Conmemora el Teatro Lírico de Holguín su 55 aniversario

Por Milena García García

La compañía lírica holguinera Rodrígo Prats conmemora su 55 aniversario con una serie de grandes conciertos y estrenos en el teatro Eddy Suñol, así quedó anunciado en conferencia de prensa en el salón de protocolo del teatro holguinero por parte de las primeras figuras María Dolores Rodríguez, Alfredo Mass y Dulce María Rodríguez.

La conferencia Historia y Futuro del teatro lírico Rodrígo Prats, compañía más antigua de las Artes Escénicas en la provincia acogió a personalidades del territorio, la prensa de la localidad y a trabajadores y directivos de la Institución Cultural a quien pertenece la insigne compañía.

María Dolores Rodríguez destacó que se estrenará el Gran Concierto de Gala 55 aniversario los días 18 y 19 de noviembre, luego al finalizar el mes estrenarán la puesta María La O, junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín en versión operística, concluyendo la jornada con el concierto de navidad entre el 20 y el 22 de diciembre el cual contará con la presencia de la compañía Voces de ángeles, alumnos de la unidad docente y estudiantes de la filial de canto lírico (ISA) en el territorio.

Conferencia de prensa. Foto: Kevin Manuel Noya

El elenco artístico de la presentación de las obras estará integrado por las primeras figuras de la compañía, la Dirección Artística y General está a cargo de María Dolores Rodríguez, los arreglos vocales por Alfredo Mass, los arreglos orquestales son de Orestes Saavedra y el diseño coreográfico es de Alejandro Millán.

Al igual la conferencia fue una oportunidad para recordar y destacar el trabajo de las personalidades fundadoras como Raúl Camayd, la labor de Náyade Proenza, figuras ya retiradas como Gloria There, María Luisa Clark, Julio Proenza, Luisa Fernandez entre otras primeras figuras que aparecen en grabaciones y puestas a lo largo de más de cinco décadas. De igual Manera se reconoció la labor de Concepción Casals, en los años de su gestión como directora de tan emblemática compañía.

Conferencia de prensa. Foto: Kevin Manuel Noya

El lírico holguinero fue una manifestación nacida y apoyada por los pobladores de la urbe, fundado con cantantes pertenecientes a los diversos coros existentes en la ciudad, quienes juntaron sus voces un 16 de noviembre de 1962 para presentar la obra Los Gavilanes con la dirección Artística y General de Raúl Camayd.

El arte protegido por un tatuaje

Sumario: La Asociación Hermanos Saíz en Holguín acogió la segunda edición del evento Tatuarte, donde participaron reconocidos artistas tatuadores de diferentes provincias del país.

Un tatuaje es una modificación permanente del color de la piel en el que se crea un dibujo, una figura o un texto y se plasma con agujas u otros utensilios que inyectan tinta o algún otro pigmento bajo la epidermis de una persona. Foto: Carlos Rafael

Tatuarse la piel ha sido un acontecimiento tan antiguo como la humanidad, realizado con diferentes fines en función de su cultura a través de los siglos. La Asociación Hermanos Saíz en Holguín acogió la segunda edición del evento Tatuarte.

A la convocatoria asistieron 15 tatuadores reconocidos en el país, ocho pertenecientes a otras provincias y siete participantes de la ciudad de los parques.   Todos vinculados a las artes visuales antes de decidirse por el arte de pintar pieles.

El encuentro en su segunda edición acoge exposiciones personales, talleres teóricos y las demostraciones al aire libre.

En esta edición se inauguró la exposición personal de Yiki, El cuerpo descontrolado, una serie de quince retratos, todos realizados a mano influenciados por iconos del cine y la música del siglo pasado.

El Yiki Gonzalez en otra demostración a muleta con Yoel! Otro artista del tatuaje!!! Escarabajo en proceso! Foto tomada de Facebook

El sonido de las maquinitas ya se ha hecho habitual en el gran salón de la Asociación Hermanos Saíz, entre el ir y venir de la gente hay un nombre que sobresale Yiki, el fundador del evento.

