Presentan libro homenaje a científico holguinero García Castañeda

José Agustín García Casteñeda

El libro José Agustín García Castañeda: un científico holguinero del siglo XX, se presentó en la ciudad de Holguín en homenaje a uno de los investigadores más distintivos del oriente cubano.

Galardonado en 2016 con el Premio Nacional de Investigación José Manuel Guarch del Monte, el estudio, a cargo de las autoras Isairis Rojas y Margarita París, constituye un texto de gran valor en el que se resume la obra científica de ese importante pensador a partir del análisis crítico de su legado.

Rojas y París, unidas más allá del proceso investigativo por la línea afectiva que significa ser madre e hija, destacaron que con la publicación de este libro saldaron una deuda con “Pepito” como cariñosamente le llamaban, pues no se puede hablar de cultura y patrimonio en Holguín sin consultar, primero, su extensa obra.

García Castañeda, quien falleció el tres de noviembre de 1982, fue un verdadero profeta en su tierra con grandes aportes tales como el texto Municipalidad holguinera, primer gran estudio que aborda los orígenes e identidad de la cultura e historia de esta localidad, subrayó Isairis.

Argumentó que la inscripción de más de 50 especies nuevas de la flora y la fauna cubana junto a la donación de gran parte de sus colecciones al Museo de Historia Natural Carlos de la Torre y Huerta, entre las que sobresalen las de polimitas, de las más completas del mundo, son otros de sus más importantes legados que necesitan conocerse por las nuevas generaciones.

El doctor en ciencias Luis Aguilera, profesor de la Universidad de Holguín, agradeció la elegancia y profundidad que caracterizan el texto y demuestran la necesidad de acercarnos a “Pepito”, prominente científico, pero sobre todo, auténtico holguinero.

Amalia Ricardo, ex alumna de García Castañeda, aseguró que aun cuando son pocas las páginas leídas es muy gratificante para ella reencontrar a su maestro, no solo como excelente investigador sino por su alto sentido del humor.

Con información de Claudia Patricia Domínguez (ACN)

Tomado de www.ahora.cu

Pa´ regalarte un son

Si usted llega a Mayarí del 8 al 12 de noviembre coincidirá con uno de los espacios que más defiende la música tradicional en el país y, puede ser, también, que la orquesta anfitriona, Taínos de Mayarí, le regale un son.

El Encuentro de Agrupaciones Soneras se realiza, cada año, en ese municipio nororiental de la provincia de Holguín, desde 1989, para preservar las raíces y fomentar el gusto por este género cubano en las nuevas generaciones.

Cartel del XXVII Encuentro de Agrupaciones Soneras Mayarí 2017

Durante esos cinco días el evento tiene planificada la presentación de agrupaciones representantes de esta sonoridad, como los Septetos Changüí Guantánamo, Manayabo y el Santiaguero, ganador de un premio Grammy Latino en 2015.

Además, asistirán Paulito FG y el proyecto Sonando en Cuba, Pupy y Los que Son Son; las orquestas Giraldo Piloto y Klímax, la “Avilés”, Los Tanameños, Brisas de Nipe y muchas más.

El espacio propiciará el debate científico con el coloquio “Raíces y Tendencias del Son en Cuba”, que sesionará el jueves 9 en la Casona Cultural.

Al respecto, Zulema Reyes, especialista del área de Ciencia y Técnica de Cultura Municipal, indicó que se debatirán nueve investigaciones científicas “las cuales abordan los orígenes del género y las razones que fundamentan que el son mayaricero es distinto al de otras regiones de Cuba”.

Aracelys Cutiño, directora de Cultura en ese territorio, puntualizó que todas las condiciones logísticas para el evento están garantizadas y se reforzó el transporte desde los distintos Consejos Populares hasta la ciudad cabecera, incluyendo los de la montaña.

“Baila ya tu rico son, Mayarí de qué manera, del 8 al 12 ¡qué riquera!

en noviembre retozón, con Taínos de anfitrión, la cultura regenera, el calor que reverbera, crece ahora en cada momento, en este el mejor encuentro de Agrupaciones Soneras”.

