Cuando el arte llega a buen tiempo

Por Bernardo Cabrera

Desde hace 17 años llega a los hogares holguineros para desearles buen provecho y servir un entrante de entretenimiento, un plato fuerte de información y un postre de alegría. La constancia, dedicación y creatividad de su colectivo ha convertido al programa en uno de los más populares de la provincia. En ello mucho ha tenido que ver su fundador y ex director Melanio Patterson Rovira.

“En el año 2003 se nos dio la posibilidad de cubrir transmisiones en Telecristal en el horario del mediodía. A un grupo de soñadores se nos ocurrió crear una revista de corte cultural que incluyera un segmento informativo y reflejara el quehacer de la provincia.

 

“Recuerdo que nos reunimos en casa de Bárbara Iglesias, una de las asesoras fundadoras, y allí cocinamos la idea Jaime Yohan, Vivian García, Dagoberto Batista y Miriam. Como saldría al aire a las 12 y ese horario era el de almuerzo decidimos ponerle A buen tiempo”.

¿Cómo fueros los inicios?

“El 5 de mayo del 2003 salió el programa al aire por primera vez en plenas Romerías de Mayo, con el dúo Buena Fe como invitado. Desde entonces ha sido un vocero del arte y una tribuna de los eventos y conciertos que tienen lugar en la provincia, así como de los artistas que la visitan.

“Al principio se acudía mucho a la calle y se hacían crónicas de lo cotidiano y de temas que pasaban inadvertidos. Íbamos lo mismo a un central y a una comunidad, que a Bariay o a la ruta del Chan Chan”.

¿Siempre hubo una sola presentadora?

“No. Cuando empezamos eran tres: Vivian García, Jaime Yohan e Ileana Casanellas, una de las actrices del grupo Alas Buenas. Luego por cuestiones de trabajo Ileana tuvo que abandonarlo y se mantuvieron Vivian y Jaime, que también trabajaban en Radio Taíno desde Holguín. Por ese mismo trabajo ellos estuvieron un tiempo en Alemania y los sustituyeron León Batista, Grettel Ferreiro y otros presentadores”.

¿Por qué crees que A buen tiempo goza de tanta popularidad entre los holguineros?

“Las personas lo siguen porque refleja lo que pasa en Holguín, porque defiende lo nuestro y hace que la gente se vea identificada. También se ponen los videoclips más recientes y por aquí pasan los artistas locales, nacionales y extranjeros para divulgar su obra y sus presentaciones.

“Además, hemos cambiado de horario, de estudio, de escenografía, de conductor, pero nunca ha dejado de salir al aire. Eso habla del compromiso y deseos de hacer de su colectivo”.

Hace tres años también hubo un cambio de director, ¿eso afectó en algo al programa?

“Cuando el programa tenía 14 años me ausenté y decidí que Eylin Abreu -su directora actual- lo asumiera porque, joven al fin, le podía aportar e inyectar esa dosis de creatividad, de nuevas ideas. Ella ha hecho buenas innovaciones y cambios, pero ha preservado la esencia del programa y ha mantenido la teleaudiencia”.

¿Qué significa A buen tiempo en la vida de Melanio?

“Para mí es un motivo de orgullo haber ayudado a crearlo, darle forma, hacer la música de presentación, las transiciones. Podría decirse que entre todos lo parimos y lo hemos visto crecer, desarrollarse y andar. Aun cuando ya no lo dirijo, sigo ayudando en todo lo que pueda porque para mí más que un programa, es un hijo.

Miradas al audiovisual desde la Cámara Azul

Por Erian Peña Pupo

Fotos Yusmel Pérez y Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz (Holguín)

La Cámara Azul, como muestra nacional e internacional de los diferentes géneros audiovisuales, surgió en 2004 desde la Sección de audiovisuales de la AHS en la provincia, organizado por el joven realizador Jorge Ribail ante la escasa presencia del género en Romerías.

Aunque desde la edición fundacional existió presencia del audiovisual, pues los primeros participantes internacionales fueron estudiantes de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV) junto a la actriz Laura de la Uz y el profesor y guionista brasileño Joaquín de Assis, cuando su telenovela Roque Santeiro hacía furor en la pantalla nacional. Entonces se proyectaron varios documentales y una Muestra de Cine Erótico.

