África también en Iberoamérica

Por Julio César

A la luz de las antorchas y con la luna de testigo, tras el llanto del barracón o la súplica del negro, se armó el bembé. De África a las Américas, despojados de su tierra camino a lo incierto, pero no de su esencia, de su ser.

El folclor africano está entretejido en nuestros patrones genéticos. Foto: Kevin Manuel Noya

Una noche para evocar nuestras raíces negras fue la que ofreció el Ballet Folclórico de Oriente el 27 de octubre como parte de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana. El espectáculo “Tradición oriental”, que llegó a Holguín como parte de las celebraciones por el 60 aniversario de la agrupación músico-danzaria, sin dudas constituye una fiel representación de las costumbres del esclavo resistente a la opresión blanca, firme ante sus creencias, y su religión.

El Teatro Eddy Suñol devino en escenario para recrear el más puro bembé afrocubano, sin dudas la festividad más representativa de esta cultura. Bajo la dirección artística y general de Sergio Hechavarría Gallardo, en la velada se disfrutaron de los frescos coreográficos Petro, Bembé, Tempo Nago, y Maní, unidos a los cantos Elubio y Gusan, todos bajo el imprescindible acompañamiento sonoro de los tambores ancestrales.

El folclor africano está entretejido en nuestros patrones genéticos. Foto: Kevin Manuel Noya

Como la institución danzaria de carácter folclórico más antigua de Cuba, se nos presenta esta compañía que tuvo su origen en lo más autóctono, tradicional y humilde de la ciudad de Santiago de Cuba. Influenciados por la tradición escénica, la tumba francesa y la emigración franco-haitiana, el ballet encuentra sus inicios en un pequeño grupo de bailadores, percusionistas y cantantes populares que desde el año 1956 se denominaron “Sorpresa oriental”. La eliminación del exclusivismo discriminatorio que trajo consigo el triunfo de enero del 1959 propició la primera presentación oficial del grupo con el nombre de Conjunto Folclórico de Oriente, con el consiguiente auge y posterior cambio de nombre en 1992, cuando se comienza a llamar como se le conoce en la actualidad.

Con el canto negro del barracón hay a quien se le eriza la piel, o hasta se monta el muerto: el Congo llama y sus hijos responden. Este es precisamente uno de los objetivos que persigue la compañía: la búsqueda de la trascendencia de las inmigraciones ocurridas durante los siglos XIX y XX para profundizar en esa genuina mezcla de identidades culturales del Caribe antillano, que al amparo de la esclavitud, dio lógica a la referencia de Don Fernando Ortiz, a ese ajiaco.

Protegidos por sus deidades: Eleguá, Oshúm, Shangó, trabajan los negros en el café y la caña de azúcar, impregnándole un sabor autóctono, ese que viene de su espíritu cultural, de un folclor genuinamente ontogénico que se traduce en cantos y bailes, génesis de la identidad y la nacionalidad en Cuba.

El folclor africano está entretejido en nuestros patrones genéticos. Foto: Kevin Manuel Noya

En una danza desenfadada, con libertad de movimientos pero sin escapar de la perfecta interpretación profesional de la coreografía, se fusionan vestuarios y voces para estructurar un ritual impoluto.

De África al Caribe se trajo mezclada en barracas la savia que dio forma de tradición religiosa y danzaria a todo el Oriente de Cuba, esa misma que hoy celebramos cuando decimos que “aquí, el que no tiene de congo…”, esa que también nos hace iberoamericanos.

Del Amazonas al Caribe, 30 años después

Por Claudia Hernández Maden

Feliz suerte la del doctor Ángel Graña González, actual vicepresidente de la Fundación de la Naturaleza y el Hombre, a quien la profesión le permitió ofrecer una especial remembranza sobre la expedición Del Amazonas al Caribe, 30 años después durante la última sesión del Congreso Iberoamericano de Pensamiento, el 27 de octubre.

