Camilo por siempre

Por Julio César

Siempre que escucho su nombre pienso en la amplia sonrisa, el hombre jaranero, pero a la vez severo ante las injusticias, ese es Camilo, quien supo ganarse el cariño del pueblo con su personalidad única.

Una de las dedicatorias de la 25 Edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana es a los 60 años de la partida física del Héroe de Yagüajay, no es de extrañar entonces que durante estos días varias fueras las actividades de homenaje dentro del programa general.

La Exposición “Camilo por siempre, cada día en la memoria” fue centro de la noche de este 28 de octubre en la Galería Holguín. Alumnos y graduados de los cursos regulares de la filian en Holguín de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) se aventuraron en este regalo al comandante guerrillero.

Más de una veintena de piezas en diferentes formatos, estilos y técnicas, componen la singular muestra, donde incluso se incluyen las piezas textiles, vestimentas que desbordan cubanía; en suma un intento por captar la esencia jovial y alegría contagiosa que caracterizó siempre al Señor de la Vanguardia.

“Esta exposición habla de la fuerza de su imagen entre nosotros, tratada, expandida y potenciada mediante los recursos del arte. La ACAA promueve, propicia e implementa a través de cursos regulares el aprendizaje de esos recursos expresivos, sus resultados no se limitan a la simple adquisición de las habilidades técnicas, y eso puede constatarse en la serie de piezas que se muestran: la imagen de Camilo se transfigura en diversas técnicas y soportes, a partir de la creatividad individual y sumada, cualificada en un gesto mayor. Aprendizaje y creatividad se conjugan para el homenaje, de esa manera Camilo no solo es historia e iconografía reconocible, sino que vive en cada una de las piezas que tratamos al alcance de nuestra vista y nuestras manos”, resaltó durante la velada Alfonso Tamayo, profesor de la filial holguinera de la ACAA.

Talabartería, escultura, dibujo, son solo algunas de las técnicas empleadas que dan fe de la diversidad de perspectivas en que se manifiesta la temática en cuestión, y donde es evidente además la intención constante de superación de estos creadores.

La música también se hizo presente en el céntrico espacio de la Ciudad de los Parques, y fue a través de otro de los miembros de la Asociación…, el Trovador Leandro Rojas, que se escucharon las sentidas notas de identidad nacional, al tiempo que la belleza de las modelos del Grupo Fantasía se conjugaba con la colección tradicional de crochet y menardi revelada por Nilvia Reyes Leyva, de igual forma miembro de la ACAA.

El talento infantil aficionado se sumó además a la iniciativa, a través de los niños que cursaron dibujo durante el verano en la propia Asociación, y cuyas creaciones se incluyen en la Expo. No podía faltar el alegórico gesto de arrojar flores al mar que cada 28 de octubre se realiza como homenaje a la desaparición física del Comandante guerrillero en las aguas que rodean la Isla, para ello fueron depositadas rosas frente a la imagen del héroe, en una recreación del propio océano, realizada por los creadores de la muestra.

Noche de premios en Iberoarte 2019

Por Erian Peña Pupo

Con la entrega del Gran Premio Iberoarte 2019 a Cerámicas de Chulucanas, del artesano José Antonio Núñez, de Perú, finalizó en el Centro Cultural Bariay de la Egrem la XVIII edición de la Feria Internacional de Artesanía Iberoarte 2019, organizada por el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) en la provincia y dedicada al 300 aniversario de Holguín, a la manifestación textil y a la ciudad artesanal cubana de Trinidad.

Fotos: Wilker López

Luego de valorar el conjunto de obras presentadas, tomando en consideración la calidad de ejecución técnica, los diseños, la expresión de tradiciones y la creatividad artesanal, se premió las Cerámicas de Chulucanas por la “excelente demostración de las técnicas empleadas para su confección, utilizando el paleteo en la elaboración a mano, uso de pigmentos naturales, decoración en negativo y ahumado con hojas de mango; y por la gran belleza de sus formas, agradables diseños costumbristas, de gran tradición familiar de ceramistas tallanes de la etnia indígena de Piura”, aseguró el jurado.