“La Cámara Azul se concibió inicialmente como un encuentro de realizadores y para los realizadores. La sección teórica se concentró en encuentros de los jóvenes realizadores con artistas consagrados del audiovisual. Si en algo hemos contribuido al ambicioso proyecto que son las Romerías de Mayo como Festival Artístico, si en algo ha servido para que el gremio de los artistas audiovisuales crezca cualitativamente sobre todo, entonces ha sido muy bueno y debemos estar felices por lo poquito que nos toca de ese logro”, dice Ribail.

El evento, realizado con el apoyo del Centro Provincial del Cine, y que en sus primeras ediciones tuvo un carácter competitivo, con obras de varios países, ha dedicado jornadas a temas como el musical, el cine de autor, la producción y la animación. Asimismo ha homenajeado a Humberto Solás, Tomás Gutiérrez Alea (Titón), Manolo Redondo, el Almacén de la Imagen en Camagüey, Fernando Pérez, a propósito de la entrega del Premio Nacional de Cine en 2007, Juan Carlos Tabío, cuando recibió el Premio Nacional en el 2014, y el Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográfica (Icaic) en su 60 aniversario en 2019.

“El simple hecho –si es que es simple– de insertarse dentro del delicioso caos de un Festival tan sui generis como son las Romerías de Mayo, ya es una distinción de La Cámara Azul. Pero considero también que las proyecciones en pantallas a la intemperie, a cielo abierto, bajo las estrellas, no es cosa que suceda en muchos eventos del audiovisual, y es otra distinción de un evento que a lo largo de estos años se ha honrado con la proyección a cielo abierto y en salas cerradas de obras del catálogo del Festival de Cortometrajes La Boca del Lobo, el Taller Comunitario Ojo al Sur, DOC TV de Telesur, La Villa del Cine de Venezuela, la EICTV, la Facultad de Arte Audiovisual del Isa en La Habana y sus filiales en Camagüey y Holguín, el Proyecto InCubArte de Honduras, los Estudios de Animación del Icaic, la Fundación Ludwig de Cuba, el Festival Almacén de la Imagen, el Festival Internacional de Videoarte de Camagüey, la Muestra Joven Icaic, entre tantas otras”, añade.

El encuentro audiovisual –organizado, entre otros, por Alejandra Rodríguez Segura, Yamila Marrero, Manuel Alejandro Rodríguez y Dayana Prieto– ha posibilitado la realización de materiales, como el documental Romerías de Mayo: Porque no hay hoy sin ayer, de Pablo Javier López, y el reciente Romerías, la utopía, de Carlos Gómez y Manuel A. Rodríguez Yong.

Dieciséis años han transcurrido desde que este evento que en su nombre evoca al proceso cinematográfico utilizado para que varios elementos fotografiados por separados sean reunidos en una sola imagen, se realizara por primera vez. “La metáfora es hermosa: el evento tenía que ser capaz de reunir en una sola imagen a jóvenes realizadores y cinéfilos de muchas latitudes. Hoy la Cámara Azul ha sido asumida por la nueva generación de jóvenes realizadores, que la organizan desde sus inquietudes, sus anhelos, sus aptitudes”, añade (artículo publicado en la web de la Asociación Hermanos Saíz).

Las Voces del Audiovisual se escuchan en Gibara

Por Vanessa Pernía Arias

Gibara es conocida por ser una ciudad de pescadores, de gente buena y sencilla, y por sus paisajes cinematográficos. Es como si el cine cubano la hubiera escogido para filmar allí algunos de sus emblemáticos momentos. Este fue el poblado de Humberto Solás y de tantos otros directores cinematográficos cubanos para inmortalizar escenas únicas e irrepetibles de la filmografía nacional, pero sobre todo, de Solás y de su Cine Pobre, hoy reconocido como Festival Internacional de Cine de Gibara, que extiende sus fronteras más allá del séptimo arte para convertirse en un mar de artes en ebullición cada año.

