El dolor detrás de una sonrisa

Publicado el Categorías Artículos de opinión, Cine-Radio-Televisión, Noticias, Personalidades

“Para reírte de verdad, tienes que ser capaz de agarrar el dolor y jugar con él.”
Charlie Chaplin

Nadie sabe cuánto sufrimiento se esconde detrás de una sonrisa, aún así quienes llevan su profesión como un sacerdocio, ponen lo mejor de sí para regalar a su público un momento único.

Una concepción perfecta en poco más de dos horas resume la prolífera trayectoria de este pionero de la industria cinematográfica. Foto: Internet

No todo en la vida de Charles Chaplin (1889-1977) fue camino de rosas, quizás en medio de tantas adversidades se haya formado su genialidad, o por lo menos, de cada experiencia amarga supo tomar lo mejor para convertirlo en una obra maestra: ¿cuánto hay en el vagabundo de ese adolescente que recorría las calles de Londres cambiando vasijas por ropas de uso, o cuánto hay de su persona en el pequeño que nos desgarra cuando es apartado por los servicios sociales del vagabundo? Son tantos los ejemplos…

Una concepción perfecta en poco más de dos horas resume la prolífera trayectoria de este pionero de la industria cinematográfica, sin llegar a aburrir o rozar el tedio, en Charles Chaplin (1992) se condensan los momentos más trascendentales de la vida de esta icónica personalidad.

Una historia carga de emociones, marcado sufrimiento, superación profesional, genio in extremis, en fin, de todas las luces y sombras que rodean la existencia del creador de Tiempos modernos (1936), El Gran dictador (1940), Candilejas (1952), y tantos otros referentes del séptimo arte, es la que se nos propone en Charles Chaplin (1992).

Al histrionismo de Robert Downey Jr, que por aquel entonces comenzaba a gatear en Hollywood, se le suman otros de ya marcado renombre como Antonhy Hopkins, Geraldine Chaplin, Dan Aykroyd, Diane Lane, Mila Jovovich, entre otros; todos ellos bajo la acertada guía de Richard Attenborough (El joven Winston, Un puente lejano, Gandhi-de las más conocidas y oscarizadas-), quien se asocia con los guionistas David Robinson y Bryan Forbes para repasar lo mejor de My Autobiography,  texto publicado en 1964, donde el genio del séptimo arte repasa los acontecimientos de su vida desde los humildes inicios en Inglaterra.

Propiciando fuertes cargas emotivas el film inicia con la triste historia de su madre, lo que depara una de las principales curiosidades (y gran acierto) ya que está interpretada por la propio hija de Chaplin, Geraldine. Su vida está contada desde el momento en que Chaplin está en plena vejez, y va siendo comentada por un biógrafo interpretado por Anthony Hopkins, quien surge como personaje ficticio para encaminar la trama de esta autobiografía.

Tres nominaciones a los Óscar en el año 1993, por Mejor Actor, Dirección de Arte y Música Original, ganadora por Downey Jr al Mejor Actor en los BAFTA, así como tres nominaciones a los Globos de Oro, son algunos de los reconocimientos que ostenta el largometraje, el cual cuenta con críticas desfavorables, sin dejar de ser reconocido como una excelente pieza para conocer sobre la vida del prominente creador angloparlante.

Nadie sabe cuánto dolor se esconde detrás de una sonrisa. Foto: Internet

Nadie sabe cuánto dolor se esconde detrás de una sonrisa, pero en el caso de Chaplin y quienes como él llevan su profesión como un sacerdocio, el sufrimiento se trastoca con esas dotes únicas de provocar en el público uno de los mejores momentos de su vida.