Acoge Holguín II Salón Creativo de Comunicación Política Alejandro Leyva Nicó

Desde este 23 de marzo la Sala Patria del canal Tele Cristal de Holguín acoge el II Salón Creativo de Comunicación Política Alejandro Leyva Nicó.

La muestra, que tiene carácter permanente, acoge 14 piezas, cuatro de ellas de la autoría de Nicó, destacado creador holguinero fallecido en el 2015 a quien se dedica el salón, además de las figuras de Ernesto Che Guevara y el Mayor General Calixto García Íñiguez.

Quienes asistan a la muestra, auspiciada por la Asociación de Comunicadores Sociales (ACS) y la Unidad de Propaganda del Partido Comunista de Cuba (PCC) aquí, podrá encontrar carteles, vallas y aplicaciones visuales cuyo tema central es la comunicación política apuntó José Enrique Agüero, vicepresidente de la ACS.

“Además de exhibir sus obras, los participantes protagonizan sesiones teóricas donde debaten acerca materiales y campañas asociadas a la comunicación política, ejemplo de lo cual fue la desarrollada a propósito del aniversario 55 de la fundación del semanario ¡Ahora!, agregó Agüero.

 

Por Betsy Segura Oro

Tomado de www.radioangulo.cu

Llega hasta Holguín salón regional de pintura Naif

Fotos: Carlos Rafael

El olor a melaza, el bagacillo que todo lo envuelve y el pitazo del central se sienten en el Centro de Arte desde la inauguración del III Salón Regional de Pintura Naif Ruperto Jay Matamoros cuyo tema central es la industria azucarera como parte de nuestra identidad nacional cubana.

La muestra se inauguró en diciembre en Santiago de Cuba como iniciativa del Grupo Bayate para fomentar la apreciación de arte naif, precisó Bertha Beltrán, especialista del Centro de Arte. Acotó que la itinerancia de la exposición comenzó en Holguín donde se mantendrá durante el mes de marzo para luego continuar su periplo por el resto de las provincias orientales.
expo naif 2
Creadores de esta región y de La Habana proponen 32 piezas de mediano y pequeño formato cuyo mensaje está al alcance de cualquier público. Resalta la espontaneidad con que son representados a través del óleo y el acrílico el cañaveral, los centrales, los bateyes y las fiestas de fin de zafra.
Los colores brillantes para captar la luminosidad de los paisajes, extrapola al arte naif haitiano. Sin atarse a ninguna técnica, ni leyes ni proporciones, llama la atención los guiños al estilo del puntillismo.
expo naif 3El componente histórico también está presente en algunas piezas en las que aparece los inicios de la industria azucarera en Cuba con la presencia de esclavos o las más recientes reformas en los bateyes donde han llegado paneles solares a las casas de los campesinos.
Expo naif 4Más que una sucesión de cuadros, la exposición es una suma de recuerdos de sus autores concretados en la pintura.
Por Rosana Rivero Ricardo
Tomado de www.ahora.cu/es

Un galeno expone su arte en Holguín

Imágenes de la exposición El barco ebrio de Víctor Manuel. Fotos: Cortesía del Centro de Arte.

Una exposición del artista de la plástica holguinero Víctor Manuel Velázquez Mirabal acoge por estos días la Sala Pequeña del Centro de Arte de la oriental ciudad cubana, donde permanecerá hasta el venidero mes de abril.

