Holguín: La Fiesta de las raíces culturales iberoamericanas

Danza argentina durante el pasacalle en la inauguración de la XXII Fiesta la Cultura Iberoamericana. Foto: Lisandra Cardoso

Unos 60 artistas representantes de diversas partes del mundo se apoderaron hoy de las calles de esta ciudad de Holguín, para mostrar las raíces culturales más distintivas de Iberoamérica.

El pasacalle que tradicionalmente acompaña la segunda jornada de las fiestas de la cultura iberoamericana, con sede desde 1992 en Holguín, tuvo como punto de partida el parque El Quijote en un recorrido que cautivó a holguineros y visitantes, muchos de los cuales se sumaron al desfile que culminó en la plaza San José en el casco histórico de la urbe.

Ritmos y bailes como el mambo, el changüí, la salsa, el flamenco, el tango y el son confluyeron en un gran espectáculo, que hermanó desde el arte y la cultura a los representantes de las naciones participantes.

Desde la ciudad de Chicago en los Estados Unidos llegó Carpacho y su supercombo, quienes pusieron a bailar a los espectadores con un repertorio variado a base de merengue y salsa colombiana, que incluía muchas canciones del reconocido grupo Niche.

Las compañías Eco, de La Habana, el ballet español Lina Sanz, de Holguín, y Estilo Criollo, de Argentina, fueron otras de las compañías que a ritmo de zapateo mostraron la fuerza y carácter de Iberoamérica.

Vanesa Jerez, una de las directoras de la compañía argentina Estilo Criollo, afirmó a la ACN sentirse absolutamente contenta y agradecida por estar en Cuba, país que visitan por primera vez.

comunidades espanolas lisandra01Es increíble la energía de los cubanos, indicó, al destacar que se trata de una fiesta de pueblo en la que participan artistas de mucho talento, y significó que ha sido maravilloso poder estar aquí hoy compartiendo las danzas típicas de Argentina.

La jornada de este miércoles incluyó además, la inauguración de la muestra fotográfica “Rojos” del artista Alcides Carlos González Díaz, quien en esta exposición asumió el riesgo de proponer el desnudo artístico como pretexto de sus inquietudes expresivas.

La XXIII edición de Fiesta de la Cultura Iberoamericana que se celebra en la ciudad de Holguín hasta el próximo día 30 está dedicada, en esta ocasión, a las Industrias culturales como estrategia de desarrollo local.

(Agencia Cubana de Noticias)

17 instantes de un Pasacalle Iberoamericano

La raíz común de los pueblos ibéricos y americanos y su exquisita diversidad cultural fue apreciable en el Pasacalle protagonizado por los delegados e invitados de la XXIII edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, que se celebra en Holguín del 24 al 30 de octubre.

El desfile partió del parque El Quijote y concluyó en el escenario emplazado frente a la Casa de Iberoamérica de la oriental urbe cubana, donde evolucionaron varios artistas.

El colectivo “Ojos Teatro” de Santiago de Cuba, que participa por quinta ocasión consecutiva en la Fiesta, inició la velada. Las estatuas humanas que caracterizan a este grupo custodiaron el evento.

Estudiantes de la Escuela Pedagógica José Martí desfilaron con banderas, en representación de la unidad latinoamericana e ibérica. Fueron sucedidos por alumnos de las especialidades de danza y ballet de la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García, quienes caracterizaron bailes de Cuba. También la cubanía se hizo patente con la declamación del poema guitarra, de Nicolás Guillén en la voz de Marianela Durán.

Pasacalle Iberoamericano. Foto: Carlos Rafael

Estudiantes de la Academia el Artes Plásticas El Alba y del Conservatorio José María Ochoa desfilaron en representación del amplio movimiento cultural de la provincia de Holguín. Un cuarteto de flautas conformados por alumnos de este último centro interpretó la pieza “El Marcial”, de la segunda sinfonía de Tchaikovsky.

Las comunidades españolas desfilaron con los trajes típicos de cada región de la nación ibérica. La cultura de esta nación también estuvo representada con las actuaciones de las compañías Mónica Dance y Lina Sanz, de Holguín y Ecos, de La Habana.

