Un año de retos y proyecciones para la Egrem en Holguín

Por Vanessa Pernía Arias

La Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem) en Holguín mostró satisfactorios resultados durante el pasado año, gracias al esfuerzo de las instituciones y centros culturales con los que cuenta la empresa en el territorio y de los proyectos y ofertas culturales que desarrollan en diferentes sectores de la sociedad.

Fotos: Wilker López

Dichos alcances quedaron expuestos en la Asamblea Anual de Balance que se desarrolló en la filial holguinera de la Uneac, donde estuvieron presentes Mario Escalona, director general de la Egrem, Carlos Lam, directivo de la entidad holguinera, Rachel García Heredia, directora del Sectorial Provincial de Cultura, y funcionarios del Partido y el Gobierno en Holguín.

En este espacio se debatió sobre el desarrollo de la empresa a más de 55 años de fundada, sobre todo en la comercialización de los productos culturales que oferta con una amplia demanda del pueblo holguinero y foráneo.

El pasado 2019, precisó Carlos Lam, fue un año de crecimiento económico, pese a algunas limitantes, además, se incrementó la asistencia de público en los diferentes espacios culturales, así como la variedad de las unidades artísticas presentadas.

Lam destacó además, la inserción de la Egrem en los principales eventos que se organizan en el territorio como las Romerías de Mayo, la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, la Semana de la Cultura, la Feria del Libro y las Noches Holguineras, lo que permite que lleguen a más personas sus productos y servicios.

Entre los centros más destacados resultó el Álbum Café “El Chorrito”, ubicado en una de las esquinas de la céntrica Plaza de la Marqueta, que sobresale por su oferta musical única a partir de la trova y la canción de autor que se realiza en esta ciudad.

Esta Empresa, desde el punto de vista financiero, puntualizó el directivo, logró alcanzar por primera vez un millón de pesos convertibles (CUC) en materia de ingresos y por concepto de utilidades aportaron 1,4 millones de pesos más que lo recaudado en 2018.

Aunque fue un año de notables resultados se insistió en la presencia en las redes sociales, en la actualización de los contratos con las Agencias de Viajes de Turismo, así como perfeccionar las programaciones y adecuarlas a la cotidianidad con el fin de satisfacer las necesidades de los clientes y priorizar las acciones de mantenimiento e infraestructura.

Muchos de los artistas presentes en esta reunión resaltaron la atención en las instalaciones de la Egrem, así como un mayor interés por el desarrollo de la canción de autor.

Por otra parte, Rachel García, insistió en la labor artística de la Empresa en los barrios y consejos populares, lo que posibilitará socializar las producciones y los servicios que se ofertan.

Para el presente año la Egrem en Holguín busca renovarse en pos de ofrecer mejores espacios y productos culturales para satisfacer las necesidades de los diferentes públicos y posicionar la genuina música cubana que se defiende desde la provincia de Holguín.

La Ciudad premia

Por Vanessa Pernía

 

Con la entrega de los Premio de la Ciudad de Holguín en el Teatro Eddy Suñol, en las categorías de artes plásticas, radio, televisión, video, comunicación social, prensa escrita, historia, arquitectura, música y literatura (narrativa y poesía), concluyó la 38 edición de la Semana de la Cultura Holguinera, realizada en la ciudad del 13 al 19 de enero.

En la gala, donde se rindió merecido homenaje a los escritores Mayda Pérez Gallego y Luis Caissés, estuvo presente gran parte del talento artístico holguinero y las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia. En este espacio fueron reconocidos los laureados con el simbólico Cemí Baibrama en las distintas categorías convocadas.

El Premio de la Ciudad en Poesía, auspiciado por el Centro Provincial del Libro y la Literatura y el Centro Cultural Lalita Curbelo, y con jurado integrado por los escritores José Luis Serrano, Lourdes González y Javier L. Mora, recayó en el cuaderno “Lejos de los palos de la mesana”, de Miguel Ángel Martínez Sarduy, por la plasmación de realidades textuales que sintonizan con los modos de producción poética contemporáneos y la introducción de tópicos poco frecuentados por la escritura cubana actual.

A su vez, en el apartado de narrativa, el jurado integrado por Ronel González, Eugenio Marrón y José Luis García consideró desierto el Premio al no presentarse al certamen ningún libro que posea la calidad que ha caracterizado otras ediciones y exhortaron a los autores a trabajar en un futuro con mayor rigor.

