Nuestra sinfónica: simbiosis de juventud y talento

Partícipe de varios acontecimientos culturales en la Ciudad de los parques, la Orquesta Sinfónica de Holguín destaca por los pocos años de creación y el contraste entre los tantos eventos de significación en los que ha participado, prueba fehaciente del talento y profesionalismo de sus integrantes, así como de su director Oreste Saavedra.

La Sinfónica de Holguín destaca por su juventud y talento. Foto: Carlos Rafael

Fundada el primero de Noviembre del 2000, ha asumido, pese a sus escasos años de trabajo, importantes páginas del repertorio universal, la Obertura 1812 de P.I. Tchaikovshi y la obra más grandilocuente de la producción Beethoveniana, su Novena sinfonía, ambas ejecutadas fuera de los escenarios tradicionales y sin la acústica de un teatro, al aire libre, demostrando su valor interpretativo y proyección profesional.

Una encomiable trayectoria no es de extrañar que haya recibido los más ensalzados elogios, siendo incluso catalogada como “el colectivo más joven del país” que no ha encontrado obstáculo para que esta “sea actualmente la poseedora de la mejor afinación y de los mejores resultados muestran en el trabajo de su sección de cuerdas…”

El Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol, epicentro de la alta cultura en el territorio norirental, deviene además en el espacio predilecto para las magnas presentaciones del prestigioso colectivo, donde destacan noches inolvidables como las protagonizadas al piano por el Maestro Frank Fernández, o las que se ha hecho acompañar por queridos invitados como su coterráneo el tenor Yuri Hernández, entre tantas otras.

Dirigida en la actualidad por el maestro Oreste Saavedra, quien se desempeña desde 2003 en este rol, y precedido además por Cecilio Gómez Bauzá y Harold Ricardo Corella, la OSH está integrada en su mayoría músicos jóvenes egresados de las aulas del Conservatorio de Música José María Ochoa, que se unen a la experiencia y talento de otros con más taryectoria, así como a la de su director titular.

Inolvidables noches destacan en su encomiable trayectoria. Foto: Carlos Rafael

Veinte años no son nada para el inmortal Gardel en su filosofía, pero para este consagrado grupo de talentosos profesionales, dos décadas resumen un cúmulo de emociones que otros no podrían siquiera imaginar en todo una vida de carrera artística; no es de extrañar entonces que esa simbiosis de juventud y talento sean orgullo para quienes vivimos en la Ciudad de los parques.

El Mayor cabalga por primera vez en Holguín

El Mayor cabalga por primera vez en Holguín

Por Abel Castro Sablón

Fotos: Wilker López

El parque Calixto García sirvió como emplazamiento para la proyección y estreno en Holguín de la cinta histórica El Mayor, del fallecido director Rigoberto López, un filme sobre la vida del Mayor General camagüeyano Ignacio Agramonte.

La cinta, con guión del propio director y Eugenio Hernández, resulta un reflejo bastante fidedigno de la vida revolucionaria del patriota agramontino, su amor por su esposa Amalia Simoni, sus contradicciones con Carlos Manuel de Céspedes, sus principios morales y su innegable amor por la independencia de Cuba.

Con música de José María Vitier, la cual ofrece un tono distintivo y favorece la parte emotiva del espectador, el filme ofrece una visión bastante realista de la llamada Guerra Grande, con escenas bélicas muy bien logradas y un apego notable a sucesos históricos acontecidos durante ese período.

En las actuaciones protagónicas figuran Claudia Tomás (Amalia Simoni) y Daniel Romero, quien hizo una excepcional caracterización de Agramonte, como muestra de que es uno de los mejores actores de su generación.

Otros papeles importantes recayeron en las interpretaciones más que acertadas de Felito Lahera (Carlos Manuel de Céspedes), Enrique Bueno (Eduardo Agramonte) y Gabriel Wood (Julio Sanguily), entre otros.

La fotografía del filme recayó en las manos más que experimentadas de Ángel Alderete y goza de un tratamiento excelente con la iluminación, además de un uso acertado de los movimientos de cámara en función del dramatismo de la historia.

El guión por momentos se hace un poco edulcorado, pero en sentido general es bastante preciso y con diálogos notables, que remarcan la cinta como una joya del cine histórico de la Isla, la cual cuenta con nombres como La primera carga al machete, Clandestinos o, más recientemente, Inocencia, por citar algunos.

Muchos de los pasantes por el sitio de la proyección, se quedaron admirando la cinta pues, sin lugar a dudas, esta atrapa al espectador durante sus dos horas de duración, con picos emotivos que no pueden lograr otra cosa que sentir una profunda admiración por Ignacio Agramonte y un orgullo inmenso de ser cubanos.

 

La ciudad a través de sus ojos “ingenuos”

A simple vista cualquiera podría dibujar los lienzos como lo hace Rolando Salvador Pavón Gómez, con formas simples, sencillas, sin mucha exquisitez del trazo, casi como esos dibujos que de pequeños hacíamos para un ejercicio de la escuela o por simple diversión; sin embargo su obra, así como la de los predecesores de esta corriente artística, encuentra total complejidad y encanto en eso que aparentemente les hace “ingenuos”, naif.

Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en el territorio, Salvador Pavón perpetúa con alegría y vivacidad un pueblo con gustos y estéticas diversas. Foto: Internet

La multiplicidad de colores que desbordan por cada parque, calle o edificación, atrapan esta paleta que se vuelca en lienzos fielmente evocadores de su entorno, siempre pasando por el prisma “espontáneo” de su creador.

Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en el territorio, Salvador Pavón perpetúa con alegría y vivacidad un pueblo con gustos y estéticas diversas, inspirado en íconos de la cultura popular, sitios imprescindibles al imaginario colectivo, o algún que otro momento significativo para  esta, “la tierra más hermosa” que vieron sus ojos; de ahí que Faustino Oramas, el parque “Los Caballitos”, las fiestas populares, entre otros temas, intentan resumir en esencia el ámbito cultural, social y económico holguinero.

