El pan del deseo de Jorge Luis Darcy

Cubierta de El pan del deseo del poeta mexicano Jorge Luis Darcy (foto cortesía del autor).

Por Ronel González Sánchez, poeta y crítico literario

Debido al azar concurrente, como gustaba de afirmar al grande José Lezama Lima, llegó a mis manos El pan del deseo del poeta mexicano Jorge Luis Darcy, publicado en 2017 por la Universidad Autónoma de Nuevo León y prologado por el destacado intelectual cubano Manuel García Verdecia.

Nacido en 1969 en Monterrey, Darcy es un autor que posee en su currículo títulos como Ese es el sitio (1998), El fruto y la espada (2005), Después vendrá el silencio (2009), entre otras elecciones y antologías dadas a conocer en su país y en Colombia, Perú y Nueva Zelanda.

Preocupado por las esencias y la unidad cósmica de la poesía, para Jorge Luis la poesía de algún modo posibilita el ordenamiento de la desmesura, de lo caótico primigenio a través de la supresión de lo antinómico sin prescindir de los equivalentes, en la semejanza de las pausas y las respuestas”, de ese universo que existe más allá de las palabras o de los versos, que persigue el creador y que, sin embargo, permanece oculto, enigmático ante los ojos del lector.

La obra de Darcy persigue inobjetablemente una posibilidad significacional mayor, algo que está y que no vemos, aunque es inevitable lo existente ante lo cual nos mantenemos escépticos porque puede ser una abierta referencia a lo invisible, al Misterio.

Lo simbólico inmanente del poema es, por lo tanto, una preocupación del que lo escribe, lo que no permanece en la ataraxia. Confabularse con lo imposible es, entonces, la tarea del poeta para acceder a la posibilidad. O sea, para explicarlo con términos utilizados por el poeta en numerosas oportunidades: a partir de una sustancia de donde proceden todas las cosas, según Anaximandro el apeiron, y del caos como instancia necesitada de orden, esa imposibilidad moviéndose en la infinitud, aspecto reiterado por el autor que constituye todo un concepto en ese cuerpo de ideas desarrollado sobre y desde su obra poética, como una creación que contiene su propia crítica, como una crítica que es también creación.

La “oscuridad” que pudiera verse como escudo o “disfraz” de esta poética para ocultar esencias y su intención de develar sin desnudar totalmente la obra, pudiera ser resultado de su asunción de la literatura como modo de vida y del traslado de las especificidades de la realidad circundante, de los rasgos de su personalidad y del cosmos intelectual que posee.

Su gusto por la imagen y lo hiperbólico, como si constantemente hablara en parábolas, es el rasgo fundamental de su estilo. A pesar del desconcierto inicial que pudiera dejarnos la lectura de su poesía, si desbrozamos y comprendemos el bosque conceptual de sus textos nos aproximaremos desprejuiciadamente a lo sensual recurrente en su lenguaje.

El autor de El pan del deseo no reduce los símbolos a un esquema frío de lo erótico. Cuando aparece la concupiscible fauna de su obra, sabe el poeta, por ejemplo, que entre los mitos antiguos la serpiente era considerada como la orgía de Baco y como uno de los símbolos principales, que el caballo era un animal lascivo y el perro significaba el impudor, que los latinos consagraban a Venus diversos animales marinos donde el delfín era llamado venerous, entre otras criaturas relacionadas con el andrógino que era visto también como un monstruo y del que Cicerón escribió: ¿no es un lamentable prodigio enviado por los destinos?

La unificación amatoria y sensual del objeto deseado con el encanto telúrico del paisaje conforma un mosaico de sedimentación, de esencialidad en esta poética. La superposición de imágenes para retener al otro, la memoria del otro que satura el trayecto de la poesía y emprende un viaje que comienza en el cuerpo y concluye en sus límites, es el trance espinoso de la obra donde el sujeto lírico parece desconocer otra posibilidad que no sea la pluralidad y desintegración continua de esos elementos.

En el ciclo orgánico que es el conjunto de la obra, la congregación de piezas, unidades coherentes con la sensualidad discursiva a las que el poeta accede sin instrumentales preconcebidos, edifican un ámbito otro que se complejiza a medida que penetramos en la infinitud propuesta. O sea, vista integralmente, la obra poética contenida en este libro, pese a las heterogéneas intenciones con que fue gestada, implica una ética en el personal modo de asumir la construcción y reconstrucción de sus límites, en el dominio de la racional como conjuro del deseo raigal articulado por el hablante y, por consiguiente, el engendro de ese islote-promontorio, que se diferencia entre las islillas más próximas y distantes, asiduamente arrasado por las ráfagas del huracán del deseo.

Aquí el sujeto lírico da continuidad a su asunción estremecedora y desprejuiciada de lo voluptuoso, representa una implacable búsqueda ordenada por lo recóndito que ocurre en el lenguaje.

Obra de madurez tempestuosa, la de Jorge Luis Darcy, más que habitual diálogo o pregunta sin respuesta posible, nos ofrece la posibilidad de acceder a códigos de universalidad nombrados una y otra vez por el poeta con la intención de que la obra perdure más allá de la comunión que establecen sus páginas con el lector. Pan del deseo ofrecido y aceptado como cotidiano aullido entre los buscadores a toda costa del Poema.

Noche del 30 de mayo de 2018

 

Los extraños ritos del alma de Junior Fernández Guerra

El Premio de décima escrita Cucalambé en su edición del 2015 ofrece al lector amante del género octosilábico la posibilidad ineludible de adentrarse en los entresijos de la espiritualidad humana y las obsesiones que rodearon la vida y la muerte de una serie de escritores reconocidos, mediante el cuaderno Extraños ritos del alma. Antología de voces en la niebla (Editorial San Lope, Las Tunas, 2017) del joven escritor Junior Fernández Guerra.

