Debaten en Holguín sobre el encuentro de la cultura europea y aborigen en Cuba

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Facebook Casa de Iberoamérica

Debates en torno a las disquisiciones científicas sobre el hecho histórico del encuentro entre la cultura europea y aborigen en América centraron el “Ciclo de estudios de la cultura holguinera”, que se realizó desde la Casa de Iberoamérica como parte de la 39 Semana de la Cultura en Holguín.

En el panel vía streaming los investigadores e historiadores Hiram Pérez Concepción, Cosme Casal Corella, Benedicto Sánchez y Bárbara Martínez Pupo debatieron en torno a la importancia de conocer cómo ocurrieron estos hechos, y que significó especialmente para Holguín el descubrimiento de la isla de Cuba por este territorio, específicamente por Cayo Bariay.

Hiram Pérez puntualizó cómo se llevó a cabo el proceso, liderado por el relevante espeleólogo cubano Antonio Núñez Jiménez, para determinar el lugar exacto por donde Cristóbal Colón llegó a la isla, y luego cómo se produjeron las relaciones entre nativos y europeos, para posteriormente nombrar este hecho como “encuentro entre las culturas del nuevo y el viejo mundo”.

Por su parte Benedicto Sánchez explicó la necesidad que surgió de investigar y rescatar todos los hallazgos aborígenes y europeos que existían en Cuba, proyectos que se desarrollaron en Holguín en los años 90, cuando comenzaron las excavaciones arqueológicas en la Aldea Taína, en Banes, y las investigaciones llevadas a cabo en Bariay, las cuales determinaron que este era el sitio por donde había arribado El Almirante, el 12 de octubre de 1492, como refleja este en su diario.

Cosme Casal Corella, autor entre otros títulos de “El primer viaje de Cristóbal Colón a Cuba”, detalló cómo se realizaron los estudios para rescatar este patrimonio tangible de la historia de Cuba, lo que constituye un hecho muy importante para los países de Latinoamérica, lo que más adelante sirvió como alianza para los pueblos aborígenes en defensa de sus derechos.

Este primer contacto o encuentro entre dos culturas que desconocieran su existencia mutua, inició un proceso de transculturación, vocablo escogido por el antropólogo Don Fernando Ortiz, para expresar los variadísimos fenómenos que se originan en Cuba por las transmutaciones culturales aquí ocurridas.

Antonio Núñez Jiménez afirmó que “Bariay simboliza la puerta que abre la ruta a la modernidad cubana”, escenario natural que es componente de identidad, cultura y conocimiento universal.

La 39 de la Semana de la Cultura Holguinera, que se realizará hasta el próximo día 19, está dedicada al 270 cumpleaños de la ciudad de Holguín, a los trabajadores de la Salud, al historiador y promotor cultural David Gómez, al centenario de la Banda Provincial de Conciertos, a los 60 años de fundado el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín, al 30 aniversario de la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, y al 25 de Radio Holguín (Tomado de la ACN).

Celebra Holguín con una gala artístico-patriótica el aniversario 63 del Triunfo de la Revolución cubana

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Wilker López

La gala artístico-patriótica “Luz de Patria: Revolución”, con motivo de celebración del aniversario 63 del triunfo de la Revolución cubana, fue realizada en la noche de este miércoles en el Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol de Holguín.

Con la pieza “Obertura para un 20 de octubre”, a cargo de la Orquesta Sinfónica de Holguín (OSH), dirigida por el maestro Oreste Saavedra –también autor de este tema– inició esta velada que se distinguió por la participación del talento artístico local, entre ellos integrantes del Teatro Lírico Rodrigo Prats, la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, el cuarteto vocal Golden Voices, y los solistas Yhamila Rodríguez y Nadiel Mejías.

Bajo la dirección artística y musical del propio Saavedra, el hecho artístico recorrió distintos momentos históricos que han marcado el devenir de la isla: desde el inicio de las guerras por la independencia de Cuba, el 10 de octubre de 1868, hasta la actual lucha contra la Covid-19 en el país, resaltando el aporte de la ciencia cubana, y sus vacunas, para paliar la crisis sanitaria.

Textos líricos de reconocidos autores que patentan el ideario patriótico cubano condujeron la poética de la velada, como “Hombre de mármol”, de Ronel González; “Mensaje lírico civil”, de Rubén Martínez Villena; “Era la mañana de la Santa Ana”, de Jesús Orta Ruiz; “Humanidad”, de Delfín Prats; “Mi bandera”, de Bonifacio Byrne; “Abdala”, de José Martí y “Canto a Fidel”, de Ernesto Che Guevara.