A Yiki también lo llamamos desde La luz, quien explicó los inicios de este proyecto fueron las presentaciones de exposiciones y performance con tatuadores en las Romerías de Mayo, Metal HG, incertados como proyecto en los diferentes eventos culturales desde el 2007.

“De ahí parte la idea de crear un evento propio, la primera experiencia fue en noviembre de 2016 y asistió mucho público, los tatuadores vinieron con el apoyo de la AHS costeándose sus gastos”.

En el país no hay un evento similar, identificado por el logo del evento que es el hacha petaloide con las dos agujas de coser.

Yiki es tatuador a Muleta, técnica primitiva que tuvo sus inicios en las cárceles del país. La misma se realiza con un palo, dos agujas de coser y un hilo. “Para mí es la esencia de tatuar en el país. Además los tatuajes realizados en las prisiones tienen significados propios lo cual los llena de personalidad y sentimientos”.

“La primera vez que lo vi hacer me impactó, pero es un arte el poder dibujar de esa manera. Psicológicamente tiene más sentido el tatuaje carcelario que el hecho en la libertad de la calle”.

Además explica a los curiosos sobre el evento: “No consiste en que alguien desea hacerse un tatuaje, vino y lo pintaron. No funciona así. Al encuentro asisten artistas del tatuaje, ellos traen sus propuestas y por lo general vienen personas que desean pintarse una determinada obra. En esta ocasión concurren ocho artistas invitados y solo realizan un tatuaje al día, pues estos en dependencia de su magnitud se realizan en sesiones entre cinco y ocho horas.

Foto: Carlos Rafael

Cada artista tiene garantizado sus medios de trabajo propios, garantiza su higiene con material de calidad. Todo el mundo sabe que la adquisición de estos medios en el mercado es costoso pero ellos aquí en el evento no lo cobran, pues sienten la satisfacción de realizar en piel su obra de arte.

Mi propuesta es trabajar una de las piezas de la exposición. Nosotros invitamos al público para que miren, observen nuestro trabajo que son a la vez creaciones artísticas que se llevan en el cuerpo.

Por Milena García García

Reconocen en Holguín a Paulo FG por su Proyecto Sonando en Cuba

 

Foto: Juan Pablo Aguilera Torralbas

El cantante y compositor cubano Paulo FG, de visita en Holguín, fue reconocido en esta ciudad por defender la identidad de la nación con su Proyecto Sonando en Cuba, que ha realzado el patrimonio musical de la Isla.

También se extendió el reconocimiento en la sesión extraordinaria del Fórum Provincial de Ciencia y Técnica a los jóvenes cantantes de la región oriental, Anthony Puig y Yaliesky Zaldívar, ganadores de la tercera temporada del popular programa, televisado por Cubavisión.

Foto: Juan Pablo Aguilera Torralbas

El espacio, insertado entre las actividades del XXVII Encuentro Nacional de Agrupaciones Soneras, que concluirá hoy en el municipio de Mayarí, devino un interesante intercambio de los artistas con el auditorio, en el que se encontraban insignes figuras de la ciencia en Holguín.

Paulo FG socializó sus experiencias sobre el referido proyecto, acerca del cual expuso que nació para atesorar el contenido musical de Cuba y salvaguardarlo a través de las nuevas generaciones.

Con el programa, refirió el popular salsero, también se ha descubierto una cantera muy talentosa de jóvenes cantantes y se ha logrado regalar al público un espacio de recreación digno y de muy buena factura, donde se le han dado nuevos matices a la interpretación de la cancionística cubana.

Destacó además el impacto internacional que ha tenido el proyecto, por tocar la sensibilidad de los cubanos residentes en otras latitudes.

Significó que los concursantes de Sonando en Cuba han recibido mucho más que una enseñanza en materia musical, expresada a través de la ética y los principios, valores combinados con otros proyectos de corte social, dirigidos a beneficiar diferentes comunidades.