Fotos cortesía de Voces del Audiovisual de Gibara

Como semilla de la realización joven en la isla y con génesis, hace diez años, en los talleres que se impartían en el Festival de Cine Pobre surgió allí, el 19 de abril de 2010, el proyecto comunitario Voces del Audiovisual, integrado por niños, adolescentes y jóvenes con intereses en la creación cinematográfica. Actualmente 17 niños y adolescentes de varias generaciones integran este grupo de creación cinematográfica, siendo protagonistas de sus propias historias y potenciando la no exclusión, el respeto al derecho de cada uno y los espacios que ofrecen las comunidades para su desenvolvimiento profesional”, diceBárbara López Hernández, coordinadora del proyecto.

Durante estos diez años han realizado varios materiales, en los diversos géneros del audiovisual: stop motion, documentales, mini documentales, cortometrajes de ficción, noticieros de televisión, lo cuales se visibilizan en las comunidades, en diferentes eventos nacionales e internacionales, y a través de Gibaravisión. El objetivo fundamental es que sus integrantes tomen empoderamiento profesional y que como grupo, explicó Bárbara López, realicen sus propios productos, a partir de guiones originales y otras técnicas del audiovisual, como la producción, edición y postproducción.

Como proyecto comunitario han transitado también por espacios socioculturales de conjunto con instituciones como las Direcciones Municipales de Educación yCultura, Centro Memorial Martin Luther King y la red de Educadores Populares, y se han insertado en la Federación Nacional de Cineclubes, la red Cámara Chica y la red Unial (Universo Latinoamericano para la Infancia y la Adolescencia), patrocinados por el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, convirtiéndose enun espacio de confluencias artísticas, de encuentro con las diferentes técnicas de esta modalidad de la creación, para lograr un empoderamiento de la niñez y la adolescencia de cara al futuro.

Este 19 de abril arribaron a su décimo aniversario desprovistos de toda tristeza, pues a pesar de la situación sanitaria por la propagación del Covid-19 que vive Gibara, uno de los territorios de Holguín declarados en cuarentena, sus miembros se mantienen activos y esperanzados, colaborando desde casa en esta lucha constante contra el virus.

Entre las vías para que los integrantes de Voces del Audiovisual socialicen su trabajo en estos días se encuentra la realización de diversos materiales que, desde la pantalla de los gibareños, han llevado mensajes de aliento y responsabilidad, como una manera deacompañarlos desde la casa. Estos jóvenes realizadores han creado diversas cápsulas, a modo de informativos, que difunden esperanzas, consejos sobre qué hacer en el hogary las medidas higiénico-sanitarias a partir de herramientas alternativas de grabación, para luego transmitirlas a través de las redes sociales y los telecentros Gibaravisión y Telecristal.

Con esta situación se han buscado opciones para no dejar de crear. Estar en cuarentena no es una limitante para Voces, es una forma de fortalecimiento ante diversos retos que puedan surgir de la cotidianidad, y también la manera de expresar las potencialidades de cada integrante con diversas herramientas, asegura Lázaro García, estudiante de Periodismo y uno de los miembros de este necesarioproyecto en Gibara.

Aunque el Covid-19 imposibilitó el Festival Internacional de Cine Gibara y el Festival Nacional de la Niñez y la Adolescencia este año, con la presencia de estos pequeños creadores, Voces del audiovisual reafirma desde su cotidianidad más prominente que aún hay espacio para creación audiovisual, pues Gibara sigue siendo “un pueblo de película”.

(Tomado del sitio web de la Asociación Hermanos Saíz).