México estuvo representado por el cantor Humberto Alarcón y el maestro Avelino Vega, recurrente en estas fiestas, quien estuvo acompañado una vez más por el Mariachi Holguín. La música mexicana fue sucedida por la contagiosa salsa colombiana interpretada por Carpacho y su Supercombo.

Pasacalle Iberoamericano. Foto: Carlos Rafael

El Teatro Guiñol de Holguín y Neón Teatro se sumaron al Pasacalle junto a los participantes del Taller GEMA (Germinador de Experiencias Mediáticas Alternativas), el Colectivo Yoga y estudiantes extranjeros.

Aunque acompañadas de la lluvia, las chicas del órgano “Sabor Cubano”, de la provincia de Granma pusieron a bailar al público. El cierre estuvo protagonizado por la Steel Band del Cobre de Santiago de Cuba.

Por Rosana Rivero Ricardo

Tomado de www.ahora.cu

El tango más genuino

 

Por Julio César

Empeñados en continuar con las tradiciones de su pueblo, así como hermanar las diferentes culturas iberoamericanas, arriban a Holguín delegaciones de diversas latitudes. El arte en todas sus manifestaciones se encuentra de fiesta por estos días.

Desde el extremo sur del continente Latinoamericano nos visita la Compañía de danza folclórica argentina “Estilo criollo”, con Alejandra Leguizamo, directora de esta agrupación, conversamos para conocer un poco más del arte que se hace en esta región.

Compañía de danza folclórica argentina “Estilo criollo”. Foto del autor

El tango es un género bailable de mucha popularidad a nivel internacional, sin embargo no solo se circunscriben a él y abarcan otros ¿de dónde surge la iniciativa por dedicarse a ellos?

Todos bailamos desde chicos, pero la idea vino de cultivar el tema del arte. Desde hace un tiempo en Argentina se viene trabajando para rescatar las tradiciones folclóricas. Nuestro folklore tiene variados temas culturales, así también sucede en lo referente a la música y la danza que interpretamos. No solo presentaremos el clásico, sino que incluiremos el tango, que acá en Cuba suena mucho y que por suerte lo podemos incorporar al de danza, la fiesta gaucha, algo similar al zapateo cubano.

 

Su estilo le ha propiciado viajar por diferentes países de nuestro continente y participar en festivales importantes, hábleme de esta experiencia…

Recientemente estuvimos en Colombia, en Bogotá y Zapatota, un pueblito pequeño y muy hermoso en la montaña. Además hemos viajado a México, Venezuela y Perú; de este último, quiero destacar que es un destino maravilloso en cuanto a la forma en que cultivan el arte.

 

Es la primera vez que vienen a Cuba, ¿de dónde nace la inquietud de participar en la Fiesta Ibero?

Hemos tenido la posibilidad de estar en diferentes lugares de Latinoamérica, en festivales que son todos distintos, pero que poseen tanto encanto y amor como este. Nuestro incentivo para venir a Cuba era constatar todo lo que sabíamos de la cultura de este pueblo, las ganas que le ponen a lo que hacen. Buscamos ese aprendizaje a través de la cultura, de las costumbres; a nosotros nos agrada mucho la forma de ser de los cubanos, tan llenos de amor.

La argentina Alejandra Leguizamo, encantada de estar en Cuba. Foto del autor

Es un gran gusto venir por primera vez a la Fiesta Iberoamericana, habíamos escuchado hablar mucho de ella, y la trayectoria que tenemos con el grupo de danza criolla nos propició la invitación.

 

Intervendrán activamente en la Fiesta, cuéntenos sobre el programa de presentaciones para la venidera edición…

Estaremos hasta que finalice la Fiesta: participamos en el final del Pasacalle, frente a la Casa de Iberoamérica, también en la brigada de solidaridad en Antilla. La idea es bailar todos los días en todos los lugares, por eso aún estamos conformando la programación para hacer un hermanamiento con las diferentes culturas que se presentan en esta edición, y específicamente la de Cuba, que es muy rica en este apartado.

 

Las Brigadas internacionalistas de solidaridad son un acápite importante de este evento ¿cómo es la experiencia de trabajar en es tipo de escenario rústico en una comunidad apartada?