Ruso de nacimiento, pues vino al mundo en la nevada Novosibirsk soviética en mayo de 1984, santiaguero también, ya que vivió en Palma Soriano buena parte de su vida, y ahora tunero adoptivo, Junior Fernández obtuvo el cotizado Premio Cucalambé, el más alto galardón en la décima escrita cubana e iberoamericana, con un jurado integrado por los escritores Pedro Péglez González, Carlos Zamora Rodríguez y José Manuel Espino Ortega.

El propio Pedro Péglez escribe en el prólogo del poemario: “La poesía, ya se sabe, no explica, sino indaga. Explican las ciencias, y ya han venido ellas, y vendrán, a examinar a la luz de la razón lo concerniente a estas decisiones de un ser que se auto reconoce en situación límite, de la que no encuentra otra salida que la evasión”. Precisamente Junior explora esas “decisiones”, “situaciones límites” y “salidas” (el suicidio como vía de escape de una realidad extraña, asfixiante, coercitiva es la principal salida y sobre la que se articula el poemario) de las que hablaba Péglez en el prólogo, pues se hace acompañar en su discurso de una serie de voces tutelares, esas que él dice hablan desde la niebla –le hablan a él, al poeta, al nigromante del verso, y nos hablan también a nosotros, desde sus textos– y que forman parte de las múltiples influencias creativas del autor.

Los propios versos que funcionan como exergos al poemario –versos de Edgar Lee Masters, Bruno Di Benedetto, Carlos Esquivel y Diusmel Machado, ganadores también estos últimos del Premio Cucalambé con El libro de los desterrados– nos advierten, perspicazmente, sobre “las fuerzas invisibles que rigen los procesos de la vida”, al decir del autor de la conocida Antología de Spoon River.

A todos los escritores recogidos en el libro les une algo en común: fueron grandes creadores, muchos totalmente incomprendidos en el trascurso de sus vidas, recluidos en sí mismos, víctimas de enfermedades y trastornos psíquicos, censurados por el poder en sus múltiples formas, incluso por la sociedad, pero justamente valorados después de sus muertes por las generaciones posteriores, esas que escogen de entre toda la paja de la historia y del pasado, aquellos granos fértiles que fructifican y permanecen. Además, todos ellos fueron suicidas: escritores todos, menos el monje budista Thích Quảng Đức, quien se inmoló quemándose vivo en Saigón, en señal de protesta contra las persecuciones que sufrían los budistas por parte del gobierno vietnamita. Incluimos también al pintor Vincent van Gogh quien, por cierto, escribió conmovedoras cartas a su hermano Theo.

Conocedor de que la muerte, incluido ese despegue involuntario de la vida, nos inquieta a todos y que la generación de poetas nacidos posterior a la década de 1980 ha tenido cercano el tema y la obra de sus protagonistas, o sea, de estos escritores suicidas, Junior Fernández Guerra, miembro de la UNEAC y de la AHS, y director de Ediciones EncaminARTE, desarrolla una asombrosa capacidad “metamorfoseadora” en donde “la asunción de cada una de estas figuras como sujeto lírico, a más de revelar una paciente y sensible búsqueda en los entresijos tortuosos de sus respectivas vidas, delata la habilidad de quien escribe para desenvolverse en lo que ha dado en llamarse juego de máscaras”, nos dice Pedro Péglez en su texto introductorio “Otro retablo hereje o mi dios qué bellos éramos”.

Así el poeta nos entrega versos dedicados a –o donde se metamorfosea y nos habla desde– los veintiún creadores suicidas que incluye en su libro: Vincent van Gogh, Emilio Salgari, Ryonosuke Akatagawa, Robert E. Howard, Horacio Quiroga, Alfonsina Storni, Virginia Woolf, Ernest Hemingway, Sylvia Plath, Thích Quảng Đức, Lao She, Violeta Parra, Pablo de Rokha, Calvert Casey, Paul Celan, Yukio Mishima, Alejandra Pizarnik, Anne Sexton, Reinaldo Arenas, Raúl Hernández Novas y Ángel Escobar. Además, el libro contiene, a manera de pórtico, “Advertencia (Antes de escuchar las voces)” y también “Nota final (Retórica del artista o conjuro contra la niebla)”. En esto el libro recuerda –y desde ese punto podría ser uno de los antecedentes, al menos en lo relativo al tema y el interés por los escritores suicidas– a la antología Vendrá la muerte y tendrá tus ojos. 33 poetas suicidas, con selección y prólogo de Luis La Hoz (Ediciones de los Lunes, Perú, 1989).

Los poemas, además, fueron “agrupados por el autor en tres secciones epocales bien diferenciadas, lo que habla de una apuesta estético–organizativa que opera en favor de la arquitectura de ese recinto espiritual que ha de ser todo libro de poemas”, añade Péglez. Así, en dependencia cronológica a las muertes de los poetas homenajeados, Junior divide el libro en las secciones 1890–1941, 1961–1969 y 1970–1997, y titula los poemas precisamente con el lugar del fallecimiento y la fecha de este: el dedicado a Mishima se titula “Tokio, 25 de noviembre de 1970”, mientras en “Primrose Hill, 11 de febrero de 1963” descubrimos las obsesiones que rondaron a la estadounidense Sylvia Plath. Además, un verso esclarecedor, o una cita, sirven de exergo a cada poema y como nota al pie de página, el poeta añadió una breve explicación de las causas de la muerte, físicas y existencias, de los creadores homenajeados (sí, porque el libro es también una especie de homenaje) en Extraños ritos del alma, cuaderno con edición de Argel Fernández Granado, corrección de Yeinier Aguilera Concepción y maquetación y diseño, incluida la sugerente cubierta de Yurisleydis Vázquez Urrutia.