Voces del audiovisual de Gibara contra la COVID-19

Por Liset Prego Díaz
gibara voces1
Integrantes del proyecto Cámara Chica “Voces del Audiovisual en Gibara” . Foto: cortesía del proyecto
En Gibara, durante la cuarentena las calles están desoladas, pero en las casas de algunos niños y adolescentes un aleteo de creatividad persiste. Son los integrantes del proyecto Cámara Chica “Voces del Audiovisual en Gibara” dirigido por Bárbara López Hernández.
En este abril cumplieron 10 años. Una década en la que pasaron de ser una actividad en el programa de cada Festival de Cine Pobre, a ser verdaderos representantes del audiovisual hecho por y para niños en Cuba, puesto que han recorrido el país con sus creaciones.
El nuevo coronavirus les impidió, por ahora, celebrar su primera década de existencia, y celebrar su tan ansiado VI Festival Nacional de la Niñez y la Adolescencia Luces de Creación, pero desde casa la imaginación de estos chicos sigue siendo fértil, y bajo la tutela de su fundadora, continúan realizando materiales audiovisuales. Pero dejemos que sean sus voces y no la de esta reportera las que cuenten a qué dedican estos días los integrantes de este proyecto.
Las hermanas Zamantha Mojena y Rocío Collazo me cuentan vía wathsapp: “Apoyamos la labor del proyecto desde la casa realizando videos para recomendarles a los niños, adolescentes y jóvenes protegerse de la COVID-19.”
Keyla Velázquez Tapia: “Hoy día nos damos cuenta de que lo material no es lo que necesitamos para ser alguien profesional o con cultura, modales, alguien que se identifique por sus valores. Eso es lo que se busca en estos tiempos tan difíciles y lo único positivo que se puede hallar en esta situación.
Nosotros como proyecto actualizamos nuestras cuentas en Facebook expresando mediante spots, cómo asumir nuestras responsabilidades para no seguir alimentando esta pandemia.”
Isaac García, quien es miembro fundador del proyecto comenta: «Desde casa estoy apoyando la labor del proyecto editando los spots y subiéndolos a las redes».
Klaus Manuel Pérez ya no es un niño, pero desde pequeño integró este sueño y como le apasiona escribir guiones y la dirección, continúa, ahora en el rol de mentor para los más chicos, como es el caso de su hermana Karen junto a quien, desde la casa crea videos para la televisión local.
Con Cristian he hablado antes y sé que es muy activo dentro de este equipo de jóvenes realizadores, hablamos de su experiencia en Voces del audiovisual y como cierre en esta ocasión me cuenta: “No podemos salir de la casa por la cuarentena, las enfermeras vienen a hacernos test rápidos, nos echan goticas para no adquirir la enfermedad. Hay  tener mucha calma y que no cunda el pánico.”
Tras cerca de unos 20 productos audiovisuales, la obra de Bárbara López Hernández, quien es además técnica del museo de Historia Natural Joaquín Fernández de la Vara Pi” y coordinadora de los talleres de creación audiovisual del Festival Internacional de Cine Pobre es evidente en cada niño o adolescente que puede o no ser un artista de cine, un realizador o periodista, pero que será de seguro un mejor ser humano. Chicos que hoy entienden el presente en su pueblo, cerrado por la COVID-19 y desde donde tratan de hacer lo mejor quedarse en casa, pero creando, esta vez, mensajes educativos para sus coetáneos que impidan el avance de la COVID-19. Así ellos podrán celebrar como merece la primera década desde que comenzó a rodarse la película de este sueño.
Tomado de www.ahora.cu

Suspenden XVI edición del Festival Internacional de Cine de Gibara

Por Vanessa Pernía Arias

La presidencia del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfico (Icaic) y el Comité Organizador del Festival Internacional de Cine de Gibara anunciaron la suspensión de la XVI edición del certamen hasta el próximo año, debido a la situación generada por la propagación de la Covid19 a nivel mundial.

Foto tomada de la página oficial de facebook del Festival

“Con mucha tristeza, atendiendo a la situación que está viviendo el mundo y el país, debemos suspender esta edición del Festival. El momento coincide además con el cierre de la convocatoria y la imposibilidad de acometer el período más intenso de la organización logística del evento. Tendremos que esperar un año, pero será un año en que trabajaremos mucho para hacer un Festival más fuerte, con más calidad y más seguro”, precisó Jorge Perugorría, presidente de FIC Gibara al sitio digital Cubacine.

Las obras recibidas hasta el 31 de marzo, cierre de la convocatoria, y cuyos autores deseen mantener en concurso, serán admitidas en 2021 aunque no cumplan las nuevas bases que se darán a conocer a finales de año. Aquellos concursantes que no estén interesados en participar deberán comunicarse con el Comité Organizador a través del correo oficial del Festival.

