Jorge Tito Cabreja: Desde este pedacito defendemos la cultura y la música cubana

Por Erian Peña Pupo y Vanessa Pernía Arias

Desde hace casi tres décadas la orquesta Taínos de Mayarí es anfitriona del Encuentro de Agrupaciones Soneras. Fundada el 21 de octubre de 1956 –este año arribó a su 63 aniversario– con el nombre Conjunto Oriental y la dirección inicial de José Obregón Urias, la orquesta adoptó su apelativo actual en 1964, aludiendo al origen taíno de la población mayaricera.

Fotos cortesía de Taínos de Mayarí y Wilker López

En 1975, el compositor y percusionista Jorge (Tito) Cabreja Roldón, nacido el mismo año en que la orquesta iniciaba su empuje sonero, llega a los Taínos de Mayarí. Desde entonces el actual director de los Taínos no ha dejado de tomarle el pulso al son mayaricero y cubano, una de las razones por las que recibiera este año la Distinción por la Cultura Nacional. Además, Cabreja es el creador en 1989 del llamado Festival del Son de Mayarí que cada año reúne en esa urbe a los mejores exponentes de la música popular cubana.

¿Cómo surge la idea de crear en Mayarí un Encuentro de Agrupaciones Soneras de carácter nacional?

Primero quiero decirte que Mayarí tiene una rica tradición del son con una profunda raíz popular. En 1988 los Taínos de Mayarí hicimos un concierto en el patio de la Uneac en La Habana; había muchas personalidades, como Helio Orovio y otros especialistas de la música.

A ellos les llamó la atención nuestra forma de tocar…Recuerdo que empezamos haciendo boleros y después nos pidieron que tocáramos son. De ahí surgió el criterio de que los Taínos interpretaban el son diferente a otras zonas de Oriente y de Cuba, que éramos un fenómeno musical con un ritmo muy atípico. Todos estos criterios me estimularon un poco las ideas…

Entonces nos dedicamos a investigar por qué sonábamos de manera peculiar, y sacamos a la luz, por ejemplo, que el son montuno nos había entrado por Santiago de Cuba, y el nengón por la zona de Palma Soriano, y por las montañas que colindan con Guantánamo, el changüí. Además, Mayarí era visitado por cantores como Compay Segundo, Los Compadres y otros destacados intérpretes y agrupaciones de la región oriental de aquellos años.

Todos esos criterios los unimos y surgió la idea de reunir agrupaciones de diferentes formatos que pudieran venir a Mayarí. También porque en esos años, 1988 y 1989 aproximadamente, la música cubana estaba pasando por momentos muy complejos. En el extranjero se reconocía la música tradicional de los años 30, 40 y 50, y lo demás se obviaba, la música que continuó esa tradición no se reconocía justamente como debía hacerse.

Hubo quienes dijeron incluso que el son se había ido de Cuba…

Claro, eso me llevó a proponer el Encuentro de Agrupaciones Soneras para defender la música cubana y unir los artistas. En los primeros años fue un estímulo para esos músicos que se sentían un poco apartados. Además, para que el público supiera que el son estaba latente, que a pesar de la presión extranjera el son sí seguía adelante… Por eso fue que creamos el Encuentro en Mayarí.

¿Cuáles han sido las principales agrupaciones y momentos en estos 27 años?

Por aquí han pasado las más importantes agrupaciones soneras cubanas. En nuestro primer encuentro estuvieron Los Karachi y el Septeto habanero; en el segundo, N.G. La Banda, Adalberto Álvarez y su Son, Banda Meteoro; en el tercero, los Van Van, Isaac Delgado, la Original de Manzanillo con Cándido Fabré… Ese fue un año excepcional, pues la Maravilla de Florida vino con Manolito Sinonet y Frank Fernández tocó con la Original y Cándido, aquello fue un fenómeno…

La primera visita que hizo la orquesta Charanga Habanera al Oriente fue en el Encuentro, en 1994. Ellos se conocían más internacionalmente que en Cuba. También han participado: Paulo FG, Dan Den, Rumbabana, Pupy Pedroso, Manolito Simonet y su Trabuco, Orquesta Revé, Tumbao Habana, los Fakires, de Santa Clara, infinidad de orquestas… Más las orquestas de Oriente y la provincia como Los Karachi, Son 14, Orquesta Original de Manzanillo, Fabré, la Orquesta Avilés, Los Tanameños, Irma Oramas y su conjunto, Los Guayaberos…Y claro, los Taínos de Mayarí como anfitriones. Además, hemos tenido representación de Venezuela, México, Francia y República Dominicana en algunos eventos…

En todos los años quedan huellas, momentos especiales… Pero lo más importante es que las orquestas vienen a entregarse, a mostrar lo más genuino que tienen. Los encuentros que hacemos de pensamiento, las conferencias y coloquios, han ido creciendo y también dejan huellas. Yo me siento muy contento porque hemos tenido la oportunidad, desde este pedacito, de defender la cultura y la música cubana. El evento es un paradigma. Es el evento más estable de la música cubana por los 27 años consecutivos enfrentando obstáculos y miles de dificultades que se han presentado y, sin embargo, nunca se ha caído…

Este año los Taínos de Mayarí arriban a sus 63 años…

Aparte de las raíces que tiene Mayarí, si no existen los Taínos no hay son, y si no existe son tampoco hubiera Taínos… Por lo menos en estos 29 años. Pienso que hablar del son y hablar de los Taínos es la misma cosa, porque nuestro objetivo principal es defender la música cubana. Taínos es una orquesta estable fundadora de cultura y que ha generado, por ejemplo, grupos de niños como “Los pequeños Taínos” que ya crecieron, ahora son “Los Jóvenes Taínos”… Tenemos los relevos, un grupo de niños que se llaman “Generación Sonera” que viene detrás de nosotros. Taínos ha sido una escuela y hemos estado vinculados a los acontecimientos de la cultura en todos estos años…

Tito, ¿qué significa para el pueblo mayaricero celebrar cada año este Encuentro nacional del son?

