Abre su Ronda el Pintorcillo

Uno de los más longevos festivales de la cancionística infantil, la “Ronda del Pintorcillo “abrirá sus jornadas este 18,19 y 20 de abril en defensa de la composición musical para niños desde Holguín, primera provincia que inició este movimiento .

El Festival ostenta nueva sede: el Centro Cultural Bariay, que abrirá su amplio escenario para los pequeños intérpretes y toda la familia holguinera que asista al evento, a partir de la 6:00pm, durante la semana del receso escolar.

“Hemos ido trabajando, poco a poco, en la participación de las obras tanto en la cabecera como unos 6 municipios. Anhelamos sea un gran evento como siempre lo fue, con excelente calidad y aceptación del público holguinero,” aseguró Miguel Morales, uno de los organizadores.

Casi una veintena de piezas musicales han sido privilegiadas por el jurado— integrado por cantautores, directores de cantoría, representantes del ACDAM, Orfeón Holguín y el Conservatorio de Música “José María Ochoa”  — que seleccionó entre unas 37 piezas aspirantes.

El proyecto de narración oral Palabras al viento se suma al evento de la canción infantil. Foto: Archivo

La agrupación Los Roffers y el proyecto de narración oral Palabras al Viento actuarán durante las noches de concurso que tendrá sus premiaciones este 20 de abril, a la que se suman como invitado el Mago Rey y su compañía circense, la cantautora infantil Edelis Loyola así como  integrantes juveniles pertenecientes a la Academia del Teatro Lírico “Rodrigo Prats.”

Integrantes juveniles pertenecientes a la Academia del Teatro Lírico “Rodrigo Prats formaran parte del certamen . Foto: Archivo

Con la dirección artística de Grisell Velázquez, las cantorías Ronda de los Sueños, Canto y Cuento, y Renacer pondrán su talento vocal a disposición del certamen, auspiciado por la Dirección de Cultura Provincial, la Empresa de la Música y los Espectáculos “Faustino Oramas,” el Centro Provincial de Casas de Cultura, el Ministerio de Educación, la Unión de Jóvenes Comunistas.

Se otorgarán tres primeros lugares, el Premio de la Popularidad en tanto se suman otras categorías que serán galardonadas, entre ellas: el Mejor arreglo musical, cinco menciones y, especialmente, el Gran Premio.

Varios géneros han sido defendidos por los pequeños vocalistas holguineros, cuyas edades oscilan entre los 7 y 14 años. Con énfasis en la música cubana se destacan la canción, la guajira, la conga, la guaracha, el danzón, etc. Este concurso solo premia la composición, en este caso, no se otorgan lauros a la interpretación. Los pequeños solo defienden las obras de los autores,” advirtió Velázquez.

Surgido en 1976, el Festival de la Canción Infantil “Ronda del Pintorcillo” busca estimular la creación musical para los niños, una manifestación con larga tradición holguinera. Paralelamente, sus obras han resultado finalistas y ganadoras en el Festival Nacional “Cantándole al Sol”.

 

Del Lobo, un pelo “sinfónico”

Un espectáculo 100% interactivo que enseña a los niños a través de la música y la participación resulto ser “Pedro y el Lobo y otras historias infantiles,” cuya versión protagonizara la Orquesta Sinfónica de Holguín junto a las compañías Palabras al Viento y Ronda de los Sueños, este sábado y domingo en el Teatro Suñol.

Basada en el clásico sinfónico concebido por Serguéi Prokófiev, esta versión holguinera – “que tuvo una primera temporada hace cuatro años en el Teatro Ismaelillo”- se auxilia de personajes empáticos y elementos novedosos como la narración oral, manifestación bien cultivada por los chicos de Palabras al Viento, quienes hicieron las veces de presentadores del espectáculo con el merecido aplauso e interpretaron con similar triunfo a los personajes de la fábula: Pedro y su abuelo, el Lobo, un gato, el intrépido pajarillo y una pata muy graciosa.

Ya lo anunciaba el maestro Oreste Saavedra, director de la OSH, la que lució brillante en escena:“Desde hace algún tiempo, la Orquesta ha ido identificando aquellas instituciones con las que podemos unir esfuerzos para crear espectáculos que se salgan de la línea del programa sinfónico.” Se trata de una estrategia que pretende el pacto con nuevos públicos, en este caso, el infantil.

Vale destacar la presencia de la primera figura Norma Arencibia, homenajeada durante la presentación, cuya voz profesional supo conducir el desenlace de la historia. La captura del Lobo a manos de Pedro y su amigo volador.Si de caracterizaciones dialogamos Palabras al Viento quedó debiendo tanto al público infantil como adultos el acierto en los roles de dos animales de la fábula, que no por parientes pueden confundirse con facilidad: el lobo y el gato.

Quizá el elenco de jóvenes narradores debió pensárselo mejor al momento de otorgar estos papeles a actores con genotipos tan opuestos, al punto que el gato parecía un gran felino mientras la imagen del “gran lobo” quedo minimizada por la esforzada actuación de una actriz tan pequeña como un minino. Y es que (¡atención!) los pequeños saben distinguir tamañas “sutilezas” que no llegaron a empañar la idea del espectáculo.