Conversatorio sobre la expedición soñada de Nuñez Jiménez. Foto: Carlos Rafael

El panel dedicado al natalicio 95 de Antonio Núñez Jiménez, fundador de la Sociedad Espeleológica de Cuba e impulsor de la actividad investigativa en torno a la naturaleza e historia cubana, contó con la presencia, además, del único expedicionario holguinero José Corella. 

Ideada, organizada y dirigida por Núñez Jiménez, la expedición tuvo lugar dentro de las conmemoraciones por los 500 años de la llegada de los españoles a América, en ella participaron especialistas e investigadores de Ecuador, Perú, Colombia, Brasil, Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico y Cuba.

 “Núñez promovió que el descubrimiento fuera despojado de una visión eurocentrista y se comenzara a enfocar desde un punto de vista americano, logró convencer a la comunidad científica de la necesidad de efectuar este viaje en canoa del Amazonas al Caribe,” aclaró Graña. 

Conversatorio sobre la expedición soñada de Nuñez Jiménez. Foto: Carlos Rafael

Se trató de un verdadero suceso científico, que tras recorrer más de 17 mil kilómetros, logró conciliar los esfuerzos internacionales de geógrafos, biólogos, botánicos, arqueólogos, sociólogos, economistas, médicos, antropólogos, y periodistas, para visitar unos 20 países.

“El día antes de la partida se realizó una recepción en la embajada de Ecuador. A la media noche el Comandante en Jefe llegó para despedirse de los expedicionarios. Contamos con el pintor Osvaldo Guayasamín como padrino”. En canoas de unos 13 metros de largo, siguió su rumbo hacia Perú, el Amazonas, Colombia hasta Manaos, Brasil… EL profesor Graña recordó, paso a paso, la subida por el Río Negro contra la corriente hasta llegar al territorio venezolano.

No faltó el acompañamiento de varios de los barcos de la Marina, que ofreció protección durante la travesía por el Orinoco. De isla en isla, recorrieron el Caribe insular, a excepción de Puerto Rico, adonde solo llegó una de las canoas perdidas en el trayecto.

Un documental sobre toda la aventura fue registrado por la televisión cubana, realizado en coproducción con la TV Española, para sortear los efectos del bloqueo. Igualmente, una amplia selección de imágenes fue presentada por el profesor, quien mostró la rica diversidad cultural, religiosa y botánica.

Conversatorio sobre la expedición soñada de Nuñez Jiménez. Foto: Carlos Rafael

Memorable fue su paso por sitios naturales e históricos como Guadalupe, Martinica, Haití o República Dominicana, donde visitaron la casa de Máximo Gómez, lugar de la firma del Manifiesto de Montecristi.

En La Habana tuvo su destino final esta expedición cuya documentación ha sido declarada por la Unesco como Memoria del Mundo, y se encuentra atesorada en la Fundación, por muchos años liderada por el primer Presidente de la Academia de Ciencias.

Una serie expositiva de gigantografías, expuestas en el Centro Ibérico, recogió la experiencia gráfica que tuvo su fin el 28 de junio de 1988. A dicha travesía se le considera una hazaña científica y permitió comprobar modos de vida, métodos de producción artesanal, de pesca y alimentación, así como de comunicación de los pueblos originarios de América.

Hay teatro, hay festival

Mural dedicado a Raquel Revuelta.
Mural dedicado a Raquel Revuelta. Foto: Buby Bode
El acto escénico siempre ha estado marcado por una realidad que lo pone en desventaja con otras artes: su carácter efímero. Por eso, cuando un festival convoca es una oportunidad insoslayable. Asistir a sus presentaciones es vivir el teatro en estado puro; es encontrar en esos instantes dentro de la sala oscura el personalísimo acto de la creación; un tipo de experiencia vívida que conduce a distintos caminos, al sello de la polémica, del enfrentamiento, de la pasión, de la diversión, del pensamiento, pero jamás de la indiferencia.

Los primeros días del Festival de La Habana han transcurrido a sala llena. En Cuba existe un público que entiende los códigos teatrales. Puestas en escenas nacionales e internacionales han creado un panorama teatral donde conviven distintas maneras de concebir y hacer, una amplitud de caminos que apuntan, sobre todo, a la responsabilidad social de proyectar el arte con las luces y sombras de lo humano.