Vino sin Gitana Tropical, porque se trata de un pintor contemporáneo, Made in Holguín y que comparte además su pasión por la acuarela con su profesión de médico.
Tras nueve años fuera de los circuitos galéricos, el artista devuelve un proyecto que le tomó varios meses de pincel en mano. Completó así una amplia muestra que acoge piezas desde 2013 hasta el presente y en las que se observa una asimilación de sus referentes como Pedro Pablo Oliva, Fabelo y Damien Hirst.
Yanna Velázquez, curadora de la muestra, señaló que en estase aprecia un tránsito en el quehacer de Víctor Manuel, donde hay obras más inquisitivas y experimentales. La especialista destacó que el nombre de la exposición, El barco ebrio, es una apropiación del poema homónimo de Arthur Rimbau, uno de los representantes más importantes del surrealismo francés del siglo XIX. “En la muestra existe una serie, que aunque no constituye directamente un homenaje a Rimbeau y a la literatura del siglo XIX, sí utiliza algunos elementos de la literatura para condensar su obra”, añadió.
expo galeno 2
Víctor Manuel es uno de los últimos representantes de la tradición acuarelística holguinera. No cuenta con títulos académicos de escuelas de arte. Sin embargo, recibió lecciones de importantes maestros holguineros como Ernesto Ferriol  y Miguel Ángel Salvó . Aunque en algunas piezas apuesta por otros soportes como la madera, y técnicas en las que incluye el óleo y el acrílico, prefiere la acuarela, porque “te obliga a ser oportuno”.
expo galeno 3
El tema central de su labor ha sido el ser humano. No obstante, resalta en esta muestra la presencia del perro en varias acuarelas. Al respecto Víctor Manuel explicó que es este un animal muy atractivo . “Los perros adoptan de manera singular el comportamiento de sus dueños. Por eso quiero expresar la sicología del ser humano a través de ellos”.
Llama la atención como Víctor Manuel se desprende de su vocación de médico para asumir los pinceles, pues no hay puntos de encuentro entre ambas profesiones. Sobre la vinculación de la medicina y las artes plásticas el creador refirió que en su obra no hay planificación, pero llegará el momento en que sus vivencias como oftalmólogo se concreten en sus cuadros.
Por Rosana Rivero Ricardo
Tomado de www.ahora.cu/es

Oscar Lucero vive

Foto: Luis Mario Rodríguez Suñol
Fue él quien dirigió el ajusticiamiento del asesino Cowley Gallego. También el secuestro de Fangio. Fue Jefe del Movimiento 26 de Julio de Holguín. Los torturadores le arrancaron los ojos, la lengua, las manos… No lograron una palabra. Por eso su epíteto para la Historia de Cuba es El Héroe del Silencio aunque, lamentablemente, en silencio ha permanecido la historia de Oscar Lucero Moya para muchos cubanos.
Para mitigar esos vacíos en el aniversario 60 de su desaparición física, llegó a la ciudad de Holguín, este 7 de marzo, una exposición fotográfica itinerante que se encuentra expuesta en la galería del Fondo Cubano de Bienes Culturales.
expo oscar lucero 2
La muestra es el resultado de más de 20 años de investigación de Orlando Corales Moreno, miembro de la Unión de Historiadores de Cuba, quien localizó y rescató numerosas fotografías y documentos relacionados con el héroe.
“Comencé esta labor gracias a una amiga de Oscar Lucero, Elia Fonseca, quien hace poco murió con 92 años. Ambos buscamos por todas partes hechos de la vida de Oscar y no había mucho sobre él. Eso nos motivó a seguir investigando, porque hay escuelas, hospitales, una universidad que llevan su nombre, pero se desconoce su figura”, apuntó Corales.
De manera cronológica se exhiben imágenes de su infancia, periodo estudiantil, junto a su familia y amigos y en su boda. Asimismo se aprecian facsimilares de su título de Bachiller en Letras, un acta de su puño y letra del Movimiento 26 de Julio, su revólver e imágenes recientes de los sitios a los que estuvo vinculado durante su labor revolucionaria.
Foto: Luis Mario Rodríguez Suñol
Concluye la exposición con una fotografía donde la hermana le rinde tributo a Oscar Lucero Moya en la efigie de la universidad que lleva su nombre.
Además de este campus universitario, un reparto en las afueras de la ciudad también se bautizó con el nombre de Oscar. Mereció el homenaje, pues, a pesar de no ser holguinero de nacimiento y permanecer aquí solo de julio a noviembre de 1957, por su historia y su intensa labor revolucionaria, es considerado más holguinero que la Loma de la Cruz.
La muestra comenzó el 2 de enero en el Museo de la Clandestinidad de Santiago de Cuba. Luego llegó a Holguín, y después pasará a La Habana, Matanzas, Ciego de Ávila, Camagüey, Bayamo. Concluirá su periplo el 4 de diciembre con la entrega de las fotografías al Museo Oscar Lucero Moya del municipio de Mella, donde nació Oscar, en la actual provincia de Santiago de Cuba.
Por Rosana Rivero Ricardo
Tomado de www.ahora.cu/es