Asimismo sobresalieron diversos temas musicales con el acompañamiento de la OSH que estampan el sentir de los cubanos en cada una de las etapas históricas, entre ellos “El mambí de Luis Casas Romero”; “La bella cubana”, de José White; “Marcha del 26 de julio”, de Jesús Díaz Cartaya; “Pequeña serenata diurna”, de Silvio Rodríguez; y “Valientes”, de Israel Rojas.

Acompañados además por Ernesto Santiesteban Velázquez, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido Comunista de Holguín; Julio César Estupiñán Rodríguez, Gobernador del territorio y otras autoridades políticas y gubernamentales, los artistas y parte del pueblo holguinero patentizaron una vez más que la continuidad es sinónimo de Patria (Tomado de la web de la ACN).

La vanguardia artística en Holguín celebra su aniversario 35 

Intercambios, conversatorios y la inauguración de la exposición Objetos, de Juan Carlos Anzardo, en la sala Fausto Cristo de la UNEAC en Holguín, integran el programa por el aniversario 35, el 23 de diciembre, de la organización que reúne la vanguardia artística en la provincia. 

El ensayista y profesor Lino Ernesto Verdecia Calunga resumió, a partir de su experiencia, estas tres décadas y media, en un encuentro con artistas en el patio de la casona de la calle Libertad en el boulevard holguinero. Mientras en la mañana, José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia 2018, y los profesores Ariel Zaldívar y Armando Cuba de la Cruz, dialogaron en este espacio sobre la Revolución Cubana y el marxismo, a propósito del aniversario 63 del triunfo revolucionario. En el panel, además del público interesado, participaron profesores de la Universidad de Holguín, miembros de la Sociedad Cultural José Martí y de la Unión de Historiadores en el territorio. Se acordó, comenta Cuba de la Cruz, realizar otros encuentros sobre el tema e incluirlo en el Taller de Historiografía del 2022. 

La UNEAC llegó también hasta el IPU Luz Palomares García, como parte de un espacio de superación profesional. Allí Armando Cuba impartió una conferencia sobre el período de ocupación estadounidense en la isla; mientras que el poeta José Poveda compartió su obra literaria. El Día del Educador, conmemorando los 60 años de la Campaña de Alfabetización, la UNEAC regresó a este centro de enseñanza con la presencia de Gilberto González Seik, poeta y director del Centro Cultural Lalita Curbelo, el escritor e investigador Ronel González, José Poveda, y el dúo humorístico Caricare, integrado por Mireya Abreu y Onelio Escalona.

El Café Literario de la UNEAC, que por más de quince años organiza y conduce el escritor y profesor Manuel García Verdecia, se sumó, en su último encuentro del año, a la jornada con la lectura de poemas de José Poveda, de su libro El bosque y las sombras, publicado por Ediciones Holguín, y Gilberto González Seik, de El país más pequeño del aire, editado por este sello en 2011. Por su parte, Cuba de la Cruz rememoró, como parte de las efemérides del día, el nacimiento de la novelista británica Jane Austen en 1775, y del poeta de la Generación del 27 Rafael Alberti en 1902. Asimismo presentó el libro Fuera (y dentro) del juego. Una relectura del caso Padilla cincuenta años después, con selección y prólogo de Abel Prieto y Jaime Gómez Triana. El maestro de la guitarra Eliezer Travieso aportó su música. 

Por su parte, Objetos, de Juan Carlos Anzardo, abierta al público en la sala Fausto Cristo de la UNEAC, reúne piezas matéricas en las que Anzardo defiende la utilización de múltiples materiales, que van desde fragmentos de metales oxidados, telas y pedazos de publicaciones, entre otros. Con influencia del movimiento informalista (que abarca las tendencias abstractas y gestuales desarrolladas en Europa después de la Segunda Guerra Mundial y en paralelo al expresionismo abstracto estadounidense), su obra nos adentra en las expresiones puras que conlleva la experimentación abstracta, el tachismo y la pintura matérica. 

