Mayarí tiene su son

Por Erian Peña Pupo y Vanessa Pernía Arias

Fotos Wilker López

 

Con una peregrinación a la tumba del sonero mayaricero Rolando Neyra y un homenaje a la profesora de música Altagracia Tamayo, madre del reconocido pianista Frank Fernández, inició en Mayarí el XXIX Encuentro Nacional de Agrupaciones Soneras.

El evento, que se realizará hasta el próximo domingo 10, está dedicado en esta edición al 151 aniversario del Inicio de las Guerras de Independencia, al 125 del nacimiento de Miguel Matamoros, al centenario del sonero mayaricero Crescencio Ramírez, a la agrupación Juventud Taína, a la Egrem en Holguín y a la Empresa ECOI-16, del propio municipio.

El Encuentro, conocido además como Festival del Son de Mayarí, rindió homenaje a Altagracia Tamayo frente al monumento que perpetúa su memoria en la calle Leyte Vidal.

Allí la Banda Municipal de Conciertos y los cantantes César E. Moraga, Luis A. Moreno y Adrián García interpretaron temas del importante artista Benny Moré, el Bárbaro del ritmo. El Encuentro rinde especial tributo al Benny en su centenario, al igual que al Conjunto Chapotín en su 70 aniversario, al programación de la televisión cubana Mediodía en TV, a la Empresa Nacional de Música Popular y al destacado músico Juan Formell.

Luego de las palabras de apertura, realizadas por Aracelis Mustelier, directora del Sectorial municipal de Cultura, el pueblo y los participantes se unieron al desfile por la céntrica calle Leyte Vidal hasta la Plaza Martín Meléndez Pittaluga o Plaza del Son de Cuba. Allí se realizó el espectáculo infantil “Los niños cantan y bailan al son”, otro merecido homenaje al Bárbaro del ritmo en su centenario, realizado por jóvenes artistas, miembros de la Brigada José Martí y de la Casa de Cultura en este oriental municipio.

“Estamos el año entero pensando y organizando el Festival, pues la gente lo espera, lo tiene metido en la sangre, lo quiere, lo disfruta y lo defiende. Mayarí es son”, comentó Jorge (Tito) Cabreja, director de Taínos de Mayarí y presidente del Comité Organizador del Encuentro.

En la jornada inaugural –en la que estuvieron presentes Rachel García Heredia, directora provincial de Cultura, Doris María Vidal, directora de la Empresa Provincial de la Música y los Espectáculos, entre otros dirigentes del Partido, el Gobierno y las direcciones provincial y municipal de Cultura– fue presentado en la Casona Cultural el disco Pura música cubana, de Taínos de Mayarí, anfitriones del evento; se abrió al público una exposición en la Galería de Arte por el 29 aniversario del evento; y finalizó la noche con un concierto en la Plaza Martín Meléndez Pitaluga del Grupo Juventud Taína.

Se presentarán en Mayarí los colectivos: Caribe Girls, Juventud Taína, Mateo Rumba, el Septeto Santiaguero, Conjunto Mayacuba, la Original de Manzanillo, El Noro y Primera Clase, El Gallo y su Orquesta, Sonora Soles del Son, Taínos de Mayarí, el Septeto Mayanabo, Los Guayaberos, la orquesta Los Tanameños y la orquesta Hermanos Avilés.

El Festival propone para los próximos días: la Feria del Libro y el Disco, en el corredor del Cine Mayarí; el Coloquio Raíces y tendencias del son, en el Museo Municipal, donde el investigador Zenobio Hernández reflexionará sobre la vida y obra de Faustino Oramas, El Guayabero; la Jornada Comunitaria Cultura y Tradición, en el consejo popular Guaro; Actividad del Arte Joven, con miembros de la Brigada José Martí; el Encuentro del artista con el pueblo, en la Casa de Cultura, esta vez con Fernando Dewar, director del Septeto Santiaguero; el Encuentro de Ruedas de Casino, entre otros.

