Cuentos y canciones con una Orquesta Sinfónica

Fotos: De la autora

La Orquesta Sinfónica de Holguín (OSH) protagonizó el espectáculo “Pedro y el Lobo y otros cuentos infantiles” junto a prestigiosas instituciones culturales del territorio como el Proyecto de Narración Oral Palabras al Viento y la Compañía Ronda de los Sueños  este 14 y 15 de abril en el Teatro Eddy Suñol.

Foto de la autora
La OSH, la más joven de Cuba, reeditó en la Ciudad de los Parques la fábula  compuesta especialmente por Serguéi Prokófiev para cultivar en los niños el gusto musical y enseñarlos a reconocer los instrumentos por su sonido.
Los personajes de esta divertida clase de apreciación musical fueron interpretados por los actores de Palabras al Viento, quienes en la jornada del 15 de abril celebraron el aniversario 14 de su surgimiento con el objetivo de rescatar la tradición oral del territorio.
Foto de la autora
La primera actriz Norma Arencibia asumió la narración de la fábula que en su versión holguinera cuenta las peripecias del intrépido Pedro, quien con la ayuda de un pajarito logra atrapar al lobo.
Foto de la autora
En la segunda parte del espectáculo, los niños de Ronda de los Sueños interpretaron temas clásicos del pentagrama infantil como “Lo feo”, “Vinagrito” y “Cae una gotica de agua” acompañados por la OSH, que dirigió el maestro Oreste Saavedra.
La obra será presentada este 17 de noviembre en la recepción del Hosipital Pediátrico de Holguín “Ocatvio de la Concepción de la Pedraja”.
Por Rosana Rivero Ricardo
Tomado de www.ahora.cu/es

Resaltan valores de Mayarí en jornada nacional José Juan Arrom

Debate durante la séptima jornada nacional científico-literaria José Juan Arrom, con sede en el municipio de Mayarí. Foto: Emimundo

Los valores humanos y naturales del municipio de Mayarí fueron resaltados este sábado durante el tercer día de la séptima jornada nacional científico-literaria José Juan Arrom, con sede en este territorio holguinero.

El doctor en ciencias Reynaldo Velázquez Zaldívar, rector de la Universidad de Holguín, ponderó la valía de proyectos como estos, en los cuales se unen investigadores de varias universidades del país.

Por su parte el escritor y poeta Rolando Bellido, vicepresidente de la UNEAC en la provincia, aseveró que más allá de los recursos naturales Mayarí es rico por su historia y talento, destacando a creadores como Emerio Medina Peña, Premio Casa de las Américas y Julio Cortázar.

En el lobby del cine local, una decena de jóvenes estudiantes y profesores presentaron resultados de varias investigaciones, entre las que destaca la vinculada con los aportes de Cuba al sistema de la Defensa Civil.

La jornada del sábado abrió con la conferencia magistral de Yordanis Pérez Urrutia, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Mayarí, quien relató los principales logros del Programa integral para el Desarrollo y las proyecciones del mismo.

Debate durante la séptima jornada nacional científico-literaria José Juan Arrom, con sede en el municipio de Mayarí. Foto: Emimundo
Los talleres en función del desarrollo local hurgaron en tópicos como Las ciencias sociales ante los retos del desarrollo, Género, salud y progreso humano, Educación, iniciativas, Medio ambiente y los jóvenes ante los retos del desarrollo local.

Tertulias, exposiciones de artes plásticas, ferias del libro, conversatorios y reconocimientos a niños narradores, destacan en la jornada que cierra este domingo y tributa un especial reconocimiento el hispanista José Juan Arrom González.

Por Emilio Rodríguez Pupo (Radio Mayarí)
Tomado de www.radioangulo.cu

Premio Celestino: mapa inefable de la joven narrativa cubana

Por Erian Peña Pupo

Entrega del Premio Celestino de Cuentos. Foto del autor

La joven escritora camagüeyana Martha Acosta Álvarez obtuvo el Premio Celestino de cuento en su edición XIX con el libro Cuarenta días y cuarenta noches, según el acta del jurado, integrado por Nelton Pérez, Yoandra Santana y José Luis García, hecha pública en el Salón “Abrirse las constelaciones” de Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en la provincia que auspicia el certamen junto al Centro Provincial del Libro.