A ritmo de son puro el jingle del Encuentro promociona el evento, que demuestra cada año la profunda riqueza del Son. Jorge Tito Cabreja, director de Los Taínos de Mayarí y presidente del Comité Organizador, explicó, que con este espacio logran difundir la música cubana en todos sus ámbitos y permite, también, mantener la tradición por esta sonoridad, sin influencias foráneas, en la región.

La XXVII Edición está dedicada a la provincia de Santiago de Cuba, en especial a la trova santiaguera y a la rumba como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Por Luly Legrá Pichs

Tomado de www.ahora.cu

Dedeté de vuelta a Barajagua

Al finalizar el encuentro del dedeté la foto de recuerdo junto al busto del caricaturista Tomás Rodríguez Zayas y su familia. Autor: Julieta García Ríos

Barajagua se ha convertido en un sitio recurrente para el dedeté. Es impensable venir a Holguín, cronicar la Fiesta de la Cultura Iberoamericana y no llegar al terruño de Tomy, el guajirito que salió un día a conquistar La Habana y el mundo con sus trazos.

Es él, Tomás Rodríguez Zayas (1949-2010), el motivo por el que en octubre regresamos a este poblado holguinero declarado Monumento Nacional el 8 de septiembre de 2012.

Fue en este poblado, que allá por el año 1612, el negrito Juan Moreno halló en las aguas de la Bahía de Santa Isabel de Nipe, a la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba. También sus tierras dieron cobija a los mambises. Ello enorgullecía a nuestro amigo, bisnieto del Coronel del Ejército Libertador Quintilio de Zayas.

Unos 50 kilómetros distan de la Ciudad de los Parques al antiguo asentamiento indígena Baraxagua. En el trayecto hacia la Casa Comunal, que lleva el nombre del reconocido caricaturista, una se detiene en el paisaje montañoso, en la limpieza de los bohíos y la sencillez y humildad del campesino…aspectos que influyeron en la formación del artista.

A la entrada de la Casa, un busto de Tomy nos devuelve su imagen jovial. Fue realizado por el escultor Carrillo y es el único que existe en Cuba de un caricaturista. Han pasado tres años desde nuestra última visita.

El busto de Tomy es el único realizado a un caricaturista en Cuba. Foto: Julieta García Ríos

Satisface ver en el centro comunitario mejores condiciones: mobiliario nuevo, de madera preciosa y buena hechura; donados por el CIERIC, entidad perteneciente a la UNEAC.

Al filo del mediodía llegaron nuestros invitados. Eran pioneros de la escuela rural Arídes Estévez Sánchez los testigos de la inauguración de la Expo Tomy en casa, conformada con trece reproducciones con obras y fotos del caricaturista. Entre ellas está la emblemática historieta del Che, y la foto tomada por Juvenal Balán al caricaturista para que le sirviera de apoyo al confeccionar el dibujo.

También está la instantánea que lo muestra dando los toques finales del mural realizado en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí. La obra da fe de la versatilidad de Tomy, quien en pleno período especial experimento con materiales de la construcción.

Adán, director del dedeté y amigo del dibujante fallecido a los 61 años de edad, recorre la muestra junto a los niños. A ellos comenta cada una de las imágenes, el mensaje que quiso trasmitir en ellas el artista, el momento en que fueron realizadas como la dedicada en el 2006 al líder de la Revolución cuando su salud era delicada.

Rosa Zayas, madre de Tomy observa la foto de su hijo posando para el lente de Juvenal Balán, antes de realizar la antológica caricatura sobre el Che. Foto: Julieta García Ríos

Rosa Zayas, la madre de Tomy, está entre nosotros. Por ella conocemos que su muchacho, ante las carencias de materiales inventaba sus propios tintes: los extraía de las flores. Y con barro, modelaba figuras que luego, en el hogar, secaba alrededor del fogón de leña.