Nos encanta haber podido venir hasta acá, y nos incentiva regresar el año próximo al ver este tipo de actividades en las comunidades, para traerles nuestro arte, para que nos recuerden, a nuestra Argentina, desde ahora esta visita nos compromete a volver.

 

 

Espacio de encuentro con revistas Guayza y Santiago

 

Por Claudia Hernández Maden

Las presentaciones de la revista Guayza, nueva publicación que verá la luz auspiciada por la Casa de Iberoamérica, y la Revista Santiago, a cargo de Eduardo Ávila y la MSc. Yaneidys Arencibia, ocuparon la agenda del Congreso Iberoamericano, el 26 de octubre.

Ávila Rumayor muestra el dossier dedicado a la revista Guayza, un sueño que pronto se hará realidad. Foto: Carlos Rafael

En su dossier, la Guayza se anuncia como “el alma que se muestra en vida, nuestro ideario a flor de piel y al servicio de nuestra realidad, por eso su objetivo será siempre apoyar el proceso transformador cubano, con las mejores ideas de quienes lo alimentamos”, declaró el director de una revista cuyo nombre alude al tótem, construido con conchas marinas, que portaban nuestros aborígenes.

Sobre el papel del intelectual en Cuba se presentan dos polémicos textos en la voz grabada del profesor Rigoberto Segreo, confrontado por Ávila. Además, se incluye un homenaje a José Sánchez Suárez, recientemente fallecido, y las consideraciones del escritor holguinero Eugenio Marrón en torno al autor de El reino de este mundo.

En feliz concomitancia, se suman los fragmentos de Historia local y regional en Cuba, argumentos para un debate y Diversidad cultural e identidad cultural: un binomio interactivo, sendas aproximaciones a sustanciales fenómenos abordados por los doctores José Vega Suñol y Jesús Guanche, respectivamente.

Por último, el ejercicio y dirección de los proyectos de desarrollo local, así como la dualidad experimentada por los creadores entre la seducción del mercado y el deber institucional dentro de las artes plásticas fueron esbozadas por el Dr. Luis Aguilera, profesor de Filosofía de la Universidad de Holguín, y la MSc. Yuricel Moreno, actual directora del  Centro Provincial de Artes Plásticas.

Adscrita a las Ciencias Sociales, esperamos tener la Guayza en nuestras manos para la celebración por el Día del Trabajador de la Cultura, el próximo diciembre. “Significa completar un ciclo de trabajo relacionado con la promoción de una obra, no ya artística, sino involucrada con las principales ideas que defiende la Casa como institución y proyecto cultural. Nos queda pendiente ese último paso que es la edición impresa”.

“Para nosotros representa un compromiso y nos coloca al nivel de otras instituciones que lo han logrado con mayor sistematicidad y tiempo. Puede ayudar mucho a otorgar visibilidad a la Casa en su consolidación como proyecto cultural. Quedará plasmada la obra escrita que hasta hoy ha permanecido muy dispersa; aunque con la entrega del Premio Guarch se avanza en este sentido”.

Otro reto por alcanzar se construye en torno al intercambio en los escenarios académicos. “No quedarnos aislados, interactuar y competir con otras afines será uno de los desafíos principales que la revista tiene por delante. Hay que incursionar en los circuitos de promoción, en los espacios de comunicación sociales, así como la búsqueda de alianzas que permita sostenerla desde un pensamiento bien avanzado. En fin, lograr posicionarla como una revista verdaderamente interesante”.

Socializar conocimientos y resultados es premisa, no solo para Guayza. A su inicial empeño se sumó la presentación de la Revista Santiago, —otra publicación que se erige con fuerza desde el Oriente cubano— y mantiene una sección dedicada, especialmente, al Congreso Iberoamericano de Pensamiento.

La MSc. Yaneidys Arencibia abordó los gérmenes del proyecto iniciado como una de las primeras revistas académicas culturales desde la década de 1970, que respondió a las necesidades de la Universidad de Oriente, a la que dedicó una edición especial por su aniversario 70. Convertida hoy en plataforma para el acceso e intercambio abierto, se privilegia su aparición en formato electrónico.