Los noveles artistas Anthony, Yaliesky y Roxana Rodríguez, procedentes de las provincias de Santiago de Cuba, Holguín y Las Tunas, respectivamente, agradecieron el esfuerzo de Paulo FG por hacer posible la inserción de nuevas voces en el panorama artístico nacional.

Con información de Lianne Fonseca (ACN)

Tomado de www.ahora.cu

Ascenso al buen arte

Finas piezas de loza, los detalles de las figuras atraen la atención de los visitantes. Foto: del autor

El Museo de Arte de Gibara acaba de reabrir. Casi diez años hubo que esperar por la rehabilitación que vuelve a poner a disposición del público nacional y de los visitantes de otros países un espacio revelador de costumbres cotidianas y del modo de pensar de familias residentes en esta localidad costera de la provincia de Holguín en el periodo 1880-1940.

Mostrar colecciones mayormente reunidas por lugareños y el hecho de que se corresponden con los años precisados, distingue a la institución de las otras de igual tipo en el país, que exponen objetos decorativos y utilitarios creados en la primera mitad del siglo XIX y en épocas anteriores.

Al insistir en las singularidades, María Chacón Pavón, directora del museo, aclara este es considerado por muchos expertos en arte como la Casa del Mueble Perilla.

«Estamos hablando de un estilo que predominó en Gibara desde el siglo XIX hasta el XX. Se identifica por elementos decorativos de carácter naturalista y de inspiración en la arquitectura neoclásica. Contiene, entre otras cosas, estilizadas flores y hojas de plantas, con balaustres torneados y terminaciones en forma de pequeñas perillas».

«La nuestra es una colección muy variada. Tiene, por ejemplo, los llamados Sillones de Viena, de la firma Thonet, con casa matriz en Austria».

Los objetos fueron acumulados durante años por familias que forjaron verdaderas fortunas al calor del auge comercial que tuvo Gibara en el siglo XIX. Es decir, el dinero abundante, el buen gusto y hasta la manía burguesa de presumir terminaron por favorecer el arte decorativo en esta ciudad, lo cual tiene referencias, igualmente, en los muebles de estilo artnouveau y neoclásico, así como en las colecciones de cristal Bacará procedentes de Francia, y en las de cerámica, facturadas en ese mismo país, así como en Inglaterra, Holanda, Alemania y Estados Unidos.

El museo reabrió con 13 salas expositivas. Dos constituyen dormitorios. Las demás se distribuyen entre vestíbulo, salas de estar, salones, baño, cocina y comedor, describe la funcionaria, quien agrega que, en el último de esos espacios, en elegante vitrina, exhiben parte de las 608 piezas de una vajilla Limoges, marca francesa de renombre.

En primer plano valiosa pieza de una de las colecciones de cerámica, en el segundo muebles y otros objetos decorativos. Foto: del autor

La mayoría de los objetos atesorados están aquí desde 1972, cuando la institución abrió como Museo de Ambiente Cubano. Antes de la inauguración, especialistas encabezados por Francisco Prat Puig (notable restaurador español radicado en Cuba desde 1939), ejecutaron un riguroso proceso de selección de las colecciones, las cuales habían pasado a manos del Estado al ocupar mansiones de personas que abandonaron el país, inconformes con el triunfo de la Revolución Cubana.

«Proteger tantos objetos valiosos durante los cerca de diez años que permanecimos cerrados no resultó fácil, pero valió la pena porque no sufrieron daños ni hubo extravíos», dice María con acento triunfal.

Con la compleja restauración asumida como inversión por el Centro Provincial de Patrimonio Cultural se ha devuelto la funcionabilidad a un edificio de estilo neoclásico construido en 1866 con dos plantas. Entonces la parte alta, donde está el Museo de Arte, dio lugar a dos casas. La baja, sede actual del Museo Municipal de Gibara (reabierto también el 20 de octubre pasado) fue destinado a almacén de productos varios.