En el poema sobre Virginia Woolf, titulado “Lewes, Sussex, 28 de marzo de 1941”, leemos quienes nos adentramos en estas páginas: “Me pierdo en las esquirlas de esta casa/ acróstico de inocuas disecciones/ escapo del fagot/ los escorpiones/ los besos del fantasma que me abraza/ no puedo recordarte sin la escasa demencia de/ lamer los anaqueles que deambulas/ no alcanzan los lebreles del fracaso tu onírica promesa/ ya nadie te maldice/ nadie reza/ un ángel escapó de los dinteles de esta gruta/ vacía como tantas/ murciélagos de sombras al descuido/ no alcanzo a respirar/ es mucho el ruido de las tribulaciones/ ¿Cómo aguantas el peso de la sangre en estas plantas/ que vuelan tras tus besos? ¿Qué insensato demonio me dio alas?/ ¿Qué arrebato de culpa…?/ Como péndulo escabroso me quiebro ante las aguas/ peligroso se muestra mi reflejo/ mi alegato”.

Sin rondar lo metafísico, Junior Fernández Guerra, quien ha obtenido, entre otros, los premios “Toda luz y toda mía” (Sancti Spíritus 2014), “Portus Patris” (décima y narrativa, Las Tunas 2014) y “Memoria Nuestra” (Holguín, 2014), nos habla de la vida además de la muerte, esta es más bien un pie forzado, un motivo escritural, antiguo como la propia existencia, para el abordaje de la obra de estos reconocidos creadores. Si notamos bien, la vida es lo que prevalece en las páginas de Extraños ritos del alma. Antología de voces en la niebla, publicado bajo el membrete de la colección Montaraz y la Serie Iberoamericana de la Editorial San Lope, en Las Tunas. Pero no la vida negada, sino la real, la palpable, aquella que es cotidiana. Junior lo hace desde la décima, un género poético complejo y no justamente valorado en los planes editoriales, que ha venido, además, revitalizándose formal y temáticamente desde inicios de la década de 1990, con autores como los holguineros José Luis Serrano y Ronel González. Lástima que esta edición de Extraños ritos del alma. Antología de voces en la niebla, recibiendo un premio tan prestigioso como el Cucalambé, solo conste de 500 ejemplares para su distribución nacional.

La décima, en la que se requiere el uso de un arsenal idiomático considerable, se despejó de buena parte de su abolengo bucólico y se encaminó hacia nuevas formas de expresión formal y escrita, nuevos usos de la palabra y el lenguaje. La obra de Junior, décimas todas pero con diferentes estructuras, es una muestra de esta experimentación formal con las bases originales de la espinela, muchas veces, incluso, en rejuego con el verso libre y la narrativa.

El poema dedicado a Alejandra Pizarnik, con el título “Buenos Aires, 25 de septiembre de 1972”, es muestra de ello: “Hay un vértigo tangible manchando la realidad…/ hay una absurda orfandad en todo lo cognoscible…/ hay una culpa indecible que supura penitencia…/ hay una gris transcendencia en las manos de la suerte…/ hay esperanza en la muerte…/ ¡Qué irónica coincidencia!”

Celebro estos extraños ritos del alma, esa personal antología de voces en la niebla escrita en décimas por Junior Fernández Guerra, autor además de otro poemario, también en décimas, titulado Fabulaciones del verbo, y publicado por la misma casa editorial en 2017.

Lo saludo doblemente, por el vigoroso estado de la décima joven en Cuba que me ofrecen estas páginas después de la lectura –género que leo por insistencia del propio Junior– y porque, además, esos escritores suicidas nos sigan acompañando desde cualquier lugar del universo para mostrarnos, sobre todas las cosas, el camino hacia la vida.

Por Erian Peña Pupo

Fotos cortesía de Junior Fernández Guerra

Tomado de www.ahs.cu

Un centro para promover la obra de Lalita Curbelo

La Torre era el sitio dentro de su casa en el que Lalita unía su amor hacia los libros y la patria. Foto: Lisandra Cardoso (Archivo)

La céntrica calle Frexes, de la ciudad de Holguín, atesora entre sus edificaciones de valor histórico y patrimonial al Centro Cultural Eulalia (Lalita) Curbelo Barberán, dedicado a promover la obra de la destacada poetisa.

Esa edificación, ubicada en áreas cercanas del otrora Hato de San Isidoro, resguarda unos mil objetos personales y documentos de la escritora, nacida el dos de febrero de 1930 en el poblado de San Germán, de la actual provincia de Holguín, y fallecida en 2002.

Dentro de la instalación se aprecian manuscritos con alusiones al mar y la naturaleza, presentes en la obra de esta mujer holguinera resaltó a la ACN Carmen Mora, especialista de la institución.

Subrayó que en el centro cultural se realizan recitales de poesía, conciertos, presentaciones de libros y conferencias dirigidos a preservar los valores de la literatura en la isla caribeña.

Restaurado recientemente, el edificio es una puerta abierta hacia el arte y los jóvenes creadores, que magnifican el valor cultural a la vivienda que fuera ocupada como residencia de Lalita como era conocida en el ámbito social y familiar.

El sitio rememora, además, el amor de la poetisa por los niños, a través de imágenes y memorias personales de la autora, cuyos poemas, cuentos, novelas y narrativas aparecen en conocidas publicaciones cubanas de la época, como el periódico El País Gráfico, las revistas Colorama, Romances y Carteles, entre otras.