Aunque se esperaba un Pedro tan elocuente como la valentía que demuestra en su historia, de la que debe ser más protagonista,  enfático y alegre. Así ha sido concebido por la OSH en su recreación musical: alegre, intrépido, desentendido de los peligros del bosque que se dispone a enfrentar.

De sus múltiples gestores, la compañía exhibe talentos visibles como la joven actriz Yensi Cruz, quien sabe cómo dar vida al personaje, por más pequeños que parezca, como lo fue la popular patica que resultó resucitada de las fauces del Lobo en la historia. Halago la feliz interacción con los niños y sus progenitores: padres “cazadores”, pequeños que intermedian, sin ninguna timidez, en la escena. Actores que saludan, ríen, cantan y juegan con el auditorio.

Cuando parecía acercarse el fin, surgieron otros cuentos infantiles del agrado de los seguidores de la cantoría infantil Ronda de los Sueños, a cargo de la maestra Grisell Velázquez, cuya dirección artística logró atrapar la atención de padres y chicos. Igualmente la aparición musical del solista Ernesto Infante distinguió la jornada.

Unas seis canciones de historias musicales ya conocidas como Vinagrito, Lo feo, Que canten los niños o Juan, me tiene sin cuida´o  fueron interpretadas en poco más de una hora para reafirmar cuánto puede lograrse cuando se cultiva en los niños el amor por la cultura y el arte.

Sin dudas, una presentación que aglutinó incontables esfuerzos: 58 niños, 10 actores y casi 60 músicos de la OSH compartiendo el escenario principal. Hay canto y dramatización en abundancia. Poesía y diversión en torno a la creación de la “primera fábula musical donde los protagonistas son instrumentos.” En fin, un verdadero musical apelando a todo el sentido de la palabra. Se advierte en el trabajo actoral, en el diseño de vestuario, la concepción de cada elemento llevado a escena.

Socorrida opción para los benjamines en su receso escolar de la que también pueden disfrutar los padres. Válida idea que, desde ya, formará parte de los repertorios de cada una de las compañías que dan vida a la fábula, la que se espera sea disfrutada por pequeños de otros municipios. Así lo expuso Saavedra: “No queremos que se quede en la ciudad, convocaremos el apoyo de las autoridades para hacerlo posible.”

Como reza la fábula, “la música es invención humana, es la forma de la felicidad, hace bien, tiene la capacidad de curar.” He ahí que este montaje se abre al público familiar del Hospital Pediátrico de Holguín “Octavio de la Concepción de la Pedraja”, este 17 de noviembre, para sacar sonrisas entre consultas.

 

 

A dos años, celebración por Centro Cultural Plaza de la Marqueta

Con la tradicional ceremonia del pastel festejaron Lizandra Lafuente, directora del proyecto Plaza de la Marqueta y Yanet Ronda, directora de la Empresa Servicios al Arte junto a las autoridades invitadas. Foto: Herrera Pelegrino.

Como digno complejo cultural, las instituciones aledañas al entorno de la Plaza se sumaron a la celebración acontecida en los alrededores, entre ellos, el Álbum Café de la Egrem reservó su espacio “Trovando conmigo” a los juglares de los municipios, junto a la  especial acogida de la solista Patricia Fonseca.

Hubo feria comercial desde los exteriores de las tiendas La Cohoba y Artex para gusto de los clientes con ofertas de sus productos insignes mientras otra de las propuestas que unifica la gestión estatal  y privada cristalizó en los bares Plaza, Gato Negro y Shambalá, en los que se procuró una gran feria durante el día a todo lo largo y ancho del afamado Callejón de los Milagros. Por su parte, la Imprenta Lugones preparó una presentación de libros dedicados al público infantil a cargo del sello Ediciones Holguín.

Lo mejor de la velada se dio cita en el escenario interior. Artesanos, trabajadores y representantes del Club de Vinicultores, la Dirección Provincial de Cultura, la Egrem, Caracol, entre otros,  disfrutaron de una gala amena, muy colorida. Aderezada por la iniciativa de los propios trabajadores que, por este aniversario, optaron por celebrar con disfraces incluidos, en tanto, Ángel Batista y Marta Aguilera fueron seleccionados como mejor trabajador y artesana.

Generosos aplausos para las agrupaciones Zenda, Los Beltas, Poder Cubano y la queridísima solista Gladys María, quienes protagonizan varias peñas fijas en la Plaza, atrajeron a un auditorio selecto, amante de la buena música cubana y de la década prodigiosa. Estos artistas representativos merecieron el reconocimiento de la institución por su despliegue artístico durante 2 años.

Al agasajo no faltaron nuestras autoridades, entre ellos, Luis Antonio Torres Iríbar, Julio César Estupiñán y Julio Caballero; primer secretario del PCC en Holguín, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular y presidente de la Asamblea Municipal, respectivamente. En palabras de Ricardo Suárez Martínez, presidente del Gobierno Municipal, felicitó al colectivo y  subrayó que:

“Es un honor celebrar este nuevo aniversario de la Plaza de la Marqueta, uno de los proyectos de iniciativa local que ha evolucionado, y que conmemora su apertura justo un 4 de abril, en ocasión de los aniversarios  de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Organización de Pioneros José Martí.”

