Holguín en Jornada de la Cultura Cubana

Por Vanessa Pernía Arias

Foto cartel Jornada de la Cultura Cubana

Diversos paneles, conversatorios, exposiciones de artes plásticas y presentaciones musicales, escénicas, literarias y audiovisuales centran en Holguín el extenso programa de actividades que se realiza con motivo de la Jornada de la Cultura Cubana y se desarrolla hasta el próximo día 20.

Entre las momentos más sobresalientes se encuentra el Concierto para Familia, proyecto dirigido el maestro Oreste Saavedra con la actuación de la Orquesta Sinfónica de Holguín, la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, el dúo de guitarras Sabaret, la Orquesta de Guitarras, y estudiantes del Conservatorio de Música José María Ochoa y de la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García, en la Biblioteca Provincial Alex Urquiola.

Otro momento significativo resulta la exposición fotográfica Arquitectura patrimonial holguinera en tres siglos de Historia, del realizador audiovisual Frank Batista, la cual muestra las construcciones de la ciudad que han marcado una pauta en el devenir local.

En este sentido destacan las conferencias y conversatorios dedicados a las guerras de liberación, como el panel “Guerras independentistas cubanas y literatura”, desarrollado en Ediciones Holguín, con el historiador José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia, y los escritores Eugenio Marrón y Kenia Leyva.

Durante los próximos días se desarrollarán otras actividades que incluye un encuentro de repentismo online auspiciado por el Centro Provincial de Casas de Cultura; la muestra “Lalita Curbelo como expresión de la mujer dentro de la cultura cubana”; la retreta en saludo al Día de la Cubanía, a cargo de la Banda Provincial de Conciertos; una exposición colectiva de artistas holguineros, organizada por la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales y el Centro de Artes Plásticas; y la Feria de los Trovadores.

También la Brigada de Instructores de Arte José Martí tendrá su protagonismo en las comunidades, además de las presentaciones escénicas de los grupos del territorio; mientras el día 23 se celebrará el 27 aniversario de la Casa de Iberoamérica, y el 24 iniciarán las sesiones y cursos del Congreso Iberoamericano de Pensamiento.

Por su parte las editoriales holguineras mantienen un amplio programa de presentaciones de libros, lecturas y paneles, donde destaca la propuesta de Ediciones La Luz, mientras que Centro Provincial del Cine propone, entre otras novedades, la premiére del cortometraje Confinamiento, del realizador holguinero Jimmy Ochoa, obra que participó en la muestra online InAcción del Festival Internacional de Cine de Gibara.

Esta Jornada, que se dedica en la provincia a los 300 años del pueblo de Holguín, al 150 aniversario de creado el Himno que identifica a la ciudad, al 115 del natalicio de la escritora María Dolores Suárez, al 90 del nacimiento de la reconocida autora Lalita Curbelo Barberán, al 125 de la Invasión a Occidente de las tropas del Ejército Libertados y al 20 del Sistema de Ediciones Territoriales, culminará el día 20 con una gala en el Teatro Eddy Suñol (Con información de la Agencia Cubana de Noticias, ACN).

Un disparo en el hueco: El ejercicio crítico en tiempos de hiperconectividad

Por Erian Peña Pupo

La IV Jornada de Teoría y Crítica de ArteUn disparo en el hueco, organizada por el Centro Provincial de Artes Plásticas de Holguín, se realizó del 9 al 11 de septiembre de 2020 en la sede de la institución auspiciadora y, además, desde diferentes plataformas digitales.

Fotos del autor

Esta edición –aseguraron sus organizadores–, con el tema “La hiperconectividad actual y el ejercicio de la crítica de arte. ¿Positivo o negativo?”, estuvo estimulada por el auge alcanzado por las nuevas tecnologías y las prácticas de su uso extendidas a las artes visuales, y además, por el pensamiento crítico sobre estas prácticas, en tiempos de Internet.

