30 Años de la UNEAC en Guantánamo

Guantánamo, 19 de julio. La UNEAC guantanamera ha fundamentado su trabajo y gestión desde su fundación en la política cultural de la Revolución cubana, partiendo de impulsar, preservar y difundir los valores del arte y la literatura cubana, además de apoyar al desarrollo social. Por otro lado, durante sus treinta años ha representado los intereses profesionales de cada uno de sus miembros, propiciando que estos dispongan de las condiciones adecuadas para realizar la creación y cuidando de que reciban los estímulos morales y materiales merecidos para continuar propiciando la creación artística y literaria con altos valores estéticos, de esta, la natal aldea de Regino E. Boti.

Del incesante trabajo de sus miembros, representados desde hace más de 20 años por el Lic. Jorge Francisco Núñez Motes, está la existencia en Guantánamo de varios eventos de categoría nacional auspiciados por este comité provincial. Entre ellos el Encuentro de Voces, creado por la maestra Antonia Luisa Cabal y sostenido por la pianista Teresa Manzanares. Las Jornadas Conciertos de Primavera y Otoño coordinados por el flautista Axel Rodríguez para promover la música de cámara y las composiciones de los siglos XX y XXI respectivamente. El Festival Boleros de Oro, el Encuentro de Maestros de Danza, la Fiesta del Libro UNIÓN, el Coloquio Boti-Guillen, entre otros.

La frase treinta años de trabajo es fácil de pronunciar, pero lo cierto es que mucho ha llovido, muchas han sido las sequías, las dificultades y los reveses que una membresía comprometida con su organización y con el papel que les ha tocado jugar, por formar parte de la vanguardia artística, han convertido en victorias, en logros, con la consolidación de espacios para el debate y la reflexión en torno a las problemáticas de la cultura artística y literaria en la provincia, como son UNEAC Escena, la Mirada o el Día de los Medios.

Las actividades no solo se desarrollan en la sede: constante ha sido la premisa de llegar a centros educacionales, militares, así como el vínculo con diversas instituciones como el Partido, el Gobierno, la Dirección de Cultura, los centros de enseñanza artística, las universidades, y otras organizaciones de masas e instituciones de numerosas ramas, para promover las creaciones de sus actuales 126 miembros. Todo ello con el propósito de incrementar la cultura de los habitantes de nuestra provincia y de quienes nos visiten.

Un incesante ir y venir, es el día a día de quienes continúan apostando por que se mantenga activo en Guantánamo un movimiento de artistas e intelectuales que ha contado, desde agosto de 1987, con los medios expresivos que aseguraron y asegurarán el continuo crecimiento de una organización que nació para impulsar, preservar y difundir los valores del arte y la literatura cubana.

Las ideas manifestadas por su actual presidente Jorge Núñez Motes para la publicación El Mar y la montaña, con motivo de celebrarse el veinticinco aniversario, después de cinco años poseen la vigencia de aquellos días, al declarar que “La sociedad en nuestra provincia fuera otra sin el crecimiento artístico e intelectual que nos acompaña. Si no tuviéramos la suerte de contar con más de una generación de creadores e intelectuales que dinamizan, polemizan y complejizan los actuales procesos culturales, qué pobreza espiritual nos azolara”. Para nuestra suerte, por treinta años hemos tenido y contado con la UNEAC guantanamera y sus miembros.

Por Dayamis Rodríguez la Cruz

Tomado de www.uneac.org.cu

Entregan Premio Provincial de Cultura Comunitaria en Holguín

Martes, 18 de julio. El Premio Provincial de Cultura Comunitaria en Holguín fue entregado en una gala cultural en el callejón de los Milagros en el Complejo cultural Plaza de la Marqueta. En esta ocasión se reconocieron dos personalidades y un proyecto comunitario, ya que la categoría de institución quedó desierta.

Fernando Gil Arias recibió el galardón por su impronta artística y pedagógica en la vida social de Holguín, su labor constante desde la creación teatral como actor y director escénico, fundador de proyectos artísticos y espacios culturales a favor del crecimiento estético de niños, adolescentes jóvenes, así como por ser maestro formador de miles de aficionados e instructores de arte.