Con la tradicional ceremonia del pastel y el acompañamiento musical, la institución despidió su jornada de celebración con mayores compromisos y retos por entregar un servicio integral a cuanto cliente llegue hasta sus instalaciones en busca de la variedad gastronómica, artística y artesanal de nuestra Ciudad de los Parques.

 

Mirar al futuro desde la historia local

 

El evento aunó a varios estudiosos del patrimonio local. Foto: Herrera Pelegrino

Por Juan Pablo Aguilera Torralbas

Preservar las historia de la localidad, mirando al futuro, fue el objetivo de la XVII edición del Taller La ciudad que queremos, que se celebró en la Ciudad de los Parques, a propósito del aniversario 473 de la fundación del Hato de Holguín.

Organizado por la Unión de Historiadores de Cuba  en el territorio y  la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos, este espacio reunió a historiadores, urbanistas, investigadores y arquitectos de esta ciudad, para intercambiar y reflexionar sobre cómo mejorar nuestra ciudad.

El evento que se realizó del 3 al 4 de abril, tuvo como escenario la Sala 3D, y se desarrollaron paneles con diferentes temáticas como: Los orígenes de la ciudad, su desarrollo histórico, las acciones que se deben realizar para mejorar su arquitectura, así como el debate sobre las proyecciones de la ciudad para el futuro.

La cita resultó muy fructífera para los participantes. Foto: Herrera Pelegrino

Interesantes debates abordaron temas sobre las acciones para mejorar el urbanismo, evidencias arqueológicas, versiones sobre la fundación de la ciudad; así como proyectos comunitarios, entre ellos las Verbenas de Güirabito que rescatan las tradiciones de esta localidad holguinera.

“Me parece que tiene que haber un espacio para la reflexión y el intercambio, aunque no quiere decir que todos estemos de acuerdo con todo lo que se dice. Un evento como este resulta necesario para la ciudad y para la provincia”.

El historiador holguinero expuso además que se debe “conservar nuestro patrimonio y cuidar lo que se está haciendo a partir de los esfuerzos convocados”. Tambien insistió en la educación patrimonial tanto desde las escuelas, el hogar, las instituciones, como desde los medios de comunicación.

El evento cerró sus puertas en la Casa del Teniente Gobernador, edificación del siglo XVIII y más antigua de Holguín. Lugar que recuerda el origen de la ciudad. Allí tuvo lugar el tradicional brindis de vino y casabe, símbolo del encuentro entre las culturas aborígenes y españolas; y se lanzó la convocatoria a la décimoctava edición del taller.

La realización de este espacio anualmente permite la reflexión, el intercambio y el aprendizaje, por eso permanece abierto para todo tipo de público.

 

Distinguida Orquesta Sinfónica de Holguín con Suceso Cultural 2017

La Orquesta Sinfónica de Holguín, institución con una labor sostenida dentro del quehacer artístico del territorio y destacada por su trabajo con directores invitados, recibió el Premio Suceso Cultural del Año 2017, en Holguín.

Con múltiples nominaciones en este mismo evento, la Sinfónica mereció el galardón por la prolífica temporada de presentaciones que protagonizó junto a músicos y directores extranjeros (España, Australia, Estados Unidos) y copartícipe con elencos cubanos como la banda de rock  Zeus, el Teatro Lírico “Rodrigo Prats” y la solista holguinera  Lucrecia Marín.

El maestro Orestes Saavedra, director de la Orquesta Sinfónica de Holguín, afirmó que este premio “resulta un reconocimiento al trabajo que, durante mucho tiempo, ha estado realizado esa orquesta maravillosa que tiene los holguineros y que tiene este país, que es la Sinfónica de Holguín. Pienso que el mayor reconocimiento es para ellos porque sin ellos no hay institución.”

Ineludiblemente, una motivación para seguir haciendo desde la formación y talento de este elenco que ya pronostica nuevas sorpresas, entre ellas, la presentación junto a uno de los ganadores del último Concurso Internacional de Guitarra de La Habana, el esperado Concierto de Aranjuez para las Romerías de Mayo, así como un proyecto con el excepcional panista y compositor de jazz Ramón Valle, con quien esperan poder ofrecer, por primera vez, un concierto de jazz sinfónico en Holguín.

Vladimir Breff,programador del proyecto Voluntad, recibió el Premio del Público a manos de Faustino Fonseca, director provincial de Cultura. Foto: Herrera Pelegrino

Por sexta ocasión fue entregado el Premio del Público que, con más de siete mil votos emitidos por espectadores holguineros y diferentes latitudes geográficas (España, México, Francia y Ecuador) lideradas por Cuba, recayó en el proyecto Voluntad que, desde el lomerío de Naranjo Agrio, en el municipio de Sagua de Tánamo, trasciende con su trabajo comunitario hacia otras regiones de la geografía montañosa del oriente cubano.

“Esto es un motivo de orgullo muy grande para nosotros. Por una parte, demuestra el sacrificio que hacemos a diario. Nuestra premisa fundamental es voluntad, por eso el proyecto se nombra así. Trabajamos con el corazón y todo lo que realizamos va dedicado al público montañés”, subrayó Vladimir Breff,  programador de Voluntad, quien recibiera el lauro.