Por otra parte, en Artes Plásticas se otorgó una mención a la obra “Textos después de pasar dos minutos por la batidora y haber sido reciclados como soporte de una idea”, de Liz            Maily González Hernández, así como dos premios, uno para “Leyenda”, de Mariannis Mirabal Ripoll, y “Hurto”, de Elianis del Rosario Suárez, pues el jurado constituido por los especialistas Jesús Javier Rodríguez Calderín, Yamile Ramos y Zoila Rodríguez determinó premiar ambas por el carácter conceptual y posmoderno de la propuesta artística.

En Comunicación Promocional, coauspiciado por la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales en Holguín, se otorgaron cuatro premios (radio, diseño gráfico, audiovisuales y multimedia). El jurado compuesto por José Enrique Agüero Pérez, Lisneth Rodríguez y Ania Delia Infante, concedió el Premio de la Ciudad en radio al conjunto de piezas “60 años de frases”, de Vivian García; en diseño gráfico la campaña de promoción de la lectura “A la Luz se lee mejor”, de Roberto Ráez y Luis Yuseff; en audiovisuales al spot “La televisión que queremos”, de Wilker López, y en multimedia a la serie de podcats “Manual para padres impacientes”, de Lisset Prego y Edilberto Carmona.

Mientras que en Video, convocado por la productora Taguabo de la Uneac en Holguín, el jurado formado por los realizadores Jorge Luis Gómez, Alfonso Bandera y Alexis Díaz de Villegas, determinó conceder el premio al video clip “La fortuna”, que promociona el tema homónimo del cantautor Norberto Leyva, del realizador Jimmy Ochoa, pues se distingue por su lenguaje narrativo, la factura de su fotografía y la coherencia del discurso audiovisual y la historia que cuenta.

El Premio de la Ciudad en Televisión, coordinado por el canal provincial Telecristal, cuyo jurado estuvo constituido por los especialistas Isabel Reinaldo Guerra, Ángel Pupo y Luis Enrique Díaz, otorgó dos menciones, una para el programa infantil “Aquí estamos”, dedicado a los frutos de la naturaleza, del realizador Carlos Cobas y al programa histórico “Testigo de los tiempos”, sobre San Antonio María Claret, de Omar Pupo. Asimismo, decidió entregar el Premio al programa “A buen tiempo” en sus emisiones dedicadas a la promoción de la opereta La viuda alegre, por el Teatro Lírico Rodrigo Prats.

En la categoría de Radio, auspiciado por el sistema radial holguinero, el jurado integrado por los realizadores Yinet Cruz, Carlos René Castro y Odalys Martínez, otorgó el Cemí Baibrama al radiodocumental “Yo soy William Delgado”, del realizador Víctor Osorio y el equipo de la CMKO Radio Angulo.

A la vez, en Prensa escrita, auspiciado por la Upec, y cuyo jurado estuvo conformado por los periodistas Orlando Rodríguez, Germán Veloz y Rubén Rodríguez, reconocieron con el premio a la serie de trabajos dedicados al 80 aniversario del Teatro Eddy Suñol de la periodista Rosana Rivero del semanario provincial ¡ahora!, por la presencia de valores formales que acusan sensibilidad y una marcada voluntad estilística y por el tratamiento oportuno a una institución artística insigne dentro del panorama holguinero.

En Historia, con el coauspicio con la UNHIC, el jurado integrado por los investigadores Guillermo Montero, Hernel Pérez y Victor Aguilera decidieron otorgar mención al estudio “Del cafetal a la Tumba”, de Mario Muñoz Aguirre y el premio para “La inmigración jamaicana en Banes”, de Yurisairi Pérez, investigadora de ese municipio holguinero.

Por su parte en Arquitectura se convocó a una obra en proyecto y jurado conformado por los arquitectos Octaviano García, María Iznaga y Tomás Rojas determinaron premiar al “Complejo educacional Comunidad Hermanos Aguilera”, de la proyectista general arquitecta Maribel Marrero y el equipo de la empresa EPIFAR de Holguín.

Y por último en Música, cuyo jurado estuvo constituido por Gastón Allen, Ernesto Infante, Javier Pérez y Oreste Saavedra y Gilberto González Seik, acordaron concebir una mención al tema “Cruz y Aldaba”, de Juan Miguel Cruz, defendida por la solista Yamila Rodríguez y el Premio para la obra “Felicidades mi tierra”, de Reinier Cobiellas, interpretada por el septeto A la medida, finalizando así la 38 Semana de la Cultura holguinera.