De igual modo, se comunicó que la convocatoria para la creación de la entidad musical de FIC Gibara extiende su plazo hasta el 31 de mayo de 2020 y la obra ganadora formará parte de la campaña de 2021. Además, la recepción de las obras ya inscritas se realizará una vez mejore la situación actual generada por la Covid-19. Asimismo, se mantendrán activos las redes sociales y el sitio oficial del Festival, compartiendo contenido útil para pasar estos días de aislamiento.

El Festival Internacional de Cine de Gibara buscará en su próxima edición, como cada año, establecer un diálogo más amplio y plural entre todas las zonas fílmicas posibles del mundo. Desde sus días iniciáticos, con Humberto Solás al frente, este certamen pretende “legitimar, de una vez y por todas, la polivalencia de estilos, legado y propósitos de un arte que no será patrimonio de un solo país ni de una sola e impositiva concepción del mundo”, como reza el Manifiesto fundacional redactado por Solás.

Videoclips para Holguín en el 300 aniversario de su pueblo

Por Erian Peña Pupo

Este 4 de abrilen momentos donde es prioridad extremar las medidas por la actual situación de excepcionalidad epidemiológica causada por la propagación del COVID 19Holguín celebra el 300 aniversario de la fundación de su pueblo en igual fecha de 1720.

Entonces se ofició la primera en la iglesia San Isidoro, nombre que también recibió el pueblo, a iniciativa del gobernador de Bayamo, Bartolomé de Silva y Tamayo, escogiéndose para su ubicación la zona flanqueada por los río Jigüe y Marañón, y rodeado de elevaciones de poca altura, de los cuales sobresale al norte el Cerro de Bayado (a partir de 1970, llamado Loma de la Cruz). Después vendría la ciudad, cuyo título fue otorgado por real cédula en febrero de 1751 y que traería, un año más tarde, el propio Gobernador de Santiago de Cuba, mariscal de campo Alonso de Arcos y Moreno.

Los 300 años han motivado la reconstrucción y remodelación de varios sitios de la urbe, y además una amplia campaña comunicación por tan importante fecha, en la cual destaca el reciente estreno de los videoclips “Mi querido Holguín”, “Felicidades a mi tierra” y “El Holguín que quiero”, iniciativa de la Asamblea Municipal del Poder Popular, producciones que fueron lanzados oficialmente en el canal provincial Telecristal.

“Estos productos audiovisuales pretenden transmitir la alegría de festejar el aniversario de la ciudad, brindar por sus éxitos, resaltar sus lugares más emblemáticos, mostrar la renovación y belleza de sus espacios, así como compartir de cerca con su gente, sus protagonistas, asegura el joven realizador Wilker López, director de los mismos.

Fotogramas del videoclips Mi querido Holguín, cortesía de Wilker López

El primero de los temas, “Mi querido Holguín”, un himno de la legendaria Orquesta Avilés, fue compuesto por el reconocido compositor y músico holguinero Jesús (Koko) Leyva, quien fuera director de la misma, de Los Guayaberos y la Banda Provincial de Conciertos. Esta vez posee arreglos musicales del maestro Gastón Allen, al frente de la Orquesta que este año celebra 138 años de quehacer, y vocales de la cantante Kenia Allen.

El videoclip, grabado en la terraza del restaurante El Polinesio, ubicado en el edificio 12 plantas de la ciudad, cuenta con la base musical de la Avilés y Los Guayaberos, y la interpretación de diversas voces que destacan en el ámbito sonoro local, entre ellos los solistas Lucrecia Marín, Ernesto Infante y Gladys María; los cantantes líricos Yuri Hernández, Alfredo Mas, María Dolores Rodríguez y Liudmila Pérez; las agrupaciones populares Mentes Callejeras, Alerta Roja, Golden Voices, y la participación del Orfeón Holguín.

Por su parte, “Felicidades mi tierra”, merecedora del Premio de la Ciudad 2020, es interpretada por el septeto A la medida; mientras “El Holguín que quiero” se escucha en la voz de su autor, el músico Nadiel Mejías, junto a esta agrupación, puntualizó Wilker.

 

Este fue un proceso arduo pero hermoso, destacó, pues es también un regalo a la ciudad. Serán transmitidos, de igual modo, por los canales nacionales, al mismo tiempo que se colgarán en las redes sociales para que el público pueda disfrutarlos bien de cerca.

