El Cine, la Pandemia y la Tarea Ordenamiento. El cine poscovid, un nuevo amanecer

Publicado el Categorías Artículos de opinión, Cultura, Cultura fuera de casa, De nuestra cultura, Desde el Oriente, Holguín, Municipios, Noticias, Teatro

Por Carlos Rodríguez Rubio (Centro Provincial del Cine)

Fotos tomadas de Internet

El 2020 quedó sin dudas en la historia como uno de los años más difíciles para la humanidad. Los días ajetreados se transformaron en confinamiento, aislamiento social como medida de contención ante la pandemia de la Covid-19.

Montar en bus, ir a una cafetería, a la escuela, al teatro o al cine fueron actividades que se identificaron como peligrosas por el alto nivel de contagio de la enfermedad y algunas fueron restringidas o suspendidas.

Particularmente el Cine, el gran entretenimiento universal, como industria y arte es fuertemente afectado. Pero mientras la vida social, la política, la economía, la cultura, el deporte se ven perjudicados, ¿quién podría pensar en ir al cine?

Si el destino es incierto, particularmente el séptimo arte enfrenta una crisis múltiple. Rolando Pérez Betancourt se preguntaba en un artículo en Granma: “¿Qué pasará con el cine una vez pase el coronavirus?”.

En el planteaba como los cines de Estados Unidos pegaban el grito en el cielo a causa de las pérdidas millonarias que causa el cierre de las salas y como grandes estrenos ampliamente promocionados estaban siendo comercializados por streaming.

La exhibición en los cines y la producción cinematográficase ven limitados,lo que ocasionapérdidas financieras, y le cede terreno a las plataformas que venden por streaming, dominadas por las multimillonarias Amazon, Netflix y Apple; fomentando en millones de espectadores el hábito de ver películas en sus casas.

En nuestra isla la situación del cine no es distinta y la crisis es aún peor. La exhibición que antes era limitada porque no se cuenta con la red de salas comerciales que poseía el país en los años 80 del siglo pasado, cuando provincias como Holguín contaba con seis cines en la ciudad cabecera y un gran número en todo el territorio.

Si Hollywood por la Covid dejó sin empleo a más de 100 mil personas, afectando la producción de filmes, el ICAIC desde la crisis económica de 1990 perdió considerablemente su capacidad de producción. Con la creación del Registro del creador independiente y el Fondo de fomento se busca impulsar la creación cinematográfica en el país, aunque ahora los proyectos enfrenten las limitaciones que impone la pandemia.

Cuba como otras naciones tuvo que llevar a las plataformas online al Festival Internacional de Cine de Gibara y realizar con muchas restricciones y desde las plataformas digitales el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano realizado en la Habana o el Festival Nacional del Audiovisual “Por primera vez” en Holguín.

Esta situación conlleva a que los Centro Provinciales de Cine (CPC) como el de Holguín, incumplan sus planes de ingresos, y que el público holguinero encuentre en el paquete los estrenos extranjeros mientras esperan los nacionales del 2019 y del 2020.

La pandemia ha retrasado y limitado el rescate de instituciones cinematográficas en el territorio, todavía se espera con anhelo la apertura del Cine Martí ubicado en el corazón de la ciudad de los parques, el cual se encuentra en el proceso de instalación del clima y a la espera del equipamiento de proyección.

Pese a esa situación se realizaron la premier de Confinamiento, producción de Estudios la Loma del director Jimmy Ochoa y Piel de Burdégano del realizador Juan Carlos Domínguez, obra que mereció varios premios en El Almacén de la Imagen de Camagüey y el Gran Premio del Festival Nacional del Audiovisual de Holguín, estimulando de esta forma a los creadores del territorio.

Tras el día cero, y la implementación de la Tarea Ordenamiento en el país, los CPC tienen que asumir nuevos retos: una estructura empresarial acorde a la Resolución 30 del 2020 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Prescindir de instalaciones que solo conllevan pérdidas, el Centro Provincial del Cine de Holguín cuenta con 23 cines, algunos su reparación conllevaría gastos millonarios, además de salas de video y videoclubs sumando másde 60 instalaciones, la estrategia debe ser reparar donde haya potencial para recuperar lo invertido.

Trazar un plan de inversiones que devuelva los cines a su esplendor, equipados tecnológicamente para proyectar películas; obtener el equipamiento para mejorar el trabajo de oficina, de comunicación y prestar otros servicios acordes a los nuevos tiempos como la venta de películas en formato digital.

Continuar el apoyo a la creación audiovisual y estimularla desde los diferentes festivales que realiza el centro, premieres, estrenos; la participación en los principales eventos culturales de la provincia, para seguir elevando la aportación del cine en la vida cultural del territorio.

El 2021 es un año de desafíos; todavía se libra la batalla contra el coronavirus. Mientras no se proyectan figuras en la pared el trabajo debe ir enfocado en fortalecernos, en equiparnos con lo que no teníamos, en seguir produciendo filmes, para cuando esto culmine, haya nuevas películas y donde verlas.