¡A bailar casino!

Publicado el Categorías Holguín, Música, Noticias, Sin categoría

Latinos, caribeños, cubanos, nuestra sangre es esa mezcla de tradiciones, ritmos, pasión que nos provocan mover los pies cuando escuchamos la música.

¿Qué mejor forma de iniciar este 2020 que a través de un buen pasillo de casino? Por tal motivo durante la noche de este miércoles primero de enero en todas las plazas y espacios abiertos del país se convocaron a estos bailables populares.

Nuestra sangre es esa mezcla de tradiciones, ritmos, pasión que nos provocan mover los pies cuando escuchamos la música. Foto: Wilker López

Convocada por el Ministerio de Cultura, la iniciativa se centró en festejar el 61 Aniversario del Triunfo de la Revolución, fecha que coincide con el inicio del nuevo año, pero en 1959.

Dedicada además al 131 aniversario de nuestro baile nacional, el Danzón, las actividades en la Ciudad de los Parques se desarrollaron en el parqueo del Estadio Mayor General Calixto García. El populoso escenario acogió a todo aquel bailador ávido de celebrar que decidió no permanecer en casa y sumarse a los festejos, cerrados por la agrupación Sonido Caliente.

Un baile de salón creado en Cuba por el pueblo, donde confluyen diversos elementos aportados por sus antecesores en un proceso evolutivo y orgánico, es el casino, que surgió como una manifestación danzaria anónima, en el seno de las clases populares urbanas.

Un baile de salón creado en Cuba por el pueblo, donde confluyen diversos elementos aportados por sus antecesores en un proceso evolutivo y orgánico, es el casino: Foto: Wilker López

Sobrada diversión individual y colectiva provoca el contagioso ritmo que le da pie, al que no identifica ningún mito religioso y sus movimientos no tienen alguna significación particular: la dinámica contemporánea se ve reflejada en la gran creatividad y libertad de sus movimientos corporales y espaciales.

Este estilo de baile refleja hoy, con gran fuerza, el carácter propio del pueblo cubano, y constituye además una síntesis de los rasgos que nos caracterizan, como compendio de todos los componentes de la nación. Su popularidad y preferencia en el público se ha mantenido varias décadas, por lo que forma parte ya del patrimonio cultural.

Una nueva etapa supone este 2020, momento propicio para trazarse nuevas metas, establecer retos, planes, en fin, vivir.