En el rescate, junto con las acciones multidisciplinarias de ingenieros, arquitectos y operarios que dictaminaron y ejecutaron las tareas técnicas constructivas, a lo que siguieron las labores curativas y de restauración emprendidas por artistas y artesanos del Fondo Cubano de Bienes Culturales de la provincia,  resultó decisivo el empleo de la técnica de cierre de edificios mediante tensores de acero, donados por una entidad vasca, los cuales son apropiados para reparar inmuebles construidos sin elementos de traba en las partes altas.

Por estos días no cesan las visitas de gibareños y de personas en general procedentes de otros sitios. María Chacón y las jóvenes guías del museo invitan a remontar las escaleras de madera. Atentas y conocedoras advierten que arriba aguarda el buen arte.

Por Germán Veloz Placencia

Tomado de www.granma.cu

Paulito FG: “El Festival del Son en Mayarí es un termómetro de la música cubana”

Foto: Internet

El Son fue ritmo anfitrión de la música cubana en Mayarí. Desde el pasado miércoles hasta hoy este municipio holguinero es sede del XXVII Encuentro de Agrupaciones Soneras, que sesiona desde 1989 en esta localidad de la provincia.

Presentaciones de grupos musicales, eventos teóricos, actividades comunitarias y actuaciones danzarías fueron los ingredientes de un ambicioso programa, cuyo propósito principal es incentivar a las nuevas generaciones a disfrutar de la auténtica sonoridad de la Isla.

Entre los invitados más esperados en el evento fue Paulito FG y su Élite. Precisamente, a él fue a uno de los que se dedicó esta edición, por los 25 años de fundada la banda que acompaña a este músico defensor auténtica tradición sonora de Cuba.

“Todos los que queremos a la música cubana debemos apoyar un evento como este, que se ha conservado durante tanto tiempo”, comentó el intérprete y creador del Proyecto Sonando en Cuba.

Agregó que el Encuentro es “una hermosa y gran tradición y estoy seguro que hoy y siempre vendrán muchos soneros de gran valor de la música cubana”.

Con casi dos décadas sin pisar escenarios mayariceros y en el festejo del Aniversario 25 de la Élite, Paulito FG declaró: “Llegar a esa edad es sinónimo de mucho esfuerzo y consagración, ni siquiera me he dado cuenta del pasar del tiempo. Han sido años de mucho trabajo, pero los resultados reconfortan”.

Presentación de Rumbatá de Camagüey en el XXVII Encuentro de Agrupaciones Soneras. Foto: Emilio Rodríguez

El Festival propició también las presentaciones de grupos representantes de otros géneros como Rumbatá de Camagüey que provocó la algarabía entre los bailadores asistentes a su espectáculo.

Presentación de Rumbatá de Camagüey en el XXVII Encuentro de Agrupaciones Soneras. Foto: Emilio Rodríguez

El propósito de que el evento rescate no solo al Son sino que se abra a otros ritmos cubanos fue elogiado por Wilmer Joel Ferrán Jiménezah, director de la agrupación camagüeyana:
“Nuestra música es la que hay que defender como se está haciendo en Mayarí, que abre su corazón a otras aristas del arte como la rumba. Debemos rescatar, cuidar y mantener nuestra identidad y este Festival brinda esa posibilidad de reencuentro y de intercambio con el público”.

Presentación de Rumbatá de Camagüey en el XXVII Encuentro de Agrupaciones Soneras. Foto: Emilio Rodríguez

El XXVII Encuentro de Agrupaciones Soneras cierra hoy con algo de lluvia y mucho Son, para que suba bien alto la temperatura de la música cubana.