El programa, en su primera jornada, contempló las conferencias “La galería de Gorilla Glass” y “Apuntes a una crítica de arte en una era informada”, por los críticos Julio César Aguilera Rodríguez y Danilo Vega, respectivamente. Ambas intervenciones se trasmitieron, además, por el canal de YouTube Artistas holguineros. Asimismo “Un disparo en el hueco” contó con la conferencia “Arte y Crítica 3.0”, con Lino Verdecia, Fernando Almaguer, Ronald Guillén y Ramón C. Legón Pino, en la sala Electa Arenal del Centro.

Fotos del autor

Como colofón se realizó un forodebate desde el perfil Artistas holguineros en Instagram y Facebook, a partir del planteamiento inicial del profesor Julio César Aguilera: “El factor tiempo, desde la concepción de la obra hasta su consumo y fruición, es cada vez más acelerado. Es la época de la inmediatez radical. Las redes sociales son el mejor impulso para la difusión. A la vez, se democratiza el criterio. Cualquiera opina desde un dispositivo conectado. Habrá que replantearse la función clasificatoria y preceptiva de la crítica en tiempos de la comunicación 3.0”, aseguró Aguilera.

Especialistas y artistas, desde Cuba y otras partes, intercambiaron opiniones sobre el tema que motivó esta edición de la Jornada de Teoría y Crítica de Arte. Para el creador y profesor holguinero Ronald Guillén: “Las disciplinas artísticas también han sufrido su propia evolución gracias a Internet. El arte digital, el arte online y el net art son conceptos nacidos de la revolución tecnológica. Mientras haya un ordenador de por medio el arte cambia su conceptualización”. Por su parte, la joven artista Lidisbelis Carmenate asegura que “la hiperconectividad es un fenómeno que promueve el ejercicio de la crítica. Los memes, con obras de arte, aunque de forma irónica se convierten en una manera de promocionar obras de arte, pero no podemos decir, bajo ningún concepto, que implique crítica de arte especializada”. Mientras, desde México, Dina Comisarenco piensa que “lo que más rescato desde mi experiencia como docente y ponente fue que la contingencia y la conectividad obligada, abrió la posibilidad de democratizar la experiencia de los cursos y promovió el diálogo con estudiantes de otras partes del mundo y de México, que con los cursos presenciales no podíamos tener. Ojalá sepamos aprovechar estas opciones incluso cuando la contingencia haya terminado”.

Una Jornada así puede mantener sus presupuestos y ser útil en la medida de sus posibilidades y alcance. Y aún más porque el joven equipo de lidera Yuricel Moreno Zaldívar, salidos hace pocos años de la Academia y las aulas santiagueras de Historia del Arte, se ha formado precisamente en el interés en la crítica y la teoría para sino dar cuerpo, al menos sopesar la creación artística contemporánea. Por lo otro que es necesaria, más allá del intercambio y el debate que puede generar, es por el alcance pedagógico –no digo didáctico– y los frutos, primero tenues, luego aprehendidos, en los estudiantes. En ellos –las obras que han expuesto últimamente los recién graduados del Alba son muestra de esto– quedarán las mejores enseñanzas de esta Jornada.

El evento alterna con el Salón Provincial de Artes Visuales del territorio y su primera edición ocurrió en 2014, cuando estuvo dedicada al consumo cultural y contó con la presencia de Hamlet Fernández, Magalis Espinosa y Ramón Legón. La segunda sucedió en 2016, abordó la problemática de la pedagogía en el arte y tuvo entre sus conferencistas a Aireem Reyes, con su estudio de los Proyectos Artístico-Pedagógicos en el Instituto superior de Arte (ISA), Ramón C. Legón, con su visión de una pedagogía artística efectiva, y Linet Oquendo, y sus experiencias como estudiante y joven profesora.

Un disparo en el hueco: El ejercicio crítico en tiempos de hiperconectividad

Por Erian Peña Pupo

La IV Jornada de Teoría y Crítica de Arte “Un disparo en el hueco”, organizada por el Centro Provincial de Artes Plásticas de Holguín, se realiza del 9 al 11 de septiembre de 2020 en la sede de la institución organizadora y, además, desde diferentes plataformas digitales.