Con la introducción a sus páginas digitales, Arencibia mostró las facilidades tecnológicas que le otorgan la sostenibilidad y accesibilidad. Con una periodicidad cuatrimestral, la revista Santiago se encuentra indexada en las bases de datos internacionales. Igualmente, posee una versión descargable, y en su consejo editorial, cuenta con varios miembros holguineros.

 

Solidaridad de todas partes

Por Julio César

A orillas de la Bahía de Nipe, muy cerca de donde apareciera la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, llegaron las primeras olas como parte de las IX Brigadas artísticas de solidaridad y la Brigada de arte rebelde de la Asociación Hermanos Saíz.

El impacto de las brigadas en las comunidades, es solo comparable a un huracán artístico de fuerte intensidad. Foto del autor

Artistas de México y Argentina se sumaron a los de la provincia para llevar medicina al alma de los pobladores de la comunidad costera de “Barrancones”, en Antilla. El talento local no fue menos durante la jornada, y se encargaron de abrir el espectáculo, por tal motivo se escucharon temas interpretados por el Septeto “Superson”, así como por otros aficionados.

El impacto de las brigadas en las comunidades, es solo comparable a un huracán artístico de fuerte intensidad. Foto del autor

Con la misma alegría con que arribaron a Cuba, el poeta Humberto Hernández Alarcón, y el guitarrista Saúl Domínguez, evocaron sus aires de México a través de la interpretación de temas típicos del repertorio de su nación; acto seguido, los integrantes de la Compañía de danza folclórica argentina “Estilo criollo”, sorprendían a los presentes con la interpretación de bailes autóctonos de esta región suramericana, entre ellos el popular tango.

“Estamos muy contentos de visitar Cuba, y Holguín; de compartir con este pueblo nuestro canto y nuestra cultura. Nosotros interpretamos música tradicional mexicana; la canción folclórica, que nos remite a ciertas regiones, esa misma que se ha coreado por generaciones y que la gente ha hecho suya. La popular que es la que suena más a bolero”, destacó el trovador Humberto Hernández emocionado por este encuentro.

El impacto de las brigadas en las comunidades, es solo comparable a un huracán artístico de fuerte intensidad. Foto del autor

En su primera visita a la Isla se encuentra al grupo de danza argentino, que persigue la idea de “bailar todos los días en todos los lugares, para hacer un hermanamiento con las diferentes culturas que se presentan en la Fiesta, específicamente la de Cuba, que es muy rica en este apartado”, al tiempo que destacan lo significativo de llevar su arte a comunidades afectadas por eventos meteorológicos.

Las carcajadas de grandes y chicos tampoco se ausentaron de la celebración. Foto del autor

Las carcajadas de grandes y chicos tampoco se ausentaron de la celebración, y fueron los muchachos del Teatro “Rompetacones” quienes se encargaron de crear complicidad con el público, muy especialmente con los más pequeños, a través de las payasadas y juegos participación.

A una localidad de la costa norte holguinera, afectada por el Huracán Irma, arribaron las brigadas de solidaridad el jueves 26 de octubre, con culturas y orígenes disímiles, pero con un objetivo común, sanar el espíritu con su arte y recibir como único premio el agradecimiento y el cariño de los lugareños.

 

Tríptico Iberoamericano

En la Fiesta Ibero emergen las artes plásticas. Al tercer día germinan Rojo, Vacutainer, y así sucesivamente, Del camino al guateque…. entre otras creaciones que matizan  el evento como una paleta colorida.

Ejercicios fotográficos, rituales del cuerpo y construcciones expresivas. Esta es la quinta entrega fotográfica que nos propone Alcides Carlos González Díaz (Tití), reconocido director teatral procedente de Santiago de Cuba, quien además es el líder del proyecto Ojos.

La muestra con obras de 79×53 cm, impresas en lienzo, propone el desnudo con gran dramatismo entre dos seres masculino y femenino, que se enfrentan o se juntan sin dejar margen a la cautela moral. Se ofrecen a plenitud, sin recaer en exageraciones de los recursos visuales o discursivos, por lo tanto su valor real reside en la proyección artístico.

Tití asume sus propuestas con profesionalismo, sin caer en redundancias y aprovechando al máximo la creatividad. Explota los recursos que posee en la sede de Ojos, en el antiguo cine santiaguero Rex. Las ruinas alcanzan disímiles atmósferas. Por momentos, un lago natural en su interior le brinda a la composición fotográfica una singularidad cautivante, sin sobrestimar el uso de los colores y la actitud de los modelos.