Por Radio Angulo

Con información de Eileen Molina Fernández (ACN)

Tomado de www.radioangulo.cu

Entregan Condición Artista de Mérito y Sello Conmemorativo del ICRT

Como reconocimiento a sus trayectorias profesionales, más de 20 especialistas, técnicos, periodistas, actores y realizadores de los medios audiovisuales en el país recibieron la Condición Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) durante un homenaje efectuado en la Sala Che Guevara de esa institución, en La Habana.

Con la asistencia de importantes directivos del organismo, emisoras de radio y canales de televisión, la ocasión fue momento oportuno para destacar la labor de estos profesionales durante décadas y el esfuerzo sostenido al servicio de la cultura cubana.

En nombre de los galardonados, Irma Shelton Tasé, locutora del Noticiero Nacional de Televisión premiada en este evento, agradeció la distinción por constituir una forma de avalar el esfuerzo de muchos años ante cámaras y micrófonos.

“Lo que para muchos de nosotros fue en la niñez leer un comunicado de bienvenida a una delegación que visitaba la escuela, hacer una presentación en los actos revolucionarios de las escuelas, o representar un personaje en los grupos de teatro a los que pertenecimos, tomó carácter profesional en la adultez.

“Fue entonces que tuvimos que respetar horarios con absoluta puntualidad para no hacer esperar al compañero que terminaba un turno de trabajo y continuar la dinámica del día”, precisó Shelton.

Según la locutora, la experiencia que ofrecen los años convierte a los profesionales en personas más exigentes e inconformes ante un pueblo televidente, polémico, diverso, aunque consecuentemente unido cuando se trata de defender la Patria.

“Somos la cara y la voz del día a día, trasladamos confianza, y alertamos sobre sismos o temporadas ciclónicas. También somos los que sufrimos junto al pueblo cuando informamos sobre un deceso como el de nuestro líder histórico Fidel Castro o un desastre aéreo como el que vivimos el pasado 18 de mayo.

“Con los años también vemos nuevas caras en los estudios de televisión. Ellos nos retan con sus conocimientos sobre las nuevas tecnologías, y nosotros a ellos con la experiencia.

“Trabajar en los medios de comunicación es un bichito que llega a formar parte de nuestro cuerpo, mente y corazón. Este año está lleno de renovaciones, como una nueva dirección política en el país, continuadora de la generación que luchó en la Sierra y el llano que hizo la Revolución, una renovada Asamblea Nacional del Poder Popular, transformaciones que tienen lugar cada día, y nuevos retos económicos, políticos y sociales a los que debemos responder con nuestra experiencia y la incorporación de las nuevas generaciones”, sostuvo la locutora.

Dentro de los galardonados estuvo José Miguel Mena, director del espacio televisivo Palmas y Cañas, fallecido recientemente por un padecimiento médico, a quien se le había conferido el reconocimiento en el momento de su deceso.

La Condición Artista de Mérito se instituyó por resolución en 1999, y la selección de los galardonados constituye un proceso que se origina en propuestas de cada medio audiovisual, hasta su aprobación final por el Consejo de Dirección del ICRT.

En esta ocasión recibieron el Sello Aniversario 55 del ICRT Abel Prieto, Ministro de Cultura; José Fernández Vega, director de la revista Bohemia; y Pedro Mujica, director de ExpoCuba.

También fueron galardonadas con este reconocimiento la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la Asociación Hermanos Saíz, el Ministerio de Educación Superior y el Ministerio de Economía y Planificación.

En el evento trascendió que este homenaje a personalidades e instituciones del país coincide con el aniversario 56 del ICRT, los 150 años del inicio de las guerras cubanas por la independencia, y los 90 años del natalicio de Ernesto Che Guevara.

Asimismo, sobresalió que la radio y la televisión trabajan en Cuba por una mejor programación, y tienen la responsabilidad de contribuir a la formación de valores éticos y defender la memoria histórica nacional.

En el acto estuvieron presentes Yusaima Cardona, funcionaria del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; Nereyda López, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura; Alfonso Noya, presidente del ICRT; Ludmila Marrero, madre del editor de Ernesto Barrios, fallecido en el cumplimiento de una misión internacionalista; entre otros importantes directivos de la institución.

Tomado de www.aldia.cu

 

 

Recreando el arte desde Holguín

Fotos: Cortesía Recrearte

Una compañía hecha de historias, marcada por la emoción y valorada por su público celebra este año su XII aniversario. Recrearte, conjunto que se nutre del talento de jóvenes artistas, ratifica este 2018 su objetivo dentro de la cultura holguinera: recrear a los espectadores mediante sus funciones, esas que con arte y estética han dominado cada escenario.

La agrupación ha transitado bajo la dirección de Gilberto García Acosta, licenciado en estudios socio-culturales y reconocido locutor y director de programas radiales en Holguín, quien ha sabido conquistar junto a los integrantes ese buen gusto que desprende cada una de sus actuaciones.

La Compañía de Variedades Recrearte, perteneciente a la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Faustino Oramas y a la Agencia de espectáculos Turarte, surgió el 4 de abril del 2011, inicialmente como un proyecto que agrupaba a la juventud aficionada al modelaje y el baile. Hoy, se distinguen dentro del mundo cultural por su profesionalidad y desempeño en distintas manifestaciones artísticas envueltas en la música.

“Los modelos pasaron un año en un taller de baile con el maestro Juan Pupo, quien es el jefe de espectáculos en el centro de la música y desde el inicio nos ha asesorado; posteriormente, obtuvieron la categoría de Modelos-bailarines-figurantes, lo que amplía su espectro artístico”, comenta Gilberto.

recrearte 2

Recrearte difiere de otros conjuntos por la diversidad que los identifica, pues cada miembro debe ser capaz de transformarse dentro del escenario y transmitir la alegría que le corresponde a todo colectivo signado por el arte; pasarela, música, baile y humor visten cada presentación.