El encuentro ha concluido. La muestra queda en la Casa Comunal para que sus pobladores la visiten. Ya de vuelta a Holguín, agradecemos a la Fiesta de la Cultura Iberoamericana la posibilidad de homenajear a Tomy y así promover su obra. Es preciso que no quede al olvido su amplio y multifacético trabajo.

Por Julieta García Ríos

Tomado de www.juventudrebelde.cu

Museo holguinero expone vaso decorativo único en Cuba

Museo de Artes Decorativas en la ciudad de Gibara. Foto: ecured.cu
Museo de Artes Decorativas en la ciudad de Gibara. Foto: ecured.cu

El Museo de Arte de Gibara, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Holguín, reinaugurado a propósito del 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana, cuenta en sus colecciones con un vaso decorativo único de su tipo en la isla caribeña.

María Chacón , directora de esa institución cultural, destacó a la ACN que la pieza está hecha de arcilla y fue modelada completamente a mano. Subrayó que la figura corresponde a un torbellino donde se sumergen tres ninfas y es un exponente del Art Nouveau, estilo caracterizado por las líneas curvas, sensación de movimiento y las referencias a la naturaleza.

Hasta el momento, indicó, es la única vasija registrada con estas características en un museo, lo cual aumenta su valor y convierte su conservación en una prioridad para técnicos y especialistas.

Este vaso está entre las evidencias que confirman a Gibara como uno de los puertos de entrada de este tipo de arte a Cuba, durante el auge económico y comercial del municipio en el siglo XIX , precisó la directiva.

En la instalación, abierta al público el 25 de julio de 1972, se encuentran también colecciones de muebles, copas, juegos de tazas de té y café, importados desde Alemania, Francia, Inglaterra y otras regiones de Europa, concluyó.

Gibara, conocida como la Villa Blanca de los Cangrejos, cuenta además con un Museo de Historia Natural y el Municipal, donde se reseñan valores patrimoniales, arquitectónicos, culturales y naturales, que la convierten en un destino potencial para el desarrollo turístico en el oriente cubano.

Con información de Eileen Molina Fernández (ACN)

Tomado de www.radioangulo.cu

Hay teatro, hay festival

Mural dedicado a Raquel Revuelta.
Mural dedicado a Raquel Revuelta. Foto: Buby Bode
El acto escénico siempre ha estado marcado por una realidad que lo pone en desventaja con otras artes: su carácter efímero. Por eso, cuando un festival convoca es una oportunidad insoslayable. Asistir a sus presentaciones es vivir el teatro en estado puro; es encontrar en esos instantes dentro de la sala oscura el personalísimo acto de la creación; un tipo de experiencia vívida que conduce a distintos caminos, al sello de la polémica, del enfrentamiento, de la pasión, de la diversión, del pensamiento, pero jamás de la indiferencia.

Los primeros días del Festival de La Habana han transcurrido a sala llena. En Cuba existe un público que entiende los códigos teatrales. Puestas en escenas nacionales e internacionales han creado un panorama teatral donde conviven distintas maneras de concebir y hacer, una amplitud de caminos que apuntan, sobre todo, a la responsabilidad social de proyectar el arte con las luces y sombras de lo humano.

Es imposible verlo todo. Por más cronometrado que nos programemos el recorrido. Pero sí es posible disfrutar de una buena cantidad de obras y hay, eso sí, para todos los gustos.

Para quienes gustan del teatro de títeres la cartelera ofreció funciones de Los dos príncipes, del matancero Teatro Las Estaciones; Como la noche y el día, de Alas Teatro de Pinar del Río; Érase una vez… un pato, de Teatro La Proa; Las descabelladas historias de Polichinela en La Habana, de Teatro del Caballero; Historias bien guardadas de La Salamadra, estos tres últimos elencos de La Habana; y Lupa: Mundos para mirar de cerca, de Argentina.