El jurado reconoció en Cuarenta días y cuarenta noches la lograda estructura, la organicidad de los cuentos en su conjunto, el lenguaje y las historias que conforman un todo.

Reconoció, además, entre los veinte títulos en concurso, los libros Cucarachas verdes, de Raúl Leyva, de Las Tunas, y La edad de la insolencia, de Daniel Zayas, de Isla de la Juventud, y –según subraya el acta– coincidió “por unanimidad en que es el Celestino ya el premio de cuento para jóvenes más codiciado del país, pues tiene como cima la publicación por Ediciones La Luz”.

“El Celestino es uno de los premios más codiciados para cualquier persona que escriba en Cuba. Yo estoy muy feliz, he disfrutado muchísimo esta jornada, ha sido uno de los eventos más entrañables y un recuerdo hermosísimo. Estoy muy feliz y quiero dedicarles este premio, especialmente, a todos los amigos maravillosos que han compartido conmigo esta bella ocasión”, comentó Martha Acosta en el momento de entrega del Premio, quien recibió, además del diploma acreditativo de la XIX edición del Celestino, un grabado de la autoría del holguinero Cosme Proenza Almaguer, Maestro de Juventudes de la AHS.

La joven escritora, nacida en Sibanicú en 1991, es ingeniera en Ciencias Informáticas, poeta y editora. Egresada del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, ha obtenido los premios de narrativa César Galeano 2015, Pinos Nuevos 2016 y Calendario 2017. Tiene publicados los libros de cuentos Pájaros azules (Editorial Letras cubanas) y Doce años es demasiado tiempo (Edit. Editorial Samarkanda, colección Guantanamera).

Foto del autor

Como parte de la tarde fue presentado el libro Nube oscura alrededor de la cabeza, del escritor tunero Julián Marcel Baldemira Celorrio, ganador de la edición XVII del Celestino.

En sus palabras de presentación, Adalberto Santos, editor del libro, subrayó: “Nube oscura…, que pareciera un título ominoso, creo que es, ante todo, y más que un ejercicio literario de su autor, el exorcismo de un joven que ha experimentado algunos espantos del vivir y que, de a poco, ha logrado explicarlos o quizás tornarlos menos dolorosos, pues nombrados los objetos de nuestro miedo o dolor, pierden esa cualidad mayor de sí y de a poco, se vuelven zonas con las que podemos, al menos, estar en paz en nuestro presente”.

“Creo que a través de la lectura de estas páginas es notoria la voluntad de Julián Marcel de emplazar o mejor, empalar sus temores, así como los niños de El señor de las moscas de Golding empalan la cabeza de un cerdo como símbolo de sus temores y acto de expiación de ellos”, subraya Adalberto Santos.

Por su parte, la escritora María Liliana Celorrio, madre de Julián Marcel, comentó: “Nube oscura… se constituye, con respecto a los temas y misterios que pone sobre la superficie, en un libro diferente dentro de la nueva narrativa joven del país. Heras León estaría contento por la limpieza y oficio que trasunta estos textos, también fruto de sus desvelos como maestro. Sus amigos, su padre muerto, los lectores, y yo, su madre, quien pone la cabeza en el picadero por su verdad, les dice a ustedes que este libro trae un mensaje llegado hasta acá en las alas prodigiosas de Mercurio, mensajero de la editorial La Luz, mapa inefable de las letras, y un secreto, por sinestesia directamente traído del corazón del pequeño príncipe. Entonces la madre está feliz, porque su hijo tiene la oreja extraordinaria de Van Gogh y sobre el dolor se yergue la esperanza”.