El artista declaró que este es su pueblo amado, “y sólo trato de expresar su movimiento, ese día a día que conforma su historia con su gente y su manera de vivir en cada momento”.

De una aparente ingenuidad la obra de Salvador Pavón llega a la esencia de los holguineros, como un perfecto cronista de la época que le ha tocado vivir. En un contexto de contrastes, de alegría y esperanza capta lo cotidiano. La realidad de un pueblo con más de trescientos años de historia, la esencia de su gente y la cotidianidad visible, reflejan las piezas que una y otra vez regresan al Holguín íntimo, pero a la vez de todos.

Con los atributos propios e inconfundibles del arte naif, que le imprimen colorido, alegría y vivacidad, cada lienzo evoca sitios paradigmáticos como los parques, la Loma de la Cruz, la Catedral de San Isidoro y el edificio que acoge el Museo Provincial La Periquera.

Al decir del escritor José Poveda Cruz: “Salvador desafía con aparente sencillez, ingenua, la cotidianidad que nos habita. En su estilo hay una ironía matizada de realidades que pueden haberse convertido en parte de un presente, y que a veces pasan inadvertidas. La pintura naif o primitivista es un arte espléndido para someter a profundo escrutinio todo lo que supuestamente damos por establecido, porque los pintores que practican este ejercicio nos ponen a prueba, con la supuesta ingenuidad que caracteriza este tipo de obra”.

Salvador Pavón es presidente de la sección de artes plásticas de la filial holguinera de la Uneac y está registrado en el catálogo Pintores Mágicos de Cuba. Entre sus exposiciones personales se encuentran Estampas de mi pueblo, Mi ciudad y Estampas holguineras.

A simple vista cualquiera podría dibujar los lienzos como lo hace Rolando Salvador: Foto: Internet

Identidad local y esa búsqueda de ella en lo nacional y en lo universal que caracterizan en buena medida la plástica holguinera se reafirman en la obra del talentosos creador; de ahí que Las Romerías, el advenimiento del año nuevo y el carnaval, hasta acciones más habituales como el deleite de los niños en el parque infantil, un cumpleaños, una feria, una boda y el béisbol, sumen una ciudad que conoce bien, con una mirada profunda en la que se mezcla la jocosidad con la realidad más intensa, a través de personajes acertadamente concebidos, luego de analizar el pasado y tocar con las manos el presente.

A este artista, para nada ingenuo, que tuvo la suerte de nacer en este chispazo de tierra, lleguen nuestras más sinceras felicitaciones al celebrarse un año más de vida y exquisita creación.

El juego del calamar

Por Abel Castro Sablón

Con el decursar de este siglo, la sociedad se ha convertido cada vez más en una cultura atada a la tecnología, especialmente en el caso del entretenimiento, por lo que se habla de una cultura audiovisual o streaming, cuando se trata de las principales formas de consumo.

Fenómenos como Amazon Prime, IPTV (Internet Protocol TV) y el más popular de todos, la plataforma Netflix, ofrecen a los espectadores cada vez más opciones para escoger, en cuanto a la pantalla pequeña se refiere.

Precisamente, Netflix liberó este año la primera temporada de una serie que ha causado furor en la audiencia, al punto de que se ha convertido en lo más visto de la plataforma y, según Google, al 95 % de los espectadores les gustó el programa. Nos referimos a El juego del calamar, realizada en Corea del Sur e ideada y dirigida por Hwang Dong-hyuk.

El Juego del calamar es una serie dramática, con visos de intriga y terror, que promete entretener al espectador, si es usted uno de esos a quienes resolver misterios y la acción desenfrenada le provocan un salto de adrenalina placentero.

La serie cuenta con 9 episodios, liberados desde el 17 de septiembre (es decir, están calentitos), donde se trata la historia de cientos de personas con graves problemas económicos que los mantienen “con la soga al cuello”, quienes encuentran la salida a su precariedad si participan en varios juegos infantiles, en los que pondrán todo en riesgo.

En total son 6 juegos los que deben atravesar los protagonistas para llevarse el premio de 45600 millones de wones (casi 40 millones de dólares estadounidenses), con los que podrían saldar sus deudas y enrumbar de nuevo sus vidas. Pero, ¿de qué vida se trataría si pierden?

El juego del calamar es una serie para verla con los ojos muy abiertos pues, desde muy temprano, deja entrever muy disimuladamente algunos de los secretos que aguardan hasta el final de la temporada. El guión se construyó bajo un algoritmo que busca en todo momento sorprender a la audiencia, pero si usted es bueno en eso de resolver misterios, tal vez se figure de qué van las cosas.

No obstante, la serie proporciona entretenimiento y es “casi” adictiva (lo evidencian los millones de seguidores que tiene en todo el mundo), por lo que si no tiene nada mejor que hacer este fin de semana, le recomiendo que busque El juego del calamar y se prepare a tener un maratón, porque una vez que “empiece el juego”, no querrá detenerse hasta el final.

Toda la poesía con Pablo Armando Fernández

Por Erian Peña Pupo

Pablo Armando Fernández es parte importante de la memoria cultural y afectiva de Holguín.  

Su obra encontró ecos, resonancias, en los escritores de la provincia, a que cual se vinculó estrechamente para ser partícipe del florecimiento, en la década del 80, del amplio movimiento cultural holguinero. Su impronta está asociada al Premio de la Ciudad y a la Semana de la Cultura, en sus primeras ediciones, pero también a las Romerías de Mayo, la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, las ediciones de la Feria del Libro…

Natural del central Delicias, en Las Tunas, donde nació el 2 de marzo de l930, Pablo Armando cursó, por la proximidad geográfica, estudios en Holguín, ciudad que desde entonces, sintió muy suya. Aquí recibió el Escudo de la Ciudad y el Hacha de Holguín. Tuvo amigos entrañables, escritores y también artistas plásticos… Admiró el desempeño de la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, dirigida por la maestra Maricel Godoy. Era frecuente encontrarlo entre holguineros, que lo quisieron y admiraron mucho.