 

 

La UNHIC desde una mirada introspectiva

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Facebook de Rachel García

Con un homenaje a la recién fallecida historiadora camagüeyana Elda Cento, Premio Nacional de Historia 2015, se desarrolló en Holguín la reunión extraordinaria del ejecutivo nacional de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC) para debatir los asuntos internos de la organización y los derroteros en los que se enrumba la investigación historiográfica en nuestro país.

Este encuentro, dirigido por Jorge Luis Aneiros, presidente nacional de la UNHIC y subdirector de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, centró sus objetivos de trabajo sobre los acuerdos tomados en pasadas citas y el trabajo previsto para el próximo año.

Entre los puntos más sobresalientes de esta agenda se destacan: el cumplimiento del presupuesto de la Unión, así como la aprobación de la modificación del presupuesto del 2019 a partir del incremento salarial y el ajuste de otros gastos; la aprobación del proyecto de subvención nacional para el 2020; la situación de la conectividad en cada una de las filiales de la organización y el trabajo con las redes sociales; la revisión del cumplimiento de las tareas del Plan Anual de Actividades del 2019, y un análisis del Plan de Actividades para el 2020.

En este último punto sobresale la filial holguinera, al ser una de las que mayor cantidad de actividades organiza en el año. Dentro de las acciones previstas para el 2020, precisó Hiram Pérez Concepción, presidente provincial de la UNHIC, se encuentra el Evento de Jóvenes Historiadores, el Encuentro de Historiografía, la Jornada por el Bicentenario de Lucía Íñiguez Landín, el Evento Nacional de Guerras de Independencia, Jornadas arqueológicas, entre otras.

Asistieron, entre otros directivos, Rachel García Heredia, directora provincial de Cultura, y Nilser Batista, funcionario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Holguín.

 

Teatro del viento: Hombre en el horizonte se estrena en Holguín

Por Erian Peña Pupo

Fotos José Fornet Lezcano (cortesía de Teatro del viento)

Toda experiencia teatral es un descubrimiento, un hallazgo a partir de una búsqueda. O varios hallazgos, varias búsquedas… Tanto para el espectador como para el dramaturgo, el director, los actores… el hecho teatral se convierte en una epifanía de sentidos; en una tabla de salvación a la deriva, en el medio del océano, cosida al horizonte.

Eso nos lo reafirma Hombre en el horizonte, estreno mundial de Teatro del viento, compañía camagüeyana dirigida por el también dramaturgo Freddys Núñez Estenoz. Freddys estrenó en el Teatro Eddy Suñol de Holguín la obra, pero nos advierte que, además de estreno mundial, es el work in progress. O sea, que es una obra en proceso que puede –y lo irá haciendo– sufrir variaciones, cambios… en pos de un crecimiento lógico. En dependencia de estas primeras puestas, Hombre en el horizonte irá limando sus detalles, perfeccionando el trabajo actoral, la puesta en escena, aprehendiendo en el acto…

Aun así la obra respira bocanadas de aire fresco ¿de mar? Tiende a robustecerse en el camino, en cuanto exploración constante de la psicología humana. Esa fuerza parte de la propia escritura dramática y la puesta en escena: Freddys nos ha dicho que le interesa buscar, desde la teatralidad, dentro de las causas y problemas sociales. A ellos se acerca, bisturí en mano, para representarlos en escena, como se representa a un país.

Creo que lo que sobrevuela –como los pájaros en la bahía– Hombre en el horizonte es la soledad. El miedo constante a quedarse solo, sin oportunidades, esperanzas, sueños… El miedo a que no haya otras oportunidades, a quedarnos como varados en la nada.

La escenografía es precisa, pero portentosamente visualizadora: un recuadro de arena que viene siendo un fragmento de playa; un pequeño muelle de tablas de madera; el mar, frente a los espectadores y también detrás, proyectado sobre una pantalla… En este espacio se desarrollan las tres historias que vienen a estar moldeadas por la soledad.