La velada, efectuada en el Teatro Eddy Suñol, este 6 de marzo, contó con las actuaciones de los propios nominados como la solista Lucrecia Marín. Foto: Herrera Pelegrino

La velada, efectuada en el Teatro Eddy Suñol, este 6 de marzo, contó con las actuaciones de los propios nominados como la solista Lucrecia Marín, los trovadores Fernando Cabreja, Raúl Prieto y Manuel Leandro, además del Teatro Lírico Rodrigo Prats; cada uno seleccionados por el concierto A lo cubano, durante la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana, el espacio de la Feria de los Trovadores en la Plaza de la Marqueta;  y el estreno de la obra “Es esta María la O”, respectivamente.

El jurado, compuesto por profesionales de los medios de prensa del territorio, al valorar la calidad y repercusión social de los acontecimientos, sumó a la lista de nominaciones la actuación de grandes exponentes de la música cubana durante el Festival Internacional de Cine de Gibara, entre los que estuvieron Pablo Milanés, Eliades Ochoa, Pancho Céspedes, Descemer Bueno e Isaac Delgado.

Igualmente,  los premios alcanzados por los holguineros Yaliesky Zaldívar y Osmani Montero en los shows televisivos de Sonando y Bailando en Cuba; la gran exposición “Variaciones sobre temas de Matisse” del reconocido pintor Cosme Proenza; los lauros obtenidos por el grupo Trébol Teatro con la obra Jacuzzi y la temporada de estrenos protagonizada por la compañía Codanza con motivo de su aniversario 25.

El premio al Suceso Cultural del año, otorgado por la Dirección Provincial de Cultura a través del Centro de Comunicación Cultural La Luz, y el círculo especializado de la prensa cultural de la Unión de Periodistas de Cuba, se entrega anualmente al acontecimiento o artista que por su magnitud y calidad resultan merecedores de esa distinción en Holguín.

Humor entre holguineros: Doime y Caricare

Para los que pensaban que “nadie es profeta en su tierra”, el actor Osvaldo Doimeadios y la dupla de amor y humor Caricare dieron las señas de un espectáculo que vino a demostrar lo contrario, este 1 de marzo en la antepenúltima noche del Satiricón 2018.

Premiado por el carisma y sumo talento a la hora de divulgar con humor las temáticas más acuciantes de nuestro país, se presentó el querido Doimeadios. Tras una exitosa gira con el unipersonal “Aquicualquier@ roba”,Premio Villanueva 2007, presentado en Holguín hace cuatro años; el connotado actor, — suerte de gurú sobre cómo hacer reír “en serio” y curtido como pocos en las peculiaridades del arte, bien sea dramático o comedia, lo mismo — hizo suya la sala principal del Suñol para abordar en breves monólogos temas como el envejecimiento poblacional y los retos que, a largo plazo impondrá, o la nostalgia por los ” maravillosos e irresponsables años 80″, seguidos por ese “martillazo colectivo”, mejor explicable a su juicio como ” doble salto mortal con apagón” que bien definen los ’90 para la familia cubana.

Fragmento del unipersonal “Aquicualquier@ roba”,Premio Villanueva 2007. Foto: Herrera

La aventura del Doime, reconocido actor de las tablas y la pantalla chica generó, si no la mejor, una de las más exquisitas noches del Festival. Quizá solo superable por La Cita, precisamente, un texto dirigido por el también Premio Nacional del Humor, y que protagonizan las actrices Venecia Feria y Andrea Doimeadios, digna heredera de las dotes legadas por su padre.

La base de su humor es tan sencilla como eficaz: maleta en mano, dentro unos pocos vestuarios, una vis cómica inmensa, un amplio repertorio y una prolífica formación actoral resultan suficiente andamiaje para montar un espectáculo a tono, simpatiquísimo, que no tarda en sacar las mejores ovaciones del público coterráneo.

Nueva propuesta de Caricare acaparó ovaciones en el Suñol. Foto: Herrera

No quiso ser menos la hilarante pareja (Onelio Escalona- Mireyita Abreu) abriendo su presentación con un texto que plantea el diálogo entre la chimenea de un central Vanguardia Nacional y una cigueña, alérgica a los niños, que viaja desde París atendiendo las múltiples “solicitudes” de bebés, puntualizando en tópicos como la promiscuidad y diversidad sexual. La sátira y el doble sentido sobrevuelan esta obra, cuyas pinceladas dibujaron no pocas sonrisas y reflexiones en torno al codiciado aumento de la natalidad.

Sin desprenderse de su línea de trabajo habitual, encontramos al par de humoristas cantando y riéndose de ellos mismos y de todo lo que les rodea, interpretando personajes pintorescos, que alternan con una divertida mezcla de concierto, monólogos y “gamberradas” en las que las conversaciones se intercambian con ingeniosas canciones propias, llenas de humor irreverente y provocador, como la interpretada al jurado que los premió en un Aquelarre u otra tarareada por el Chinito que ha gustado de desmontar, semánticamente, una canción de la cantante española Sarita Montiel, describiendo su idilio con un cubano, almirante y embajador, que cada día desde La Habana le envía un barco con una flor.