Es imposible verlo todo. Por más cronometrado que nos programemos el recorrido. Pero sí es posible disfrutar de una buena cantidad de obras y hay, eso sí, para todos los gustos.

Para quienes gustan del teatro de títeres la cartelera ofreció funciones de Los dos príncipes, del matancero Teatro Las Estaciones; Como la noche y el día, de Alas Teatro de Pinar del Río; Érase una vez… un pato, de Teatro La Proa; Las descabelladas historias de Polichinela en La Habana, de Teatro del Caballero; Historias bien guardadas de La Salamadra, estos tres últimos elencos de La Habana; y Lupa: Mundos para mirar de cerca, de Argentina.

De la muestra nacional para adultos que se exhibe en esta cita, varios han sido los montajes que en los últimos dos años hemos podido disfrutar en el momento de su estreno, en temporadas en la capital, o en el Festival de Teatro de Camagüey, que acogió a muchas de estas obras.

Éxtasis de Teatro Buendía; ¡Guán Melón! ¡Tú Melón! de El Ciervo Encantado; Harry Potter: se acabó la magia, de Teatro El Público; Diez Millones de Argos Teatro; Balada del pobre BB de Impulso Teatro; La pasión King Lear de Teatro D’ Dos; y Baquestribois de Osikán Plataforma Escénica Experimental, son algunas de las obras presentadas por estos días que, aun cuando han tenido temporadas en la capital, siguen llenando los teatros.

Igual convocatoria de público han tenido Los caballeros de la mesa redonda de Teatro del Viento, de Camagüey; y Jacuzzi de Trébol Teatro de Holguín.

Los caballeros de la mesa redonda de Teatro del Viento. Foto: Buby Bode
La primera, con dirección de Freddys Núñez Estenoz removió el proscenio de la sala Raquel Revuelta con una interesante y cuestionadora puesta de teatro político, que emplea paralelismos epocales para exponer realidades desde distintas problemáticas sociales, con tacto, vigor, toques de humor y absurdo.

Jacuzzi, con dirección y dramaturgia de Yunior García, se presentó en el teatro City Hall, un espacio en desuso durante mucho tiempo y con evidentes problemas de infraestructura que –a pesar de los esfuerzos de los trabajadores del centro– atentan contra los espectáculos teatrales. No obstante, Jacuzzi llenó la sala los tres días de presentaciones.

La obra basa su argumento en el reencuentro de tres jóvenes amigos y las controversias de estos hacia la sociedad contemporánea en la que vivimos. Lo que impresiona mayormente en esta pieza es la vitalidad de la palabra, la crudeza descarnada con que se asume la realidad al mismo tiempo que ofrece momentos de estrujante cuestionamiento y de verdadera rebeldía.

Yunior García, director, dramaturgo y actor de esta pieza se convierte en una revelación no solo por su evidente talento y versatilidad, si no por encarnar un personaje que él mismo creó y por tanto es de una coherencia abrumadora.

En un éxito de público y de crítica se convierte esta obra que debería tenerse en cuenta para largas temporadas, más allá de este Festival.

Por otra parte, dos homenajes a figuras de las artes escénicas cubanas han tenido lugar en este Festival, aun cuando en esta 17 edición no existió una dedicatoria específica como ha sido recurrente en otros momentos.

Un mural de cerámica dedicado a Raquel Revuelta se develó en la sala teatral que lleva el nombre de la actriz. Creado por los artistas Raciel Feria y Luis Zamora, la obra presenta a la emblemática artista, figura imprescindible de la cultura cubana, en uno de sus roles más aplaudidos: la Madre Coraje de Bertolt Brecht.

El otro homenaje, que tuvo lugar desde las tablas, fue al dramaturgo recientemente desaparecido Amado del Pino. Una de sus últimas obras, Espontáneamente, cobró vida en la escena con el montaje de Laudel de Jesús para Cabotín Teatro de Sancti Spíritus.