La primera de ellas: el encuentro de un pescador que prepara su carnada con una joven de ¿19 años? llamada Roberto-Marta-Carlos que quiere morir. Esta le pide que la lleve en el bote a la bahía para suicidarse poéticamente, como Alfonsina Storni, arrojándose al mar. “Una marimacho que quería una muerte poética”, diría después el pescador.

La segunda: dos jóvenes que se encuentran en el mismo pedazo de playa y que han venido a pescar en la costa. A pescar sin instrumentos, en el sentido marcadamente sexual que el término “pescar” pudiera tener hoy día. “Solo veo un hombre que viene a pescar”, le dice uno a otro. Y ahí, en una tirantez que, desde el principio muestra una marcada tensión sexual, terminan partiendo juntos detrás de las uvas caletas de la costa.

La tercera: una señora ¿poetisa? se explayará en un interesante monólogo rozando la locura y el desvarío, mientras espera la llegada de la Pinta, la Niña y la Santa María, capitaneadas por el mismísimo Cristóbal Colón. Además del miedo a la soledad, casi palpamos el tiempo perdido, la frustración, la necesidad de perseguir los sueños, las vidas truncadas por las situaciones políticas; somos como un papagayo, que repite consignas, nos dice. La llegada de ¿su hija? incrementa ese desvarío en una especia de juego de roles valido, consensuado, pero que termina roto, rozando varias veces los lindes del absurdo. Ella es una mujer que espera una tabla de salvación, una opción que la libere.

Estas tres historias ocurren en un mismo lugar: el coto de playa, cerca de la bahía. Incluso los personajes más de una vez tienen cierta relación entre ellos. Aunque un elemento unifica la puesta: el anciano pescando sobre una goma en la bahía, con 500 metros debajo de sí, medio kilómetro. Pescando obstinadamente, pero sin llevar nada a casa, nos dice uno de los jóvenes de la segunda historia, su nieto; o llevando cuando más pomos vacíos que recoge en la orilla, para alimentar a su familia, como antaño lo hizo. El mismo viejo que la muchacha de la primera historia ve lejos, sin llevarla en su goma, y que es amigo del pescador. El viejo ¿existe o no existe? que la mujer de la última parte, en uno de sus poemas, lo describió como “cosido al horizonte”. El mismo que siempre ha estado allí, presente como personaje, pero no en escena. Esa quizá sea una de las metáforas más hermosas –por lo dura, por lo utópica– de esta obra de Freddys Núñez: la silueta de un pescador, anciano, persistiendo en medio de una había contaminada, aun con esperanzas de alimentar a los suyos, casi siempre sin lograrlo, pero sirviendo al mismo tiempo ¿lo sabrá acaso? como símbolo de anhelo, de utopía… Saberse allí, completamente solo en el medio del mar profundo, cosido al horizonte, siendo útil.

Los personajes de Freddys –bien es un recurso poético suyo, y por demás permisible en la obra– parecen seres marginales (la otredad) a primera vista: un pescador; una joven lesbiana con un lenguaje un poco grosero, que refuerza más esta marginalidad; dos jóvenes de cualquier ciudad costera, buscando el placer de la carne pescada en la costa… Pero estos personajes –y ahí lo ambiguo en primer momento– poseen una fuerte carga cultural que los aleja al mismo tiempo de esa marginalidad pensada al inicio: escriben poemas, buscan muertes líricas, usan un suéters con la imagen de una representación de ¿Buda?, ven películas tan poco perseguidas por el espectador joven como Hombre mirando al sudeste, el clásico de 1986 del argentino Eliseo Subiela, conocen a Alfonsina Storni y su trágica muerte… entre otras intertextualidades que remiten más al dramaturgo que a la propia concepción de los personajes, pero como vimos, en el teatro, terreno de amplias posibilidades, estas licencias son más que bienvenidas. Y, claro, no podemos subestimar a ningún personaje de esta obra ni de otra.