Un grupo de jóvenes realizadores acompañó la realizaciónde estos tres productos audiovisuales que muestran las más genuinas tradiciones de esta urbe, entre ellos Yadianny Rojas, asistente de dirección, Manuel Rodríguez Yong, producción general, Deymi D´Atri, dirección de fotografía, Yamila Marrero, coordinadora de producción, Kirenia Piferrer, producción, Walter Cordero, su asistente, y la edición de Rodolfo Ramírez (artículo publicado,originalmente, en la revista de la cultura cubana La Jiribilla).

Juan Padrón, mambí siempre

Por Comunicación Cultural La Luz

La cultura cubana ha amanecido hoy sin uno de sus grandes representantes: el realizador cubano Juan Padrón falleció este 24 de marzo, a la edad de 73 años.

Padrón pasará a nuestra historia cinematográfica y cultural como el creador de uno de los personajes más representativos de nuestra identidad cubana, Elpidio Valdés, mambí de la historieta infantil que en este 2020 cumple 50 años de creada. Juan Manuel Padrón Blanco nació en Matanzas en 1947. Durante su carrera profesional se desarrolló como caricaturista, ilustrador, historietista, guionista y director de cine. Su más famoso personaje, Elpidio Valdés, apareció por vez primera en una revista Pionero en 1970.

Años más tarde, en 1974, Padrón comenzó a trabajar en el Icaic, donde tuvo la posibilidad de llevar sus personajes al cine. De ahí nacieron excelentes propuestas como El enanito sucio, Quinoscopio 1, 2, 3, 4 y 5, Filminutos y, por supuesto, los muchos episodios y largometrajes de Elpidio Valdés y las dos partes del filme Vampiros en La Habana (1985, 2003). Entre sus muchos reconocimientos y lauros nacionales destacan el Premio Nacional de Humorismo 2004, los ocho premios Coral del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y el Premio Nacional de Cine 2008.

Asimismo, participó activamente con sus animados en festivales internacionales donde obtuvo premios, menciones y reconocimientos especiales. Actualmente se desempeñaba como miembro del Consejo Nacional de la Uneac.

El Centro de Comunicación Cultural La Luz y la Dirección Provincial de Cultura se suman a las condolencias enviadas por el Icaic, el Ministerio de Cultura y demás instituciones culturales, y también a las del pueblo de Cuba, que supo hacer suyo sus personajes e historias.
En paz descanse Juan Padrón, creador de Elpidio, de Vampiros en La Habana, mambí siempre.

Concluyen talleres municipales de la Brigada José Martí en Holguín

Por Bernardo Cabrera

Los talleres de intercambio de experiencias de la Brigada de Instructores de Arte “José Martí” (BJM) a nivel municipal concluyeron en la provincia de Holguín el 18 de marzo con las ponencias de los trabajos de Cacocum.

Presentaciones y proyecciones audiovisuales fueron exhibidas en los encuentros como muestra de la labor sociocultural y pedagógica que desarrollan cada día en escuelas y comunidades para hacer del arte un proceso participativo.

El presidente provincial de la Brigada, Yanielki Batista Casquero, explicó que el objetivo principal es socializar las experiencias, conocimientos y habilidades adquiridas por los instructores de arte en el ejercicio de su profesión, y convertir el encuentro en una plataforma para actualizar los procedimientos de enseñanza.

Los mejores trabajos de cada municipio serán expuestos en el Taller provincial previsto para el mes de mayo, en el cual un Comité Académico presidido por la miembro de honor de la BJM, Ana Castro Fuentes, seleccionará las ponencias que representarán a Holguín en el evento nacional.

1917: más allá de los libros, la historia en su contexto

Con dificultad logra desenganchar su mano de la alambrada, dolor punzante, insoportable, acompañan el constante sangrado, busca una trinchera para evitar el acoso enemigo, pero el fango y la llovizna lo empujan hacia el fondo del fétido agujero, y mientras cae el propio brazo herido termina dentro de un cuerpo putrefacto.

