El humor recorre la ciudad

Publicado el Categorías Artes Escénicas, Artes Visuales, Artículos de opinión, De nuestra cultura, Desde el Oriente, Galerias, Holguín, Humor, Libro y Literatura, Noticias

Por Abelardo Leyva Cordero

Fotos tomadas de la sección Caricaturas de la web del periódico !ahora!

(A propósito de la exposición del caricaturista Jorge Sánchez Armas inaugurada en la librería Ateneo Villena Botev durante el VII Festival de Humor para Jóvenes Satiricón).

Jorge Sánchez Armas pasó un susto cuando le informaron que su obra no podía exponerla en la sala del Guiñol por hallarse esta ocupada con una del pintor Cosme Proenza. A esa hora el caricaturista de Palante y periodista de Juventud Rebelde se vio obligado a recorrer toda la ciudad de Holguín con un nudo en la garganta por el peligro que corría la promoción de su arte, acompañado por el colega Onelio Escalona, que no se explicaba lo ocurrido cuando el mismo programa del festival El Satiricón, anunciaba la exposición en dicho lugar. Finalmente, después de fracasar en la visita a varios lugares, a Onelio se le ocurrió la idea de dirigirse a la librería Villena Botev y pedirle ayuda, a manera de súplica, a la administradora del centro, Lourdes Rodríguez, quien los recibió, para alivio de los humoristas que ya sufrían lo que parecía una broma negra o pesada, con su acostumbrada sonrisa y disposición de prestar el local para exponer tan interesantes dibujos. Todo parecía coincidir para que Jorge, en la mañana del sábado veintinueve de febrero (ocasión que solo puede ocurrir cada cuatro años) le diera sus datos y consideración del humor a este librero de uso, quien no lo pensó mucho para escribir esta crónica.

Me cuenta el caricaturista que el objetivo principal en su obra es trasmitir un mensaje a través del pretexto del chiste, que la mayoría de las veces subsiste uno implícito y que tiene la cualidad de llevar a la persona a la reflexión. Pone de ejemplo una caricatura donde usa a la caperucita roja, el cazador y el lobo; donde esta sale en defensa del lobo oponiendo al cazador un libro que anuncia las especies en peligro de extinción. Otra revela al famoso ratoncito Pérez muerto en un ataúd, y como las dos cucarachas que lo velan explican la razón de su fallecimiento: ¿Qué le pasó a ratoncito Pérez? — Le dio un infarto por el precio de la cebolla.

Humor de referencia universal y contemporánea, que refleja la realidad nacional e invita a un análisis sobre el carácter social del cubano. Es de celebrar también la obra que dedica a nuestra ciudad, a manera de colaboración con el periódico ¡ahora! donde se aprecia una parodia de dos símbolos de la localidad: el hacha de Holguín y la cruz de la Loma, ambas tomándose una foto selfie con celular.

Si hay personas que tienen los pies bien puestos sobre la tierra, son los humoristas cubanos, y en particular Jorge Sánchez, caricaturista y cronista de nuestra historia.