Estos seres desasidos son reflejo de una época, de una sociedad. Hombre en el horizonte nos insiste en ello y nos da varias posibilidades para creerlo. Estreno en sí, es un work in progress –así lo definió el director al presentarla–, por lo que, vimos, muchos elementos pueden cambiar: en lo personal me desorientó un poco la concepción del espacio, pero no todo –agradecible, dinámico–, sino el mar: muchas veces los personajes lo mismo rozaban el agua con sus manos que caminaban sobre esa zona; la interpretación, sobre todo la dicción, de algunos actores, aunque el director nos ha dicho que solo llevan 9 días de preparación y las subsiguientes puestas limarán esto; algunos detalles que pueden pasar desapercibidos por el público, pero que refuerzan la veracidad de los diálogos y la historia: Alfonsina, por ejemplo, no se suicidó adentrándose en el mar lentamente como dicen las versiones románticas de la historia –como sí lo hizo, pero en un río y con los bolsillos llenos de piedra, la inglesa Virginia Wolf–, sino arrojándose de la escollera del Club Argentino de Mujeres, en Mar del Plata. Aunque, versión romántica harto explayada, se justifica en el diálogo de la primera historia. Los personajes no tienen que decirnos la verdad, sino su concepción de la verdad. Eso es teatralmente lo que importa en una puesta como esta de Teatro del viento.

Por lo demás, Hombre en el horizonte es una obra sugestiva, arriesgada, desde el texto, la concepción y puesta en escena, que se regodea en una elementalidad plástica, atractivamente visual, y que, aún más por eso, explora –como ha venido haciéndolo Freddys y Teatro del viento desde hace 20 años, aniversario que celebran en este 2019– los vericuetos humanos, tratando de reflejar y también exorcizar toda soledad posible.

 

 

 

Teatro del Viento de Camagüey actuará en Holguín

Por Rosana Rivero Ricardo

Fotos Radio Cadena Agramonte y Facebook de Freddy Núñez

El colectivo escénico Teatro del Viento, de Camagüey, tras varios años sin actuar en la provincia de Holguín, actualizará al público del territorio sobre su labor, con la puesta de tres piezas en el Teatro Suñol de la Ciudad Cubana de los Parques, en las noches del 31 de octubre al 3 de noviembre.

La agrupación que representa en escena los conflictos de la sociedad cubana contemporánea desde el arte y la investigación, realizará el día 31 en Holguín el estreno mundial de la obra Hombre en el horizonte, la cual se acerca a la realidad eminente del ser humano, aunque desde una perspectiva más metafórica, según anunció Freddy Núñez, director del colectivo.

El dramaturgo expuso además que No tengo saldo, pieza que se pondrá en el “Suñol” en las jornadas del 1 y 2 de noviembre, tuvo mucho éxito en sus puestas en las ciudades de Camagüey y Bayamo, al resultar un espectáculo atractivo por su discurso y el trabajo actoral.

Por su parte, Otoño (un melodrama), que tendrá su función número 95 en Holguín, es una obra dedicada a los conflictos que genera la ópera y a los personajes que se encuentran en las grandes urbes como Viena, capital de Austria, donde fue escrita por Núñez.

Las presentaciones de Teatro del Viento en el “Suñol” devienen homenaje por los 80 años de esta prestigiosa institución cultural holguinera, que celebró el pasado 2 de junio, fecha de cumpleaños, que comparte el colectivo camagüeyano, surgido en 1999.