“Nuestro destinatario natural han sido siempre los jóvenes, de ahí que la compañía naciera el día en que la Unión de Jóvenes Comunistas está de fiesta; nos hemos presentado en algunos centros educacionales, como la escuela de economía ‘Pedro Díaz Coello’, el preuniversitario Luz Palomares y las distintas sedes de la Universidad de Holguín”, agrega su director.

Entre sus proyectos se destaca “Llenando tu vida de música”, donde el protagonismo lo adquieren tanto los modelos de la compañía como los músicos de la agrupación SOS, pues ambos fusionan sus capacidades artísticas en el escenario para promover de manera más auténtica sus talentos.

recrearte 3

Para Reynaldo Santiago, modelo, Recrearte lo es todo: “Más que un centro de trabajo, es una familia; no solo somos compañeros, sino también amigos… Sinceramente, estoy aquí porque me gusta y me siento totalmente satisfecho por las oportunidades que se nos brindan; sin duda alguna, me ha hecho crecer profesionalmente”.

Para su séptimo cumpleaños, este variado conjunto acompañó sus espectáculos con una jornada cubierta de novedades, en honor a la celebración, donde el festejo no solo llegó a los locales frecuentemente visitados por ellos, sino además se mostraron en otros sitios que hicieron que este año fuera inolvidable.

“Las presentaciones son muy amenas, se caracterizan por el buen gusto de los cantantes, los cuales son audaces en el momento de elegir el repertorio, y en mi opinión el trabajo de los modelos se desvía de lo común en toda pasarela, que es exhibir ropa; ellos muestran algo que va más allá de la moda”, declara Claudia Pérez, quien se ha deleitado en varias ocasiones con la simpatía de Recrearte.

Los miércoles se pueden encontrar en la Terraza del salón 1720; todos lo jueves, en el Cabaret Nocturno; los viernes, en la noche cubana del Centro Cultural Bariay, y próximamente tendrán espacio allí también los sábados; además, dos veces al mes se encuentran en el centro cultural de Artex en Gibara “El colonial” y en el polo turístico.

No se debe obviar su dinámica participación en los distintos acontecimientos culturales que ocurren en el territorio, entre los que sobresalen las Romerías de Mayo y la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, ambos de carácter internacional.

recrearte 4

“El deseo de superarse es la mayor cualidad que define a todo integrante de Recrearte, esto con el objetivo de mostrar cada día algo diferente… Defendemos mucho la cubanía, la imagen de Holguín, así como los colores que describen a Cuba, y creo que esto ha sido uno de los motivos por los cuales nos hemos ganado el cariño del público”, opina García.

Siete años después, se mantiene vivo el entusiasmo encomendado por su fundador. Una ciudad caracterizada por la diversidad requiere del talento de estos jóvenes, sin olvidar que para ellos la cultura es la base de su labor y que nuestra identidad es su uniforme.

“Recrearte debe seguir superándose. Creo que nos falta el intercambio con otros grupos de jóvenes y romper las barreras de la provincia, pues nos hemos presentado también en Las Tunas; sería maravilloso llegar un poco más lejos y darnos a conocer en otras regiones, siempre representando dignamente a la Ciudad de los Parques”, expresa la modelo Gretel Verdecia.

El amor por lo que hacen les da vida. La renovación y el apego a nuestras tradiciones aportan un toque auténtico a la esencia de Recrearte, un conjunto que ha roto con los convencionalismos, para acercarse notablemente a la juventud cubana.

Por María Karla Casaus Portelles

Fotos: Cortesía de Recrearte

Tomado de www.ahora.cu

El fuego vivo de la danza

marisel godoy
Foto: Carlos Rafael

A 25 años de creada, la compañía Codanza se encuentra entre las más importantes agrupaciones de danza contemporánea de Cuba, con notable aceptación del público y la crítica. Devenido academia donde se han formado sucesivas generaciones de bailarines, el colectivo fundado por la bailarina, coreógrafa y profesora Maricel Godoy se presentó exitosamente entre enero y marzo en escenarios europeos con el espectáculo Don’t stop the music.
De vuelta de su gira por teatros de Alemania, Austria y Suiza, llena de sueños y con el mismo optimismo del comienzo, Godoy habla de la compañía, de sus proyectos y también sobre su tesoro más preciado: dos hijas que siguen sus pasos.

Fotos: Carlos Rafael
Foto: Carlos Rafael

Para la también nominada al Premio Nacional de Danza, esta gira aportó considerablemente al desarrollo profesional de los bailarines y, por ende, a Codanza…

“Ya habíamos tenido contacto con el público europeo; en concreto con el español y el austriaco. Descubrir y disfrutar de otros públicos es hermoso, pero la impresión de salir a escena es siempre la misma, estés donde estés, en cualquier lugar del mundo. Para los bailarines ha sido una gran experiencia. Ten en cuenta que son jóvenes entre 19 y 22 años y la reacción del público fue muy positiva, emotiva. Han crecido profesionalmente y ya no son los que partieron hacia Europa en diciembre de 2017.

A 25 años de la fundación, ¿te sientes satisfecha con lo logrado?

Para nada. Me queda mucho por hacer y lograr todavía. Ha habido periodos en los que me he sentido feliz por los resultados, que no han sido más que el premio al esfuerzo de bailarines, maestros, regisseur (director escénico) y coreógrafos. Son meses intensos de trabajo, donde la energía fluye como el agua de los manantiales y donde el resultado no puede ser otro que la cristalización y purificación del arte. Tengo grandes sueños. Voy a mitad de camino.