Entre las características del expresionismo abstracto presentes en la obra de Juan Carlos Anzardo, uno de los más reconocidos exponentes de la abstracción holguinera, encontramos el uso del ensamblaje y las técnicas mixtas; y el hecho de concebir la superficie de la pintura como all over para significar un campo abierto sin límites en el cuadro. 

Licenciado en Física y de formación artística autodidacta, la obra de Juan Carlos Anzardo obra ha sido exhibida, además de Cuba, en España, Bahamas, Chile, Argentina, Alemania, México y Estados Unidos. Miembro fundador del proyecto y comunidad artística Yeti (UNEAC, La Habana) posee un posgrado de curaduría, y ha obtenido premios y menciones en salones en Cuba. Ha realizado ilustraciones para libros en varias editoriales en el país y el exterior. Está al frente de la galería Fausto Cristo de la UNEAC en Holguín y trabaja como profesor del Departamento de Extensión Universitaria de la Casa de Altos estudios en Holguín.

“Los escritores y artistas no han puesto pausa a su proceso creador insertándose, a partir de las tecnologías de la informática, en las Romerías de Mayo y la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, participando en paneles sobre el aniversario 60 de Palabras a los intelectuales, el estreno de un documental basado en testimonios sobre el quehacer de la UNEAC en medio de la pandemia y la realización de actividades presenciales en los vacunatorios, así como en actos político-culturales de respaldo a la Revolución”, comenta Julio Méndez, su presidente en la provincia. “La UNEAC holguinera es esencialmente revolucionaria y su membresía se reconoce en la sostenida imbricación existente entre cultura y patriotismo, y en la unidad cubana de vanguardia política y vanguardia artística”, destaca (Tomado de la web de la UNEAC). 

Nuevos premios para el arte joven en Holguín

Por Erian Peña y Vanessa Pernía Arias

Fotos AHS Holguín 

La Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín reconoció, en conferencia de prensa realizada en el Café del Arte Joven de las Casa del Joven Creador, el quehacer de noveles artistas de la provincia premiados recientemente en diversos escenarios del país. 

Las agrupaciones TóPop y Cubandaluz, además de Dj Arte, Artemio Vigueras, fueron galardonados en el Festival Cuerda Viva, principal plaza de la música alternativa en Cuba. 

Mayte Segura, directora de Cubandaluz y premiada en Cuerda Viva en la categoría Flamenco por el tema “Que nos salve el amor” del disco homónimo, comentó que aunque eran los únicos competidores y lo usual es que el apartado quede desierto por esto, el jurado admitió la propuesta dado su alto rigor musical, y los declaró ganadores. 

“Espero que esto motive a otros músicos e intérpretes de flamenco a presentarse”, añadió.

Para el 2022, Cubandaluz presentará Que nos salve el amor, un disco bajo el sello Egrem, que incluye 10 temas en los que mezcla la rumba catalana con los géneros cubanos. 

Por su parte, Adrián García y Jonathan Aroom, integrantes de TóPop, ganadores del Cuerda Viva en la categoría de Música alternativa y anteriormente del Premio Primera Base del Festival Havana World Music, confesaron participar sin demasiadas expectativas, pues competían casi veinte nominados, entre ellos William Vivanco y Qva Libre. 

Obtener el Premio desde Holguín significa un impulso, una forma de continuar visibilizando el trabajo y un compromiso mayor con el público que nos sigue, destacó Adrián.

“Vamos en serio, no estamos jugando”, añadió. Además, dio a conocer entre los próximos proyectos la creación de un DVD auspiciado por el sello BisMusic, perteneciente a la Empresa de Promociones Artísticas Literarias Artex, que en la ciudad de Holguín le abrió las puertas de la Casa de la Trova para sus presentaciones artísticas. Aunque es necesario seguir buscando y consolidando espacios para la música alternativa y experimental de los creadores holguineros, donde puedan intercambiar directamente con el público meta de su música, uno de los retos de la AHS.

Dj Arte y la cantante Dalma, con el proyecto Al Sur, resultaron nominados en Cuerda Viva con el tema “Mis ancestros”, en los apartados de Banda más popular y Electrónica; en esta última Dj Arte logró una nominación en el Cubadisco por Mundo Nuevo.

En materia literaria, el joven Andrés Cabrera mereció la Beca de creación Frónesis que entrega la AHS en el país para la culminación de su novela “El día de los santos inocentes”.