 

Acogerá Mayarí XXIX Encuentro Nacional de Agrupaciones Soneras

Por Rosana Rivero Ricardo
Fotos Wilker López y cortesía Taínos de Mayarí
“El son de altura con sabrosura” y “lo mismo a prisa que suavecito” lo bailará no solo Carola, sino todo el que llegue a Mayarí entre el 6 y el 10 de noviembre, cuando se realizará en ese municipio del este de la provincia de Holguín, el XXIX Encuentro Nacional de Agrupaciones Soneras.
Jorge (Tito) Cabrejas, presidente del Comité Organizador del evento y director de los Taínos de Mayarí, agrupación anfitriona, anunció en conferencia de prensa que protagonizarán estas jornadas de concierto la Original de Manzanillo y el Gallo y su Orquesta, de la provincia de Granma; el Septeto Santiaguero, de Santiago de Cuba y Caribe Girl y El Noro y Primera Clase, de La Habana.
El programa en el que se insertan todas las instituciones culturales del territorio, también prevé la presentación de varias orquestas de Holguín como la centenaria Avilés, Los Guayaberos, Los Tanameños, Soles del Son, Mayanabo, Mayacuba y Los Taínos, próximos, estos últimos, a celebrar su aniversario 65.
Entre las 17 actividades previstas, además de los conciertos en la plaza Martín Menéndez y el centro cultural Los Munenes, se encuentran el homenaje a Altagracia Tamayo, madre del pianista Frank Fernández; la Feria del Libro y del Disco; la Peña de la Rumba, el Encuentro del Artista con el pueblo y el tradicional espacio “Los niños bailan y tocan al son”.

Sobresale la realización, por primera vez en Mayarí y en el contexto del Encuentro, del Festival Provincial de Ruedas de Casino que auspicia el Sistema de Casas de Cultura, en el que intervendrán colectivos de ocho municipios.
De austera calificó esta edición del evento Cabrejas, pero pródiga en la defensa de la cultura, la cubanía, el son y, especialmente, de la manera en que se toca el género musical cubano más conocido internacionalmente en Mayarí, que se distingue del modo en que se interpreta en otras regiones del oriente de la Isla.

El desarrollo cultural, tarea de todos

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López

Con las bases de la política cultural cubana como punto de partida para el diálogo y el trabajo desde el Ministerio de Cultura, se realizó en el Centro Cultural Bariay de la Egrem en Holguín un Taller para el debate del Programa de Desarrollo Cultural en la provincia.

Organizado por la Dirección Provincial de Cultura, en el Taller participaron artistas, profesores universitarios, directivos provinciales de instituciones, representantes de la enseñanza artística, directores municipales de Cultura, especialistas del Sectorial provincial…

De esta manera, directivos del sector y artistas y profesores holguineros debatieron los puntos del Programa de Desarrollo por los cuales se rige en la provincia el trabajo cultural.

Este Programa propone, entre sus puntos, estimular el desarrollo y la promoción de la creación artística, la preservación y difusión del patrimonio cultural de la Nación, potenciar el trabajo artístico-comunitario, la enseñanza artística y la investigación cultural.

El profesor Moisés Álvarez González subraya en este Programa su amplia “proyección provincial”, donde se refleja “la protección y seguridad del Patrimonio” y la “vinculación con los centros superiores”. Mientras el poeta y promotor cultural Gilberto González Seik asegura que “lo más importante es priorizar la creación” y abogó por la “participación activa de los creadores en el diseño de la programación cultural”.

Por su parte el profesor universitario Alejandro Torres Gómez de Cádiz, miembro del Consejo Provincial de las Ciencias Sociales, subrayó la necesidad de generar “un sistema de gestión integral para la cultura” y “un proyecto de estudios de consumo cultural”.

De esta manera se vincularía más el trabajo de la Universidad y el desarrollo cultural, añadió.

Entre los demás debatidos en el Taller, presidido por Rachel García Heredia, directora Provincial de Cultura, y Nilser Batista, funcionario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC), estuvieron la necesidad de fomentar la crítica artístico-literaria, la conservación del patrimonio en la provincia, la enseñanza artística, entre otros.

La lista negra de Mentes Callejeras

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López

Como homenaje al Día de la Cultura Cubana, la agrupación holguinera Mentes Callejeras realizó el lanzamiento oficial del disco Lista negra (Casa Discográfica Bis Music, perteneciente a la Promotora Artística y Literaria, Artex) en el Salón Benny Moré.

