Alegría infantil desborda las calles de Bayamo

Bayamo, 28 de julio. Con un espectáculo artístico comenzó hoy, el carnaval infantil Bayamo 2017, la principal propuesta veraniega para los niños de esta ciudad, capital de la oriental provincia cubana de Granma.
Bajo el título Viaje al remoto futuro, la gala narra la historia de una ciudad gris que es sometida por el rey Reguetton, y cuyos habitantes, representados por personajes de cuentos infantiles, se revelan para devolverle a la urbe los colores, a partir del rescate de los ritmos que identifican al cubano.
Con la dirección del dramaturgo Juan González Fiffe, el espectáculo mostró al auditorio que, ante el desmesurado consumo de los géneros urbanos, se impone preservar la música tradicional y defender aún más la identidad nacional.
La propuesta contó con las actuaciones de integrantes del grupo de teatro callejero Andante, uno de los más prestigiosos de su tipo en Cuba, así como también del Coro Ismaelillo, la solista Ary Rodríguez, y el proyecto sociocultural Los Andantinos.
Como parte del programa del carnaval infantil también, este viernes, se iniciaron los esperados paseos de carrozas y comparsas, dirigidos por el reconocido dramaturgo Fernando Muñoz Carrazana.
Entre los invitados a los desfiles se encuentran el teatro Guiñol de Holguín, el teatro Tuyo de Las Tunas, el proyecto sociocultural Arcoiris de Colores, de Manzanillo, y artistas del Consejo Provincial de las Artes Escénicas en Granma.
Hasta este sábado se extenderá el carnaval infantil Bayamo 2017, cita que reserva un amplio abanico de propuestas culturales y gastronómicas para el disfrute de los infantes.

Por Darelia Díaz Borrero

www.ain.cu

Talento nacional y foráneo del Circuba cautivó a guantanameros

Guantánamo, 25 julio. Tras una semana de complacer a públicos de todas las edades, con funciones en siete municipios guantanameros, la gira de verano del Circuba 2017 concluyó en esta ciudad su itinerario por la provincia más oriental, tercera de las nueve que recorrerá en el país.
Impresionantes actos de malabarismo, contorsiones, magia y acrobacia de compañías nacionales y de Rusia, México, Uruguay y Argentina conforman el espectáculo “Circo es…” de esta gira nacional que tuvo anoche por carpa, la Sala Polivalente Rafael Castiello, en el Consejo Popular San Justo, Guantánamo.
La instalación deportiva acogió también las actuaciones del sábado y domingo y repitió ahora el éxito, conquistando especialmente la atención infantil con los shows de clowns y complejos actos, incluido el de telas aéreas de la artista rusa Anastasia Khleskina, Premio Carpa a la imagen en el reciente Festival Circuba, en La Habana.
Previo a la función en la Villa del Guaso, los artistas circenses llegaron este lunes, en la mañana, al montañoso municipio Yateras, y en anteriores jornadas a Imías, San Antonio del Sur, Caimanera, Baracoa y Maisí, cumpliendo su objetivo de deleitar igual a urbes que serranías, donde no son frecuentes las maravillas de este arte ancestral.
Esta oferta cultural, que une tradición y emociones, se confirma por estos meses como excelente opción para el sano disfrute en familia, enriqueció el programa cultural de verano en el territorio, y su último espectáculo en Guantánamo coincidió con la celebración en esta villa del acto provincial por el Día de la Rebeldía Nacional.
El director artístico de la gira, José Manuel Cordero, subrayó a la ACN que las presentaciones en la cabecera provincial, por las condiciones de sus espacios, incluyeron evoluciones de alto grado de complejidad, en tanto, en otras de las localidades se ajustó el formato según las características técnicas de cada escenario.
Volveremos en 2018 a Maisí y a otros parajes de esta rica geografía del archipiélago, dijo Cordero, mientras explicó que el espectáculo ahora englobó los más representativos géneros y variedades circenses, para homenajear a la legendaria expresión, y para honrar su vocación integradora se sumaron al elenco destacados solistas del Teatro Lírico Nacional.
Tras el Festival Internacional Circuba 2017, en la capital cubana, la gira a lo largo de la Isla arrancó en Sancti Spíritus a inicios de julio, continuó en Santiago de Cuba y tras su parada guantanamera seguirá a Granma y Holguín y a varias provincias centrales y occidentales, donde completará en septiembre venidero cerca de 100 funciones.