Se premiaron, además, las mejores obras artesanales: Textiles Trinitarios, de Joaquín de Jesús Teodosio Macías y Ernesto V. Fonseca Mederos, de Sancti Spíritus, por el rescate de tradiciones artesanales de nuestro país y particularmente de la zona trinitaria; Guitarra ayacuchana, de Georgina Velarde Gutiérrez, de Perú, por el dominio de la cerámica y la acertada combinación con otros materiales; y la Colección Libros-Arte 2019, Taller Impresiones Papiro, Holguín, por el empleo de técnicas tradicionales de elaboración sin el empleo de añadidos químicos, utilizando materiales como papel reciclado, fibras vegetales y cera, empleando máquinas antiguas con tipografía del siglo XVIII.

Asimismo, merecieron premios: Mesa de recepción, de Osnamy Reyes Alarcón, de Holguín; Tapiz tradicional, de Faustino Flores Meneses, de Ayacucho, en Perú; Manta de Ayacucho, de Rocío Oré Velarde, también de Perú; Funda de cojín, de Gopal Arora, de la India; y al conjunto de relojes de Miguel Morales, La Habana. Un reconocimiento especial se entregó al proyecto de decoración de Rosa Virginia Villalobos y Sergio Obregón, por “adaptar al espacio exterior del Recinto Ferial los conjuntos de muebles y otros útiles del hogar que han tenido gran aceptación en la población y por demostrar que es posible la integración entre expositores de diferentes países: Costa Rica, México y España”.

Por su parte, el Premio en la categoría de desfiles de moda lo obtuvo la Colección Sublime, de María del Carmen Aguilera, por la “perfección lograda en la combinación de las técnicas de entre dos y puntas tejidas a crochet como delicadas aplicaciones sobre las confecciones en tela de hilo de algodón, para tener el resultado de agradables, cómodas y actuales piezas de exquisitos diseños, prácticos para nuestro clima y variadas ocasiones”. Mientras la modelo más integral fue Daylin Forjan Miranda.

La jornada de clausura, a la que asistieron Ernesto Santiesteban, primer secretario del PCC en Holguín, Julio César Estupiñán Rodríguez, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, y Rachel García Heredia, directora provincial de Cultura, entre otros dirigentes políticos y gubernamentales, concluyó con las palabras de Manuel Francisco Hernández Ramos, director del FCBC en Holguín, presentando la XIX edición de la Feria en octubre próximo, y con un breve pero atractivo concierto del popular Juan Guillermo (JG).

Mi mundo en Imágenes y otras luces

Por Arlene Gómez Palacios

El 1er taller iberoamericano sobre niñez y audiovisualidad “Mi mundo en imágenes” tuvo su apertura este viernes en el Ateneo Cinematográfico. Coordinado por las realizadoras Nora Martínez Pérez y Alejandra Rodríguez Segura el espacio constituye una cita conlos jóvenes relevos del audiovisual.

Fotos: Wilker López

Holguín es una de las regiones del país con un fuerte trabajo junto a niños, niñas y adolescentes desde proyectos comunitarios, artísticos, medioambietales y culturales que se gestan desde las escuelas, medios de comunicación, artistas y promotores culturales. Además cuenta con un telecentro que es uno de los más grandes de Cuba así como con profesionales de los medios que prestigian la obra audiovisual de la niñez.

Entre las principales temáticas de este espacio figuran los retos que impone el público infantil ante la era digital, niñez y multimedios, apreciación y creación audiovisual infantil, desempeño de la niñez en los audiovisuales contemporaneos, visibilidad de los medios de comunicación y experiencias de trabajo con proyectos audiovisuales infantiles.

Durante la primera jornada de “Mi mundo en Imágenes” tuvo lugar la Conferencia Magistral Retos de un público infantil en la era digital a cargo de Regla Bonora, Especialista principal de la División de Infantiles de la Televisión cubana y Coordinadora de la Red Latinoamericana de televisón infantil.

Además se desarrolló el taller Niñez, multimedios y tecnologías de la información a cargo de Carlos Parra, Presidente de la AIC, Liset Prego, Periodista del Periódico ¡Ahora! y Dagoberto Batista, crítico y realizador audiovisual. También se presentó una muestra de programas infantiles de la Televisión Cubana.

