Guayza: aguda y punzante, sin complacencias

Publicado el Categorías Casa de Iberoamérica, Fiesta de la Cultura Iberoamericana, Holguín, Instituciones, Literatura, Noticias, Personalidades

A su tercera edición arriba la joven pero ya prominente revista Guayza, presentada este martes 27 de octubre, el último día de sesiones del 15 Congreso Iberoamericano de Pensamiento.

: “El día en que la revista comience a ser complaciente, entonces habrá perdido su razón de ser”. Foto: Wilker López

La Casa de Iberoamérica devino una vez más en escenario para las jornadas de debate intercambio on line que han tipificado la presente cita de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, gracias a las transmisiones streaming que realiza el proyecto “Ángulo ancho”.

“Una provincia del universo, como es sin dudas Holguín, trata siempre de abarcar todo aquel conocimiento que necesita para expandir horizonte cultural, y justamente Guayza llegó para llenar el vacío de una publicación atenta a los conflictos que el desarrollo impone en los predios de las ciencias sociales, por eso su denominación es el de Revista de investigación y crítica sociales”, apuntó Lourdes González Herrero, directora de Ediciones Holguín, enla presentación del texto que pertenece al sello de la Casa Ibero.

La Sección Mortero, para la ocasión una suerte de utensilio donde no se machacan y mezclan las especias y semillas, sino las ideas y posturas críticas en torno a diversos temas, encuentra en Eliel Gómez y Kenia Leyva, un debate sobre el boom de los ochenta del pasado siglo, momento prolífero para sentar las bases de la cultura holguinera actual. Relevante además en las páginas del presente texto, un artículo de Ernesto Galván sobre el Taller de grabado que busca recuperar esa institución llena de historia; al que se le suman las consideraciones de Paquita de Armas sobre el marxismo y sus verdaderas enseñanzas, texto escrito con desenfado e ironía propios de la mejor crónica periodística.

La prostitución en Cuba como tema de estudio, de los profesores Ariel Zaldívar, Yamilca Pino y Elena Ricardo, o el debate sobre los orígenes de Holguín, a cargo de Mayra San Miguel y Hernel Pérez, historiadores y editores del Sello La Mezquita, quienes aportan su visión de la importancia de la fundación del hato y su celebración; se suman a los sugerentes temas que para esta tercera edición se proponen al lector avezado, quien encontrará además en estas páginas belleza y visualidad mucho más llamativas, que en su conjunto “son también divisas de la revista, ya que siendo consecuentes con la defensa de recuperación total del Taller de grabado, todas sus ilustraciones corresponden a grabadores holguineros, dado el auge y la continuidad generacional de esta disciplina artística”, destacó González Herrero en la jornada matutina que encontró matiz artístico en las interpretaciones del Cuarteto Opus.

Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica, profundizó en la necesidad de evitar posturas complacientes en cuanto a la confección de este texto, incluso cuando apena es su tercera impresión: “El día en que la revista comience a ser complaciente, entonces habrá perdido su razón de ser, o al menos lo que necesitamos y queremos de ella. Guayza tiene que ser aguda, punzante, aguijonear allí donde haga falta para remover las cimientes y transformar. Me siento doblemente feliz por haber llegado al tercer número y un cuarto en proceso de edición, pero debe mantener siempre ese espíritu y la capacidad de reinventarse, necesitamos intelectuales un poquito más atrevidos, cuestionadores, eso no le hace daño a nuestro país”.