Por Yaimara Villaverde Marcé

Tomado de www.ain.cu

Paulo FG y su piquete suenan a lo grande en Bayamo

Bayamo, 19 de julio. Paulo FG y algunos finalistas de la edición anterior del popular programa televisivo Sonando en Cuba realizaron un concierto en esta ciudad y cautivaron al público durante casi dos horas.

Esta noche, miles de bayameses acudieron a la emblemática Plaza de la Patria para disfrutar la presentación, la cual comenzó justamente a las 11:32 para entusiasmo de todos.

Los primeros en aparecer en el escenario fueron Rosa María Moret Portilla, Adriel López Pupo y Yordano Brito, y el público los recibió con aplausos.

Es un placer estar aquí y compartir con ustedes, para nosotros constituye un privilegio brindar nuestra música a este mar de pueblo, expresó Moret Portilla antes de interpretar en conjunto el tema de presentación del programa Sonando en Cuba.

Luego, cantó otros, como La rosa soy yo, y expresó “quiero poner a Bayamo a gozar, calentar la pista”, y bailó, se movió con soltura e improvisó coros, con los cuales contagió alegría.

Yordano Brito, quien visitó por primera vez la Ciudad Monumento Nacional, también logró una conexión especial, puso a bailar a todos, y elogió a Bayamo, la tierra de las mujeres más lindas de Cuba, según manifestó.

Cuando apareció Paulo FG, conocido como el Sofocador de la Salsa, los aplausos y el entusiasmo se multiplicaron, y el carismático artista se hizo un “selfie”, foto con el teléfono móvil.

Aquí desde la ciudad donde comenzó la segunda temporada de Sonando en Cuba, esto es alegría, dijo quien, acompañado por algunos de los muchachos, recorrió varios lugares de la capital granmense durante la tarde de este martes.

Creo que haré un video clip en El Chapuzón, área de las Vegas del río Bayamo, uno de los sitios visitados, y todos aplaudían y lo acompañaban en sus coros.

María de los Ángeles García, estudiante universitaria, quien estaba acompañada por su novio en el público, refirió a la Agencia Cubana de Noticias que todo fue excelente y ella se divirtió muchísimo.

Refirió que le hubiese gustado disfrutar la presentación de la bayamesa Dayana Batista, ganadora de la Zona Oriental en el programa, pero ella no participa en esta gira nacional.

Después del concierto, muchos siguieron en la plaza y otros regresaron a sus casas con una sonrisa, satisfechos por ver otra vez a quienes siguieron cada sábado durante varias semanas en las pantallas de los televisores.

 

Por Yasel Toledo Garnache

30 Años de la UNEAC en Guantánamo

Guantánamo, 19 de julio. La UNEAC guantanamera ha fundamentado su trabajo y gestión desde su fundación en la política cultural de la Revolución cubana, partiendo de impulsar, preservar y difundir los valores del arte y la literatura cubana, además de apoyar al desarrollo social. Por otro lado, durante sus treinta años ha representado los intereses profesionales de cada uno de sus miembros, propiciando que estos dispongan de las condiciones adecuadas para realizar la creación y cuidando de que reciban los estímulos morales y materiales merecidos para continuar propiciando la creación artística y literaria con altos valores estéticos, de esta, la natal aldea de Regino E. Boti.

Del incesante trabajo de sus miembros, representados desde hace más de 20 años por el Lic. Jorge Francisco Núñez Motes, está la existencia en Guantánamo de varios eventos de categoría nacional auspiciados por este comité provincial. Entre ellos el Encuentro de Voces, creado por la maestra Antonia Luisa Cabal y sostenido por la pianista Teresa Manzanares. Las Jornadas Conciertos de Primavera y Otoño coordinados por el flautista Axel Rodríguez para promover la música de cámara y las composiciones de los siglos XX y XXI respectivamente. El Festival Boleros de Oro, el Encuentro de Maestros de Danza, la Fiesta del Libro UNIÓN, el Coloquio Boti-Guillen, entre otros.

