Memoria Nuestra: Premios a la investigación joven

El Congreso de Pensamiento y Premio para Jóvenes Investigadores Memoria Nuestra 2018 clausuró en La Periquera con la entrega de los premios que consolidan al evento como una de las más importantes citas de su tipo en el país.

Con un jurado compuesto por la MSc. Elena Socarrás de la Fuente, directora del Instituto Cubano de Investigaciones Culturales “Juan Marinello”; y las doctoras Alicia Martínez Tena y Kenia Abreu, investigadoras de la Universidad de Oriente, y la Universidad de Holguín, respectivamente, fue entregado el Premio Memoria Nuestra al MSc. Víctor Alejandro Aguilera Nonell (Holguín) por la investigación “Jóvenes sangermanenses en el sur de Angola, a 40 años del combate de Cassinga, 4 de mayo de 1970”. El jurado subrayó en esta investigación “el manejo de las diferentes fuentes de información, la metodología aplicada, el dominio de la temática, la importancia de sus resultados, así como la originalidad en el tratamiento de las problemáticas investigadas y la relevancia del tema en la preservación de la historia y la identidad cubanas”.

Víctor Aguilera (derecha) recibe el premio de manos de Luis Felipe Maldonado

Asimismo obtuvo Mención “México en Martí: lazos de fraternidad entre dos hombres”, de la granmense Yaité Martínez Ramínez, mientras el Citma provincial entregó un Premio colateral a la investigación “Iglesia Católica y Revolución en el término municipal Holguín (1959–1976). Peculiaridades del conflicto”, de la joven holguinera Ariadna Figueiras Laguna.

Por su parte, el Premio Memoria Nuestra, en la categoría proyecto sociocultural, fue entregado a la estudiante de Periodismo Yailén Vallejo Paz por la propuesta “Hay luces detrás de la bahía”, considerando “la actualidad y vigencia del tema tratado, los resultados expuestos para el manejo de políticas de atención a comunidades y grupos poblacionales, además de un uso adecuado de los medios para la presentación de los resultados”.

Aguilera Nonell subrayó: “La investigación comenzó cuando yo era estudiante de segundo año de Licenciatura en Historia en la Universidad de Oriente. A partir de unas prácticas laborales estaba en San Germán, el municipio donde vivía, empecé a escuchar sobre un grupo de cubanos que había estado en la guerra de Angola y nunca los habían investigado… Es el estudio de la vida cotidiana de un grupo de hombres que tienen una particularidad: la única unidad que todos sus miembros eran de un mismo municipio, Urbano Noris, que estuvieron entre 1977 y 1979 en la guerra de Angola y participaron en 1978 en la defensa del poblado de Cassinga, atacado por los sudafricanos”.

“La investigación hace un análisis desde el momento en que estos hombres fueron reclutados, su preparación para cumplir misión internacionalista y el día a día en el sur de Angola, defendiendo un pequeño poblado minero. Es un estudio desde el humanismo, viendo cómo repercutió la unión entre jefes y soldados, los vínculos con sus familias a más de 10 mil kilómetros de distancia… No esperaba este Premio, pues todos los trabajos presentados son muy buenos, con un alto nivel de investigación. Me ha cogido de sorpresa y quisiera dedicárselo a estos combatientes internacionalistas que están vivos”, subraya el joven profesor e investigador de la Universidad de Holguín.

Memoria Nuestra, se trasladó esta vez al epicentro de la ciudad, y concluyó con las palabras de Luis Felipe Maldonado, jefe del evento, con la invitación a una nueva edición en 2019, y con la música de Cuarteto de Saxofones “Todo Incluido”, del Instituto Superior de Arte.

Asimismo fueron entregados reconocimientos a los miembros del jurado del Memoria, el Museo La Periquera, el CEDES, el Centro Provincial de Superación para la Cultura, entre otras instituciones.