De la muestra nacional para adultos que se exhibe en esta cita, varios han sido los montajes que en los últimos dos años hemos podido disfrutar en el momento de su estreno, en temporadas en la capital, o en el Festival de Teatro de Camagüey, que acogió a muchas de estas obras.

Éxtasis de Teatro Buendía; ¡Guán Melón! ¡Tú Melón! de El Ciervo Encantado; Harry Potter: se acabó la magia, de Teatro El Público; Diez Millones de Argos Teatro; Balada del pobre BB de Impulso Teatro; La pasión King Lear de Teatro D’ Dos; y Baquestribois de Osikán Plataforma Escénica Experimental, son algunas de las obras presentadas por estos días que, aun cuando han tenido temporadas en la capital, siguen llenando los teatros.

Igual convocatoria de público han tenido Los caballeros de la mesa redonda de Teatro del Viento, de Camagüey; y Jacuzzi de Trébol Teatro de Holguín.

Los caballeros de la mesa redonda de Teatro del Viento. Foto: Buby Bode
La primera, con dirección de Freddys Núñez Estenoz removió el proscenio de la sala Raquel Revuelta con una interesante y cuestionadora puesta de teatro político, que emplea paralelismos epocales para exponer realidades desde distintas problemáticas sociales, con tacto, vigor, toques de humor y absurdo.

Jacuzzi, con dirección y dramaturgia de Yunior García, se presentó en el teatro City Hall, un espacio en desuso durante mucho tiempo y con evidentes problemas de infraestructura que –a pesar de los esfuerzos de los trabajadores del centro– atentan contra los espectáculos teatrales. No obstante, Jacuzzi llenó la sala los tres días de presentaciones.

La obra basa su argumento en el reencuentro de tres jóvenes amigos y las controversias de estos hacia la sociedad contemporánea en la que vivimos. Lo que impresiona mayormente en esta pieza es la vitalidad de la palabra, la crudeza descarnada con que se asume la realidad al mismo tiempo que ofrece momentos de estrujante cuestionamiento y de verdadera rebeldía.

Yunior García, director, dramaturgo y actor de esta pieza se convierte en una revelación no solo por su evidente talento y versatilidad, si no por encarnar un personaje que él mismo creó y por tanto es de una coherencia abrumadora.

En un éxito de público y de crítica se convierte esta obra que debería tenerse en cuenta para largas temporadas, más allá de este Festival.

Por otra parte, dos homenajes a figuras de las artes escénicas cubanas han tenido lugar en este Festival, aun cuando en esta 17 edición no existió una dedicatoria específica como ha sido recurrente en otros momentos.

Un mural de cerámica dedicado a Raquel Revuelta se develó en la sala teatral que lleva el nombre de la actriz. Creado por los artistas Raciel Feria y Luis Zamora, la obra presenta a la emblemática artista, figura imprescindible de la cultura cubana, en uno de sus roles más aplaudidos: la Madre Coraje de Bertolt Brecht.

El otro homenaje, que tuvo lugar desde las tablas, fue al dramaturgo recientemente desaparecido Amado del Pino. Una de sus últimas obras, Espontáneamente, cobró vida en la escena con el montaje de Laudel de Jesús para Cabotín Teatro de Sancti Spíritus.

La obra, que Amado no alcanzó a ver estrenada, aparece en la antología de Letras Cubanas Nueve dramas en presente, antología de dramaturgia cubana de hoy, con concepto, selección y nota introductoria de Omar Valiño. Y como casi todo el teatro que escribió el dramaturgo parte de la realidad y toma la ilusión como escudo. Este es, ciertamente, el primer Festival de La Habana sin Amado del Pino, cuesta imaginárselo. Pero confiemos en la sobrevida de su obra, que así sea.

