Contra lo imposible

Publicado el Categorías Artículos de opinión, Cine-Radio-Televisión, Cultura, Cultura fuera de casa

Es difícil no emocionarse cuando ves las escenas de Ford vs Ferrari (2019), ya sea por su alto contenido biográfico y todo el apego dramático que ello implica-en este caso narrado de forma exquisita-, o por los chispazos de adrenalina que sientes cuando uno de sus protagonistas acelera “la bestia”, un Ford GT40.

Es difícil no emocionarse cuando ves las escenas de Ford vs Ferrari (2019). Foto: Internet

Me declaro culpable de admirar este tipo de deportes que desbordan pasión desde la óptica de un volante, como yo, creo que muchos disfrutan de unos cuantos minutos en la pantalla si se trata de una buena narración, sobre todo real, más cuando reúne una serie de sucesos que en su momento marcaron historia, incluso para perpetuarse hasta nuestros días.

Contra lo imposible, en Hispanoamérica, o Le Mans ’66, en España, es un drama deportivo estadounidense de 2019​ dirigido por James Mangold, y escrito por Jez Butterworth, John-Henry Butterworth y Jason Keller.

Protagónicos estelares atrapan desde los créditos iniciales cuando se dejan ver nombres como Matt Damon y Christian Bale, con otros secundarios que, no menos importantes, crean una simbiosis perfecta entre emociones y la imprescindible acción de este tipo de historias.

Un equipo de ingenieros y diseñadores estadounidenses, liderados por Carroll Shelby (Damon) y su conductor británico, Ken Miles (Bale), son abocados por Henry Ford II, de la Ford Motor Company, para construir el Ford GT40, un auto de carreras con el potencial para derrocar la supremacía de Ferrari en las 24 Horas de Le Mans 1966, en Francia.

El estreno mundial en el Festival de Cine de Telluride el 30 de agosto de 2019, y su consecutiva presentación en los Estados Unidos el 20 de noviembre de 2019, por Walt Disney Studios Motion Pictures (bajo el sello 20th Century Fox), propició una recaudación de $225.5 millones en todo el mundo, con los consiguientes elogios de los críticos, actuaciones incluidas, particularmente las de Bale y Damon; así como la dirección de Mangold, la edición y las secuencias de carreras.

Elegido por la National Board of Review como una de las diez mejores películas del año, en la 92a edición de los Premios de la Academia recibió cuatro nominaciones, incluida Mejor Película, obteniendo la Mejor Edición Cinematográfica y la Mejor Edición de Sonido. Uno de sus protagonistas, Bale, recibió nominaciones para el Premio Globo de Oro al Mejor Actor-Drama y el Premio del Sindicato de Actores de Pantalla por la Actuación Sobresaliente de un Actor Masculino en un Papel Principal.

Protagónicos estelares atrapan desde los créditos iniciales cuando se dejan ver nombres como Matt Damon y Christian Bale. Foto: Internet

Por su parte, Rotten Tomatoes, le concedió una calificación de aprobación del 92% basada en 323 reseñas, con una calificación promedio de 7.77/10, estableciendo un consenso en que: “Ford v Ferrari ofrece todo lo que el público de acción automotriz pulido esperará, y lo equilibra con suficiente drama humano apasionante para satisfacer a los entusiastas que no compiten”.

Un hito histórico en lo que al deporte de la velocidad detrás del volante respecta fue el realizado por este singular dúo en la década de 1960 del pasado siglo y, sin lugar a dudas, otro referente para la pantalla es el que nos deja Contra lo imposible, una película para vivirla desde la piel de sus protagonistas.