 

Por: Erian Peña Pupo

Fotos: Torralbas

Tras-cartón pintado de negro

Lo toques de tambor en el lobby del Eddy Suñol son una invitación a Trasca, especie de danza teatral protagonizada por el grupo argentino Bembé Guine. Desde la propia exhortación los espectadores dudamos que fuera una obra de argentinos, atendiendo a los rasgos distintivos de su cultura, porque el mismo devenir histórico “nos ha obligado a no mirar” más allá de ese “presente de cartón pintado de blanco” que ha impuesto este país suramericano con sus “argentinos y argentinas venidos de los barcos”.

“Negros” que bailan, cantan, sudan, narran, saltan, se emocionan, que pintan la historia negra de Argentina. Una obra que fusiona la danza afroamericana, la percusión, la narración oral, pequeños retablillos de diferentes de negros olvidados en los basurales de la Argentina blanca. Siete bailarinas y cinco músicos se combinan para relatar el “imaginario negro” en el país suramericano.

“El contenido es la invisibilización de la cultura afroargentina. El mito de que en el país hubo pocos negros o no hubo. La obra va rompiendo eso y explicando por qué aprendimos a no verlo. Por eso instalamos la idea de que nos quisieron vender que somos una Europa de cartón pintado, lo simbólico del cartón como lo falso; concepto que se materializa en todos los elementos escenográficos”, explicó en una entrevista la directora Romina Ponce.

La pregunta ronda en las cabezas de los argentinos, de todos nosotros, y la realidad que se lleva en la cabeza no es mentira: ¿Hubo africanos en Argentina? ¿Cuándo fue abolida la esclavitud en ese país? ¿Se asume lo negro como tradición, como cultura? Trasca tensa la cuerda de la identidad, de los orígenes de una nación, de lo que aún se reniega, se oculta y falsea.

 

Por: Vanessa Pernía Arias

Fotos: Torralbas

No es solo otro enamorado de Cuba

A pesar de las arbitrarias medidas de la administración Trump en cuanto a las relaciones con Cuba, tanto del lado de acá como en la otra orilla un considerable número de personas se opone a la irracionalidad del gobierno norteamericano.

Por encima de las agresiones y el bloqueo económico, está la voluntad de entablar lazos, y desde que se inició la querella no son pocos los que se aferran a la idea de construir un puente entre ambas naciones. Así nos llega Pablo Menéndez, más que un músico, un proyectista y ejecutor de los intercambios entre las dos orillas.

Foto: Torralbas

Mucho ha llovido desde que el hijo de Bárbara Dane ―activista política estadounidense y defensora de lo más autóctono de la música de ese país norteño―, arribara a la Isla para cursar estudios en abierto desafío a la agresiva política de Washington durante los años 60 del pasado siglo. Y “el americanito” comenzó a dejar huella, incluyéndose en el Grupo de Experimentación Sonora del Icaic para demostrar la influencia musical de los timbres oriundos del rock y la guitarra eléctrica.

Pero sin dudas el principal hito en la carrera de Menéndez fue crear el grupo Mezcla, toda una institución musical que elimina las fronteras entre géneros al tocar jazz, rock cubano, e incluso música de origen africano, lo que le convierte además en una de las más emblemáticas agrupaciones del país.

Una velada exquisita fue la del sábado 5 de mayo, cuando el Centro Cultural Plaza de La Marqueta en Holguín devino en escenario propicio para que se realizara un gran concierto de la agrupación.

El ayer del director de Mezcla nos lo trajo para que hoy disfrutásemos de parte de sus emblemáticas producciones.En todos es evidente la diversidad de géneros, para la ocasión unificados en una o varias piezas que dejan escuchar vestigios del rap, reggae, salsa, y hasta ritmos afrocubanos. Es sin dudas esta mezcla una sutil simbiosis que acaricia el oído, pero no en detrimento del bailador: con la agrupación lo mismo disfrutan los pies que el alma.

“¿Una rumba con guitarra eléctrica?” Mezcla es una familia donde cada instrumento se hermana: tambor, batería, güiro, flauta, o piano electrónico. No es un caos musical con notas discordantes, es una pieza tan magistral como cualquier otra de gran prestigio internacional. Con el tiempo Pablo se ha acriollado hasta hacer familia y tener descendencia, incluso en el plano profesional ha conseguido dominar las esencias de la música cubana como cualquiera de los nacidos en esta Isla.