Entrega por la Junta Nacional de la Sociedad Cultural José Martí, a propuesta de la Junta Provincial de Holguín, del reconocimiento La Utilidad de la Virtud a Cosme Proenza Almaguer. Foto del autor

Otro de los momentos significativos de la jornada fue la entrega por la Junta Nacional de la Sociedad Cultural José Martí, a propuesta de la Junta Provincial de Holguín, del reconocimiento La Utilidad de la Virtud a Cosme Proenza Almaguer, entregada por su presidente en Holguín, Eliel Gómez, en atención a los innumerables méritos acumulados por el reconocido artista holguinero.

El Celestino –realizado entre el 10 y el 14 de abril– estuvo dedicado en su XIX edición a los 50 años de la novela Celestino antes del alba, de Reinaldo Arenas, y a los 60 de El cuentero, de Onelio Jorge Cardoso. Con la participación de jóvenes narradores de varias partes del país, entre ellos Alejandro Rama, Norge Luis Labrada, Evelyn Queipo y Noel Pérez, el Celestino realizó presentaciones literarias, paneles y lecturas de narrativa y poesía.

Andrés: un h(n)ombre en mayúsculas

Por Vanessa Pernía Arias

Publicación epocal de gran valía, donde se dieran cita los matices de la realidad cubana entre 1936 y 1961, la revista Carteles fue, además, testimonio de un hombre consagrado con la historia de su país: Andrés García Benítez, diseñador de sus portadas, obligó a los críticos, durante veinte años, a valorar su trabajo como único, con una poética trascendental dentro del diseño y la plática en Cuba. Artífice del segundo gran momento de la gráfica costumbrista nacional de todos los tiempos, después del grabador Landaluce, este hombre “multitalentos” trabajó, además, el diseño escenográfico y de vestuario para piezas importantísimas dentro del repertorio teatral en la isla, como Doña Rosita la soltera y La zapatera prodigiosa, de Lorca, y Electra Garrigó, de Virgilio Piñera.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Como recomendación directa al redescubrimiento de su labor como diseñador gráfico en Carteles, llega el catálogo Andrés, publicado por la Fundación Arte Cubano, Impresión Artes Gráficas de Palermo, Madrid, y presentado por el investigador, curador y crítico de arte Martín Garrido, quien además es un estudioso por excelencia de la obra de García Benítez, en el Centro de Artes Plásticas de Holguín, como parte de la 27 Feria Internacional del Libro.

Catálogo Andrés, publicado por la Fundación Arte Cubano, Impresión Artes Gráficas de Palermo, Madrid, y presentado por el investigador, curador y crítico de arte Martín Garrido. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Según Martín Garrido: “La historia personal de Andrés García Benítez es la historia del cumplimiento de una vocación, de una vocación que no tuvo antecedentes en su familia, ni tampoco continuadores. Fue el transito solitario pero gozoso y brillante, de un creador pleno de recursos y habilidades, seguro de sus fuerzas y con los pies en la tierra”.

Andrés fue un artista comprometido con el contexto que le tocó vivir, y así lo demostró en Carteles, uno de sus primeros impulsos para enrolarse en el mundo artístico y cultural de la capital, razón por la cual es designado diseñador oficial de la revista en 1936. “Si Andrés fue un triunfador, un artista que tuvo la posibilidad de probar las mieles del éxito y la popularidad, lo debió a su talento personal, a su valor para aceptar los retos y desafíos que una carrera como la suya le exigía, y a su enorme capacidad de trabajo, que le permitió realizar una obra amplia y diversa con un sello personal incuestionable”, asegura Martín Garrido.

Foto tomada de Internet

García Benítez no cursó estudios académicos de arte, pues desarrolló de forma autodidacta un talento que le era innato, sin embargo fue un “personalísimo dibujante” con exposiciones importantes tanto en Holguín, cuando aun no tenía cumplido sus 15 años, como en el círculo de Bellas Artes de La Habana, Nueva York… lo que advirtió el escritor y ensayista José Antonio Portuondo al subrayar que el holguinero era un “estupendo ilustrador, por la exquisitez y delicadeza de sus líneas que tienen… toda la finura y el encanto a la par que la rica fantasía de los dibujantes orientales”.