Su Suite para Maruja, libro dedicado a su esposa, fue editado por Cuadernos Papiro y presentado, con su presencia, como parte de la 18 Feria Internacional del Libro en Holguín.

“Pablo Armando Fernández es, para usar una palabra de uso común en sus labios, un príncipe de la espiritualidad cubana.  Poeta de excelencias, nos legó obras capitales de la historia emotiva del país como Salterio y lamentaciones, Suite para Maruja o De este lado del espejo, así como cuentos y novelas, donde sobresale ese excelente estudio de la niñez, Los niños se despiden”, escribió en su perfil de Facebook, al conocer su fallecimiento en La Habana, este 3 de noviembre, a los 92 años, el escritor holguinero Manuel García Verdecia, quien subrayó que era “un ser generoso, que dedicó horas a estimular y difundir a los escritores holguineros, a quienes recibía como hijos en su casa habanera y a los que dedicó un libro, El dilettoso monte, con poemas a cada escritor de acá”.

Premio Nacional de Literatura, traductor de la poesía anglosajona, integró el equipo de dirección de Lunes de Revolución, miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua y correspondiente de la Real Academia de la Lengua, Pablo Armando Fernández recibió premios como el Casa de las Américas y el de la Crítica, y publicó libros como El vientre del pez, Otro golpe de dados, El talismán y otras evocaciones, Toda la poesía, Himnos, Libro de los héroes, Aprendiendo a morir y El pequeño cuaderno de Manila Hartman. Su obra permanece como reafirmación de su sitio en el reino de la cultura cubana.

 

 

Pronunciamiento de la vanguardia artística holguinera

Con fe martiana “en el mejoramiento humano” y la convicción fidelista de que “una revolución solo puede ser hija de la cultura y las ideas”, la vanguardia artística de la UNEAC, la AHS y el sistema de instituciones culturales ratificó, ante los máximos dirigentes políticos y gubernamentales de la provincia, su decisión de continuar creando y defendiendo la historia y la identidad de la Patria dentro del proyecto socialista de la Revolución Cubana.

Convencidos de que la sociedad que construimos será siempre perfectible, que debe asumirse desde el compromiso y la participación de todos; conscientes de que la dimensión fundamental y decisiva tiene un carácter esencialmente simbólico que se corresponde con la naturaleza estético-espiritual del arte y la literatura y seguros de que los espacios tanto institucionales como socio-comunitarios fundados y sostenidos por el socialismo cubano pueden y deben ser cada vez más aprovechados para el diálogo “con todos, y para el bien de todos”, los creadores ratificaron su compromiso con los principios cardinales de la política cultural.

“Ancho campo hay en el mundo para vivir con decoro” y ancho campo también hay en la isla para la creación siempre dentro y nunca en contra de la Revolución entendida como la obra del pueblo y sostenida en medio de agresiones, calumnias y bloqueos económicos por parte de la más grande potencia imperialista que ha conocido la historia.

Poetas, ensayistas, músicos, filósofos…, creadores y promotores valoraron y agradecieron en sus intervenciones todo lo bueno recibido, reflexionaron sobre los lunares y obstáculos a superar y proclamaron la coherencia irrenunciable entre la verdad, la justicia y la belleza alcanzadas y que se han podido sostener gracias a la unidad y el sentido de pertenencia que cobija la cultura cubana y el orden social revolucionario.

Finalmente, proclamaron la firme decisión de continuar preservando y enriqueciendo las conquistas de la Revolución, denunciando el injusto bloqueo impuesto a la nación y condenando a los que intentan subvertir el orden y la tranquilidad ciudadana.

UNEAC, AHS Y SISTEMA DE INSTITUCIONES DE LA CULTURA

PROVINCIA DE HOLGUÍN, 2 DE NOVIEMBRE DE 2021

El dolor detrás de una sonrisa

“Para reírte de verdad, tienes que ser capaz de agarrar el dolor y jugar con él.”
Charlie Chaplin

Nadie sabe cuánto sufrimiento se esconde detrás de una sonrisa, aún así quienes llevan su profesión como un sacerdocio, ponen lo mejor de sí para regalar a su público un momento único.

Una concepción perfecta en poco más de dos horas resume la prolífera trayectoria de este pionero de la industria cinematográfica. Foto: Internet

No todo en la vida de Charles Chaplin (1889-1977) fue camino de rosas, quizás en medio de tantas adversidades se haya formado su genialidad, o por lo menos, de cada experiencia amarga supo tomar lo mejor para convertirlo en una obra maestra: ¿cuánto hay en el vagabundo de ese adolescente que recorría las calles de Londres cambiando vasijas por ropas de uso, o cuánto hay de su persona en el pequeño que nos desgarra cuando es apartado por los servicios sociales del vagabundo? Son tantos los ejemplos…

Una concepción perfecta en poco más de dos horas resume la prolífera trayectoria de este pionero de la industria cinematográfica, sin llegar a aburrir o rozar el tedio, en Charles Chaplin (1992) se condensan los momentos más trascendentales de la vida de esta icónica personalidad.

Una historia carga de emociones, marcado sufrimiento, superación profesional, genio in extremis, en fin, de todas las luces y sombras que rodean la existencia del creador de Tiempos modernos (1936), El Gran dictador (1940), Candilejas (1952), y tantos otros referentes del séptimo arte, es la que se nos propone en Charles Chaplin (1992).

