Nuevos premios para el arte joven en Holguín

Por Erian Peña y Vanessa Pernía Arias

Fotos AHS Holguín 

La Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín reconoció, en conferencia de prensa realizada en el Café del Arte Joven de las Casa del Joven Creador, el quehacer de noveles artistas de la provincia premiados recientemente en diversos escenarios del país. 

Las agrupaciones TóPop y Cubandaluz, además de Dj Arte, Artemio Vigueras, fueron galardonados en el Festival Cuerda Viva, principal plaza de la música alternativa en Cuba. 

Mayte Segura, directora de Cubandaluz y premiada en Cuerda Viva en la categoría Flamenco por el tema “Que nos salve el amor” del disco homónimo, comentó que aunque eran los únicos competidores y lo usual es que el apartado quede desierto por esto, el jurado admitió la propuesta dado su alto rigor musical, y los declaró ganadores. 

“Espero que esto motive a otros músicos e intérpretes de flamenco a presentarse”, añadió.

Para el 2022, Cubandaluz presentará Que nos salve el amor, un disco bajo el sello Egrem, que incluye 10 temas en los que mezcla la rumba catalana con los géneros cubanos. 

Por su parte, Adrián García y Jonathan Aroom, integrantes de TóPop, ganadores del Cuerda Viva en la categoría de Música alternativa y anteriormente del Premio Primera Base del Festival Havana World Music, confesaron participar sin demasiadas expectativas, pues competían casi veinte nominados, entre ellos William Vivanco y Qva Libre. 

Obtener el Premio desde Holguín significa un impulso, una forma de continuar visibilizando el trabajo y un compromiso mayor con el público que nos sigue, destacó Adrián.

“Vamos en serio, no estamos jugando”, añadió. Además, dio a conocer entre los próximos proyectos la creación de un DVD auspiciado por el sello BisMusic, perteneciente a la Empresa de Promociones Artísticas Literarias Artex, que en la ciudad de Holguín le abrió las puertas de la Casa de la Trova para sus presentaciones artísticas. Aunque es necesario seguir buscando y consolidando espacios para la música alternativa y experimental de los creadores holguineros, donde puedan intercambiar directamente con el público meta de su música, uno de los retos de la AHS.

Dj Arte y la cantante Dalma, con el proyecto Al Sur, resultaron nominados en Cuerda Viva con el tema “Mis ancestros”, en los apartados de Banda más popular y Electrónica; en esta última Dj Arte logró una nominación en el Cubadisco por Mundo Nuevo.

En materia literaria, el joven Andrés Cabrera mereció la Beca de creación Frónesis que entrega la AHS en el país para la culminación de su novela “El día de los santos inocentes”.

El proyecto, destacó, se centra en la familia en un entorno rural a través de temáticas relacionadas con la sexualidad a temprana edad, la educación, el machismo y la violencia, influidos por el realismo mágico y la literatura del holguinero Reinaldo Arenas.

Egresado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y recientemente graduado de Derecho, Andrés Cabrera obtuvo con “Camomila” el Premio El Dinosaurio 2020. Su novela “Musita el muy maldito”, recibió en agosto último el Premio Literario Bustos Domecq en Camagüey, y “El son de la carabela”, homenaje a la ciudad de Holguín, será publicada el año próximo por Ediciones La Luz, sello holguinero de la AHS. 

 

Toda la poesía con Pablo Armando Fernández

Por Erian Peña Pupo

Pablo Armando Fernández es parte importante de la memoria cultural y afectiva de Holguín.  

Su obra encontró ecos, resonancias, en los escritores de la provincia, a que cual se vinculó estrechamente para ser partícipe del florecimiento, en la década del 80, del amplio movimiento cultural holguinero. Su impronta está asociada al Premio de la Ciudad y a la Semana de la Cultura, en sus primeras ediciones, pero también a las Romerías de Mayo, la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, las ediciones de la Feria del Libro…

Natural del central Delicias, en Las Tunas, donde nació el 2 de marzo de l930, Pablo Armando cursó, por la proximidad geográfica, estudios en Holguín, ciudad que desde entonces, sintió muy suya. Aquí recibió el Escudo de la Ciudad y el Hacha de Holguín. Tuvo amigos entrañables, escritores y también artistas plásticos… Admiró el desempeño de la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, dirigida por la maestra Maricel Godoy. Era frecuente encontrarlo entre holguineros, que lo quisieron y admiraron mucho.