Nota: Colaboraron en esta nota Raúl Vázquez y Emilio Rodríguez, periodistas de Radio Mayarí

Por Luly Legrá Pichs

Tomado de www.ahora.cu

Son mayaricero, tradición y cubanía

Presentación del septeto Changüí Guantánamo . Fotos: Emilio Rodríguez

El Son encontró a su intérprete, el joven Orlando Salazar, durante el concurso “Buscando el sonero”, que auspicia el sector de Cultura en ese territorio y la orquesta Los Taínos de Mayarí, durante el XXVII Encuentro de Agrupaciones cultivadoras de este género musical cubano.

Hasta el 12 de noviembre Mayarí es la capital en Cuba de esa sonoridad, donde además de la presentación de grupos musicales se promueve el debate científico acerca de la importancia de fomentar el gusto por este ritmo en las nuevas generaciones.

Sin dudas, uno de los espacios que mayor intercambio de ideas ha logrado hasta ahora en este encuentro es el coloquio “Raíces y Tendencias del Son en Cuba”, durante el cual fueron debatidas nueve investigaciones referidas a la necesidad de ubicar a este género como asidero de identidad nacional y de influencia musical entre los jóvenes.

Proyecto Infantil de Guaro en la comunidad Los Munene. Fotos: Emilio Rodríguez

Zulema Reyes, especialista a cargo del espacio teórico, subrayó que su desarrollo durante 15 años ha posibilitado reafirmar que “el son mayaricero suena distinto al de otras regiones de Cuba”.

Consecuentes con lo analizado en este evento y el programa del Encuentro, las actividades se extienden hasta la barriada conocida como “Los Munene”, a fin de que las comunidades sean transmisoras de la auténtica música cubana.

En esa localidad, bajo la guía del promotor y poeta Frank Lugones se presentó un proyecto de baile, teatro y canto, integrado por niños del Consejo Popular de Guaro.
El periodista Emilio Rodríguez, desde la emisora Radio Mayarí, informó que en esta noche de jueves está previsto un bailable popular gigante con la orquesta anfitriona, Los Taínos de Mayarí y Paulito FG y su Élite, acompañado de los participantes en Sonando en Cuba, tendrá a su cargo el cierre del espectáculo.

Por Luly Legrá Pichs

Tomado de www.ahora.cu

El mundo de “Yiki”

Fotos: Carlos Rafael

Catorce piezas conforman la exposición personal “El cuerpo (des)controlado” del artista y también tatuador George González, “Yiki”, que se exhibe desde ayer y por espacio de un mes en la galería de la Casa del Joven Creador de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de la ciudad de Holguín, en la oriental provincia cubana de igual nombre.

En las muestras, que se insertan dentro de las actividades de la II Edición del Proyecto de Arte Corporal TatuArte, su autor encontró en la tinta de tatuaje en cartulina con plumilla y pincel, un modo de expresión. Temáticamente “son figuras pop vinculadas con la representación de los objetos y el cuerpo. Me inspiré en la década del 90, pues me identifico mucho con acontecimientos culturales de esta época, como su musica y artes visuales”, explica.

Sus piezas pictóricas independientes son además propuestas para tatuaje in situ, pues los presentes en TatuArte pueden “picarse”, como también se le conoce a esta acción, alguna de las obras expuestas, sin costo alguno.

González valora mucho la influencia de su formación en las artes plásticas y su vínculo con el tatoo, tanto que prefiere hacerlo “a muleta”, es decir sin máquinas, dibujando cada punto, de un modo que considera “artesanal”.

tatuajeH3.jpgGeorge González, Yiki.tatuajeH7.jpg

Por Yaneidis Ojeda Aguilera

Tomado de www.ahora.cu

Holguín: la capital cubana del tatuaje

Proyecto Tatuarte. Foto: Carlos Rafel

La inauguración de la exposición personal “El cuerpo (des)controlado” del artista George González, “Yiki”, y el concierto de la banda Claim, iniciaron este miércoles la II Edición del Proyecto de Arte Corporal TatuArte, único de su tipo en el país, que hasta el 11 de noviembre tiene como sede la Casa del Joven Creador de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), de la Ciudad de los Parques.