Gil expresó que siempre desarrolló su labor con el empeño de hacer crecer la cultura en la provincia y el país. El trabajo que se hace sea en el mundo de los aficionados o en el mundo profesional, siempre es en aras de la cultura nacional cubana, no veo esas diferencias que quieren establecer algunos entre el movimiento profesional y el movimiento de aficionados, se ha olvidado un poco que el movimiento profesional se nutrió del movimiento de aficionados y es muy injusto ahora tratar de olvidar a los aficionados, hay que darle mérito seguir trabajando por el movimiento cultural cubano.”

En la misma categoría se reconoció a Pedro Jorge Calzadilla Expósito, destacado investigador con una extensa y exitosa obra sobre los procesos culturales de mayor arraigo popular en su municipio de Urbano Noris. Es conocido además por ser un analista, promotor y conservador de las tradiciones y costumbres e impulsor de iniciativas sociales de gran impacto cultural en su territorio.

Este estudioso resaltó el papel de la investigación científica para el desarrollo sociocultural “es el punto de partida para conocer las tradiciones, nuestras memorias y raíces, nuestra propia herencia. Cuando nos adentramos en grupos y familias portadoras de tradición, cuando tratamos de salvaguardar nuestro propio patrimonio cultural… es la investigación la que te ayuda luego a defender esas tradiciones, las diferentes manifestaciones artísticas y planificarte un trabajo que puede ser a través de un proyecto sociocultural, una actividad que responda a esos intereses.”

Por último el proyecto Voluntad del Consejo Popular Naranjo Agrio de Sagua de Tánamo mereció el premio por la transformación sociocultural de un asentamiento montañoso mediante el protagonismo de sus habitantes.
“Se creó con el objetivo de contribuir en alguna medida a hacerle la vida más grata al sacrificado poblador montañés, consciente de que todo lo que hagamos siempre será poco para lo que se merece” expresó José Antonio Reyes Matos, fundador.

El proyecto cuenta oficialmente con 15 años de creado aunque Reyes Matos asegura que “tiene sus antecedentes desde 1986 cuando llego a la zona un instructor de arte y empezó a crear arte y hacer debajo de un mata de mangos. A partir de entonces sumando voluntades hoy disponemos de una casa de cultura y seis instituciones culturales”.

Asevera además que Voluntad, como su nombre lo indica “fue la filosofía de trabajo creada por un equipo de compañeros del sistema de instituciones culturales de Naranjo Agrio, los aficionados y todas las fortalezas culturales de la demarcación”, y que hoy cuenta con varios subproyectos: Llegando al barrio, Entre ríos y montañas, La colmenita Miel de mi serranía, La cultura en dos tiempos, Con la mochila al hombro, entre otros. Todos ellos contribuyen a fomentar las opciones culturales del lugar y de capacitación de los pobladores de Naranjo Agrio y los tres consejos populares aledaños.
Han favorecido también la capacitación sobre el cuidado del medio ambiente y como apoyo a la producción en la recogida de café, renglón económico fundamental de la zona.

En la gala de entrega del Premio Provincial de Cultura Comunitaria de Holguín los artistas aficionados fueron protagonistas, como una muestra de cuanto se hace en el ámbito social comunitario.

Desde 1999 el sistema institucional de la cultura entrega este premio, uno de los pocos que enaltece a quienes han obrado meritoriamente, y en ocasiones de forma casi anónima, por el sostenimiento de la vida espiritual de nuestro pueblo.

El premio enaltece la entrega a favor de la cultura local y nacional, durante varios años de trabajo con los actores sociales de la comunidad.

Por Yadianny Rojas Pupo

Tomado de www.aldia.cu

Pequeños Picassos

Martes, 18 de julio. Los más jóvenes artistas de la plástica del mundo exponen desde este viernes sus obras en el Centro de Arte de la ciudad de Holguín. Los pequeños Picassos asumen la pintura como los primeros trazos para convertirse en grandes creadores. Sus sueños son compartidos por la instructora de arte de la Casa de Cultura Manuel Dositeo Aguilera, Leticia Leyva Azze, quien desde hace 25 años impulsa un proyecto que los inicia en el mundo de las técnicas de la plástica, aprovechando la imaginación y las fantasías propios de esta edad.