 

A bailar con La Avilés

Centenaria, mambisa, sin dudas un baluarte del patrimonio musical cubano es la Orquesta Hermanos Avilés, motivo de orgullo para los holguineros. Imprescindible en cada festejo que involucre a la Ciudad de los Parques, para la presente edición de la Semana de la Cultura no se hizo esperar su presentación y fue a través del Gran Concierto realizado frente a la Casa de Cultura Manuel Dositeo Aguilera-uno de sus primeros integrantes además-, que su pueblo pudo disfrutarla otra vez.

Para cerrar las actividades de la cita que celebra cada año el aniversario de este territorio se escogió la insigne agrupación, fundada el 16 de octubre de 1882 por Manuel Avilés Lozano, por lo que se considera la orquesta de música popular bailable más antigua de Cuba y América Latina.

Mucha Bulla ha hecho la antigua charanga integrada en aquel entonces por 12 de los 14 hijos de Avilés Lozano, sobresaliendo Mauro y Borges Avilés Cruz. Mauro fue el primer saxofonista de la ciudad y durante 60 años integró la orquesta familiar, Borges abandonó la música por la medicina, considerado un virtuoso en el piano y el órgano, que los tocaba desde los 10 años.

Entre los momentos más trascendentes de su haber cuenta la incorporación de casi todos sus miembros al Ejército Libertador, al inicio de la Guerra de Independencia de 1895, donde forman la Banda de Música del Ejército Invasor, al mando de Antonio Maceo, bajo la dirección del trombonista Manuel Dositeo Aguilera, que ostentaba en su uniforme mambí el grado de capitán del Ejército Libertador junto a Jesús Avilés Urbina (Chucho), orquestadordel Himno invasor, compuesto además por Enrique Loynaz del Castillo. Terminada la guerra la Orquesta resurgió a la vida civil amenizando las fiestas populares en distintas épocas y en 1928 adopta el formato de jazz-band, con el nombre de Orquesta Avilés.

No es de extrañar que trascendiendo la centuria de existencia hayan sido múltiples sus colaboraciones con artistas de prestigio nacional e internacional, como el violinista Claudio José Domingo Brindis de Salas, al cantante mexicano Jorge Negrete, el chileno Lucho Gatica, y a los cubanos Miguelito Valdés, Benny Moré, Fernando Álvarez, Rosita Fornés, Pacho Alonso y Rolo Martínez. A esta lista se le adiciona su actuación junto con destacadas agrupaciones, como las orquestas Los Chavales de España, Orquesta Riverside y laAragón, los conjuntos Casino y Roberto Faz, y con Pedro Izquierdo (Pello el Afrokán).

Juanito Márquez, guitarrista; Germán Piferrer, Tito Gómez y Onelio Pérez, cantantes; Miguel Villafruela, saxofonista; Jorge Varona, trompetista, son algunos de los nombres que destacan en diferentes etapas como integrantes de esta agrupación. Su primera gira nacional ocurrió en 1937, y después regresaría ya identificada como «La emperatriz del ritmo y la melodía».En 1956 realizó su primera presentación internacional que tuvo lugar en Caracas, Venezuela, donde alternó con Benny Moré y su Banda Gigante, entre otras famosas agrupaciones.

«Juanito Márquez y la Orquesta Avilés», «Mi querido Holguín»-donde se incluye el tema que hace referencia al título del disco, compuesto por el inolvidable Manuel de Jesús Leyva, Koko-, «Grandes Éxitos»-lanzado en 1995 en Portugal-, constan como las producciones discográficas más relevantes de la Orquesta, dentro de la que destaca en su etapa de encumbramiento, la inclusión en su nómina de Juanito Márquez, compositor, arreglista e instrumentista de fama internacional, quien creó para la orquesta el ritmo Pa’ca, con exitosas piezas musicales como Arrímate pa’cá, Pituka la bella y Cuidado con la vela.

Temas clásicos de su repertorio y otros de relativamente nueva factura se interpretaron en la velada de este domingo 19 donde los bailadores disfrutaron de lo lindo mientras la música de la Avilés cerraba los festejos por la 38 Edición de la Semana de la Cultura holguinera, atrás quedan jornadas para el conocimiento y la recreación, pero sobre todo, para homenajear la tierra que nos vio nacer.

Reabre álbum café El Chorrito de la EGREM en Holguín

Por Rosana Rivero Ricardo

El álbum café El Chorrito de la sucursal de la Empresa de Grabaciones y Ediciones y Musicales (EGREM) en Holguín reabrió sus puertas en la tarde de este 13 de diciembre, luego de tres meses de reparaciones que propiciaron la ampliación de la capacidad del local, sus ofertas gastronómicas y la mejora de las condiciones de presentación de la actividad cultural.