Al histrionismo de Robert Downey Jr, que por aquel entonces comenzaba a gatear en Hollywood, se le suman otros de ya marcado renombre como Antonhy Hopkins, Geraldine Chaplin, Dan Aykroyd, Diane Lane, Mila Jovovich, entre otros; todos ellos bajo la acertada guía de Richard Attenborough (El joven Winston, Un puente lejano, Gandhi-de las más conocidas y oscarizadas-), quien se asocia con los guionistas David Robinson y Bryan Forbes para repasar lo mejor de My Autobiography,  texto publicado en 1964, donde el genio del séptimo arte repasa los acontecimientos de su vida desde los humildes inicios en Inglaterra.

Propiciando fuertes cargas emotivas el film inicia con la triste historia de su madre, lo que depara una de las principales curiosidades (y gran acierto) ya que está interpretada por la propio hija de Chaplin, Geraldine. Su vida está contada desde el momento en que Chaplin está en plena vejez, y va siendo comentada por un biógrafo interpretado por Anthony Hopkins, quien surge como personaje ficticio para encaminar la trama de esta autobiografía.

Tres nominaciones a los Óscar en el año 1993, por Mejor Actor, Dirección de Arte y Música Original, ganadora por Downey Jr al Mejor Actor en los BAFTA, así como tres nominaciones a los Globos de Oro, son algunos de los reconocimientos que ostenta el largometraje, el cual cuenta con críticas desfavorables, sin dejar de ser reconocido como una excelente pieza para conocer sobre la vida del prominente creador angloparlante.

Nadie sabe cuánto dolor se esconde detrás de una sonrisa. Foto: Internet

Nadie sabe cuánto dolor se esconde detrás de una sonrisa, pero en el caso de Chaplin y quienes como él llevan su profesión como un sacerdocio, el sufrimiento se trastoca con esas dotes únicas de provocar en el público uno de los mejores momentos de su vida.

Los pueblos y el arte de resistir

La cultura es intrínsecamente un acto de resistencia del ser humano ante los diferentes conflictos que se le presentan sin importar el contexto; ya sea guerras, enfermedades, o cualquier otro fenómeno, encuentramos en la cultura una forma para salir adelante, sanar heridas y llevar un mensaje de resistencia.

Este año la cita acogerá la temática vinculada a “los pueblos y el arte de resistir”.

La Casa de Iberoamérica ofreció la bienvenida a sus participantes de manera virtual a la XXVII Fiesta de la Cultura Iberoamericana y el XVI Congreso Iberoamericano de Pensamiento en la mañana de este lunes 25 de octubre.

Con la premisa de que cada pueblo tiene su propio arte para resistir se congregaron los ponentes de la presente cita que versa sobre la situación actual de muchos países, así como la forma en que han lidiado con la pandemia, usando la cultura precisamente como herramienta para lidiar con esta situación.

El escritor y ensayista Abel Prieto Jiménez, presidente de la Casa de las Américas, fue el encargado de la conferencia inaugural a través de la conferencia “Guerra cultural, descolonización y resistencia”. Bajo la máxima martiana de que “A pensamiento es la guerra mayor que se nos hace, ganémosla a pensamiento”, el prominente intelectual cubano destacó la pertinencia de este Congreso en la guerra y la necesidad de vencerla como dijera El Maestro. “Hace 50 años, Roberto Fernández Retamar, publicó uno de sus ensayos más brillantes, el de mayor vigencia, Calibán, en 1971, y realmente parece escrito para hoy. Cuba sufría una ofensiva mediática en ese entonces y Retamar hace un ensayo sobre la descolonización cultural, espiritual, de nuestro pueblo, con los instrumentos que nos dio Martí y Fidel, ahora facilitado por las herramientas de las tecnologías de la comunicación, y particularmente las Redes Sociales”.

“El símbolo de Calibán-según Abel Prieto-, posee una carga emancipadora, con invitación a una reflexión dura, fuerte, amarga muchas veces, pero imprescindible, que sigue siendo necesaria. Hoy toda esa ofensiva se ha reforzado, con la consiguiente omnipresencia de Internet y las Redes Sociales, que da al traste con la libertad y el protagonismo con que se vaticinaba este fenómeno antes de su advenimiento, es un futuro que nunca llegó, promesas y utopías derrumbadas”.

A batallar sin cansancio en las redes nos convocó el intelectual cubano, sin ignorar su «lado diabólico, siniestro», el cual se ha evidenciado en nuestro país con respecto a los sucesos de julio pasado:  “la infamia fluye para buscar reacciones emocionales ante un hecho falso o verdadero, por lo general falso, para ganar portadores inconscientes”, apuntó Abel.

La Casa de Iberoamérica ofreció la bienvenida a sus participantes de manera virtual. Foto: ahora.cu

Particularmente los enemigos de la revolución han creado instancias para desestabilizar el país a través del caos que pueden generar las redes a través de la desinformación y las mentiras, señaló Prieto durante la conferencia inaugural, al tiempo que abogó por «hacer lo posible para no colaborar con ese lado diabólico y llevar nuestra verdad como ciudadanos de un país libre que ha escogido un destino y nadie tiene derecho a arrebatárselo. Es en ese lado diabólico donde se encuentra, a su vez, la tendencia hacia la división, en el caso de Cuba con mucha mala intención, con especial interés en dividir a la familia, los amigos”.

“El ensayo de Roberto-continuó el Asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros-, golpea todo el tiempo los estereotipos, las redes replican los de la industria hegemónica y hacia Cuba, el más utilizado es el de triunfador-vencedor, protagonizados por los emigrados y los que viven en la Isla. Todos nosotros sabemos que la felicidad no tiene que ver con el dinero, pero ellos están convencidos de que sí y el gran mensaje de esta pareja es que el triunfador tiene éxito porque tiene dinero. Son esos emigrados triunfadores los que escogieron el sistema capitalista y nosotros, los que estamos convencidos de que Cuba debe preservar su propio destino, su soberanía, somos los perdedores”.