¿Cómo enfrentaron el reto de esta gira con elenco renovado?

codanza hg 3
Foto: Carlos Rafael

Desde entonces, mantenerla viva ha sido mi mayor virtud, amén de los embates emocionales que ha significado. Con el paso de los años, he realizado una especie de “maestría” en el volver a empezar. Ya estoy curada. Hoy enfrento a los nuevos elencos con el mismo optimismo con el que me despierto cada día. La confianza en sí mismos y mi pie firme nos iluminan el camino.

¿Cuánto favorece o desvirtúa el estilo de Codanza la suma de artistas provenientes de otros tipos de danza?

Favorece, no desvirtúa. La incorporación, para esta gira, de los mellizos Rubildo y Rubert Donatién Dinza y de Roberto Rodríguez Ricardo, bailarines de la llamada danza de calle, ha obligado a los de Codanza a adentrarse en estilos como Breakdance, BBOY, New Style, Shuffle, Shardo y Hip Hop, que hacen de la nuestra una danza contaminada. Y qué es la danza contemporánea sino una mezcla de géneros, estilos y disciplinas artísticas, donde todo vale. Para que los codanceros ejecutaran estos bailes, se pasó por un proceso de prácticas sistemáticas. Hoy, ellos tienen más herramientas corporales e interpretativas que antes. Estoy segura de que han crecido. Esta contaminación aviva el fuego de la danza. La mezcla de estilos enriquece el espectáculo y mucho más al bailarín que la ejecuta.

¿Cómo funciona esa familia de bailarinas dispersa por el mundo?

Muy bien. Lissette, la pequeña, cursa una beca de coreografía en Washington; Lisbeth, con la compañía habanera Mal Paso, viaja sistemáticamente a los Estados Unidos. Pero, gracias a internet, estamos conectadas todo el tiempo; y no solo nosotras sino también el padre. Las cuestiones de familia las conversamos entre los cuatro. Distancia no es sinónimo de olvido. Somos una familia muy funcional, gracias a Dios. Nos amamos y respetamos.

¿Cómo valora el papel de Codanza como academia?

codanza hg 4
Foto: Carlos Rafael

Codanza es una compañía formadora de bailarines. Después de los primeros años, comenzó el éxodo hacia La Habana, específicamente para Danza Contemporánea de Cuba. Fueron ellos los primeros en reconocer la labor de Codanza como academia. El bailarín de Codanza es codiciado por otras compañías, por la calidad en su formación técnica y también interpretativa. Son bailarines con captación aguda, y para tener esa agudeza deben tener alto desarrollo en la atención de la concentración. Con un danzante con esta cualidad se avanza muy rápido y los procesos, cualesquiera que sean, se agilizan y se obtienen mejores resultados. Bailarines así, los quieren todos.

Durante 22 años se estuvo entrenando en actuación, canto y uso de la voz. Con estas poderosas herramientas expresivas, sale un bailarín con mucho peso escénico. Recordemos que la técnica es un medio, no un fin.
Proyectos para 2018…

Trabajaremos en el montaje de nuevas obras, con vistas a la quinta edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov, existen proyectos conjuntos con la afamada coreógrafa catalana María Rovira y estamos invitados a participar en la Temporada de la Danza, de octubre en Cienfuegos, y en el evento “Para bailar en casa del trompo” , que auspicia Danza del Alma, en Santa Clara, en el mes de diciembre.

Se dice que el “Malakhov” revitalizó a la compañía. ¿Cuánto tiene que ver con tus propósitos de hacer a Holguín la ciudad de la danza?

codanza hg 5
Foto: Carlos Rafael

Ya desde finales de los ‘90 comencé a soñar con convertir a Holguín en la ciudad de la danza. En esos momentos, con el apoyo de las autoridades políticas, de Gobierno y culturales de la provincia, se creó el Concurso Codanza, con carácter territorial. Su objetivo inicial fue potenciar el movimiento danzario y, para ello, ejecutamos muchas acciones.
En medio de este proceso apareció Vladimir Malakhov en mi vida, a través de su representante Paul Seaquist.

Durante tres años planeamos encuentros con importantes coreógrafos europeos, que no pudieron materializarse, hasta que felizmente Seaquist decide que Malakhov debía llegar a Holguín y así cambiar el giro de las acciones que intentábamos realizar. Paul conocía de mis propósitos y se unió a mí desde el inicio.

Así, en diciembre del 2013 llega la estrella del ballet mundial Vladimir Malakhov a Holguín, para quedarse definitivamente junto a nosotros. En ese primer encuentro, se decide convertir el Concurso Codanza en el Concurso de Danza del Atlántico Norte Codanza y Grand Prix Vladimir Malakhov, con carácter nacional e internacional.
Llevamos cinco años ininterrumpidos de intenso trabajo y grandes resultados. Este concurso nos convierte durante 10 días al año en la ciudad de la danza cubana. Ha sido la más importante de las acciones que nos encaminan hacia esa meta.

En estos momentos está en idea otra importante acción, muy ambiciosa: que Codanza tenga una sede, que será el palacio de la danza de los holguineros. Tengo fe en que otros soñadores apoyen el proyecto y juntos nos encontremos en el camino hacia la meta.

¿Cómo es la relación con Malakhov?

Mágica.

Por Rubén Rodríguez González

Tomado de www.ahora.cu

Museo de Arte de Gibara: una joya de la cultura en Holguín

museo gibara 1
Foto: Carlos Rafael

El Museo de Arte de Gibara, ubicado a unos 30 kilómetros de la ciudad de Holguín, atesora tras sus puertas una amplia colección de objetos decorativos de los siglos XIX y XX, lo cual lo convierte en una joya de la cultura cubana.

Único de su tipo en el oriente de la isla caribeña, en este espacio se protegen unas dos mil piezas representativas de ese período histórico, importadas en su mayoría desde Alemania, Francia, Inglaterra y otras naciones de Europa.