Mireyita y Onelio hacen una dupla ejemplar,tanto en el amor como el humor. Foto: Herrera

Sobre una peculiar colección de pitos, de los cuales impartió Onelio una jocosa conferencia donde no faltaron los ejemplares de todos tipos, nacionalidades y colores. Mireyita no quedó atrás, representando a una gitana con un don sobrenatural para resolver asuntos de pareja. Y en su ayuda el árabe Mustafa, hijo de un jeque y nieto de un rajá que, en materia de féminas, era hombre muerto a causa de su desencuentro con la preciosa Hanny.

Tras el cierre del telón, fuimos en busca de las consideraciones de estos tres holguineros que han hecho de su experiencia escénico- humorística una verdadero modo de vivir en torno a un certamen como Satiricón donde  Caricare se reconoce como fundador en este certamen que ya toma vuelo:  “Estamos honrados por haber compartido la escena con nuestro profesor Doimeadios, alguien que siempre hemos admirado muchísimo. Felices porque el público apreció nuestras últimas propuestas de estreno.“Ya estamos en la quinta edición, fuimos fundadores desde el primero, y esperamos que se siga realizando para salud del humor cubano y porque los holguineros lo merecen.

As{i mismo el Doime adviertió que el evento  “aporta muchísimo, por presentarse buenos espectáculos, muchos de ellos de grupos que están afincados en las provincias y, desde allí, han potenciado un humor de primer nivel, sea el caso de Caricare, Komotú o La Leña…”

“El hecho de ir a las universidades activa nuevos mecanismos, volver a lo que hacíamos en los años ´80. Se habla de pérdida de valores, de chabacanería, etc. Creo que hay que apelar a la inteligencia del humor. Hacer un evento de este tipo es muy saludable y, en Holguín, mucho más.”

 

El Plan y Etc…

El grupo humorístico Etcétera, fenómeno de popularidad desde sus inicios en el mundo de la sátira, vive hoy un intenso idilio con nuestra Ciudad de los parques— obligada plaza.  “Siempre he considerado al público holguinero muy agradecido.  Ha sido, de una forma u otra, el medidor de nuestro trabajo,” reconoce Eider Luis Pérez, director del grupo.

Y el dato no es gratuito, porque Etcétera nunca ha desaparecido del “radar” escénico de Holguín, a la que regresan continuadamente valorizando nuevos espacios dedicados al humor, aunque su actual residencia conste en la capital de todos los cubanos.  Son anfitriones, por quinta ocasión consecutiva, del evento que sostiene como imagen al sátiro, esta vez, astronauta. (Cualquier semejanza con uno de sus integrantes ha sido pura coincidencia), advierten. Y lo hacen para ofrecer su más reciente producto creativo: El Plan.

Las peripecias de un grupo de espías que siguen un ambicioso plan marcó la novedad del espectáculo. Foto: Herrera

Escudado por las actuaciones de Venecia Feria, Yasser Velázquez, Luis Ángel Batista y el propio Eider Pérez, encadena las peripecias de un grupo de espías que siguen un ambicioso plan, lleno de matices y guiños a nuestra realidad como el ahorro energético o el Período Especial.

Similares cotas supuso el encuentro entre un maestro samurái y su discípulo, o los esfuerzos de un grupo de actores durante la filmación de la que será la primera cinta del Icaic ganadora de un Oscar.  Diríase casi una saga de su anterior número sobre el director Salpinguitis. Perfectible, y sin tantas alusiones a su acostumbrada sátira. Lo propio se desarrolla durante la invasión a la Tierra que hace unir fuerzas a Elpidio Valdés y Superman.  Con una clara resonancia en el ámbito del humor, Etcétera anuncia nuevos itinerarios creativos. Bien afincado y reconocido por su trabajo con la sátira, ahora enfoca su atención hacia otras maneras de hacer como el humor blanco y  situacional ¿Su centro de mira? La actuación.

“Los actores hacen una interpretación bastante sólida de un texto que, prácticamente,  esta contradiciendo todo el tiempo lo que se dice. Se construye toda una historia cómica a través de pequeños momentos, o sea, pequeños cuadros dentro de un gran sketch.”

Resulta una línea poco explorada por el elenco, lo cual impulsa la idea de Movies de humor, espectáculo temático que incluirá en su puesta a Bollywood— en alusión a la mega industria del cine indio donde priman baile y canto—,  donde los actores demostrarán sus aptitudes para las múltiples peripecias que conlleva. “Creo que a los festivales deben llegar obras maduras y no solo estrenos”. Casi siempre apuesta por una combinación de ambas, incluyendo lo nuevo con “otras  que ya tengan un recorrido en el repertorio del grupo”,  afirma.

Y si de novedades se trata, Etcétera ha integrado otro miembro a su dinámica.

El actor Luis Ángel Batista figura como nueva adquisición del grupo Etcétera. Foto: Herrera

“Sigo creyendo que los actores son eso, no los encasillo en la comedia o el drama. Hay algunos con mayores o menores condiciones histriónicas para asumir el humor. Con Etcétera sucede que la dinámica de trabajo se complejiza para quienes no entiendan también la actuación.  Hemos trabajado con varios integrantes, algunos graduados de actuación y otros con esas posibilidades citadas.”

