Arte desde la comunidad

Publicado el Categorías Artículos de opinión, Holguín, Instituciones, Noticias

Yaliesky Zaldívar, los estudiantes de Medicina del grupo Vidanza, El Proyecto Voluntad de Naranjo Agrio, con su colmenita Miel de la Serranía, son solo algunos ejemplos del intenso bregar del movimiento de Casas de Cultura en Holguín, quienes se encuentran a la vanguardia de la promoción el arte comunitario.


La Casa de Cultura Manuel Dositeo Aguilera es institución insigne de Holguín. Foto: ahora.cu

 Mediante la activa participación de los habitantes en las distintas manifestaciones artístico-literarias, los instructores de arte propician la promoción de las diferentes manifestaciones, así como los talentos locales, tal es el caso del colectivo Casa de Cultura Manuel Dositeo Aguilera, sin dudas institución insigne en este apartado donde exhibe resultados de referencia nacional.

Denominada como el prominente músico y patriota holguinero que bajo las órdenes de Antonio Maceo participó en la campaña invasora de Oriente a Occidente, este Centro ubicado en la Calle que lleva el nombre del Titán de Bronce, justo en el corazón de la Ciudad de los Parques, es ejemplo en esa encomiable tarea de llevar las actividades a los barrios, de modo que contribuyan al mejoramiento espiritual de la colectividad, al tiempo que desde su portal son ente activo de las distintas celebraciones que ocupan nuestro terruño: dígase Semana de la Cultura Holguinera, Feria del Libro, Romerías de Mayo o Fiesta Iberoamericana, el papel de los aficionados es de suma importancia en cada acontecimiento cultural de la provincia.

A través de los instructores y los promotores culturales se crea ese vínculo necesario con representantes de la sociedad en general, al tiempo que se lleva el arte de los aficionados a barrios, escuelas y centros de trabajo, además de otros programas como los festejos de las noches holguineras, en su momento uno de los principales espacios para las presentaciones del talento que integra la Casa.

Una variada programación al interior del centro comprende además, exposiciones de artes plásticas en la galería Marcos Pavón, actuaciones de solistas y grupos musicales en el patio colonial, talleres de bailes españoles, latinos y cubanos, técnicas de teatro y pintura, entre otros.

Una variada programación se realiza al interior del centro. Foto: Carlos Rafael

Era de esperar entonces que en medio del remozamiento que ha vivido nuestra ciudad con motivo del 300 aniversario, la casona colonial de columnas y capiteles recibiera los beneficios de este proyecto mediante el cual exhibe una imagen  renovada que trascendió el exterior e incluye el segundo nivel de la edificación, donde las obras llegaron al salón de danza que recibe una reparación total.

Una reanimación en todas sus áreas promete elevar la calidad en las propuestas culturales y, aunque persisten carencias de mobiliario, instrumentos y materiales para que los instructores puedan trabajar con sus aficionados y brindar mejores propuestas a la población, no mellan el talento y el deseo de trabajar que se traduce en numerosos reconocimientos, entre los que sobresale el Gran Premio Escaramujo por la labor artística y pedagógica de los instructores de arte.