La obra, que Amado no alcanzó a ver estrenada, aparece en la antología de Letras Cubanas Nueve dramas en presente, antología de dramaturgia cubana de hoy, con concepto, selección y nota introductoria de Omar Valiño. Y como casi todo el teatro que escribió el dramaturgo parte de la realidad y toma la ilusión como escudo. Este es, ciertamente, el primer Festival de La Habana sin Amado del Pino, cuesta imaginárselo. Pero confiemos en la sobrevida de su obra, que así sea.

Por Amelia Duarte de la Rosa

Tomado de www.granma.cu

Entregan Premio de Investigación José Manuel Guarch del Monte 2017

 

Premio José Manuel Guarch del Monte. Foto: Carlos Rafael

El trabajo Rescate y preservación de la obra musical religiosa del músico holguinero José María Ochoa, de la autoría de Yanara Grau Reyes, fue reconocido con el Premio Nacional de Investigación José Manuel Guarch del Monte 2017 en la XII edición del Congreso Iberoamericano de Pensamiento que se desarrolla en Holguín del 25 al 27 de octubre como parte de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

El jurado, encabezado por el musicólogo Zenobio Hernández, destacó que la investigación aporta el único catálogo de música sacra del nororiente cubano que ha perdurado hasta hoy. “El estudio confirma que su artífice fue en esta región el músico de mayor jerarquía artística en el periodo de transición del siglo XIX al XX”, apuntó Hernández.

La autora, investigadora de la Casa de Iberoamérica y quien lleva varios años dedicada al estudio de la música local de Holguín por la importancia de su reconocimiento a nivel nacional, expuso que se centró en el filón de la música religiosa al ser un tema poco abordado fuera de La Habana y Santiago de Cuba.

Asimismo escogió a la figura de José María Ochoa por tratarse de un compositor de Holguín prácticamente desconocido en la provincia, pero que hizo grandes aportes a la música litúrgica en la parroquia de San Isidoro y compuso además para bandas militares y salones de baile.

La investigación permitió que obras desconocidas de José María Ochoa fuesen reveladas y estén proceso de digitalización para ser reinterpretadas, según informó Grau Reyes.

Premio Guarch del Monte. Foto: Carlos Rafel

En la jornada también fue presentado el libro José Agustín García Castañeda: un científico holguinero del siglo XX, resultado del Premio de Investigación José Manuel Guarch del Monte del pasado año.

Isairis Rojas París, coautora del texto junto a su madre Margarita París Johnson, destacó que a partir del análisis documental de los fondos del Museo La Periquera, identificaron otras disciplinas en las que el prominente historiador fue exitoso como la museología, la arqueología y la filatelia. Apuntó que la investigación contribuyó además a recuperar documentos que hoy se conservan en el archivo de La Periquera.

El Comité Organizador de Congreso Iberoamericano de Pensamiento dejó abierta la convocatoria para recepcionar los trabajos que opten por el Premio José Manuel Guarch del Monte 2018.

Por Rosana Rivero Ricardo

Tomado de www.ahora.cu

Acogerá Centro de Arte de Holguín exposición plástica Naif

Pintura del grupo Bayate. Foto: sierramaestra.cu
Pintura del grupo Bayate. Foto: sierramaestra.cu

“Del camino al guateque” es el nombre de la exposición que abrirá sus puertas este viernes en el Centro Provincial de Artes Plásticas de Holguín. La muestra perteneciente al arte naif o “ingenuo” se suma a las actividades desarrolladas en el marco de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana y es el resultado, en su mayoría, de la labor de artistas de la plástica pertenecientes al grupo Bayate del municipio Mella, en Santiago de Cuba.

Según explicó Daylé Escalona, especialista de comunicación de la institución cultural, en la mañana se realizará la proyección de un documental sobre el trabajo de este grupo santiaguero con más de 20 años de experiencia, luego un intercambio con sus integrantes para dar paso en el horario vespertino a la inauguración de la expo que estará a disposición de los visitantes durante un mes.

