Ramón Legón en la multiplicidad dialógica de Babel

Por Erian Peña Pupo

Fundador de Babel, investigador y crítico de arte, Ramón Legón ha dejado huellas en varias generaciones de artistas holguineros. No solo de creadores visuales: escritores, investigadores y realizadores audiovisuales, entre muchos otros, han bebido de las enseñanzas de El Perro, como le apodan, cariñosamente, los amigos, desde que, a inicios de los 90, o quizá un poco antes, empezaron sus andanzas en el mundo curatorial y en la promoción y crítica de arte, a la par de una generación que irrumpió con fuerza en el mapa plástico local, con creadores como Magaly Sánchez y Néstor Arenas.

Fundador de Babel, investigador y crítico de arte, Ramón Legón ha dejado huellas en varias generaciones de artistas holguineros. Foto: Kevin Noya

Desde las aulas de la Academia Regional de Artes Plásticas El Alba y después de la Facultad de los Medios Audiovisuales (Famca) del ISA en Holguín, Legón revitalizó la enseñanza de asignaturas teóricas importantes. Lo mismo desde la curaduría en el Centro Provincial de Artes Plásticas y otras instituciones, como desde el periodismo y la crítica, en las páginas de publicaciones como El Periquero y La Luz, o desde el impulso inicial de la Asociación Hermanos Saíz, y el torbellino creador y arduo de los 90.

De alguna manera, el pensamiento crítico contemporáneo, la posmodernidad, entró al ejercicio plástico local y a su análisis gracias al empuje de personas como Legón. El arte de inicios de los 80 no sería el mismo, ni por asomo, en la siguiente década. El cine, sabemos, es otra de sus grandes pasiones, al igual que la literatura. Allí, confiesa, le acompaña particularmente la poesía del cubano Ángel Escobar y el mexicano José Emilio Pacheco. A su lado, Mariela Varona, La Perra, ha dado cuerpo a una obra narrativa que la distingue entre las principales autoras de su generación en nuestro país.

Justamente el evento Babel, en su 27 edición, reconoció a Ramón Legón con la Distinción Electa Arenal Huerta que entrega el Centro Provincial de Arte y la Dirección Provincial de Cultura a personalidades sobresalientes en la creación, promoción y preservación del arte holguinero y cubano, como homenaje a la artista mexicana que trabajó en la provincia en la década del 60, dejando valiosos murales y esculturas en instituciones y espacios públicos. En las palabras de elogio, Manuel Arias, director del sello editorial Papiro, rememoró el quehacer de El Perro durante varias décadas y cómo su impronta –aunque a él le parezca que no ha sido nada meritoria– ha acompañado la creación no solo artística, sino de varias instituciones y proyectos creativos.

Con anterioridad, Legón compartió con el público sus experiencias en el ejercicio de la crítica, el periodismo y la docencia en el panel “La crítica de arte en Cuba”, junto al artista Rafael Zarza, Premio Nacional de Artes Plásticas 2020, y de quien el Centro de Arte exhibe la muestra de grabados Piel de toro, y el escritor y periodista Erian Peña Pupo.

Desde las aulas de la Academia Regional de Artes Plásticas El Alba y después de la Facultad de los Medios Audiovisuales (Famca) del ISA en Holguín, Legón revitalizó la enseñanza de asignaturas teóricas importantes. Foto: Kevin Noya

Como parte del evento Babel, dedicado a la crítica de arte, quedaron inauguradas las exposiciones A dos caras, fotografías de Selena Ferrer y Alcides Portal Alfonso, de Cienfuegos, en la Galería Holguín; y El hombre, el tiempo y el destino, de jóvenes exponentes de las artes visuales en el territorio, en la galería de la Casa del Joven Creador.

Zarza, piel de toro

Por Erian Peña Pupo

Rafael Zarza expone por primera vez en Romerías de Mayo. Como parte de Babel, evento de las artes visuales del Festival Mundial de las Juventudes Artísticas, el Premio Nacional de Artes Plásticas 2020 inauguró, en la sala principal del Centro Provincial de Arte, la exposición personal Piel de toro, compuesta mayormente por litografías –en muchas utiliza el acrílico y el collage–, además de algunas serigrafías, donde el tema taurino, recurrente en la mayor gran de su obra, transita como hilo conductor la muestra.