La exposición La magia más poderosa es una muestra retrospectiva de las mejores creaciones de los pupilos de Leticia en este cuarto de siglo. La curaduría no solo es atractiva por el desborde de fantasía de sus autores, sino por la riqueza de técnicas como la acuarela, el moteado, la cerámica, el parche, e incluso algunas representaciones rozan el borde de la abstracción.

Rubén Cobas, tiene seis años y es uno de los niños que actualmente forma parte del taller de creación infantil, bautizado como Antes del Alba. Prefiere pintar superhéroes con crayolas, aunque ya se inicia en el empleo de otras técnicas y en el trabajo de otras temáticas como la naturaleza, la familia, al ahorro, el reciclaje y poder participar en concursos como De donde crece la palma y el certamen internacional Lídice.

Sin embargo, él no es el único que aprende. Leticia prefiere trabajar con los pequeños, porque con ellos mantiene una retroalimentación constante: “los niños son espontáneos, hacen trazos desenfadados y logran cosas que los adultos no haríamos”.

Por Rosana Rivero Ricardo
Foto: de la autora

Tomado de www.ahora.cu

Opciones de verano en sitios históricos de Holguín

Martes, 18 de julio. La Sala Revolución, ubicada dentro del Museo Provincial de Historia La Periquera, constituye una de las opciones culturales de la ciudad de Holguín, dirigidas al acercamiento de las nuevas generaciones a las tradiciones cubanas durante la temporada estival.

Este sitio, inaugurado en el mes de enero del presente año, ilustra la obra del líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro, a través de más de 80 fotografías de sus visitas a la provincia, precisó a la ACN Nélida Peña, directora de la instalación.

La muestra incluye además los principales avances del territorio en los sectores de la cultura, la salud, la economía y los servicios, desde el triunfo de enero de 1959 hasta la actualidad.

Peña indicó que la sala posee también un mural con el concepto de Revolución y una muestra fotográfica de los holguineros que participaron en las acciones del 26 de julio de 1953, entre ellos Ernesto Tizol, Rafael Freyre y los hermanos Armelio y Alejandro Ferrás Pellicer.

Como parte de las actividades veraniegas el museo ofrece también conferencias sobre otras personalidades del territorio, entre ellas el Comandante Eddy Suñol, recordado por su actividad revolucionaria en la lucha clandestina y el Ejército Rebelde.

La Periquera fue la Casa de Gobierno del otrora Hato de San Isidoro de Holguín durante más de 50 años y actualmente es un centro para la promoción de la cultura y las tradiciones a través de exposiciones llevadas hasta zonas de difícil acceso y de visitas guiadas a estudiantes y conferencias sobre las costumbres locales.

Entre los objetos de mayor valor expuestos en la instalación, se encuentra el Hacha de Holguín, instrumento utilizado por los aborígenes en las ceremonias religiosas, que se ha convertido en el símbolo de la urbe oriental.

Con información de ACN

Por Radio Angulo

Foto: Lisandra Cardoso

Tomado de www.radioangulo.cu

Los colores del verso

Las Tunas, 17 de julio. Durante la celebración de la jornada que en Las Tunas cada año rememora al insigne poeta Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, El Cucalambé, como parte del programa general de ese evento se efectuó el XX Coloquio Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, ocasión en que fue presentado el libro Los colores del verso, sobre la obra del artista Rogelio Fundora Ybarra (Madruga, 1972), con autoría de Lázaro J. Palenzuela Campos, distinguido bardo mayabequense, y Yuneitsy Oliva Díaz, abogada y promotora de la obra de este artífice, cuya existencia se ha encumbrado en dos vertientes líricamente interrelacionadas: la agricultura y el arte.