Carlos Lam, director de la EGREM en la provincia, adujo que El Chorrito mantendrá su programación de lunes a viernes, a partir de las 6 y 30 de la tarde, con los principales exponentes de la canción de autor en el territorio, en un ambiente íntimo dedicado exclusivamente a la trova.

Fernando Cabrejas reabrió musicalmente El Chorrito para retomar su habitual peña de los viernes en este local. A él se suma las presentaciones de Camilo de la Peña, los lunes; jóvenes trovadores como Lainier Verdecia y Tony Fuentes, cada martes; y Raúl Prieto los jueves.

Fotos: Wilker López

Como novedad, las tardes de miércoles se dedicará a la trova acompañada por el piano, al introducirse este instrumento en el local. A partir de enero, los fines de semanase presentarán formatos más amplios que también cultiven la trova.

La inversión ascendió a 9 mil CUC, aproximadamente, según lo expuesto por Lam, quiendestacó, en el proceso de reparación,el protagonismo de los trabajadores de la EGREM, quienes donaron horas de trabajo voluntario, fuera de su jornada laboral.

La instalación se encuentra ubicada en uno de los centros culturales más importantes de la ciudad de Holguín, La Plaza de la Marqueta, específicamente en la intersección de las calles Mártires y Callejón 2.

El álbum café El Chorrito se inauguró oficialmente en mayo de 2017, año en que la Feria Internacional CUBADISCO se dedicó a la trova, por lo cual el espacio preserva su programación a este género.

Yali Anuel: un sueño compartido

Por Julio César

La fama y la popularidad no ciegan a Yaliezki Zaldívar, orgulloso holguinero fiel a sus raíces, que elige celebrar sus éxitos con quienes le acompañaron desde el principio hasta su ascenso.

Fotos: Wilker López

La primera presentación oficial del joven y popular intérprete se desarrolló este sábado 26 de octubre en el parqueo del Estadio Mayor General Calixto García. Con su nuevo nombre artístico, Yali Anuel, el ganador del Premio de la Popularidad y el Premio al Mejor Compositor en el concurso de canto Sonando en Cuba, regaló a sus coterráneos un Gran Concierto en el marco de la 25 Edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Con un llamativo diseño escenográfico, el público, en su mayoría juvenil, seguidores de su trayectoria durante el popular programa televisivo, disfrutó de un atractivo espectáculo concebido detalladamente por Víctor Osorio Zaldívar, donde se incluyó el talento artístico y la belleza del Grupo de modas Fantasía, así como el Teatro Guiñol de Holguín, estos últimos insertándose con sus tradicionales zanqueros y malabaristas.

“Olvidarme de ti”, “Te lo dije”, “Te enamoraste sola”, “Loco”, o “Amigo”, fueron algunos de sus sencillos promocionales, escuchados durante la intensa madrugada, donde el intérprete hizo gala de los géneros populares bailables, con prominencia del reggaetón y fusiones con otros ritmos contagiosos que comprenden su repertorio.

Un sueño que encontró rumbo a los cuatro años, gracias al proyecto Sueño realidad, bajo la dirección de la profesora Aracelis García Pupo, fue recordado por Yali durante la presentación; por tal motivo, no podía faltar el digno homenaje a quien “estará siempre con él”, y para quien dedicó el concierto “desde el fondo de su corazón como una gran sorpresa. Su nombre significa música, historia, éxitos: es quien formó mi talento hasta lo que soy, todo lo bueno de la actualidad es gracias a ella”, destacó el popular cantautor.

En agasajo devino la velada cuando la Dirección Provincial de Cultura reconoció al cantautor holguinero, así como al bailarín Osmani Montero, ganador del popular concurso televisivo Bailando en Cuba; ambos jóvenes promesas del arte local.

 

¡Canta y baila con la Egrem!

Por Erian Peña Pupo

Una nueva propuesta artística distingue las tardes del viernes del Centro Cultural Bariay, de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem) en Holguín: ¡Canta y baila con la Egrem!

Fotos: Wilker López

“Este espacio está configurado para que el pueblo holguinero, después de concluir la jornada laboral el viernes en la tarde, pueda llegarse hasta acá y disfrutar de una propuesta atractiva que combina la presentación cultural, la animación y la gastronomía y que, además, enriquece la propuesta de la Egrem a los holguinero”, aseguró Carlos Lam, director de la Egrem en Holguín.