Por Amelia Duarte de la Rosa

Tomado de www.granma.cu

Entregan Premio de Investigación José Manuel Guarch del Monte 2017

 

Premio José Manuel Guarch del Monte. Foto: Carlos Rafael

El trabajo Rescate y preservación de la obra musical religiosa del músico holguinero José María Ochoa, de la autoría de Yanara Grau Reyes, fue reconocido con el Premio Nacional de Investigación José Manuel Guarch del Monte 2017 en la XII edición del Congreso Iberoamericano de Pensamiento que se desarrolla en Holguín del 25 al 27 de octubre como parte de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

El jurado, encabezado por el musicólogo Zenobio Hernández, destacó que la investigación aporta el único catálogo de música sacra del nororiente cubano que ha perdurado hasta hoy. “El estudio confirma que su artífice fue en esta región el músico de mayor jerarquía artística en el periodo de transición del siglo XIX al XX”, apuntó Hernández.

La autora, investigadora de la Casa de Iberoamérica y quien lleva varios años dedicada al estudio de la música local de Holguín por la importancia de su reconocimiento a nivel nacional, expuso que se centró en el filón de la música religiosa al ser un tema poco abordado fuera de La Habana y Santiago de Cuba.

Asimismo escogió a la figura de José María Ochoa por tratarse de un compositor de Holguín prácticamente desconocido en la provincia, pero que hizo grandes aportes a la música litúrgica en la parroquia de San Isidoro y compuso además para bandas militares y salones de baile.

La investigación permitió que obras desconocidas de José María Ochoa fuesen reveladas y estén proceso de digitalización para ser reinterpretadas, según informó Grau Reyes.

Premio Guarch del Monte. Foto: Carlos Rafel

En la jornada también fue presentado el libro José Agustín García Castañeda: un científico holguinero del siglo XX, resultado del Premio de Investigación José Manuel Guarch del Monte del pasado año.

Isairis Rojas París, coautora del texto junto a su madre Margarita París Johnson, destacó que a partir del análisis documental de los fondos del Museo La Periquera, identificaron otras disciplinas en las que el prominente historiador fue exitoso como la museología, la arqueología y la filatelia. Apuntó que la investigación contribuyó además a recuperar documentos que hoy se conservan en el archivo de La Periquera.

El Comité Organizador de Congreso Iberoamericano de Pensamiento dejó abierta la convocatoria para recepcionar los trabajos que opten por el Premio José Manuel Guarch del Monte 2018.

Por Rosana Rivero Ricardo

Tomado de www.ahora.cu

Acogerá Centro de Arte de Holguín exposición plástica Naif

Pintura del grupo Bayate. Foto: sierramaestra.cu
Pintura del grupo Bayate. Foto: sierramaestra.cu

“Del camino al guateque” es el nombre de la exposición que abrirá sus puertas este viernes en el Centro Provincial de Artes Plásticas de Holguín. La muestra perteneciente al arte naif o “ingenuo” se suma a las actividades desarrolladas en el marco de la XXIII Fiesta de la Cultura Iberoamericana y es el resultado, en su mayoría, de la labor de artistas de la plástica pertenecientes al grupo Bayate del municipio Mella, en Santiago de Cuba.

Según explicó Daylé Escalona, especialista de comunicación de la institución cultural, en la mañana se realizará la proyección de un documental sobre el trabajo de este grupo santiaguero con más de 20 años de experiencia, luego un intercambio con sus integrantes para dar paso en el horario vespertino a la inauguración de la expo que estará a disposición de los visitantes durante un mes.

“El público holguinero y los delegados a esta gran fiesta cultural que asistan a la exposición podrán disfrutar de motivos campesinos y rurales reflejados en las 32 piezas de diversos formatos y de un estilo alejado del academicismo que aporta frescura y una fiesta de colores”, comentó la especialista.

A las 4.00 p.m. de este viernes está prevista la inauguración de exposición de arte naif “Del camino al guateque”, una invitación del Centro Provincial de Artes Plásticas que hermana a Santiago de Cuba, Holguín e Iberoamérica toda.

Por Betsy Segura Oro
Tomado de www.radioangulo.cu

Holguín: La Fiesta de las raíces culturales iberoamericanas

Danza argentina durante el pasacalle en la inauguración de la XXII Fiesta la Cultura Iberoamericana. Foto: Lisandra Cardoso

Unos 60 artistas representantes de diversas partes del mundo se apoderaron hoy de las calles de esta ciudad de Holguín, para mostrar las raíces culturales más distintivas de Iberoamérica.