La frase treinta años de trabajo es fácil de pronunciar, pero lo cierto es que mucho ha llovido, muchas han sido las sequías, las dificultades y los reveses que una membresía comprometida con su organización y con el papel que les ha tocado jugar, por formar parte de la vanguardia artística, han convertido en victorias, en logros, con la consolidación de espacios para el debate y la reflexión en torno a las problemáticas de la cultura artística y literaria en la provincia, como son UNEAC Escena, la Mirada o el Día de los Medios.

Las actividades no solo se desarrollan en la sede: constante ha sido la premisa de llegar a centros educacionales, militares, así como el vínculo con diversas instituciones como el Partido, el Gobierno, la Dirección de Cultura, los centros de enseñanza artística, las universidades, y otras organizaciones de masas e instituciones de numerosas ramas, para promover las creaciones de sus actuales 126 miembros. Todo ello con el propósito de incrementar la cultura de los habitantes de nuestra provincia y de quienes nos visiten.

Un incesante ir y venir, es el día a día de quienes continúan apostando por que se mantenga activo en Guantánamo un movimiento de artistas e intelectuales que ha contado, desde agosto de 1987, con los medios expresivos que aseguraron y asegurarán el continuo crecimiento de una organización que nació para impulsar, preservar y difundir los valores del arte y la literatura cubana.

Las ideas manifestadas por su actual presidente Jorge Núñez Motes para la publicación El Mar y la montaña, con motivo de celebrarse el veinticinco aniversario, después de cinco años poseen la vigencia de aquellos días, al declarar que “La sociedad en nuestra provincia fuera otra sin el crecimiento artístico e intelectual que nos acompaña. Si no tuviéramos la suerte de contar con más de una generación de creadores e intelectuales que dinamizan, polemizan y complejizan los actuales procesos culturales, qué pobreza espiritual nos azolara”. Para nuestra suerte, por treinta años hemos tenido y contado con la UNEAC guantanamera y sus miembros.

Por Dayamis Rodríguez la Cruz

Tomado de www.uneac.org.cu

Los colores del verso

Las Tunas, 17 de julio. Durante la celebración de la jornada que en Las Tunas cada año rememora al insigne poeta Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, El Cucalambé, como parte del programa general de ese evento se efectuó el XX Coloquio Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, ocasión en que fue presentado el libro Los colores del verso, sobre la obra del artista Rogelio Fundora Ybarra (Madruga, 1972), con autoría de Lázaro J. Palenzuela Campos, distinguido bardo mayabequense, y Yuneitsy Oliva Díaz, abogada y promotora de la obra de este artífice, cuya existencia se ha encumbrado en dos vertientes líricamente interrelacionadas: la agricultura y el arte.

El volumen, con edición de lujo, fue publicado por Save Editores, de Medellín, Colombia, gracias al hermanamiento entre la Casa de la Décima de la provincia de Mayabeque y la Asociación de Trovadores Colombianos (Astrocol), que preside el impulsor y analista del repentismo en ese país de la Región del Caribe, Orlando Velásquez. Está compuesto por 84 páginas en papel cromado con cubierta dura, y en este se incluyen, además de fotos a todo color y en blanco y negro, textos de reconocidos críticos y especialistas sobre la producción iconográfica de este creador acreditado como El Guajiro que pinta, junto a varios poemas inspirados en su obra, de prestigiosos vates de ambas naciones.

En su selección de escritos, amén de los creados por ellos, el dueto Palenzuela-Oliva eligió algunos de los publicados en diferentes órganos de prensa nacionales sobre la iconografía de Fundora, y también poemas iluminados por su creación, entre cuyas firmas sobresalen las de los repentistas cubanos Héctor Gutiérrez, Orlando Laguardia, Irán Caballero, Yoslay García, José E. Paz, Alexis Díaz-Pimienta y Luis Paz, así como de Alejandro Marín, Cocoliso, el rey de la trova colombiana; y el director de la escuela de la trova de esa nación, Juan Stiven Delgado, Guaskila.