El volumen, con edición de lujo, fue publicado por Save Editores, de Medellín, Colombia, gracias al hermanamiento entre la Casa de la Décima de la provincia de Mayabeque y la Asociación de Trovadores Colombianos (Astrocol), que preside el impulsor y analista del repentismo en ese país de la Región del Caribe, Orlando Velásquez. Está compuesto por 84 páginas en papel cromado con cubierta dura, y en este se incluyen, además de fotos a todo color y en blanco y negro, textos de reconocidos críticos y especialistas sobre la producción iconográfica de este creador acreditado como El Guajiro que pinta, junto a varios poemas inspirados en su obra, de prestigiosos vates de ambas naciones.

En su selección de escritos, amén de los creados por ellos, el dueto Palenzuela-Oliva eligió algunos de los publicados en diferentes órganos de prensa nacionales sobre la iconografía de Fundora, y también poemas iluminados por su creación, entre cuyas firmas sobresalen las de los repentistas cubanos Héctor Gutiérrez, Orlando Laguardia, Irán Caballero, Yoslay García, José E. Paz, Alexis Díaz-Pimienta y Luis Paz, así como de Alejandro Marín, Cocoliso, el rey de la trova colombiana; y el director de la escuela de la trova de esa nación, Juan Stiven Delgado, Guaskila.

Desde el año 2011, cuando Rogelio decidió combinar la guataca con el pincel, ha realizado más de 50 exposiciones personales, entre las que se destacan las efectuadas en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura —donde se exhibe una de sus obras donadas a esa entidad—, el Memorial José Martí, el Palacio de Torcedores y la Sociedad Cultural José Martí, institución en la que este libro fue primeramente presentado hace poco más de un mes.

El artífice ha dicho que pintar siempre fue “una necesidad que me permitiera plasmar mis raíces, las costumbres del guajiro cubano, el trabajo agotador, cotidiano, de sol a sol en el campo”.
Entre sus obras más emblemáticas se encuentran Bendita lluvia, En la muerte halla el poeta su poesía y el Apóstol la libertad —donada al Memorial José Martí—, Guajiros en el lago y Autorretrato en el guayabal, todas reproducidas a color en este librocatálogo, además de El arrozal y Pescando un sueño, respectivamente escogidas como ilustraciones de la portada y la contraportada. Se incluyen asimismo varios de sus cuadros de la serie Guajiros, amén de sus pinturas sobre cerámicas, entre otras piezas en diferentes técnicas.
Esta compilación de textos y fotos sobre el quehacer iconográfico de Rogelio, fue dedicada por él a la memoria de su recientemente fallecido padre —otro ilustre agricultor que le inculcó el amor por la tierra—, y a quien considera su gran inspirador.

En sus palabras para este volumen sus autores enfatizan que “la vinculación de un hombre de campo como Rogelio, con el arte, muestra algunos rasgos de su personalidad humilde e introvertida, que utiliza la capacidad de crear como arma fundamental de expresión, sus orígenes resaltan en lo pintoresco y original de sus obras, la agricultura que le ha servido al ser humano como sustento imprescindible en su alimentación desde el período neolítico”.

Por Jorge Rivas

Tomado de www.trabajadores.cu

 

A sus 37 años, más fuerte que nunca

La tradicional ceremonia a Yemayá que se ofrece a esta deidad, durante los festejos de la Fiesta del Fuego, se realizó en la playa Juan González, del municipio de Guamá en el litoral de la costa sur de Santiago de Cuba, el 8 de julio de 2016. ACN FOTO/Miguel RUBIERA JUSTIZ

Santiago de Cuba, 17 de julio. Hace pocos días Santiago de Cuba tuvo dos celebraciones a lo grande, los 37 y 35 años del Festival del Caribe y Casa del Caribe, respectivamente.

Ambos han dejado su marca en la ciudad santiaguera y más allá también. Fue Joel James, junto a otros compañeros, el arquitecto de la idea, con el objetivo de defender y potenciar la cultura popular tradicional de la región caribeña.

Para Fátima Patterson, fundadora junto a Joel de la Fiesta del Fuego, “él era la esencia del Festival, un hombre de letras, preocupado por la ciencia y la cultura de su país, que se dio cuenta de que había un fenómeno en esta parte del país que era necesario tocar, agarrar, ponderar, para sacarlo a flote de manera definitiva y hacer que la unidad se diera a través de la cultura”.