El pasacalle que tradicionalmente acompaña la segunda jornada de las fiestas de la cultura iberoamericana, con sede desde 1992 en Holguín, tuvo como punto de partida el parque El Quijote en un recorrido que cautivó a holguineros y visitantes, muchos de los cuales se sumaron al desfile que culminó en la plaza San José en el casco histórico de la urbe.

Ritmos y bailes como el mambo, el changüí, la salsa, el flamenco, el tango y el son confluyeron en un gran espectáculo, que hermanó desde el arte y la cultura a los representantes de las naciones participantes.

Desde la ciudad de Chicago en los Estados Unidos llegó Carpacho y su supercombo, quienes pusieron a bailar a los espectadores con un repertorio variado a base de merengue y salsa colombiana, que incluía muchas canciones del reconocido grupo Niche.

Las compañías Eco, de La Habana, el ballet español Lina Sanz, de Holguín, y Estilo Criollo, de Argentina, fueron otras de las compañías que a ritmo de zapateo mostraron la fuerza y carácter de Iberoamérica.

Vanesa Jerez, una de las directoras de la compañía argentina Estilo Criollo, afirmó a la ACN sentirse absolutamente contenta y agradecida por estar en Cuba, país que visitan por primera vez.

comunidades espanolas lisandra01Es increíble la energía de los cubanos, indicó, al destacar que se trata de una fiesta de pueblo en la que participan artistas de mucho talento, y significó que ha sido maravilloso poder estar aquí hoy compartiendo las danzas típicas de Argentina.

La jornada de este miércoles incluyó además, la inauguración de la muestra fotográfica “Rojos” del artista Alcides Carlos González Díaz, quien en esta exposición asumió el riesgo de proponer el desnudo artístico como pretexto de sus inquietudes expresivas.

La XXIII edición de Fiesta de la Cultura Iberoamericana que se celebra en la ciudad de Holguín hasta el próximo día 30 está dedicada, en esta ocasión, a las Industrias culturales como estrategia de desarrollo local.

(Agencia Cubana de Noticias)

17 instantes de un Pasacalle Iberoamericano

La raíz común de los pueblos ibéricos y americanos y su exquisita diversidad cultural fue apreciable en el Pasacalle protagonizado por los delegados e invitados de la XXIII edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, que se celebra en Holguín del 24 al 30 de octubre.

El desfile partió del parque El Quijote y concluyó en el escenario emplazado frente a la Casa de Iberoamérica de la oriental urbe cubana, donde evolucionaron varios artistas.

El colectivo “Ojos Teatro” de Santiago de Cuba, que participa por quinta ocasión consecutiva en la Fiesta, inició la velada. Las estatuas humanas que caracterizan a este grupo custodiaron el evento.

Estudiantes de la Escuela Pedagógica José Martí desfilaron con banderas, en representación de la unidad latinoamericana e ibérica. Fueron sucedidos por alumnos de las especialidades de danza y ballet de la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García, quienes caracterizaron bailes de Cuba. También la cubanía se hizo patente con la declamación del poema guitarra, de Nicolás Guillén en la voz de Marianela Durán.

Pasacalle Iberoamericano. Foto: Carlos Rafael

Estudiantes de la Academia el Artes Plásticas El Alba y del Conservatorio José María Ochoa desfilaron en representación del amplio movimiento cultural de la provincia de Holguín. Un cuarteto de flautas conformados por alumnos de este último centro interpretó la pieza “El Marcial”, de la segunda sinfonía de Tchaikovsky.

Las comunidades españolas desfilaron con los trajes típicos de cada región de la nación ibérica. La cultura de esta nación también estuvo representada con las actuaciones de las compañías Mónica Dance y Lina Sanz, de Holguín y Ecos, de La Habana.