 

Por Julio César

Vitalidad en el almacén

Termina una de las semanas más esperadas por los jóvenes que suben hasta el Gabinete Caligari en busca de música estimulante que los active y los haga brincar toda la noche. Despedimos por décima vez las Electro-Romerías, que en esta edición estrenaronun nuevo local, el almacénsituado en la calle Pepe Torres, entre Martí y Morales Lemus.

“Este décimo aniversario del espacio se celebra con las disponibilidad de una nueva locación con un estilo underground, ideal para música electrónica. Las fiestas de este género se celebran usualmente en lugares con esas características. Algunos extranjeros se han acercado a mí y me han dicho que parece que están en Nueva York”, afirmó Ernesto Hidalgo, mejor conocido por TikoSK8, organizador de las Electro-Romerías. Incluso, se valora la posibilidad de convertir al almacén en la sección de música de la AHS,pues según él, no solo se brinda para la música electrónica, sino también para el rock, el hip hop, hasta para la trova.

Dentro del programa se incluyeron diversas conferencias. Entre ellas, una dedicada a los conceptos y términos básicos para comprender la cultura de la música electrónica impartida por Ernesto Hidalgo (Tiko SK8) y Danilo Guerrero. También visitó por primera vez el evento, el musicólogo Fernando Machado del proyecto Liberté procedente de Villa Clara, quien ha reenfocado su carrera de Matemáticas al sonido; y comparte sus investigaciones en la conferencia ‟Tecnología Musical Computacional”.

En el marco del evento se aprovechó además para lanzar la convocatoria del Festival Primavera Habana por Emmanuel de Juan Blanco a desarrollarse en la primera quincena de abril del 2019; y del esperado festival de música electrónica en las vacaciones Stereo G, programado para los días 3, 4 y 5 de agosto.

 

Por:Thalia Ruiz Desdín

Foto: Carlos Parra

 

Se despiden hoy las Romerías de Mayo en Holguín

Por Claudia Patricia Domínguez del Río
Como esa ya tradicional los jóvenes romeros llevan la bandera cubana hacia el reparto Nuevo Holguín, durante la clausura de las Romerías de Mayo. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)
 La XXV edición de las Romerías de Mayo culmina hoy en esta ciudad de Holguín tras las intensas jornadas iniciadas el dos último, periodo que tuvo en la cultura a su mejor aliada con la asistencia de más de 400 participantes de unos 20 países.

El evento cultural de mayor convocatoria de la Asociación Hermanos Saiz en la provincia de Holguín reunió una vez más a escritores, artistas y promotores culturales, canto de integración a los pueblos del mundo desde la tradición y la modernidad.

La danza y el teatro callejero volvieron a apoderarse de las principales arterias de la urbe holguinera con más de seis funciones diarias desde plazas y parques, las cuales acogieron atractivas propuestas de proyectos nacionales e internacionales.

Especial atención mereció en esta ocasión el espacio “Destrabando la Trova” que conduce el carismático cantautor Eduardo Sosa, quien compartió con figuras de gran renombre en el pentagrama musical cubano como Pancho Amat, el dúo Buena Fe, José Luis Ferrer y el holguinero Fernando Cabrejas.

El Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra hoy dará a conocer sus premios en las categorías de investigación y de proyecto sociocultural, evento que se prestigió este domingo con la presentación del libro “Apuntes en torno a la guerra cultural” de Abel Prieto Jiménez, quien estuvo intercambiando con los jóvenes creadores sobre los desafíos de la cultura en Cuba y el mundo.

Al anochecer nuevamente se reunirán los delegados desde el Museo Provincial La Periquera, Monumento Nacional, para juntos partir junto con el Hacha Taina aborigen hasta las áreas aledañas a los edificios 18 plantas de la urbe nororiental.

Allí se convocará a una nueva edición del festival de las juventudes artísticas, se elevará el Hacha hasta el punto más alto de uno de los edificios y se sellará el pacto de amistad con la siembra de un árbol, símbolo de perdurabilidad y unión entre los pueblos.