Su Suite para Maruja, libro dedicado a su esposa, fue editado por Cuadernos Papiro y presentado, con su presencia, como parte de la 18 Feria Internacional del Libro en Holguín.

“Pablo Armando Fernández es, para usar una palabra de uso común en sus labios, un príncipe de la espiritualidad cubana.  Poeta de excelencias, nos legó obras capitales de la historia emotiva del país como Salterio y lamentaciones, Suite para Maruja o De este lado del espejo, así como cuentos y novelas, donde sobresale ese excelente estudio de la niñez, Los niños se despiden”, escribió en su perfil de Facebook, al conocer su fallecimiento en La Habana, este 3 de noviembre, a los 92 años, el escritor holguinero Manuel García Verdecia, quien subrayó que era “un ser generoso, que dedicó horas a estimular y difundir a los escritores holguineros, a quienes recibía como hijos en su casa habanera y a los que dedicó un libro, El dilettoso monte, con poemas a cada escritor de acá”.

Premio Nacional de Literatura, traductor de la poesía anglosajona, integró el equipo de dirección de Lunes de Revolución, miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua y correspondiente de la Real Academia de la Lengua, Pablo Armando Fernández recibió premios como el Casa de las Américas y el de la Crítica, y publicó libros como El vientre del pez, Otro golpe de dados, El talismán y otras evocaciones, Toda la poesía, Himnos, Libro de los héroes, Aprendiendo a morir y El pequeño cuaderno de Manila Hartman. Su obra permanece como reafirmación de su sitio en el reino de la cultura cubana.

 

 

Pronunciamiento de la vanguardia artística holguinera

Con fe martiana “en el mejoramiento humano” y la convicción fidelista de que “una revolución solo puede ser hija de la cultura y las ideas”, la vanguardia artística de la UNEAC, la AHS y el sistema de instituciones culturales ratificó, ante los máximos dirigentes políticos y gubernamentales de la provincia, su decisión de continuar creando y defendiendo la historia y la identidad de la Patria dentro del proyecto socialista de la Revolución Cubana.

Convencidos de que la sociedad que construimos será siempre perfectible, que debe asumirse desde el compromiso y la participación de todos; conscientes de que la dimensión fundamental y decisiva tiene un carácter esencialmente simbólico que se corresponde con la naturaleza estético-espiritual del arte y la literatura y seguros de que los espacios tanto institucionales como socio-comunitarios fundados y sostenidos por el socialismo cubano pueden y deben ser cada vez más aprovechados para el diálogo “con todos, y para el bien de todos”, los creadores ratificaron su compromiso con los principios cardinales de la política cultural.

“Ancho campo hay en el mundo para vivir con decoro” y ancho campo también hay en la isla para la creación siempre dentro y nunca en contra de la Revolución entendida como la obra del pueblo y sostenida en medio de agresiones, calumnias y bloqueos económicos por parte de la más grande potencia imperialista que ha conocido la historia.

Poetas, ensayistas, músicos, filósofos…, creadores y promotores valoraron y agradecieron en sus intervenciones todo lo bueno recibido, reflexionaron sobre los lunares y obstáculos a superar y proclamaron la coherencia irrenunciable entre la verdad, la justicia y la belleza alcanzadas y que se han podido sostener gracias a la unidad y el sentido de pertenencia que cobija la cultura cubana y el orden social revolucionario.

Finalmente, proclamaron la firme decisión de continuar preservando y enriqueciendo las conquistas de la Revolución, denunciando el injusto bloqueo impuesto a la nación y condenando a los que intentan subvertir el orden y la tranquilidad ciudadana.

