico de Oriente. Compañía que está cumpliendo 60 años y llega a esta fiesta de identidad por segunda vez.

Fotos: Wilker López

El Ballet folclórico de Oriente recientemente fue merecedor de la Orden por la Cultura Nacional, posicionándose dentro de las mejores compañías de su tipo en Cuba por parte del Consejo Nacional de las Artes Escénicas en la Isla.  A decir de Arístides Bringuez Grenot tal agazajo “nos llena de orgullo porque no es fácil cumplir 60 años sin un recorrido danzario que pueda avalar tu trabajo. Hemos tenido muchas condecoraciones pero también Santiago nos entregó La Llave de la Ciudad”.

“Pienso que nuestra agrupación goza de muy buena salud, es una agrupación que ahora tiene bailarines muy jóvenes que han renovado la compañía. Contamos con más de 25 obras en el repertorio, las que hemos llevado a las tablas y nos ha hecho merecedores de todo lo que presumimos ahora mismo” aseguró el director.

El Ballet Folclórico en su propuesta para el público holguinero trajo una gama de todo lo caribeño que pueden hacer. En la Ciudad Cubana de los Parques se presentó junto a la Steel Band, en Gibara y Bariay. Agradeció además a Holguín, a la Fiesta de la Cultura Iberoamericana y al público holguinero.

“El baile es como la vida, es como respirar. Somos una compañía que tiene a Antonio Pérez como principal coreógrafo. La línea estética del ballet folclórico está encaminada en conseguir un bailarín perfecto y tratamos de ir sobre ella. Sin él la compañía no hubiera podido contar con su sabiduría, creó un estilo y forma de bailar única que lo diferencian del resto de las Compañías de Cuba” aseguró Bringuez Grenot.

Dijo además que “la juventud se ha hecho eco de este conocimiento y hemos podido recuperar obras con más de 60 años. Nos sentimos apoyados y acompañados por todas las instituciones y organismos y eso nos llena de satisfacción. Llevo muy poco tiempo como director del Ballet Folclórico de Oriente. Siempre fui bailarín. Pero le agradezco mucho a Joaquín Castellanos, quien me apoyó cuando empecé junto a Pascual Díaz, ellos me han apoyado en mi carrera y en mi vida”.

“A los seis meses de estar dirigiendo el folclórico se nos consideró una de las mejores compañías del país. Además siempre tuve la idea de hacer algo por Santiago, algo me hiciera también digno porque nací en Santiago y nunca había trabajado en mi ciudad. Me siento muy feliz y se lo digo todos los días a mis colegas que me oyeron y están hoy en el lugar en el que nos encontramos”.