Conceden Premios de Cultura Comunitaria en Holguín

La entrega de los Premios de Cultura Comunitaria acaeció  en la Casa de Cultura “Manuel Dositeo Aguilera” con el acompañamiento de artistas, nominados y autoridades de la Dirección Municipal de Cultura en Holguín, este 22 de junio.

La primera actriz Norma Arencibia Labrada, reconocida por su trayectoria artística, mereció el galardón como personalidad considerando su vocación para transformar los espacios comunitarios desde su profesión y su aporte en la formación de las nuevas generaciones. Entre las instituciones premiadas, la editorial Cuadernos Papiros trascendió por su labor sui géneris en la creación literaria  que integra novedosas técnicas de producción y otras manifestaciones como las artes plásticas en función del desarrollo cultural y comunitario.

Al centro cultural “Venga la Esperanza” del Consejo Popular Alcides Pino en Holguín se otorgó el lauro, también en calidad de institución  que “contribuye a la transformación de esa población con características especiales gracias al quehacer de la cultura y el arte”, cuyo impacto ha sido demostrado por décadas.

 

“Trabajamos por la integración social  de todos los grupos etarios desde la cultura. Incidimos en la aceptación e inserción, y el rescate de valores en las comunidades más sensibles como El Paraíso, La Yabita y Los Guillenes. Somos continuadores del proyecto fundacional, nos congratula el premio. Queremos lograr más, seguir transformando nuestra comunidad”, afirmó María de los Ángeles Bagué, actual directora del proyecto.

Su trabajo se irradia en acciones como la Operación Victoria,  el Festival del Árbol o el Festival de la Flor del Paraíso que concretan junto a un grupo multidisciplinario (Inder, Gobierno, Cultura, Salud, Educación). Como educadores populares poseen una sede dirigida desde el Centro Martin Luther King. Priorizan el trabajo con hijos de exreclusos, la aceptación a enfermos de VIH, el rescate de tradiciones, entre otros.

Como proyecto sociocultural, el lauro recayó en la Cátedra “Aquiles Nazoa”, perteneciente al Departamento de Arte de la Universidad de Holguín, de la sede “José de la Luz y Caballero”. En su decimonovena edición varias categorías fueron evaluadas- proyecto sociocultural, personalidad, institución- por el jurado municipal de especialistas perteneciente al Centro Provincial de Casas de Cultura; entre ellos, el MSc. Moisés Álvarez, MSc. Ana Castro y MSc. Bárbara Martínez Pupo.

Proyecto de narración oral Palabras al viento ameniza entrega de Premio de Cultura Comunitaria. Fotos: Adrián Aguilera

A la velada se sumó el talento artístico de la Casa de Cultura con el proyecto de narración oral Palabras al Viento; el grupo vocal Feeling, una pareja de baile de la compañía Holguín Forever y la agrupación Voces de Hebe, reconocida en la noche por su trayectoria; bajo la conducción de Carlos Rusó.

El Premio se otorga con el objetivo de reconocer y estimular los aportes excepcionales al desarrollo sociocultural, cobra relevancia al considerar acciones,proyectos y experiencias cuyo impacto social y resultados sobresalen a través del arte y la cultura.

 

Leer más:

Continuar leyendo “Conceden Premios de Cultura Comunitaria en Holguín”

Música y meditación, todo por la Casa

 

A sus XXV años, la Casa de Iberoamérica permanece como un recinto joven, fuente para la investigación y espacio armónico que, al decir de su director el Dr.C. Eduardo Ávila Rumayor en conferencia de prensa, ha signado el rumbo de la institución hacia toda una celebración anual en la que se conjugan tales cualidades a propósito de su primer cuarto de siglo.

“Para vivir” junto a Yuri Hernández

Siendo el bell canto su más poderosa aptitud, el tenor holguinero Yuri Hernández  se nos descubre enamorado, con igual intensidad, de otras vertientes más populares como la balada y la canción. Por ello, no sorprende que, gustoso, se sume a la celebración de la Casa de Iberoamérica como mejor sabe hacer: regalando su portentosa voz en concierto especial.

Varios espectaculos suyos han sido dedicados a grandes cultores como Alberto Cortés, Armando Manzanero, y Manolo Hernández. Y, si antes lo hizo con cantautores extranjeros, esta vez, su concierto reverencia a uno de los fundadores de la Nueva Trova, el cubano Pablo Milanés.