Su actual presidente, Orlando Vergés, cuenta: “La primera y más significativa de las huellas fue la de crear un contexto propicio a partir del Festival para que se reiniciara una circulación cultural en el país, sobre todo de la cultura popular y de las tradiciones. Hasta ese momento ninguna institución creada por el Estado había mirado hacia esa zona para facilitar los procesos de la creación dentro de esta cultura.

“Con el paso de los años el Festival amplía la convocatoria a todo el Caribe y lo que había logrado desde un inicio en el ámbito nacional lo logra en el ámbito internacional”.

La Fiesta del Fuego creó las condiciones favorables para que tuvieran lugar los procesos de continuidad de las expresiones de la cultura popular dentro de la identidad local y nacional.

“Desde sus inicios, acota Vergés, crea las condiciones para que se amplíen los diálogos especializados entre estudiosos, investigadores, portadores de lo popular tradicional y trasciende las salas tradicionales y va a los espacios naturales, donde tienen lugar estas expresiones”.

La Casa fue la institución concebida para soportar el Festival del Caribe, su trabajo se ve mayoritariamente en la propia celebración.

“Joel fue creando una escuela para proyectar el objeto social de la Casa, precisa su actual director, apoyándose en los recursos que ofrecían las expresiones de la cultura popular que hasta hoy son únicos.

“Esto deja claro el principio de que había que mirar hacia una cultura comprometida, en la que todo el mundo tenía la posibilidad de decir algo, porque a veces lo que no se puede conseguir empleando fines políticos se consigue con la cultura. Él se acercó hacia esta zona como no lo había hecho nadie antes.

“Todo el año está en constante vínculo con la Fiesta y emplea varios recursos de investigación en función de los procesos que se dan en la cultura popular. Hay una cantidad considerable de peñas, encuentros tanto fuera como dentro de la institución con esas expresiones culturales. “La Casa se ha ido nutriendo de algunos soportes que divulgan estos resultados, extendiendo el trabajo por todo el Caribe y el mundo; tiene resultados visibles como la revista Del Caribe, que existe desde 1983, con la función de promover los estudios, resultados e investigaciones; también está el sello editorial Del Caribe, con nueve títulos publicados de autores con importantes estudios de la región”.

Quienes de otras latitudes asisten a este jolgorio caribeño también se muestran agradecidos e identificados. Vera Atahilde, brasileña, que lleva cuatro años consecutivos formando parte de la celebración, expone:
“Pienso que es muy importante la confirmación de la identidad de la región, la mezcla de las culturas. Como brasileña siento que necesitamos cada día más la aproximación de latinoamericanos y caribeños, porque sabemos muy poco los unos de los otros. Aprecio al Festival más maduro, hay cada vez mayores posibilidades de intercambios”.

Por Fiorella Franco y Hair Melik, estudiantes de Periodismo
Tomado de www.trabajadores.cu

Magnífico regalo a los niños de la Compañía Lina Sanz

Lunes, 17 de julio. Con repetidas ovaciones premiaron los asistentes al teatro Comandante Eddy Suñol las actuaciones de los integrantes de la Compañía de baile español “Lina Sanz”, en un excelente Programa Concierto por el Séptimo aniversario de esa institución y el Día de los Niños.

Las coreografías presentadas en un programa coherente, ilustrativo de la elevada preparación, tesón, ternura y paciencia de las profesoras, y el interés mostrado por niños de diferentes grupos de edades, merecieron el premio del público que llenó el Suñol, en el que resaltó la alegría y satisfacción de los padres, quienes respondieron efusivamente ante la demostración de aprendizaje de los noveles artistas.

La pequeña de 10 años de edad, Melanie Guach Fernández, aún sudorosa por su entrega en seis segmentos del espectáculo, dijo a este reportero que el resultado apreciado en esta mágica noche de duendecillos y bailarines, “se debe al amor y la pasión de nuestras profesoras y al interés que ponemos nosotras en los ensayos, para que las coreografías salgan bien”.