Tití nos anuncia que luego sus creaciones vendrán en azul y blanco, junto a otras sorpresas que prepara para celebrar el aniversario 25 de las Romerías de Mayo.

Tití describiendo su universo creativo para los asistentes a la muestra. Foto de la autora

Proyecto OJOS

Ojos está aquí, como ya es habitual, adueñándose de los parques de esta ciudad. Las seis estatuas vivientes vuelven a provocar sensaciones entre los transeúntes. El ángel negro, el trovador, la bruja macabra y los budevills (personajes nacidos de la imaginación), ya ocupan un sitio en el corazón de los holguineros expresó González Díaz.

“Nos estaremos presentando en Gibara y Bariay con un espectáculo en homenaje a Yemayá, junto al Ballet folklórico de Oriente, y en el Ilé de la rumba ofreceremos el performance África-África 2”.

Luego, nuestras proyecciones de trabajo irán encaminadas al montaje de la obra Cuba fashion, donde las tradiciones se combinarán con actuación y fotografía, comentó con gusto el creador.

Vacutainer

Considerado por la crítica especializada como el mejor proyecto performático de la ciudad holguinera en estos momentos. Vacutainer (tubos utilizados para la recolección de muestras) dirigido por Rubén Hechavarría Salvia, fundado en el 2006 junto a estudiantes y egresados de El Alba, celebró igualmente los 50 años de vida artística de su patrocinador.

Vacutainer, invade con su particular estilo el parque Calixto García. Foto cortesía de Vacutainer

Durante más de 12 horas, sus 6 integrantes, entre los cuales se encuentra la artista Niuris Hechavarría, realizaron una veintena de acciones performáticas, donde lo cotidiano y las reflexiones sobre el arte se imbrican en un producto único.

Las puestas A degüello, Desempolvando o batiendo sueños, Proceso cíclico de subversión de polos, Instrucción de cantos de sirena, Río Bravo o cruzando caudal de aguas, En tu pellejo, Livadores de agua, Relaciones acuosas, Zona Franca, y Con vistas a la descendencia, tienen como significantes asumir el lugar del otro, aceptar esa posición, pensar desde sus puntos de vista, además de enfatizar valores como la hermandad y la cooperación mutua, entre otros conceptos que oscilan desde la tolerancia a la diversidad.

Vacutainer, invade con su particular estilo el parque Calixto García. Foto cortesía de Vacutainer

Como hecho destacable, las creaciones que utilizaban el agua como elemento terrenal de importancia, estuvieron bendecidas por los dioses, pues de manera milagrosa se llenaron sus copas, sus cuerpos y su voluntad de bendiciones. Sus intervenciones públicas realizadas entre la Sala Moncada del Centro de Arte y el parque Calixto García, lograron intrigar al público y conquistar su asombro.

El proyecto cuenta también con acciones en el estudio-galería La Colonia, ubicado en el reparto La Quinta, donde exhiben obras de arte contemporáneo.

Vacutainer, invade con su particular estilo el parque Calixto García. Foto cortesía de Vacutainer

Del camino al guateque

El arte naif también colorea la fiesta. El grupo Bayate con más de 30 obras de unos veinte participantes, es otra de las exposiciones que puede disfrutar el público en la galería Holguín.

Este grupo de artistas procedentes de la provincia Santiago de Cuba, se funda en 1994, gracias a la gestión de Luis Joaquín Rodríguez. El naif es un estilo cargado de espontaneidad y autodidactismo que recurre a los colores llamativos y contrastados, y refleja escenas de la vida cotidiana, estampas familiares, costumbres, y modos de vida de las comunidades.

Ellos, como emprendedores de nuevo tipo, logran armonizar el reservorio cultural del cual extraen sus principales referentes, con las exigencias de la actualidad. Según palabras de Yuricel Moreno, directora del Centro de Artes Plásticas, serán admirados por la vitalidad del color, el cuidado por los detalles y la preocupación por el acabado de la composición, como rasgos de un repertorio visual que convida a enrumbarse en un tren azaroso para llegar al batey azucarero, recorrer el lomerío, sentarse a la mesa de cualquier festín o plantar zapatero en el dominó. Esta será una nueva oportunidad para ponernos al día con la producción artística singular de quienes conforman actualmente el Grupo Bayate, homenaje a los audaces migrantes suecos que fomentaron la comunidad a inicios del siglo XX.