UNEAC, AHS Y SISTEMA DE INSTITUCIONES DE LA CULTURA

PROVINCIA DE HOLGUÍN, 2 DE NOVIEMBRE DE 2021

Premio Nacional de Poesía «Adelaida del Mármol» para escritor matancero

Por Vanessa Pernía Arias

Foto Bernard Cabrera

El Premio Nacional de Poesía Adelaida del Mármol en su XIX edición fue entregado hoy en Holguín al escritor matancero Yans González García por el cuaderno “Estos días de abril”, en el marco de la 27 Fiesta de la Cultura Iberoamericana, que se extiende hasta el día 30 desde las plataformas digitales y medios de comunicación.

Según el acta del jurado, integrado por Lourdes González Herrero, Gilberto González Seik y Kenia Leyva, y tras evaluar los libros presentados, más de 70 propuestas de todo el país, el libro “Estos días de abril” destaca por la diversidad discursiva, el uso del idioma, las distintas formas métricas y la recreación del mundo artístico literario de obras universales.

Este cuaderno, precisaron, se premia además por su lirismo sostenido, el adecuado uso del lenguaje, las referencias culturales que revelan a un acucioso lector, y la fluidez con que están inscritas las emociones; permitiendo una mejor comprensión de los textos.

Valorado por varias generaciones del panorama literario cubano, como recalca el jurado, el Premio Adelaida del Mármol, convocado por el Centro de Promoción Literaria Pedro Ortiz Domínguez, el Centro Provincial del Libro y la Literatura en Holguín, y Ediciones Holguín, ha logrado establecerse y permanecer por derecho propio dentro del sistema de premios y becas del Instituto Cubano del Libro (ICL).

Surgido en 1989, han sido premiados autores como Odette Alonso, Lourdes González, Jesús David Curbelo, Roberto Manzano, Luis Yuseff y José Luis Serrano, mientras que voces como David Chericián, Marilyn Bobes, Roberto Méndez, Alberto Garrido o Delfín Prats han sido parte del jurado de este premio que recuerda a la poetisa Adelaida del Mármol, la más importante voz lírica del siglo XIX holguinero.

Firman convenio el Centro de Superación para la Cultura de Holguín y Claustrofobias Promociones Literarias

Por Vanessa Pernía Arias

Foto tomada del sitio digital Claustrofobias

El Centro Provincial de Superación para la Cultura de Holguín firmó un convenio de colaboración con Claustrofobias Promociones Literarias, una plataforma de promoción y publicidad del libro radicada en Santiago de Cuba, que permitirá realizar acciones que impulsen la lectura, la escritura y la obra de los autores cubanos dentro y fuera del país.

Yunier Riquenes, director de Claustrofobias, comentó que los ámbitos de este proyecto se centran en lo editorial, la gestión de información, la promoción lectora y la difusión de la cultura.

A partir de este acuerdo se desarrollará, de forma puntual, la compilación del catálogo del sello Ediciones Claustrofobias, que arribará a su primera década de fundado el dos de enero del 2022, explicó. 

En este sentido, contará con la participación, en coautoría el propio Riquenes, del profesor del Centro de Superación Eduardo Puente Fernández, investigador y bibliógrafo, además de autor del “Catálogo bibliográfico de Ediciones Holguín 1986-2016”.

Ambos recopilaran y catalogaran los boletines, periódicos culturales, libros digitales, catálogos de artistas de la plástica, anuarios, entre otros materiales informativos editados por este sello. 

Naskicet Domínguez Pérez, cofundador de Claustrofobias, precisó que este proyecto ayudará al impulso de la plataforma en nuevos escenarios digitales y a sistematizar el trabajo editorial.

Subordinado a la Dirección Provincial de Cultura en Holguín, el Centro de Superación para la Cultura gestiona la preparación profesional de los recursos humanos de este sector a través de servicios docentes, metodológicos, investigativos y de información, en consonancia con la amplia política cultural del país. 

 

Firman convenio historiadores holguineros y Biblioteca Provincial Alex Urquiola

Por Erian Peña Pupo

Fotos del autor 

La firma de un convenio de colaboración entre la Filial de la Unión de Historiadores de Cuba (Unhic) en Holguín y la Biblioteca Provincial Alex Urquiola permitirá fortalecer los lazos de trabajo y cooperación que desde hace décadas vienen desarrollando para la mejor promoción y conocimiento de la historia, enriquecimiento de los fondos bibliográficos y consolidación de las actividades conjuntas que sistemáticamente se realizan.