“Siempre pensamos la escena para actuarla y no, simplemente, para hacer el chiste. Creemos más en la situación, en sí misma, que en la broma exclusiva, la que no ofrece la significación real de la estética de Etcétera.” Con la inclusión de Luis Ángel Batista logra el grupo el codiciado equilibrio. Posee versatilidad, una vis cómica muy buena, va en camino a descifrar los códigos del manual etceteriano.

“Me recuerda mucho a lo que tuvimos, en un momento determinado, Nelson Osorio y yo en la escena. Estudioso. Puede hacer lo que se proponga en el campo de la actuación. Sus características me han permitido recuperar los números que no tenía en repertorio activo a falta de un actor con sus cualidades,” reconoce el también escritor.

Si antes la formación (Yasser, Venecia, Eider) lograba captar atenciones con el siempre asistido “triangulo amoroso” llevado al humor. Ahora el trabajo se complementa con mejores interacciones, pueden desdoblarse y sacar sustancia, tanto por la “química”  Yasser- Luis Ángel como la incorporación de Venecia que viene a configurar una imagen casi perfecta.

En la variación está la clave, advierte Eider. “Los grupos tienen que oxigenarse cada cierta época. Tanto la repetición de textos, actores e intención llegan a aburrir al público. Eso supone un reto, como director y escritor, para  mí.”

Responsable de la “ola” humorística que embate al Teatro Suñol cada febrero,  tras la concepción del Festival de Humor para jóvenes Satiricón, Etcétera apuesta sin tirar la toalla,  por conjugar gracejo e ingenio en un  acto teatral. Acá han encontrado su plaza y parecen dispuestos a aprovecharla como es debido.

El Tren de la Música Cubana ofrece su Legado en Holguín

¿Que Los Van Van son una verdadera “maquinaria” musical? Sí, lo es. ¿Que con la ida del patriarca y maestro Juan Formell se detendría su “marcha”? Para los crédulos, este rumor se cae por la borda. Bastó presenciar el firme “paso” del Tren de la Música Cubana que, tras dejar un buen rastro de emoción, se presentó en concierto único en el Centro Cultural Bariay este 17 de febrero en Holguín. Mucho tiempo había transcurrido desde la última oportunidad que El Tren “pitó” fuerte en la Ciudad de los Parques. Por eso los holguineros no escatimaron en esfuerzos para “montarse” y, sin duda, gozar de lo lindo. Las imágenes darán fe del mare mágnum de bailadores que se divirtieron a lo sumo, portando iniciativas que declaraban “Formell vive en mi corazón”. Lo mejor: la promesa del regreso con otras presentaciones durante los Carnavales de la ciudad.

Cercana la medianoche, el drums de Samuel Formell anunció la  arrancada de la orquesta que regaló toda esa carga de cubanía y buena música que caracteriza su  más reciente producción discográfica: Legado, que ha sido lanzado bajo el sello Egrem no solo para homenajear al fundador.

Samuel Formell, actual director y baterista, de la legendaria orquesta cubana Los Van Van. Foto: ahora.cu

“Un disco como este, con ese nombre que yo decidí ponerle, es un buen resumen de las cinco décadas de Van Van que cumpliremos el próximo año, cuando lanzaremos un CD doble con los éxitos que ya han pasado. Necesitábamos un disco con música totalmente nueva y, hasta este momento, en menos de 2 meses, ha sido un impacto en el mundo.” 

Portada del disco, detalles de la obra Identidad, del artista de la plástica, Michel Mirabal. / Foto: Cubadebate.

La agrupación cubana, fenómeno de popularidad durante  casi cinco décadas, concretó una añorada visita tras varios años desaparecida del radar de Holguín. Sobreviviente de la pérdida que, en 2014, supuso la muerte del músico, bajista, arreglista y compositor Juan Formell (1942) ha encontrado el formato ideal para decir “hasta pronto” con toda propiedad.  Y, sin nunca tirar la toalla, —como muchos se aventurarían a pensar— han concebido este CD, primera producción que nace sin el fundador, lo cual no descarta su pluma siempre presente.

Serán las canciones de su autoría Te extraño”, “Porqué lo haces” y “Amiga mía, ahora disponibles en distintas versiones, las que vuelvan a protagonizar conciertos, giras y ser esencia del merecido homenaje dispuesto en el nuevo álbum que aúna 14 temas, en su mayoría de la inspiración colectiva de los integrantes.

“Esto es muy importante porque si no  haces música nueva los fanáticos de Van Van  dicen “se quedaron atrás”. Existe un equipo muy grande en la orquesta, tanto de arreglistas como compositores que heredaron muchas cosas de mi padre. Han tenido la oportunidad de trabajar con mi él, entenderlo cuando componía canciones, iba a grabar un arreglo, y asumir la historia de Van Van por muchos años.” 

Una especial interacción tuvo la orquesta con el público holguinero. Foto: ahora.cu

Por suerte, hay mucho que significar: complace que la agrupación legendaria y, por demás, reconocidísima, no crea en “estancamientos” y, sin alejarse ni por un segundo de su distinción ni trastocar su sello, se “lanza” con nuevas producciones y así reivindicar que la Fórmula Formell sigue funcionando.  O que Van Van convoque por igual a jóvenes y experimentados, padres e hijos, blancos y negros, locales y extranjeros, generaciones de los 70, 80, 90… Lo apreciamos cuando por el escenario del Bariay desfilaran tantos seguidores jóvenes en plena competencia de baile y, aún más permanecieron de pie, “tirando” los mejores pasillos con el mayor entusiasmo. Poderosa y esperanzadora evidencia de que la buena música cubana nunca está de más,  que habla más alto en tiempos de vorágine entre reguetón, urbano o trap; y su futuro no descansa, únicamente, en estas tendencias tan aplaudidas por muchos y para otros menos aportadoras.