“El público holguinero y los delegados a esta gran fiesta cultural que asistan a la exposición podrán disfrutar de motivos campesinos y rurales reflejados en las 32 piezas de diversos formatos y de un estilo alejado del academicismo que aporta frescura y una fiesta de colores”, comentó la especialista.

A las 4.00 p.m. de este viernes está prevista la inauguración de exposición de arte naif “Del camino al guateque”, una invitación del Centro Provincial de Artes Plásticas que hermana a Santiago de Cuba, Holguín e Iberoamérica toda.

Por Betsy Segura Oro
Tomado de www.radioangulo.cu

Holguín: La Fiesta de las raíces culturales iberoamericanas

Danza argentina durante el pasacalle en la inauguración de la XXII Fiesta la Cultura Iberoamericana. Foto: Lisandra Cardoso

Unos 60 artistas representantes de diversas partes del mundo se apoderaron hoy de las calles de esta ciudad de Holguín, para mostrar las raíces culturales más distintivas de Iberoamérica.

El pasacalle que tradicionalmente acompaña la segunda jornada de las fiestas de la cultura iberoamericana, con sede desde 1992 en Holguín, tuvo como punto de partida el parque El Quijote en un recorrido que cautivó a holguineros y visitantes, muchos de los cuales se sumaron al desfile que culminó en la plaza San José en el casco histórico de la urbe.

Ritmos y bailes como el mambo, el changüí, la salsa, el flamenco, el tango y el son confluyeron en un gran espectáculo, que hermanó desde el arte y la cultura a los representantes de las naciones participantes.

Desde la ciudad de Chicago en los Estados Unidos llegó Carpacho y su supercombo, quienes pusieron a bailar a los espectadores con un repertorio variado a base de merengue y salsa colombiana, que incluía muchas canciones del reconocido grupo Niche.

Las compañías Eco, de La Habana, el ballet español Lina Sanz, de Holguín, y Estilo Criollo, de Argentina, fueron otras de las compañías que a ritmo de zapateo mostraron la fuerza y carácter de Iberoamérica.

Vanesa Jerez, una de las directoras de la compañía argentina Estilo Criollo, afirmó a la ACN sentirse absolutamente contenta y agradecida por estar en Cuba, país que visitan por primera vez.

comunidades espanolas lisandra01Es increíble la energía de los cubanos, indicó, al destacar que se trata de una fiesta de pueblo en la que participan artistas de mucho talento, y significó que ha sido maravilloso poder estar aquí hoy compartiendo las danzas típicas de Argentina.

La jornada de este miércoles incluyó además, la inauguración de la muestra fotográfica “Rojos” del artista Alcides Carlos González Díaz, quien en esta exposición asumió el riesgo de proponer el desnudo artístico como pretexto de sus inquietudes expresivas.

La XXIII edición de Fiesta de la Cultura Iberoamericana que se celebra en la ciudad de Holguín hasta el próximo día 30 está dedicada, en esta ocasión, a las Industrias culturales como estrategia de desarrollo local.

(Agencia Cubana de Noticias)

17 instantes de un Pasacalle Iberoamericano

La raíz común de los pueblos ibéricos y americanos y su exquisita diversidad cultural fue apreciable en el Pasacalle protagonizado por los delegados e invitados de la XXIII edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, que se celebra en Holguín del 24 al 30 de octubre.

El desfile partió del parque El Quijote y concluyó en el escenario emplazado frente a la Casa de Iberoamérica de la oriental urbe cubana, donde evolucionaron varios artistas.

El colectivo “Ojos Teatro” de Santiago de Cuba, que participa por quinta ocasión consecutiva en la Fiesta, inició la velada. Las estatuas humanas que caracterizan a este grupo custodiaron el evento.

Estudiantes de la Escuela Pedagógica José Martí desfilaron con banderas, en representación de la unidad latinoamericana e ibérica. Fueron sucedidos por alumnos de las especialidades de danza y ballet de la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García, quienes caracterizaron bailes de Cuba. También la cubanía se hizo patente con la declamación del poema guitarra, de Nicolás Guillén en la voz de Marianela Durán.