Luis Joaquín Rodríguez: Buscando el paraíso (2016), óleo sobre lienzo 73x116cm. Foto: Cortesía Centro de Arte
Luis, el estudiante: El programa (2015) óleo sobre lienzo 45×32 cm.
Foto: Cortesía Centro de Arte

Por Milena García García

 

Dos grandes maestros

Los reconocidos maestros Cosme Proenza y Ernesto García Peña, dos de las más importantes firmas de la plástica cubana contemporánea, recibieron este 20 de octubre, Día de la Cultura Nacional, el homenaje de la Casa de Iberoamérica, la Uneac y la XVI Feria Iberoamericana de Artesanía Iberoarte, que organiza y convoca el Fondo Cubano de Bienes Culturales.

En tan especial fecha, el Comité Organizador de Iberoarte destinó un momento dentro de su amplio programa de actividades culturales y comerciales para agasajar especialmente a Cosme Proenza a propósito de sus 70 cumpleaños, en el espacio Lote 17, que tiene como sede la casona de la Uneac.

Ernesto García Peña sostiene la réplica de El Angelote. Foto: Carlos Rafael

El homenaje, que contó con la presencia del escritor Miguel Barnet y del realizador Luis Morlote Rivas, presidente y vicepresidente de la Uneac respectivamente, y del pintor Julio Méndez Rivero, presidente de la Uneac en la provincia, inició con la inauguración de la expo personal Dibujos García Peña en la Galería Fausto Cristo.

 

Con curaduría y museografía de Anette Rodríguez Reyes, la muestra incluye 20 dibujos que invitan al espectador a recorrer en síntesis los temas, obsesiones y maneras de hacer del pintor matancero.

Al decir del crítico y curador Martín Garrido Gómez, a cargo del Centro de Información de las Artes Plásticas en Holguín, “A pesar de la variedad de temas presentes en las piezas hay en ellas un elemento que la unifica, esa irreductible vitalidad que García Peña sabe insuflar a sus creaciones”.

A dicha inauguración-homenaje asistieron también Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, el diputado Julio César Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Faustino Fonseca Perea, director provincial de cultura, y Manuel Hernández Ramos, director del Fondo Cubano de Bienes Culturales entre otras autoridades.

Cosme Proenza, símbolo de las artes plásticas. Foto: Carlos Rafael

Momento especial de la velada fue cuando el maestro Ernesto García Peña le obsequió a Cosme Proenza la pieza de su autoría “Crecimiento” mientras el Dr.C. Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica y presidente del Comité Organizador de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, de conjunto con la Uneac, le obsequiaron al maestro Proenza un original suyo,  “Automanipulación” de 1993.

Cosme agradeció profundamente la deferencia de Iberoarte por organizarle tan emotivo homenaje, a la Casa de Iberoamérica y a la Uneac por tan valiosa y sobre todo significativa entrega, y en especial a su colega Ernesto García Peña, por ofrecerle la oportunidad de compartir juntos un momento tan hermoso e inolvidable.

Por J. Ramírez

 

 

 

 

 

Un Universo llamado García Márquez

Mañana garcía-marquezca. El cielo plomizo, el habitual chantaje de la lluvia anunciándose sobre los techos, y el irrenunciable calor… Marilín Aldana y César Gutiérrez (Cheche), nos regalan dos hermosos temas de la cancionística cubana. Es la segunda jornada del Coloquio Iberoamericano de Letras, que según Ronel González se celebra desde 1994. “Hace 35 años, en alguna fecha de 1982, Latinoamérica, el universo comprimido de los pueblos pequeños, y el realismo mágico, fueron distinguidos con un Premio Nobel de Literatura”, nos comenta Manuel García Verdecia en su función de moderador.