Con la presencia de investigadores, especialistas, defensores del Body-art, artistas plásticos, jóvenes creadores, y más de una decena de tatuadores de toda Cuba, como el Proyecto Cultural La Marca y Zenit Tatoo Studio, ambos de La Habana, en la mañana acontecerá uno de los espacios más disfrutados principalmente por los jóvenes: la posibilidad de realizarse un tatuaje, sin costo alguno.

La defensa de los valores estéticos y artísticos del tatuaje y el Body-art como manifestaciones de las artes plásticas y como modo de expresión, es el objetivo principal del evento, que en la tarde del jueves acogió la presentación teórica del Proyecto Cultural La Marca, y su similar del viernes presentará la ponencia “El tatuaje ritualístico. Las políticas del cuerpo escrito”, a cargo de Vladimir Hechavarría y Danilo Guerrero.

El sábado, se efectuará un taller de creación infantil de serigrafía y papel reciclado, un evento teórico sobre tatuaje “a muleta”, y en la clausura, descarga de trova con los artistas Raulito Prieto, Manuel Leandro y Lainer Verdecia.

Por Yaneidis Ojeda Aguilera

Tomado de www.ahora.cu

Hoy el Son suena más fuerte desde Mayarí

Foto: internet

El XXVII Encuentro de Agrupaciones Soneras comenzó este miércoles en Mayarí, en la provincia de Holguín, con un tributo a Rolando Neyra, uno de los principales cultivadores de este género musical en ese municipio del oriente de Cuba.

Durante la jornada inaugural, el evento concentra sus actividades en el Consejo Popular de Guaro, que celebra 59 años de su toma por el Ejército Rebelde, y para reconocer la labor sostenida de la Familia Neyra por difundir la música tradicional cubana.

Aracelys Cutiño, directora de Cultura en Mayarí, explicó que en la noche realizarán el desfile inaugural desde el monumento de Altagracia Tamayo, madre del reconocido pianista cubano Frank Fernández, hasta la plaza principal Martín Meléndez Pittaluga, con lo que tendrá apertura oficial el Festival.

Más de 20 agrupaciones representantes de esta sonoridad en el país realizarán presentaciones durante los cuatro días en que el Son se escuchará más fuerte desde ese territorio holguinero.

Jorge Tito Cabreja, director de Los Taínos de Mayarí y presidente del Comité Organizador, anunció la asistencia de grupos nacionales como Paulito FG y el Proyecto Sonando en Cuba, Pupy y los que Son Son, el Septeto Santiaguero, Giraldo Piloto y Klímax.

Además, se presentarán orquestas como la “Avilés”, Brisas de Nipe, la Original de Manzanillo, Los Tanameños y otras.

En esta ocasión el Encuentro rinde homenaje al aniversario 135 de la Orquesta Avilés, a los 80 de la Brisas de Nipe, a los 35 del Septeto Manayabo y los 10 años de la agrupación de aficionados Juventud Taína.

Por Luly Legrá Pichs

Tomado de www.ahora.cu

En Mayarí, cita perfecta para impulsar la cultura

Fotos: Cortesía de la Orquesta Taínos de Mayarí

La musicalidad, inoculada en vena, habita en el espíritu impetuoso de cada cubano, en unos, más silenciosa, en otros, más “bullanguera”. Satura todos los espacios, con una actitud rítmica al hablar, al caminar, al reír, al pregonar con un sello distintivo.

Los componentes europeos y africanos de la música cubana son indiscutibles, resaltados en numerosas ocasiones por casi todos los artistas y musicólogos de la nación caribeña.

La sensibilidad melodiosa nacional devino en una amalgama cadenciosa y auténtica, moldeada en los diversos géneros de la música popular, como es el caso del Son. Esta categoría, privilegiada de la tradicionalidad nacional, se flexibiliza adoptando diversos modos de hacerse. Sin abandonar su legitimidad deja impregnarse por la huella de cada espacio geográfico que la desarrolla.