Este espacio continúa hasta el día 28 de octubre en el Ateneo Cinematográfico con conversatorios, muestras de productos audiovisuales, intercambios con los más pequeños y talleres junto a especialistas y realizadores. Sobresalen el Taller En busca del sí mágico, cómo lo contarías en imagen, a cargo de la asesora y realizadora Nora Martínez junto a Alejandra Rodríguez Segura Especialista Audiovisual y realizadora y el conversatorio Animación en Holguín, por Adrian López, Director de los Estudios ANIMA.

La mirada gibareña de Bob Michaels

Por Erian Peña Pupo

Conocí a Bob Michaels en el Festival Internacional de Cine de Gibara. Tiempo antes había escuchado de una exposición suya en el municipio Cueto y su imagen nos era conocida a muchos, de verlo, cámara en manos, capturando imágenes en varios eventos culturales holguineros. En Gibara yo traía un pullovers que a él le llamó la atención. “El bloqueo no existir, no existir…”, me dijo entonces, subrayando las capacidades del cubano para defender lo que cree y, crecer continuamente, mediante el arte.

Fotos: Wilker López

Ahora, en días de Fiesta Ibero, Bob expone en la Sala Transitoria del Centro Provincial de Arte una serie de fotografías realizadas, precisamente, en la cita cinematográfica de Gibara.

“He participado en el Festival por muchos años, incluso más allá del evento en sí. Gibara se convierte en un gran escenario donde vemos muchos espectáculos. En todas las esquinas disfrutamos diferentes manifestaciones de arte, representadas en todo el Festival. Incluso sitios como la fábrica de tabaco se convierte en un espacio cultural también, y en las calles se puede uno encontrar con grandes famosos del mundo”, dice.

La mirada de Bob –entrenada desde hace décadas– se acerca a escenas cotidianas, esas protagonizadas por los propios gibareños, más que a los grandes momentos, aquellos de carácter mediático, del Festival de Cine. No los obvia, claro, pues dedica más de una foto a los conciertos y presentaciones teatrales presentadas en la Casa de Cultura, o las proyecciones cinematográficas que se realizan en el cine Giba; pero Bob prefiere observar a la gente, su fotografía es algo más antropológica que meramente periodística.

Así su lente captura imágenes cotidianas durante el Festival: vendedores de cerdo asado y otros productos, artistas callejeros, niños jugando, torcedores de tabaco en la fábrica, personas bebiendo o conversando, una filmación en plena calle, las fiestas populares, que también han copado al Festival, la belleza natural de una ciudad costera…

Bob Michaels es graduado de la Universidad de Georgia y adquirió su formación artística en la Escuela de Arte Crealde, en Florida. Desde que se retiró de su empleo en el mundo de las finanzas de empresas, divide su tiempo entre Florida, donde nació en 1943, y Cueto, aquí en Holguín. Durante 20 años, Bob Michaels ha investigado y fotografiado diferentes culturas, con particular interés en la Cuba de la última década. Ha participado en 24 exposiciones en los Estados Unidos y nuestro país, a lo que se suma la publicación de su libro Viñetas cubanas, con fotografías de sus recorridos por la isla.

Artes visuales en la Ibero

Por Erian Peña Pupo

No todo es risa

Osvaldo Gutiérrez Gómez, Osval, nos recuerda –desde el propio nombre de su exposición– que el humor gráfico no solo ha explorado lo meramente lúdico, sino que se adentra con éxito en otras zonas para hacernos reflexionar y cuestionarnos más de una vez.

Fotos: Wilker López

No todo es risa, expuesta en la Casa de Iberoamérica, se detiene en el trabajo de Osval con la ilustración de tema político, medioambiental y social. Esos parecen interesarle mucho al artista y nos demuestran que el periodismo gráfico, cuando porta mucho de arte en sí, no pierde en la llamada inmediatez característica de las publicaciones periodísticas.

Este “nuevo estilo de hacer humor”, surgido en las páginas de The New Yorker, parte de la sátira para reflejar la actualidad política y social, y en Cuba se entronca con una tradición que viene desde Blanco, Valls, Massaguer, Maribona,  Avela, René de la Nuez, David…

Osval se inserta en esa tradición por derecho propio. La situación del emigrante, la degradación del medioambiente, diferentes contextos y situaciones políticas, la tecnología, la guerra… hayan contextualización en su trabajo, evidente en esta muestra y en piezas como “Libros y rifles”, “Puente no muros”, “Solicitud de amistad” y “Morbo”.