Segunda Jornada Coloquio Iberoamericano de Letras. Foto: Onelio Escalona

Mariela Varona, en un elemental gesto de caballerosidad de los restantes miembros del panel, es la encargada de adentrarnos en la obra del Gabo. Lo hace desde sus narraciones, reunidas en volúmenes como Ojos de perro azul y Doce cuentos peregrinos. Elige una pieza, “Eva está dentro de su gato”. Desplaza las yemas de sus dedos por la pantalla del Tablet y nos hace partícipes de un delicioso fragmento. En ese autor de apenas 21 años, están los gérmenes de Cien años de soledad, de El amor en tiempos del cólera, nos afirma Mariela, apasionándose, emocionándose…

Entonces Rubén Rodríguez aferra el batón, en este panel que por momentos parece un relevo de 4×100 metros. Su voz salpimentada aborda el periodismo de García Márquez, menciona libros imprescindibles para bucear en sus crónicas: Textos costeños, Entre cachacos, El amante inconcluso… Los periódicos le permitieron al Gabo hacer literatura, pudo permitirse ese “desliz” desde columnas como La jirafa, y terminó conformando una obra donde no se advierten costurones inter-genéricos, porque su periodismo es también alta literatura. Él supo ser elegante y sencillo al mismo tiempo, sin renunciar a su espléndido lenguaje.

Coloquio Iberoamericano de Letras. Foto: Onelio Escalona

El doctor Rojas Bez, acarrea la multiplicidad de García Márquez, y por un instante nos muestra a ese creador all around que fue el ciudadano de Macondo. Narrador, periodista, guionista, impulsor del Nuevo Cine Latinoamericano. En su juventud estuvo pensando incluso en la música como plataforma artística; ya adulto trabajaría en el libreto de varias óperas basadas en sus propios textos.

Durante mi intervención, subrayo el peso de la obra de García Márquez dentro del Boom latinoamericano. No debemos olvidar que Cien años de soledad está cumpliendo ya medio siglo de publicación. Aunque el 17 de abril de 2014, el Gabo abandonaba sus armazones corporales, sus páginas serán patrimonio incuestionable de la eternidad.

Minutos después, Kenia Leyva, presentó el poemario El cielo no ha cambiado, de Alejandro Fonseca, y los narradores Emerio Medina, Edilberto Rodríguez Tamayo, y Félix Cabrera, compartieron con el público sus creaciones más recientes. Una jornada absolutamente provechosa llega a su fin, mientras muchos estamos ávidos por llegar a casa y tomar del librero uno de los tomos de García Márquez, para rememorar alguna frase, un pasaje en específico, quizás un inicio glorioso: «Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo».

Por Moisés Mayán

Los ojos siempre abiertos de Miguel Hernández

La mejor forma de recordar a un poeta es la lectura diligente de sus versos. La voz del promotor cultural Joaquín Osorio, se convierte en un necesario preámbulo al panel: Miguel Hernández, vientos de pueblo me llevan. El diáfano pulsar de la guitarra de Eliecer Travieso inunda el espacio, y dispone acertadamente el advenimiento de la palabra. Minutos antes, la música ambiental acercaba a la memoria, textos de Miguel Hernández musicalizados por el cantautor barcelonés Joan Manuel Serrat.

Panel: Miguel Hernández, vientos de pueblo me llevan. Foto del autor

Dos poetas, dos amigos, Ronel González y José Luis Serrano, asumirán el quehacer de transparentar la personalidad y obra de Miguel Hernández para los asistentes al Centro Cultural Ibérico, en la mañana del 25 de octubre. El pastorcillo de cabras de Orihuela, que ingresaría con su rebaño de poemas en la eternidad de la palabra, se va transformando poco a poco, en presencia incorpórea que nos conmueve a través de la evocación de algunos de sus textos memorables.

Miguel no consiguió abstraerse de su compromiso social y se alistó en el bando republicano durante la Guerra Civil, incluso, llegó a convertirse en comisario político militar del Partido Comunista de España. En 1942, en el Reformatorio de Adultos de Alicante, privado de su libertad, enferma de bronquitis y tifus, como si no fuera suficiente, luego se complica con tuberculosis, y muere con apenas 31 años. Pero hay un detalle que no pasa desapercibido, un acto de rebeldía que lo distingue entre los escuadrones de anónimos difuntos que abonan los suelos de la historia, ni después de muerto pudieron cerrarle los ojos; su amigo Vicente Aleixandre, escribió un poema a propósito de ese inusual acontecimiento.