El Festival es lo máximo. La gente espera año por año y tiene en la sangre el Encuentro de Agrupaciones Soneras. La gente lo disfruta, lo pide, lo protege y lo defiende. Puedes ver en las actividades cómo reacciona nuestro público, hay una conexión del público con las orquestas increíble. Cualquier festival que no tenga un resultado público–orquesta no es positivo y en Mayarí se ve la relación del público y la orquesta, el conocimiento, el respeto, los aplausos.

 

Ronel González recibe Premio Nacional de Poesía José Jacinto Milanés

Por Rosana Rivero Ricardo

Con el poemario Nada es real salvo la noche, el poeta holguinero Ronel González Sánchez obtuvo el Premio Nacional de Poesía José Jacinto Milanés, auspiciado por la filial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), en Matanzas, agasajo que recibirá este 12 de noviembre en la Atenas de Cuba.

Foto: Cortesía del entrevistado

El bardo, más conocido por su poesía rimada, emplea esta vez el verso libre para abordar la historia de las gestas independentistas del siglo XIX cubano, enfocada en los temas universales del ser humano como el amor, el odio, la alegría, la tristeza, la victoria, la derrota, la traición, las dudas e, incluso, los cultos populares.

El volumen que toma su título de un verso de uno de los poemas relativos a la tristemente célebre reconcentración de Valeriano Weyler, es el tercero de una pentalogía que el autor pretende realizar con la temática histórica, al cual le precedieron La marcha de la bandera, libro en décimas, y Teoría del fulgor accesorio, publicado por la editorial Ácana, de Camagüey.

“Con esta pentalogía mi intención es darle coherencia a una etapa de mi creación. Me apasiona mucho la historia, la he leído y la he sufrido. Eso se refleja en mi poesía. Este es además un terreno que los poetas han trabajado, pero se van pronto de él. No significa que seré historiador toda la vida, aunque cada vez que termino un libro, pienso que aún queda mucho por contar de todo ese material que la historia le ofrece a la poesía”, comentó González Sánchez.

El lauro se suma a los importantes resultados del poeta este año, quien conquistó el  Premio Nacional Beca Ciudad del Che y el Premio Nacional Ciudad del Che en Poesía, ambos de la UNEAC de Santa Clara; el Premio Raúl Ferrer Por la Obra de toda la Vida, como promotor de la lectura, de la Biblioteca Nacional José Martí; el Premio Nacional Francisco (Paco) Mir, convocado por la UNEAC de la Isla de la Juventud, en poesía; y la Distinción Hijo Ilustre de Cacocum, tierra natal del poeta.

El Premio Nacional de Poesía José Jacinto Milanés que auspician además el Centro Provincial del Libro y la Literatura, la Dirección Provincial de Cultura, la Casa de las Letras Digdora Alonso y Ediciones Matanzas, como homenaje al más ilustre escritor de ese territorio, fue recibido anteriormente por los holguineros Luis Yuseff, Yunior García, Edurman Mariño y Moisés Mayán.

Ito García: “El público holguinero es un corazón con patas”

Por Arlene Gómez Palacios

La voz de Ito García atrapó al público de Holguín durante las Romerías del pasado mes de mayo. Desde entonces el bolerista mexicano también se enamoró de la ciudad. Para la XXV Fiesta de la Cultura Iberoamericana ha vuelto, y se siente como en casa.

El bolerista mexicano me confesó que en Monterrey hay muchos Gerardos, por eso decidió hacerse llamar Ito. Gerardo Ito García se dedicó profesionalmente a la música desde muy pequeño, tenía solo los 14 años. En 1998 comienza a viajar haciendo música mexicana alrededor del mundo, estuvo ocho veces en Europa, tres veces por Asia, par de veces en Tailandia, Indonesia, Filipinas, Japón y China.

Fotos: Carlos Parra

“Esta es mi sexta vez en Cuba, he estado en La Habana y en el Festival Boleros de Oro en Santiago de Cuba. Esta es mi segunda vez en Holguín, vine en Mayo a las Romerías y de ahí me invitaron a la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, no me pude resistir” aseguró.

“A mí me gusta muchísimo la música tradicional cubana y tradicional mexicana, hay mucho nexo entre ambas. Una noche de Romerías platicaba con Eduardo Sosa sobre la historia del bolero y estuvimos hasta las 4 de la mañana precisamente por todo lo que musicalmente tenemos en común” dijo también.

“El público holguinero es un corazón con patas como decimos en México, la gente aquí es amable, muy amorosa y la respuesta del público ayer desde que comencé las primeras notas cuando se me unió cantando me nutrió mucho el corazón, el alma y es bellísimo. Vengo a cantarles y a unirnos alma con alma desde México. Gracias a todos los holguineros por recibirme” comentó.

Ito García es de esos Amigos de la Isla que ahora en Monterrey preparan un concierto que unirá a voces de ambas naciones y ritmos conocidos. Será un concierto México-Cuba con los temas musicales más trascendentales de los pentagramas de ambos países.

“El baile es como la vida, como respirar”

Por Arlene Gómez Palacios

Dentro de los invitados a la XXV Edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana figura el Ballet Folclórico de Oriente. Compañía que está cumpliendo 60 años y llega a esta fiesta de identidad por segunda vez.

Fotos: Wilker López

El Ballet folclórico de Oriente recientemente fue merecedor de la Orden por la Cultura Nacional, posicionándose dentro de las mejores compañías de su tipo en Cuba por parte del Consejo Nacional de las Artes Escénicas en la Isla.  A decir de Arístides Bringuez Grenot tal agazajo “nos llena de orgullo porque no es fácil cumplir 60 años sin un recorrido danzario que pueda avalar tu trabajo. Hemos tenido muchas condecoraciones pero también Santiago nos entregó La Llave de la Ciudad”.