Rafael Zarza expone por primera vez en Romerías de Mayo. Fotos: Kevin Manuel Noya

Su trabajo, con el empuje de un toro brioso que no ha perdido la lozanía de los años mozos, sino al contrario, ganado en agilidad, en perspicacia, lo coloca entre los principales exponentes del grabado contemporáneo en Cuba, desde que en la década del 60 creó la serie Tauromanía, asociada al pop y la obra de Humberto Peña (“Con el rayo, buuf”, homenaje a Humberto, maestro de su generación, se incluye en esta muestra).

“Ya entonces aparecía –desde luego– el animal que ha identificado por excelencia su producción artística. Bravío o amansado, viril o castrado, musculoso o esquelético, vivo o desollado, libre o sojuzgado, líder o crucificado, solitario o enyuntado, de cuernos agudos o mutilados, se prodigó de forma serial o unitaria en Animales… Demostró ser peligroso por su embestida potencial y por su carga de significados históricos, sociales, artísticos…”, escribió Israel Castellanos en Juventud Rebelde a propósito de Animales peligrosos, la antológica muestra con la que el Museo Nacional de Bellas Artes celebró su Premio Nacional de Artes Plásticas, entregado por sus aportes no solo como fiel defensor de la litografía en el contexto nacional y del grabado en general, sino también por su trabajo en la pintura, ilustraciones, dibujos, instalaciones, carteles y portadas de discos.

Zarza, fundador de ese crisol de renovación del grabado insular que es el Taller Experimental de Gráfica de La Habana, reinterpreta creaciones y temas clásicos de la historia del arte. La apropiación y la cita son frecuentes en su obra, como lo es la ironía. A través de ella revisita y se sumerge críticamente en la cotidianidad nacional. Sus aportaciones formales y conceptuales en materia de representación, cuestionamiento y recreación personal de la realidad social y cultural cubana, como maestro de generaciones, fueron subrayadas en el acta del jurado que le concedió el galardón.

Su trabajo, con el empuje de un toro brioso que no ha perdido la lozanía de los años mozos. Foto: Kevin Manuel Noya

Piel de toro –exposición con dirección general de Yuricel Moreno Zaldívar y curaduría de Yosvel Vázquez Prats y Bertha Beltrán Ordoñez– nos muestra a un Zarza provocativo, lúcido, atrevido, lúdico –su obra, producto de una serie de incomprensiones de otras décadas, fue tildada de falocentrista y por tanto, machista–; al artista que construye símbolos, artefactos, conceptos y los rearma a su manera, irónicamente, como en un juego, con una línea de colores cálidos, agresivos, que nos pone frente a un toro rebelde, ágil, un semental inhiesto y potente, listo para la embestida.

Matria desde la oportuna y aguda mirada de Gabriel Dávalos

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos Gabriel Dávalos y Kevin Manuel Noya

En una palabra ha fundido Gabriel Dávalos a la Madre Patria: Matria. Un concepto, que según el reconocido fotógrafo y periodista cubano, induce a la tierra más íntima, entrañable, mujer y madre; a ese lugar que permanece intacto y al que siempre habrá que regresar cuando se busca lo esencial.

Matria ha llegado a Holguín, como la lluvia llega en mayo, para bien de los holguineros, como parte de las Romerías. La acogida y admiración de los espectadores dicen mucho del agradecimiento y respeto de esta tierra por la obra de Dávalos y por el arte de los jóvenes bailarines de Compañía de Danza Contemporánea Codanza, protagonistas de esta serie que se exhibe en el céntrico parque Calixto García.

Esta exposición, que transpira Cuba en cada imagen, recoge cerca de 15 piezas que muestran la sincronía de la danza con la arquitectura, los espacios públicos y los transeúntes de las calles y las plazas holguineras.

Partiendo de esta iniciativa la maestra Maricel Godoy, directora de Codanza, agradeció el gesto de incluir a los bailarines de este colectivo, que arriba este año a su 30 aniversario; y valoró de agudo y hermoso el trabajo del artista, donde cada foto tiene su propio discurso y ofrece continuidad a las palabras de José Martí que las acompañan.

De este proyecto creativo, en coauspicio con el Fondo Cubano de Bienes Culturales, se desprende la publicación por el sello Collage Ediciones del libro homónimo, donde se reúne el trabajo de más diez años de producción con bailarines del Ballet Nacional de Cuba, texto que fue presentado durante estas jornadas de Romerías de Mayo.

