Sistema de Ediciones Territoriales: más de 4 000 títulos en 20 años

Publicado el Categorías Cartelera Cultural, Cultura fuera de casa, Feria Internacional del Libro, Holguín, Libro y Literatura

De las restricciones extremas que a causa del periodo especial enfrentó el país en el mundo editorial, a partir de 1990, ha expresado el poeta y escritor Ricardo Riverón: «Inaugurábamos una etapa de precariedad extrema, de sobrevivencia angustiosa y al parecer el hecho de que fuéramos debutantes en ese camino activó mecanismos que, sabiamente conducidos, fijaron prioridades y estrategias para preservar lo esencial. La cultura contó con el gran privilegio de marcar la primera prioridad».

En este contexto nace, por iniciativa de Fidel Castro, el Sistema de Ediciones Territoriales, set, que se proponía que cada una de las provincias tuviera sus editoriales y la posibilidad de que sus escritores pudieran publicar sus libros en sus territorios. Para celebrar los 20 años del meritorio proyecto se desarrolló en La Cabaña el panel Quién dice que 20 años no es nada, a cargo de los escritores Reynaldo García Blanco, Juan Nicolás Padrón, Teresa Melo, Roberto Méndez y el propio Ricardo Riverón.

Alberto Garrandés (a la derecha) y Luis Yuseff recibieron el premio La Puerta de Papel 2020. Foto: Endrys Correa Vaillant

Alabanzas, críticas, experiencias, testimonios sobre el set, conocida popularmente como la Riso, fueron compartidos en el panel. Al antecedente de este gran movimiento editorial que se iniciaría en  el año 2000, se refirió Juan Nicolás Padrón, por entonces director de Literatura del Instituto Cubano del Libro (icl). Hizo alusión a la creación de los Centros Provinciales del Libro y la Literatura y a sus primeras tiradas en forma de plaqués, lo cual inició por pequeñas casas editoriales que dieron a conocer la obra de los escritores de sus territorios, incluso, de autores universales.

«Con la llegada de la Riso se abrió una luz, que llegó para motivar, dinamizar, un espacio que estaba vacío», comentó el poeta espirituano Reynaldo García Blanco.

El camagüeyano Roberto Méndez en su testimonio dejó claro lo que para él significó la llegada de los libros de la Riso, a la cual le agradece la salida de Cuadernos de Aliosha, incluso cuando ya había publicado en una editorial nacional. Explicó cómo con la Riso se amplió el campo de géneros tradicionales que hasta entonces solían publicarse, es decir, poesía, cuento o novela, al de las investigaciones históricas, y abogó por que no haya que esperar demasiado para que un libro del set gane el Premio Anual de la Crítica.

A pesar de que los libros del set no han estado ajenos a la situación económica del país, que ha obligado en determinados momentos a reducir sus tiradas y a no tener la calidad requerida, no es menos cierto que ha permitido crear una escuela editorial en las provincias y ello ha contribuido a la formación de editores, ilustradores, diseñadores y operarios del sistema Riso. Así lo reconoció el santaclareño Ricardo Riverón Rojas.

Juan Rodríguez Cabrera, director del icl, comentó a Granma que en estos 20 años del set, los 22 sellos editoriales que pertenecen a este sistema, han publicado 4 200 títulos, con 4,2 millones de ejemplares.

Al concluir, se entregó el Premio La Puerta de Papel 2020, al mejor libro del set: Mar de invierno y otros delirios, de Alberto Garrandés, de Ediciones La Luz, de Holguín.