Esta edición –aseguran sus organizadores–, con el tema “La hiperconectividad actual y el ejercicio de la crítica de arte. ¿Positivo o negativo?”, está estimulada por el auge alcanzado por las nuevas tecnologías y las prácticas de su uso extendidas a las artes visuales, y además, por el pensamiento crítico sobre estas prácticas, en tiempos de Internet.

El programa, en su primera jornada, contempló las conferencias “La galería de Gorilla Glass” y “Apuntes a una crítica de arte en una era informada”, por los críticos Julio César Aguilera Rodríguez y Danilo Vega, respectivamente. Ambas conferencias se trasmitieron, además, por el canal de YouTube Artistas holguineros. Asimismo “Un disparo en el hueco” cuenta con la conferencia “Arte y Crítica 3.0”, con Lino Verdecia, Fernando Almaguer y Ronald Guillén, que tendrá como sede la sala Electa Arenal del Centro.

Como colofón se realizará un forodebate sobre estos temas desde nuestro portal Baibrama, sitio de la cultura holguinera: http://www.baibrama.cult.cu/foro/index.php.

Una Jornada así puede mantener sus presupuestos y ser útil en la medida de sus posibilidades y alcance. Y aún más porque el joven equipo de lidera Yuricel Moreno Zaldívar, salidos hace pocos años de la Academia y las aulas santiagueras de Historia del Arte, se ha formado precisamente en el interés en la crítica y la teoría para sino dar cuerpo, al menos sopesar la creación artística contemporánea. Por lo otro que es necesaria, más allá del intercambio y el debate que puede generar, es por el alcance pedagógico –no digo didáctico– y los frutos, primero tenues, luego aprehendidos, en los estudiantes. En ellos –las obras que han expuesto últimamente los recién graduados del Alba son muestra de esto– quedarán las mejores enseñanzas de esta Jornada.

El evento alterna con el Salón Provincial de Artes Visuales del territorio y su primera edición ocurrió en 2014, cuando estuvo dedicada al consumo cultural y contó con la presencia de Hamlet Fernández, Magalis Espinosa y Ramón Legón. La segunda sucedió en 2016, abordó la problemática de la pedagogía en el arte y tuvo entre sus conferencistas a Aireem Reyes, con su estudio de los Proyectos Artístico-Pedagógicos en el Instituto superior de Arte (ISA), Ramón Legón, con su visión de una pedagogía artística efectiva, y Linet Oquendo, y sus experiencias como estudiante y joven profesora.

Las armas de doble filo de Osmani Estupiñán

Por Erian Peña Pupo

La subversión del objeto para ofrecernos otra relectura de la realidad, como bien apunta el poeta José Luis Serrano en las palabras al catálogo, caracteriza la muestra personal Arma de doble filo, de Osmani Estupiñán, reabierta al público en el Centro de Arte de Holguín,después de que la propagación de la Covid-19 obligara su cierre en marzo.

Fotos del autor

De formación autodidacta y con varias exposiciones personales y colectivas en su trayectoria, Osmani Estupiñán (1968) fabrica artefactos irónicos. Su proceso creativo tiene como herramienta fundamental la subversión del objeto. La funcionalidad de las cosas se tambalea. Estamos ante un artista que manipula los elementos que conforman su entorno más inmediato para ofrecernos una corrosiva relectura de la realidad”.

La mayoría de sus objetos arte –artefactos en el sentido, como apunta Serrano, que el poeta chileno Nicanor Parra confiere al término– manipulan las funciones u utilidades prístinas en busca de una carga de sentido alegórico, que explota (y explora) metáforas, mecánicas, poéticas, percepciones… para devolvérnoslos con mucha más fuerza. Así elementos cotidianos, muchos relacionados con el campo: metales, machetes, objetos de herrería, tarjetas laborales de firmas, engranajes, piedras, tornillos, viejas postales de ciudades del entonces campo socialista… poseen nuevos significados.

Por ejemplo, las piezas (vidrio tallado) de la serie Convivencia (Grandes ligas) reflejan el tiempo que compartieron juntos, aun sin conocerse, Osmani y grandes representantes del béisbol profesional de Grandes ligas: incluidos los años, meses y días de “existencia común”.En muchos el tiempo es más amplio; en otros entre la fecha de nacimiento de Osmani y la de fallecimiento del pelotero, solo distan pocos años.