Actualmente, el tenor y solista del Teatro Lírico Rodrigo Prats- institución a la que afirma nunca abandonará- se prepara para esta vela única partiendo de su admiración personal y profesional que le inspira la obra del trovador. Para Hernández, esta presentación deviene “cierre de unn ciclo iniciado en 2014.”

El cantautor holguinero Nolberto Leyva y su grupo será invitado especial del concierto Para vivir.

Unos 18 temas, -entre ellos Yolanda, Yo no te pido o Para vivir- interpretará Hernández, acompañado por el cantautor invitado Nolberto Leyva y su grupo.De igual modo, el poeta y amigo Ronel González presentará la velada, apelando a su don para la literatura, bajo la dirección musical y los arreglos del músico Javier Pérez.

La del viernes 22, en el Teatro Eddy Suñol, será una noche para enmendar la memoria a esas letras imprescindibles legadas por Milanés a la discografía nacional, en esta ocasión, con el sello personalísimo que podrá impregnarle el tenor Yuri Hernández.

“Luz es futuro” en Día Internacional del Yoga

La práctica del yoga deviene un ejercicio cotidiano en los predios de la Casa de Iberoamérica. Fotos: Archivo

Celebrar la armonía y la paz será máxima vital al interior de la Casa de Ineroamérica, cuando sus ocho grupos de yoga en la vida cotidiana celebren la jornada por el Día Internacional  del Yoga, del 20 al 22 de junio, afirmó el promotor Henry Parra durante la conferencia ofrecida.

A esta cultura milenaria de la India le han salido raíces e hijos en nuestro pequeño archipiélago. Y Holguín no es la excepción: unos 200 practicantes, conferencias de maestros internacionales, degustación de cocina vegetariana, talleres de lengua sánscrita, clases prácticas, siembras simbólicas y más… validan esta realidad en un amplio programa de actividades.

A esta cultura asociada a la salud y el buen vivir se suman muchos holguineros para beneficio y calidad en su día  a día, aportándole “la enseñanza de la sabiduría y el conocimiento trasmitida a la humanidad desde los grandes yoguis y rishis de la antigüedad. Es universal, válido para todos y un conocimiento eterno”.

http://www.casadeiberoamerica.cu/

 

 

 

Lenguas de marabú llega a Holguín

La autora Verónica Aranda, durante la presentación de Lenguas de marabú. Foto: del autor

Por Moisés Mayán

El  6 de junio la poeta española Verónica Aranda se convirtió en una amable silueta en las calles de Holguín. Nos habíamos conocido en La Habana durante el Encuentro Iberoamericano de Jóvenes Escritores en el pasado febrero. Fue allí, en el Centro Dulce María Loynaz, donde nos compartió a un grupo de autores su intención de conformar una antología dentro de la colección de literatura latinoamericana de la madrileña Editorial Polibea.

Verónica había acabado de presentar en la Feria del Libro de La Habana su libro Mapas (Ediciones Matanzas, 2017) y comenzaba a darse a conocer entre los poetas de la Isla. En España, premios como el Internacional Miguel Hernández, el Juan Goytisolo, y el Antonio Carvajal por citar unos pocos, avalaban la obra de esta joven autora nacida en Madrid en 1982, y licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense. Pero el motivo de la visita de Verónica a esta ciudad era presentar Lenguas de marabú, una selección de 24 poetas cubanos (12 varones y 12 hembras), muchos de ellos desconocidos por los lectores españoles.

La autora junto a escritores holguineros durante la lectura en la sala Abrirse las constelaciones  de Ediciones La Luz    . Foto: del autor.

A las 10 de la mañana Verónica junto a Luis Yuseff ofrecieron una lectura en la sala Abrirse las constelaciones de Ediciones La Luz, donde la visitante nos ofreció muestras de sus libros más recientes Dibujar una isla y Épica de raíles. En la tarde, el ambiente mágico de la casa de Lalita Curbelo Barberán, acogió la presentación de la antología Lenguas de marabú y la lectura de los poetas holguineros Luis Yuseff, Zulema Gutiérrez, Moisés Mayán y la capitalina Margarita (Ketty) Blanco. Los holguineros son mayoría en Lenguas de marabú, pues además de estos autores que concurrieron a la lectura, integran el volumen las poéticas de Jamila Medina, Yanier H. Palao y Antonio Herrada, el más joven de la camada.