Marcelo de los Ángeles Santos, director de la agrupación fundada en Santa Lucía, municipio Rafael Freyre, en 2001, comenta que el fonograma, nominado a los Premios Cubadisco 2019 en la categoría Música urbana, está compuesto por 10 temas, entre ellos: “Regálame tu amor”, “Tengo una lista negra”, “La chica perfecta” y “La que me matas eres tú”.

Precisamente este último tema promociona el disco de Mentes Callejeras, mediante un video clip cuyo estreno oficial –antes de ser promocionado en los medios de comunicación nacionales y provinciales– fue realizado en este Centro Cultural de Artex.

Este es el primer disco, añade Marcelo, del conjunto holguinero con una disquera nacional: Bis Music, Casa Discográfica y Editora Musical de Artex S.A., fundada en 1993. Cuenta, además, con destacables colaboraciones de reconocidos artistas del ámbito nacional, como Pedrito Calvo y Juan Guillermo Almeida (JG) y local como Alerta Roja.

Como parte del lanzamiento, que contó con la presencia de las principales autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia, la compañía Recrearte, dirigida por Gilberto García Acosta, presentó un modelaje con la línea de productos Natural Cuba, disponibles en las tiendas de Artex en la ciudad. Asimismo, hubo intercambio con el público y empresas como Cuba Ron entregaron reconocimientos a la agrupación holguinera.

La noche, con conducción de Yamilka Arredondo, concluyó en el Benny con un concierto donde Mentes Callejeras interpretó, con el carisma y el desenfado que los caracteriza en escena, los temas de su disco, además de invitar a Alerta Roja al escenario.

El periodista y crítico musical Emir García Meralla escribió en Cubarte a propósito de la nominación del fonograma al Premio Cubadisco: “Lista negra es un fonograma pensado y hecho para un público muy específico, aunque ello no excluye el que atrape a oyentes periféricos; es que su concepto está más cerca del divertimento y el goce que de la experimentación o las búsquedas estructurales que a gritos se les pide a muchos de los cultores de lo urbano y que ya comienzan a aflorar. El goce no debe avergonzar a ningún músico de cualquier tendencia; y el divertimento es directamente proporcional a la propuesta textual que se nos presenta; y a ese fin concurren los invitados que enriquecen esta propuesta. No importa que sean lugares y recursos comunes, se trata de alimentar el alma un sábado en la noche cuando el ocio lidera nuestras energías”.

Alicia en los artistas holguineros

 

Baibrama comparte comentarios publicados recientemente en las redes sociales por artistas holguineros, a propósito del fallecimiento de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso. En esta provincia, entre otros reconocimientos y premios, Alicia recibió el Hacha de Holguín, entregada por la Asamblea Provincial del Poder Popular de Holguín en 1982.

 

Alicia Alonso fallece

porque la muerte es común,

pero la muerte, según

se haya vivido, ennoblece.

La inmortalidad parece

el sitio en un anaquel,

una red social infiel

que difunde la noticia.

Cierto. Ya no baila Alicia.

Está de luto Giselle.

Ronel González Sánchez (Cacocum, 1971. Poeta, narrador, investigador y promotor cultural).

 

Adiós a la gran leyenda del ballet mundial. Un millón de gracias maestra por haberme honrado con su presencia en algunas de mis funciones de Ópera en el Gran Teatro de La Habana, que lleva su nombre para siempre. Nunca olvidaré su cortesía y la de su esposo, Pedro Simón, quien fue siempre generoso yendo a ver Lucia di Lammermoor, Der Fliegende Holländer (El holandés errante) y Tannhäuser. ¡¡¡Buen viaje maestra!!!

Yuri Hernández, reconocido tenor holguinero, integrante del colectivo del Teatro de Holguín Lírico “Rodrigo Prats” e invitado por importantes compañías cubanas e extranjeras.

 

(Tomado del perfil de Facebook de Ronel González y Yuri Hernández)

Foto: Pieza del artista Nelson Domínguez que integra la exposición Mi amiga Alicia en el Centro Provincial de Arte de Holguín (foto Wilker López).