“Pienso que nuestra agrupación goza de muy buena salud, es una agrupación que ahora tiene bailarines muy jóvenes que han renovado la compañía. Contamos con más de 25 obras en el repertorio, las que hemos llevado a las tablas y nos ha hecho merecedores de todo lo que presumimos ahora mismo” aseguró el director.

El Ballet Folclórico en su propuesta para el público holguinero trajo una gama de todo lo caribeño que pueden hacer. En la Ciudad Cubana de los Parques se presentó junto a la Steel Band, en Gibara y Bariay. Agradeció además a Holguín, a la Fiesta de la Cultura Iberoamericana y al público holguinero.

“El baile es como la vida, es como respirar. Somos una compañía que tiene a Antonio Pérez como principal coreógrafo. La línea estética del ballet folclórico está encaminada en conseguir un bailarín perfecto y tratamos de ir sobre ella. Sin él la compañía no hubiera podido contar con su sabiduría, creó un estilo y forma de bailar única que lo diferencian del resto de las Compañías de Cuba” aseguró Bringuez Grenot.

Dijo además que “la juventud se ha hecho eco de este conocimiento y hemos podido recuperar obras con más de 60 años. Nos sentimos apoyados y acompañados por todas las instituciones y organismos y eso nos llena de satisfacción. Llevo muy poco tiempo como director del Ballet Folclórico de Oriente. Siempre fui bailarín. Pero le agradezco mucho a Joaquín Castellanos, quien me apoyó cuando empecé junto a Pascual Díaz, ellos me han apoyado en mi carrera y en mi vida”.

“A los seis meses de estar dirigiendo el folclórico se nos consideró una de las mejores compañías del país. Además siempre tuve la idea de hacer algo por Santiago, algo me hiciera también digno porque nací en Santiago y nunca había trabajado en mi ciudad. Me siento muy feliz y se lo digo todos los días a mis colegas que me oyeron y están hoy en el lugar en el que nos encontramos”.

Leon tiende un puente de Arte

Por Arlene Gómez Palacios

Amigos de todas las latitudes llegan hasta la Ciudad Cubana de los Parques durante la XXV Fiesta de la Cultura Iberoamericana. El arte acorta las distancias e inunda cada rincón de este lugar. Escenarios de la ciudad abrazaron al trompetista norteamericano Leon Quincy y con su presentación en Holguín, se tendió un puente de arte entre las naciones.

Trompetista norteamericano Leon Quincy. Fotos: Wilker López

“Mi trabajo comenzó de modo accidental en el 2017 con muy buenos músicos holguineros. Con ellos establecí contacto y comenzaron las relaciones para venir aquí. Para el festival les hice saber quién yo era, qué yo hacía y me hicieron  de inmediato la invitación, yo estaba trabajando en Chicago. Desde ese entonces se me ha pedido que venga a la Fiesta, donde la he pasado muy bien” aseguró Leon.

”Cuando estoy en este lugar, con los músicos y el público me hacen sentir como un invitado especial porque me hacen parte de sus presentaciones. Con el público simplemente dejo que las cosas fluyan” dijo también.

“Yo estoy muy agradecido porque cada vez que hago mi trabajo y demuestro lo mejor de mi habilidad es muy satisfactorio para mí” dijo Leon. “Además es genial porque esta Fiesta se convierte en un puente cultural entre los artistas de Estados Unidos y los cubanos. Esto es súper importante porque a lo largo de la historia de nuestras dos grandes naciones hay trayectoria de identidad cultural común, además paralelamente Estados Unidos se mueve en una dirección, Cuba se mueve en una dirección y es siempre en la misma línea”.

La Plaza de la Marqueta afianza sus lazos con la comunidad

Texto y fotos: Arlene Gómez Palacios

Un atractivo proyecto se lleva a cabo en los últimos meses dentro de la Plaza de la Marqueta como parte de sus acciones comunitarias. Este aglutina a todos los grupos etáreos y a todas las manifestaciones existentes en la provincia. Sobre la iniciativa más reciente Lizandra Lafuente González, Directora del complejo cultural cuenta a nuestro portal digital.

“La Plaza de la Marqueta continúa en el afán de afianzar las alianzas público-privadas y a la vez de aumentar la facilidad que tienen actualmente las personas para adquirir licencias comerciales. Inmersas en nuestros proyectos están desde las Manicures hasta los salones de belleza, talabarterías entre otros. El proyecto ha creado distintos talleres de capacitación y ferias en vivo no solo de artesanías sino de servicios técnicos facilitando al público el acceso a estos desde la plaza para recibir los beneficios de estos proyectos comunitarios. El sábado pasado la Plaza de la Marqueta acogió el taller de maquillaje caracterizado que no solo fue sobre cómo se hace sino que se invita un grupo multidisciplinario del mundo del arte, la estética y la medicina”refirió.

“En ese taller de maquillaje se tocaron temas muy importantes como el trato de la mujer negra respecto a cómo deben tratar su cabello, su piel. Otro tema medular que se trabajado es la violencia hacia la mujer y contamos con la invitada Ana Coronado, una estilista muy reconocida en todo el país quien hizo distintos trabajos de maquillaje caracterizado de mujeres que han sido violentadas”.

“En el caso del taller de esta semana ya tenemos un promedio de 25 manicures todas de la comunidad pues la idea es que como un efecto sombrilla, el proyecto abrigue y se expanda a todos. Tenemos un convenio con servicios técnicos al igual con varias instituciones de la provincia para tener legalidad y referencia de todo lo que se hace. Ahora mismo reciben el taller de técnicas avanzadas con una de las cuentapropistas más reconocidas de Holguín. Tenemos muchachas desde 15 hasta señoras de 50 años. El sábado será la feria en vivo en el salón de la AHS donde podrán ofrecer el servicio de manera gratis para toda la comunidad. El próximo mes será el taller de barbería y maquillaje infantil. Siempre cerramos con una actividad cultural”apuntó Lizandra.