Rubricado por Hiram Pérez Concepción, presidente de la Unhic holguinera, y Liudmila Leyva Aguilera, directora de la Biblioteca, el convenio posibilita elaborar un plan de trabajo conjunto para la concreción de las acciones y actividades. Además, sostener encuentros y chequeos de este plan y de forma conjunta y coordinada facilitar el acceso a los fondos bibliográficos necesarios para la labor de los investigadores y académicos.

Asimismo, facilita la entrega y actualización en los fondos de la Biblioteca de las publicaciones que realice la Filial de la Unhic, en particular los títulos del sello editorial La Mezquita.

Este convenio, además, potenciará el mantenimiento de la Biblioteca como sede permanente del Pabellón de Ciencias Sociales “José Agustín García Castañeda” durante las ferias del libro en la provincia, y como espacio permanente de las exposiciones bibliográficas conmemorativas que se realicen de conjunto entre la institución y la Unhic. 

Previo a la firma, José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia 2018, presentó el libro Los hombres de los cascos de acero y los fusiles Springfield: Documentos del escuadrón 17 (Baracoa 1957-1958), en coautoría con Marilú Uralde Cancio y Alejandro Hartmann Matos, publicado por La Mezquita y Ediciones Nuevo Mundo, de Estados Unidos. 

Asimismo la Unhic entregó a la Biblioteca Alex Urquiola el Diploma María Teresa Freire de Andrade por lograr resultados destacados en el campo de la bibliotecología histórica y la preservación, la atención técnica y la promoción de la literatura histórica, firmado por el presidente nacional, Jorge Luis Aneiros Alonso. Y entregó, además, los títulos de La Mezquita: Calixto García en la Guerra Grande, de Hernel Pérez Concepción; José Manuel Acosta y el arte moderno en Cuba, de Mireya Cabrera Galán, y La obra musical religiosa de José María Ochoa. Rescate y preservación, de Yanara Grau Reyes.

 

Contra lo imposible

Es difícil no emocionarse cuando ves las escenas de Ford vs Ferrari (2019), ya sea por su alto contenido biográfico y todo el apego dramático que ello implica-en este caso narrado de forma exquisita-, o por los chispazos de adrenalina que sientes cuando uno de sus protagonistas acelera “la bestia”, un Ford GT40.

Es difícil no emocionarse cuando ves las escenas de Ford vs Ferrari (2019). Foto: Internet

Me declaro culpable de admirar este tipo de deportes que desbordan pasión desde la óptica de un volante, como yo, creo que muchos disfrutan de unos cuantos minutos en la pantalla si se trata de una buena narración, sobre todo real, más cuando reúne una serie de sucesos que en su momento marcaron historia, incluso para perpetuarse hasta nuestros días.

Contra lo imposible, en Hispanoamérica, o Le Mans ’66, en España, es un drama deportivo estadounidense de 2019​ dirigido por James Mangold, y escrito por Jez Butterworth, John-Henry Butterworth y Jason Keller.

Protagónicos estelares atrapan desde los créditos iniciales cuando se dejan ver nombres como Matt Damon y Christian Bale, con otros secundarios que, no menos importantes, crean una simbiosis perfecta entre emociones y la imprescindible acción de este tipo de historias.

Un equipo de ingenieros y diseñadores estadounidenses, liderados por Carroll Shelby (Damon) y su conductor británico, Ken Miles (Bale), son abocados por Henry Ford II, de la Ford Motor Company, para construir el Ford GT40, un auto de carreras con el potencial para derrocar la supremacía de Ferrari en las 24 Horas de Le Mans 1966, en Francia.

El estreno mundial en el Festival de Cine de Telluride el 30 de agosto de 2019, y su consecutiva presentación en los Estados Unidos el 20 de noviembre de 2019, por Walt Disney Studios Motion Pictures (bajo el sello 20th Century Fox), propició una recaudación de $225.5 millones en todo el mundo, con los consiguientes elogios de los críticos, actuaciones incluidas, particularmente las de Bale y Damon; así como la dirección de Mangold, la edición y las secuencias de carreras.