México estuvo representado por el cantor Humberto Alarcón y el maestro Avelino Vega, recurrente en estas fiestas, quien estuvo acompañado una vez más por el Mariachi Holguín. La música mexicana fue sucedida por la contagiosa salsa colombiana interpretada por Carpacho y su Supercombo.

Pasacalle Iberoamericano. Foto: Carlos Rafael

El Teatro Guiñol de Holguín y Neón Teatro se sumaron al Pasacalle junto a los participantes del Taller GEMA (Germinador de Experiencias Mediáticas Alternativas), el Colectivo Yoga y estudiantes extranjeros.

Aunque acompañadas de la lluvia, las chicas del órgano “Sabor Cubano”, de la provincia de Granma pusieron a bailar al público. El cierre estuvo protagonizado por la Steel Band del Cobre de Santiago de Cuba.

Por Rosana Rivero Ricardo

Tomado de www.ahora.cu

¿Visión que resalta lo hispánico?

Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica. Foto del autor

A punto de conmemorarse 525 años del arribo de Cristóbal Colón a tierras cubanas, la edición XXIII de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, sostiene, igual que ocurrió en los encuentros precedentes, la posición de defensa de la identidad de los pueblos originarios de nuestra América, sin negar el impacto que tuvo en ellos España a través del cruel proceso de sometimiento que implantó.

Lo afirma el doctor en ciencias pedagógicas Eduardo Ávila Rumayor, director de la Casa de Iberoamérica, para quien es una posición facilista asumir, como propugnan algunas tesis, que la visión cubana acerca del «encuentro de culturas» hace concesiones en detrimento de lo aborigen.

«Defendemos un punto de vista bien sopesado, que en nada edulcora la conquista, pues admite el nivel de genocidio y avasallamiento de esta y lo condena enérgicamente».

«Preconizamos un proyecto cultural que expone el nacimiento de una nueva cultura y apoya lo que realmente surgió de esa unidad que se dio a partir de un hecho en extremo traumático para las poblaciones aborígenes de una vasta región».

«Negar el impacto de la conquista, sería ignorar lo que se construyó a partir de lo que desencadenó, entre ello, el contacto con lo africano, asiático y caribeño; estaríamos negando el papel de las demás culturas que contribuyeron a formar lo que hoy somos, es decir, la cultura que Fernando Ortiz declaraba en 1942, en la apertura del Congreso Nacional de Historiadores».

Ávila Rumayor asevera que la Casa de Iberoamérica dispone de un alto nivel de argumentación y documentación que justifica su surgimiento y existencia, razón por la que está abierta al debate de los más diversos juicios, sin excluir el que refuerza la idea de que no debiera asociarse la Fiesta de la Cultura Iberoamericana al hecho del 28 de octubre de 1492.

«Desde sus inicios, nuestra Casa se nutrió de un cuerpo de intelectuales e investigadores propios y asociados. Todos han generado un grupo importante de indagaciones que van mucho más allá del componente hispánico de la configuración étnica y cultural que poseemos».

«Por eso mismo la Fiesta de la Cultura Iberoamericana es la oportunidad de tener la cita de los pueblos que resisten, la cual expresa confluencia de naciones diversas y no expresión de una visión que resalta solo lo hispánico. Es un evento que continúa revelando la capacidad de generar proyectos artísticos basados en esa diversidad cultural».

«A partir de los conceptos sostenidos, entre muchas cosas, se ha podido disfrutar en Holguín de colecciones tan importantes como la de los trajes típicos del pueblo Maya».

«Por aquí también ha desfilado una importante cantidad de agrupaciones folclóricas de Chile, México, Perú, Colombia y otras naciones del continente americano, lo que ha devenido oportunidad para identificarnos con las raíces culturales de la región. A la presente edición de la Fiesta asisten elencos musicales de Argentina que nos van a regalar el folclor amerindio. Esa confluencia de pueblos es la que seguiremos defendiendo».

Por Germán Veloz Placencia

Tomado de www.granma.cu