Katiusca Parra Serrano es la instructora del Taller de Técnicas avanzadas de Manicure que tiene lugar por estos días en el salón de la AHS como parte del proyecto mayor de la Plaza de la Marqueta. Sobre su experiencia en este primer espacio como instructora Katy conversa.

“Este es mi primer taller de capacitación, ya había asistido a otros como técnica, no como capacitadora y me siento muy orgullosa de enseñar a las chicas las más recientes y novedosas técnicas del manicure a nivel mundial; desde tintas, manicure rusa, booming gel hasta mármol. Veo que han aprendido muchísimo. Pienso que es muy fructífero porque están haciendo muy buenos diseños y estamos incorporando nuestras técnicas al sector estatal y al vincularnos al proyecto comunitario, pues nos mostramos al público y crecemos. Soy dueña de Katy Nails, tengo 12 años de experiencia como manicure y mi propio salón, que tiene ya 8 años está en el top, las muchachas que trabajan en él se capacitan. Esta experiencia ha sido algo grandioso”.

Karina es una de las alumnas que recibe las técnicas impartidas por Katy. Ella también dialogó sobre su experiencia:

“Tengo 6 años de experiencia pero nunca había pasado un taller y con este antecedente pues recibir una formación así me parece fenomenal. La instructora ha llegado a mí de un modo muy profesional, y como mujer autónoma esto ha sido muy importante, es como salir de un trabajo a ciegas a otra dimensión, pues hay otras formas de crear, de hacer este arte de la manicure que eran desconocidas para mí”.

Cuando un proyecto comunitario consigue en poco tiempo vincular, educar y crear a la vez es una señal de que todo marcha bien. Y cuando los receptores de tales  beneficios son mujeres que buscan empoderarse y crecer el mérito es doble. Estas son las iniciativas que necesita la comunidad en unción de su crecimiento y funcionamiento para bien de la sociedad en su conjunto.

 

Cuarenta años de solemnidad e historia

Por Julio César

“Calixto García no necesita encomio, lleva su historia en su frente herida”

Así resumió José Martí, nuestro Héroe Nacional, la personalidad de uno de los holguineros más insignes. No es de extrañar entonces que sus coterráneos, orgullosos del legado histórico y el incansable bregar de este patriota, utilicen su nombre para denominar varios de los escenarios y espacios más prominentes de su ciudad, Holguín. El Estadio, El Parque más céntrico, o incluso varias escuelas de la provincia llevan con orgullo la denominación del General de las Tres Guerras.

Pero sin dudas el más solemne sitio que lleva su nombre es la Plaza de la Revolución, Conjunto Monumental fundado el 26 de julio de 1979, y que por estos días celebra cuarenta años como de solemnidad e historia.

Con Aimé Cabrera González, directora del Plaza de la Revolución “Calixto García Iñíguez” conversó Baibrama para conocer sobre la historia del prominente sitio, así como de las principales actividades realizadas para festejar el aniversario cerrado.

La Plaza holguinera fue la segunda que se erige en el país, luego de la de la Habana, elemento que se le agrega a sus varios valores patrimoniales, políticos y culturales de gran relevancia.

“En su inauguración estuvo presente el Comandante en Jefe Fidel Castro, pero además coincidió con la recién triunfada Revolución Sandinista, por lo que participaron además 26 comandantes que integraron las filas de ese ejército libertador nicaragüense, a los que se sumaron además Celia Sánchez Manduley, Vilma Espín, sin dudas un momento muy glorioso para nuestro centro”, apunta Cabrera González.

Con mucho orgullo el pueblo holguinero celebró la decisión de trasladar los restos del Mayor General Calixto García a este Monumento, justo un año después de su inauguración, es por ello que varias generaciones de coterráneos participaron en la confección del mausoleo, donde desde el once de diciembre de 1980 se cumplió la voluntad de Lucía Iñíguez Landín, madre del patriota cubano, de trasladarlo desde la necrópolis de Colón hacia acá.

Como culto no solo a lo local, sino a la Historia de Cuba, en la plaza también es notable la presencia martiana a través de diferentes elementos distintivos como la frase antes citada del Héroe Nacional sobre el General de las Tres Guerras: “en tarjas exteriores, en esculturas de nuestros salones como las del artista holguinero Camille Gullaudi, así como en el friso escultórico, donde se observa la imagen de Martí junto a la de Fidel, el segundo como fiel seguidor del primero, se aprecia este homenaje a nuestra historia”, destaca la directora del Conjunto Monumental, quién agrega que en el caso específico del líder histórico de la Revolución cubana, es honrado como uno de los hijos más grandes de esta tierra: “la presencia en la Plaza de Fidel se ve reflejada en los actos por el 26 de julio a los que asistió, en la propia inauguración del Complejo, y en el traslado de los restos de Calixto”.

¿Cuáles son las principales actividades que realizan para celebrar este aniversario cerrado?

Contamos con el proyecto “Por una naturaleza sana”, que parte de uno de los programas priorizados del Ministerio de Cultura: el trabajo con el medio ambiente. Dentro del Complejo Histórico se encuentra el Bosque de los Héroes, lugar en que se sembraron 90 árboles, precisamente el trece de agosto del 2016, por la Sociedad Cultural José Martí, y hoy como parte de las acciones que se desarrollan por el aniversario de la Plaza, un profesor y tres estudiantes de la Universidad de Holguín, realizan una limpieza de toda esa área para mostrarla como parte del recorrido que realizamos a todos los visitantes que llegan hasta acá.