(Con información de Agencia Cubana de Noticias)

Trovas jondas

Hay entre los gitanos un canto de noches y vidrios quebrados ―su peculiaridad es el patetismo― dijo Federico García Lorca, porque es un canto de conmociones y honduras, como si fuese la misma congoja quien cantara. Este es el cante jondo. El cante de los gitanos desde que huían de un pueblo a otro del Gran Tamerlán. Y han deja´o en este canto de lagrimillas y pesares, quizá los versos más tristes que ha cantado un pueblo bajo las noches de Andalucía.

Fernando Cabreja, un nombre que le sienta muy bien a la trova

Había luna de Lorca para aullar y bailaban diez muchachas en un callejón de Holguín, próximo a la Plaza de La Marqueta,  cuando escuché el  cante, ¡ay tan jondo! Lo busco, busco, busco. Lo encuentro. Era Alberto Tosca, junto a un ser de gracia andaluza, a horcajadas sobre el cajón flamenco, y me siento, escucho su trova cubanísima poseída por un pesar que se me vuelve canto gitano, y desconozco aun la causa, es que hay golpes en la vida, tan duros, yo tampoco sé…

Había en la concurrencia júbilo, admiración, aplausos. “Señales de humo” le llamaron al Gran Concierto, contó Tosca, porque nunca ve a Cabreja, o muy poco, y se escriben como dejando a través de la palabras estos humos color lavanda. Mástiles ondulados de añoranzas.

Tosca luce una sencillez que estremece, bajo una gorra de los Lakers. Invita al amigo de todos, a Fernando Cabreja, al escenario. Aplausos. Cabreja acuesta la guitarra sobre sus piernas, le habla, canta, y otra vez la trova nos azuza.

Yo quiero quedarme, escucharlos hasta el cansancio, y hasta aguanto diez trovas jondas, pero luego viene esta en la que un verso me espolea: “Te dejo en la escalera, se me esconde tu voz…” Y salgo, me voy buscando algo, alguien, y ya en el callejón no bailan las muchachas.

 

Por Katherine Pérez

Solo en Rockmerías

¿En qué se relacionan la maraca, el tambor o la clave, con la batería, la guitarra eléctrica o el saxofón?Un escenario que ha vivido incontables descargas rumberas se transmuta en espacio perfecto para disfrutar de notas “más fuertes”, específicamente del rock, tal es el caso del Ilé de la Rumba.

Solo en mayo, ese momento donde converge la creación artística joven en toda su magnitud, los amantes del popular género musical degustan de un menú internacional y nacional de elevada factura, gracias por supuesto a las “Rockmerías”, evento que para la presente edición arriba a las 14 convocatorias.

Foto: Torralbas

Raúl Cardona, organizador del espacio, destacó que contamos con la participación de dos bandas extranjeras y el solista Peter Von Toy, de Francia; además del invitado especial Dave Lombardo, reconocidísimo baterista cubano.De elevada prominencia en el plano internacional, Lombardo es conocido principalmente por su trabajo con la banda de thrash metal Slayer, con la cual participó en siete álbumes. En su haber también cuentan grabaciones con bandas como Testament, Grip Inc., y Fantômas, entre otras. Actualmente es considerado uno de los mejores bateristas de metal de todos los tiempos, y en una carrera que abarca más de 30 años, ha formado partede la producción de veintinueve lanzamientos de diversos géneros.

“El baterista cubano radicado en los Estados Unidos se encargará de cerrar las Romerías en el Centro Cultural Bariay con su banda Suicidal Tendencies, un momento bien importante dentro de este evento, el día 7 en la noche”, apuntó Cardona, quien agregó además que la programación de la presente cita se extenderá hasta el día 8 cuando en la Casa de la Música se realice una “clínica” o conferencia magistral, espacio propicio para el intercambio de experiencias entre Lombardo y jóvenes pupilos del Conservatorio de Música y la Escuela Elemental de Arte de la provincia.

Las noches rumberas por estos días de Festival de Juventudes Artísticas evolucionarán para que los seguidores del metal sacien sus ganas y exterioricen sus sentimientos más profundos a través de las fuertes notas que tipifican a este género.