El proyecto, destacó, se centra en la familia en un entorno rural a través de temáticas relacionadas con la sexualidad a temprana edad, la educación, el machismo y la violencia, influidos por el realismo mágico y la literatura del holguinero Reinaldo Arenas.

Egresado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y recientemente graduado de Derecho, Andrés Cabrera obtuvo con “Camomila” el Premio El Dinosaurio 2020. Su novela “Musita el muy maldito”, recibió en agosto último el Premio Literario Bustos Domecq en Camagüey, y “El son de la carabela”, homenaje a la ciudad de Holguín, será publicada el año próximo por Ediciones La Luz, sello holguinero de la AHS. 

 

Añorado reencuentro con Codanza

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López 

La Compañía de Danza Contemporánea Codanza, dirigida por la maestra Maricel Godoy, regresó a los escenarios holguineros luego de una prolongada ausencia de escenarios por la situación epidemiológica que atravesaba la provincia por la Covid-19.

Esta vez, Codanza se reencontró con su público en la Sala Raúl Camayd del Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol los días 10, 11 y 12 de diciembre, junto a estudiantes de danza de la Escuela Elemental de Arte de Holguín, con un repertorio que incluyó las exitosas obras Casita, del estadounidense Robert J. Priore; Árbol de fuego, de Pepe Hevia, y Segundo sexo, coreografía de Vianki González, primera bailarina de la compañía. 

En esa casa metafísica –y colectiva–, Robert J. Priore explora la interioridad familiar y las dudas del individuo contemporáneo, basándose en matices autobiográficos: la relación con su familia y los seres cercanos, las dudas como individuo y ser social… Aquí la música recalca, además, la multiplicidad de espacios y mixturas culturales de una ciudad cosmopolita como Nueva York, donde vive Priore, pero que puede ser cualquier ciudad del mundo, y donde el artista da cuerpo a las interrogantes de la creación.

Mientras que con El segundo sexo, Vianki obtuvo el segundo lugar del Prix de Coreografía Codanza, en una de las ediciones del Concurso de Danza del Atlántico Norte Codanza y Grand Prix Vladimir Malakhov. Esta aplaudida obra aborda las relaciones interiores de cuatro mujeres y sus diferentes maneras de enfrentar la vida. Por su parte, Árbol de fuego concreta la colaboración de Codanza con Hevia, uno de los más importantes coreógrafos de su generación, y aborda temas como el desarraigo, la reconciliación, la importancia y la necesidad de sentirse, sobre todo, cubano.

Las obras programadas, antesala de las presentaciones por el aniversario 30 de la compañía en el 2022, y de la próxima edición del Grand Prix Vladimir Malakhov, han caracterizado el trabajo de Codanza en los últimos tiempos, en la búsqueda de lo que su propio lema reza: la fuerza, la vitalidad y la destreza que la definen en la escena. 

Codanza, fundada en Holguín el 25 septiembre de 1992 y considerada por la crítica especializada como una de las mejores compañías escénicas del país, ha realizado giras internacionales en países como España, México, Venezuela, Alemania, Suiza y Austria.

Importantes premios de interpretación y coreografía avalan también el trabajo de Codanza, entre ellos el Premio de la Ciudad de Holguín en varias ocasiones; en el Concurso Nacional de Coreografía e Interpretación Danzandos, en Matanzas; el Concurso Nacional Solamente Solos; el Festival Internacional “Un Desierto para la Danza”, en México; y el Encuentro Internacional de Danza en Paisajes Urbanos, en La Habana. 

 

Desde Holguín, Jornada Nacional Leer la Historia

Por Erian Peña Pupo

Fotos cortesía del CPLL Holguín

Con la premisa de acercar la historia desde las páginas de un libro y contribuir a la formación de valores patrióticos, hasta el día 11 se realizó en Holguín la Jornada Nacional Leer la Historia, con presentaciones y ventas de libro, conversatorios y paneles.

Dedicada de manera especial al 123 del fallecimiento del Mayor General Calixto García Íñiguez, y a los aniversarios 63 del Triunfo de la Revolución cubana, 60 de la Campaña de Alfabetización y 40 de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (Unhic), la jornada concentra sus actividades en espacios como museos, centros culturales y parques, escuelas, además de vincularse con los profesores y alumnos de la Universidad de Holguín. 