Humor gráfico en el Satiricón: ¿quién dibuja al sátiro?

Por Erian Peña Pupo

Expo de caricaturas. Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Como parte del V Festival de Humor para Jóvenes Satiricón y dedicada al desaparecido caricaturista, diseñador gráfico y periodista holguinero Ángel Quintana Bermúdez (1934–2018) la sede provincial de la Uneac en Holguín exhibe la exposición de caricaturas Humor Gráfico. Satiricón V.

Con curaduría del caricaturista y actor Onelio Escalona, integrante del conocido dúo Caricare, la exposición reúne obras –en diferentes formatos y técnicas– de artistas gráficos como Alfredo Hernández, Martirena, José Antonio Fulguerias, Roland, Panchito y Pedro Méndez, integrantes del conocido suplemento humorístico santaclareño Melaíto, además Jorge A. Carmenate, Lauro Echavarría, Quintana, Mayedo, Bermúdez, Leyva, entre otros.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Con una peculiar curaduría, utilizando palillos o presillas para sostener las obras en los cordeles, estas caricaturas –creadas desde la indagación personal y muchas veces autodidacta en los amplios terrenos del género y sus posibilidades expresivas– exploran temas como la muerte, las indisciplinas sociales, el arte, el deporte, la guerra, la homofobia, la religión… desde la sátira social y el humor criollo, esa peculiar manera de subrayar la cubanidad que tan bien definiera Jorge Mañach en su Indagación del choteo (1928).

Según el reconocido intelectual Manuel García Verdecia, vicepresidente de la Uneac en Holguín, quien tuvo a su cargo las palabras de presentación de la muestra: “El humor gráfico en Holguín es tan antiguo como el desarrollo de la propia prensa, si bien es después del triunfo de la Revolución que toma auge: sobre todo a partir de la realización de pancartas o afiches que no solamente tenían un sentido político, y también de suplementos: el periódico ¡ahora! siempre tuvo una sección dedicada a las caricaturas y se creó un suplemento llamado Almiquí, donde diferentes caricaturistas tuvieron ocasión de desarrollarse”.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Precisamente en estas secciones y suplementos, varios artistas holguineros Quintana y Lauro, entre los presentes en la muestrainiciaron su camino en la caricatura, expresión que, según los estudios de Arístides Hernández, Ares, en su Diccionario de la caricatura cubana, comenzó en Cuba hacia 1833, cuando Luis Merlín o Marsillón firmó la que se considera la caricatura primigenia en la Isla, aunque de ella solo tenemos referencias.

“El hecho de que hoy tengamos un diario y no un semanario reduce un tanto las posibilidades de los humoristas. Ya no existe el movimiento que hubo en los años 70 y 80. Creo que es interesante que los medios tengan en cuenta el hecho de explotar con más asiduidad e inteligencia las nuevas tecnologías de la comunicación: puede haber perfectamente un blog de caricaturas humorísticas. Pienso que si se fortalece el Satiricón, si se utilizan las técnicas del periodismo digital y logramos que el diario holguinero se rescate y haya mayor presencia dentro de sus páginas de la caricatura, podemos rescatar buena parte de este movimiento. El humor gráfico es un humor que queda para la historia y que la gente visualiza e interioriza muy rápidamente, pues no tiene ningún tema lejano. Es, además, una manera de visualizar cómo somos, cómo pensamos, cómo actuamos…. y criticar aquellas cosas humanas que todavía nos quedan por salvar para mejorar la sociedad”, subraya, además, Manuel García Verdecia.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

Las caricaturas reunidas en Humor Gráfico. Satiricón V nos ofrecen diferentes puntos de vista –desde el ingenio y la jocosidad, pero también desde la picardía, la hilaridad y un poco de ironía– a la realidad cubana e internacional, aquellas cuestiones que median y particularizan nuestra cotidianidad y la hacen única. Con una caricatura se puede decir tanto como con un comentario de varias cuartillas, con un ingrediente añadido, visualmente eficaz por demás: despertar una sincera sonrisa en quien la observa.