Elegido por la National Board of Review como una de las diez mejores películas del año, en la 92a edición de los Premios de la Academia recibió cuatro nominaciones, incluida Mejor Película, obteniendo la Mejor Edición Cinematográfica y la Mejor Edición de Sonido. Uno de sus protagonistas, Bale, recibió nominaciones para el Premio Globo de Oro al Mejor Actor-Drama y el Premio del Sindicato de Actores de Pantalla por la Actuación Sobresaliente de un Actor Masculino en un Papel Principal.

Protagónicos estelares atrapan desde los créditos iniciales cuando se dejan ver nombres como Matt Damon y Christian Bale. Foto: Internet

Por su parte, Rotten Tomatoes, le concedió una calificación de aprobación del 92% basada en 323 reseñas, con una calificación promedio de 7.77/10, estableciendo un consenso en que: “Ford v Ferrari ofrece todo lo que el público de acción automotriz pulido esperará, y lo equilibra con suficiente drama humano apasionante para satisfacer a los entusiastas que no compiten”.

Un hito histórico en lo que al deporte de la velocidad detrás del volante respecta fue el realizado por este singular dúo en la década de 1960 del pasado siglo y, sin lugar a dudas, otro referente para la pantalla es el que nos deja Contra lo imposible, una película para vivirla desde la piel de sus protagonistas.

Codanza, celebración del espíritu del fuego 

Por Erian Peña Pupo

Fotos Carlos Rafael y Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz 

Codanza ha sido, por mucho tiempo, mi compañía. Me explico: Yo apenas sé mover los pies, ni tras los ritmos más pegajosos que desatan en otros el frenesí del baile, y no me imagino, ni remotamente, en un escenario (salvo alguna que otra experiencia reciente, pero que nada tiene que ver con la danza). Pero ellos, la Compañía de Danza Contemporánea Codanza, que arriba este 25 de septiembre a su aniversario 29, fueron quienes me abrieron los ojos y los sentidos, por primera vez, al arte de la expresión danzaria.

Y además es mi compañía porque nacimos casi juntos. Codanza fue fundada a finales de septiembre de 1992, y yo nací en noviembre, también a finales, separados por dos meses. 

Después vendrían otras compañías, reconocidas puestas, grandes intérpretes, pero Codanza fue la inicial (aunque ahora mismo no recuerde la primera obra de ellos que vi). 

En mis años universitarios éramos asiduos a casi todo lo que en materia cultural ocurría en Holguín, una ciudad donde los eventos y los acontecimientos se suceden uno tras otro. Entre ellos frecuentábamos las temporadas de aniversarios de Codanza, los estrenos y también las reposiciones de obras que llenaban la sala principal del Teatro Eddy Suñol. Sus bailarines copaban, además, los espacios públicos en eventos como la Semana de la Cultura, las Romerías de Mayo o la Fiesta de la Cultura Iberoamericana. Así Codanza –liderada por la maestra Maricel Godoy– fue creciendo hasta hacerse vital en mi memoria afectiva, como lo ha sido para muchísimas personas.

Con Codanza llegó Vladimir Malakhov y su primera presentación en estos predios, en 2013. El mítico bailarín ucraniano, considerado por la revista Dance Magazine como el mejor bailarín del mundo en cinco ocasiones, obsequió su “Regalo de Malakhov para Cuba”, que consistió en interpretar las coreografías La muerte del cisne, de Mauro Di Candia, y Voyague, de Renato Zanella. Los holguineros entregaron, entonces, “Un regalo a Malakhov de bailarines cubanos”; momentos estos que, al decir de Maricel Godoy, resultó “piedra fundacional, la primera piedra de un templo mayor que hemos ido construyendo”: el Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

A partir del siguiente año, la compañía es anfitriona del Malakhov, como le decimos, surgido en 2014 para estimular a jóvenes bailarines cubanos y de varias partes del mundo. La cita reúne a coreógrafos, intérpretes, investigadores, críticos y especialistas, quienes ofrecen talleres, conferencias, clases magistrales, con el deseo –subraya Maricel– que cada certamen convierta a Holguín en la capital cubana de la danza, plataforma para el intercambio y el desarrollo escénico, para el crecimiento y la creación (incluso la AHS entrega un premio, de cuyo jurado he sido parte más de una vez). 