En el programa sobresale la presentación, por el investigador y antropólogo Alejandro Torres-Gómez de Cádiz Hernández, de Palabras a los intelectuales, volumen que recoge el histórico discurso pronunciado por el Comandante en Jefe Fidel Castro el 30 de junio de 1961; Calixto García en la Guerra Grande, del historiador Hernel Pérez Concepción, libro que obtuvo el Premio de la Crítica Histórica José Luciano Franco Ferrán; y Los hombres de los cascos de acero y los fusiles Springfield: Documentos del escuadrón 17 (Baracoa 1957-1958), de los historiadores José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia, Marilú Uralde y Alejandro Hartman, que pone a disposición del lector una compilación de documentos de un escuadrón del ejército de la dictadura de Fulgencio Batista.

Además, se realizó el panel “Las perspectivas y desafíos del libro de historia en Holguín”, con la profesora e investigadora Mayra San Miguel Aguilar, con invitados de los sellos Ediciones Holguín, La Luz, Cuadernos Papiro y La Mezquita, este último perteneciente a la Unhic en la provincia; y se abordará, por el historiador Hiram Pérez Concepción, el valor de los registros escritos y archivos documentales para la memoria histórica. 

Como parte de la Jornada, auspiciada por la Unhic y el Centro Provincial del Libro y la Literatura, se dedicó un día al público infantil, al presentarse, entre otros títulos, Temporada de héroes, de Eldys Baratute, y Conociendo a Martí, selección de Adela Moro. 

La clausura de la Jornada Nacional Leer la Historia, el sábado 11, se realizó en el Museo Provincial La Periquera, con el objetivo de homenajear a Calixto García Íñiguez, el General de las Tres Guerras, a partir de varios libros publicados por el sello La Mezquita. 

 

Presentan en Holguín Patria, antología poética de Cuadernos Papiro


Por Erian Peña Pupo
Fotos cortesía del FCBC Holguín
“He aquí las voces de quienes festejan su terruño, quienes ajenos a intereses falsificados conforman desde el arte un particularísimo itinerario de la patria, y componen, escriben, cantan… En tiempos de vilipendios y forcejeos, aflora la patria en toda su espléndida dimensión, ese sitio misterioso donde coinciden las demarcaciones geográficas y el mapa de los afectos”, aseguró el poeta Moisés Mayán Fernández en las palabras de presentación de Patria, compilación poética de la Casa Editora Cuadernos Papiro de Holguín presentada en la Feria Nacional de Artesanía 2021, que se desarrolla en esta provincia del 3 al 12 del presente mes, auspiciada por la filial holguinera del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC).
El libro-arte reúne 28 textos dedicados a la patria de poetas y músicos cubanos, desde “Soneto VI” de Lorenzo Lazo de la Vega y Cerda; fragmentos de “El Himno del desterrado”, de José María Heredia; “El juramento”, de Gabriel de la Concepción Valdés (Plácido); “Al partir”, de Gertrudis Gómez de Avellaneda; “La Bayamesa” (Himno Nacional de Cuba), de Perucho Figueredo; “Galas de Cuba”, de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo; “Mi bandera” Bonifacio Byrne; “De esa manera”, de Nicolás Guillén; y “Patria” de Roberto Fernández Retamar.
Además, la letra de canciones que integran el cuerpo identitario nacional, la memoria colectiva, patriótica y sentimental de la Nación, como “Mujer bayamesa”, de Sindo Garay, “El mambí”, de Luis Casas Romero; “Yo soy el punto cubano”, de Celina González y Reutilio Domínguez; “Pequeña serenata diurna”, de Silvio Rodríguez, “Cuba va”, de Silvio Rodríguez, Noel Nicola y Pablo Milanés, y “Me dicen Cuba”, de Alexander Abreu. Integran también sus páginas, textos líricos de Carlos Manuel de Céspedes, Miguel Teurbe Tolón, Dulce María Borrero, José Agustín Acosta, Manuel Navarro Luna, Rafaela Chacón Nardi y Alexis Díaz Pimienta.