Falco, fotógrafo además de caricaturista, trabaja en el periódico Invasor, en Ciego de Ávila, y colabora frecuentemente con el suplemento Dedeté, en las páginas del diario Juventud Rebelde, y en la Mesa Redonda, fundamentalmente abordando el tema del bloqueo.

Las palabras de apertura las realizó su colega Falco, Carlos Alejandro Falcó, también de Dedeté.

“Osval es un pensador, un artista de visión muy aguda, que con su estilo ya establecido, logra llegar rápidamente a los espectadores. Es un autor muy productivo. Trabaja mucho, y a nosotros desde Dedeté nos encanta recibir obras de él”, expresó Falco.

Expo-cuento sobre lienzo

Como parte también del espacio Las artes plásticas en Iberoamérica, Lissett Fardales, de Sancti Spíritus, muestra Expocuento sobre lienzo, en la Biblioteca Provincial “Alex Urquiola”.

Las piezas parten de la aparente ingenuidad del arte naif para adentrarnos en el mundo de la campiña y los mitos populares, que conforman el imaginario social de los pueblos.

Un total de seis coloridas obras, realizadas en acrílico sobre lienzo, pueden apreciarse en la planta baja de la Biblioteca en las jornadas de esta Fiesta Ibero: “La culebra debajo de la piedra”, “El mulo y la yunta de bueyes”, “Las guineas jaspeadas”, “Al camaleón le sale la envidia”, “El baile de los murciélagos” y “Donde el mundo se acaba”.

En la inauguración de la muestra compartieron su trabajo los actores de Palabras al viento, con dirección de Fermín López, quienes presentarán próximamente, en el escenario del Teatro Eddy Suñol, la obra Bodas de sangre, del español Federico García Lorca.

Nelson Domínguez: Mi amiga Alicia, siempre

Por Vanessa Pernía Arias y Erian Peña Pupo

Un homenaje póstumo del pueblo y la cultura holguinera a la prima ballerina assoluta Alicia Alonso un día después de su partida, constituyó la inauguración de la exposición Mi amiga Alicia, del reconocido artista Nelson Domínguez, en la sala principal del Centro Provincial de Arte.

Lejos estaba de suponer Nelson Domínguez (Baire, Santiago de Cuba, 1947) que, mientras montaba las piezas de su exposición lo llamarían para confirmarle la fatídica noticia. “Muchos no disfrutamos el tiempo vivido en la contemporaneidad con grandes figuras y confundimos en ello su fama social con su verdadera naturaleza. Siento orgullo de haber sentido la proximidad que nos tocó vivir a mi generación; conocer a los grandes pintores, a los que guardo en sagrado recinto. Así también apareció Alicia en mi camino. La he pintado y la pintaré, porque de su grandeza se nutre la cultura de la nación cubana y universal”, asegura.

En la inauguración, una de las más concurridas de los últimos años en el Centro Provincial de Arte, alumnos de danza de la Escuela Vocacional de Arte “Raúl Gómez García” interpretaron fragmentos de obras que marcaron la carrera de Alicia: Giselle, Carmen, Coppélia, El lago de los cisnes… como un homenaje de las instituciones culturales a la fundadora, en 1948, de la compañía con su nombre, base del Ballet Nacional de Cuba y de la famosa Escuela Cubana de Ballet.

Nelson Domínguez, Premio Nacional de Artes Plásticas 2019 y una de las firmas más reconocidas de las artes visuales contemporáneas en nuestro país, se acerca a la Alicia bailarina: “Esta es una muestra un poco monográfica, que está hecha para un público que debe relacionar todo con Alicia. Hay una dosis figurativa muy fuerte, que no es exactamente la forma. Yo la veo como lo que es ella, como una bailarina. Una gran bailarina vista por un pintor”.