Según el autor de El vuelo del gato (Barcelona, 1999), el capitalismo ha convertido el arte en una mercancía y banalizado su mensaje, en un mundo de incertidumbre se busca todo aquello que es rentable, para ellos eso es la cultura: “La auténtica emancipación solo se puede cumplir en el Socialismo, en nuestro Socialismo tenemos esas condiciones, tenemos que perfeccionarlas y lograr que esa emancipación sea patrimonio de todos los cubanos”.

Los Foros: Resistir desde la cultura: obstáculos y retos, Estudios sociodemográficos, y Experiencias vitales y propuestas para enfrentar la pandemia de la Covid-19, se sumaron al programa de intarcambios a través de las Redes Sociales, donde destacaron además las intervenciones especiales “La gran familia Rojas-Ramírez y el cacique Panchito. Ejemplo de resitencia cultural”, por el Dr. C José Barreiros, antropólogo del Instituto Smithsonian, Nueva York, y “La gran familia Indocubana”, por Alejandro Hartman Matos, investigador e Historiador de la ciudad de Baracoa. Momento especial en la jornada de lunes fueron las intervenciones de Milagros Rivera y Juan Camacho, miembros de la Brigada de Solidaridad “Juan Rius Rivera” Puerto Rico-Cuba, las cuales pudieron observarse a través del Canal de Youtube de la Casa Ibero.

Para concluir la provechosa jornada de intercambio virtual, se desarrolló la Conferencia Magistral “Desafíos del desarrollo territorial en tiempos de incertidumbre”, por el Dr. C Pablo Costamagna, de la Universidad del País Vasco, Argentina, a través del canal de Telegram del Congreso, con una amplio debate en torno a un tema que nos afectado a todos, mucho más en medio de la actual pandemia.

“Tenemos que lograr que esa emancipación sea patrimonio de todos los cubanos”. Foto: cubadebate.cu

Con la convocatoria al XVII Congreso Iberoamericano de Pensamiento en el 2022 y la esperanza de que sea presencial, despidió Bárbara Martínez Pupo, presidenta del Comité Organizador del principal evento teórico de la Fiesta, la presente cita virtual. Surgido en 2004, bajo el auspicio de la Universidad de Holguín y la filial holguinera de la Casa de Altos Estudios Fernando Ortiz, el Congreso Iberoamericano de Pensamiento es uno de los espacios más importantes en la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, al reunir cada año a reconocidos investigadores y académicos de varias partes del mundo para reflexionar, desde Holguín, en torno a las raíces culturales iberoamericanas y caribeñas.

Vivir en El Paraíso

Esto no es un artículo sobre temas bíblicos ni cuestiones de fe cristiana, aunque, si se mira desde otras perspectivas, nada de más amor al prójimo y humanismo que las tareas acometidas por varias instituciones y empresas locales en el pequeño barrio de la periferia.

Un mes de emprendimiento, duras faenas, de fines de semanas para el descanso trastocados, suman quienes se vuelcan a esta tarea que surge como iniciativa de las instituciones políticas y gubernamentales en Holguín. Foto: Wilker López

“El Paraíso” es la versión más sarcástica y burlesca de un topónimo para la circunscripción 14 del Consejo Popular Alcides Pino, sin embargo, más allá de su origen, el espacio de tierra donde se emplazan sus hogares, cosechan sus alimentos, o la abundante vegetación, devienen en un paraíso terrenal para quienes allí habitan, o para aquellos que son capaces de obviar los preconceptos y encontrar belleza en ese lugar.

Un mes de emprendimiento, duras faenas, de fines de semanas para el descanso trastocados, suman quienes se vuelcan a esta tarea que surge como iniciativa de las instituciones políticas y gubernamentales en la Ciudad de los parques, convocando para la ocasión al apoyo de los organismos y empresas pertenecientes al Sector de la Cultura holguinera.

Una mañana es suficiente para adentrase en el paraíso y sentirse uno más de quienes allí se burlan del cansancio en busca de un mejoramiento para la comunidad, de transformar El Paraíso.

“Trabajamos en el campo espiritual”

Así lo asevera Jorge Félix Otero Leyva, gerente general de Promociones Artísticas y Literarias Artex S.A en Holguín, quien se sumó a la tarea desde los primeros días:

“A parte de estas ferias comerciales que montanos cada fin de semana, nuestra empresa tiene tres Comités de Defensa de la Revolución, donde trabajamos con las personas más vulnerables, de conjunto con el Proyecto Sociocultural Venga La Esperanza, que se dedican a los niños de la comunidad, con presentaciones artísticas, a quienes apoyamos con nuestros modestos recursos para saciar ese hambre cultural y encaminarlos en este sentido. Hemos descubierto el talento infantil, sobre todo con las manualidades, el canto, la poesía, condiciones que en un futuro pudieran encaminarse hacia las Casas de cultura”.

Desde el punto de vista comercial, Otero confirma que todos los sábados se insertan con dos puntos de venta, no solo en esta parte de la escuela, sino al interior de las comunidades, la Calle 1ra, 5ta, el Barrio La Trampa, con una muy buena aceptación de los pobladores, porque hay parte de la comunidad que dirige sus planteamientos hacia la ausencia de un lugar para adquirir los productos necesarios: “aunque los nuestros no son de primera necesidad, satisfacemos una parte de esa demanda. De esos deseos con productos escolares: libretas, así como gorras, pullovers, artesanías, tejidos, materiales de oficina, a los que se suman otros de nueva incorporación, confeccionados por los trabajadores por cuenta propia (TCP), de quienes se nos autorizó la compra”, agrega el Gerente General de Artex en Holguín.