 

Fotos: Cortesía del Conjunto Monumental
Fotos: Cortesía del Conjunto Monumental

Como parte de las celebraciones se suman otros proyectos socioculturales que trascienden el espacio del Monumento en sí, entre ellos “Por una sonrisa”, que se realiza fundamentalmente con niños que tienen necesidades educativas especiales, dígase escuelas y casas de amparo filial. Además está el proyecto “Sonriéndole a la vida”, el cual se dedica al público de la tercera edad, realizado en Casas de Abuelos y Hogares Maternos; así como “Tradiciones”, donde divulgamos leyendas holguineras y refranes populares, siempre promoviendo el patrimonio inmaterial; y el proyecto “Granito de canela”, igual para los más pequeños, pero en el que nos auxiliamos de payasos para promover nuestro trabajo en la plaza, así como todo lo concerniente a los valores históricos que este sitio aguarda.

“Sin cultura no hay libertad posible”

Por Rubén Rodríguez González

El pintor Julio Méndez preside la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Holguín. Foto: Carlos Rafael
 A pocos días de realizada la Asamblea de Balance de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Holguín, donde se discutieron temas sobre la cultura cubana y política cultural y se eligió la nueva dirección del gremio, el presidente reelecto, el artista de la plástica Julio Méndez Rivero conversa con ¡ahora! Digital.
Con una obra atendible dentro de las artes plásticas holguineras y un apretado currículo como dirigente cultural, donde figuran la creación de la Semana de la Cultura holguinera y la fundación de los Premios de la Ciudad de Holguín, el también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, se considera básicamente “un agradecido”.
Sobre el período precedente, Méndez resume la labor de la Uneac hacia tres direcciones fundamentales: la atención sistemática y activa a la membresía, el sostenimiento o perfeccionamiento de los espacios fijos con mayor influencia en el público; y el desarrollo del trabajo comunitario para incidir en la vida sociocultural de la comunidad, a partir de las estrategias de desarrollo local, coordinación de actividades y proyectos con el sistema del Poder Popular y enfoque cultural.
“Formamos parte del sistema de instituciones de la Cultura. Actualmente, contamos con 22 espacios fijos mensuales, como el Café Literario que ya exhibe 15 años de creado.
Tenemos muchos logros por las diferentes filiales; como en el sistema editorial, con la publicación de la obra literaria de nuestros afiliados y la obtención por ellos de numerosos premios, aunque no hemos logrado que Cosme Proenza o Delfín Pratts alcancen los premios nacionales de sus respectivas manifestaciones; este año, no obstante, tuvimos la alegría de que José Abreu lograra el Premio nacional de Historia.
“Mantenemos buenas relaciones con el Fondo de Bienes Culturales, de modo que para las ambientaciones u obras por encargo estén priorizados los artistas de la Uneac.
También son buenas nuestras relaciones con los medios de difusión, cuya mayor dificultad sigue siendo la falta de una crítica de arte sistemática, necesaria porque favorece el desarrollo de las manifestaciones artísticas”.
Has resaltado la necesidad de vincular más a la Uneac con la enseñanza artística…
—A la enseñanza artística se vinculan más de 30 miembros de la Uneac. ¿Qué haces con un hermoso teatro si no apoyas la enseñanza artística, donde está la cantera, el relevo? La enseñanza artística es costosa, como lo son un pincel, una zapatilla o un tubo de óleo. Pero ahí están sus logros, como los obtenidos por las escuelas de música, la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual o la filial de canto del Instituto Superior de Arte.
¿Cómo se inserta la Uneac en el complejo campo de la política cultural en esta circunstancia nacional y su contexto internacional?
—Esto es, precisamente, lo que el compañero Víctor Gaute, miembro del secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, nos pedía en la Asamblea: en medio de la compleja circunstancia actual, la vanguardia artística debe tener un papel más activo.
La Uneac tiene el deber de insertarse en todo ese sistema, estar presente en las redes sociales, hacer patente la obra revolucionaria y mostrar su arte comprometido.
La vanguardia artística tiene que ayudar en la defensa de la Revolución. Se trata de un momento más complejo todavía que los anteriores, donde se recrudece el bloqueo, América Latina ha cambiado con un giro a la derecha y todo esto nos afecta.
Por otra parte, las redes sociales están globalizando una cultura de la banalidad y el sensacionalismo; a esto se deben enfrentar nuestros creadores, principalmente la vanguardia artística que nuclea la Unión de escritores y artistas.
Tenemos un compromiso con nuestra vanguardia y asumimos el pensamiento profundo, analítico, de cómo se puede cumplir mejor la política cultural del país.
Por las circunstancias particulares, el IX Congreso de la Uneac se perfila como histórico…
—El IX Congreso se convocó el 13 de agosto y se va a realizar del 28 al 30 de julio, las mismas fechas de cuando Fidel pronunció sus Palabras a los intelectuales. Se realizará en un contexto complejo y se prevé la realización de cambios en los estatutos, para un mejor funcionamiento de la organización.
El Congreso se realizará en una situación bastante compleja; sin embargo los miembros de la Uneac jamás estarán desamparados y habrá para ellos ayuda institucional. En el Congreso se reafirmará el compromiso de la vanguardia artística cubana.
Nuestros estatutos se encuentran en consonancia con la política cultural del país y la democracia socialista. Los miembros de la Uneac tienen que demostrar que son la vanguardia artística, porque la organización les ofrece amparo y facilidades para la realización de una obra creadora.
Entre tus haberes figura el Proyecto Plaza de la Marqueta, cuyo corazón era el Taller de Grabado que dirigías…
—La idea era salvar la Plaza de la Marqueta con un proyecto como la sala de conciertos, en el que se involucró el propio Fidel, que incluso estuvo allí. Como parte de ese esfuerzo se rescató el Taller de Grabado, se buscó un lugar para sacar a las empresas ubicadas en ese espacio y la Plaza se convirtió en un gran mercado de arte, fino, con locales como la Casa Marco o la tienda Mona Lisa, donde iba a estar también la Galería de Cosme Proenza. Yo le “saqué el pie” para dedicarle tiempo a la Uneac, porque me roba mucho tiempo. Hay que atender a todo el mundo.
Entre los temas debatidos en la Asamblea estuvo la relación Cultura-turismo, ¿qué opina al respecto la dirección de la Uneac?
—Como en todos los temas, tiene que haber un diálogo. Aunque se tiende a culpar a las instituciones turísticas, debemos decir que Cultura también ha cometido errores, ha perdido espacios y se ha acomodado.
Existen convenios que se tienen que cumplir y también una comisión que preside la Dirección Provincial de Cultura. Hay que buscar soluciones sin fajarnos.
Méndez fue reelecto como presidente y sigue apostando por la Unión de Escritores y Artistas, incluso en detrimento de su propia obra artística, ¿por qué?
—Soy un agradecido. Yo me fui de un central azucarero a estudiar en la escuela de arte del hotel Comodoro. Todavía no conocía las Palabras a los intelectuales; al cabo del tiempo las conseguí y, al leerlas, me di cuenta de que yo soy un fruto de esas palabras, donde se hablaba de los instructores de arte. Mi obra artística está ‘pasmá’, pero me estoy sacrificando.
Dirigir la Uneac me roba mucho tiempo, pero es lo que me tocó y no me disgusta hacerlo, porque es un medio donde existen buenas personas.
Ahora hay que corregir el tiro de todos los errores que ha cometido la Uneac y la semana próxima nos reuniremos con los líderes de las filiales con ese objetivo. También yo he cometido errores, pero nunca le he hecho daño a nadie ni le he tirado un cubo de agua fría a un creador. Yo dialogo o le convenzo, pero nunca devalúo un proyecto porque sé lo que eso significa.
El 34 por ciento de nuestro presupuesto se dedica a sus miembros, por concepto de colaboración, pagos y becas, aunque tenemos que involucrar a más miembros de la organización. Es nuestro deber y función mejorar la vida de nuestros miembros y ayudarles al máximo.
Uneac significa unión, aunque haya discrepancias fuertes; el día que no exista desaparece la organización. Debemos insertarnos en todo el sistema de instituciones de la Cultura, porque somos la vanguardia.
En medio de un proceso complejo, y del bloqueo tan feroz que afecta profundamente la economía cubana, la Cultura tiene que sobrevivir y ganar preponderancia porque, como dijera Fidel, sin ella no hay libertad posible.
Tomado de www.ahora.cu