Pasacalle Iberoamericano. Foto: Carlos Rafael

Estudiantes de la Academia el Artes Plásticas El Alba y del Conservatorio José María Ochoa desfilaron en representación del amplio movimiento cultural de la provincia de Holguín. Un cuarteto de flautas conformados por alumnos de este último centro interpretó la pieza “El Marcial”, de la segunda sinfonía de Tchaikovsky.

Las comunidades españolas desfilaron con los trajes típicos de cada región de la nación ibérica. La cultura de esta nación también estuvo representada con las actuaciones de las compañías Mónica Dance y Lina Sanz, de Holguín y Ecos, de La Habana.

México estuvo representado por el cantor Humberto Alarcón y el maestro Avelino Vega, recurrente en estas fiestas, quien estuvo acompañado una vez más por el Mariachi Holguín. La música mexicana fue sucedida por la contagiosa salsa colombiana interpretada por Carpacho y su Supercombo.

Pasacalle Iberoamericano. Foto: Carlos Rafael

El Teatro Guiñol de Holguín y Neón Teatro se sumaron al Pasacalle junto a los participantes del Taller GEMA (Germinador de Experiencias Mediáticas Alternativas), el Colectivo Yoga y estudiantes extranjeros.

Aunque acompañadas de la lluvia, las chicas del órgano “Sabor Cubano”, de la provincia de Granma pusieron a bailar al público. El cierre estuvo protagonizado por la Steel Band del Cobre de Santiago de Cuba.

Por Rosana Rivero Ricardo

Tomado de www.ahora.cu

El tango más genuino

 

Por Julio César

Empeñados en continuar con las tradiciones de su pueblo, así como hermanar las diferentes culturas iberoamericanas, arriban a Holguín delegaciones de diversas latitudes. El arte en todas sus manifestaciones se encuentra de fiesta por estos días.

Desde el extremo sur del continente Latinoamericano nos visita la Compañía de danza folclórica argentina “Estilo criollo”, con Alejandra Leguizamo, directora de esta agrupación, conversamos para conocer un poco más del arte que se hace en esta región.

Compañía de danza folclórica argentina “Estilo criollo”. Foto del autor

El tango es un género bailable de mucha popularidad a nivel internacional, sin embargo no solo se circunscriben a él y abarcan otros ¿de dónde surge la iniciativa por dedicarse a ellos?

Todos bailamos desde chicos, pero la idea vino de cultivar el tema del arte. Desde hace un tiempo en Argentina se viene trabajando para rescatar las tradiciones folclóricas. Nuestro folklore tiene variados temas culturales, así también sucede en lo referente a la música y la danza que interpretamos. No solo presentaremos el clásico, sino que incluiremos el tango, que acá en Cuba suena mucho y que por suerte lo podemos incorporar al de danza, la fiesta gaucha, algo similar al zapateo cubano.

 

Su estilo le ha propiciado viajar por diferentes países de nuestro continente y participar en festivales importantes, hábleme de esta experiencia…

Recientemente estuvimos en Colombia, en Bogotá y Zapatota, un pueblito pequeño y muy hermoso en la montaña. Además hemos viajado a México, Venezuela y Perú; de este último, quiero destacar que es un destino maravilloso en cuanto a la forma en que cultivan el arte.

 

Es la primera vez que vienen a Cuba, ¿de dónde nace la inquietud de participar en la Fiesta Ibero?

Hemos tenido la posibilidad de estar en diferentes lugares de Latinoamérica, en festivales que son todos distintos, pero que poseen tanto encanto y amor como este. Nuestro incentivo para venir a Cuba era constatar todo lo que sabíamos de la cultura de este pueblo, las ganas que le ponen a lo que hacen. Buscamos ese aprendizaje a través de la cultura, de las costumbres; a nosotros nos agrada mucho la forma de ser de los cubanos, tan llenos de amor.

La argentina Alejandra Leguizamo, encantada de estar en Cuba. Foto del autor

Es un gran gusto venir por primera vez a la Fiesta Iberoamericana, habíamos escuchado hablar mucho de ella, y la trayectoria que tenemos con el grupo de danza criolla nos propició la invitación.