Muebles, jarrones, vasos decorativos, lámparas, juegos de tazas para té y café y otros objetos utilitarios, hacen de la instalación un referente para el estudio y la preservación de las tradiciones autóctonas de la región.

Distribuidas en 13 salas expositivas en la otrora vivienda de Atanasio Calderón, uno de los alcaldes de tales dominios en la etapa colonial, estas piezas representan firmas distinguidas, entre ellas la vajilla Limoges y la fábrica de cristal Bacará, marcas francesas de renombre.

En un maravilloso viaje a través de vitrinas y espacios iluminados es posible acercarse también a la historia económica de la Villa Blanca de los Cangrejos, a través de utensilios que fueron propiedad de familias acaudaladas de la época.

museo gibara 2
Foto: Carlos Rafael

Entre estos elementos, sobresale un vaso decorativo del estilo Art Nouveau, el cual está hecho de arcilla y representa tres ninfas que se sumergen en un torbellino, según precisiones hechas a la ACN por María Chacón, directora de la institución cultural.

Esta figura, caracterizada por las líneas curvas, sensación de movimiento y las referencias a la naturaleza, constituye la única pieza registrada en un museo de Cuba con estas características, lo cual convierte su conservación en prioridad para técnicos y especialistas.

Posee la institución, además, otros atractivos como una amplia variedad de muebles estilo perilla, los cuales contienen entre sus elementos distintivos flores, hojas de plantas y balaustres torneados.

Dentro de la colección se destacan los Sillones de Viena, de la firma Thonet, introducidos a través del puerto y que ratifican al municipio costero como un espacio donde florecieron las costumbres europeas.

Inaugurado en 1972 y beneficiado recientemente con una reparación capital, el museo conserva elementos identitarios de las viviendas del siglo XX, localizados fundamentalmente en áreas de la cocina y el baño.

Preservar estas piezas y con ellas la identidad y costumbres autóctonas del oriente cubano, constituyen hoy las premisas de este inmueble, donde la cultura y el arte van de la mano.

Por Eileen Molina Fernández (ACN)

Tomado de www.ahora.cu

La literatura oral como patrimonio intangible de Holguín

Patio del Museo Provincial de La Periquera en la ciudad de Holguín. Foto: Amauris Betancourt (Archivo)

El estudio de la literatura oral como patrimonio intangible de es defendida por profesores de la Universidad de Holguín, a partir del uso frecuente en sus historias de personajes y costumbres propias de la localidad.

Legna Labrada, autora de la investigación significó a la Agencia Cubana de Noticias que el mayor distintivo de la literatura holguinera radica en la utilización de pasajes propios de la cotidianidad, transformados en ricas historias de ficción.

Precisó que resulta recurrente encontrar a personajes como el jigüe, leyenda popular que se mantiene hasta hoy entre los holguineros, por ser uno de ríos distinguen la fundación de la ciudad nororiental.

También sucede con Francisco Rondan, argumentó, terrateniente español que compró los terrenos que hoy ocupa el Museo Provincial La Periquera, Monumento Nacional para levantar la casona que durante la guerra de los 10 años serviría de fuerte para salvaguardar al ejército español.

Años más tarde surgiría en este emblemático sitio una bella historia de amor entre Ana Sánchez Roblejo y Serafín Irioste, ella la joven esposa del Comandante Agustín Peláez, mientras que él un simple oficial de voluntario que cada tarde realizaba su recorrido por la otrora Plaza de Armas, justo en frente de la casona que trascendió a la posteridad bautizada como La Periquera.

Los jóvenes amantes, quienes murieron ahogados supuestamente en uno de los pasadizos del gran túnel que servía de aljibe para abastecer a toda la ciudad, se convirtieron en un mito que desde el siglo XVIII acompaña las historias del holguinero.

Pasajes como estos demuestran también la fuerza que tenía la cultura hispánica dentro de la región a partir del uso de aforismos y situaciones tan propias de su gente que pueden llegar a no ser completamente comprendidas por personas ajenas al territorio, subrayó Labrada.

Por Claudia Patricia Domínguez del Río (ACN)

(Con información de Agencia Cubana de Noticias)

 

Dave Lombardo: ¡Quiero volver otra vez!

Dave Lombardo Foto: Torralbas (Periódico Ahora!)

El concierto que ofreció la banda norteamericana Suicidal Tendencies en Holguín consiguió que los ojos de toda Cuba y gran parte del mundo se posaran otra vez, en ella. Un suceso cultural sin precedentes y una estrella: Dave Lombardo marcaron la historia de una ciudad que nuevamente, tiene mucho para presumir.

“El plan es destrozar la batería” dijo el astro en conversación con la prensa y admiradores invitados a la casa de la música EGREEM de la oriental ciudad cubana. Y así fue. El concierto de lujo que tuvo lugar en el Centro Cultural Bariay dejo un increíble sabor en conocedores y no tanto de un género como el metal.

st torralbas ahora

Conversar tres minutos con Dave Lombardo, baterista de Suicidal Tendencies, ex baterista de la mundialmente conocida Slayer y quien además toca con Mistfits resultó una de las experiencias profesionales más importantes de mi carrera. Su sencillez es directamente proporcional a su grandeza como artista, de eso no quedó duda alguna.

“Es muy profunda la significación de yo llegar aquí a Holguín y a La Habana. Estoy muy feliz y emocionado. Esto es una cosa que siempre había soñado y nunca creí que podría ser una realidad”, aseguró Lombardo.

st torralbas holguin

“Solamente fue una comunicación con un muchacho que toca bajo quien le habló al periódico Granma de mí; le dijo tú debes hablarle a David Lombardo porque él quiere ir a Cuba y así se formó la comunicación. Ahora tengo amigos en la Embajada de Cuba en Washington y amigos aquí en el gobierno cubano y estoy muy orgulloso y feliz. ¡Quiero volver otra vez!”.

