La ciudad a través de sus ojos “ingenuos”

Publicado el Categorías Artes Visuales, Artículos de opinión, Holguín, Instituciones, Noticias, Personalidades, Uneac

A simple vista cualquiera podría dibujar los lienzos como lo hace Rolando Salvador Pavón Gómez, con formas simples, sencillas, sin mucha exquisitez del trazo, casi como esos dibujos que de pequeños hacíamos para un ejercicio de la escuela o por simple diversión; sin embargo su obra, así como la de los predecesores de esta corriente artística, encuentra total complejidad y encanto en eso que aparentemente les hace “ingenuos”, naif.

Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en el territorio, Salvador Pavón perpetúa con alegría y vivacidad un pueblo con gustos y estéticas diversas. Foto: Internet

La multiplicidad de colores que desbordan por cada parque, calle o edificación, atrapan esta paleta que se vuelca en lienzos fielmente evocadores de su entorno, siempre pasando por el prisma “espontáneo” de su creador.

Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en el territorio, Salvador Pavón perpetúa con alegría y vivacidad un pueblo con gustos y estéticas diversas, inspirado en íconos de la cultura popular, sitios imprescindibles al imaginario colectivo, o algún que otro momento significativo para  esta, “la tierra más hermosa” que vieron sus ojos; de ahí que Faustino Oramas, el parque “Los Caballitos”, las fiestas populares, entre otros temas, intentan resumir en esencia el ámbito cultural, social y económico holguinero.

El artista declaró que este es su pueblo amado, “y sólo trato de expresar su movimiento, ese día a día que conforma su historia con su gente y su manera de vivir en cada momento”.

De una aparente ingenuidad la obra de Salvador Pavón llega a la esencia de los holguineros, como un perfecto cronista de la época que le ha tocado vivir. En un contexto de contrastes, de alegría y esperanza capta lo cotidiano. La realidad de un pueblo con más de trescientos años de historia, la esencia de su gente y la cotidianidad visible, reflejan las piezas que una y otra vez regresan al Holguín íntimo, pero a la vez de todos.

Con los atributos propios e inconfundibles del arte naif, que le imprimen colorido, alegría y vivacidad, cada lienzo evoca sitios paradigmáticos como los parques, la Loma de la Cruz, la Catedral de San Isidoro y el edificio que acoge el Museo Provincial La Periquera.

Al decir del escritor José Poveda Cruz: “Salvador desafía con aparente sencillez, ingenua, la cotidianidad que nos habita. En su estilo hay una ironía matizada de realidades que pueden haberse convertido en parte de un presente, y que a veces pasan inadvertidas. La pintura naif o primitivista es un arte espléndido para someter a profundo escrutinio todo lo que supuestamente damos por establecido, porque los pintores que practican este ejercicio nos ponen a prueba, con la supuesta ingenuidad que caracteriza este tipo de obra”.

Salvador Pavón es presidente de la sección de artes plásticas de la filial holguinera de la Uneac y está registrado en el catálogo Pintores Mágicos de Cuba. Entre sus exposiciones personales se encuentran Estampas de mi pueblo, Mi ciudad y Estampas holguineras.

A simple vista cualquiera podría dibujar los lienzos como lo hace Rolando Salvador: Foto: Internet

Identidad local y esa búsqueda de ella en lo nacional y en lo universal que caracterizan en buena medida la plástica holguinera se reafirman en la obra del talentosos creador; de ahí que Las Romerías, el advenimiento del año nuevo y el carnaval, hasta acciones más habituales como el deleite de los niños en el parque infantil, un cumpleaños, una feria, una boda y el béisbol, sumen una ciudad que conoce bien, con una mirada profunda en la que se mezcla la jocosidad con la realidad más intensa, a través de personajes acertadamente concebidos, luego de analizar el pasado y tocar con las manos el presente.

A este artista, para nada ingenuo, que tuvo la suerte de nacer en este chispazo de tierra, lleguen nuestras más sinceras felicitaciones al celebrarse un año más de vida y exquisita creación.