 

Por: Julio César

Foto: Torralbas

 

Abrazos que nos hacen nacer…

Una vez más recuerdo aquellas líneas de Eduardo Galeano: “Pequeña muerte llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace”.

Foto: Torralbas

Un abrazo gigante contra el bloqueo –de esos que según Galeano, matándonos en su fuerza nos nace y al mismo tiempo nos multiplica– protagonizaron efusivamente los jóvenes participantes en la 15 Fiesta de los Abrazos de las Romerías de Mayo. “Abrazos vs bloqueo”, esta vez reunidos en la etiqueta #Yovotovsbloqueo, fue ejemplo de la expresión del reclamo universal por “el cese del injusto e ilegal bloqueo que mantiene Estados Unidos contra el pueblo de Cuba desde hace más de medio siglo, y también en apoyo al pueblo y al gobierno democrático de Venezuela”, enfatizó Gresler Vladimir Ramos, presidente FEU en la Universidad de Holguín.

Liderados por esta Federación, el abrazo gigante reunió en el parque Calixto García a un grupo de estudiantes de las diferentes sedes de la Universidad, incluida la Universidad de Ciencias Médicas. Además, invitados nacionales y extranjeros que participan en este Festival Mundial de Juventudes Artísticas.

Abrazos v bloqueo

Performances, poesía, arte, música, solidaridad, multicoloridas banderas, resonaron en el accionar y la voz de estos jóvenes, quienes realizaron un llamado exponiendo los perjuicios del bloqueo y mostrando la necesidad de que esta política fallida llegue a su fin. Después de las palabras de Gresler Ramos, el grupo Buena Fe se sumó al abrazo gigante con uno de sus temas, porque “no hay mejor manera de derrotar a quien te quiere hacer daño que siendo feliz”, añadió Israel Rojas, vocalista de la conocida agrupación. Finalmente se concretó el amplio, alegre y solidario abrazo contra el bloqueo y en apoyo al gobierno de Venezuela y a su presidente Nicolás Maduro.

La Fiesta de los Abrazos surgió en el 2004 a raíz de un Proyecto Extensionista impulsado por el estudiante chileno Mauricio Vergara, con el objetivo de exponer a la comunidad holguinera y a los participantes de las Romerías, el quehacer cultural de cada una de las naciones presentes en el territorio a través de sus estudiantes. Por eso, año tras año, este espacio se ha mantenido como muestra del quehacer artístico de los estudiantes extranjeros en Cuba y su vínculo con nuestra identidad cultural.

Pre–Congreso en Romerías

“Los jóvenes creadores son la vanguardia del pensamiento cultural revolucionario en Cuba”, subrayó el escritor y ensayista Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura, en la sesión Pre–Congreso de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) realizada en el Salón Solemne del Museo La Periquera, como parte del Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra.

Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura.

Con la presencia de Rubiel García, presidente nacional de la AHS, el Pre–Congreso resultó un espacio necesario para el debate sobre cuestiones relativas a la política cultural, las líneas de trabajo y prioridades del sistema de la cultura, y la necesidad de que la vanguardia artística, en este caso los jóvenes creadores, acompañe a la vanguardia política como ha sido tradición en los principales momentos de la historia cubana.

Temas como la conexión de las academias con los procesos culturales que nos permiten entender lo cubano y construir una lógica desde la crítica artístico-literaria; la transdisciplinariedad en los procesos de formación; la profundización de espacios de pensamiento que permitan encontrar una sinergia que no quede en debates de élite sino que involucre al pueblo; y la enseñanza artística como cantera de creación en la propia AHS, fueron abordados por los jóvenes asistentes a la discusión plenaria previa al 3er Congreso de la AHS.

Además, el rescate del repentismo y el punto cubano en eventos como las propias Romerías; la infraestructura tecnológica y la necesidad de nuevas producciones digitales en el marco editorial en tiempos de constante informatización; la necesidad de priorizar un evento como Canción al padre, en Granma, dedicado a Carlos Manuel de Céspedes en el 200 aniversario de su nacimiento; la importancia de un evento como Romerías de Mayo; el diálogo con los cineastas y lo relativo a las leyes que regulan la producción audiovisual, entre otros temas, relucieron en un debate protagonizado por los jóvenes artistas, promotores e investigadores culturales miembros de la AHS en varias provincias del país.