Sumaron otros puntos a favor del lindo espectáculo, la holguinerísima Lidis Lamorú, quien sabe muy bien cómo penetrar en el corazón de los pequeños y arrancar aplausos del respetable público; como Dulce López Zaldívar, del Centro Provincial de la Música, con convincentes interpretaciones; así como el cuarteto juvenil “Voces de Hebe”, también favorecido con el apoyo de un público conocedor de la calidad de sus artistas.

La querida y admirada Alina Sánchez, consagrada por completo a la Compañía, en su condición de coordinadora, fue invitada por Lidis a que la acompañara en el escenario durante su interpretación, tras anunciar que pueden utilizar todas sus canciones y que van a preparar juntas un concierto, gesto que acogió Alina con toda la gratitud y sencillez que la caracterizan.

En sus palabras de agradecimiento a todas las personas, instituciones y padres que tanto apoyan a la Compañía, Alina enalteció la manera en que ellos y ellas han sacado luz de los momentos oscuros por los que atraviesan quienes enfrentan día a día una tarea tan compleja, como enseñar los secretos de este arte a niñas que van creciendo por dentro y por fuera con la consagración de un pequeño equipo de trabajo. “Esas personas e instituciones nos alientan cuando pensamos que ya no podemos seguir, por el agotamiento y uno que otro desencanto. Pero les aseguro que vale la pena intentarlo de nuevo cuantas veces sean necesarias para seguir siendo la Compañía que hemos logrado”.

La Compañía de baile español (flamenco) Lina Sanz surgió a petición de algunos padres. Desde sus inicios hace siete años, el contenido de las clases incluye teoría de la danza, ballet, repertorio, preparación física y expresión corporal, con un repertorio que fusiona la danza contemporánea con otros géneros que incluyen lo cubano.

Artículo y foto: Arnaldo Vargas Castro

Tomado de www.radioangulo.cu

Orquesta Sinfónica de Holguín cierra temporada de presentaciones

Lunes, 17 de julio. Con un gran concierto apto para todas las edades y gustos musicales, bautizado como Fiesta Sinfónica, cerrará la Orquesta Sinfónica de Holguín (OSH) su temporada de presentaciones, en el parque San José, este domingo a las 7.30 p.m.

Orestes Saavedra, director de la orquesta, anunció que el programa transita desde la música de concierto hasta la popular cubana. El estreno en Holguín del Bolero de Ravel y la obertura Egmont de Bethoveen se unirán a El Manisero, el Chan Chan, ¡Oh, melancolía y parte de la banda sonora del filme Fresa y Chocolate.

A los músicos de la orquesta se suman las solistas Gladis María y Dayamí Revé; el intérprete del Teatro Lírico de Holguín, Jorge Nelson Martínez; Adonis Vázquez, voz líder de la agrupación Los Guayaberos y el guitarrista Carlos Ramírez. Con este último la orquesta estrenará uno de los tangos del compositor argentino Astor Piazzolla, con la novedad de incluir la guitarra eléctrica.

La selección del parque San José como escenario para el concierto, parte de la idea de rescatar este espacio como plaza cultural de la ciudad, pues allí se desarrollaban tradicionalmente las retretas de la Banda de Concierto.

“Tocar al aire libre presupone riesgos por las condiciones técnicas y acústicas y además por el esfuerzo para trasladar las plataformas, sillas, luces… Sin embargo, es una experiencia única por la magia del lugar”, expuso Saavedra.

Esta es la segunda ocasión en que se realiza el evento que planea perpetuarse como colofón de las actuaciones de la agrupación. La primera experiencia ocurrió en julio de 2016, presentación que fue nominada a Suceso Cultural del Año en Holguín en ese año.

Redactado por Rosana Rivero Ricardo (Ahora)

Foto: Lisandra Cardoso (Archivo)

Tomado de www.radioangulo.cu

 

Develarán escultura de cera de Luis Carbonell

Bayamo, Granma, 14 de julio. Una escultura que representa al artista Luis Carbonell (26 de julio de 1923- 24 de mayo de 2014) será develada el próximo 13 de agosto en esta ciudad.
La figura en honor al llamado Acuarelista de la Poesía antillana estará emplazada en el Museo de Cera, único de su tipo en Cuba, y será la vigésima de esa institución.