El Son se ha convertido en eje de estudios, espectáculos y eventos de la isla en toda su extensión; incrementando su promoción y perdurabilidad en la cultura  cubana.Importantes musicólogos e investigadores cubanoscomo Alejo Carpentier, Danilo Orozco, Leonardo Acosta y María Teresa Linares han disertado sobre la su significación como parte de nuestra conformación cultural, sus orígenes confusos y el destronamiento de sus mitos.

Con respecto a las festividades dedicadas al Son, el municipio de Mayarí, en el nororiente de la provincia cubana de Holguín, se convierte cada noviembre en el escenario para uno de los eventos más prestigiosos del género en Cuba: el Encuentro de Agrupaciones Soneras, que transcurre desde el ocho y hasta el 12 del presente mes de noviembre.

Surgido en 1989, a partir de un proyecto de Jorge Tito Cabreja, director de la Orquesta Taínos de Mayarí, el evento supuso la oportunidad de ratificar la excelsitud del género en el municipio holguinero, la coexistencia de sus estilos a través de exponentes nacionales y ofreció, también,un medio propicio para teorizarsobre el tema.

Hoy, en su vigesimoséptima edición, más que un espacio para la concurrencia de importantes orquestas de la música popular bailable, es un fenómeno sociocultural de carácter artístico, con probada eficacia en su proyección social.

Además de exteriorizar al Son como música, el Encuentro lo expone como manifestación simbólica, una expresión de la identidad del cubano, y en especial del mayaricero. Este se ha convertido en una plataforma potencial para el progresode la cultura local, pues se incursiona así en un término de actualidad global: el Desarrollo Cultural Comunitario.

Las disímiles actividades durante el Encuentro de Agrupaciones Sonerasse efectúan en pos de aprovechar el rendimiento artístico e intelectual de los pobladores. De esta manera hace sentir a cada persona protagonista, estrella del espectáculo.

Muestra de ello es Los niños cantan y bailan al son, una de las acciones desarrolladas dentro del marco del evento y con una proyección que excede las fronteras de este.

Incentiva la participación, promoción y seguimiento de niños y adolescentes con aptitudes musicales e inclinación por la música popular. En un interés por hacer perdurable la tradición sonera a partir de orquestas municipales y regionales se hace insistencia en la formación de estos niños y jóvenes.

Otras suscitan a la revitalización de las raíces locales y su confrontación, como en el caso de laPeña de la rumba y de Los Munenes. La asistencia de un público heterogéneo en su más amplio sentido y la actuación de grupos tradicionales permiten exteriorizar las manifestaciones ancestrales y la mantención de la memoria colectiva. De esta manera facilita generar una sensibilización por parte de la comunidad, fundamentalmente en las nuevas generaciones; además de la articulación de identidades grupales.

De manera general, el Encuentro de Agrupaciones Soneras plantea nuevas y diversas formas de comunicación social, así como la voluntad de admitir los influjos culturales exteriores en una polémica de resistencia y recepción. La preocupación por contrarrestar la globalización cultural de los modelos occidentales a través de un replanteamiento de lo autóctono es premisa en los intereses del Encuentro.

Ante esta amenaza actual promueve la investigación a nivel local para el conocimiento de la propia realidad desde disímiles perspectivas (evidente en los eventos teóricos).De esta manera se manifiesta en correspondencia a la política del país en la defensa de la identidad.

festival del son mayarí

Con todo el progreso cultural que promueve este evento, no se explica cómo no está afiliado al Programa de Integral de Desarrollo del municipio Mayarí. Con esto, considero necesario un llamado a los funcionarios culturales que articulan los programasde desarrollo local, convistas a poner en su mira un evento de tal magnitud e importancia simbólica para los mayariceros.

Por Elisdanis Prego Cemitier, estudiante de Historia del Arte de la Universidad de Oriente

Tomado de www.ahora.cu