 

Festival de Humor Satiricón rinde homenaje a Ángel Quintana

Foto de la autora

Con una exposición de humor gráfico se rindió homenaje al recientemente desaparecido caricaturista holguinero Ángel Quintana Bermúdez, la cual se exhibe desde este 26 de febrero en la sala Fausto de la sede de la Uneac en Holguín.

La muestra se incluye en el programa de actividades del V Festival de Humor Para Jóvenes Satiricón que se realiza en la Ciudad de las Parques desde el 25 de febrero y hasta el 4 de marzo. El evento, además de promover el desarrollo del gusto estético en torno al humor escénico, explota otras vertientes del género como el gráfico e incluso la investigación en torno al mismo.

Foto de la autora

La exposición, curada por el reconocida humorista holguinero Onelio Escalona, integrante del Dúo Caricare, incluye obras de Panchito, Mayedo, Bermúdez, Leyva, Fernando, entre otros artistas.

En las palabras de apertura, Manuel García Verdecia, vicepresidente de la Uneac en Holguín, resaltó que la muestra es un reconocimiento también a todos los que dedican su tiempo a pensar a sus semejantes desde la acción gráfica.

Foto de la autora

Ángel Quintana Bermúdez fue periodista y diseñador del semanario ¡ahora! por varias décadas, pero sobre todo fue conocido por sus caricaturas. El humor de bisagra o humor de participación, fue un invento suyo. En entrevista ofrecida al semanario ¡ahora! en 2016 afirmó que “con esta nueva técnica, entre el público y mi obra se establece una estrecha relación. El chiste está escondido, por eso el público debe abrir puertas, ventanas, levantar faldas, para descubrirlo con sus propias manos”.

Foto de la autora

La V edición del Satiricón propone; además de las noches de buen humor teatral con la participación de grupos como Etcétera, Komotú, Caricare y de grandes exponentes del género como Osvaldo Doimeadiós y Kike Quiñones; eventos teóricos en las universidades y presentaciones de libros.

Por Rosana Rivero Ricardo

Tomado de www.ahora.cu/es

Nominados al Suceso Cultural Holguín 2017: Gran exposición “Variaciones sobre temas de Matisse”, del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza, inaugurada en el Centro Provincial de Arte

¿Qué holguinero no siente orgullo cuando oye hablar de Cosme?

Referencia global es sin lugar a dudas este consagrado artista fiel a su terruño. Privilegio fue entonces el del 15 de diciembre de 2017cuando se produjo el estreno internacional de la muestra “Variaciones sobre temas de Matisse”.

El artista de la plástica más universal de la nororiental provincia regaló a los presentes más de una treintena de obras que evocan su encuentro con ese exponente del postimpresionismo francés.

En técnicas como el óleo y el acrílico sobre tela o lienzo, Cosme Proenza se auxilia de géneros como el desnudo, el paisaje y la naturaleza muerta para evidenciar su interés por comprender a un periodo tan complejo como fecundo en la producción artística y que cautivó a tantos autores como la Modernidad.

Tres series de producción reciente componen la muestra exhibida durante un mes en el Centro Provincial de Artes Plásticas: “Variaciones sobre temas de Matisse” (2014), “Tetris” (2015) y “Pintura” (2016).