Un hombre terriblemente feliz

images/authors/2017/10/rXj280_03-10-2017_09.10.22.000000.jpg Por Liudmila Peña Herrera
Uso el humor como arma para enfrentar la vida de todos los días, afirma Rubén Rodríguez González.

A veces lo veo reír con esa aparente inocencia de muchacho bueno, y creo que nació para hacerles la vida más feliz a quienes le rodean, o para ayudarles a percibir, a través de sus historias, la verdad de la belleza.

A sus 50 años, con una veintena de títulos publicados, una columna fija en el semanario provincial ¡ahora! y el cabello salpicado de plata, Rubén Rodríguez González se ha vuelto un hombre interesante. Habrá cientos de razones que lo justifiquen, todo depende del ángulo desde el cual se mire. Puede que su extraña timidez resulte llamativa, o la palabra perspicaz o su finísimo sentido del humor. Pero en el año en que llegó a las cinco décadas, el Premio Alejo Carpentier en el apartado de Cuento provocó que todas las miradas se volvieran hacia este hijo del campo, que se convirtió en periodista hasta que estuvo listo para transformarse en narrador. Alguna vez me aseguró que se sentía más periodista que escritor, pero de eso ha transcurrido ya un buen tiempo. ¿Sostendrá hoy la afirmación de entonces?

«Soy escritor y periodista porque parte de mi formación como narrador nació del periodismo, el cual enseña técnicas de escritura, brinda vivencias y mata el miedo a la página o a la pantalla en blanco. Además, me ha permitido viajar, conocer personas, ser testigo de hechos determinados…», asegura Rubén.

—¿De un reportaje te ha nacido alguna historia de ficción?

—A finales de los 90 hice varias entrevistas, por encargo del periódico, a unas jóvenes que ejercían la prostitución y que luego se convirtieron en personajes de una novela y de algunos cuentos. Las experiencias de esas muchachas, incluso sus fisonomías, me ayudaron a construir uno o varios personajes.

—¿Cuánto se parece el Ernesto de El Garrancho de Garabulla, que también es escritor, a Rubén Rodríguez?

—Mucho, porque entre mi vida y la del personaje de ficción hay bastante en común. Hasta las reflexiones literarias que hace Ernesto son mis propias convicciones sobre la creación. Incluso, características del personaje como la inseguridad, su timidez natural, el modo en que lleva la familia, las relaciones afectivas, lo relativo a la paternidad, la confianza en el ser humano…, todo tiene que ver con mi propia manera de ser; igual que hay personajes del mundo de Garabulla que parten de recuerdos de mi infancia.

«Aunque el lugar donde crecí, Floro Pérez, es un pobladito, íbamos mucho al campo. Detrás de esas historias están los olores, sabores, texturas, sensaciones, emociones, que se conservaron para estar en esos libros».

—Eso explica por qué el campo es como un leitmotiv en tus libros infantiles.

—La literatura para niños a veces es demasiado urbana y se olvida un poco que el alma de la nación está también en los pequeños entornos rurales. Yo veo el campo, más que como un sitio, como un símbolo de la patria.

—¿El hombre que eres sería diferente si no hubiese crecido allí?