Deviene entonces este catálogo como memoria límpida de su labor gráfica, una obra de inestimable valor histórico para las artes en Cuba. Un orgullo para los holguineros y para los cubanos en general resulta este texto que recoge sus estampas nacionales, su maestría formal, su originalidad temática… Martín Garrido apunta que “no hay obra menor para un gran artista, y Andrés lo era”, y parece ser ese precisamente el objetivo de este catálogo: demostrarnos el valor artístico de la obra de Andrés, un artista que ha vivido “en medio de un discreto pero transitorio olvido”, pero “que quizás algún día prestigie las colecciones de importantes museos del mundo”. Entretanto nos queda el privilegio de disfrutar su obra desde los catálogos para Carteles que se encuentran en el Museo Provincial La Periquera, como parte de los fondos de esta institución, y ahora mediante este inesperado pero siempre bienvenido catálogo nombrado dignamente Andrés.

 

Mientras se abren las constelaciones

Por Erian Peña Pupo

Desde la sede de Ediciones La Luz observamos cómo se expande y contrae buena parte de la ciudad en su ritmo diario de urbe mediterránea y soñadora. El salón Abrirse las constelaciones es también una especie de atalaya en el centro de Holguín desde la cual mirar un poco más allá…

En los días de Feria, precisamente en el espacio Abrirse las constelaciones, Ediciones La Luz nos convidó a mirar un poco más allá del horizonte y acercarnos así a varios títulos de su reciente catálogo editorial y además, al trabajo de otros sellos invitados a la 27 edición de esta fiesta literaria.

Entre los títulos presentados se encuentra Érase un elefante bocarriba. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Como preámbulo de la jornada quedó abierta al público en las paredes del Salón, la exposición personal Las aventuras de Pinocho, historia de un muñeco, compuesta por ilustraciones del joven artista pinareño Yunier Serrano, Valerio, en conmemoración al 134 aniversario de la publicación de Las aventuras de Pinocho, del periodista y escritor italiano Carlo Collodi (1826–1890). “Pinocho, encarnación universal del esfuerzo por lograr lo imposible, no solo se nos muestra con los archiconocidos atributos de su esencia material y espiritual, sino que luce códigos y envía mensajes que lo trasladan a nuestra realidad, transformándolo en colega de sus posibles contemporáneos. El tratamiento de sombras y escenarios, se funde con los manipuladores hilos y los entornos de aparente flotación, para recordarnos eternas contradicciones entre lo estatuido y el libre albedrío, entre dependencia y responsabilidad”, escribe en las palabras del catálogo Yania Collazo González.

Entre los títulos presentados se encuentra Érase un elefante bocarriba. Racimo de décimas humorísticas cubanas. Con compilación, prólogo y notas de Ronel González Sánchez, esta antología, publicada en la colección Humor verbal, reúne parte de la obra humorística en décima de autores como Chanito Isidrón, Faustino Oramas, Jesús Orta Ruiz, Adolfo Martí, Bruno Rigoberto Rizo, Pablo Díaz, Ramón Espinosa, Nelson Gudín, Emiliano Sardiñas, entre otros. En la presentación de esta “pequeña contribución a palear los males diarios”, como comentó el propio Ronel, compartieron sus décimas los escritores José Luis Poveda y Gilberto Cruz, Pucho.

“Habitación propia”, de Yunier Serrano, Valerio, presentados por Erian Peña Pupo. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Por su parte, los poemas de Habitación propia, de Yunier Serrano, Valerio, presentados por Erian Peña, poseen una belleza ríspida, como cortes de tijera, como tijerazos sobre el cuerpo, cicatrices, tijerazos sobre el alma desnuda pero entrenada en la sobrevida: una belleza onírica, por momentos desconcertante, pero “conmovedora y escuálida”, como los cuentos de Salinger.