Un Ángel de apellido Quintana

Hace aproximadamente un mes conversé con Ángel Quintana Bermúdez. Fue el 16 de enero y lejos estaba de suponer que aquella sería la última vez que intercambiaba con el reconocido periodista, diseñador gráfico y caricaturista holguinero. Nos encontramos en la sede provincial de la UNEAC frente a una de sus obras: se inauguraba entonces la exposición Tolerancia vs. Homofobia como parte de la Jornada de Arte y Cine Eróticos El cuerpo del Otro, organizada por la institución durante la XXXVI Semana de la Cultura holguinera.

Quintana aludía en sus características caricaturas –muchas de ellas tridimensionales y trabajadas en técnica mixta– al típico machismo cubano y hacía énfasis, además, en la tolerancia frente a una homofobia que aún permanece como rezago de ese machismo isleño y enraizado. Muchas de ellas eran “interactivas”, como él mismo las llamaba. O sea, si uno quería conocer un mensaje oculto o darle otra lectura al asunto planteado, necesitaba levantar un pedazo de papel o de cartón, un fragmento del ensamblaje que llegaba a ser la obra, y así darle otro sentido al mensaje, casi siempre jocoso o con un matiz instructivo.

Estas caricaturas le hicieron ser un colaborador asiduo de medios como el diario Juventud Rebelde, el semanario humorístico Palante, y las revistas Bohemia, Verde Olivo y Opina, según la información que nos ofrece el narrador y también periodista holguinero Rubén Rodríguez. Incluso, expuso sus obras en Polonia, Hungría y la antigua Unión Soviética, y logró con ellas premios en el evento internacional de Humorismo de San Antonio de los Baños. Pero Quintana –nacido en Banes en 1936– inició sus andanzas periodísticas mucho antes: primero en La Verdad y Antorcha, de Banes; luego en Sierra Maestra, de Santiago de Cuba, y finalmente en el semanario ¡ahora! (1976–1992) de Holguín, donde se desempeñó como periodista, diseñador gráfico y caricaturista. Ahí creó, en 1987, el tabloide Ámbito, suplemento cultural entre los más reconocidos del país.

Ángel Quintana Bermúdez (1936–2018) fue un reconocido periodista, diseñador gráfico y caricaturista holguinero (foto 2 archivos del semanario ¡ahora!)

Fue el periodismo, además de la caricatura, la faceta por la que Quintana fue reconocido y sus textos, especies de betseller del periodismo holguinero, harían que se vendieran miles de aquellos periódicos que contenían sus historias. Tenía un peculiar olfato para encontrar el suceso irrepetible, hurgaba como pocos en la historia y hallaba el “palo” periodístico –ese que en la Academia siempre quisimos encontrar los “pichones” de periodistas– ante la mirada incrédula de otros colegas que habían mirado antes de él en el mismo lugar pero no habían observado con ojos de detective, de investigador nato, de Sherlock Holmes del periodismo, como lo hacía Ángel Quintana Bermúdez.

Muchas de aquellas historias son hitos periodísticos y hoy, cuando las leemos después de varias décadas de publicadas, tienen esa extraña vigencia olorosa a literatura que se alejada del periodismo diarista y las asemeja en esto, salvando, claro, estilos y contextos, a las crónicas de Alejo Carpentier, García Márquez, Eduardo Galeano, Leonardo Padura…

Quintana, miembro de la UNEAC y de la Upec, escribió sobre la gibareña Copa del Amor, hoy conocida por muchos pero entonces olvidada en el cementerio de aquella villa; sobre el submarino nazi que afloró durante la Segunda Guerra Mundial también en la bahía gibareña ante los ojos expectantes y asombrados de sus habitantes; sobre tesoros, hallazgo y leyendas en varias partes de la geografía oriental; sobre una peculiar pagadora de promesas y sobre muchachas muertas y lloradas que aún vivían sin sus familiares saberlo. A propósito, este texto fue publicado nuevamente por el semanario ¡ahora! como parte de una serie de textos que habían calado en la memoria colectiva por los 55 años del órgano de prensa holguinero.