¡Canta y baila con la Egrem!cuenta con dirección artística del reconocido Víctor Osorio e inició este viernes 13 de septiembre con la atractiva presentación del grupo de modas Fantasía, dirigido por Fernando Hernández Torres, y la actuación del joven intérprete Alex Guevara.

El espacio se distingue por tener, además, un tiempo de karaoke, competencias de baile y excelentes ofertas gastronómicas, sobre la base principalmente del asado a la parrilla.“Canta y baila… posee un sentido íntimo, más de grupo, con amigos, la familia…”, subrayó Carlos Lam.

Este nuevo espacio de la Egrem se suma a las actividades por el 55 aniversario de la Empresa de Grabaciones… y además, por la celebración de los 300 años de la ciudad de Holguín. Todos los viernes, de 5 a 7 de la tarde, la entrada será libre. De 7 a 10 de la noche el cover costará 1 CUC.

El Centro Cultural Bariay –con capacidad para 680 personas de pie y hasta 3 mil en toda la instalación– realiza, además, los espacios Disco Show, para el público juvenil, los sábados, a las 11 de la noche, con sesiones de Djs, animación, humor, concursos, presentaciones de solistas, entre otros; y Retromanía, los domingos de 6 de la tarde a 12 de la noche, “para el disfrute de la llamada música del recuerdo y revivir los momentos del ayer gracias a la música”.

Holguín en sus 300 de Carnaval

A los 300 años del pueblo de Holguín estuvo dedicado el espectáculo del Teatro del Pueblo, realizado este 14 de agosto en el Centro Cultural Bariay, previo al inicio oficial del Carnaval 2019, que entre los días 15 y 18 arrollará con paseos, comparsas, carrozas, la alegría de los holguineros y de quienes nos visiten.


La gala “Carnaval por los 300”, dirigida por Víctor Osorio Zaldívar, aunque un poco extensa, fue un elegante adelanto de lo que acontecerá en materia cultural durante las fiestas populares. Todo el talento artístico presentado sobre el gran escenario del Bariay fue holguinero.
A ellos se sumaron las vistosas carrozas humanas de Santiago de Cuba, tres de las cuales lucieron en su diseño símbolos del pueblo de Holguín, como la Loma de la Cruz, el Burro de Mayabe y El Guayabero. Una vez más la Fantasía de Caibarién se sumó al jolgorio con sus exquisitos trajes.
Que Víctor Osorio es un hombre radio quedó demostrado nuevamente en su gala. A Yamilka Arredondo, conductora habitual del medio y anfitriona de la velada, se sumaron populares voces de la CMKO Radio Angulo: León Batista Suárez, Néstor Salazar, Enma García y César Hidalgo Torres.
La escenografía de Tomás Acosta respaldó todo el espectáculo con escenas cotidianas de la ciudad como la Loma de la Cruz y la estación de ferrocarril, además de otros motivos carnavalescos.
Contagiaron a los bailadores las agrupaciones Banda América y M’DYVOZ ganadoras, respectivamente, de los concursos para elegir el tema del carnaval y el del verano en Holguín.
Con la actuación del grupo Los Guayaberos se rindió homenaje a Faustino Oramas, figura insigne del territorio. Asimismo se presentó la centenaria Orquesta Avilés, la más antigua de América Latina y también símbolo de esta tierra.
Renombrados solistas del territorio actuaron como Nadiel Mejías, Ernesto Infante, Lucrecia Marín, Yamila Rodríguez y Yamila Orozco. Sobre el inmenso escenario del Bariay los acompañaron las agrupaciones Codanza, que dirige la maestra Maricel Godoy y Danza Evolución, liderada por Víctor Osorio.
Los siempre atractivos fuegos artificiales iluminaron la noche del Teatro de Pueblo en la que también se presentaron las compañías De Cuba Soy, Fantasía, Ronda de los Sueños, el Teatro Guiñol de Holguín, las chicas de Golden Voices y Los Beltas, con los éxitos de siempre de carnaval.
Con la tradicional conga cerró el espectáculo, al que sucedió el concierto de la agrupación granmense El Gallo y su Orquesta para los bailadores aunados en el Bariay.
La gala “Carnaval por los 300”, dirigida por Víctor Osorio Zaldívar, aunque un poco extensa, fue un elegante adelanto de lo que acontecerá en materia cultural durante las fiestas populares. Todo el talento artístico presentado sobre el gran escenario del Bariay fue holguinero.
A ellos se sumaron las vistosas carrozas humanas de Santiago de Cuba, tres de las cuales lucieron en su diseño símbolos del pueblo de Holguín, como la Loma de la Cruz, el Burro de Mayabe y El Guayabero. Una vez más la Fantasía de Caibarién se sumó al jolgorio con sus exquisitos trajes.
Que Víctor Osorio es un hombre radio quedó demostrado nuevamente en su gala. A Yamilka Arredondo, conductora habitual del medio y anfitriona de la velada, se sumaron populares voces de la CMKO Radio Angulo: León Batista Suárez, Néstor Salazar, Enma García y César Hidalgo Torres.
La escenografía de Tomás Acosta respaldó todo el espectáculo con escenas cotidianas de la ciudad como la Loma de la Cruz y la estación de ferrocarril, además de otros motivos carnavalescos.
Contagiaron a los bailadores las agrupaciones Banda América y M’DYVOZ ganadoras, respectivamente, de los concursos para elegir el tema del carnaval y el del verano en Holguín.