“Buscamos llenar el vacío espiritual que pueda tener la comunidad”. Foto: Wilker López

“Buscamos llenar el vacío espiritual que pueda tener la comunidad, incidiendo principalmente en los niños. Cuando empezamos había 66 personas reacias a vacunarse contra la Covid-19 y luego de un trabajo con ellos logramos que 23 de ellos hayan recibido las primeras dosis. La comunidad se ha insertado a trabajar por mejorar su entorno, otro de los aspectos básicos que se pretenden con esta inserción en los barrios. Nuestros trabajadores también se han insertado en estas labores, han donado recursos personales como el aseo, de higiene, así como otros artículos necesarios, sábanas, almohadas, para entregárselas al delegado de la comunidad, quien se lo hace llegar a las personas y hogares más vulnerables”.

Ascender desde las páginas de un libro

Una simbiosis entre las instituciones de la Unidad de Apoyo a la Actividad Cultural (UPAAC) de y Empresas que se vinculan con el sector de la cultura en Holguín propicia estos buenos resultados con el apoyo entre recursos económicos y talento profesional artístico. En el caso de la Biblioteca Provincial Álex Urquiola, trabaja con la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM), y Liudmila Leyva Aguilera, directora de nuestra Biblioteca nos precisa que hasta el momento realizaron el estudio sociopolítico de la comunidad en tres CDR: 9, 10 y 11, verificando todos los datos de los compañeros que viven allí: “Esta semana comenzaremos con el programa de actividades. Nuestra institución comienza con su misión, la promoción de la lectura, y la EGREM, con ventas de suvenir a la comunidad. Dentro de este estudio verificaremos en qué lugar podemos montar una modalidad extensionista, que sería una Casa Biblioteca o una Mini-biblioteca, para que se atienda desde la comunidad esta arista. El miércoles 20, por el Día de la Cultura cubana, arrancamos con nuestras propuestas”.

Sin embargo, ya desde antes los creadores locales dieron su paso al frente ante la convocatoria para llevar el arte hacia estos espacios de la periferia holguinera. Kenia Leyva, escritora y editora de Ediciones Holguín, nos comenta que el trabajo que se realiza allí es algo loable, necesario, vivo: “es ir a la Cuba profunda, a esa que necesita, que nos envía señales, que tiene una cultura fuerte, propia, una identidad, es un viaje, como bien lo definiera Carpentier, a la semilla. Allí uno toca esa Cuba verdadera, que vive día a día, y sus pobladores, los niños agradecen mucho estos encuentros porque es otra opción, compartir entre cubanos diferentes ideas, expresiones, un encuentro donde nos nutrimos de ambas partes, en realidad más nosotros, porque ellos nos abren las puertas y compartir sus costumbres, su identidad, sus hábitos, su cultura. Nosotros somos sus invitados, quienes le presentan libros, ofrecen actividades artísticas, pero ellos son el complemento esencial de esos encuentros. Una obra tan humana es muy necesaria en estos tiempos, esa solidaridad, estar presente en todas las Cubas para hacer de todas ellas una sólida, fuerte, leal, competente, e ir desde todos estos espacios construyendo un futuro mejor, más palpable, más sólido, más humano”.

Por su parte el escritor Moisés Mayán Fernández, señala que el arte no debe perder jamás su capacidad de insertarse en las comunidades, el espíritu comunitario: “Desde que comenzamos en este mundo de la literatura hemos estado vinculados a las comunidades. Recuerdo mis participaciones en el Festival del Libro y la Montaña, cuando estuve en comunidades como Naranjo Agrio, Guamuta, Mayarí Arriba, Farallones de Moa; o sea, teníamos la experiencia, pero a veces desde el plano de la ciudad, ahora con las restricciones por la Covid-19, el arte se convierte en mucho más local y te quita esta interacción; así que ir a la Comunidad El Paraíso, volver a estar en estas zonas, sobre todo presentando a los niños los libros, poder mirarlos a los ojos, sentir su acogida, es una experiencia vivencial increíble, una alimentación muy grande que recibimos como creadores, pero que a la vez impacta seriamente en esa comunidad. El Paraíso ha dejado de ser un barrio periférico con cientos de problemas para convertirse en un epicentro cultural, donde todos tenemos algo que nos une y nos conecta con esa zona, por ello regresaré allí cada vez que sea posible”.

Una simbiosis entre las instituciones de la UPAAC  y de Empresas que se vinculan con el sector de la cultura en Holguín propicia estos buenos resultados. Foto: Wilker López

Impacto espiritual y material

Un consultorio en graves condiciones se avistaba para los viajeros que utilizan el “Camino Militar” como vía de acceso; se filtraba el techo y esta humedad había destruido casi totalmente la carpintería, por no mencionar instalaciones eléctricas e hidro-sanitarias. El médico de familia se había trasladado hacia una casa de la comunidad, donde uno de los vecinos aceptó convertir su hogar en consulta médica para que no ha recesaran sus actividades vitales.

Carmen Hernández, comercial del Fondo Cubano de Bienes Culturales en la provincia, destaca que el 14 de diciembre debe ser entregada la obra de la cual se encarga su empresa, todo ello para saludar el Día del Trabajador de la Cultura: “La labor de restauración está a cargo de una brigada nuestra con Alfredo Jiménez, artista bien dispuesto que nos acompaña en las obras y quien tiene mucha experiencia en el tema, él ha donado además parte de lo que significa la construcción del consultorio, local que recibirá el aporte desinteresado de otros artistas holguineros para la decoración interior, no lo con sus obras planas, sino con todo el mobiliario e instrumentos necesarios para el trabajo confortable de los profesionales de la salud. La idea es entregar un consultorio lindo a la comunidad, que se está integrando a los trabajos voluntarios, además de los compañeros de las instituciones y empresas culturales qe también nos apoyan”.

 “Acompañar a la población del Paraíso en su transformación”

El 18 de septiembre pasado se realizó la primera visita, acota Rachel García Heredia, directora provincial de Cultura, con empresas del sector y el Centro Provincial del Cine y la Literatura:  Nos percatamos que se podía hacer un gran trabajo desde el punto de vista social, incluimos a todas las instituciones de la cultura, y podemos decir por ejemplo que ya está el Centro Provincial de Casa de Cultura, con sus metodólogos, todos los jueves, haciendo un trabajo de técnica artística con sus instructores en las diferentes manifestaciones, porque en el paraíso hay un amplio movimiento de artistas aficionados que no tenían los conocimientos técnicos que hoy poseen, no es que no haya existido un trabajo cultural con anterioridad, pero ahora el apoyo es mayor”.