La exposición está compuesta por 60 piezas, la mayoría realizadas con su impronta expresionista en técnica mixta sobre tela, pero también en papel manufacturado, serigrafía, resina, madera… Entre ellas “Alicia, ave nacional”, firmada en 1998: Primero fue el nacimiento de una amistad”, rememora Nelson. “Un día fui a verla de bien cerca para proponerle la idea del retrato. Lo hice y al final de aquel encuentro, después que yo había partido de su oficina en el Ballet Nacional de Cuba, ella le preguntó a Miguel Cabrera, cómo era yo, pues había sentido el peso de mi mirada escudriñando detalles. Entonces supe que ella para ver no necesitaba de sus ojos. Alicia me bautizó, un día, como “El Amigo”, para orgullo mío”.

Mi amiga Alicia llega a Holguín desde Santiago de Cuba, como parte del espacio Lote, dedicado a las artes visuales en la Feria Iberoamericana de Artesanía Iberoarte 2019, de la Jornada por la Cultura Cubana y de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, que iniciará el próximo 24.La muestra, que estará un mes en Holguín, luego será exhibida en las provincias de Granma, Las Tunas, Matanzas, Pinar del Río y el Municipio Especial Isla de la Juventud, lugares dondedebe contar con nuevas obras, como ha sido habitual en las muestras anteriores.

“Pareciera que fue concebida especialmente por el suceso, pero no es así, pues ya se ha presentado en ocho provincias desde el pasado año. No es un día de tristeza, sino de alegría; somos afortunados de haber tenido entre nosotros a este fenómeno de la danza mundial”, añade Nelson sobre la muestra, realizada con curaduría de la Galería Los Oficios, el Centro Provincial de Arte, el FCBC, el propio artista y la especialista Anette Rodríguez Reyes.

Nelson Domínguez, además del Premio Nacional de Artes Plásticas 2019 por su trayectoria y aportes a las artes visuales, es miembro de la Uneac y de la Asociación Internacional de Artistas Plásticos (AIAP) y posee las órdenes por la Cultura Nacional y Alejo Carpentier.Cursó estudios en la Escuela Nacional de Arte entre 1965 y 1970 y ejerció allí como profesor hasta 1985. Ha sido, además, profesor y jefe de Departamento de Pintura del Instituto Superior de Arte (Isa).

Miradas plásticas a Holguín en su 300 aniversario

Por Erian Peña Pupo

Diversas maneras de aproximarse a la ciudad –la urbe como constructo físico, arquitectónico, pero también espacio simbólico, mental– integran la exposición colectiva Holguín cumple 300, inaugurada recientemente en la galería Fausto Cristo de la Uneac provincial.

Fotos: Wilker López

En buena medida, viene a ser el naif Rolando Pavón el más urbano de los artistas holguineros. Pintor autodidacta, su obra –como coloridas estampas holguineras que recalcan cuestiones identitarias– refleja los temas populares de la cotidianidad precisamente en el entorno urbano: edificaciones, actos políticos, oficios citadinos, fiestas populares, como los carnavales, las Romerías de Mayo… están presentes en sus piezas, dos de las cuales se exponen en Holguín cumple 300: “Llegó el habanero” y “Hacia el futuro”.

Por otra parte, encontramos a Eduardo Leyva Cabrera, uno de los artistas en que lo citadino –esta vez desde las posibilidades “constructivas” de la abstracción geométrica– ocupa una dimensión casi palpable. Andamiajes, estructuras metálicas, arquitectónicas… caracterizan piezas como “Ciudad perdida” y “Barrio gris”, ambas de 2012. En esta muestra, con curaduría y museografía de la MsC. Anette María Rodríguez Reyes, Eduardo Leyva expone un cuadro, algo más “cálido” que las anteriores obras, con el título “Interacción”.

Por demás hay cierta “urbanidad” holguinera en las piezas de Ernesto Blanco Sanciprián; en las “provocaciones” de Yovani Caisé Almaguer; en Javier Erid Díaz Zaldívar; en las obras instalativas y el trabajo en metal de Dagoberto Driggs Dumois, que remiten al batey azucarero, al central, y que en la exposición de marras está presente con “Un paseo por la isla”; en las estilizadas mujeres, digamos que citadinas, de Ernesto Ferriol; en las “animaciones urbanas” de Armando Gómez Peña; en piezas de Ronald Guillén Campos; en los lienzos y las intervenciones, performances, happening, de Rubén Tomás Hechavarría Salvia; en la obra de Ramiro Ricardo, Wellis Peña, Miguel Ángel Salvó, Víctor Manuel Velázquez… Pero no me refiero a una urbanidad holguinera per se, prácticamente irreconocible en el quehacer de estos artistas, sino a una mirada urbana al hecho creativo en esencia. Hay urbanidad en sus piezas, está claro, pero no es una mirada a la ciudad de Holguín.