Con una tirada de 100 ejemplares totalmente manufacturados y enumerados, ilustrados por el artista holguinero Emilio Leyva y editado por Manuel Arias Silveira, director de Papiro, Patria es un canto a la porción de tierra donde nacimos los cubanos, además de la alusión a símbolos, atributos y tradiciones que resume esta palabra tan profunda, destacó Arias.
“En la simbólica noche de los siglos hay un instante donde el plomo fundido en la manigua es no solo bala, sino también linotipo, matriz de la palabra, infalible línea de caracteres. En Cuadernos Papiro, el papel se hace a mano, se espolvorea con el suelo sanguíneo de la región, se añaden fibras vegetales, pétalos, pequeños cuerpos de celulosa que aguardan su (necesaria) guerra, su plomo… Entonces hay un instante (otro) donde el colectivo de Cuadernos Papiro, arengado por la mano redentora de Martí, converge en ese concepto sagrado sonde el que reposan los principios de identidad y nación. Marzo de 1892 y el presente inmediato, se superponen pesados como láminas de plomo, tenues como noches que se topan en el viento. Patria, el periódico soñado por Martí. Patria, las páginas recién nacidas de las prensas de Cuadernos Papiro”, subrayó Moisés Mayán en el prólogo del libro que resulta un homenaje al periódico Patria, al reflejar en su interior el diseño de las páginas de la histórica publicación revolucionaria fundada por José Martí el 14 de marzo de 1892.
“Me aventuro a afirmar que no habrá cubano que no se estremezca con estas páginas, sacudido el corazón como bandera al aire, brillantes los ojos como escarabajos expuestos al rocío. ¿Cómo definir la conjunción de todas nuestras lealtades? ¿Cómo designar ese espacio primigenio donde confluyen los procelosos ríos del alma? ¿Cómo nombrar lo innombrable? Patria, patria, patria…”, añadió Mayán al comentar esta antología poética de Papiro, sello fundado en noviembre del 2001 que se destaca por realizar libros-arte sobre papel manufacturado, ilustrados con grabados labrados a mano por prestigiosos artistas cubanos.


Cuadernos Papiro, sitio donde además radica el Museo de la Imprenta y el Taller de Papel Manufacturado de Holguín, ha publicado la obra de grandes autores como José Martí, Miguel de Cervantes, Antoine de Saint-Exupéry, Virgilio Piñera, José Lezama Lima, Dulce María Loynaz, Gastón Baquero y Nicolás Guillén; así como valiosos autores holguineros, entre ellos Lourdes González, Jorge Hidalgo, Ronel González, José Luis Serrano, Moisés Mayán.