Verónica protagoniza una suerte de gira promocional que comenzó el 29 de mayo en el Centro Dulce María Loynaz con la primera presentación de la antología en Cuba, dentro del programa de actividades del Festival de Poesía de La Habana. En el periplo están contenidas además de la capital provincias como Santiago de Cuba, Holguín, Camagüey, Villa Clara y la bellísima Trinidad en Sancti Spíritus. Lenguas de marabú es un regalo para los autores cubanos, que agradecemos a la gestión personal de Verónica Aranda y a la Editorial Polibea en este esfuerzo por difundir la literatura latinoamericana y caribeña en el Viejo Continente.

 

La comodidad es fatal para un poeta

El poeta Moisés Mayán, premio Regino Boti 2018.

El jueves 7 de junio, durante la jornada de clausura de la XL edición del Premio Regino E. Boti, volvimos a escuchar el nombre de Moisés Mayán, pues su libro Carga al machete acababa de obtener el galardón en el apartado de poesía. Entonces me propuse llevarme la primicia y entrevistarlo antes de que tuviera tiempo de rumiar sus respuestas, algo que no pude hacer el pasado febrero cuando el poeta conquistó el Premio Calendario.

Con El factor discriminante le aplicaste un violento “golpe de timón” a tu obra que inició un desmarque dentro del lirismo que caracteriza buena parte de la poesía holguinera, de momento nos sorprendes con un nuevo cuaderno que también conquista un premio nacional, ¿qué está cociéndose ahora mismo en las calderas donde generas tus versos?

“En ocasiones uno se siente confiado sobre determinada plataforma, y no quiere abandonar su zona de confort, pero esa comodidad es fatal para un poeta. Si la poesía no te importuna ten por seguro que no moverá un solo nervio en el lector. Entonces abrí las ventanas y entró un poco de aire. Eso fue lo que hice con El factor discriminante. Los autores trabajamos con lenguaje vivo, el problema está en que muchos nos esforzamos para maniatar la movilidad de la palabra y terminamos convirtiéndola en una estructura sedentaria. Ahora bien, clausurar un espacio de tu creación personal y aventurarte a lo desconocido es un riesgo que no todos están dispuestos a asumir. Ni siquiera lo recomiendo”.

¿Qué pueden esperar los lectores de Carga al machete?

“Hasta ahora Carga al machete cuenta solo con el criterio de tres pares de ojos. Me refiero a los miembros del jurado que lo premiaron: José Luis Serrano, Mireya Piñero y José Ramón Sánchez. Desde mis días de estudiante de Historia, estaba un poco conmocionado por la brutalidad de las cargas al machete, por la forma en la que una vulgar herramienta de trabajo se transformó en un arma implacable, y quería escribir sobre eso. Solo hacia el final de la escritura me percaté que estábamos celebrando el 150 aniversario del inicio de las guerras de independencia. Carga al machete es un cuaderno que pretende hacer al lector partícipe de mis inquietudes y por eso fabrico el texto como si se tratara de un tren bala. Necesito transmitir un mensaje alto y claro. No puedo andarme con circunloquios”.

Mayán ha sido galardonado con el Premio Calendario, igualmente, en este 2018. Foto: cortesía del entrevistado.

Recibes el Premio Calendario en la Feria de La Habana y solo unos meses después el Boti, una pregunta se impone ¿qué papel juegan los premios en la formación del escritor?

“Alguien ha dicho que la literatura es algo así como un deporte de alto rendimiento. Me parece que hay mucho de razón en esa frase, porque a veces te llegas a sentir presionado. Conozco de autores que se fijan cuotas de por lo menos un libro al año. Publicar es absolutamente necesario, esa es nuestra razón de ser. Y ahí están los premios, con la disyuntiva de poner a competir tu obra, como si entrenaras perros de pelea. Tu libro contra los libros de otros poetas. Ganar o no ganar, pero en fin jugárselo todo. Los concursos son una vía legítima, el camino más rápido al texto impreso. Cada vez que surge un premio en nuestro panorama literario festejo ese nacimiento”.