La poeta y editora Irela Casañas motivó la lectura del poemario Escritos sin rabia, de Elizabeth Soto: “En esos versos de estilo conversacional se nota la intención que no debe faltarle al poeta: comunicar. En las tres partes que componen este volumen, el sujeto lírico se dirige a ti, comparte vivencias, dudas y satisfacciones; se despista, se va a otro tiempo, vuelve, pero no permite que abandones el poema. Escritos sin rabia es una sinfonía contemporánea donde la alegría primero subyace y luego canta acompañada por todos los sujetos del lenguaje…”, asegura Irela, quien presentó, además, Los poemas de tor house, antología del estadounidense Robinson Jeffers (1887–1962) traducida por Rafael de Jesús Ramírez.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino
Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Fueron presentados, también, Animal de carga, de Pablo Guerra Martí, por Ghabriel Pérez, y Vientos alisios. Antología de jóvenes poetas puertorriqueños, por su editor, Luis Yuseff. Asimismo, en el horario de la tarde, Abrirse las constelaciones acogió las presentaciones de varios títulos de Ediciones Áncoras, de Isla de la Juventud, por Daniel Zayas, entre ellos: Estética de la derrota, del holguinero Moisés Mayán Fernández, Premio Mangle Rojo 2016, Habitación con flores, de Rafael Carballosa, Turismo nacional, de Osmany Echeverría, La condición inhumana, de Sergio García Zamora, y Temida polisemia. Estudio de la obra literaria de Delfín Prats, de Ronel González.

De China nos llega

Por Julio César

A la Gran Muralla, la tierra de Mao, esa de mayor densidad poblacional y riqueza cultural impresionantes se dedica por estos días la Feria del Libro Holguín 2018. La Plaza de la Marqueta- devenida Gran Librería para la ocasión-, y su Callejón de los Milagros, acogen durante estas jornadas disímiles actividades que se suman para festejar el evento cultural más grande que se realiza en Cuba.

China como país invitado de honor es centro de las celebraciones, por tal motivo sus milenarias tradiciones que han hecho eco en la Isla, se erigen por estos días como la vía idónea para homenajear a la región asiática.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Desde el Barrio Chino de La Habana llegó a la Ciudad de los Parques la Compañía Asiart Dance, quienes cautivaron a los presentes con sus demostraciones con armas blancas, trajes típicos del lejano Oriente, la belleza de sus abanicos-que si bien en el Hemisferio Occidental son considerados prendas femeninas, en esta cultura también se incorporan a los bailes de hombres-. Es a través de esta compañía donde se reafirma un legado que cultivan niños, adolescentes y jóvenes, quienes exhiben destreza interpretativa más allá de su temprana edad.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

En ese recorrido por la milenaria China, su música tradicional acaricia al oído mientras el resto de los sentidos acortan extensas distancias y se dejan cautivar por las llamativas-pero no escandalosas-, combinaciones de color. Al tiempo talentosas bailarinas con pozuelos en sus cabezas, dan muestra de sus dotes interpretativas mientras danzan sin derramar lo que hay en el interior del recipiente.

La Escuela Cubana de wushu y shikun de salud de Holguín sobresale la casi perfecta coreografía cargada de energías positivas. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

De nuestro patio, la Escuela Cubana de wushu y shikun de salud en Holguín-que ofrece sesiones matutinas en el propio espacio que comprende La Marqueta-,  se encargó de demostrar a través de adultos mayores, en su mayoría, que la avanzada edad no es impedimento para gozar de una buena salud mental y física, en este caso envidiable para muchos jóvenes. No solo hay belleza en su vestuario, sino que sobresale la casi perfecta coreografía cargada de energías positivas.

Y mientras los jóvenes pupilos de la propia escuela exhiben sus dotes marciales, un evento se anuncia para quienes empatan jornadas de celebración para el saber, tal es el caso de la Feria de los trovadores, espacio que poco a poco se adentra en la preferencia de los melómanos consumidores de buena música.

Con dos que se quieran II

Por Julio César

Una joya editorial e histórica se presentó este jueves durante la Feria del Libro Holguín 2018. “Con dos que se quieran”, constituye el segundo volumen de este texto que presenta la Casa Editora Abril para la ocasión.