José Luis Serrano, reflexiona con su vehemencia habitual, sobre el carácter “absolutamente moderno” de la poesía de Miguel Hernández, y lo relaciona a las líneas creativas de César Vallejo. Textos de una crudeza solo equiparada a las fotografías del corresponsal de guerra húngaro, Robert Capa, borbotean en la garganta de Serrano y estremecen el auditorio.

Sobre la delgada línea del final, el trovador Orlando Silverio, acompañado del rasgueo de su guitarra, desmigajaba los versos: Menos tu vientre/ todo es confuso/ Menos tu vientre/ todo es futuro… Es una lástima que en estos momentos tan oportunos no contemos con libros de Miguel Hernández a disposición del público.

En 2001, Ediciones Holguín publicó dentro de su colección Ático, un tomo de su poesía amorosa, pero hace tiempo que se agotaron los últimos ejemplares. Entonces solo podemos sentirnos complacidos, porque la mejor forma de recordar a un poeta, es ―ya lo saben― la lectura de sus versos.

Por Moisés Mayán

¿Visión que resalta lo hispánico?

Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica. Foto del autor

A punto de conmemorarse 525 años del arribo de Cristóbal Colón a tierras cubanas, la edición XXIII de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, sostiene, igual que ocurrió en los encuentros precedentes, la posición de defensa de la identidad de los pueblos originarios de nuestra América, sin negar el impacto que tuvo en ellos España a través del cruel proceso de sometimiento que implantó.

Lo afirma el doctor en ciencias pedagógicas Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica, para quien es una posición facilista asumir, como propugnan algunas tesis, que la visión cubana acerca del «encuentro de culturas» hace concesiones en detrimento de lo aborigen.

«Defendemos un punto de vista bien sopesado, que en nada edulcora la conquista, pues admite el nivel de genocidio y avasallamiento de esta y lo condena enérgicamente».

«Preconizamos un proyecto cultural que expone el nacimiento de una nueva cultura y apoya lo que realmente surgió de esa unidad que se dio a partir de un hecho en extremo traumático para las poblaciones aborígenes de una vasta región».

«Negar el impacto de la conquista, sería ignorar lo que se construyó a partir de lo que desencadenó, entre ello, el contacto con lo africano, asiático y caribeño; estaríamos negando el papel de las demás culturas que contribuyeron a formar lo que hoy somos, es decir, la cultura que Fernando Ortiz declaraba en 1942, en la apertura del Congreso Nacional de Historiadores».

Ávila Rumayor asevera que la Casa de Iberoamérica dispone de un alto nivel de argumentación y documentación que justifica su surgimiento y existencia, razón por la que está abierta al debate de los más diversos juicios, sin excluir el que refuerza la idea de que no debiera asociarse la Fiesta de la Cultura Iberoamericana al hecho del 28 de octubre de 1492.

«Desde sus inicios, nuestra Casa se nutrió de un cuerpo de intelectuales e investigadores propios y asociados. Todos han generado un grupo importante de indagaciones que van mucho más allá del componente hispánico de la configuración étnica y cultural que poseemos».

«Por eso mismo la Fiesta de la Cultura Iberoamericana es la oportunidad de tener la cita de los pueblos que resisten, la cual expresa confluencia de naciones diversas y no expresión de una visión que resalta solo lo hispánico. Es un evento que continúa revelando la capacidad de generar proyectos artísticos basados en esa diversidad cultural».

«A partir de los conceptos sostenidos, entre muchas cosas, se ha podido disfrutar en Holguín de colecciones tan importantes como la de los trajes típicos del pueblo Maya».

«Por aquí también ha desfilado una importante cantidad de agrupaciones folclóricas de Chile, México, Perú, Colombia y otras naciones del continente americano, lo que ha devenido oportunidad para identificarnos con las raíces culturales de la región. A la presente edición de la Fiesta asisten elencos musicales de Argentina que nos van a regalar el folclor amerindio. Esa confluencia de pueblos es la que seguiremos defendiendo».

Por Germán Veloz Placencia

Tomado de www.granma.cu