Brigada José Martí, 15 años promoviendo la cultura

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López

Como parte de la Batalla de Ideas, el 20 de octubre de 2004 la Plaza Ernesto Che Guevara de Santa Clara sería testigo de uno de los hechos que marcarían la vida artístico-cultural del país: la creación de las Brigadas José Martí (BJM) de Instructores de Arte.

A quince años del momento fundacional, la Brigada desarrolla del 10 al 20 de octubre una amplia jornada de celebración por tan importante fecha. En Holguín –provincia marcada por el accionar de estos jóvenes inquietos, que han llevado su arte a casi todos los rincones del territorio, desde las montañas del Plan Turquino hasta las plazas y parques en Romerías de Mayo–, el Callejón de los Milagros, perteneciente al Complejo Cultural Plaza de La Marqueta, acogió el acto provincial de los instructores holguineros.

Música, declamación, arte… primaron en esta gala, presidida por Rachel García Heredia, directora provincial de Cultura; Nilser Batista, funcionario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC); Ramón Arzuaga, director del Centro Provincial de Casas de Cultura; Yanelis Rodríguez Paneque, secretaria provincial de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y Yanielki Batista, presidente provincial de la Brigada, quien realizó las palabras centrales de la celebración, subrayando el legado martiano y fidelista de los instructores de arte, abanderados de la cultura y el humanismo.

El momento fue propicio para que la Brigada reconociera, por el apoyo incondicional en estos años, a la Dirección Provincial de Cultura, al Comité Provincial de la UJC, la Dirección Provincial de Educación y el Centro Provincial de Casas de Cultura; quienes, asimismo, entregaron reconocimientos a la Brigada, además del Comité Provincial del PCC.

El talento de los propios instructores de impuso: “Guajira guantanamera”, de Joseíto Fernández, en la voz de Luis Alberto Góngora, del municipio Calixto García; “Canto a Fidel”, poema de Carilda Oliver Labra, declamado por Marianela Durán; la actuación de la compañía infantil Ronda de los sueños, con una “fiesta campesina”; el “Son número 6”, de Nicolás Guillén, por Yudalis Correa, y el grupo Punto Cero, quien finalizó la gala cultural.

Dinosaurios de la plástica

Como parte de la jornada por el 15 aniversario, fue inaugurada, en el local que acogerá la sede de la Brigada José Martí de Instructores de Arte en Holguín, la exposición colectiva Dinosaurios, con obras de integrantes de la primera graduación de estos artistas.

Quienes se acerquen a la muestra, podrán apreciar la obra de Víctor Rodríguez Fernández, Yolian Correa Jiménez, Alejandro Angulo Font, Karel Santiesteban Calderón, Magdiel González Ochoa, Indira Hernández Reyes, Annia Leyva Ramírez y Aníbal De la Torre Cruz, quienes se acercan al hecho artístico desde diversas miradas y estilos.

Conformadas por graduados de las especialidades de Música, Teatro, Artes Plásticas y Danza, las BJM tienen su radio de acción en las escuelas, casas de cultura y otros espacios en las comunidades, como los proyectos culturales, las iniciativas de desarrollo local y el trabajo con los aficionados; de esta manera contribuyen a la alfabetización cultural del pueblo y a mantener el legado de las tradiciones y la identidad.

Estos jóvenes instructores “…son artistas –afirmaba Fidel– formadores de patriotas, formadores de revolucionarios y formadores de excelencias en el arte, en eso consiste su tarea”.

 

 

 

En noviembre se casa La viuda alegre

Por Erian Peña Pupo

Fotos Wilker López

El añorado estreno de La viuda alegre, conocida opereta del compositor austro-húngaro Franz Lehár, por el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín, se concretará en noviembre, como parte de las celebraciones del 80 aniversario del Teatro Comandante Eddy Suñol.