Una presentación de lujo registrada por los seguidores del Tren de la Música cubana. Foto: ahora.cu

El concierto — registrado audiovisualmente durante dos horas— contó con la presencia de unos cientos de holguineros, quienes se apropiarían del disco que ha impulsado esta gira y, felizmente, se encuentra disponible en formato físico en las presentaciones y casas comercializadoras de la Egrem.  Tales creaciones hicieron vibrar cuando fueron ejecutadas  junto a varios de sus conocidísimos éxitos, entre ellos, “Me mantengo” o “El Tren” así como las novedosas “Culpable de nada” y “Yo no soy mango, pero soy mamey”.

Lele, Vanesa Formell, Robertón y Mandy, singulares voces de Los Van Van. Foto: ahora.cu

De la misma manera, “Legado” trascenderá en su camino futuro por ese influjo de gran familia distinguible durante años y, en la actualidad, acentuado con la lograda participación de los tres herederos Samuel (director y baterista), Juan Carlos (bajista) y Vanessa (vocalista femenina), manteniendo en alto el apellido y  la empresa cultural iniciada por el patriarca. Desde la batería, los violines, los trombones, la percusión y el bajo brotan la excelencia vanvanera.  Y si de carisma se trata, se impone la voz del Robertón que dedica no pocos números o “aplausos para Formell donde quiera que esté”. Lo propio demuestra el Lele, provocador de las masas de bailadores por antonomasia. Un tanto más añade el Mandy, otra de las felices adquisiciones que no escatima sus cualidades para asumir el género.

Los vavaneros por excelencia de Holguín disfrutaron cada tema del nuevo CD Legado. Foto: ahora.cu

No hay que perder de vista que la orquesta ha experimentado serios desafíos. Casi sin reponerse de tan complejo trance como la muerte de su creador, la vocalista femenina Yenisel Valdés o, simplemente, “Yenni Van Van” se alejó de los escenarios y, con ello, de la orquesta que la hizo grande. Igualmente, sufrió la desaparición de uno de sus queridos violinistas. En similares circunstancias, otra agrupación se “desmigaría” poco a poco. Pero, atendiendo al refrán “lo que no mata, fortalece”. Y Van Van ha enfrentado el cambio fortalecida, encadenando giras, renovando repertorio, creando música nueva que, inteligentemente, alterna con los grandes éxitos de siempre.

¿Qué tiene Van Van que sigue ahí? Vitalidad, buenas voces y mejores instrumentistas. Así lo refrendaron por todo lo alto en la Ciudad de los Parques  donde un público, bailador y exigente, espera por su regreso y su apuesta fiel por la música de Cuba, esa que donde quiera que vamos nos distingue porque como reza una entrega musical del Tren: “los cubanos somos diferentes.” Y en tal distinción la gran maquinaria ocupa una posición cimera.

https://youtu.be/uWZBFggqqeA

 

 

 

Entregan distinciones a Hijos Destacados e Ilustres

A Hijos Destacados e Ilustres se les reconoció su aporte a la Ciudad durante el sistema de homenajes ocurrido en el Museo Provincial “La Periquera”, este 18 de enero, con motivo del aniversario 266 del otorgamiento del título y tenencia de Gobierno.

La lluvia no malogró el momento en que unos 20 trabajadores, artistas, estudiantes y jubilados de diversos sectores y organismos territoriales-  Organización de Pioneros José Martí, la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales, los Comités de Defensa de la Revolución- , recibieran la placa conmemorativa, entre ellos, la joven instructora de arte Ana Rosa Pierre y el humorista Rodolfo “Fito” Otero, así como Ricardo Ronda con una considerable labor en el sector de la Cultura, quienes atestiguan:

“Ha sido gratificante recibir la Distinción Hija Destacada, por lo visto, no ha sido en vano todo el sacrificio que hacemos durante  14 años de trabajo en la instrucción del arte.”

“Resulta un honor y ,además, un compromiso para mí con la Ciudad y con los holguineros por seguir esforzándome y llevar adelante el trabajo, siempre pensando en mi ciudad. Estoy feliz, aunque no esperaba recibirla, pues aún quedan muchas cosas por hacer. Estaré siempre presente a la hora que me llame la Cultura.”

A la gala asistieron representantes del Partido y autoridades de la Cultura en nuestra ciudad así como las personalidades agasajadas en esta XXXVI Semana de la Cultura Holguinera, el connotado artista de la plástica Argelio Cobiellas, y el destacado promotor cultural  Jesús Téllez. Paralelamente la distinción le fue otorrgada a  la máxima dirección del Sistema de Casas de Cultura, a cargo de  Mayra Pupo, por sus  40 años fundacionales.