Sobre la exhibición, el crítico de arte Nelson Herrera Ysla apunta en el prólogo de este cuaderno, que “entre el cuerpo y la arquitectura existe una relación única, inquebrantable, difícil de ignorar o silenciar”. El compendio resulta un ensayo fotográfico que se inserta con plenitud y todos sus derechos al mundo de la imagen fotográfica contemporánea en el arte cubano.

Al igual que en Holguín, emblemáticos espacios de varias provincias han acogido la muestra, que tiene a la fotografía y la danza como elementos esenciales, resaltando la destreza de bailarines de varios colectivos, como Matanzas, Villa Clara, Santiago, Camagüey y Cienfuegos.

Periodista de profesión, Gabriel Dávalos ha desarrollado una obra internacionalmente conocida como fotógrafo especializado en danza, trabajando con bailarines cubanos y extranjeros de prestigiosas compañías; ha realizado exposiciones personales y colectivas en Europa, América del Norte, América Latina, Asia y Oceanía.

En 2016 obtuvo el Premio Anna Pavlova Ballet Photography Contest, en La Haya, Holanda; y en 2019 el Premio de la Danza de Cataluña, España, que reconoce la profesionalidad, creatividad y trayectoria de personalidades e instituciones, tanto en el país ibérico como internacionalmente, relacionadas al mundo del ballet y la danza.

 

Arte joven para la alegría

Mayo en Holguín es esperado no solo por esos refrescantes aguaceros que alivian el agobiante calor de nuestro eterno verano, sino por esos días que inician el quinto mes del año, devenidos en fiesta para el arte y la cultura nacional e internacional.

El quinto mes del año deviene en fiesta para el arte y la cultura nacional e internacional. Foto del autor

Si en la noche del día es común el chubasco que bendice esta tierra a los pies de la cruz, en la mañana del 3 es imprescindible el desfile Inaugural de las Romerías, ese que llena de alegría y juventud las principales arterias de la Ciudad de los parques.

En el periplo del símbolo aborigen de la modernidad a la tradición, el hacha petaloide es acompañada por varias generaciones de romeros que celebran cada año este recorrido, con dos momentos fundamentales, la parada en el Museo Provincial La Periquera, edificación insigne de este territorio nororiental, hasta su destino momentáneo en la cúspide de la Loma de la Cruz o Cerro de Bayado, otro de esos puntos emblemáticos de Holguín a los que recurrimos por una u otra razón los que nos visitan y, sobre todo, aquellos que aquí residimos.

Desde el Estadio Mayor General Calixto García Iñiguez partió esta colorida caravana por la paz y el arte para encontrar en La Periquera el espacio propicio donde cada mañana del 3 de mayo se ofrecen las palabras inaugurales de las Romerías, de manera especial en este 2022, regresando a la presencialidad luego de dos años convocada a través de las plataformas virtuales por motivo de la pandemia.

Sobradas entonces las ganas, los deseos de festejar acumulados para este añorado reencuentro que tuvo como eje central un icónico tema musical y, más aún, sin dudas un himno a la paz y por un mundo mejor, Imagine, de John Lenon. Bajo esta premisa del futuro promisorio que construimos, así como en ese reclamo a la paz mundial, se congregó parte de lo más representativo de  la cultura local y nacional, entre ellos la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, el Teatro Lírico Rodrigo Prats, la Compañía Folclórica La Campana, la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, además de varios solistas del catálogo musical de la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Faustino Oramas, fusionados con el Consejo Provincial de Artes Escénicas y varias instituciones de la Cultura holguinera, incluido su enseñanza artística, para lograr la atractiva propuesta matutina a la que asistieron las principales autoridades políticas, gubernamentales y culturales de la provincia.