Desde el año 2011, cuando Rogelio decidió combinar la guataca con el pincel, ha realizado más de 50 exposiciones personales, entre las que se destacan las efectuadas en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura —donde se exhibe una de sus obras donadas a esa entidad—, el Memorial José Martí, el Palacio de Torcedores y la Sociedad Cultural José Martí, institución en la que este libro fue primeramente presentado hace poco más de un mes.

El artífice ha dicho que pintar siempre fue “una necesidad que me permitiera plasmar mis raíces, las costumbres del guajiro cubano, el trabajo agotador, cotidiano, de sol a sol en el campo”.
Entre sus obras más emblemáticas se encuentran Bendita lluvia, En la muerte halla el poeta su poesía y el Apóstol la libertad —donada al Memorial José Martí—, Guajiros en el lago y Autorretrato en el guayabal, todas reproducidas a color en este librocatálogo, además de El arrozal y Pescando un sueño, respectivamente escogidas como ilustraciones de la portada y la contraportada. Se incluyen asimismo varios de sus cuadros de la serie Guajiros, amén de sus pinturas sobre cerámicas, entre otras piezas en diferentes técnicas.
Esta compilación de textos y fotos sobre el quehacer iconográfico de Rogelio, fue dedicada por él a la memoria de su recientemente fallecido padre —otro ilustre agricultor que le inculcó el amor por la tierra—, y a quien considera su gran inspirador.

En sus palabras para este volumen sus autores enfatizan que “la vinculación de un hombre de campo como Rogelio, con el arte, muestra algunos rasgos de su personalidad humilde e introvertida, que utiliza la capacidad de crear como arma fundamental de expresión, sus orígenes resaltan en lo pintoresco y original de sus obras, la agricultura que le ha servido al ser humano como sustento imprescindible en su alimentación desde el período neolítico”.

Por Jorge Rivas

Tomado de www.trabajadores.cu

 

A sus 37 años, más fuerte que nunca

La tradicional ceremonia a Yemayá que se ofrece a esta deidad, durante los festejos de la Fiesta del Fuego, se realizó en la playa Juan González, del municipio de Guamá en el litoral de la costa sur de Santiago de Cuba, el 8 de julio de 2016. ACN FOTO/Miguel RUBIERA JUSTIZ

Santiago de Cuba, 17 de julio. Hace pocos días Santiago de Cuba tuvo dos celebraciones a lo grande, los 37 y 35 años del Festival del Caribe y Casa del Caribe, respectivamente.

Ambos han dejado su marca en la ciudad santiaguera y más allá también. Fue Joel James, junto a otros compañeros, el arquitecto de la idea, con el objetivo de defender y potenciar la cultura popular tradicional de la región caribeña.

Para Fátima Patterson, fundadora junto a Joel de la Fiesta del Fuego, “él era la esencia del Festival, un hombre de letras, preocupado por la ciencia y la cultura de su país, que se dio cuenta de que había un fenómeno en esta parte del país que era necesario tocar, agarrar, ponderar, para sacarlo a flote de manera definitiva y hacer que la unidad se diera a través de la cultura”.

Su actual presidente, Orlando Vergés, cuenta: “La primera y más significativa de las huellas fue la de crear un contexto propicio a partir del Festival para que se reiniciara una circulación cultural en el país, sobre todo de la cultura popular y de las tradiciones. Hasta ese momento ninguna institución creada por el Estado había mirado hacia esa zona para facilitar los procesos de la creación dentro de esta cultura.

“Con el paso de los años el Festival amplía la convocatoria a todo el Caribe y lo que había logrado desde un inicio en el ámbito nacional lo logra en el ámbito internacional”.