“Con dos que se quieran”, constituye el segundo volumen de este texto que presenta la Casa Editora Abril. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

En 2010, por iniciativa del ministro de cultura, Abel Prieto, comienza a filmarse este programa de entrevistas que se ganó un lugar en la empatía del televidente gracias a, entre otros aspectos, la cordialidad y el clima cálido entre entrevistador y entrevistado que logra Amauris Pérez Vidal.

Como un entrevistador a la talla de la personalidad de la cultura que es, catalogó el escritor holguinero Moisés Mayán, recientemente agasajado con el Premio Calendario: “cuando Amauris entrevista a las personas logra colarse a través de la amistad y realizarle preguntas que en ocasiones les dejan sin saber que decir”.

Como una suerte de “libro blanco” es catalogado este texto, pues en sus orígenes solo recopilaban datos pero no emitían criterios, estos últimos se dejaban a consideración del lector: “Con dos… comienza con una entrevista, sin prólogo ni más preámbulos. En él se evidencia esa exploración realizada por Amauris, como gran conocedor de la cultura que es, demostrando la gran preparación que debe tener el entrevistador antes de chocar con el entrevistado”, destacó Mayán.

Para conocer en exactitud los sugerentes momentos de cada intercambio surge esta joya editorial, donde la Editora Abril se atrevió a imprimir todas las fotos interiores del texto en colores, las cuales fueron tomadas por las cámaras durante el momento de cada entrevista.

“Sin dudas este libro es una especie de biografía que se da a través del diálogo, algo que tiene un mérito histórico notable, pues Con dos que se quieran es una formación inmediata, instantánea sobre todas estas personalidades”, destacó el joven investigador de la provincia.

Xenovio Hernández, investigador del patio se encargó de vender estas reliquias impresas. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

En un segundo momento de la tarde el Espacio “Puertas abiertas” se reafirmó como plataforma para el conocimiento y la lectura a través de la subasta de libros raros y de uso, algo que viene de las ferias del libro realizadas en los años 80: para la ocasión fue Xenovio Hernández, investigador del patio quien se encargó de vender estas reliquias impresas, libros poco usuales en las librerías del país.

Durante la tarde la puja fue por títulos como Fouché, de Stefan Zweig, clásico de la literatura universal donde se describe al hombre corcho, ese que se mueve entre todos los círculos del poder. El Guardián en el trigal, obra de J.D. Salinger, las Poesías escogidas de Roque Dalton, Los últimos momentos de Napoleón-escrito por su último médico, quien además murió en Santiago de Cuba-, El panteón Yoruba, y Hay quien prefiere las ortigas,  escrito por Junichiro Tanizaki, texto que describe el panorama de los años 40 en Japón, periodo entre guerras y tránsito hacia el capitalismo dentro de esta sociedad hasta ese momento feudal; fueron otros de los libros subastados.

Soberanía tecnológica en la Feria

 

Por Juan Pablo Aguilera Torralbas

Conservar la memoria digital a largo plazo es hoy una preocupación en el mundo informatizado. Las plataformas de softwares libre son hoy, una alternativa vital para no depender de los grandes monopolios que dominan el mundo en dicho sentido.

Cada año la Feria Internacional del Libro en Holguín, acoge el Pabellón de Informática con el ánimo de acercar a las personas a los cambios tecnológicos. En esta edición desde el pasado 28 de marzo sesiona dicho espacio en la segunda planta de la biblioteca provincial Alex Urquiola.

Carlos Parra, coordinador del Pabellón de Informática. Foto: Ernesto Herrera

Carlos Parra, coordinador del pabellón planteó que: “Ya el libro transita por el formato digital y precisamente en el pabellón se hacen presentaciones de libros en formato digital, se presentan aplicaciones, se celebra especificamente el día del software libre, se dan talleres y conferencias para que las personas conozcan como trabajar con estándares abiertos.”