El Centro Provincial de Patrimonio, de conjunto con todas sus instituciones, ha venido al Paraíso para llevar los museos a aquellos que quizás nunca habían podido ir a esta casa del conocimiento. Los conversatorios de especialistas sobre el tema y un recorrido imaginario por sus colecciones, se suman una aplicación de visitas virtuales a estas instituciones entregada a la dirección de la escuela para realizarlas cuando retomen el curso.

El 14 de diciembre debe ser entregada la obra de la cual se encarga el Fondo. Foto: Wilker López

“El Centro Provincial del Libro y la Literatura, los jueves y los sábados, regalan sus ferias a los pobladores, con el agregado de las prominentes figuras que traen sus arte a la comunidad, entre ellos Moisés Mayán, Kenia Leyva o Ronel González, se han sumado a este trabajo comunitario en el Paraíso, y ahora asiste a la convocatoria nuestra cantautora Edelis Loyola, para el trabajo con los niños; así las ferias literarias se convierten en una gran fiesta de la literatura, gracias al proyecto Para un príncipe enano”, agrega la Directora de Cultura Provincial.

“Todas mis empresas  no solo están apoyando el factor constructivo de esta intervención comunitaria o en el apartado comercial-acota Herdia-, sino que están moviendo a sus trabajadores para hacer trabajos voluntarios, para atender y erradicar las deficiencias sociales, entre ellas el tema de la vacunación, el desempleo, factores que van sufriendo transformación positiva para mejorar la imagen y el interior del paraíso. Es digno de reconocer además la disposición de nuestros trabajadores, con énfasis en las brigadas que están trabajando en los cines de la provincia, quienes  han dado su paso al frente en las obras de esta comunidad. Es un gran movimiento que todavía no muestra grandes resultados en tan corto tiempo, pero ha habido un avance, un gran movimiento en la población y creo que ese es el verdadero objetivo de nuestro trabajo aquí, acompañar a la población del Paraíso en su transformación desde todos los puntos de vista”.

“Todo nuestro esfuerzo y apoyo es para mejorar”

Descalzos, en chancletas o tenis viejos, vestidos “de guapos”, Adisney Aguilar, presidente de la Peña Infantil de Fútbol en la comunidad, y sus compañeros de equipo, rompen con preconceptos malintencionados que rezan sobre el mal camino por el que supuestamente transitan los jóvenes, ellos, rodilla en tierra, se ensucian tanto o más que los propios constructores, miden el terreno, baten la mezcla, cavan agujeros, o hacen cualquier otra tarea que sea necesaria para apoyar a los visitantes dispuestos  que arribaron a su comunidad para construirle un pequeño parque, así como un terreno de fútbol.

“Desde pequeños hemos entrenado en este lugar, mejorándolo con nuestros propios recursos, pero hemos visto los logros desde los primeros días de trabajo con los constructores, esto era un terreno abandonado, sin condiciones para practicar y con la ayuda de las instituciones esta imagen va cambiando. Mis compañeros y yo nos hemos sumado a los trabajos para tener un buen terreno donde podamos entrenar y competir, el cual nos merecemos por nuestros resultados en los torneos a nivel local, inter-barrios, donde hemos participado. Al final todo nuestro esfuerzo y apoyo es para mejorar, queremos que el terreno salga y por eso estamos enfrascados aquí”, señala Aguilar.

“Mis compañeros y yo nos hemos sumado a los trabajos para tener un buen terreno donde podamos entrenar y competir”. Foto: Wilker López

Por su parte, Jorge Pacheco García, delegado de la Circunscripción 14 perteneciente al Consejo Popular Alcides Pino, o “El Paraíso” y coordinador del Proyecto Comunitario “Mi barrio se mueve”, señala que venían trabajando en la comunidad, pero ahora con el acompañamiento de todos los organismos se transforma aún más su imagen: “La población está de lo más contenta, apoyando todo lo que se hace desde el primer día, con una incorporación masiva de nuestros vecinos, son muchos los espacios que se mejorarán o con los cuales contaremos y de los que nuca hubiésemos imaginado tener. En la circunscripción contamos con un proyecto comunitario que ganó el Evento del Centro de Intercambio y Referencia (Cieric) el año pasado. Realizamos además dos eventos en el año, el Festival de la amistad, de cultura con ofertas gastronómicas, para rescatar tradiciones y cultivar valores con los niños, así como el Festival del árbol, una mezcla entre deporte, cultura y la agricultura, donde se vinculan nuestros vecinos en la transformación de la comunidad”.

“Ponle corazón”

Yanet Pupo Estupiñán es médico residente de 3er año de Medicina Intensiva y de Emergencia, trabajo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCIT) de Holguín, miembro orgullosa de ese servicio de terapia donde ha aprendido a amar mucho más su profesión, así como a transmitir los conocimientos y brindar su apoyo a quienes lo necesiten. Ella, de conjunto con un grupo de neurocirujanos, cardiólogos, cirujanos generales, o sea, un equipo multidisciplinario, llevan a la par su vida profesional con el proyecto “A la salud ponle corazón”.

“Es una tarea sumamente fuerte si se suman las guardias médicas, el estudio para los exámenes, nuestros proyectos personales, y aún así dedicamos nuestro tiempo libre a ella; pero no solo nosotros los médicos, los estudiantes que ya se reincorporaron a su curso escolar y dedican su jornada de sábado a las comunidades”, destaca Pupo.