El nuevo estado en el que se ubican El factor discriminante y Carga al machete podría entenderse como un nivel definitivo en tu poesía.

“Ni siquiera considero que estos dos libros puedan compartir el mismo estado, pero de algo si estoy seguro, no pienso que se trate de un período definitivo. Yo quería retornar a la prosa, a los ejercicios que había inaugurado con el El monte de los transfigurados, donde por momentos los textos padecían una hibridez inter-genérica que les aportaba cierto dinamismo. Pero además necesitaba desprenderme de algunas herramientas que se habían oxidado en mi taquilla, y eso significa una vuelta al lenguaje palmario, a la idea en sí, a la capacidad comunicativa del poema”.

¿Qué opinión te merece la joven poesía cubana?

“Ya cumplí 35 años. Ha iniciado mi cuenta regresiva dentro de la AHS, una organización que para mí no ha sido ningún fantasma, pues tengo mucho que agradecerle. Así que prefiero hablar de los más jóvenes. Dentro de las pasadas Romerías de mayo participé como jurado del Premio Nuevas Voces de la Poesía Cubana, y pude echarles un vistazo a fondo a 40 autores inéditos de casi todo el país. Mi opinión es que no tenemos de qué preocuparnos, hay modos y maneras bastante válidos, quizás les falte un poco de constancia para transitar de los poemas sueltos al libro, pero eso se aprende sobre la marcha”.

 

 

 

Falleció el director artístico Chino Romero

Entrega de “El Angelote” en Museo Provincial La Periquera a Chino Romero

La cultura holguinera lamenta la pronta partida de uno de los directores artísticos más consagrados: Rafael Félix Romero Corcoba (1952-2018) o el Chino Romero, como lo conocían sus amigos y cercanos.

Desde niño manifestó su vocación por el arte, especialmente, el teatro, la pintura y escultura, a cuya enseñanza se dedicó tras graduarse con resultados sobresalientes de la Escuela Nacional de Artes. Su impronta en la enseñanza artística  se reconoce en Holguín y Las Tunas, donde trabajó durante varios cursos en la Escuela Vocacional de Artes Plásticas y co- fundó la actual Escuela de Artes el Cucalambé.

En su haber profesional constó su experticia como Especialista y guionista de espectáculos musicales del Centro Provincial de la Música, del  Consejo Provincial de Artes Escénicas y Miembro del  Consejo Ténico así como del Consejo Artístico Asesor de Artex.

Licenciado en la Escuela Nacional de Arte y de la carrera en Educación Artística en la especialidad de artes plásticas, múltiples espectáculos, galas y homenajes de organizaciones juveniles llevaron su impronta. Reconocido por su dirección artística en Carnavales holguineros donde alcanzó los primeros lugares con el diseño y montaje de carrozas. Igualmente el público holguinero aplaudió sus espectáculos inaugurales en Romerías de Mayo, Fiestas de la Cultura Iberoamericana y otros.

Entre sus últimos empeños figuró el quehacer como Director Artístico del Hotel Brisas Guardalavaca y de la Compañía Cubano Flamenca “Estilo Propio.” Otos compromisos similares atendió en los emblemáticos cabarets “Bariay” y “Nocturno”. Logró compartir sus conocimientos, internacionalmente, en Canadá.

Miembro de la Uneac, ostentaba la placa conmemorativa de la Jornada Nacional Cucalambeana y la distinción Hijo Destacado de Holguín.

Pancho Amat: “Cuba es un arcoíris de sonoridades”

Así afirmó el maestro Pancho Amat cuando el trovador Eduardo Sosa lo provocara durante la primera jornada del evento “Destrabando la trova,”  que no por cambiar de sede dejó de aglutinar a un público  melómano de la música cubana, entre ellos, artistas holguineros, autoridades y prensa.

Tarde provechosa para deleitarse desde el propicio ambiente del Club Siboney con la buena palabra de Amat. Guitarrista, tresista, compositor, arreglista, en su persona no importan tanto las definiciones como el talento que demuestra cuando su tres “habla más alto”, pronunciando notas y tumbaos que incitan nuestra raíz

Su  vena “musical” le latió desde la infancia. Por entonces, sus padres correspondían su gusto con juguetes en forma de  instrumentos. Guitarra en mano creció su inclinación musical que, a golpe de talento y mucho sacrificio, ha derivado en su denominación como Mejor tresista del mundo.