La presencia de la res, lo taurino –desde Altamira acá, también como alegoría, como símbolo de lo doméstico, pero al mismo tiempo lo salvaje y además de lo prohibido–, está presente en sus piezas, entre ellas las obras (mixta/papel) de Los hombres se van… Por otra parte, obras como “Las órdenes se cumplen”, “La siesta”, “Los 15 de Jackelin”, “El sudor de tu frente”, “El tiro por la culata” y “Marcas obligatorias” simulan “dispositivos ideológico-explosivos, herramientas para marcar los rebaños, enervantes registros de entrada y salida, extraños instrumentos de corte destinados a producir heridas simbólicas. Todo un arsenal de arquetipos sustraídos del espacio cotidiano y reubicados en el contexto galérico”, añade Serrano, pues, nos dice también el poeta holguinero, “la realidad ha estallado como una granada de fragmentación” y Osmani Estupiñán Ramírez quiere mostrarnos el ángulo exacto de donde provienen las esquirlas”.

“No hallaremos en las obras de Estupiñán fisuras que nos indiquen fallas conceptuales que lo hagan derivar hacia la mediocridad entronizada en las últimas décadas. Militante fundacional del grupo Vacutainer (…) Estupiñán conoce los mecanismos del performance y la instalación. Estos saberes dotan a su discurso de una dinámica muy particular. Cada pieza suya contiene una secreta pulsión destructiva. Más que una contemplación neutral, sus artefactos reclaman ser arrancados de la pared o el pedestal para reingresar a la realidad”, subraya José Luis Serrano al presentar Arma de doble filo.

Con exposiciones como Lactancia materna, Uneac, Holguín 2011; Vaca no come vaca, Centro de Arte de Bayamo, Granma, 2009; Que no soy yo que pinta y Animal en vías de extinción, Casa de Iberoamérica, Holguín, 2008 y 2007; y Con-Junto a-Contra. Homenaje a Joseph Beuys, Centro Provincial de Arte, 2002, entre otras, Osmani Estupiñán Ramírez ofrece estas armas de doble filo, que nos hacen pensar y que son capaces, al mismo tiempo, de mostrarnos una cosmogonía lacerantepor lo metafórica y vital.

Galería Holguín: verano al calor del arte

Por Abel Castro Sablón

La Galería de Arte Holguín reabrió sus puertas al público, tras el confinamiento por la Covid-19, al presentar la exposición colectiva “Veraneando con el arte”, como un regalo para el reencuentro de los amantes de la plástica en la Ciudad Cubana de los Parques.

La muestra marca el punto de partida para las actividades por el verano y reúne alrededor de 20 obras pictóricas de 16 artistas, tanto profesionales como aficionados, así como estudiantes de la Academia de Bellas Artes “El Alba”.

Entre los autores aparecen nombres como Pady Hill, José Cabrera, Israel Pérez, Nílser Ricardo y Rolando Salvador Pavón, por citar algunos, y las obras se enmarcan en una variedad de técnicas y temáticas, con variaciones desde lo abstracto hasta lo naïf.

La muestra podrá ser apreciada hasta el 29 de agosto y está auspiciada por la Dirección Municipal de Cultura y el Centro Provincial de Arte.

Como buena nueva, el salón ha sido declarado galería turística, por lo que, con la entrada de visitantes foráneos, se realizarán visitas guiadas, insertadas en las giras programadas por los diversos centros hoteleros de la ciudad de Holguín.

Asimismo, según las palabras de su directora, Bárbara Osorio Pupo, la galería “ofertará entre sus actividades veraniegas un  taller de artes plásticas para niños, donde los infantes podrán aprender las diversas técnicas del dibujo, aunque siempre con limitaciones de capacidad, como parte de las medidas preventivas contra la Covid-19”.