“Devolver a una ciudad parte de su memoria es también hacer el bien, es también útil y necesario conducir preñado por la acción…sacar a este cerro de su letargo es parte de nuestro sueño, asaltar estos últimos edificios de la modernidad…brindamos el hacha, el Hacha de Holguín es nuestro sueño, y hacerlo cada año aquí con ustedes, con los amigos de ustedes, oírlos hablar, es como los cerros, sus sueños, su hacha y su cruz. Pido un fuerte aplauso a la memoria de los hermanos Saíz, bienvenidos a Romerías, ¡Ya tenemos Romerías! ¡Viva Cuba y Viva el arte Joven!”, señaló en las palabras inaugurales Norge Luis Labrada, presidente de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín, organización rectora del Festival de Juventudes Artísticas

Desde el Estadio Mayor General Calixto García Iñiguez partió esta colorida caravana. Foto del autor

A la enseña nacional le sigue el hacha petaloide, entre ambas cientos de manos jóvenes, sobrada alegría y un motivo para alzar el símbolo holguinero hasta la insigne elevación nororiental; asciende a la tradición y con ella el Anfiteatro de la Loma de la Cruz se colma de música y ganas de disfrutar con el talento local que para la ocasión asume tal reto; son días para el arte joven, para la alegría.

Celebrar el arte entre adoquines

Fotos: Varios autores.

Por Bernardo Cabrera

Entre los adoquines de una institución remozada se celebra cada tercer miércoles del mes el arte de una ciudad con vocación de universo.

Ese día de la semana ya no es tan atravesado como lo catalogaban gracias, en gran medida, a un profesional equipo de trabajo en el que al carismático profesor Eduardo Puente, se convierte a las 8 de la noche en el anfitrión de la peña del Centro Provincial de Superación para la Cultura. Continuar leyendo «Celebrar el arte entre adoquines»

Colección antológica de Roy González en la UNEAC de Holguín 

Por Erian Peña Pupo 

Fotos del autor 

El ojo de Roy González Escobar sabe “captar esencias a golpe de pincel hundido en las abstracciones insondables o en el fotograma que nos ilumina asuntos nunca revelados por otros colegas”, apunta el antropólogo José Millet en el catálogo de la exposición Colección antológica de este artista, expuesta en la galería Fausto Cristo de la UNEAC de Holguín. 

La mirada abstracta –como bien escribe Millet– circunscribe la obra de González Escobar, que conocíamos de exposiciones colectivas –incluidas algunas dedicadas a la abstracción en Holguín– de la propia UNEAC y de la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales en la provincia. 

“La clave simbólica que orienta su obra multidisciplinaria está en la Naturaleza virginal, cuyos pétalos y caminos nos arrastran a mundos encantados donde el duende y otros “encantos” sorprenden en la poza con su música y su flauta tocada por el jigüe”, escribe Millet. La suya es una “abstracción tropical”, de formas voluminosas y sinuosas, carnales, que dan paso a la sensualidad y a un desborde de colores vivos, calurosos, con una vigorosidad retadora y por momentos vegetal, prístina, que hace de lo natural punto de partida.

En la muestra encontramos obras –todas en acrílico sobre lienzo– como “Fuerza y color”, “Muestra de colores”, “Contaminación”, “Descarga en verde”, “Explosión”, “Naturaleza, color y mujeres” y “Fuerza y colores”, que nos subrayan desde el propio título la importancia del color –y sobre un grupo de colores específicos– en la obra de Roy González.

¿Qué la distingue?, se pregunta Millet. Pues “su afán sin frenos de búsquedas, a partir de la mirada del niño en el suelo fértil de la Alcalá rural. Para Roy, el órgano reproductor de la flor es el signo de la fecundidad, de la Madre naturaleza donde transcurrió la infancia. Aquella energía dejó marca imperecedera, visible en la sencillez y el modo de captar y recrear cada objeto que toca con el lente de magias iridiscentes o enfoca con el pincel. Por eco el cielo se desdobla en arco iris con la luz del trópico y colorea el espacio virtual que se adentra en el cuerpo y estremece el alma. En obras con predominio de abstracción, anida el efecto de sus seres queridos, entrañables”, escribe a propósito también de las fotografías que componen Colección antológica: “Naturaleza muerta”, “Martí” y seis obras sin título, analógicas y digitales, donde su mirada busca elementos que rondan lo abstracto y que, además, prefiguran sugerentes metáforas visuales de la realidad. 

 

“Pocos pueden preciarse de haber cambiado la perspectiva del ojo que apresa lo inasible y, solo los elegidos, la mirada para iluminar el tortuoso camino de la creación y Roy se encuentra entre los elegidos y lo evidencia la presente muestra antológica del largo quehacer artístico con lauros que enaltecen al pintor, al grabador, al fotógrafo y al educador profesional de varias generaciones de educandos y de artistas”, concluye José Millet al presentar una exposición con curaduría y museografía de Danilo López Garcés y dirección de Rolando Salvador Pavón, y que se exhibe por un mes en la UNEAC de Holguín (Publicado en la web de la Uneac).