Al respecto Lilién Aguilera, presidenta de la AHS en Holguín, subrayó: “Es importante que en este espacio donde confluyen artistas de diferentes partes del país estemos realizando esta especie de antesala del 3er Congreso. Considero que hemos logrado un avance considerable luego de las líneas trazadas a partir del 2do Congreso. Aunque en este período muchas de las inquietudes siguen siendo las mismas, creo que estamos en un punto superior al que tuvimos esa vez y eso tiene que ver con el esfuerzo realizado por los jóvenes artistas, las instituciones que se han sumado a ese propósito y por supuesto, las autoridades. Ahora creo que lo que nos queda es continuar fortaleciendo todo lo que en este momento hemos avanzado y tiene que ver también con expandir los productos culturales que desde la Asociación se realizan para ir logrando conquistar a un público mucho mayor”.

“Necesitamos un arte crítico, revolucionario y comprometido”, destacó Abel Prieto cuando comentó las intervenciones de los participantes a la plenaria. “Es necesario que la Asociación ejerza una crítica sobre la gestión institucional permanente y crítica”, añadió el autor de la novela El vuelo del gato y el tomo de ensayos Apuntes en torno a la guerra cultural.

“Nos hace falta un debate serio, un debate riguroso…” añadió Abel Prieto al referirse a las particularidades de la reciente producción audiovisual cubana y los últimos debates en torno a esta. “Entre las instituciones y los creadores tiene que haber una relación muy transparente, muy limpia, con la convicción de que estamos trabajando por los mismos objetivos. No puede haber una institución que esté divorciada de sus creadores: esas instituciones languidecen, mueren, por falta de oxígeno, pues su razón de ser son los creadores y la creación”, añadió el Ministro de Cultura en el Pre–Congreso de la AHS.

 

Por Erian Peña Pupo

Fotos Eduardo Cedeño

Encuentro Nacional de Danza en Paisajes Públicos

Vuelven las Romerías, la gente, la lluvia, y el Encuentro Nacional de Danza en Paisajes Públicos en su catorce edición, que se realiza como parte de la gran vorágine que es las Romerías de Mayo.

Este año se unen tres de las más importantes y laboriosas compañías en el panorama danzario cubano. Me refiero a la Compañía Codanza, que sirve de anfitriona y celebra su veinticinco aniversario; el Ballet Contemporáneo de Camagüey, con más de quince años de quehacer; y la Compañía Médula, de Guantánamo, con apenas cuatro años de fundada pero ya con una línea y con una irreverencia que asombra. Es un lujo para los holguineros, no todos los días se puede ver tanto, y bueno.

Danza en paisajes públicos

Para aderezar este encuentro también participan los estudiantes de la escuela de danza de Holguín y un proyecto venido de Austria llamado Ritmo Tropical. Desmenucemos este nombre: Encuentro Nacional de Danza en Paisajes Públicos, para entender qué significa la magnitud de un Encuentro Nacional, y qué valor tiene la Danza en Paisajes Públicos.

Para que un movimiento danzario nacional se desarrolle es indispensable el encuentro e intercambio entre sus hacedores. En Cuba, lamentablemente, son pocos los espacios donde se pueda tener, al menos, una sumaria panorámica de los caminos actuales que van guiando a los bailarines, coreógrafos y personas que piensan la danza en general.

Podemos decir que en las últimas décadas uno de los mayores logros de la danza es haber salido de la arquitectura ambiental del escenario tradicional para irrumpir en parques, plazas, galerías, azoteas, almacenes abandonados…

La convulsión de la danza en espacios públicos tuvo lugar, sobre todo, a partir de las Vanguardias en el siglo XX, y con ellas el Performance se posiciona como ente mediante el cual se genera descontextualición de las distintas formas de arte. Coreógrafos como Trisha Brown, Pina Bausch, Sasha Waltz, la belga Anne Teresa de Keersmaeker, Wim Vandekeybus, son paradigmas en las iniciativas que entrelazan la danza y el espacio urbano.

Por Edgar Ariel