Árbol de fuego, próximo estreno de Pepe Hevia y Codanza

Publicado el Categorías Entrevistas, Holguín, Noticias, Personalidades, Teatro y Danza

Por Erian Peña Pupo

El próximo miércoles 18 de diciembre la compañía de danza contemporánea Codanza estrenará Teatro Eddy Suñol la obra Árbol de fuego, del bailarín y coreógrafo Pepe Hevia.

Fotos: Wilker López

“Este título metafórico, poético, aúna varios significados por un lado raíz, por otro lado entrañas, corazón. Es una obra que empezó en un proceso abstracto y se ha convertido en algo ligeramente autobiográfico, y que tiene que ver con el vientre materno, la Isla, con ese árbol sólido que edificamos interiormente y que nos hace siempre volver a la raíz”, comentó Hevia, uno de los coreógrafos más importantes de su generación, en conferencia de prensa realizada en el Álbum Café El Chorrito de la Egrem.

El también director de la compañía Hevia Dance Company, radicada actualmente en Perú, agradeció la posibilidad de estar “con unos bailarines tan generosos y bajo la dirección de una maestra tan exquisita que me ha permitido trabajar con mucho disfrute”.

“Codanza posee bailarines con un poderío escénico increíble, y otros, en cambio, pertenecen a nuevas generaciones. Unificar eso en escena es sin dudas un reto”, comentó.

La obra se presentará únicamente en esa fecha, señaló la maestra Godoy, en un programa que incluye Imaginem, et Similitudinem, reciente estreno de la compañía fundada en Holguín en 1992, de la autoría del joven coreógrafo guantanamero Yoel González.

Maestro, creador y bailarín de reconocida trayectoria nacional e internacional, Pepe Hevia es autor de más de 60 composiciones coreográficas tanto para su propia compañía como para elencos y conservatorios de gran parte de Latino y Centro América. Su incomparable estilo coreográfico y de enseñanza son producto de una intensa dedicación y estudio de su sistema de búsqueda continua, así como de la intensa pasión que emana por el arte y la danza. Estudió en la Escuela Nacional de Danza (ENA), donde se graduó en 1989 para convertirse en el mentor más importante de jóvenes bailarines de la vanguardia cubana de los años ochenta. A inicios de los noventa emigra a Barcelona, España, es así como en 1993 fundó la compañía que hoy lleva su nombre. Como artista ha sido galardonado en múltiples disciplinas más allá de la danza, entre las que destacan reconocimientos por la realización de obras audiovisuales, además, ha recibido el Premio Nacional de Danza de Costa Rica, 2013, el Primer Premio de Coreografía en el Certamen Internacional de Coreografía de Burgos, New York, 2009, el Primer Premio en el Concurso Coreográfico de Maspalomas, Gran Canaria, 2000.