 

Intervendrán activamente en la Fiesta, cuéntenos sobre el programa de presentaciones para la venidera edición…

Estaremos hasta que finalice la Fiesta: participamos en el final del Pasacalle, frente a la Casa de Iberoamérica, también en la brigada de solidaridad en Antilla. La idea es bailar todos los días en todos los lugares, por eso aún estamos conformando la programación para hacer un hermanamiento con las diferentes culturas que se presentan en esta edición, y específicamente la de Cuba, que es muy rica en este apartado.

 

Las Brigadas internacionalistas de solidaridad son un acápite importante de este evento ¿cómo es la experiencia de trabajar en es tipo de escenario rústico en una comunidad apartada?

Nos encanta haber podido venir hasta acá, y nos incentiva regresar el año próximo al ver este tipo de actividades en las comunidades, para traerles nuestro arte, para que nos recuerden, a nuestra Argentina, desde ahora esta visita nos compromete a volver.

 

 

Espacio de encuentro con revistas Guayza y Santiago

 

Por Claudia Hernández Maden

Las presentaciones de la revista Guayza, nueva publicación que verá la luz auspiciada por la Casa de Iberoamérica, y la Revista Santiago, a cargo de Eduardo Ávila y la MSc. Yaneidys Arencibia, ocuparon la agenda del Congreso Iberoamericano, el 26 de octubre.

Ávila Rumayor muestra el dossier dedicado a la revista Guayza, un sueño que pronto se hará realidad. Foto: Carlos Rafael

En su dossier, la Guayza se anuncia como “el alma que se muestra en vida, nuestro ideario a flor de piel y al servicio de nuestra realidad, por eso su objetivo será siempre apoyar el proceso transformador cubano, con las mejores ideas de quienes lo alimentamos”, declaró el director de una revista cuyo nombre alude al tótem, construido con conchas marinas, que portaban nuestros aborígenes.

Sobre el papel del intelectual en Cuba se presentan dos polémicos textos en la voz grabada del profesor Rigoberto Segreo, confrontado por Ávila. Además, se incluye un homenaje a José Sánchez Suárez, recientemente fallecido, y las consideraciones del escritor holguinero Eugenio Marrón en torno al autor de El reino de este mundo.

En feliz concomitancia, se suman los fragmentos de Historia local y regional en Cuba, argumentos para un debate y Diversidad cultural e identidad cultural: un binomio interactivo, sendas aproximaciones a sustanciales fenómenos abordados por los doctores José Vega Suñol y Jesús Guanche, respectivamente.

Por último, el ejercicio y dirección de los proyectos de desarrollo local, así como la dualidad experimentada por los creadores entre la seducción del mercado y el deber institucional dentro de las artes plásticas fueron esbozadas por el Dr. Luis Aguilera, profesor de Filosofía de la Universidad de Holguín, y la MSc. Yuricel Moreno, actual directora del  Centro Provincial de Artes Plásticas.

Adscrita a las Ciencias Sociales, esperamos tener la Guayza en nuestras manos para la celebración por el Día del Trabajador de la Cultura, el próximo diciembre. “Significa completar un ciclo de trabajo relacionado con la promoción de una obra, no ya artística, sino involucrada con las principales ideas que defiende la Casa como institución y proyecto cultural. Nos queda pendiente ese último paso que es la edición impresa”.

“Para nosotros representa un compromiso y nos coloca al nivel de otras instituciones que lo han logrado con mayor sistematicidad y tiempo. Puede ayudar mucho a otorgar visibilidad a la Casa en su consolidación como proyecto cultural. Quedará plasmada la obra escrita que hasta hoy ha permanecido muy dispersa; aunque con la entrega del Premio Guarch se avanza en este sentido”.

Otro reto por alcanzar se construye en torno al intercambio en los escenarios académicos. “No quedarnos aislados, interactuar y competir con otras afines será uno de los desafíos principales que la revista tiene por delante. Hay que incursionar en los circuitos de promoción, en los espacios de comunicación sociales, así como la búsqueda de alianzas que permita sostenerla desde un pensamiento bien avanzado. En fin, lograr posicionarla como una revista verdaderamente interesante”.