Pasó el tiempo, y entre estrenos de los que escribí, como Casita, Tráiler, Muerte prevista en el guion en su más reciente puesta, El segundo sexo, Árbol de fuego, Ofrenda de toro, entre otras, llegué incluso a trabajar con Codanza. Y con ellos me fui a Matanzas, a las jornadas del Danzandos, y a Manzanillo, donde presentaron varias obras. Incluso mis amigos bailarines son –o fueron– de Codanza. Los vi crecer, rozar la perfección en varias obras, tantear búsquedas creativas en otras. Madurar en cada puesta. Incluso rearmarse después de menguar el colectivo, y volver al escenario con idénticos bríos, con la consabida exigencia que caracteriza a Maricel y que hace suya la compañía. 

Este 2021 –como viene haciéndolo desde hace varios ediciones– Codanza realizaría una jornada de celebración por su aniversario en los días del Grand Prix; pero este, en su VI edición, quedó pospuesto para similar fecha de 2022, dada la situación de excepcionalidad epidemiológica causada por la Covid-19 en el país (al igual que las presentaciones). Aun así, sin llenar, como acostumbran sus estrenos, las salas del Complejo Teatral Eddy Suñol, o las calles y parques, Codanza celebra la fuerza, vitalidad y destreza que la caracteriza –como reza su lema– en el escenario de la danza insular.

La compañía –escribe Ana Lourdes Estrada Fernández en su libro Codanza. Espíritu vivo del fuego, publicado por Ediciones Holguín en 2010– es la precursora del movimiento danzario profesional en el territorio, “pues con la excepción del cuerpo de baile del Teatro Lírico, cuyo trabajo –como es de suponer– no se dedicaba solamente a la danza, la provincia no contaba con ninguna compañía profesional de ballet, danza o folklore”. Fundada por un grupo de jóvenes bailarines graduados de la Escuela Nacional de Arte (ENA) y liderados por la bailarina, maestra y coreógrafa Maricel Godoy, se lanzaron a la creación escénica a propósito de la edición XIII del Festival Internacional de Ballet de La Habana, pues Holguín sería nuevamente subsede del evento. La pieza fundacional fue Tridireccional y estuvo interpretada por Rosario Arencibia, Gilberto Pérez, Rosario Hernández y Wilber Pérez. Aunque la obra no llegó a presentarse en el Festival, fue la primera coreografía de un grupo de jóvenes que fueron, para bien, el embrión de Codanza. 

Con el apoyo del Consejo Provincial de las Artes Escénicas (CPAE) y la Asociación Hermanos Saíz (AHS), Codanza surgía con el objetivo de la “aprehensión e interpretación contemporánea de las aspiraciones más sublimes y nobles de cuanto mueve y concierne al ser humano a través de la danza, utilizando la validez de la actuación ya en la expresión, la palabra o la acción física”, añade Ana Lourdes, quien subraya que cuando es aprobada por el CPAE en 1994 ya tenían unas quince obras creadas. 

Ese fue el origen del “mito Codanza”, un colectivo que es considerado por la crítica especializada como una de las mejores compañías escénicas del país y que ha realizado múltiples giras internacionales en España, México, Venezuela, Alemania, Suiza y Austria. 

Importantes premios de interpretación y coreografía avalan también el trabajo de Codanza, entre ellos el Premio de la Ciudad de Holguín en varias ocasiones; en el Concurso Nacional de Coreografía e Interpretación Danzandos, en Matanzas; el Concurso Nacional Solamente Solos; el Festival Internacional “Un Desierto para la Danza”, en México; y el Encuentro Internacional de Danza en Paisajes Urbanos, en La Habana. 