—Voy a citar un texto mío de la saga de Leidi Jámilton, en el que la protagonista dice: «Las cosas que más me gustan en el mundo son tales porque quizá en otro mundo me gusten otras cosas». No puedo decirlo, ni adivinar; creo que lo interesante de la vida es que en cada circunstancia tomes una decisión determinada. Si viviera otra vida sería otra cosa, para probar cómo es.

«Tengo una curiosidad natural que me lleva a buscar, a intentar variantes y a nunca dejar de deslumbrarme.

«En todo esto hay un crecimiento donde se conservan, como islas, estas experiencias de infancia y adolescencia; además de otras circunstancias que he vivido y que habitan en otras zonas de la literatura que hago».

—¿Tus personajes te ayudan a ti como persona?                      

—Ayudan a sacar facetas de mi personalidad. Puedes ventilar una duda, un comportamiento, un asunto particular, a través de un personaje; puedes exorcizar demonios a través de un cuento. Más que buen escritor, yo quiero ser una buena persona. Algunas historias personales han sido convenientemente recicladas para convertir el revés en victoria.

—En cuanto al humor, ¿te lo impones o te resulta innato?

—Crecí entre personas con mucha vitalidad, inteligencia natural y el don del sentido del humor. En lo personal, no soy trágico y me abruma la solemnidad. Uso el humor como arma para enfrentar la vida de todos los días. En mayor medida, el humor está presente en mi literatura infanto-juvenil, porque creo que debe ser intencionado y el mensaje llega mejor si se dice con risa, de una manera divertida. Tiene que ver con el estilo.

—¿Y el sexo y la sensualidad?

—El ser humano se mueve entre lo erótico y lo tanático. No creo que el sexo sea un tema tabú si cuentas bien la historia. Trato de estilizar, intento una elegancia en el lenguaje. No busco lo procaz ni lo grosero. Me interesan el erotismo, las sensaciones, el cuerpo, las texturas, los olores, la belleza. Claro, no todos los sexos que aparecen en mis textos son gozosos. A veces es solo un paréntesis en medio de una historia trágica, que le da un poco de respiro al personaje o que reafirma el sentido fatal de esa relación, como es el caso del cuento El vecino, en el que dos personas tristes, ya maduras, deciden compartir sus cuerpos. Ese es su modo de salvación, que dura solo ese pedazo de noche. Esta visión está en el libro Los amores eternos duran solo el verano, bajo el sello de Letras Cubanas, que está a la venta en esta Feria.

—¿Qué otros textos tuyos podemos encontrar en la Feria?

—Está la reedición, después de 12 años de publicada por primera vez, de la novela para niños El Garrancho de Garabulla (Ediciones Holguín), y también La retataranieta del vikingo (Editorial Oriente), texto en el que aparecen fragmentos de los libros anteriores sobre el Garrancho, y que constituye la cuarta parte de la serie. Creo que de la saga esta es la novela más completa, estilística y técnicamente hablando. Es un libro sobre padres e hijos, el perdón y la reconciliación.

—¿Por qué no te consideraste un verdadero escritor hasta casi los 30 años?

—Empecé tardíamente. Mis pininos literarios en serio fueron en 1999 cuando gané el Premio Celestino, de cuento, con un texto al que no le tenía ninguna fe. No me consideraba capaz de producir textos literarios de ficción decorosos, a la altura de los libros que estuve leyendo desde los cuatro años.

—Cursaste el centro Onelio cuando ya tenías cinco libros publicados. ¿Por qué optaste entonces por un taller como ese?

—Porque sentía que necesitaba el conocimiento de las técnicas narrativas. Eso te da conciencia de la literatura propia y de la ajena, y adquieres recursos como autoeditor. Estoy tremendamente agradecido al Taller de Técnicas Narrativas del centro de formación literaria Onelio Jorge Cardoso, y especialmente a Eduardo Heras León. Ah, un detalle: gané el Galeano y con el dinero del premio compré una computadora.

—¿Qué supone para un autor prolífico el Premio Alejo Carpentier?

—Este tipo de premio sirve como confirmación de la validez de lo que estás creando. En ocasiones puedo sentirme un poco inseguro respecto a mi obra. Un premio de esta índole devuelve esa fe en lo que estás escribiendo. El año que nieve significa otro derrotero literario, una variación de estilo, otra manera de decir las cosas. Quizá lo que ha cambiado no es la circunstancia, sino la mirada del escritor hacia el mundo que le rodea.

—¿Eres de los escritores que se inspiran en la tristeza para poder escribir?

—Acepto y entiendo al que solo encuentra la inspiración en la angustia y el conflicto. Yo en lo particular no puedo escribir una línea si no me siento terriblemente feliz.

—¿Por eso es que has estado tan creativo últimamente?

—Sí —dice y se echa a reír.

Tomado de www.juventudrebelde.cu

Humor en serio

Por Rosana Rivero Ricardo

A Kike Quiñones le gusta hacer el humor y, cuando está en el acto, se lo toma muy en serio. Para ello prefiere la posición de arriba. No en balde se ha mantenido por casi 8 años frente al Centro Promotor del Humor (CPH), alto cargo desde donde defiende y promueve los mejores exponentes del humor cubano.

Pero Kike también baja al terreno, o sea, sale de La Habana a visitar el “cercano” oriente, región donde se organizan cuatro de los cinco eventos humorísticos que se realizan más allá del Festival Aquelarre. De ellos prefiere la versión holguinera, con su esperado Satiricón.

Dice Kike -quien puede asegurarlo, porque recorre el país todo el tiempo- que la manera en que se involucran las instituciones, la Dirección Provincial de Cultura y las autoridades de la provincia en la preparación y desarrollo del evento, no tiene precedentes en ningún lugar:

“Es una suerte que tenemos en esta provincia. Un suceso de esta magnitud solo se logra de esa manera. Además, contamos con un Teatro Eddy Suñol maravilloso, donde sus trabajadores no descansan para que todo salga bien y el público pueda apreciar los mejores exponentes del humor en Cuba”.