Con la actuación del grupo Los Guayaberos se rindió homenaje a Faustino Oramas, figura insigne del territorio. Asimismo se presentó la centenaria Orquesta Avilés, la más antigua de América Latina y también símbolo de esta tierra.
Renombrados solistas del territorio actuaron como Nadiel Mejías, Ernesto Infante, Lucrecia Marín, Yamila Rodríguez y Yamila Orozco. Sobre el inmenso escenario del Bariay los acompañaron las agrupaciones Codanza, que dirige la maestra Maricel Godoy y Danza Evolución, liderada por Víctor Osorio.
Los siempre atractivos fuegos artificiales iluminaron la noche del Teatro de Pueblo en la que también se presentaron las compañías De Cuba Soy, Fantasía, Ronda de los Sueños, el Teatro Guiñol de Holguín, las chicas de Golden Voices y Los Beltas, con los éxitos de siempre de carnaval.
Con la tradicional conga cerró el espectáculo, al que sucedió el concierto de la agrupación granmense El Gallo y su Orquesta para los bailadores aunados en el Bariay.

 

Vivir en las montañas

Texto y Fotos  Jorge Suñol


Dicen que es mejor vivir el cuento. Por eso subimos y bajamos lomas con el corazón desabrochado, desfiando los caminos inquietos, el calor de agosto, los largos kilómetros. Llevamos la cultura en las mochilas, apretadita, para regalarla por gran parte del Plan Turquino holguinero.
Cinco días en los que aprendimos unos de otros, cinco días en los que soñamos más de lo acostumbrado, incluso, hay quien en plena madrugada se desperto sonámbulo, agitado, descuidado ¡Qué locura! Cinco días de travesía, trepando y trepando por el monte verde, humilde y puro.
No los propusimos y lo logramos, con el alma y la pasión de creer en aquellos que habitan estos espacios necesitados de arte, a los que el silencio penetra cada hora, y entonces, solo permanecen fantasmas, el tiempo se detiene.
Los niños, unos con su mejor ropa, otros demasiados descalzos, eran quizá los que más disfrutaban el espectáculo. En cada sitio, por iniciativa del Inder, se celebraban juegos deportivos y recreativos, y ellos, se batían por ser ganadores, sobre todo en el de halar la soga. Tremenda energía.
Esta historia comenzó un jueves, en Birán, el 1ro de agosto. Atravesamos por una geografía difícil, pero fue hermoso llegar, respirar y conocer a gente de montaña, aferrada a su casita de madera y guano, a su café mañanero, a su siembra, aferrada a tan poco.
Contarlo cronológicamente sería una de las opciones para este reportero, la más fácil diría yo. Pero decidí mejor, alterar los tiempos, y comenzar con lo que, al menos a mí, más me conmovió.
Aquel viernes, justo cuando necesitamos un luna dispuesta y enorme, el cielo se volvió tímido. La noche llegó más rápido que de costumbre. Se acumulaba en cansancio del día, el segundo de la Trepada Cultural, pero estábamos allí, en Cajimaya, perteneciente a Mayarí, haciendo lo posible.
Aquello no era más que un monte oscuro, encerrado en su lejanía, en su aburrida costumbre. El pueblo se había quedado sin luz, por alguna reparación momentánea, pero poco a poco fuimos encendiendo nuestras linternas, captando rostros y sonrisas, nos agrupamos todos, y así, con ese aliento, los músicos de Décima, Punto y Son regalaron sus controversias, el dúo homorístico Zapia hizo de las suyas con sus chistes y el proyecto de Narración Oral Palabras al Viento, vendió, mágicamente, sus buñuelos. Sí, no me pude contener, y mis pupilas tampoco. La gente no paraba de aplaudir. Corría a chorros la esperanza.
Romper el silencio
La Trepada Cultural cumple de 17 años. Ha sido un largo camino de retos, de mucho esfuerzo. Cuando llega el verano, se ha vuelto tradición que el Plan Tuquino se “mueva”, al menos por pocos días. Como iniciativa del Gobierno Provincial, la Dirección Provincial de Cultura y el Inder, apoyados por unidades de Comercio y Gastronomía, este espacio es vital en comunidades intrincadas, que viajó por Cueto, Mayarí, Frank País, Sagua y Moa.
La Granja fue el primer sitio que visitamos. Se localiza en Birán. Nos reunimos en un viejo taller de mecánica. Allí nos levantábamos, entre el correteo de los pequeños, los guajiros de sombrero, las muchachas coquetas, la venta de libros, la cerveza Mayabe, las ruinas de un almacén. Regalábamos la magia del Mago Ayala, y el resto del equipo que ya mencionaba, a pleno sol.