Con presencia en más de 50 países de los cinco continenes las plataformas de software libre garantiza seguridad e interoperabilidad, al no no generar conflictos de formatos en los documentos. Es una plataforma colaborativa, gratis que permite a un país como Cuba independizarse tecnológicamente.

Foto: Ernesto Herrera

“Cuando yo trabajo con formatos abiertos tengo control total sobre mis documentos, porque no tengo que pagar por ellos, no dependo de una plataforma extranjera. Eso es soberanía tecnológica”, expuso Parra

El pabellón sesionará hasta el domingo 1ro de abril, donde además de libros en formatos digitales se presentará una aplicación desarrollada en software libre por un equipo de programadores holguineros que permite la conversión digital de formatos de video, con posibilidad de ser funcional en los diversos sitemas operativos.

 

Turismo y religión en calendario de la Feria

Por Claudia Hernández Maden

La jornada literaria en La Esquina de la Plaza se matizó con la presentación del libro “Turismo y religión en Cuba. Viabilidad y antípodas de una relación” del profesor titular de la Facultad de Turismo en La Habana, Dr. C Clemente Hugo Ramírez Frías.

Profesor titular de la Facultad de Turismo en La Habana, Dr. C Clemente Hugo Ramírez Frías. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Ubicado en el campo de las Ciencias Sociales, el texto echa luz en torno a las contradicciones e impactos socioculturales que florecen entre la industria del ocio con la actividad religiosa; apuntando directamente sobre la necesidad que la primera se supedite en cordiales y respetuosos términos con la segunda.

Lo que derivaría de una amplia investigación, presenta ante el lector los argumentos para el conocimiento de un “turismo cultural sobre religión” o de “herencia religiosa” y no solo de raíces africanas, con fin de enriquecer el turismo cubano— afirmación que se consta en sus palabras de contraportada y que, valederamente, toma cuerpo en sus páginas.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Acompañado por una amplia bibliografía consultada, tanto de autores extranjeros y cubanos, el autor esclarece tipologías e impactos entre ambos fenómenos, sus dinámicas relacionales y ascensiones en el mundo globalizado.

En poco más de siete capítulos, el también Máster en Gestión Turística dilucida el porqué la religión como atractivo en el ámbito turístico cubano. Quizá la mayor aportación del texto se advierte en las entrevistas grupales  realizadas a una decena de investigadores foráneos —, el sociólogo belga  Francois Hourtart, la estudiosa alemana Claudia Ranhut, la Dra. Alessandra Ciattini de la Universidad de Roma la Sapienza, el canciller del arzobispado de La Habana monseñor Ramón Suárez y el sociólogo y filósofo  Aurelio Alonso, de la Casa de las Américas  —   así como a estudiosos de la Casa del Caribe.

¿Cómo se acercaron al tema religioso en Cuba? ¿Por qué la religión en Cuba y no en otro país de la región? ¿A qué se debe su atracción por esta temática? Interrogantes todas esbozadas por Ramírez, quien ha dedicado varias décadas a escudriñar la religiosidad en su relación con el turismo durante poco más de 25 años.

Por último, en su libro el colaborador del departamento de Estudios Socio religiosos del Centro de Investigaciones psicológicas y Sociológicas (CIPS) da las señas para la construcción de una relación virtuosa en el contexto cubano.  Sobre su actividad científica y docente se abundará en la conferencia “Patrimonio y Turismo”, que será impartida en la Casa de Iberoamérica, este 30 de marzo.

 

Holguineras novedades literarias

Holguineras novedades literarias

No pocas son las novedades literarias que tentarán los bolsillos de los lectores holguineros en esta 27ma. edición de la Feria del Libro en la provincia, cuyas jornadas —del 28 de marzo al 1ro. de abril— están dedicadas al doctor Eusebio Leal y, específicamente en el territorio, al aniversario 50 de la publicación del poemario Lenguaje de mudos, de Delfín Prats.