Muchas novedades trae el Festival que esta edición se dedica a los 25 años del CPH y al cumpleaños 80 del Teatro Comandante Eddy Suñol, instalación que acoge los grandes acontecimientos culturales de Holguín, entre ellos, el  Satiricón, en el cual el público abarrota sus salas.

“Logramos insertar varios municipios en la programación, uno de los sueños desde hacía varios años. Siempre ha sido nuestra intención, pero se nos imposibilitaba asumir otros territorios teniendo en cuenta que en el `Suñol´ se hacen dos presentaciones diarias.

“Integramos al territorio de `Calixto García´, a donde asistieron La Oveja Negra y La Leña del Humor. El próximo 1 de marzo El Cabo Pantera y El Habanero se presentarán en Báguanos y yo estaré en Banes, donde me voy a dar gusto o me voy a frotar la frente después de una pedrada. Allí compartiré parte de mi repertorio habitual.

“Siete espectáculos de estreno tendremos en el Satiricón, incluyendo las galas de apertura y clausura. Para estas últimas hemos hecho una curaduría especial con el objetivo de lograr balance y coherencia en las funciones donde intervendrá la mayor parte de los invitados y se repondrán algunas piezas que consideramos relevantes.

“Desde el punto de vista escénico el Satiricón se enriquece. Los humoristas en algún momento han simplificado demasiado la visualidad de los espectáculos. Sin embargo, este año hay un trabajo más elaborado, pensado en función de la espectacularidad de las propuestas, a partir de la preocupación por el diseño de luces, vestuario, la banda sonora y el montaje”.

Solo hay algo que le preocupa a Kike:

“Cada vez que vamos a provincia siempre nos preguntan lo mismo: `¿por qué no traen a fulano de tal?´. Se aleja de nuestro objetivo traer a actores conocidos buscando que la gente rompa los cristales del `Suñol´, y que luego el público se decepcione, porque la propuesta no tiene nada que ver con lo que el CPH promueve.

“En este evento nosotros hacemos una inversión, no a priori, sino pensada para dar buenos referentes al público. Pretendemos que la gente pueda comparar y no crea que el humor es una tarima de carnaval, ni el artista más conocido que solo en contadas ocasiones se encuentra en la nómina de personas que tienen un trabajo de calidad.

“Todos los espectáculos que hemos traído al Satiricón son lo mejor que se ha presentado en La Habana, con una excelente acogida del público y de la crítica”.

A Kike, por su modestia, no le gusta hablar en primera persona. No obstante, su protagonismo es más evidente que los dientes de su Bandurria, y tiene que “tirar pa´ lante”.

Cuando comentó que este año los colectivos de La Oveja Negra y Komotú celebran sus 25 años con estrenos –todo un acontecimiento en el caso de los primeros por lo poco frecuente- omitió que él también cumplió un cuarto de siglo de vida artística. A todos se agasaja especialmente en el Satiricón.

Si lo pinchas un poquito, puede revelarte que este año tiene muchas propuestas, pero en el primer semestre va a trabajar como invitado con agrupaciones humorísticas como La Leña del Humor y Komotú. Dice que el grupo Etcétera, anfitrión del Satiricón, no lo ha invitado aún; pero teniendo en cuenta que su director, Eider Luis Pérez, lo considera como el “Gente de Zona” del humor, es cuestión de tiempo.

Aunque parezca un trabalenguas, con Komotú Kike estrenará “Aquí se cocina algo” en Holguín:

“Es como un Cocinando en Cuba, donde tendremos como invitada especial a la actriz Mireyita Abreu del Dúo Caricare”.

Otro momento donde el pinareño tomará la batuta es en el evento teórico del Satiricón. (Ya dijimos que se toma el humor muy en serio):

“En la sede de la UNEAC sesionará el próximo miércoles 27 el panel con ponentes de lujos. Estará el doctor en ciencias Alejandro Torres Gómez de Cádiz, el máster Ariel Zaldívar y el poeta Ronel González, personas vinculadas al humor desde la teoría y el arte. También tendremos un Café Literario con la conducción de Manuel García.

“Quiero hacer una invitación especial a la conferencia  que impartiré el martes 26, a las 10 de la mañana en la Sala Los Gavilanes del Teatro Eddy Suñol, titulada La teoría del simulacro. Humor escénico cubano contemporáneo. Está diseñada especialmente para promotores culturales y comunicadores y puede aportar mucho a su trabajo diario. Ahí daré algunas pistas sobre cómo se emplea esta teoría para el manejo de las masas y cómo el humor cubano la asume desde otra perspectiva”.

En “humor” a la verdad, Kike regresó este 2019 medio pesa´o. Trajo algunas libras de más que no llegaron por la libre. Así se lo exigió un personaje que asumirá próximamente para una película:

“Para mí es el trabajo más importante que voy a asumir en mi carrera, un protagónico en el cine. Lleva una buena preparación y me va la vida en ello”.

Otros proyectos llegaron por sus 25 años en el arte:

“Espero poder estrenar mi unipersonal para el segundo semestre del año y estaré  imbuido en la celebración de los 25 del CPH. Los humoristas tenemos mucha programación en los teatros de La Habana. El Aquelarre se realizará del 30 de junio al 7 de julio. Después tendremos seis semanas seguidas de presentaciones y cumpliremos también con los compromisos en las provincias en la etapa veraniega.

“El 3 de octubre festejaremos oficialmente el cumpleaños del CPH con una gran fiesta a la que convocaremos a varios de nuestros humoristas más importantes”.

En fin, que según el propio Kike, los años que llevan el número nueve han sido los mejores en su vida y que “si la cosa sigue como va, tendré que empatarle un par de meses al 2019 para que me dé tiempo cumplir con todos los proyectos”.

Mientras, “hagamos el humor” en serio con Kike Quiñones en el VI Satiricón.