El tresero Pancho Amat, Premio Nacional de Música 2010, participa como invitado del espacio Destrabando la Trova, conducido por el trovador Eduardo Sosa, en el Club Siboney, de la ciudad de Holguín, Cuba, el 3 de mayo de 2018, como parte de las actividades de la edición XXV de las Romerías de Mayo. ACN FOTO/Juan Pablo CARRERAS/sdl

Su manera ecléctica al ejecutar el tres ha sido resultado de su propia formación, donde no descartó ningún aporte, desde la Casa de Cultura Municipal, su paso por el Conservatorio Cervantes hasta su incursión en el movimiento de la Nueva Trova, cuya influencia marcó un punto de partida importante para su música.  “Cuando se crea la Nueva Trova se poroyecta que el tres ocupara espacios protagónicos dentro de la música cubana”. En esta corriente halló fuente nutricia de la cual bebió para reforzar su instrumento.

Apelar a sus referentes significó nombra a varios grandes como Niño Rivera, o Arsenio Rodríguez, a su juicio, uno de los pilares del pentagrama musical de la Isla o el propio Guayabero, a quien expresa su admiración.

Otra etapa fundamental fue rememorada con la fundación de Manguaré, agrupación que fundara en 1971. Una experiencia muy rica de la que Amat  evoca cuánto aprendió en el proceso de las sonoridades y estilos latinoamericanos.

De su mente no escapan los detalles de cómo fue convidado a buscar la “especialización” en el tres cubano durante una  jornada del Cucalambé junto a Omara Portuondo. Y, aunque sus intereses estaban enfocados a producir música para el cine — de la mano del maestro Frank Fernández  y la realizadora Lizzete Vila—, tuvo a bien apropiarse del instrumento que hoy le distingue como Premio Nacional de Música.

En su voz, la historia nunca aburre. Siendo músico, gusta de hablar bastante. Lo hace desde lo anecdótico y la cubanía que le caracteriza. Ofrece demostraciones, pequeñas y esporádicas ejemplificaciones de su tres, que lo mismo se presta para interpretar un jazz que un rock.

Sobre la pérdida de una cultura de encuentro al interior del movimiento trovadoresco, expresó que con la experiencia de la Nueva Trova existía un espacio para confrontar estilos, fueran Elena Burke o Sara González, lo mismo daba. “En nuestro entorno había más comunión, más cercanía. Teníamos como un CDR de la música con presidencia y todo. Eso aglutinaba a todo el movimiento para cualquier certamen. Hoy  prima la iniciativa personal. Hay que tocar puerta por puerta. Antes no era así.”

A la enseñanza de la música cubana dedicó el último tema de la tarde, al que le confiere especial atención puesto que: “En el caso del tres, el alumno debe aprender primero lo que se instruye en la academia. Luego debe aprender lo que amerita la escuela popular. Existe una escuela del tres cubana que no habita dentro de un aula.” Y vuelve a ejemplos imprescindibles como el Benny Moré.

Hay que acercar al estudiante a la apreciación de la música cubana. Que reconozcan a Matamoros y al Benny con la misma propiedad que se estudian a los clásicos europeos. Recuérdese que: “Cuba es un arcoíris de sonoridades. Los cubanos hemos hechos música para el mundo, hemos creado para el disfrute del ser humano,” afirmó en las postrimerías del conversatorio.

Una refrescante versión de Mamá Inés regalaron ante el maestro Amat las estudiantes de guitarra de la Escuela Vocacional Raúl Gómez como muestra de lo que se cultiva desde nuestro sistema de enseñanza.

El mejor cierre para el encuentro vespertino lo protagonizó el músico y su Cabildo del Son. Hubo maestría, como es habitual, en su ejecución de “En ti multiplicada” y “Ajiaco musical”. Tan solo una invitación oportuna para continuar disfrutando de su genuina entrega durante el gran concierto convocado desde el Callejón de los Milagros en la Plaza de la Marqueta.

Fotos: ACN

 

Abre su Ronda el Pintorcillo

Uno de los más longevos festivales de la cancionística infantil, la “Ronda del Pintorcillo “abrirá sus jornadas este 18,19 y 20 de abril en defensa de la composición musical para niños desde Holguín, primera provincia que inició este movimiento .