Asomo de un Salón


Por Erian Peña Pupo
Fotos del autor

Algo predispuesto con los Salones, uno asiste a sus inauguraciones sabiendo que encontrará, cuando menos, una selección –representativa o no– del quehacer actual de un grupo de artistas pertenecientes a un determinado contexto social o geográfico, pero conociendo que esa muestra no tiene que ser necesariamente el estado del arte en ese momento. Uno asiste a los Salones con la certeza que encontrará piezas que ha visto en otras muestras, personales o colectivas… Uno asiste a ellos –pesimistas que somos– aun sabiendo que los más reconocidos artistas no siempre estarán presentes y que –y esto es algo bueno– los jóvenes van ocupando el lugar legitimador que la institución ha creado como catapulta visibilizadora de su trabajo (sabiendo incluso que muchas veces han fallado las estrategias de promoción y legitimación). Aun así uno los visita, insiste en recorrerlos, incluso después de haber leído varias críticas donde se subraya el carácter epidérmico, monótono, tradicionalista, rígido… que en los últimos años asolan los salones en varias ciudades del país. No todos, está de más decirlo; y aquí es donde la museografía y el ejercicio curatorial, principalmente, han venido a distinguir algunos salones en el panorama insular.
Uno asiste al XXIX Salón Provincial de Artes Visuales de Holguín, abierto al público en el Centro Provincial de Artes (CPA) con un título, Asomo de un Salón, que nos reafirma la “gradual retracción, en detrimento de la deseada pero pocas veces alcanzada representatividad de los procesos artísticos locales”, que en esta edición el certamen –el principal de su tipo en la provincia– ha mostrado, como asegura su curadora Bertha Beltrán, pero con el deseo de que la tan deseada representatividad dé paso a la necesaria calidad del mismo (Un título que, incluso, recurre inteligentemente a la ironía, a lo lúdico, a aprovechar y sacar partido de las debilidades de la edición, como alternativa necesaria, lógica y perspicaz).
Cada año el joven equipo del CPA, que celebra su 30 aniversario este año, liderado por Yuricel Moreno Zaldívar, ha buscado alternativas y potenciado disímiles ejercicios curatoriales para revitalizar los salones locales –tanto en el Provincial, cada dos años, como cada enero el Salón de la Ciudad–, y desde una mirada crítica y cuestionadora, incluso del hecho artístico, del mercado del arte, la institucionalización y circulación del mismo, y de la propia articulación de los salones como entes legitimadores, visibilizar la producción plástica holguinera, pues “como evento es un sujeto vivo, dúctil, susceptible a cambios y, sobre todo, es un riguroso ejercicio de pensamiento, para no correr el riesgo de quedar obsoleto en el tiempo”, añade Berta en el catálogo, pues el Salón Provincial no está ausente de varias de estas cuestiones: la falta de reconocidas firmas, la poca participación de los artistas locales, que ha hecho menguar el nivel de convocatoria y el interés, la calidad de las obras en concurso… (Todo esto, de alguna manera, podía reflejar el estado de las artes visuales en Holguín).
Este riesgo lo ha evitado siempre el Salón, pues ha sido un espacio “con amplia tradición dentro de la vida cultural holguinera”, y que “se ha caracterizado por mostrar el quehacer de la provincia y a lo largo de estos años, premiado el ímpetu de varias generaciones de artistas”.
Esta 29 edición reunió a 18 creadores y 25 obras en concurso, lo que subraya que “queda mucho por desear, hacer y mostrar”, pues “asistimos al nacimiento de tiempos que imponen nuevos y difíciles retos”. “Partiendo de un eje curatorial con un pensamiento crítico que vincule a un creador motivado y comprometido, para un público ávido del disfrute estético, el Centro de Arte en el año 30 de su aniversario tiene como reto futuro rebasar todas las expectativas posibles”. Sin dudas sobrepasar este “asomo” de lo que ha sido el Salón Provincial, a partir del análisis y superación de esta experiencia, matizada por los efectos sociales de la Covid-19 y las alternativas para sobreponerse, personal e institucionalmente, constituye una vara alta que la institución holguinera sobrepasará con éxito.
Repasemos los premios de esta edición del Salón. El jurado, integrado por Leticia Leyva Azze, Ernesto Ceballos Hernández y Víctor Manuel Velázquez Mirabal, decidió entregar un Premio único “por trascender la visión meramente estética o formal, por plantearse una metáfora acerca del vacío y del espacio existencial con la depurada carga minimalista y por el sentimiento de libertad que aportan”, al proyecto escultórico “La libertad de la tierra”, fotografía digital de Luis Alberto Santiesteban Góngora (en mi opinión, una de las obras más interesantes de una muestra pequeña y variopinta). Mientras que las menciones recayeron en Juan Carlos Domínguez Diez, por el video “Piel de Burdégano”, y Cristian Escalona Herrera, por la obra de la serie fotográfica digital “Sobre como las palabras construyen imágenes”.
Por su parte, la Asociación Hermanos Saíz premió “¡Cierra las piernas!” (monotipia/cartulina) de Cecilia Patricia Vaca Rodríguez; la Filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales a Raymundo Sosa Tamayo con “La caravana” (óleo/lienzo); y la Uneac sumó su reconocimiento al Premio entregado por el jurado a Luis Alberto Santiesteban Góngora.
Además de los premios otras obras destacan en la propuesta: “Grafemas para un políglota”, fotografía digital de Aníbal de la Torre; “La familia insurrecta” y “Obertura cubana”, mixtas/lienzo de Dayamí Pupo; las obras de la serie “De avispa” y otras piezas de Cecilia Patricia Vaca Rodríguez; las obras de la serie “Fashion On” de Dayamí Rodríguez; “Antojos” (acrílico/lienzo) de Hennyer Delgado Chacón, y “Mezcla homogénea”, de Mariannis Mirabal Ripoll.
Más allá del hecho curatorial, me parece que lo más significativo de este Salón –como en otros salones recientes– ha sido la convergencia de diferentes poéticas con un discurso ideoestético propio dentro del quehacer regional y nacional, incluso análogo en cuanto a intenciones e interrogantes creativas y sociales. Así la galería se convierte en ese espacio donde todo es posible: vórtice abierto a múltiples posibilidades que terminan confluyendo semánticamente y mostrando una parte, aunque no sea representativa, aunque no sea la deseada, del cuerpo plástico holguinero. Un Salón que, en próximas ediciones, estoy seguro de ello, sabrá superarse y crecer. Mientras bien vale la pena “asomarnos” un poco para ver mejor.