La Fiesta del Fuego creó las condiciones favorables para que tuvieran lugar los procesos de continuidad de las expresiones de la cultura popular dentro de la identidad local y nacional.

“Desde sus inicios, acota Vergés, crea las condiciones para que se amplíen los diálogos especializados entre estudiosos, investigadores, portadores de lo popular tradicional y trasciende las salas tradicionales y va a los espacios naturales, donde tienen lugar estas expresiones”.

La Casa fue la institución concebida para soportar el Festival del Caribe, su trabajo se ve mayoritariamente en la propia celebración.

“Joel fue creando una escuela para proyectar el objeto social de la Casa, precisa su actual director, apoyándose en los recursos que ofrecían las expresiones de la cultura popular que hasta hoy son únicos.

“Esto deja claro el principio de que había que mirar hacia una cultura comprometida, en la que todo el mundo tenía la posibilidad de decir algo, porque a veces lo que no se puede conseguir empleando fines políticos se consigue con la cultura. Él se acercó hacia esta zona como no lo había hecho nadie antes.

“Todo el año está en constante vínculo con la Fiesta y emplea varios recursos de investigación en función de los procesos que se dan en la cultura popular. Hay una cantidad considerable de peñas, encuentros tanto fuera como dentro de la institución con esas expresiones culturales. “La Casa se ha ido nutriendo de algunos soportes que divulgan estos resultados, extendiendo el trabajo por todo el Caribe y el mundo; tiene resultados visibles como la revista Del Caribe, que existe desde 1983, con la función de promover los estudios, resultados e investigaciones; también está el sello editorial Del Caribe, con nueve títulos publicados de autores con importantes estudios de la región”.

Quienes de otras latitudes asisten a este jolgorio caribeño también se muestran agradecidos e identificados. Vera Atahilde, brasileña, que lleva cuatro años consecutivos formando parte de la celebración, expone:
“Pienso que es muy importante la confirmación de la identidad de la región, la mezcla de las culturas. Como brasileña siento que necesitamos cada día más la aproximación de latinoamericanos y caribeños, porque sabemos muy poco los unos de los otros. Aprecio al Festival más maduro, hay cada vez mayores posibilidades de intercambios”.

Por Fiorella Franco y Hair Melik, estudiantes de Periodismo
Tomado de www.trabajadores.cu

Develarán escultura de cera de Luis Carbonell

Bayamo, Granma, 14 de julio. Una escultura que representa al artista Luis Carbonell (26 de julio de 1923- 24 de mayo de 2014) será develada el próximo 13 de agosto en esta ciudad.
La figura en honor al llamado Acuarelista de la Poesía antillana estará emplazada en el Museo de Cera, único de su tipo en Cuba, y será la vigésima de esa institución.

Yasmary López Comas, directora del museo, explicó que la familia de Carbonell donará la ropa que vestirá la escultura del insigne declamador.
Asimismo, agregó que se ha escogido la fecha del 13 de agosto, aniversario 91 de Fidel, porque el Comandante en Jefe fue un gran impulsor de la cultura nacional y porque en otros cumpleaños del líder fueron develadas las esculturas de Gabriel García Márquez (2014) y Teófilo Steveson Lawrence (2016).
Los autores de la efigie serán Rafael Barrios Madrigal y sus hijos Leander y Rafael, residentes en el montañoso municipio de Guisa, quienes explicaron a JR que se encuentran recopilando información sobre Luis Carbonell, famoso por sus dotes histriónicas.
«No hemos decidido qué postura tendrá la escultura, pero es muy probable que sea haciendo uno de sus gestos cuando declamaba», comentó Barrios Madrigal.

El Museo de Cera, inaugurado en julio de 2004, exhibe una escultura del Héroe Nacional, José Martí, y otra del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes; además de las imágenes de Polo Montañez, Carlos Puebla, Benny Moré, Compay Segundo, El Guayabero, Sindo Garay, Rita Montaner, Bola de Nieve, Celina González y Juan Formell, todas realizadas por la familia Barrios.
Los artistas también llevaron al museo estatuas del joven italiano Fabio Di Celmo, víctima del terrorismo contra Cuba; de los escritores Ernest Hemingway (Estados Unidos), Gabriel García Márquez (Colombia) y Nicolás Guillén, del boxeador Teófilo Stevenson y de dos personajes costumbristas de la ciudad: Rita la Caimana y Diocelis Antonio Jerez (Paco Pila).