En Holguín cumple 300 –más personal o más explícita la motivación y el homenaje–, destacan varias piezas, entre ellas: “Paisaje urbano” y “Cronopio”, acuarelas sobre lienzo de Víctor Manuel Velázquez, donde esa urbanidad prefijada desde el título en la primera obra, queda estrechamente marcada, asociada, por los elementos naturales (aves, plantas) que la condicionan y que identifica la mirada poética y surrealista de Víctor Manuel; una hermosa pieza, “S/T”, de Wellis Peña, donde la citadino se da más bien por algunas figuraciones: mecanismos, engranajes, piezas mecánicas; “Visión caribe”, obra mixta del maestro Jorge Hidalgo Pimentel; “Bajo un volcán dormido”, atractiva pieza de María del Pilar Reyes, pastel sobre cartulina con la Loma de la Cruz, símbolo urbano de Holguín, de fondo; una pieza de la serie Telos, en ocres y dorados, donde Hennyer Delgado Chacón se acerca a la ciudad, anclada en el valle, desde cierta altura, al parecer desde uno de los edificios más altos de la urbe, que no supera los 12 pisos; y Juan Carlos Anzardo, en una pieza mixta sobre masonite, “S/T”, que distingue la creación de este artista holguinero.

Integran además la muestra: Pady Hill Pupo, con “300”, grafito y lápiz blanco sobre cartulina; Ernesto Ceballos Hernández, con “S/T”, grafito sobre lienzo; Asiris Riverón, con “Alas al tiempo”; y Yolanda Rodríguez Hernández, con “Homenaje a Naná”, acrílico sobre lienzo. Todos ellos de una manera u otra, tributan a la ciudad de Holguín en su 300 aniversario.

Convocan a XVI Festival Internacional de Cine de Gibara

El Festival, presidido por el actor y director Jorge Perugorría, abre su convocatoria a toda la producción cinematográfica y audiovisual, que será mostrada en sus diferentes secciones competitivas y paralelas.

Podrán concursar obras audiovisuales en idioma original, con subtítulos en español, en el año 2018 en lo adelante y se competirá en las siguientes categorías: largometraje de ficción, cortometraje de ficción, largometraje documental, cortometraje documental, animación y videoarte, – guion inédito, cine en construcción (largometrajes de ficción y documental).

El jurado de cada categoría estará integrado por reconocidas figuras nacionales e internacionales del cine, el audiovisual y la cultura en general. Se entregará un Premio Lucía en cada categoría competitiva, y tantos reconocimientos como estimen pertinente. En cada caso la decisión será inapelable.

En la sección cine en construcción, se otorgará el Premio Humberto Solás a la obra que más honre el Manifiesto del Cine Pobre defendido por el cineasta. Se otorgará también un premio -en metálico – al mejor largometraje de ficción o documental y al mejor guion inédito.

Las obras deberán entregarse en formato bluray o digital (H.264). En el caso de los largometrajes de ficción que resulten seleccionados para la competencia oficial, podrá ser enviada una copia en DCP sin encriptar. Todas han de emitirse a la siguiente dirección: Oficina del Festival Internacional de Cine de Gibara: Calle 23, no.1155, e/10 y 12, piso 6, Edificio ICAIC, Vedado, Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba. CP 10400.

Puede registrarse de manera online en el siguiente enlace: https://ficgibara.com/inscripciones

El plazo de admisión vence el 31 de marzo de 2020.

Alicia en los artistas holguineros

 

Baibrama comparte comentarios publicados recientemente en las redes sociales por artistas holguineros, a propósito del fallecimiento de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso. En esta provincia, entre otros reconocimientos y premios, Alicia recibió el Hacha de Holguín, entregada por la Asamblea Provincial del Poder Popular de Holguín en 1982.