Cruenta en extremo, pero nada más que la realidad, o solo una ínfima parte de lo que fue, es la historia que nos propone “1917”. Foto: Internet

Cruenta en extremo, pero nada más que la realidad, o solo una ínfima parte de lo que fue, es la historia que nos propone “1917”, largometraje ubicado en el periodo de la Primera Guerra Mundial.

Un periplo por las trincheras, donde el humo de las armas y la presencia hedionda de la muerte se apoderan de la pantalla, es la propuesta del director Sam Mendes y el cinematógrafo Roger Deakins.

La estética del “Plano secuencia” y una historia sumamente atractiva, atrapan en las imperceptibles dos horas que aproximadamente dura el film interpretado por George MacKay y Dean-Charles Chapman.

Dos soldados deben entregar un mensaje, atravesando millas y con sólo horas para hacerlo, Schofield (MacKay) y Blak (Chapman), siguen órdenes para detener la masacre de un régimen entero que está a punto de lanzar su próximo ataque directo a una trampa.

“1917” ha sido catalogada por la crítica especializada como una road trip que sucede durante la Gran Guerra, al tiempo que los protagónicos recorren una serie de sitios destruidos por esta campaña, túneles dónde ahora se encuentran las trincheras alemanas, pilas de artillería pesada disparada de un territorio a otro y ciudades reducidas a ruinas por las constantes ocupaciones, en suma, Mendes opta por contar, lo más humanamente posible, el recorrido de los protagonistas, para señalar de una manera muy pulcra el museo militar que monta en escena.

Benedict Cumbertathc se suma al elenco como el coronel Mackenzie, comandante en jefe del 2º batallón. Foto: Internet

Las básicas respuestas humanas al pánico, la tragedia y el miedo centran la envolvente experiencia cinematográfica en la que los jóvenes personajes protagónicos se acompañan por el ganador del Óscar Colin Firth (El discurso del rey), como el general Erinmore, quien encomienda la misión a la pareja de soldados, y Benedict Cumbertathc (Los Vengadores y Doctor Extraño), como el coronel Mackenzie, comandante en jefe del 2º batallón, convencido de tener a los alemanes en retirada y decidido a rematar la faena.

Así son sumergidos los espectadores en el peligro inmediato y a gran escala de la Primera Guerra Mundial, lo que les permite presenciar el conflicto de una manera apremiante y vertiginosa, al tiempo que se muestran sin tabúes los cruentos escenarios bélicos, peor aun cuando se trata de este cruento periodo en la Historia Universal.

Convocan a XVI Festival Internacional de Cine de Gibara

El Festival, presidido por el actor y director Jorge Perugorría, abre su convocatoria a toda la producción cinematográfica y audiovisual, que será mostrada en sus diferentes secciones competitivas y paralelas.

Podrán concursar obras audiovisuales en idioma original, con subtítulos en español, en el año 2018 en lo adelante y se competirá en las siguientes categorías: largometraje de ficción, cortometraje de ficción, largometraje documental, cortometraje documental, animación y videoarte, – guion inédito, cine en construcción (largometrajes de ficción y documental).

El jurado de cada categoría estará integrado por reconocidas figuras nacionales e internacionales del cine, el audiovisual y la cultura en general. Se entregará un Premio Lucía en cada categoría competitiva, y tantos reconocimientos como estimen pertinente. En cada caso la decisión será inapelable.

En la sección cine en construcción, se otorgará el Premio Humberto Solás a la obra que más honre el Manifiesto del Cine Pobre defendido por el cineasta. Se otorgará también un premio -en metálico – al mejor largometraje de ficción o documental y al mejor guion inédito.

Las obras deberán entregarse en formato bluray o digital (H.264). En el caso de los largometrajes de ficción que resulten seleccionados para la competencia oficial, podrá ser enviada una copia en DCP sin encriptar. Todas han de emitirse a la siguiente dirección: Oficina del Festival Internacional de Cine de Gibara: Calle 23, no.1155, e/10 y 12, piso 6, Edificio ICAIC, Vedado, Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba. CP 10400.

Puede registrarse de manera online en el siguiente enlace: https://ficgibara.com/inscripciones

El plazo de admisión vence el 31 de marzo de 2020.