Por Osviel Castro Medel

Foto: Tomada de Internet

Tomado de www.juventudrebeldelde.cu

 

 

La fuerza está en la cultura

Santiago de Cuba, 11 de julio. El Caribe más allá de lo geográfico, visibilizado en su hondura cultural, fue la impronta que en 1980 marcó en Santiago de Cuba el surgimiento de un Festival que ha sido defendido contra viento y marea durante 37 años ininterrumpidos.

Tal esencia se mantiene viva aun cuando algunos de sus artífices, en especial Joel James, ya no están en este mundo nuestro. Aquellos que quedaron para seguir dándole savia, entre ellos la santiaguera Fátima de la Caridad Patterson Patterson, no pierden el rumbo.

“Fui impulsada por aquel grupo de amigos, Joel, Raúl Pomares, otros más, a ver la cultura de una forma diferente y penetré junto con ellos en toda la diversidad que hay en la propia ciudad de Santiago de Cuba.

“Eso tiene que ver con la música, con la religiosidad popular, con la herencia africana, con la oralidad… entramos en las casa templos, en las congas. Era un legado que yo desconocía completamente, incluso me inicio como dramaturga, escribiendo sobre Gladys Linares, Mafifa, campanera de la conga de Los Hoyos.

“La intención de Joel fue partir de Santiago, de Cuba, y abrirnos al Caribe, no geográficamente sino culturalmente hablando, así nacieron, primero el Festival, luego la Casa.

“No resultó nada fácil, pero se logró. Era mostrar toda la riqueza y pluralidad de esa cultura, sacarla de la oscuridad en la que estaba sumida, buscar una comprensión mayor de lo que ella significaba y aportaba.

“Había muchos prejuicios, por ejemplo con la religiosidad popular, desconociendo que es una herencia de este y otros pueblos, el Festival puso eso en el centro y ayudó a clarificarlo, hizo entender a decisores, demostró que no era nada para satanizar, que precisaba incluso investigarse, en ello se hizo fuerte la Casa del Caribe, y hoy tenemos algo que beneficia a los pueblos.

Con un camino ya expedito, y cercano a la madurez de 40 años, ¿qué le queda por delante al Festival?
“Renovarse. Seguir hurgando en la cultura de los pueblos, esa jamás se queda detenida en el tiempo, más bien se renueva.
“No creo que nuestro Caribe esté por completo al descubierto, todavía hay zonas por investigar, hay países en los que la caribeñidad está , y a lo mejor no lo hemos validado.

“Me parece que es lo que hay que hacer, y ayudará a que el Festival no se estanque, que siga creciendo y logre eso por lo que Joel tanto luchó: la integración de los pueblos.

“Es un reto mayor que el de antes, mucho más en este momento tan complicado para Latinoamérica y el Caribe. Pienso que el Festival es un arma cultural que nos debe servir para políticamente agruparnos y orientarnos en el sentido de identidad, de unidad, y la Fiesta del Fuego debe ser herramienta para tal fin.

En ese contexto la 38 edición de la Fiesta del Fuego se dedicará a Puerto Rico.

“Puerto Rico es una estrategia. Ahora mismo está gritando la necesidad de independencia, es un absurdo que todavía no lo sea. El Festival ayudará a amplificar ese grito.

“Ese seguirá siendo el camino: contribuir a reconocer y visibilizar cada pueblo, cada nación.

“Todavía los caribeños tenemos que conocernos mejor, occidente nos absorbió, aplicó el divide y vencerás. Necesitamos la unidad para poder enfrentar el empuje imperialista, esa es la palabra clave, y la fuerza para lograrlo está en la cultura”.