La velada se engrandeció con el talento local del Coro Opus David, el proyecto infantil Ilusión, perteneciente al sistema de Casas de Cultura, la potente voz de la solista invidente Roxi junto a su par Yamila Rodríguez así como el vocalista Wíster Cobas, quienes ofrecieron una meritoria entrega.

“Sin título S/T”, trabajo en ¿progreso? XXXII Salón de la Ciudad

 

Veinte artistas. Veinte ideas. Proyectos “Sin título S/T, trabajo en progreso”, que nombran la XXXII edición del Salón de la Ciudad y sorprenden a los espectadores con una propuesta, sino arriesgada, por lo menos distintiva. Con la presencia de autoridades del Partido y el Gobierno ocurrió la apertura del espacio dedicado a las artes visuales en esta Semana de la Cultura Holguinera.

Altas cotas de creatividad e imaginación se expresan  en cada una de las fichas. Reflejos de la mente ilimitada y la inquietud artística. Lo que muchos anticipaban como una oferta cultural polémica y novedosa se traduce en una triple mirada al arte (artista- curador- público). Ellos entrelazados en una alianza que, al decir del profesor Ramón Legón en sus palabras inaugurales:

“Esta vez, curador y artista proponen el proyecto de esa obra, objeto ambivalente y ficcional.  Y lo sitúan en un terreno para todos. El artista propone, el curador exhibe y los públicos recepcionan un significado en curso y cada uno lo completa.”

¿Prima la imaginación? Quizá la utopía… Una verdadera  “ecología” de proyectos que incluye la instalación, el muralismo, el performance, la escultura monumental. Para los jóvenes curadores- Yanna Velázquez, Josvel Vázquez, Dailé Escalona- , este nuevo enfoque sitúa a nuestro Salón en el centro de la contemporaneidad marcada por los grandes espacios galéricos.

“Acá se presenta las concepciones de obras que no se han materializado por diversas causas, algunas por el amplio inventario recursivo que implican, otras incluso irrealizables.”

Y si la pauta la marca el mundo, nosotros, desde esta “provincia del universo”, también optamos por trazar una raya oblicua, distintiva, que impone no pocos desafíos  a los jueces que tienen a su cargo el otorgamiento de lauros durante la esperada noche de los Premios de la Ciudad. Prometedor ha sido descubrir la confluencia de varias generaciones de artistas, desde  iniciados aprendices de El Alba, academia profesional de la ciudad,  concomitando con otros ya establecidos, de la talla de Lauro Hechavarría, Argelio Cobiellas, Dagoberto Driggs, etc.

Desde la incitación a cuidar el medioambiente, con una serie de esculturas de animales en peligro de extinción, a escala natural, diseminadas por espacios públicos de la ciudad; metáforas escultóricas a la leyenda de Sísifo desde un homenaje al escarabajo pelotero; instalaciones comestibles que aluden al constructos y estereotipos de la mujer cubana; pueden encontrarse en “Sin título S/T “. Todas apelando a la interacción directa con el público.

Dinamizan el Salón, el proyecto expositivo “El juego es un derecho” que comprende cinco acciones colectivas a cargo del artista Dagoberto Driggs, cuya esencia ubica en una misma línea temática el rescate de elementos lúdicos presentes en la formación de varias generaciones de cubanos junto al cuidado de los niños. Otra loable proposición se registra en el mural “Camino del hierro”, del reconocido artista Lauro Hechavarría. Con el uso de la técnica de esmalte sobre pared, se ha diseñado un verdadero recorrido por la historia y desarrollo del ferrocarril que, desplegado en las inmediaciones de nuestra antigua estación, pretende contribuir a la cultura y ambientación de Holguín.

Así conforman un novedoso panorama visual que impacta directamente en el espectador, quien puede obrar, cual primer magistrado y discernir dentro de esta llamada “ecología visual” notables contrastes, los que obligan a ejercer una lectura crítica aún al ojo más inexperto.

No se aboga acá por enjuiciar lo que a claras luces se concibió como proyectos. O sea, no se está evaluando la obra en sí. Transgresora apuesta esa de mostrar, únicamente, una concepción ideo estética. Palabras más, palabras menos. Pequeños bosquejos, esquemas y anteproyectos no equivalen a la magnitud de una obra, al hecho de apreciarla en toda su dimensión, desplegando su capacidad de provocar sensaciones, reflexiones y no pocos cuestionamientos en el espectador.

Quizá este nuevo enfoque sea síntoma de lo que, en cuestiones artísticas, aún nos queda por aprehender. Quizá todavía nuestros públicos aun no asimilen, reconstruyan y se apropien de los códigos que maneja el arte a través de una mínima ficha.  Lo que acá se muestra no responde a futuros anteproyectos, cuya materialización en el tiempo será posible. Hablamos de agujeros negros en plena ciudad, o intervenciones que implican mutilaciones. Del otro lado de la balanza se exhiben proyectos nimios, supuestos “tótem” y “juegos crípticos” que buscan abrirse paso entre sus competidores pero no dan, como bien se expresa , en el “clavo” visual.

En conclusión, se advierte la intención por repensar nuestro Salón; romper con las pautas tradicionales de las artes visuales y proporcionarle una dinámica otra, airear este espacio de la creación artística en la Isla urgido por concertar nuevos públicos, nuevos cuestionamientos, nuevas búsquedas.