El regreso de la galería Holguín es una noticia feliz para el mundo pictórico de esta urbe nororiental, ya que reabre un espacio para la confluencia de artistas y amigos, quienes aportan sus creaciones para aquellos que ven en el buen arte una invitación al sano esparcimiento en esta época estival.

Electa en la memoria, homenaje virtual desde Holguín a la artista mexicana

Por Vanessa Pernía Arias

La jornada virtual Electa en la memoria, dedicada a la artista visual mexicana Electa Arenal Huerta, se desarrolla hasta el próximo 12 de junio con motivo de conmemorarse el 85 aniversario del natalicio de esta gran muralista, quien le legó a la provincia importantes creaciones.

Fotos tomadas de Internet

Organizado por el Centro Provincial de Artes Plásticas del territorio, este será un espacio para interactuar con diversas personalidades de la cultura cubana que han investigado la vida y obra de esta importante pintora y escultora, o la conocieron cuando se radicó en la ciudad en la década de 1960 al llamado de la Revolución, precisó Yuricel Moreno, directora de la institución.

Durante estos días los organizadores exhortan a sus seguidores en las redes sociales a compartir vivencias, opiniones, obras y datos de interés sobre esta artista, utilizando para ello las etiquetas #Electaenlamemoria, #BuscandoaElecta y #ElectaArenalHuerta.

 

Este encuentro virtual pretende desempolvar un poco la memoria sobre la huella que dejó la creadora mexicana y revitalizar su legado, pues fue ella quien, en los años iniciales de la Revolución, dio impulso al naciente movimiento artístico del territorio, legando importantes obras emplazadas en espacios públicos y obras sociales, sobre todo en instituciones de la Salud, añadió Yuricel.

Electa Arenal Huerta (1935-1969) residió junto a su esposo, el arquitecto Gustavo Vargas, en la ciudad de Holguín entre 1961 y 1965, donde realizó una obra de reconocidos valores en el campo de la escultura, la pintura, la gráfica y la poesía; de este modo aglutinó a varios artistas, especialistas y técnicos para fundar el primer taller colectivo de arte y movimiento escultórico de la ciudad.

 

 

Entre sus más destacados trabajos realizados sobresalen los murales escultóricos “Canto a la Revolución”, “Átomos y niños”, “Revolución Cubana”, emplazado en el Museo Provincial La Periquera; y otros de bajorrelieve como “Infancia”, “Maternidad”, “Palomas”, y “Mural geométrico”, en el Hospital Vladimir I. Lenin de esta ciudad oriental (Con información de la Agencia Cubana de Noticias).

Una visita desde casa a museos y galerías de Holguín

Por Vanessa Pernía Arias

Fotos tomadas de Internet

El Portal del ciudadano del municipio Holguín pone a disposición del público cubano y extranjero visitas virtuales a varias instituciones culturales de esta ciudad, entre ellas el Museo Casa Natal de Calixto García y el Centro Provincial de Artes Plásticas, como parte de las acciones para fomentar el desarrollo del gobierno electrónico.

En este espacio, nombrado Ciudad Nuestra y localizado en la dirección www.ciudadholguin.gob.cu, los internautas pueden acceder a los compartimentos que sirvieron de hogar a la familia Íñiguez Landín, así como visualizar los distintos objetos que allí se atesoran del Mayor General Calixto García.

 

Otro de los atractivos resultan las visitas a las salas que componen el Centro de Arte holguinero, donde se puede disfrutar en tiempo real de las exposiciones que allí se exhiben, además de obtener información relacionada con la actividad plástica en el territorio y de las bellas artes en general.

Este proyecto de desarrollo local, iniciativa del Gobierno de cara al proceso de informatización de la sociedad, conecta a los usuarios de la plataforma con otras ofertas de contenidos de la propia ciudad, como materiales audiovisuales realizados exclusivamente para el sitio, series dramatizadas, spots que refuerzan la identidad del holguinero, articulando un sistema de conocimientos que resulta novedoso, precisó Eduardo Ávila Rumayor, coordinador del mismo.