 

Celebraron los holguineros aniversarios 60 de la UJC y 61 de la OPJM

Por Bernardo Cabrera

Con una gala artística en la sala Raúl Camayd del Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol, niños, adolescentes y jóvenes holguineros celebraron el aniversario 60 de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y el 61 de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM). Continuar leyendo «Celebraron los holguineros aniversarios 60 de la UJC y 61 de la OPJM»

Gibara, capital del cine infanto juvenil durante 4 días

Por Bernardo Cabrera

Del 18 al 21 de abril la ciudad de Gibara acogerá el VI Festival Nacional de la niñez y la adolescencia «Luces de creación», que organiza la Federación Nacional de Cine Clubes con el apoyo del ICAIC, el Ministerio de Cultura, el Centro Provincial de Cine de Holguín, el Gobierno de Gibara y la Dirección Municipal de Cultura. Continuar leyendo «Gibara, capital del cine infanto juvenil durante 4 días»

La Ciudad que queremos

Una nueva edición del Concurso Infantil La Ciudad que queremos fue premiada en la tarde de este sábado 2 de abril.

El Museo Provincial La Periquera acogió el encuentro que marca el inicio de las actividades por el Taller con igual nombre que el concurso, y que se desarrolla cada año en medio del Aniversario del Hato San Isidoro de Holguín.

Una nueva edición del Concurso Infantil La Ciudad que queremos fue premiada en la tarde de este sábado 2 de abril. Foto del autor

Veintitrés centros estudiantiles destacaron en la participación para este 2022, donde 14 pertenecen a la enseñanza primaria, 4 son de secundaria básica, 2 de preuniversitario, 1 de politécnico, y 2 de enseñanza especial.

Un total de 129 trabajos fueron recibidos en la presente edición, de las cuales 92 fueron dibujos y 27 se ubican dentro de la manifestación de narrativa; todos ellos recepcionados y evaluados por instructores de arte del Sistema de Casas de Cultura en Holguín, especialistas del Museo Provincial La Periquera, así como la Técnica de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos, quien presidió esta labor de conjunto con Georgelina Miranda Peláez, miembro de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba y organizadora del concurso.

Entre los centros con más participantes para la presente cita sobresalieron escuelas primarias y seminternados como María Antonia Bolmey, Paquito González y Simón Bolívar; de los que, antes de mencionar a los premiados, es necesario señalar que en este rango de edad-aproximadamente entre 6 y 11 años-, se divide en dos categorías para la entrega de premios: una de primero a tercer grado y otra de cuarto a sexto.

En la manifestación de artes visuales, dentro de la Primaria Categoría I el 1er Lugar fue para Yordanis Sartorio Martínez, estudiante de tercer grado de la escuela Belisario Grave de Peralta; en el caso de la Categoría II el primer premio fue para Viviana Ávila Peña, quien cursa el 6to grado en la escuela Bárbaro Quiala. En la enseñanza secundaria básica el lauro principal fue para José Carlos Matos, quien estudia en 8vo grado de la Escuela Felipe Fuentes. De politécnico la premiada fue Maité de las Mercedes, de 2do año en el centro Pedro Díaz Coello. Por su parte, en la enseñanza especial el galardón principal fue para Lesyanis Guerra Ferrás, quien cursa 7mo grado en la escuela Ricardo Massetti.

Veintitrés centros estudiantiles destacaron en la participación para este 2022. Foto del autor

En el apartado de literatura, el reconocimiento principal en la Categoría I de Primaria fue para el equipo de Historia Local de 3er Grado en la Escuela Rafael Freyre; de igual forma, en la Categoría II, la agasajada fue Ezabel Cosme Rodríguez, quien concursó con un poema y estudia además en la escuela María Antonia Bomey, el sexto grado; en este apartado destaca demás el premio Ponencia para Natalia María González, pionera de la escuela Simón Bolívar.

En secundaria el puesto principal fue para Nelia Ramírez García, de la escuela Jesús Miguel Iglesias. El Premio de Cuento fue para David Alejandro Calzadilla González, estudiante de 7mo, con la obra “Sin conos”, fruto del Taller Literario de la Casa de Cultura.