 

Alicia Alonso fallece

porque la muerte es común,

pero la muerte, según

se haya vivido, ennoblece.

La inmortalidad parece

el sitio en un anaquel,

una red social infiel

que difunde la noticia.

Cierto. Ya no baila Alicia.

Está de luto Giselle.

Ronel González Sánchez (Cacocum, 1971. Poeta, narrador, investigador y promotor cultural).

 

Adiós a la gran leyenda del ballet mundial. Un millón de gracias maestra por haberme honrado con su presencia en algunas de mis funciones de Ópera en el Gran Teatro de La Habana, que lleva su nombre para siempre. Nunca olvidaré su cortesía y la de su esposo, Pedro Simón, quien fue siempre generoso yendo a ver Lucia di Lammermoor, Der Fliegende Holländer (El holandés errante) y Tannhäuser. ¡¡¡Buen viaje maestra!!!

Yuri Hernández, reconocido tenor holguinero, integrante del colectivo del Teatro de Holguín Lírico “Rodrigo Prats” e invitado por importantes compañías cubanas e extranjeras.

 

(Tomado del perfil de Facebook de Ronel González y Yuri Hernández)

Foto: Pieza del artista Nelson Domínguez que integra la exposición Mi amiga Alicia en el Centro Provincial de Arte de Holguín (foto Wilker López).

Mi amiga Alicia, homenaje póstumo de Nelson Domínguez

Por Vanessa Pernía Arias

La exposición Mi amiga Alicia, del reconocido artista Nelson Domínguez, Premio Nacional de Artes Plásticas 2009, fue inaugurada en el salón principal del Centro de Artes Pláticas de esta provincia, como parte del espacio Lote, organizado en el marco de la Feria Internacional de Artesanías (Iberoarte) 2019.

La muestra, integrada por 60 piezas, es también merecido tributo de los holguineros y del artista. Foto: Wilker López

La muestra, integrada por 60 piezas, es también merecido tributo de los holguineros y del artista, nacido en Baire, Santiago, en 1947, a la Prima Ballerina Assoluta, fundadora del Ballet Nacional de Cuba, tras su fallecimiento este 17 de octubre.

Nelson Domínguez, quien supo la triste noticia mientras trabajaba en el montaje de las piezas, precisó en exclusiva a la ACN, que siente orgullo de haber sentido la proximidad de Alicia Alonso y de haberla pintado, porque de su grandeza se nutre la cultura de la nación cubana y universal.

Esta exposición detalla, a través de distintas técnicas pictóricas, como la instalación, el diseño de mobiliario, la escultura, el grabado, el dibujo, el óleo sobre tela, entre otras, la grandeza humana de Alicia Alonso y la extensa obra con la cual cautivó por años al mundo en distintos escenarios.

Sobresalen en el conjunto pictórico obras como “Alicia, ave nacional”, “Alicia maestra”, “Alicia con mariposas”, “El torbellino de la danza”, “Alicia y el demonio de la danza”, “Alicia a telón abierto”, “Alicia en tres movimientos”, “Amor brujo”, “Carmen Alicia”, entre otras obras del artista plástico, muchas de ellas que integran la serie Alicia, ave nacional.

Mi amiga Alicia evidencia los diferentes conceptos y estilos, marcados por el expresionismo, que influyen en la obra de Nelson Domínguez. Foto: Wilker López

Organizada por el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) y la Unión de Escritores y Artistas (Uneac) en el territorio, Mi amiga Alicia evidencia los diferentes conceptos y estilos, marcados por el expresionismo, que influyen en la obra de Nelson Domínguez; y que forma parte de una poética única en la plástica cubana contemporánea.

En la apertura también intervinieron artistas locales que homenajearon la inmensa obra de la bailarina cubana, entre ellos estudiantes de la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García, quienes interpretaron obras del repertorio universal bailadas por Alicia en diferentes momentos como Carmen, Cascanueces y La muerte del cisne.

La muestra Mi amiga Alicia ha sido expuesta en diferentes salones y galerías de nuestro país como el Museo Alicia Alonso, en La Habana, en Camagüey, Baracoa y Santiago de Cuba.

Tomado de la Agencia Cubana de Noticias