El Portal también hipervincula a otros contenidos relacionando a varias páginas que hoy se desarrollan en el país, como Picta, plataforma cubana de contenidos audiovisuales, y otras que proveen nuevas aplicaciones nacionales, bibliotecas virtuales, la red de ciencias de Cuba y al entramado de instituciones del país y sus servicios, explicó.

Ciudad Nuestra, promovido por el Centro para el Estudio y Desarrollo Sociocultural y subordinado a la Casa de Iberoamérica, está diseñado desde la gestión colaborativa y participativa de la ciudadanía, donde coexisten los sectores estatal y privado, para colocar los datos que necesiten sobre sus emprendimientos, o acompañar a estos a escala local en lo relativo al diseño de imagen y la incorporación de valor a sus productos, destacó Ávila Rumayor.

Con información de la Agencia Cubana de Noticias. 

Las armas de doble filo de Osmani Estupiñán

Por Erian Peña Pupo

La subversión del objeto para ofrecernos otra relectura de la realidad –como bien apunta el poeta José Luis Serrano en las palabras al catálogo–, caracteriza la muestra personal Arma de doble filo, de Osmani Estupiñán, expuesta en el Centro de Arte de Holguín.

De formación autodidacta y con varias exposiciones personales y colectivas en su trayectoria, Osmani Estupiñán (1968) “fabrica artefactos irónicos. Su proceso creativo tiene como herramienta fundamental la subversión del objeto. La funcionalidad de las cosas se tambalea. Estamos ante un artista que manipula los elementos que conforman su entorno más inmediato para ofrecernos una corrosiva relectura de la realidad”.

Fotos del autor

La mayoría de sus objetos arte –artefactos en el sentido, como apunta Serrano, que el poeta chileno Nicanor Parra confiere al término– manipulan las funciones u utilidades prístinas en busca de una carga de sentido alegórico, que explota (y explora) metáforas, mecánicas, poéticas, percepciones… para devolvérnoslos con mucha más fuerza. Así elementos cotidianos, muchos relacionados con el campo: metales, machetes, objetos de herrería, tarjetas laborales de firmas, engranajes, piedras, tornillos, viejas postales de ciudades del entonces campo socialista… poseen nuevos significados.

Por ejemplo, las piezas (vidrio tallado) de la serie Convivencia (Grandes ligas) reflejan el tiempo que compartieron juntos, aun sin conocerse, Osmani y grandes representantes del béisbol profesional de Grandes ligas: incluidos los años, meses y días de “existencia común”. En muchos el tiempo es más amplio; en otros entre la fecha de nacimiento de Osmani y la de fallecimiento del pelotero, solo distan pocos años.

La presencia de la res, lo taurino –desde Altamira acá, también como alegoría, como símbolo de lo doméstico, pero al mismo tiempo lo salvaje y además de lo prohibido–, está presente en sus piezas, entre ellas las obras (mixta/papel) de Los hombres se van… Por otra parte, obras como “Las órdenes se cumplen”, “La siesta”, “Los 15 de Jackelin”, “El sudor de tu frente”, “El tiro por la culata” y “Marcas obligatorias” simulan “dispositivos ideológico-explosivos, herramientas para marcar los rebaños, enervantes registros de entrada y salida, extraños instrumentos de corte destinados a producir heridas simbólicas. Todo un arsenal de arquetipos sustraídos del espacio cotidiano y reubicados en el contexto galérico”, añade Serrano, pues, nos dice también el poeta holguinero, “la realidad ha estallado como una granada de fragmentación” y Osmani Estupiñán Ramírez “quiere mostrarnos el ángulo exacto de donde provienen las esquirlas”.

“No hallaremos en las obras de Estupiñán fisuras que nos indiquen fallas conceptuales que lo hagan derivar hacia la mediocridad entronizada en las últimas décadas. Militante fundacional del grupo Vacutainer (…) Estupiñán conoce los mecanismos del performance y la instalación. Estos saberes dotan a su discurso de una dinámica muy particular. Cada pieza suya contiene una secreta pulsión destructiva. Más que una contemplación neutral, sus artefactos reclaman ser arrancados de la pared o el pedestal para reingresar a la realidad”, subraya José Luis Serrano al presentar Arma de doble filo.