Por Miguel Rubiera Jústiz, ACN

Tomado de www.trabajadores.cu

 

Realizarán documental en homenaje a Manzanillo

Manzanillo, 11 de julio. La Televisión Serrana (TVS), proyecto audiovisual comunitario único de su tipo en Cuba, homenajeará a esta ciudad granmense en su aniversario 225, con un documental que reflejará la identidad de la urbe, según expresó Lenia Sainiut Tejera León, directora la obra.

La realizadora declaró a la Agencia Cubana de Noticias que para el equipo es un gran reto realizar un documental sobre Manzanillo, la segunda localidad en importancia de la provincia de Granma, convertida en un personaje inmenso y con más de dos siglos de vida.

Resaltó que la ciudad del Golfo del Guacanayabo ocupa un importante lugar en la cultura nacional, por eso es necesario captar su trascendencia en lo económico, histórico y artístico, además de los aportes realizados por sus personalidades desde el alzamiento del 10 de octubre de 1868 en el ingenio La Demajagua.

Tejera León, quien cuenta con varios premios como documentalista, explicó que el proyecto audiovisual implica un amplio trabajo de investigación y se grabará en tres etapas desde el actual mes hasta el próximo septiembre.

Agregó que la aspiración de TVS es favorecer en los más de 130 mil habitantes el orgullo por su ciudad, mostrar cuanto puede hacer cada persona para aumentar la grandeza de la otrora Villa Puerto Real de Manzanillo, sedimentada en dos siglos de historia.

Para celebrar el aniversario 225 en la actual ciudad se realiza un amplio programa de actividades que incluye la reparación de sus edificaciones, presentaciones artísticas, bailables, conferencias, ferias agropecuarias, y la procesión de la Purísima Concepción de Manzanillo, patrona de ese pueblo.

Manzanillo, fundada el 11 de julio de 1792, tiene el principal puerto de la provincia de Granma, fue la cuna de la tradición musical del Órgano en el país, y sus carnavales son un símbolo de tradición en la región oriental.

Tejera León, hija de esa urbe costera, recibió recientemente el Premio Lucía en la categoría de Documental, otorgado por primera vez en el Festival Internacional de Cine de Gibara, uno de los eventos cinematográficos más importantes de Cuba.

Desde su incorporación a la TVS ha incursionado en el trabajo comunitario, los talleres de formación, y las cruzadas audiovisuales, actividades habituales en esa institución, que posee gran prestigio dentro y fuera del país.

Por Maité Rizo Cedeño

Tomado de www.ain.cu

Graba grupo Son de Buena Fe disco con música de los 70 y 80

Santiago de Cuba, 11 de julio. La agrupación santiaguera Son de Buena Fe graba en los Estudios Siboney, de esta ciudad, un CD con música de la década de los años 70 y 80 del pasado siglo, que con pegajosas letras, mucho disfrutaron y bailaron los cubanos .

Pedro Antonio Tirado, su director, precisó que con esta nueva producción que llevará el nombre de Reverencia, celebrarán los 20 de existencia, fecha a la que arribarán el 15 de noviembre próximo.

Manifestó que ese es su segundo disco y en este caso tendrá 10 piezas, entre ellas Yo bailo de todo, La Bolita, Se baila así, Mañana me voy pa´Sibanicú, muchas popularizadas por la Orquesta Ritmo Oriental.

Tendrán fusiones discretas, con armonía muy fresca, detalló Tirado.

Máximo Espinosa, realizador laureado en obras ganadoras de Premios Grammy Latino y Ferias Cubadisco, quien tiene a su cargo la grabación, confesó que mucho la disfruta ya que cuando era muchacho escuchaba esa música.

Son de Buena Fe pertenece al catálogo de la Agencia de Representación Artística Son de Cuba, de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM).

Los seguidores de la agrupación pueden disfrutar de sus descargas en instalaciones para los ratos de ocio de esa casa discográfica en Santiago de Cuba, como el Patio Los dos abuelos, la Casa de la Trova Pepe Sánchez, el Ranchón del Músico, La Claqueta y otros.

Por Marlene Montoya

Tomado de www.ain.cu