En el caso del Preuniversitario, Isabel Álvarez Peña, quien cursa 10mo grado en el IPU Jesús Menéndez, alcanzó el primer premio con el poema “Otoño holguinero”; por su parte, el premio Ponencia en este apartado fue para Lía María Ford, del IPU José Varona, quien cursa el 10mo grado.

Un momento ameno dentro de la jornada vespertina lo protagonizó la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, quien deleitó a los presentes con sus típicos cuentos, juegos y canciones. El encuentro devino en espacio propicio además para el imprescindible intercambio generacional, propiciado por la participación de fundadores de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Organización de Pioneros José Martí, miembros con anterioridad de la Asociación de Jóvenes Rebeldes.

Un total de 129 trabajos fueron recibidos en la presente edición, de las cuales 92 fueron dibujos y 27 se ubican dentro de la manifestación de narrativa. Foto del autor

El taller La Ciudad que queremos constituye un prominente espacio teórico dentro de las celebraciones por el Aniversario del Hato San Isidoro y el Pueblo de Holguín, evento que para la ocasión sesionará entre los días 4 y 5 de abril próximos.

El arte en la épica de la Revolución

La Casa del Joven Creador en Holguín, sede provincial de la Asociación Hermanos Saíz, exhibe por estos días la exposición Fragmentos Épicos, itinerancia que el Consejo Nacional de las Artes Plásticas ha hecho transitar por varias provincias del país.

Con la presencia de las principales autoridades de la provincia se inauguró la muestra. Foto del autor

A la Ciudad de los parques llega en un momento especial, fecha en que se celebra un nuevo aniversario del Hato de San Isidoro, próximos además de festejar aniversario de la Unión de Jóvenes Comunistas, y en consonancia con la Asamblea 8vo Congreso del Partido en la provincia Holguín.

Con la presencia de las principales autoridades políticas, culturales y gubernamentales de la provincia, así como funcionarios de otras organizaciones e instituciones, se inauguró la muestra que reúne parte de la obra fotográfica e instalativa de 10 artistas cubanos contemporáneos de diferentes generaciones, pero que han captado a través del lente y su sensibilidad momentos puntuales de la épica en la Revolución.

Durante todo el mes de abril quienes se acerquen al céntrico espacio holguinero podrán disfrutar de creadores referentes en el panorama artístico cubano como Alberto Díaz Gutiérrez-Korda-, Antonio Eligio Fernández-Tonel-, Eduardo Ponjuán González, Ernesto Fernández Nogueras, Roberto Chile o Cirenaica Moreira, entre otros no menos importantes.

Yuricel Moreno, Directora del Centro Provincial de Arte, destacó las palabras al catálogo donde se cita que en la actual sociedad tecnológica narrar la épica como reacción emotiva ante la necesidad de revisitar la memoria, reconstruye un legado donde por más de medio siglo Cuba es símbolo de resistencia, ícono de soberanía política latinoamericana y esperanza de un modelo alternativo para el caótico orden mundial, en sus saberes.

“Fragmentos épicos habita el diálogo con esos segmentos de la formación nacional cubana, lucha por el estado nacional libre y periodo de Revolución en triunfo, etapa donde la fotografía se erigió como medio de excelencia para captara la nueva realidad y reflejar los cambios contantes que se producían tanto acentuado el protagonismo de líderes, como de la gran masa obrera y campesina”.

A la Ciudad de los parques llega en un momento especial, fecha en que se celebra un nuevo aniversario del Hato de San Isidoro. Foto del autor

“Las maneras varias de abordarlos, es una instantánea de los procesos de la nación cuyas crónicas fundaron la visualidad de la Revolución cubana, las pautas curatoriales establecen una narrativa que emana del carácter épico de los acontecimientos, en función el discurso se divide en conjuntos trípticos porta-imágenes, presentan evocación preliminar de la musa, aquella que ha inspirado el relato pro-lucha, la patria siempre, y la presencia de héroes que encarnan valores constructivos de la nación y la cultura, siendo este un modesto homenaje a nuestra historia y a sus hacedores”, señala el texto.

A ese encuentro con la Historia de Cuba, perpetuada a través del prisma de estos referentes de la creación nacional, nos invita durante todo este mes de abril la Casa del Joven Creador, un momento indispensable para rememorar la épica del proceso revolucionario.