“Un par de veces –escribe Rubén Rodríguez– logró Premio de la Ciudad de Holguín: con el libro de testimonios Gente de leyenda (1988) y con el reportaje Norte desarmó la mentira (2014), junto a María Julia Guerra. También le correspondieron honores del sector, como la Distinción Félix Elmusa y el premio por la Obra de la Vida, de la Upec en Holguín; la condición de Hijo Ilustre de Banes y Medallas conmemorativas por aniversarios de las FAR”.

Portada de la edición española de El águila negra y otras historias (tomada de la web de la editorial Guantanamera).

Pero quizá la historia más conocida de Ángel Quintana fue la de El águila negra: un peculiar ladrón y estafador, una especie de Robin Hood local, que habitó los predios holguineros a inicios del pasado siglo, dejando la marca de su leyenda en varias zonas de la región. Primero nacieron algunos reportajes y después el libro El águila negra y otras historias, publicado entonces por Ediciones Holguín, creo que con más de una edición, y recientemente editada por la editorial española Guantanamera. El libro fue presentado en la reciente edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana, aunque –como nos recuerda Rubén Rodríguez– al fallecer el pasado viernes 9 de febrero, Ángel Quintana Bermúdez, el inquieto conversador, el humorista, el detective tras viejas y vitales hazañas, el recopilador de las historias del águila negra, no pudo ver el libro impreso. Ahora descansa en su Banes natal, tierra de músicos y poetas, y también de otros tantos misterios a los que seguro ahora Quintana desentrañará las pistas.

 

Nominados 10 eventos a Suceso Cultural de 2017 en Holguín

SucCult Yaliesky Osmany 06
Los 10 eventos que aspiran al título de Suceso Cultural del Año 2017en Holguín ya fueron nominados por el Círculo de Periodistas del sector en ese territorio nororiental de Cuba.
La repercusión de la obra “Jacuzzi”, del grupo Trébol Teatro, en el panorama escénico de la isla caribeña está entre los seleccionados. La pieza fue una de las más premiadas durante 2017, al obtener, entre otros, el Premio Villanueva de la Crítica que cada año entrega la Unión de Escritores y artistas de Cuba.
Fragmento de Jacuzzi, obra del dramaturgo Yunior García, interpretada por la compañia Trébol Teatro, en la Sala Alberto Dávalos, de la ciudad de Holguín / Fotos: Juan Pablo Carreras y Elder Leyva
 La gran exposición “Variaciones sobre temas de Matisse”, del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza, inaugurada en el Centro Provincial de Arte a fines de 2017, destaca entre las propuestas.
Exposición “Variaciones sobre temas de Matisse”, del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza
 Los conciertos ofrecidos por Pablo Milanés, Pancho Céspedes, Isaac Delgado, entre otros importantes músicos cubanos, en las noches de la primera edición del Festival Internacional de Cine de Gibara también engrosan la lista.
Concierto de Pablo Milanés en el I Festival Internacional de Cine de Gibara
La prolífica temporada de conciertos de la Orquesta Sinfónica de Holguín se incluyó entre los 10 sucesos más votados por la prensa que reconoció el arduo y exquisito trabajo desarrollada por la agrupación, considerada una de las mejores de su tipo en Cuba. Bajo la batuta del maestro Orestes Saavedra y otros directores invitados, la orquesta interpretó desde temas clásicos con el Proyecto Bethoveen hasta los más populares con la ejecución de arreglos de música de los Van Van y con el grupo de rock Zeus.
El Maestro Orestes Saavedra dirige la Orquesta Sinfónica de Holguín, durante la interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven, en el Teatro Eddy Suñol de la ciudad de Holguín, Cuba, el 2 de abril de 2017.
 La Feria de Trovadores, espacio que desde hace poco más de un año aúna a noveles y consagrados cultivadores del género en el Callejón de los Milagros de la Plaza de la Marqueta, es otra de los eventos elegidos por los periodistas especializados en temas culturales.
Concierto de la agrupación Nube Roja, de La Habana, durante la celebración del primer aniversario de la Feria de los Trovadores, en el complejo cultural Plaza de la Marqueta, en la ciudad de Holguín
 Por su impacto nacional y ser reflejo de los excelentes resultados de las escuelas de arte del territorio, fueron nominados los galardones alcanzados por los artistas holguineros Yaliesky Zaldívar, “Premio de la Popularidad” y “Premio al Compositor” de Sonando en Cuba, y Osmani Montero, ganador de la primera edición de Bailando en Cuba, ambos concursos de la Televisión Cubana.
El impacto del proyecto sociocultural “Voluntad” del Plan Turquino en el municipio de Sagua de Tánamo se inserta como nominado. Entre sus proyectos destaca la Comenita Miel de la Serranía, cuya actuación es equiparable a la de su homóloga fundada y dirigida por Carlos Alberto Cremata.
Los estrenos realizados por la Compañía de Danza Contemporánea Codanza a propósito de su cumpleaños 25 se incluyen en el listado. La agrupación que fundó y dirige la maestra Maricel Godoy, presentó, entre otras, las piezas “Imago”, “Inside” y “Casita”, todas con importantes lauros en la IV edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.
Fragmento de la obra Inside, coreografía de Vianky González, interpretada por Leonardo Domínguez, de la compañía Codanza, de la provincia Holguín, durante la noche de premiaciones del IV Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov, en el Teatro Eddy Suñol, de la ciudad de Holguín
 Asimismo opta por el título de Suceso Cultural del 2017 el concierto “A lo cubano” de la solista Lucrecia Marín junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín, durante el cierre de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.
El galardón, instituido en 2009 por la Dirección Provincial de Cultural y auspiciado por el Centro de Comunicación Cultural, se concede como reconocimiento a la labor de los artistas holguineros durante el año.
En gala que se efectuará en el Teatro Eddy Suñol a fines de febrero, se dará a conocer el evento que se alzará como suceso del 2017, a partir del voto de la prensa especializada, así como el Premio del Público obtenido por votación popular.
Por Rosana Rivero Ricardo
Tomado de www.ahora.cu/es