Los organizadores aseguran que habrá más de 400 títulos y alrededor de 98 000 ejemplares, entre los cuales destacan textos como Hasta siempre Fidel, compilación de textos y fotografías que recogen el sentir del pueblo cubano ante la partida física de su líder histórico; una edición crítica de la novela Jardín, de Dulce María Loynaz; Monseñor Carlos Manuel de Céspedes se confiesa, de Luis Báez; Con 2 que se quieran 2, compendio de entrevistas realizadas por Amaury Pérez en su popular espacio televisivo; así como los muy buscados clásicos infantiles Había una vez, El cochero azul y La Edad de Oro, junto a diccionarios básicos escolares y varios títulos dedicados a la cocina criolla.

Las casas editoras holguineras presentarán títulos que, a juzgar por las temáticas que abordan y el prestigio de sus autores, serán como «pan caliente» en cada uno de sus stands.

Entre las novedades que propone Ediciones Holguín destaca el libro de divulgación científica Hígado graso, del Doctor en Ciencias Médicas Agustín Mulet Pérez, autor de obras tan demandadas en ocasiones anteriores como ¿Gastritis, úlcera o reflujo? y Empacho: ¿síndrome o mito? Asimismo, el público podrá adquirir Pintura fresca, última colección de cuentos del narrador y periodista Rubén Rodríguez, conformada por 11 historias protagonizadas por mujeres de diferentes épocas, en las cuales el erotismo es un factor común.

Precisamente de este mismo autor, Ediciones La Luz, sello territorial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), propone el cuaderno El final de los finales felices, dedicado a niños de segundo ciclo de la enseñanza primaria y a adolescentes de secundaria básica. Esta editorial presenta, además, una compilación de la poesía completa de Delfín Prats, bajo el título de El brillo de la superficie, además del audiolibro de igual nombre, con poemas leídos por su propio autor.

En tanto, la editorial Cuadernos Papiro, consagrada a la confección de libros-arte, propone el poemario infantil Cantatas, de María Luisa Pérez López de Queralta; así como Testamento del pez, de Gastón Baquero, y Las flores del bien, de Aitana Alberti. Lo curioso de estos libros es que, además de ser impresos en máquinas del siglo XIX sobre papel manufacturado elaborado en la propia institución, son considerados de un alto valor artístico por la labor artesanal que requiere su producción, de ahí que solo se expenderán entre 70 u 80 ejemplares.

Conciencia Ediciones, de la Universidad de Holguín, presenta varios títulos que reflejan los resultados del quehacer científico de profesores y estudiantes: Arte y restauración, de Evelina Cardet; Cuba: dialéctica de la actualización de su modelo económico y social, de Luis Orlando Aguilera; y Auditoría ambiental en la dirección empresarial, de Roberto Rodríguez.

Asimismo, La Mezquita, sello de la Unión de Historiadores de Cuba en Holguín, invita a la lectura de dos cuadernos: Memorias del XXII Congreso Nacional de Historia, dedicado al 90 cumpleaños de Fidel y José Agustín García Castañeda, un científico holguinero del siglo XX, de Isaíris Rojas y Margarita París.

Una de las sorpresas que guarda esta feria para el penúltimo día es el lanzamiento de La historia de la aeronáutica civil en Holguín, de Yudenis Jiménez Peña, el cual será distribuido de forma gratuita a todos los asistentes al Centro para el Desarrollo Sociocultural, a las 10:00 a.m.

Otro de los elementos distintivos de esta gran fiesta del libro en la provincia es la celebración del Día Mundial del Documento Libre, durante toda la jornada del miércoles, a través de conferencias y talleres que darán a conocer los estándares abiertos y documentos libres en el pabellón de la informática.

Por su parte, la Asociación Culinaria pondrá a disposición de los interesados en el arte de la cocina, variadas propuestas como La Pastelera, El donaire de los vinos y Comida campesina, junto a Sabores de Gibara, del chef Alberto Gámez, seleccionado en 2016 como el mejor libro de cocina local escrito en el mundo.

 

Por Liudmila Peña Herrera

Tomado de www.juventudrebelde.cu