Socializar conocimientos y resultados es premisa, no solo para Guayza. A su inicial empeño se sumó la presentación de la Revista Santiago, —otra publicación que se erige con fuerza desde el Oriente cubano— y mantiene una sección dedicada, especialmente, al Congreso Iberoamericano de Pensamiento.

La MSc. Yaneidys Arencibia abordó los gérmenes del proyecto iniciado como una de las primeras revistas académicas culturales desde la década de 1970, que respondió a las necesidades de la Universidad de Oriente, a la que dedicó una edición especial por su aniversario 70. Convertida hoy en plataforma para el acceso e intercambio abierto, se privilegia su aparición en formato electrónico.

Con la introducción a sus páginas digitales, Arencibia mostró las facilidades tecnológicas que le otorgan la sostenibilidad y accesibilidad. Con una periodicidad cuatrimestral, la revista Santiago se encuentra indexada en las bases de datos internacionales. Igualmente, posee una versión descargable, y en su consejo editorial, cuenta con varios miembros holguineros.

 

Solidaridad de todas partes

Por Julio César

A orillas de la Bahía de Nipe, muy cerca de donde apareciera la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, llegaron las primeras olas como parte de las IX Brigadas artísticas de solidaridad y la Brigada de arte rebelde de la Asociación Hermanos Saíz.

El impacto de las brigadas en las comunidades, es solo comparable a un huracán artístico de fuerte intensidad. Foto del autor

Artistas de México y Argentina se sumaron a los de la provincia para llevar medicina al alma de los pobladores de la comunidad costera de “Barrancones”, en Antilla. El talento local no fue menos durante la jornada, y se encargaron de abrir el espectáculo, por tal motivo se escucharon temas interpretados por el Septeto “Superson”, así como por otros aficionados.

El impacto de las brigadas en las comunidades, es solo comparable a un huracán artístico de fuerte intensidad. Foto del autor

Con la misma alegría con que arribaron a Cuba, el poeta Humberto Hernández Alarcón, y el guitarrista Saúl Domínguez, evocaron sus aires de México a través de la interpretación de temas típicos del repertorio de su nación; acto seguido, los integrantes de la Compañía de danza folclórica argentina “Estilo criollo”, sorprendían a los presentes con la interpretación de bailes autóctonos de esta región suramericana, entre ellos el popular tango.

“Estamos muy contentos de visitar Cuba, y Holguín; de compartir con este pueblo nuestro canto y nuestra cultura. Nosotros interpretamos música tradicional mexicana; la canción folclórica, que nos remite a ciertas regiones, esa misma que se ha coreado por generaciones y que la gente ha hecho suya. La popular que es la que suena más a bolero”, destacó el trovador Humberto Hernández emocionado por este encuentro.

El impacto de las brigadas en las comunidades, es solo comparable a un huracán artístico de fuerte intensidad. Foto del autor

En su primera visita a la Isla se encuentra al grupo de danza argentino, que persigue la idea de “bailar todos los días en todos los lugares, para hacer un hermanamiento con las diferentes culturas que se presentan en la Fiesta, específicamente la de Cuba, que es muy rica en este apartado”, al tiempo que destacan lo significativo de llevar su arte a comunidades afectadas por eventos meteorológicos.

Las carcajadas de grandes y chicos tampoco se ausentaron de la celebración. Foto del autor

Las carcajadas de grandes y chicos tampoco se ausentaron de la celebración, y fueron los muchachos del Teatro “Rompetacones” quienes se encargaron de crear complicidad con el público, muy especialmente con los más pequeños, a través de las payasadas y juegos participación.

A una localidad de la costa norte holguinera, afectada por el Huracán Irma, arribaron las brigadas de solidaridad el jueves 26 de octubre, con culturas y orígenes disímiles, pero con un objetivo común, sanar el espíritu con su arte y recibir como único premio el agradecimiento y el cariño de los lugareños.