El Festival ostenta nueva sede: el Centro Cultural Bariay, que abrirá su amplio escenario para los pequeños intérpretes y toda la familia holguinera que asista al evento, a partir de la 6:00pm, durante la semana del receso escolar.

“Hemos ido trabajando, poco a poco, en la participación de las obras tanto en la cabecera como unos 6 municipios. Anhelamos sea un gran evento como siempre lo fue, con excelente calidad y aceptación del público holguinero,” aseguró Miguel Morales, uno de los organizadores.

Casi una veintena de piezas musicales han sido privilegiadas por el jurado— integrado por cantautores, directores de cantoría, representantes del ACDAM, Orfeón Holguín y el Conservatorio de Música “José María Ochoa”  — que seleccionó entre unas 37 piezas aspirantes.

El proyecto de narración oral Palabras al viento se suma al evento de la canción infantil. Foto: Archivo

La agrupación Los Roffers y el proyecto de narración oral Palabras al Viento actuarán durante las noches de concurso que tendrá sus premiaciones este 20 de abril, a la que se suman como invitado el Mago Rey y su compañía circense, la cantautora infantil Edelis Loyola así como  integrantes juveniles pertenecientes a la Academia del Teatro Lírico “Rodrigo Prats.”

Integrantes juveniles pertenecientes a la Academia del Teatro Lírico “Rodrigo Prats formaran parte del certamen . Foto: Archivo

Con la dirección artística de Grisell Velázquez, las cantorías Ronda de los Sueños, Canto y Cuento, y Renacer pondrán su talento vocal a disposición del certamen, auspiciado por la Dirección de Cultura Provincial, la Empresa de la Música y los Espectáculos “Faustino Oramas,” el Centro Provincial de Casas de Cultura, el Ministerio de Educación, la Unión de Jóvenes Comunistas.

Se otorgarán tres primeros lugares, el Premio de la Popularidad en tanto se suman otras categorías que serán galardonadas, entre ellas: el Mejor arreglo musical, cinco menciones y, especialmente, el Gran Premio.

Varios géneros han sido defendidos por los pequeños vocalistas holguineros, cuyas edades oscilan entre los 7 y 14 años. Con énfasis en la música cubana se destacan la canción, la guajira, la conga, la guaracha, el danzón, etc. Este concurso solo premia la composición, en este caso, no se otorgan lauros a la interpretación. Los pequeños solo defienden las obras de los autores,” advirtió Velázquez.

Surgido en 1976, el Festival de la Canción Infantil “Ronda del Pintorcillo” busca estimular la creación musical para los niños, una manifestación con larga tradición holguinera. Paralelamente, sus obras han resultado finalistas y ganadoras en el Festival Nacional “Cantándole al Sol”.

 

Del Lobo, un pelo “sinfónico”

Un espectáculo 100% interactivo que enseña a los niños a través de la música y la participación resulto ser “Pedro y el Lobo y otras historias infantiles,” cuya versión protagonizara la Orquesta Sinfónica de Holguín junto a las compañías Palabras al Viento y Ronda de los Sueños, este sábado y domingo en el Teatro Suñol.

Basada en el clásico sinfónico concebido por Serguéi Prokófiev, esta versión holguinera – “que tuvo una primera temporada hace cuatro años en el Teatro Ismaelillo”- se auxilia de personajes empáticos y elementos novedosos como la narración oral, manifestación bien cultivada por los chicos de Palabras al Viento, quienes hicieron las veces de presentadores del espectáculo con el merecido aplauso e interpretaron con similar triunfo a los personajes de la fábula: Pedro y su abuelo, el Lobo, un gato, el intrépido pajarillo y una pata muy graciosa.

Ya lo anunciaba el maestro Oreste Saavedra, director de la OSH, la que lució brillante en escena:“Desde hace algún tiempo, la Orquesta ha ido identificando aquellas instituciones con las que podemos unir esfuerzos para crear espectáculos que se salgan de la línea del programa sinfónico.” Se trata de una estrategia que pretende el pacto con nuevos públicos, en este caso, el infantil.

Vale destacar la presencia de la primera figura Norma Arencibia, homenajeada durante la presentación, cuya voz profesional supo conducir el desenlace de la historia. La captura del Lobo a manos de Pedro y su amigo volador.Si de caracterizaciones dialogamos Palabras al Viento quedó debiendo tanto al público infantil como adultos el acierto en los roles de dos animales de la fábula, que no por parientes pueden confundirse con facilidad: el lobo y el gato.