Ninguna de sus obras –herederas del estilo cubano de danza moderna, unido a conceptos proporcionados por Pina Bausch, Merce Cunningham, el body contact, enriquecidos mediante lo que le aporta el trabajo con creadores de compañías nacionales y extranjeras, y entre las que podemos mencionar las siguientes: Ritual, Año cero, Pasajera la lluvia, Muerte prevista en el guion, El banco que murió de amor, La fuente de agua salá, Memoria fragmentada, Casita, Árbol de fuego, Tráiler, El segundo sexo y Ofrenda de Toro– busca ser complaciente, ni con el público ni con la crítica, ni mucho menos con una Compañía que ha asumido los riesgos como parte de su concepción fundacional. Solo lo difícil, aseguraba el escritor José Lezama Lima, resulta estimulante. Y uno de sus principales logros es la osadía conceptual en la que articulan sus discursos. En la mezcla de múltiples significados y aleaciones culturales propios de la danza contemporánea, encontramos uno de sus principales atractivos: la complejidad con que asumen la belleza para entregárnosla palpable en cada una de las piezas. 

Por eso en su 29 aniversario este 25 de septiembre –creciendo, trabajando, impulsando, además, nuevas coreografías– celebro la fuerza, vitalidad y destreza de Codanza.

 

 

El arte de soñar el circo

Por Bernardo Cabrera

Calientan los músculos. Repasan mentalmente los pasos. Recubren sus manos con magnesia. Ascienden. Ella hace un split boca abajo. Extiende sus brazos. Él la sostiene. Giran rápidamente. “Todo está ensayado”, me advirtieron, pero es inevitable el sobresalto.

Continuar leyendo «El arte de soñar el circo»

Sesionó online en Holguín Taller de Investigadores del Patrimonio Local

Por Vanessa Pernía Arias
Fotos Facebook de La Periquera
El Taller Provincial de Investigadores del Patrimonio holguinero sesionó hasta hoy de manera online con un programa que incluyó paneles, conferencias e intervenciones de importantes especialistas en torno a la historia local, la museología y la conservación de los valores patrimoniales del país.
Auspiciado por el Centro territorial de Patrimonio, el Museo La Periquera y la filial de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC), el Taller rindió homenaje al historiador, profesor e investigador holguinero José Agustín Castañeda (1902-1982) al abordar su vasta obra, que permite conocer a Holguín en sus diferentes aristas,  a partir de su origen y evolución, su identidad y cultura.
Entre sus libros se encuentra “La Municipalidad holguinera”, que constituye uno de los textos más completos y consultados de la historia local, al comprender información no solo político-social y económica, sino también de índole educacional y cultural de gran interés.
Durante dos jornadas se socializaron estudios sobre el patrimonio de la ciudad de Holguín, así como estrategias de conservación de bienes y obras patrimoniales.
La amplia fototeca que posee el Museo Provincial La Periquera, declarado Monumento Nacional, constituye una de las investigaciones abordadas, destacando el valor histórico del espacio, al  profundizarse en la historia nacional; un trabajo que refleja además la diversidad de fotos por temáticas, etapas y lugares.
También se presentó el libro “Holguín: coleccionismo y museos”, de David Gómez Iglesias y Marlene Martínez Pupo, uno de los primeros textos en investigar el fenómeno del coleccionismo y sus instituciones en Cuba, publicado por el sello editorial La Mezquita en 2011.
Este título tiene como base fundamental el patrimonio documental del Centro de Información de La Periquera, y está sustentado en la obra fundadora de Eduardo García Feria, primer coleccionista holguinero y su hijo, el museólogo José Agustín Castañeda, abordando el proceso de creación y desarrollo de los museos en Holguín.
Además se presentó en la apertura del evento un estudio relacionado con el combatiente Armando Guerra Menchero, santiaguero de procedencia holguinera, de la autora Yaimina Morales Pérez, que estudia su vida revolucionaria y diplomática en la esfera internacional.
El programa del encuentro incluyó en su apertura varios abordajes sobre el cuidado del patrimonio cultural tangible en el territorio, cuyo taller reúne a investigadores de toda la geografía holguinera, garantizando de esta forma, su salvaguarda para transmitir el conocimiento a las generaciones futuras con toda la riqueza de su impronta.