Yasmary López Comas, directora del museo, explicó que la familia de Carbonell donará la ropa que vestirá la escultura del insigne declamador.
Asimismo, agregó que se ha escogido la fecha del 13 de agosto, aniversario 91 de Fidel, porque el Comandante en Jefe fue un gran impulsor de la cultura nacional y porque en otros cumpleaños del líder fueron develadas las esculturas de Gabriel García Márquez (2014) y Teófilo Steveson Lawrence (2016).
Los autores de la efigie serán Rafael Barrios Madrigal y sus hijos Leander y Rafael, residentes en el montañoso municipio de Guisa, quienes explicaron a JR que se encuentran recopilando información sobre Luis Carbonell, famoso por sus dotes histriónicas.
«No hemos decidido qué postura tendrá la escultura, pero es muy probable que sea haciendo uno de sus gestos cuando declamaba», comentó Barrios Madrigal.

El Museo de Cera, inaugurado en julio de 2004, exhibe una escultura del Héroe Nacional, José Martí, y otra del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes; además de las imágenes de Polo Montañez, Carlos Puebla, Benny Moré, Compay Segundo, El Guayabero, Sindo Garay, Rita Montaner, Bola de Nieve, Celina González y Juan Formell, todas realizadas por la familia Barrios.
Los artistas también llevaron al museo estatuas del joven italiano Fabio Di Celmo, víctima del terrorismo contra Cuba; de los escritores Ernest Hemingway (Estados Unidos), Gabriel García Márquez (Colombia) y Nicolás Guillén, del boxeador Teófilo Stevenson y de dos personajes costumbristas de la ciudad: Rita la Caimana y Diocelis Antonio Jerez (Paco Pila).

Por Osviel Castro Medel

Foto: Tomada de Internet

Tomado de www.juventudrebeldelde.cu

 

 

UNEAC

La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) es una organización
social con fines culturales y artísticos, con Status Consultivo II en
el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, con personalidad
jurídica propia y plena capacidad legal, que agrupa en su seno, con
carácter voluntario y siguiendo el principio de selectividad (sobre la
base de su currículum artístico) a los escritores y artistas cubanos.
Fundada el 22 de agosto de 1961 por nuestro Poeta Nacional Nicolás
Guillén, con el objetivo de preservar el proyecto de justicia social e
independencia nacional, en el que han empeñado sus sueños y esfuerzos
tantas generaciones de cubanos.
En Holguín fue constituida oficialmente el 23 de diciembre de 1987,
con 11 miembros efectivos. En la actualidad consta con 206 miembros
en 6 municipios y 1 Comité Municipal en Moa. Trabaja con 5 filiales
de Artes Plásticas, Escritores, Artista Escénicos, de Cine, Radio, TV.
y Música.
Posee 5 proyectos comunitarios en zonas de bajo desarrollo social y
mantiene 11 proyectos culturales y talleres en su sede además de las
actividades alternativas, como secuencias de exposiciones,
conferencias, presentaciones y encuentros entre intelectuales y
artistas con el publico en general. Fue restaurada en su totalidad
con sus propios ingresos y reinaugurada el 2 de agosto del 2003.
De tal período a la fecha ha realizado 94 acciones culturales de
diversa índole. La UNEAC se inserta de manera natural en los tres
eventos de mayor importancia en la ciudad (Semana de la cultura,
Romerías de mayo y Fiesta Iberoamericana), por otra parte participa en
coauspicio con las instituciones de la cultura en múltiples
actividades y mantiene convenios con organizaciones homólogas del
territorio y del extranjero , lo que le otorga una proyección nacional
e internacional .
El Comité Provincial de la UNEAC ha llevado proyectos, acciones y
artistas a México, Canadá, República Dominicana, Portugal, Venezuela,
Japón, Puerto Rico, España, y Estados Unidos.