Quizá el elenco de jóvenes narradores debió pensárselo mejor al momento de otorgar estos papeles a actores con genotipos tan opuestos, al punto que el gato parecía un gran felino mientras la imagen del “gran lobo” quedo minimizada por la esforzada actuación de una actriz tan pequeña como un minino. Y es que (¡atención!) los pequeños saben distinguir tamañas “sutilezas” que no llegaron a empañar la idea del espectáculo.

Aunque se esperaba un Pedro tan elocuente como la valentía que demuestra en su historia, de la que debe ser más protagonista,  enfático y alegre. Así ha sido concebido por la OSH en su recreación musical: alegre, intrépido, desentendido de los peligros del bosque que se dispone a enfrentar.

De sus múltiples gestores, la compañía exhibe talentos visibles como la joven actriz Yensi Cruz, quien sabe cómo dar vida al personaje, por más pequeños que parezca, como lo fue la popular patica que resultó resucitada de las fauces del Lobo en la historia. Halago la feliz interacción con los niños y sus progenitores: padres “cazadores”, pequeños que intermedian, sin ninguna timidez, en la escena. Actores que saludan, ríen, cantan y juegan con el auditorio.

Cuando parecía acercarse el fin, surgieron otros cuentos infantiles del agrado de los seguidores de la cantoría infantil Ronda de los Sueños, a cargo de la maestra Grisell Velázquez, cuya dirección artística logró atrapar la atención de padres y chicos. Igualmente la aparición musical del solista Ernesto Infante distinguió la jornada.

Unas seis canciones de historias musicales ya conocidas como Vinagrito, Lo feo, Que canten los niños o Juan, me tiene sin cuida´o  fueron interpretadas en poco más de una hora para reafirmar cuánto puede lograrse cuando se cultiva en los niños el amor por la cultura y el arte.

Sin dudas, una presentación que aglutinó incontables esfuerzos: 58 niños, 10 actores y casi 60 músicos de la OSH compartiendo el escenario principal. Hay canto y dramatización en abundancia. Poesía y diversión en torno a la creación de la “primera fábula musical donde los protagonistas son instrumentos.” En fin, un verdadero musical apelando a todo el sentido de la palabra. Se advierte en el trabajo actoral, en el diseño de vestuario, la concepción de cada elemento llevado a escena.

Socorrida opción para los benjamines en su receso escolar de la que también pueden disfrutar los padres. Válida idea que, desde ya, formará parte de los repertorios de cada una de las compañías que dan vida a la fábula, la que se espera sea disfrutada por pequeños de otros municipios. Así lo expuso Saavedra: “No queremos que se quede en la ciudad, convocaremos el apoyo de las autoridades para hacerlo posible.”

Como reza la fábula, “la música es invención humana, es la forma de la felicidad, hace bien, tiene la capacidad de curar.” He ahí que este montaje se abre al público familiar del Hospital Pediátrico de Holguín “Octavio de la Concepción de la Pedraja”, este 17 de noviembre, para sacar sonrisas entre consultas.

 

 

A dos años, celebración por Centro Cultural Plaza de la Marqueta

Con la tradicional ceremonia del pastel festejaron Lizandra Lafuente, directora del proyecto Plaza de la Marqueta y Yanet Ronda, directora de la Empresa Servicios al Arte junto a las autoridades invitadas. Foto: Herrera Pelegrino.

Como digno complejo cultural, las instituciones aledañas al entorno de la Plaza se sumaron a la celebración acontecida en los alrededores, entre ellos, el Álbum Café de la Egrem reservó su espacio “Trovando conmigo” a los juglares de los municipios, junto a la  especial acogida de la solista Patricia Fonseca.

Hubo feria comercial desde los exteriores de las tiendas La Cohoba y Artex para gusto de los clientes con ofertas de sus productos insignes mientras otra de las propuestas que unifica la gestión estatal  y privada cristalizó en los bares Plaza, Gato Negro y Shambalá, en los que se procuró una gran feria durante el día a todo lo largo y ancho del afamado Callejón de los Milagros. Por su parte, la Imprenta Lugones preparó una presentación de libros dedicados al público infantil a cargo del sello Ediciones Holguín.