En Marcané dormimos la primera noche. Viejos albergues, viejas literas. Clásica estructura de un Pre en el Campo. Mosquitos por doquier. Pero aún así, sabíamos que nuestra causa superaba estas condiciones. Los de Palabras al Viento, contaban de su experiencia en la Cruzada Teatral Guantánamo- Baracoa, con sus caminos, precipicios, mares, y sustos. Lo imaginaba todo, incluso recordé mi histórico viaje al PicoTuquino, del que salieron romances, heridas y miles de fotos.
Crear ilusiones
Aún no amanece. El ruido del central alarma, despierta a los que todavía tenemos las marcas de las sábanas. Nos vamos a Mayarí, pero adentro, a La Ayúa, donde no hay más de 80 casas ni 350 personas, donde todo el mundo se conoce, y cada familia se abraza en la noche, se reinventa para llegar hasta la carretera, porque casi nada entra ahí. Y solo queda a 7 kilómetros (km) de la carretera, a 20 km del centro del municipio. Ya no es como antes, que pasaba algún transporte. Hay que caminar por el pedraplén, no queda otra opción.
No hago otra cosa que mirar fijamente lo fotográfico de este sitio, metido entre lomas majestuosas, palmas, trillos, piedras. Y capto par de imágenes para recordarlo. A lo lejos, está Emerio, y llegan luego dos jóvenes, uno es su hijo, y lo otro lo es casi, de crianza.
Pocos sabían que allí llegaríamos aquel mañana. Pero el guajiro lo supo, porque el día antes llovió, esa era la señal de cumbancha, de la fiesta. Y así fue. Apareció un palo (poco encebado) y los niños, los jóvenes se trepaban. De fondo un canción pegajosa. Más arriba, en la tienda,un señor de unos 80 años fumaba su tabaco, le quise preguntar su nombre, pero decidí solo fotografiarlo. Su cara, su mirada, sus arrugas, me anunciaron que llevaba toda un vida en este punto de nuestra geografía.
En La Ayúa aprovechamos y entrevistamos a varios de la Brigada. Todos habían experimentado momentos similares. Carlos Ayala, esta vez sin trucos bajo la manga comentó que esta idea “es algo fenómenal, llevas al arte donde nadie se atreve a ir, está bien concebida, desde el momento en que cada uno sabe lo que tiene que hacer. La magia le encanta a todo el mundo y la gente se pregunta será verdad, será falso”. Allí, he de aclarar, muchos se sorprendieron.
Por su parte, Yordani Sera Rodríguez, actor narrador de Palabras al viento,
comentó: “Es un compromiso traer a esas personas un momento de felicidad, de belleza, de que salgan de su cotidianidad, del silencio que reina muchas veces. No solo es venir a divertirte, a ganar un dinero, tienes que saber que hay códigos estéticos que van a quedar en esa población, tiene que ser un producto, que eduque, transforme, motive, cree ilusiones. No es hacer muchas cosas a la vez, sino que aunque sea una, tenga un efecto muy positivo y marque a esos públicos muy necesitados de la acción cultural y artística”.
Y Yensi Cruz Ricardo, también actriz narradora de este grupo, reflejó: “El acercamiento con los públicos es hermoso, pero a la vez es complicado, y sobre todo cuando tú le vas a llevar una muestra de algo que quizá no tiene la facilidad de verla comúnmente. Llegar con esos espectáculos a estas comunidades es fabuloso, es un acercamiento que tienes con la realidad, que no es la realidad de un teatro”.
Sobre los retos que tiene por delante la Trepada Cultural, Fermín López Hernández, director del proyecto teatral, afirmó: “Se impone un trabajo de sistematización de algo tan maravilloso que surgió hace tantos años, que sea no solamente los artistas, los funcionarios, sino que vengan investigadores, especialistas del Centro Provincial de Casas de Cultura y analicen qué funciona y qué no. La Trepada no puede ser la misma de hace 10 años, porque todo cambia, el mundo cambia. Me parece que es un público que hay que empezar a formar, esa personas tienen que vivirlo, sentirlo, es un trabajo de mucha paciencia”.
Y fuimos sumando más lugares a nuestra lista: Cabonico, El Sitio, La Caridad del Sitio, Barbarú, Magueyal, La Melba. Recoriendo las montañas, con la mochila a cuestas, con el arte y las historias grabadas en nuestros recuerdos, usando la cultura como pretexto, y su poder de conquistar, unir, soñar esta aventura que se vive y disfruta cada verano.