Domesticando híbridos

La obra de los jóvenes creadores Annaliét Escalona Ezquivel, Alejandro Olano Carralero, José Carlos Soto González, Luis Miguel García Mari y Santiago Huerta Pérez componen la exposición colectiva Domesticando híbridos, expuesta en la holguinera Casa del Joven Creador de la AHS con el auspicio de su sección de Artes Visuales y el Centro Provincial de Arte.

Obra ST de Santiago Huerta Pérez.
Foto: Erian Peña Pupo

Con una curaduría que no aporta demasiadas pistas en la comprensión de la exposición como conjunto –además de insinuarnos en el título que el arte contemporáneo es un ente híbrido, heterogéneo y atravesado por múltiples significado y significantes–, sino más bien como un muestrario ¿generacional? o al menos colectivo de una etapa del arte holguinero formado principalmente en la Academia Profesional de Artes Plásticas El Alba, Domesticando híbridos nos ofrece parte de la obra de cinco jóvenes creadores que han venido destacándose en diferentes muestras colectivas y espacios artísticos consolidados, entre ellos el Salón de la Ciudad y el Salón Provincial de Artes Plásticas.

Obra ST de Santiago Huerta Pérez. Foto: Erian Peña Pupo

Repasemos algunas de las obras y así el trabajo de sus autores en Domesticando híbridos.

La seducción y el erotismo –incluso cierta propensión hacia una “ternura parafílica y fetichista” sobre la condición del cuerpo femenino– son palpables en las obras de la serie Pink ladies (técnicas mixtas de dimensiones variables) de Annaliét Escalona Ezquivel.