Lo mejor de la velada se dio cita en el escenario interior. Artesanos, trabajadores y representantes del Club de Vinicultores, la Dirección Provincial de Cultura, la Egrem, Caracol, entre otros,  disfrutaron de una gala amena, muy colorida. Aderezada por la iniciativa de los propios trabajadores que, por este aniversario, optaron por celebrar con disfraces incluidos, en tanto, Ángel Batista y Marta Aguilera fueron seleccionados como mejor trabajador y artesana.

Generosos aplausos para las agrupaciones Zenda, Los Beltas, Poder Cubano y la queridísima solista Gladys María, quienes protagonizan varias peñas fijas en la Plaza, atrajeron a un auditorio selecto, amante de la buena música cubana y de la década prodigiosa. Estos artistas representativos merecieron el reconocimiento de la institución por su despliegue artístico durante 2 años.

Al agasajo no faltaron nuestras autoridades, entre ellos, Luis Antonio Torres Iríbar, Julio César Estupiñán y Julio Caballero; primer secretario del PCC en Holguín, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular y presidente de la Asamblea Municipal, respectivamente. En palabras de Ricardo Suárez Martínez, presidente del Gobierno Municipal, felicitó al colectivo y  subrayó que:

“Es un honor celebrar este nuevo aniversario de la Plaza de la Marqueta, uno de los proyectos de iniciativa local que ha evolucionado, y que conmemora su apertura justo un 4 de abril, en ocasión de los aniversarios  de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Organización de Pioneros José Martí.”

Con la tradicional ceremonia del pastel y el acompañamiento musical, la institución despidió su jornada de celebración con mayores compromisos y retos por entregar un servicio integral a cuanto cliente llegue hasta sus instalaciones en busca de la variedad gastronómica, artística y artesanal de nuestra Ciudad de los Parques.

 

Mirar al futuro desde la historia local

 

El evento aunó a varios estudiosos del patrimonio local. Foto: Herrera Pelegrino

Por Juan Pablo Aguilera Torralbas

Preservar las historia de la localidad, mirando al futuro, fue el objetivo de la XVII edición del Taller La ciudad que queremos, que se celebró en la Ciudad de los Parques, a propósito del aniversario 473 de la fundación del Hato de Holguín.

Organizado por la Unión de Historiadores de Cuba  en el territorio y  la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos, este espacio reunió a historiadores, urbanistas, investigadores y arquitectos de esta ciudad, para intercambiar y reflexionar sobre cómo mejorar nuestra ciudad.

El evento que se realizó del 3 al 4 de abril, tuvo como escenario la Sala 3D, y se desarrollaron paneles con diferentes temáticas como: Los orígenes de la ciudad, su desarrollo histórico, las acciones que se deben realizar para mejorar su arquitectura, así como el debate sobre las proyecciones de la ciudad para el futuro.

La cita resultó muy fructífera para los participantes. Foto: Herrera Pelegrino

Interesantes debates abordaron temas sobre las acciones para mejorar el urbanismo, evidencias arqueológicas, versiones sobre la fundación de la ciudad; así como proyectos comunitarios, entre ellos las Verbenas de Güirabito que rescatan las tradiciones de esta localidad holguinera.

“Me parece que tiene que haber un espacio para la reflexión y el intercambio, aunque no quiere decir que todos estemos de acuerdo con todo lo que se dice. Un evento como este resulta necesario para la ciudad y para la provincia”.

El historiador holguinero expuso además que se debe “conservar nuestro patrimonio y cuidar lo que se está haciendo a partir de los esfuerzos convocados”. Tambien insistió en la educación patrimonial tanto desde las escuelas, el hogar, las instituciones, como desde los medios de comunicación.

El evento cerró sus puertas en la Casa del Teniente Gobernador, edificación del siglo XVIII y más antigua de Holguín. Lugar que recuerda el origen de la ciudad. Allí tuvo lugar el tradicional brindis de vino y casabe, símbolo del encuentro entre las culturas aborígenes y españolas; y se lanzó la convocatoria a la décimoctava edición del taller.

La realización de este espacio anualmente permite la reflexión, el intercambio y el aprendizaje, por eso permanece abierto para todo tipo de público.