El retrato de un país entero

Publicado el Categorías Holguín, Noticias

Lo mismo un bicitaxista, que un vendedor ambulante en su carretilla, o un artista, gente común, sin tanto lujo ni maquillaje: esos son los modelos que elige J.R. para realizar su trabajo en nuestra Isla.

En el muralismo mexicano encontró la iniciativa, y fue con el lente, y no con la brocha, que el artista francés decidió emprender rumbo en los caminos de la creatividad.

Un retrato de nuestro país pretende realizar el artista. Foto: Wilker López

El Centro Cultural Plaza de la Marqueta le recibió este sábado 7 de diciembre durante la tarde para retratar desde este centro la esencia de la Ciudad de los Parques.

Las Crónicas de Cuba es el último capítulo de uno de los proyectos más ambiciosos hasta la fecha del artista francés JR, proyecto que forma parte de una serie de murales titulada Crónicas, iniciado a fines de 2016, a partir de los murales de Diego Rivera: así se imaginan vecindarios enteros a través del arte.

En 2017 fue Les Bosquets, en el suburbio parisino de Clichy-Montfermeil, con 750 participantes; en 2018 con 1206 habitantes de San Francisco;  y otro mural en 2019 con 1128 neoyorquinos  que se encuentra actualmente en el Museo de Brooklyn; son los precedentes directos de la actual iniciativa que ambiciona, por primera vez, el retrato de un país entero, tierra además que ama y ha estado visitando desde 2012: Cuba.

Y no solo la imagen fría propone el proyecto, hay historias detrás de cada instantánea, de cada participante: la voz de cada uno se graba y se asocia su imagen, a través de una aplicación creada especialmente, que permite a los espectadores experimentar todo el rango y la complejidad de cada mural.

Un viaje a través de la Isla durante tres semanas para capturar los rostros y las voces del pueblo cubano es lo que ocupa al creador francés, que trabaja con cada individuo mientras cada uno decide como quiere ser representado, al tiempo que los criterios de selección son nulos: todas las personas son consideradas iguales, y están invitadas a participar.

Los antecedentes de J.R. en nuestro país datan de mayo de 2012, a través de una colaboración con el artista cubano-americano José Parlá, en la interacción de Wrinkles of the City, a partir de la que se crearon murales enormes en La Habana, realizados para la Bienal de ese año, y para los cuales ambos artistas fotografiaron y grabaron a veinticinco personas mayores que han vivido la Revolución cubana, lo que además devino en retratos a gran escala que Parlá entrelazó con escritos y pinturas caligráficas, conformando una suerte de palimpsesto.

Gente común, sin tanto lujo ni maquillaje, son los modelos que elige J.R. Foto: Wilker López

La Bienal de este año consta como la visita más reciente del artista, momento en el que pegó el retrato de un niño en la pared de la Galleria Continua; ahora, cuando solo faltan unos días para que concluya 2019, emprende viaje por todo nuestro territorio para retratar un país entero.