El Proyecto “A la salud ponle corazón” surge debido a la compleja situación epidemiológica en la provincia por la Covid-19. Inicialmente trabajaban en cinco áreas de salud, para luego extenderse a todo el municipio Holguín, e incluso a otros municipios como Gibara, donde ahora se torna un poco más difícil el comportamiento de la enfermedad. Además de llevar salud y asistencia médica a la población, el proyecto comprende la información y promoción de salud, el componente social, así como el trabajo con los infantes. Inicialmente era a tiempo completo, por la situación imperante, pero ahora solo se hace los fines de semana, con todos aquellos que necesitan asistencia médica, a lo que se agrega el apartado cultural, donde desempeñan un rol importante los artistas aficionados y los integrantes del movimiento deportivo, todos ellos alumnos de la Universidad Ciencias Médicas que se integran a esta humana tarea: “somos médicos, pero no solo circunscritos a nuestra profesión, sino más hacia lo que nos formaron en la universidad, un profesional integral que puede llegar a la comunidad y desempeñar otras funciones”, destaca la coordinadora del Proyecto.

“La magia de este trabajo es que nos motiva, nos gusta lo que estamos haciendo”. Foto: Wilker López

“Experiencias tenemos miles-apunta Yanet-, hemos trabajado en la Comunidad La Yabita, del Consejo Popular Alcides Pino, en la Comunidad de Veterinarios, ubicada en el Reparto Piedra Blanca. Hoy estamos aquí-en El Paraíso-, donde ya hemos trabajado acciones de salud, dígase pesquisas, realización de test rápidos, examen de pacientes, pero ahora venimos con una propuesta diferente, a trabajar con los niños a través de juegos de participación, y más que eso, a insertarnos dentro de los juegos con promoción de salud, líneas de mensajes para los pequeños, quienes también tienen que aprender a cuidarse, prevenir accidentes, u otras enfermedades crónicas no transmisibles que por la Covid-19 quedaron relegadas a un segundo plano. La magia de este trabajo es que nos motiva, nos gusta lo que estamos haciendo, nos oxigenamos, nos sentimos útiles para la sociedad de no solo estar en los hospitales, sino llevar nuestros proyectos a las comunidades que más lo necesitan. Las personas agradecen estas visitas, estos servicios de salud y esperanza de retomar la vida porque la pandemia nos ha afectado mucho, desde el punto de vista sicológico, humano, por las pérdidas, pero más allá del dolor, esta es una nueva forma de llevar a las personas el mensaje de reincorporarnos a la normalidad sin descuidar el peligro que representa el virus”.

Contra lo imposible

Es difícil no emocionarse cuando ves las escenas de Ford vs Ferrari (2019), ya sea por su alto contenido biográfico y todo el apego dramático que ello implica-en este caso narrado de forma exquisita-, o por los chispazos de adrenalina que sientes cuando uno de sus protagonistas acelera “la bestia”, un Ford GT40.

Es difícil no emocionarse cuando ves las escenas de Ford vs Ferrari (2019). Foto: Internet

Me declaro culpable de admirar este tipo de deportes que desbordan pasión desde la óptica de un volante, como yo, creo que muchos disfrutan de unos cuantos minutos en la pantalla si se trata de una buena narración, sobre todo real, más cuando reúne una serie de sucesos que en su momento marcaron historia, incluso para perpetuarse hasta nuestros días.

Contra lo imposible, en Hispanoamérica, o Le Mans ’66, en España, es un drama deportivo estadounidense de 2019​ dirigido por James Mangold, y escrito por Jez Butterworth, John-Henry Butterworth y Jason Keller.

Protagónicos estelares atrapan desde los créditos iniciales cuando se dejan ver nombres como Matt Damon y Christian Bale, con otros secundarios que, no menos importantes, crean una simbiosis perfecta entre emociones y la imprescindible acción de este tipo de historias.

Un equipo de ingenieros y diseñadores estadounidenses, liderados por Carroll Shelby (Damon) y su conductor británico, Ken Miles (Bale), son abocados por Henry Ford II, de la Ford Motor Company, para construir el Ford GT40, un auto de carreras con el potencial para derrocar la supremacía de Ferrari en las 24 Horas de Le Mans 1966, en Francia.

El estreno mundial en el Festival de Cine de Telluride el 30 de agosto de 2019, y su consecutiva presentación en los Estados Unidos el 20 de noviembre de 2019, por Walt Disney Studios Motion Pictures (bajo el sello 20th Century Fox), propició una recaudación de $225.5 millones en todo el mundo, con los consiguientes elogios de los críticos, actuaciones incluidas, particularmente las de Bale y Damon; así como la dirección de Mangold, la edición y las secuencias de carreras.

Elegido por la National Board of Review como una de las diez mejores películas del año, en la 92a edición de los Premios de la Academia recibió cuatro nominaciones, incluida Mejor Película, obteniendo la Mejor Edición Cinematográfica y la Mejor Edición de Sonido. Uno de sus protagonistas, Bale, recibió nominaciones para el Premio Globo de Oro al Mejor Actor-Drama y el Premio del Sindicato de Actores de Pantalla por la Actuación Sobresaliente de un Actor Masculino en un Papel Principal.

Protagónicos estelares atrapan desde los créditos iniciales cuando se dejan ver nombres como Matt Damon y Christian Bale. Foto: Internet

Por su parte, Rotten Tomatoes, le concedió una calificación de aprobación del 92% basada en 323 reseñas, con una calificación promedio de 7.77/10, estableciendo un consenso en que: “Ford v Ferrari ofrece todo lo que el público de acción automotriz pulido esperará, y lo equilibra con suficiente drama humano apasionante para satisfacer a los entusiastas que no compiten”.

Un hito histórico en lo que al deporte de la velocidad detrás del volante respecta fue el realizado por este singular dúo en la década de 1960 del pasado siglo y, sin lugar a dudas, otro referente para la pantalla es el que nos deja Contra lo imposible, una película para vivirla desde la piel de sus protagonistas.