“Me gusta la idea de llegar a las diferentes ciudades y tener diferentes festivales, así toda la juventud puede disfrutar de las diferentes clases de música y entender los diferentes estilos, así aprenden y pueden traer esas influencias al estilo de ellos, pueden empezar similar a mí. Me crié en una casa cubana pero yo escuchaba música de rock, de funk, diferentes clases y eso creó un baterista como yo”.

suicidal tendencies torralbas

“Nadie sabe si en el futuro surja un baterista desde Cuba que asuma las diferentes influencias, puede ser un espectáculo! Y hay una cosa buena, yo, siendo baterista quiero fabricar un puentecito, chiquitico para que yo pueda hacer y comunicar y hablar con el público cubano, con la juventud cubana y así aprender uno del otro”.

Por Arlene Gómez Palacios

Fotos. Torralbas

Tomado de www.radioangulo.cu

Romerías de Mayo dijeron un hasta pronto en Holguín

El dúo Buena Fe durante la clausura de la XXV Edición de las Romerías de Mayo, en noche del siete de mayo de 2018 en la Plaza de la Revolución Calixto García en la ciudad de Holguín. Foto: Kalojan Santos Cabrera
El dúo Buena Fe durante la clausura de la XXV Edición de las Romerías de Mayo, en noche del siete de mayo de 2018 en la Plaza de la Revolución Calixto García en la ciudad de Holguín. Foto: Kalojan Santos Cabrera

La XXV edición de las Romerías de Mayo se despidió oficialmente pasada la medianoche en esta ciudad oriental que contó con la presencia de más de 400 delegados de unos 20 países.

Dedicada en esta ocasión a los 150 años del inicio de las gestas independentistas en Cuba y al bicentenario de Carlos Marx, la cita multicultural reunió desde el dos de mayo último a teatristas, músicos, bailarines, investigadores, escritores, promotores y realizadores, quienes se entremezclaron con holguineros y visitantes en una gran fiesta de pueblo.

victor aguilera premio memoria nuestra lisandra
Victor Aguilera, premio memoria nuestra. Foto: Lisandra

Una vez más el Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra se erigió como la columna vertebral de los festejos populares con la entrega de los Premios Nacionales de Investigación al estudio “Jóvenes sangermanenses en el sur de Angola a 40 años del combate de Casinga” y al proyecto sociocultural “Luces detrás de la bahía”, ambos de nobeles investigadores holguineros.

bloguerias de mayo lisandra

Bloguerías en su V edición permitió a periodistas, y delegados interactuar en tiempo real todo cuanto aconteció en este espacio en el que se debatió sobre redes sociales, el uso de la gráfica en internet y se reflexionó con los testimonios de algunos de los participantes cubanos a la VII Cumbre de Las Américas en Perú.

fiesta de los abrazos lisandra01

Universitarios de toda Cuba, delegados extranjeros, artistas y pobladores se unieron en un gran abrazo contra el bloqueo y en apoyo a la hermana República Bolivariana de Venezuela desde el parque Calixto García en el casco histórico de la urbe holguinera.

danza en el parque calixto garcia lisandra
Danza en el parque Calixto Garcia. Foto: Lisandra

El teatro y la danza callejera volvieron a tomar las principales arterias de la capital holguinera, mientras que Cámara Azul mostró el talento de los jóvenes creadores a través de la producción audiovisual.

La música electrónica también dejó sus huellas al igual que el hip hop, espacio que acogió además la competencia internacional “Pelea de Gallos”, de gran atractivo para todos los amantes de este género.

pancho amat baby
Pancho Amat en Destrabando la Trova

Mereció especial atención con invitados de lujo como el reconocido tresista cubano Pancho Amat, el dúo Buena Fe, Pablo Méndez, Pedro Luis Ferrer y el cantautor holguinero Fernando Cabrejas.

buena fe romerias de mayo willian parrao
Concierto del dúo Buena Fé en la clausura.

Buena Fe, Alain Pérez, Polito Ibáñez, D´Corazón, Mezcla y el carismático trovador Eduardo Sosa fueron entre los músicos cubanos que acompañaron esta XXV edición de las Romerías de Mayo, que como en las últimas celebraciones la lluvia hizo su presencia en los diferentes escenarios de la ciudad, pero solo para refrescar el contagioso ambiente de fiestas y tradiciones.

Como es ya tradicional, desde el Museo Provincial La Periquera, patrimonio Nacional fue el punto de encuentro para el desfile de clausura en esta ocasión hasta las áreas más modernas de la ciudad aledañas al estadio de béisbol y la Plaza de la Revolución General Calixto García.

Allí nuevamente se escuchó el “Himno de la Alegría”, canción que acompaña a las romerías desde sus orígenes, se leyó la convocatoria a la próxima edición y se sembró el árbol que cada año fortalece los lazos de amistad e integración de los pueblos del mundo.

hacha de holguin romerias clausura yarima acosta
Hacha de Holguin en la clausura. Foto: Yarima Acosta

Simultáneamente la masiva concurrencia a esta área presenció como se izaba la réplica del Hacha Aborigen, símbolo de Holguín en uno de los edificios de 18 plantas en la Avenida XX Aniversario, la construcción más alta de la ciudad, mientras Buena Fe, cerraba oficialmente las festividades en un concierto en la Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García.

Por Claudia Patricia Domínguez del Río (ACN)

(Con información de Agencia Cubana de Noticias)
Tomado de www.radioangulo.cu