Un hermoso cartel art nouveau lo anuncia en los corredores del coloso teatral holguinero. Por otra parte, quienes tuvimos la oportunidad de presenciar la gala de apertura de la Feria Iberoamericana de Artesanía Iberoarte 2019, realizada este 11 de octubre en el Recinto Ferial Expo-Holguín, presenciamos la interpretación de varios de los temas que componen esta exitosa opereta con letras de Victor León y Leo Stein, basada en la comedia teatral L’attaché d’ambassade, compuesta en 1861 por Henri Meilhac.

Allí primó, como es característico, el talento y la versatilidad de los solistas del Teatro Lírico holguinero. Y además, por eso la invitación a inaugurar esta edición de Iberoarte, los elegantes vestuarios que el reconocido diseñador Alejandro de la Torre realizó para el estreno de La viuda alegre, subrayando los lazos de trabajo del Consejo Provincial de las Artes Escénicas y el Fondo Cubano de Bienes Culturales, organizador de Iberoarte 2019.

“Siete integrantes de mi familia han sido, en distintos momentos, trabajadores del teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín. Cuando yo era pequeño ellos me inculcaron ese gusto por el arte lírico; pero escogí otro camino, estudié Letras en Santiago de Cuba y volví dieciocho años después, luego de diez años de trabajo con el Fondo Cubano de Bienes Culturales, como artesano artista y diseñador de vestuario. Así reencontré al Teatro Lírico, para un desfile de moda realizado en 2002 diseñé una propuesta de vestuario para este colectivo; ahí volvió a nacer en mí el amor por esta formación artística”, dice Alejandro, diseñador también del vestuario de Don´t stop the music, de Codanza.

“Mi forma de trabajar es bastante peculiar, ha sido una búsqueda para ofrecer una manera de diseñar distinta a lo que hacen los demás creadores en este ámbito. Realmente, ha sido una investigación sobre el trabajo de otros creadores de mayor experiencia, que me antecedieron. En ese sentido, creo que las distintas obras del Teatro Lírico han influido más en mí; tengo como referencia el trabajo para Las Leandras, el cual realmente es un diseño maravilloso. Una de las bases de mi trabajo en La viuda alegre es recuperar el vestuario que en los años setenta usó Rosita Fornés para esta obra. Ahí encuentras piezas de artesanía muy valiosas que se han ido deteriorando, pero que pueden recuperarse o reproducirse”, añade Alejandro de la Torre, quien ha obtenido en varias ocasiones en Gran Premio Iberoarte que entrega la Feria.

“Desde el momento que se empezó a renovar el vestuario de La viuda alegre me vi en el desafío de elaborar un solo traje para tres cantantes que tienen tallas totalmente diferentes. Es como un rompecabezas de pana con pedrería, dividido en tres piezas, corsé, falda y cola; mediante sistemas de zipper y de amarres, se va adaptando al cuerpo de estas mujeres En años anteriores no importaba la talla de la soprano pues se le confeccionaba un vestuario para cada una de ellas. En este momento estamos en una época diferente, donde los materiales se encarecen y hay que limitar las producciones debido a los gastos”, rememora el director del proyecto D´ Voces y Elegancia.

Con anterioridad, el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín presentó, las noches del 23 y 24 de noviembre del 2018, en el propio Suñol, el avant premier de la obra, una de las más importantes del género y del repertorio del Lírico. De esa manera podíamos conocer por dónde iría la puesta en escena de una opereta que contó con el propio Raúl Camayd, fundador de la prestigiosa compañía, interpretando al conde Danilo Danilovitsch.

Posteriormente se anunció el estreno para los días de las Romerías de Mayo de este año, pero no pudo concretarse. ¡Finalmente se nos casa la viuda en noviembre!, podemos asegurar convencidos. Lo hará como homenaje a los 80 años del Teatro Eddy Suñol, su casa por tradición, y para celebrar, además, el 57 aniversario de que, en noviembre de 1962, concretara un antes y un después en la vida cultural holguinera y cubana.