Días de FULL en Holguín

Por Erian Peña Pupo 

Fotos Facebook CCLLHolguín 

Con un variado programa de actividades, las diferentes sedes de la Universidad de Holguín (UHo) acogen la celebración del 13 Festival Universitario del Libro y la Literatura (FULL). 

Luego de una apertura simultánea, el FULL ha protagonizado conversatorios, presentaciones de novedades literarias, expo-ventas de títulos, por reconocidos escritores de la provincia, con la participación de Extensión Universitaria y el Centro Provincial del Libro y la Literatura, con su Centro de Promoción Pedro Ortiz Domínguez.

Entre ellos destacan el intercambio con los estudiantes a propósito de los 35 años de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y el trabajo de Ediciones La Luz, con Luis Yuseff, Elizabeth Soto y Norge Luis Labrada, realizado en la Facultad de Ciencias Médicas. Mientras que en la sede Celia Sánchez Manduley, la Doctora en Ciencias Carolina Gutiérrez Marroquín y Eliel Gómez, presidente de la Sociedad Cultural José Martí en Holguín, protagonizaron el  conversatorio “José Martí, ese misterio que nos acompaña”, a propósito del Día Internacional del Estudiante. Además, el espacio “Historia local e identidad”, en la sede Oscar Lucero Moya, realizó un intercambio sobre patrimonio holguinero, con el historiador Hernel Pérez Concepción y los alumnos. 

Librería como la Ateneo Villena Botev, la Celestino y la José de la Luz y Caballero ofertaron sus títulos. Mientras que escritores como Moisés Mayán, Kenia Leyva, Liset Prego, Ronel González y Erian Peña, dialogaron con los jóvenes sobre las principales novedades editoriales de Ediciones La Luz y Ediciones Holguín, reconocidos sellos de la provincia.

También fue lanzado el concurso “Leer la Patria”, dedicado a los estudiantes, en coordinación con la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), la Dirección Provincial de Cultura y el Centro del Libro, que será premiado en la clausura de esta edición del FULL y cuyas bases se pueden conocer en la página de Facebook del Centro de Promoción. 

 

A 59 años de un sueño lírico

Por Erian Peña Pupo 

Fotos Archivos CCCLaLuz 

El 16 de noviembre de 1962 marcó ineludiblemente un antes y un después en la vida cultural holguinera. Ese día el público reunido en el entonces Teatro Infante, hoy Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol, aplaudió frenético la puesta en escena de Los Gavilanes, zarzuela estrenada en 1923 por los españoles José Ramos Martín y Jacinto Guerrero.  

Aquel grupo de cantantes, la mayoría procedentes de diversos coros de la ciudad, con la presencia, además, de la soprano Gloria Herce, la pianista Graciela Morales y una orquesta dirigida por Carlos Avilés y José Fernández, bajo la dirección general del joven barítono Raúl Camayd Zogbe, repuso la conocida zarzuela española ante la insistencia del público holguinero. Un público que aprendió desde entonces a amar y defender el género lírico como uno de los principales baluartes culturales y espirituales de la ciudad. 

Nacía así el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín, un colectivo que este año arribó a su 59 aniversario, siendo una institución insigne de las artes escénicas en Holguín y entre las más importantes compañías de su tipo en el país. Dirigida por Liudmila Pérez, sucesora de la soprano María Dolores Rodríguez Cabrera, fallecida recientemente por Covid-19, el Lírico holguinero ha trabajado con importantes directores artísticos y realizado giras a varios países. Integrada por un centenar de artistas, cuenta con un amplio repertorio de zarzuelas, óperas, operetas, comedias, sainetes, revistas musicales y conciertos. Posee escuelas de Nivel Medio y Superior de canto, lo que permite que se revitalice continuamente y enriquezca sus canteras de las mejores voces del movimiento lírico cubano. Su más reciente estreno es la opereta La viuda alegre. El trabajo de cuerpo de baile y coreografías poseen la impronta de Alejandro Millán. 

La Dirección Provincial de Cultura, el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, el Centro de Comunicación Cultural La Luz y el sistema de instituciones de la cultura en la provincia, felicitan al Teatro Lírico Rodrigo Prats, y a su nueva directora Liudmila Pérez, en su 59 aniversario, símbolo de nuestro sueño lírico soñado por el maestro Raúl Camayd y materializado en nuestra ciudad para gloria de la cultura holguinera y cubana.