Con exposiciones como Lactancia materna, Uneac, Holguín 2011; Vaca no come vaca, Centro de Arte de Bayamo, Granma, 2009; Que no soy yo que pinta y Animal en vías de extinción, Casa de Iberoamérica, Holguín, 2008 y 2007; y Con-Junto a-Contra. Homenaje a Joseph Beuys, Centro Provincial de Arte, 2002, entre otras, Osmani Estupiñán Ramírez ofrece estas armas de doble filo, que nos hacen pensar y que son capaces, al mismo tiempo, de mostrarnos una cosmogonía lacerante por lo metafórica y vital (Tomado de La Jiribilla).

El Centro Provincial de Arte se llena de Luz

Por Vanessa Pernía Arias

Carteles, gigantografías, portadas, pendones y otros materiales promocionales creados por Ediciones La Luz, sello holguinero de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), desde su fundación en 1997, integran la exposición Pensar a La Luz, inaugurada en el Centro Provincial de Arte y dedicada al 20 aniversario del Sistema de Ediciones Territoriales (SET).

Fotos de la autora

La muestra incluye además “parte del material gráfico con que la editorial ha acompañado las diferentes campañas de promoción de la lectura en la última década: marcadores, calendarios, spots para TV…”, comenta Luis Yuseff, editor jefe de este sello.

Partiendo de la concepción de que el libro, además de un soporte, es un objeto artístico, cuyo diseño influye en lo atractivo de la propuesta final y en su posterior lectura por el público joven, a quien va destinado principalmente la propuesta de La Luz, el equipo ha laborado con especial cuidado las portadas de las mismas. Estas, trabajadas por diseñadores como Taimí Ocampo, Frank Alejandro Cuesta y Robert Ráez, parten de “la obra de artistas de la plástica y fotógrafos, incluidos en la exposición que, con su obra, han contribuido a la excelencia de nuestro catálogo”, añade.

En la muestra, dedicada también a los 29 años de la Feria del Libro y del Centro Provincial de Arte, anfitrión de la misma, confluye la obra, a través de las portadas y otros productos comunicativos, de artistas consagrados como Ernesto García Peña, Zaida del Río, Cirenaica Moreira y Cosme Proenza, así como otros creadores más jóvenes, pero con un trabajo igualmente interesante: Albertho Díaz de León, Alexei Alfonso, Anelí Pupo, Dagoberto Driggs Dumois, Ernesto Herrera, Glenda León, Guadalupe Palacios, Heidi Calderón, Jorge Wellesley, Léster Vila, Lidia Morales, Linet Sánchez, Lino Valcárcel, Lisandra López, Pedro Manuel Herrera, Rafael A. Leyva Herrera, Rubén Ferrero, Yamil Domínguez, Yauri Ginarte, Yunior Fernández y Yuris Nórido.

Estos artistas acompañan con su trabajo la obra literaria de importantes creadores y otros jóvenes que han encontrado en La Luz la manera de publicar sus primeros textos, como Delfín Prats, Virgilio López Lemus, Joaquín Borges Triana, Alberto Garrandés, Liuba María Hevia, Eduardo Galeano, Eduard Encina, Antonio Herrado, Fabián Suárez, Elizabeth Soto, Yunier Serrano (Valerio), Irela Casañas, Evelio Linares y Alexander Jiménez.

A esto se añade el trabajo de jóvenes diseñadores como Frank Alejandro Cuesta, quien revolucionó de alguna manera la concepción visual de la editorial, y Robert Ráez, responsable de las más recientes propuestas. Además del diseño de los libros, su quehacer se evidencia en las campañas de promoción de la lectura que con el nombre genérico Leer seduce lleva a cabo Ediciones La Luz cada año, y en los materiales creados para las diferentes ediciones del Premio Celestino de Cuento, que organiza els ello. Todos estos materiales se incluyen en la muestra, además de los libros ya impresos.

Además integran Pensar a La Luz varias propuestas audiovisuales, como las grabaciones que componen el audiolibro La joven luz: Entrada de emergencia. Selección de poetas en Holguín, y los spots realizados por Gerardo Perdomo y Robert Ráez, como parte del audiolibro y la campaña que realiza la editorial con el nombre A la luz se lee mejor.

