Toda la poesía con Pablo Armando Fernández

Publicado el Categorías Artículos de opinión, Cultura, Cultura fuera de casa, De nuestra cultura, Desde el Oriente, Holguín, Libro y Literatura, Literatura, Noticias, Personalidades, Uneac

Por Erian Peña Pupo

Pablo Armando Fernández es parte importante de la memoria cultural y afectiva de Holguín.  

Su obra encontró ecos, resonancias, en los escritores de la provincia, a que cual se vinculó estrechamente para ser partícipe del florecimiento, en la década del 80, del amplio movimiento cultural holguinero. Su impronta está asociada al Premio de la Ciudad y a la Semana de la Cultura, en sus primeras ediciones, pero también a las Romerías de Mayo, la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, las ediciones de la Feria del Libro…

Natural del central Delicias, en Las Tunas, donde nació el 2 de marzo de l930, Pablo Armando cursó, por la proximidad geográfica, estudios en Holguín, ciudad que desde entonces, sintió muy suya. Aquí recibió el Escudo de la Ciudad y el Hacha de Holguín. Tuvo amigos entrañables, escritores y también artistas plásticos… Admiró el desempeño de la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, dirigida por la maestra Maricel Godoy. Era frecuente encontrarlo entre holguineros, que lo quisieron y admiraron mucho.

Su Suite para Maruja, libro dedicado a su esposa, fue editado por Cuadernos Papiro y presentado, con su presencia, como parte de la 18 Feria Internacional del Libro en Holguín.

“Pablo Armando Fernández es, para usar una palabra de uso común en sus labios, un príncipe de la espiritualidad cubana.  Poeta de excelencias, nos legó obras capitales de la historia emotiva del país como Salterio y lamentaciones, Suite para Maruja o De este lado del espejo, así como cuentos y novelas, donde sobresale ese excelente estudio de la niñez, Los niños se despiden”, escribió en su perfil de Facebook, al conocer su fallecimiento en La Habana, este 3 de noviembre, a los 92 años, el escritor holguinero Manuel García Verdecia, quien subrayó que era “un ser generoso, que dedicó horas a estimular y difundir a los escritores holguineros, a quienes recibía como hijos en su casa habanera y a los que dedicó un libro, El dilettoso monte, con poemas a cada escritor de acá”.

Premio Nacional de Literatura, traductor de la poesía anglosajona, integró el equipo de dirección de Lunes de Revolución, miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua y correspondiente de la Real Academia de la Lengua, Pablo Armando Fernández recibió premios como el Casa de las Américas y el de la Crítica, y publicó libros como El vientre del pez, Otro golpe de dados, El talismán y otras evocaciones, Toda la poesía, Himnos, Libro de los héroes, Aprendiendo a morir y El pequeño cuaderno de Manila Hartman. Su obra permanece como reafirmación de su sitio en el reino de la cultura cubana.