Colorido y diversión en Carnaval Infantil de Holguín

Por Rosana Rivero Ricardo

Los más pequeños de las casas holguineras tuvieron una mañana diferente este domingo 11 de agosto. Junto a sus familiares colmaron los perímetros de la Avenida de los Libertadores para apreciar la versión infantil del Carnaval 2019 en la que hubo muñecones, paseos y carrozas.

Manuel Noya

Arrímate pá acá con la Avilés y Taínos de Mayarí

Por Vanessa Pernía Arias

El Salón Santa Palabra de la Casa de la Música de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem) en Holguín acogió la conferencia de prensa por el lanzamiento de los DC/DVD: Arrímate pá acá, de la orquesta Hermanos Avilés, y Pura Música Cubana, de la agrupación Taínos de Mayarí.

Gastón Howard Allen Binhan, trompetista, arreglista y director actual de la Orquesta Avilés. Foto: Kevin Manuel Noya

Arrímate pá acá–asegura Gastón Howard Allen Binhan, trompetista, arreglista y director actual de la Orquesta Avilés, fundada el 16 de octubre de 1882– es“un compromiso con una de las etapas más importantes de la Orquesta Avilés, marcada con la música de Juanito Márquez. Incluimostemas de su autoría como Alma con alma y Arrímate pá acá. También aparece en el disco un danzón-cha de Juanito llamado “Dulce guayaba”. De esa época es “Joropero”, tema antecesor del ritmo Pacá. Cuando la orquesta va a Venezuela en 1956, hay como una especie de transculturación entre la música cubana y el joropo venezolano. Entonces Juanito Márquez escribe “Joropero”, el tema tuvo tanto éxito que entonces hizo Arrímate pá acá, más o menos por esa línea; fue un éxito más grande todavía. De esa canción nació un ritmo independiente, el Pacá”.

“También incluimos temas más actuales: cumbias, sones, uno que sintetiza un poco la historia de la Orquesta, un tema mío, así quisimos darle una diferencia entre lo muy actual y más viejo. Con Nadiel Mejías, un excelente cantante holguinero, cantamosAlma con alma. Arrímate pa´cá lo interpretó Gilberto Torres, Candela, y Edilberto Vázquez, Azuquita, hizo Joropero. Ellos fueron cantantes de la Orquesta en la época dorada de los 80, y es muy justo que participaran también”, añade.

Fotos: Kevin Manuel Noya

Por su parte, Jorge Tito Cabreja Rondón, director de Taínos de Mayarí y presidente del comité organizador del Encuentro de Agrupaciones Soneras, Festival del Son, realizado cada mes de noviembre en Mayarí, comenta: “La grabación se hizo con los propios músicos, con mucho esfuerzo, tanto de ellos como del equipo de realizadores de la Egrem. El empeño no fue en vano, la calidad expuesta por los especialistas confirman que Taínos sigue ahí, abriendo caminos para el futuro”.

Pura Música Cubana es el séptimo disco de la orquesta y posee diez temas: seis sones, dos bomba son, un son montuno y un nengón, que contribuyen a proteger y divulgar nuestro patrimonio sonoro.

Para la presentación de los discos se realizará una gala en el Centro Cultural Bariay de la Egrem el próximo 22 de junio.La próxima edición del Festival del Son en Mayarí acogerá, además, un mano a mano entre ambas reconocidas orquestas. A la conferenciaasistióRafael Lam, al frente de la Egrem en Holguín, y Rachel García Heredia, directora provincial de Cultura, entre otros directivos. La misma fue propicia, también, para reconocer a ambas orquestas a nombre de la Dirección Provincial de Cultura y la Empresa de la Música y los Espectáculos Faustino Oramas de Holguín.