“Con sostenido trabajo de edición y publicación de libros, amparada por su coherente proyección editorial y bien articulada política de promoción literaria, Ediciones La Luz se encuentra entre las primeras dentro del SET”, destacó en las palabras del catálogo de la exposición el reconocido narrador y periodista holguinero Rubén Rodríguez González, quien añadió que este importante sello, “comprendida la promoción como sistema de acciones encaminado a divulgar y validad el hecho artístico”, “lleva por igual la atractiva concepción de sus portadas, el intencionado diseño de colecciones, la impresionante visualidad de sus campañas y la atinada conceptualización de sus peñas y actividades”.

De esta manera textos como El brillo de la superficie, poesía completa de Delfín Prats, las entrevistas recogidas por Yunier Riquenes en Eduardo Heras León en el aula inmensa de la vida, y Escritos sin rabia, poemas de Elizabeth Soto, pueden interactuar con el público más allá de las páginas impresas, gracias al excelente trabajo promocional de Ediciones La Luz recogido en esta muestra que exhibe el Centro de Arte.

Nominados Suceso Cultural 2019: Jornadas para las artes visuales

Por Vanessa Pernía Arias

Exposiciones, conversatorios, presentaciones, entre otros momentos, caracterizaron las jornadas Buscando a Electa y Taller 50, organizadas por el Centro Provincial de Arte el pasado 2029.

La primera resultó un homenaje a la artista mexicana Electa Arenal Huerta en el 50 aniversario de su fallecimiento y entre sus momentos principales, además de las exposiciones inauguradas, contó con la presentación del catálogo Buscando a Electa, con compilación, edición y diseño del artista holguinero Ramiro Ricardo. El catálogo monográfico fue realizado con apoyo del Gobierno y la Secretaría del Estado de Coahuila de Zaragoza, y consta de 150 ejemplares, dos de ellos entregados a la Biblioteca Provincial Alex Urquiola y al Museo Provincial de Historia La Periquera.

Se realizaron conversatorios, donde participaron, entre otros, Mercedes Murguía, alumna de la artista Elena Huerta, madre de Electa; Luis Catalá, artista residente en Gibara, amigo y alumno de Electa; y Abel Sastre, historiador del municipio de Puerto Padre, en Las Tunas, donde se encuentra parte de la obra de Electa. Y se entregó la Distinción Electa Arenal Huerta a varios creadores.

Por su parte, “la fundación del Taller de Grabado de Holguín, un 12 de noviembre de 1969, marcó el inicio de una tradición de arte que no existía en nuestro contexto hasta esa fecha. Con él, se abría una senda de trabajo que conocería sus mejores momentos en la década de 1980, con la realización del Taller ´84 y el Taller ´86, que convertirían a Holguín en una plaza fuerte del grabado a nivel nacional”, asegura el crítico y curador Martín Garrido en las palabras del catálogo de la exposición Bajo presión, momento climático de la jornada por el aniversario 50 del Taller, donde se expusieron piezas de reconocidos creadores como Jorge Hidalgo, Nelson García Miranda, Daniel Santos, Eduardo Leyva, Ernesto Blanco Sanciprián, Freddy García Azze, Ramiro Ricardo, Leticia Leyva Azze, Ronald Guillén Campos… así como en jóvenes creadores y en artistas que, desde otras provincias del país, incluso naciones, encontraban sitio en el Taller holguinero.

Además, en el propio Centro de Arte, como parte de la jornada 50 Taller, quedaron inauguradas además dos exposiciones de artistas relacionados al Taller: Ambos lados, del fundador Nelson García Miranda, y Que no le toquen la puerta que el chino está cocinando, homenaje póstumo a Emilio Chiang Fernández, quien fuera maestro impresor del Taller. Se realizaron conversatorios y paneles, y fue presentada en la Uneac el más reciente número de la revista de arte y literatura Diéresis, ilustrada con la obra delfundador García Miranda, quien regresó en esos días a Holguín.