Obras de la serie Pink ladies de Annaliét Escalona Ezquivel. Foto: Erian Peña Pupo

Como en las piezas de la norteamericana Audrey Kawasaki (Los Ángeles, 1982) Annaliét explora temas como la sexualidad, el fetichismo, la feminidad y el erotismo. Sus personajes –parecidos a los que muestra Kawasaki en sus obras y también un poco a ciertos cuadros de la cubana Rocío García– muestran la fusión de art nouveau, el pop y el manga japonés: son mujeres semidesnudas ¿o desnudas? sin una edad específica y definida, pero visiblemente jóvenes y bellas. Muchachas hermosas: rubias o trigueñas, pero blancas y sensuales, acompañadas, además, de diversos elementos que realzan ciertos rasgos fetichistas y erotizantes en la feminidad adolescente: flores, entre ellas nenúfares, encajes, perlas de fantasía, anillos, calcomanías, máscaras de tela, aretes, frutas, juguetes… Lo mismo sucede en las instalaciones que componen Para conciliar el sueño, donde Annaliét utiliza almohadones intervenidos en rejuego con el kits, uno de ellos, incluso, con forma de corazón.

Obras de la serie Pink ladies de Annaliét Escalona Ezquivel. Foto: Erian Peña Pupo

Las muchachas de Annaliét –tanto en los cuadros como en las instalaciones– poseen una ternura provocadora y mordaz que linda con ciertos terrenos propensos a las parafilias y otras obsesiones propias en la psicología humana: la posición de la boca y las manos invitan al deseo y al goce de ese deseo anticipado y ofrecido. El cuerpo mismo y el rostro funcionan de forma semejante en las obras. Una de las “ninfas” que seguramente hubiera obsesionado a Vladímir Nabokov, chupa su dedo pulgar provocativamente; otra acerca a la boca una fresa roja; con los labios entreabiertos y voluptuosos, una de ellas parece ser una tierna y al mismo tiempo perversa dominatriz…

Obra Firmeza al viento de Alejandro Olano Carralero. Foto 4 Erian Peña Pupo

Por su parte, Alejandro Olano Carralero nos ofrece en Inadvertidos y Firmeza al viento (óleo sobre lienzo) dos piezas en gran formato, sugestivas e interesantes en cuanto a la composición. Dos obras que interactúan con la mejor tradición del paisaje: ambas nos muestran –en diferentes contextos y situaciones– varias ramas y troncos sobrevivientes al viento y las inclemencias de un tiempo nada benéfico. Sin hojas ni nada que demuestre vida, aunque sabemos que siguen fuertemente enraizados y vivos: pura madera dura y moldeable que ha resistido a los embates de la naturaleza y metafóricamente sobreviven: erguidas, inhiestas…

De Santiago Huerta Pérez es S/T: obras en carboncillo sobre lienzo y unas de las piezas mejor logradas de la muestra en cuanto a técnica e intensidad visual y metafórica. Estas figuraciones de Huerta –que recuerdan los trazos del austriaco Egon Schiele, entre ellos el Retrato de Erwin Osen, de 1910– auguran un futuro prometedor al joven artista dentro las artes visuales holguineras y claro, nacionales. Lo mismo que las obras de Olano.

Domesticando híbridos reúne la obra de cinco jóvenes artistas en la Casa del Joven Creador de Holguín. Foto: Erian Peña Pupo

Finalmente dos piezas (ambas impresiones digitales) y dos autores que se incluyen en Domesticando híbridos: Punto de soldadura, de José Carlos Soto González, y S/T, de Luis Miguel García Mari.

En la primera, obra ambigua y atractiva, como sacada de los terrenos de lo onírico y de los mundos posibles por concretables y al mismo tiempo, imaginarios y distópicos, de Aldous Huxley, Ray Bradbury o George Orwell, observamos a un obrero soldador –los guantes y careta protectora nos lo confirman– que toca desenfrenadamente una trompeta como si se tratara del mejor de los jazzistas clásicos. Mientras que en las fotos de García Mari, lo viable del detalle y las formas y figuraciones de los pequeños objetos, en ocasiones insignificantes a simple vista y la descomposición de estas formas elementales, son comunes en el discurso de un joven artista que busca, tantea y encuentra los senderos por los que camina.